www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3941140
Para todos los públicos Informe Semanal - 11/03/17
Transcripción completa

Hola, saludos a todos y gracias por acompañarnos

en Informe Semanal.

Donald Trump insiste en el veto migratorio

a países musulmanes, aunque esta semana excluyó a Irak.

En México se espera la inminente licitación

del muro norte con Estados Unidos,

del que Bill Clinton construyó 1000 kilómetros.

Sin embargo, se olvida a menudo que México también cuenta

con otro muro en la frontera sur para contener el flujo migratorio

de Centroamérica.

Informe Semanal ha estado en ambas fronteras,

donde "saltar el muro" es el objetivo

y pan nuestro de cada día.

Personas y productos cruzan sin ningún control el río Suchiate

en la frontera entre Guatemala y México.

a través del puente.

El gobierno mexicano se ha reunido con el ejército norteamericano

para estudiar cómo aumentar la seguridad.

A diario entran por aquí cientos de emigrantes.

Con fe en el Señor,

con fe en el Señor voy a llegar a mi destino

y ese muro no me va a detener.

Yo sé que voy a llegar, con la voluntad de Dios,

con la ayuda de Dios."

Cada año intentan cruzar México 400.000 emigrantes centroamericanos.

La mayoría, forzados a salir de su país

por la delincuencia organizada.

A Edwin le pegaron un tiro en la pierna.

A Wilson le robaron en Guatemala.

En los primeros albergues les recomiendas gestionar su estatus

como refugiados.

Para la hora en la que algunos que se quieran ir para arriba,

ya llevan legalizado el pase.

Ya no los agarra emigración, les deporta.

A la gerente del albergue de El Buen Pastor le preocupa

que puedan extorsionar a estos emigrantes.

Que no podemos exigir derechos humanos para los mexicanos,

si nosotros pisoteamos los derechos humanos

de las personas centroamericanas en nuestro país.

En la Cruz Roja de Tapachula están atendiendo gratuitamente

a dos ciudadanos somalíes.

Cruz Roja Internacional dirige un programa de atención

a emigrantes amputados.

Benito les acompaña en su rehabilitación

y se ha convertido en apoyo y para los que han visto

su sueño truncado.

Hay quienes caen en una depresión o vienen con una depresión

que no quieren saber de nada,

no quieren el apoyo de nada y pues su servidor

ha hablado con ellos

y les ha levantado su autoestima de decirles

que le echen ganas pues.

Byron, emigrante guatemalteco, se ha quedado en Tapachula.

Un mal día, en el tren la Bestia le atracaron

y, por no pagar 100 dólares.

Su vida cambió de repente, perdió una pierna

"Fue en el tren por no pagar la cuota a las maras.

Pues lo avientan ellos.

Pero, ¿están en el tren, las propias maras?

-Sí, están adentro.

El objetivo de Byron es poner su propio negocio.

Ha aprendido a hacer pan tiene local y está ahorrando.

En la carretera entre Tapachula y Arriaga hay casi diez controles

de distintos tipos de policía.

Sorprendentemente nos encontramos

con un grupo de emigrantes de etnia garífuna, de Colón,

la costa norte hondureña que van sorteando los controles.

No hay fuentes de trabajo por eso nos venimos para acá a ver.

Es la idea, agarrar el tren hoy.

Sin dinero, es el transporte del inmigrante.

A mí ya me duelen hasta los callos de tanto caminar,

por eso venia renqueando.

Quieren llegar al DF en tren o andado.

Alguno va con chanclas.

El siguiente punto seguro, en el recorrido hacia el norte,

es la casa de la Misericordia en Arriaga.

Espacio de confidencias para los que

ya han sufrido agresiones.

Solo aquí cuando veníamos para Arriaga me querían violar,

me querrían secuestrar.

y me robaron el dinero que traía.

Yo salí corriendo.

Como dice el dicho: Todo el mundo hace leña de los emigrantes

sea la autoridad, todo tipo de autoridad o la población civil,

los delincuentes.

Los trabajadores del albergue advierten

a los que parten.

Si se van a ir andando, hay bandas esperando,

si van a subir al tren,

hay asaltantes en él y retenes de emigración

a la salida de población.

A veces los niños piden que tienen hambre

y uno está arriba del tren y entonces te bajas

para darle de comer al niño rápido.

Mainor y su familia

han conseguido recorrer 3674 kilómetros

y llegar junto a la frontera norte.

No, aquí en Tijuana nos vamos a quedar,

porque no podemos pasar al norte.

Primero por los problemas que hay con Trump,

segundo que ahora están cobrando demasiado para las pasadas.

-¿Cuánto más o menos?

Estamos hablando de 12.000 dólares por pasada.

Tijuana no estaba preparada para el aluvión de emigrantes

de los últimos meses.

Llegaron 19.000 haitianos y quedan unos 4000.

La situación es crítica porque si ves el edificio

suele puede hospedar alrededor de 30 personas

dentro del pequeño edificio y la mayoría están aquí a fuera.

Estoy pensando muito.

Ahorita no.

Si voy allá deportado no podría ayudar a mi familia.

Y e muito pobre.

Una multitud, de todas las nacionalidades,

espera para entrar a comer en el desayunador del Padre Chava

de los Salesianos.

Cada mañana atienden a 1200 ciudadanos.

El cocinero, fue deportado de Estados Unidos hace unos meses.

Yo quisiera pagar todo sin ninguna deuda migratoria y nada

y si posiblemente con tiempo,

si puede ser agarrar una visa pero legal sin problema.

Hay psicosis sobre las deportaciones masivas

que podrían afectar a 5 millones de mexicanos indocumentados

en Estados Unidos.

Pero con el presidente Obama ya hubo muchas.

En el 2016, 646 deportaciones diarias.

Yo sí voy a volver ya se lo dije.

Me dijo si iba a volver a intentarlo, le dije que sí.

Mientras ustedes no me digan nada y no me detengan.

Pues yo les dije:

tengo mi señora, tengo mis hijos, uno de meses

y uno de años y voy a ve r si lo puedo arreglar en Tijuana,

aquí no se puede arreglar nada de eso.

Administración y organizaciones sociales

se preparan para atender su vuelta

Al llegar aquí necesitan documentos para poder incorporarse

al campo laboral, necesitan.

Mientras, la llegada de familias centroamericanas,

exhaustas, es incesante.

Yo no soy ninguna delincuente

que me diera mi oportunidad de quedarme allá.

por darle el bienestar a mis hijos.

No es por mi ni por darme lujos allá,

es por darle bienestar a mis hijos.

Las situaciones de violencia no solo afectan

a los centroamericanos,

también a familias mexicanas amenazadas.

A mí en Guerrero,

me golpearon y querían a mi niño el mayor de 14 años

que para que trabajara con ellos.

Que lo querían al terminar el día y si no, nos matarían a todos.

Para algunos pasar la frontera es una elección entre vida y muerte.

Para todos, un gran salto económico.

El salario en California es 20 veces superior al de México.

Ante el posible aumento de deportaciones, en San Diego,

la organización Ángeles de la Frontera,

ofrece información a los jornaleros

que ofrecen sus servicios en las afueras de un gran almacén.

Pasan los carros, nos quitan nos molestan, nos dicen de cosas.

La gente no quiere darte trabajo en las empresas,

porque él va a estar chequeando uno por uno.

Ahora en los Estados Unidos hay temor a perder tu trabajo.

Hay abogados que les advierten qué deben hacer si los agentes

se presentan en su casa.

Primero, no abrir la puerta.

Mantener la puerta siempre cerrada.

Tienen que negarse a hablar es el derecho al silencio.

El muro actual ya tiene más de 1000 kilómetros.

Aquí en Tijuana se adentra en el mar.

En una parte está construido con material de desecho

de la guerra del Golfo.

Es algo muy real,

pero también simbólico para muchos mexicanos

y centroamericanos.

La gente se brinca el muro, cruzan el desierto,

los cerros y se muere

y porque no hay modo de conseguir visa.

Arriesgan todos simplemente porque quieren dar de comer a su familia.

El muro no hace ninguna diferencia para ellos

no va a parar el flujo migratorio,

va a matar a gente y separar a gente.

Un grupo de voluntarios está dejando

agua en el desierto, en la zona de Yacumba,

para los que crucen campo a través...

En un agujero hemos descubierto una mochila, hay algo de comida,

una manta, calcetines de invierno y, una camiseta.

Volvemos a dejarla donde la hemos encontrado.

En las próximas horas algún emigrante

podría sortear el muro y llegar hasta aquí.

Atención a este dato.

Cada día se presentan en España una media de 13 denuncias

por maltrato de hijos a padres.

Sin embargo, la Fiscalía del Estado estima

que sólo se denuncian un 15 % de los casos.

Las malas pautas educativas, la sobre-protección y la mano dura

distorsionan la transición de la infancia a la adolescencia.

Hoy, en Informe Semanal, hijos frente a padres.

-Yo tenía un menor

que incluso llegó a vaciar la nevera de la madre

y tirar todo a la basura.

-He llegado a romper armarios y puertas.

-Yo he visto hechos graves, es decir, un menor, por ejemplo,

que le ha tirado una mesa de cristal a su madre encima.

-Mi familia me denuncio por malos tratos

porque se me había ido de las manos.

-Me parece muy bien, el estar cerca de los hijos,

pero los hijos también tienen que comprender

que hay unos deberes que tienen que cumplir

y hay un respeto.

-Empecé a bajar las notas bastante,

empecé a llevarme peor con mis compañeros,

deje de ser amiga de bastantes personas,

me enfadaba todo el rato con ellos, con los profesores

y lo pase súper mal en esa época.

Entre peluches y libros crece.

Aprende a madurar.

Tiene 13 años, deseos de independencia,

amigos aún,

se mueve entre códigos de dragones de cuento

y la ironía de ser mayor.

Y entonces, se desencadena un infierno.

Era rabia lo que tenía y por más que le decía:

"pero, ¿por qué dices esto?, ¿por qué?, que me dejes,

que ya está, no, no podía hablar con ella, imposible, imposible.

Lo único que quería era acabar haciendo sentir mal

a las demás personas

para que se dieran cuenta de que yo lo pasaba mal.

Yo lloraba, lloraba porque de ella no me esperaba ese enfrentamiento,

era una niña muy dulce como su hermana tambien.

Yo sentía que a quien en realidad no comprendían era a mí,

y que ellos eran malos, que mi madre era mala,

que mi madre era mala,

y yo me sentía la mejor hija del mundo.

Cada año se abren en España casi cinco mil expedientes

a adolescentes que maltratan a sus padres.

Es una realidad invisible

que suele ocultarse dentro de las paredes de la casa.

La mayoría de los contactos que recibimos y de las peticiones

no son de una denuncia directa, es está pasando esta situación.

Mi hijo me está gritando, me está agrediendo

pero no quieren denunciar.

En la mayoría de los casos,

lo que tenemos es que facilitar esa denuncia.

Tengo una hija de 15 años de edad,

que nos está haciendo la vida imposible.

Ha roto mesas, puertas, cristales, vajillas enteras.

No podemos denunciarlo porque es nuestro hijo,

y a pesar del dolor de mis huesos, mis moratones, mis pesadillas

y la vida que nos está haciendo sufrir,

le quiero, es mi hijo.

Me pega a mí, me da patadas y me da tortazos,

y me tira todo lo que pilla.

Mi marido le intenta coger cuando está en casa,

para que no me haga más daño.

A él le pega menos, aunque también lo ha intentado.

Son mensajes que se reciben a diario,

de algunos correos y llamadas de padres desesperados

por la agresividad de sus hijos.

La Policía contesta en el mismo día.

Atienden durante las 24 horas.

Nos comentas, vale y buscamos una solución.

-Tenemos el caso de otra chica, denuncia.

Es otra chica de Zaragoza que denuncian los padres,

que rompe objetos, que les grita.

Les agrede, les lleva un tiempo insultando.

Cada día más gritos, más insultos.

-Pues mira, justo ahora mismo, me acaba de entrar otro caso a mí

de otra madre que no puede más,

que lleva tiempo soportando la agresividad de su hija

y que ya intenta contactar con nosotros

a ver si le ofrecemos algún tipo de ayuda.

Siempre va a mas,

entonces tenemos que intentar paralizar,

antes de que se produzca la situación de violencia más grave

y la mejor forma es denunciarlo,

para que nosotros podamos poner solución

o intentar ponérsela.

Solo uno de cada diez presentará denuncia.

-Yo he visto hechos graves, es decir, un menor por ejemplo,

que le ha tirado una mesa de cristal a su madre encima.

Entonces, lo normal no es eso,

lo normal es que sean de baja intensidad,

lo que pasa es que si esas conductas no se cortan a tiempo,

cada vez adquieren más intensidad.

Muchas veces está ligado al consumo.

Yo me muestro muy preocupada

porque se le quite importancia a los consumos de tóxicos,

como puede ser la marihuana o el hachís o el porro,

que no tienen importancia en algunos ambientes sociales,

pero que sí producen un efecto muy perverso para los menores.

Dicen los expertos

que es un problema de pautas educativas.

-Tendemos a tolerar cierto nivel de violencia.

La física suele ser la intolerable, pero se tolera la verbal,

los menosprecios, las faltas de respeto leves,

aunque no debíamos decir leves.

Entonces, el inicio y la actuación más eficaz

es, en los primeros puntos de violencia,

no cuando los niños llegan a la adolescencia,

quizás con esa violencia más consolidada.

La Fundación Amigó

que sacó a Ana y a su hija del círculo de la violencia,

desarrolla programas para prevenir los malos tratos de los hijos.

También los tutela,

cuando deben cumplir medidas judiciales.

-¿Quién se enfada cuando mamá dice: ahora no puedo?

Por ejemplo: Cuando tengo un trabajo y pido ayuda, me dice que no,

que está ocupada.

O decirle directamente a mamá:

mama necesito que me ayudes con urgencia, por favor.

Cuando tengas un momento, ven.

Decírselo, se lo digo,

pero no me presta esa atención que yo quiero.

También mamá está en la otra sala, con la otra educadora, trabajando,

para que cuando tú vengas y se lo digas de buenas maneras,

ella te dé una respuesta.

Ahora vamos a hacer la sesión 1 del modulo 3,

lo que es la comunicación.

Lo importante que es la comunicación.

Uno siempre tiene que tener la continuidad y la persistencia.

O sea, no cansarse, porque si se cansan,

no lo hacen de la manera adecuada, entonces se marchita la planta.

Si no trabajamos lo que hablábamos, sus normas, sus límites,

si no hacemos acuerdos, consensos, pues ellos tampoco van a hacer,

por eso, es importante comunicar.

A ver, ¿qué hemos aprendido? A escuchar.

Detrás del problema hay otro problema

que es justamente

el del funcionamiento de la familia.

Hay algo menos visible, algo mucho más como escondido,

inconsciente, en un sentido racional aunque consciente,

porque la familia, de alguna manera, sabe cómo son las relaciones

y como funcionamos.

La mayoría de los menores que agreden a sus padres

son varones, pero cada vez hay más chicas.

A Ana se le relevaron sus dos hijas.

Gritos, insultos y hasta agresión física.

También había sufrido maltrato de su pareja.

Ahora, sus hijas han superado ese conflicto.

Yo me crié con mi madre, solo con mi madre y mis abuelos,

y ya cuando tenía siete años; seis, siete años,

mi madre conoció al padre de mi hermana,

que era un hombre que no era quien decía ser.

Era alcohólico y pues nos trataba muy mal,

y pues yo sufrí violencia por parte de él.

Cogí odio a todo el mundo,

y por eso odiaba incluso a mi familia y discutíamos.

Mi familia me denuncio por malos tratos

porque se me había ido de las manos.

He llegado a romper armarios y puertas.

Vino la Policía a buscarme a mi casa,

y supuestamente me iba a ir a GRUME,

a grupo de menores a firmar unos papeles, pero de allí no salí.

Muchas veces nos pintan como que somos malos,

y no, no somos malos,

simplemente pasamos por circunstancias

que nos hacen sentir así,

pero, luego todo puede mejorar, aunque cueste, puede mejorar.

Les pido perdón a mi madre y a mi hermana, a los abuelos,

porque las cosas, a lo mejor, podían haber sido de otra manera,

pero, por mí, a lo mejor no fueron así.

Se trata de ayudar y no buscar culpables.

Ana y sus hijas han conseguido rescatar el amor

que parecía que habían perdido y que ahora cuidan día a día.

Esta semana, la Champions no ha escapado a la polémica arbitral,

que levanta pasiones y saca los colores.

Portugal acaba de poner en marcha un teléfono SOS

para denunciar amenazas y agresiones a los árbitros de fútbol.

Sin contar otros deportes,

en España se juegan cada fin de semana

20.000 partidos de fútbol no profesional.

Eso convierte al árbitro en un actor indispensable,

pero también indefenso.

Las agresiones a los árbitros han aumentado en 2016 en España

un cuarenta por ciento.

Por tanto, el arbitraje deportivo

se ha convertido en una profesión de riesgo.

Lo que se busca al árbitro, muchas veces, es hacerle daño,

es hacerle sentir mal.

No aceptan que les lleven la contraria,

cuando el árbitro es esa persona que intenta ser neutral.

Los padres que entienden muy mal el apoyo a sus hijos

y que en vez de ir al futbol a divertirse con sus hijos,

en cuanto ven que estos dan dos patadas bien dadas al balón,

dejan de ver un niño y ven billetes.

Bueno, vamos camino del campo de futbol,

en principio, se disputa un partido con dos equipos

que están en la zona alta de la tabla,

y esperemos que todo discurra con total normalidad.

Cada semana se celebran en España más de 20.000 partidos

en el futbol no profesional.

Solo en Andalucía, se pitan cuatro mil encuentros.

Carlos Hidalgo lleva once temporadas arbitrando.

Por suerte, solo ha vivido en directo

la agresión a un compañero, del que tuvo que ser testigo

en el juicio.

Una experiencia desagradable que no quiere revivir.

Su objetivo es hacerlo siempre lo mejor posible,

su norma, ser neutral, su afán, transmitir calma

a los jugadores desde el principio,

pero el publico de la grada es incontrolable.

Espero de ustedes un comportamiento excepcional

y que tengan una actitud acorde con lo que es un partido.

El principal problema, considero, es que la gente

desconoce las reglas.

Entonces, si una persona desconoce las reglas

y en un campo de futbol se insulta a una persona

que quiere hacer bien su trabajo,

el principal problema es que, si se deja,

al final no llega a buen cauce.

Los jugadores deben impedir que sus padres,

sus propios padres, insulten, porque es educación

tanto del hijo al padre como del padre al hijo,

y los mismos equipos deberían impedir que padres en las gradas

estén insultando, porque eso no ayuda.

Jugadores, entrenadores y público están sobrerrevolucionados

durante cada partido.

Cualquier contratiempo puede hacer saltar la chispa

en el campo o en la grada.

Hay un momento en que pasas esa frontera,

en que estás analizando al árbitro por su función,

por atacar directamente a su persona,

sin saber muy bien cuál es el objetivo,

es lo que digo a veces, esa transferencia de contexto

en el que la gente se cree, por pagar una entrada

o estar en la grada, con derecho a insultar.

Convivir con el insulto es desagradable.

El árbitro nunca quiere fallar.

Cada temporada es clave.

Ellos también pueden ascender y una decisión mal tomada

puede costarles un descenso.

Eso es lo que aprenden en los cursos de formación

como éste, del colegio de Sevilla.

Una formación cada vez más especializada

en la que se trabajan no solo las nuevas reglas,

sino también lenguaje corporal y verbal.

Pero, sobre todo, se les enseña a mantenerse firmes.

Lo que te aconsejo es aprender a desconectar del ambiente,

excluyéndote totalmente, pensando siempre,

desde que comienzas hasta que acabas,

que llevas razón en todo.

Tener esa decisión de que tú lo intentas hacer lo mejor posible,

y olvídate del resto.

Si no estás preparado para ello, te va a costar trabajo

dirigir un encuentro.

Los datos de la Comisión Antiviolencia

señalan que hay una estabilidad relativa

en cuanto al número de incidentes en los campos.

Pero lo que genera una inquietud creciente es que muchos de ellos

tienen como objetivo preferente a los árbitros.

Lo que llamamos fútbol base, si se permite un incremento

a la luz de los datos que se han publicado

en esta última memoria, es un incremento considerable

que se sitúa en torno a un cuarenta por ciento,

lo cual hace que sea una cifra preocupante.

Lo que indica es que tenemos que esforzarnos más

en lo que antes comentaba del aspecto pedagógico,

del aspecto de implicación de las familias y de los clubes.

De los veinte mil partidos que se celebran,

al menos cincuenta concluyen con incidentes físicos,

y muchos con agresiones verbales.

En esos casos, los árbitros pueden decidir suspender el partido.

No siempre lo hacen, por miedo a las consecuencias,

pero van concienciándose de que el mínimo insulto

o descalificación por género o raza tiene que tener consecuencias

en beneficio de todos.

Es muy fácil ver quién es el hijo del padre

que está exaltado o gritando, porque es el que está avergonzado

o es el que está usando las mismas palabras que el padre.

En los últimos años, el porcentaje de partidos suspendidos ha aumentado

y también las diligencias penales.

Todos los detalles deben estar recogidos en el acta

redactada por el árbitro, que es el único documento efectivo

para demostrar las agresiones verbales y físicas ante un juez.

Desde hace poco, un grupo de árbitros

que prefiere mantenerse en el anonimato

por miedo a las represalias, ha creado un sindicato

para ayudar a visibilizar estos problemas.

Se quejan de que las sanciones son escasas

y de que no se les protege lo suficiente.

Los vídeos que pueden verse en su página web

reflejan lo que pasa en los campos de aficionados.

Las federaciones territoriales, sin embargo,

manejan sus propias cifras.

Cada cual define sus campañas de concienciación y sus sanciones

en función de las leyes que imperan en su Comunidad.

Donde más partidos se celebran es en Andalucía,

y es ahí donde se registran más incidentes.

Conscientes del problema, en los últimos años han potenciado

acciones preventivas para ayudar al juego limpio

y endurecido las acciones sancionadoras.

Somos la única federación del mundo que tocamos donde más duele,

a los clubes, que es la retirada de puntos de la competición.

Solo FIFA, UEFA y la Federación Andaluza de Fútbol

retiran puntos de la competición por hechos violentos,

eso sí que les duele.

A los aficionados, que le pongan multas al club les da igual

y a los directivos casi igual.

Que en el fútbol se asuma que se pueda insultar

al árbitro o al contrario no es una excusa

para convivir con las conductas violentas.

Otro modelo es posible.

La antítesis del fútbol es el rugby,

un deporte donde cada deportista cuenta

y el arbitro es el rey de la pista.

Alhambra Nievas, granadina, 33 años,

acaba de ser elegida mejor árbitro del mundo.

Jamás ha recibido un insulto vejatorio, ni por sus decisiones,

ni por ser mujer.

Los valores del rugby son un modelo a seguir

y, según ella, debería darse más visibilidad y apoyo a este deporte.

En el rugby, todos convivimos.

Entendemos que es un deporte

en el que todos intentamos disfrutar lo máximo posible,

en la que la figura del árbitro es necesaria para el juego

y es respetada.

El ejemplo del rugby nos dice qué pasa

cuando en una grada alguien dice un insulto,

el propio público llama al orden a esa persona.

Entre toda la familia del rugby, como yo la llamo,

cuidamos de que eso se mantenga y criticamos al que se sale

de esa norma.

Parece que la erradicación de la violencia

empieza a ser una prioridad para todos los organismos

que rodean el deporte, a la que se intenta dar soluciones.

Pero falta trabajo en equipo.

Yo sé que la mayoría de las federaciones territoriales

están preocupadas con esto y cada una toma sus medidas,

pero en la Federación Española no nos ponemos de acuerdo en esto,

primero, porque la Comisión de Presidentes Territoriales

no se reúne prácticamente nunca.

No la reúne el presidente de la Federación Española

prácticamente nunca, y en las juntas directivas

no se suele hablar de esto para nada.

Sin árbitro no habría partidos.

Alentar el respeto al rival, al árbitro

y la convivencia entre aficiones es una tarea de todos

para lograr el juego limpio.

En el acto de entrega de los Premios Talento,

la Academia de Televisión ha rendido homenaje esta semana

a Ignacio Moreno Blond, director adjunto de Informe Semanal

recientemente fallecido.

De forma conjunta, las Academias española y latinoamericana

hicieron entrega a su familia de un diploma

reconociendo su trayectoria profesional.

Nada más.

Les dejamos ya con la programación de La 1, del Canal 24 Horas

y del Canal Internacional de TVE.

Pueden ver de nuevo los reportajes de Informe Semanal

en la web de RTVE.

Gracias y hasta la próxima semana.

  • Informe Semanal - 11/03/17

Informe Semanal - 11/03/17

11 mar 2017

Saltar el muro
'Informe semanal' analiza la situación de los inmigrantes que huyen de la violencia y la pobreza desde el sur de México. Un viaje de más de 3.000 kilómetros no exento del peligro. 

Hijos frente a padres
Anualmente se abren cerca de 5.000 expedientes a menores por violencia de hijos a padres, pero solo se denuncian los casos más graves. Son gritos y amenazas, pero también malos tratos físicos, hacia objetos y hacia personas, en especial hacia las madres.

Árbitro, profesión de riesgo
En España se disputan cada fin de semana más de 20.000 partidos de fútbol. Un espectáculo que mueve millones de euros y donde los árbitros, en ocasiones, se convierten en objeto de las críticas y víctimas de agresiones.

ver más sobre "Informe Semanal - 11/03/17" ver menos sobre "Informe Semanal - 11/03/17"
Programas completos (467)

Los últimos 3.082 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios