www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4834390
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 10/11/18 - ver ahora
Transcripción completa

Críticas al Tribunal Supremo por las sentencias de las hipotecas.

El 18 de octubre los jueces fallaban

que el banco tenía que pagar el impuesto por los préstamos

para comprar una vivienda.

Pero esta semana, decían lo contrario...

que debía pagar el cliente.

La forma inusual y poco clara

en que se tomaron esas decisiones contradictorias

ha causado perplejidad e indignación.

Tanto que el Gobierno ha aprovechado el momento

para cambiar la legislación: finalmente, serán los bancos

quienes asuman este impuesto .

Bienvenidos a Informe Semanal...

Hoy también vamos a hablar de inmigración

y de las nuevas tragedias que han tenido lugar esta semana

en el Estrecho...

Y analizaremos el freno que los estadounidenses

le han echado a Donald Trump

en las elecciones legislativas.

Pero antes...

vamos con el gran fallo de las hipotecas.

Marina y Carlos acaban de firmar su primera hipoteca

para comprar una casa en Madrid.

Lo hacían el viernes,

unas horas antes de que entrara en vigor

el decreto que obliga a la banca a pagar el impuesto.

Ellos han sufrido las consecuencias del caos creado

por las decisiones contradictorias del Tribunal Supremo

en las últimas semanas.

Y llegaban a la notaría todavía con la incertidumbre

sobre lo que iba a pasar.

Sí, veníamos un poco sin saber

si el banco nos iba a decir que teníamos que pagarlo nosotros

o si tenía que pagarlo él.

Entonces ha sido en el momento de firmar cuando nos hemos enterado

de que se hacía cargo el banco en este caso.

Sí ha sido una sorpresa,

Sí, la verdad que sí porque no lo teníamos seguro

no lo teníamos claro del todo y tampoco queríamos aplazarlo.

En su caso,

y como provisión de gastos,

habían adelantado novecientos cincuenta euros

para el pago del impuesto.

Ahora están pensando en qué los van a invertir.

No sabemos.

En muebles o algo así,

Seguramente en muebles.

Una tele, maravillosa

Algo sacaremos seguro.

En el último mes,

miles de ciudadanos se han visto atrapados por las dudas

sobre si firmar o no una hipoteca.

Aunque en la mayoría de los casos, dicen los notarios, sí lo hicieron,

porque los bancos modificaron la redacción de los contratos

para cubrir cualquier posibilidad.

Durante estos días,

desde que se publicó la sentencia,

las operaciones hipotecarias que al menos se han firmado

en mi notaría se ponían siempre que el impuesto se pagaria

por aquel que fuese sujeto pasivo con arreglo a la ley.

Es una cláusula que simplemente pretendía ajustarse

a lo que dijese la ley.

Es lunes, 5 de noviembre,

y en el Tribunal Supremo empieza

el Pleno de la Sala de lo contencioso administrativo

que debe zanjar la polémica

sobre quién paga el impuesto de las hipotecas.

Dos días de debate

y un resultado tan ajustado como polémico.

Por 15 votos frente a 13 se deja en papel mojado la doctrina

de la sentencia del 18 de octubre,

que decía que debían pagar los bancos.

Y se vuelve a la jurisprudencia tradicional,

la que dice que pagan los clientes.

Un sorpresivo final que,

unido a la errática gestión que ha hecho el Supremo

en este asunto,

abona el terreno para que crezca en muchos ciudadanos

la sospecha de supuestas presiones de la banca.

Está claro que el poder fáctico de la banca lo controla todo.

Estamos en desacuerdo que el Poder Judicial

se ponga al servicio de la banca

y para eso estamos aquí fundamentalmente, par protestar

por esas decisiones que consideramos que son injustas.

Son sospechas que lanzan ciudadanos particulares,

pero también algunos líderes políticos,

y que los jueces niegan en redondo.

Estas son las reglas del juego en nuestro Estado de Derecho,

y por lo tanto de nuestra propia democracia.

Los jueces resuelven las cuestiones controvertidas,

las resuelven con absoluta libertad e independencia,

a veces se producen discrepancias y se resuelven votando.

En lo que hay pocas discrepancias

es en señalar que el prestigio del Tribunal Supremo

está seriamente dañado.

Y con mayores o menores exigencias,

son varias las voces que apuntan al propio Lesmes

y al presidente de la Sala, Luis Díez-Picazo

como responsables por la deficiente gestión de esta crisis.

La primera forma para poder recuperar parte de ese prestigio

pasa por dimisiones.

Exigir dimisiones.

Creemos que se tiene que saldar de alguna manera

con el presidente del Tribunal Supremo y CGPJ

y con el presidente de la sala de lo contencioso Administrativo

del Tribunal Supremo,

que son ellos quienes provocaron este deterioro de la justicia".

Respetamos la opinión de quienes han vertido las críticas

orientándolas hacia esa petición de responsabilidades.

Nosotros como asociación de jueces no vamos desde luego a sumarnos

a esas peticiones,

aún desde la comprensión del malestar social

que ha podido generar el modo en que se ha conducido este proceso.

A las preguntas de la prensa, Lesmes da la callada por respuesta,

¿va a dimitir?

Piden su dimisión y la del señor Díez Picazo.

La gestión, apuntan varios juristas, es un cúmulo de errores.

Aseguran que el primero fue

no llevar directamente el caso al Pleno,

al estar sobre la mesa un posible cambio de jurisprudencia.

Lo tendría que haber hecho la sala de admisión,

que preside Díez-Picazo.

Pero no se hizo

y el caso recayó en la sección de tributos,

recientemente renovada,

con varios magistrados que trataban por primera vez este asunto.

Por mayoría decidieron dar un giro de 180 grados

a la jurisprudencia

sin plantear tampoco la convocatoria de la sala en Pleno.

Por razones que no se comprenden

en dos momentos que es el de la admisión

y el del momento en el que se hace el señalamiento

no caen en la cuenta de la trascendencia

y del eventual giro y dan lugar a un pronunciamiento

por quien jamás debió pronunciarse y se creó el problema.

Y un tercer error,

la apresurada decisión del presidente de la Sala

de congelar la nueva jurisprudencia y, en medio de las fuertes caidas

de los bancos en la bolsa,

convocar al Pleno por las graves consecuencias económicas

y sociales de las sentencias.

Es miércoles.

Los bancos se disparan en la bolsa

el día después de la sentencia del Pleno

que volvía a hacer caer sobre los clientes

el pago del impuesto de las hipotecas.

Pues sí, desde luego respira aliviada,

y por tanto a todas las cuentas que se habían hecho

se le da la vuelta

y está recuperando parte de lo perdido estos días,

aunque no la totalidad.

"Yo creo que el Gobierno no debe engañar a los españoles.

Cuando escucharon que había un clamor en España,

de gente de izquierda, de gente de centro,

y de gente de derechas diciendo que es un escándalo,

el Gobierno da un pasito,

pero es un pasito muy corto.

La primera sentencia del Supremo,

la que decía que los bancos pagarían el impuesto,

dio a miles de ciudadanos la esperanza de poder recuperar

lo que habían pagado de forma retroactiva sin llegar a pleitear.

Una ilusión que ahora se desvanece,

mientras arrecian las críticas al tribunal.

Pues a partir de ahora está muy bien,

¿pero los de antes?

Mi hijo tiene una hipoteca que firmó en 2014

y estaba esperando a ver que lo que salía de todo esto

para poder reclamar,

a ver como tenía que reclamar.

Y eso es lo que les recomiendan las asociaciones de consumidores:

reclamar y reclamar,

primero en España y luego fuera.

ADICAE va a hacer todo lo posible para impugnar esta resolucion

del Supremo,

básicamente por que la consideramos errónea y equivocada.

Creemos que sin duda va a acabar en Europa

y creemos que en aplicación de lo que ha venido diciendo

el Tribunal Europeo en los últimos años

en cuestiones relativas a los consumidores,

el tribunal lo va a acabar corrigiendo".

Son realmente los jueces de este país,

los que están a pie de juzgado,

los que tiene los folios hasta aqui arriba,

los que están defendiendo los derechos de los consumidores

y los que muchas veces cuestionan las decisiones del Supremo

cuando ven que no son justas,

que no son acordes con el derecho y las elevan a Europa,

para que finalmente sea Europa la que nos dé la razón.

¿Y los bancos?.

Ya saben que, salvo este año, no se podrán desgravar el impuesto,

pero también que no tendrán que pagarlo

en hipotecas del Estado, la Iglesia, los partidos políticos

o instituciones como la ONCE y Cruz Roja.

Y saben que están con miles de ojos pendientes

de hasta donde van a repercutir en los préstamos

el coste del impuesto.

Las instituciones financieras guardan, de momento silencio.

Si van a ser más caros o no, pues bueno,

supongo que dependerá del préstamo, del tipo de cliente,

un poco como había.

La banca española o el mercado hipotecario español es

en general bastante competitivo,

con lo cual supongo que las distintas entidades

harán sus cuentas para ver como tener un retorno

similar al que se tenía,

incluso aunque se pague el impuesto.

La respuesta no tardará en llegar.

Se irá viendo en las próximas semanas.

Mientras, la tormenta desatada en el Tribunal Supremo

deja su prestigio fuertemente dañado

y sólo a unos meses de que otra de sus salas,

la de lo penal,

tenga que afrontar una dura prueba,

la del juicio a los dirigentes independentistas catalanes.

El naufragio esta semana de al menos tres pateras en las costas espanolas

eleva a casi 500 el número de inmigrantes muertos

este año en el Estrecho.

La nueva tragedia coincide con el treinta aniversario

de la primera foto publicada de un marroquí ahogado

cuando intentaba llegar a nuestro país.

Desde entonces, cerca de 7.000 inmigrantes han perdido la vida

en la travesía del Estrecho.

Bajo el cielo plomizo que cubre el Estrecho,

la patrullera del Servicio Marítimo

recorre la costa gaditana en misión de búsqueda y rescate.

En esta misma zona, allí se ve la zona de rompiente,

ahí es dónde chocó la patera de noche, a las cinco de la mañana,

chocó la patera, se rompió el casco, entró agua

y ni pudieron llegar a la playa,

que desde la rompiente a la playa hay unos cincuenta metros

Las olas rompen contra la playa de Los Caños de Meca,

donde se acumulan los restos del último naufragio.

Al amanecer, el mar ha dejado sobre la arena otro cuerpo sin vida.

El día antes, Cuarenta jóvenes marroquíes,

la mitad menores de edad,

se embarcaban hacinados

con la esperanza de alcanzar la costa española,

con la ilusión de comenzar aquí, en Europa, una nueva vida.

Tras una larga y penosa travesía,

solo veinte de ellos vivirán para contarlo.

El patrón y su ayudante, que sobrevivieron, están detenidos.

El problema es el acantilado,

bueno el acantilado, la zona de rompiente

que hay antes de llegar a la playa.

Si te fijas en la zona de Zahara, en la zona de Barbate,

es playa que tiene poca roca,

pero esta zona es muy, muy abrupta

y tiene el terreno que, muchas veces se ha dado el caso

que han entrado por ese acantilado de ahí

y ellos, de noche, no ven que eso es una montaña hacia arriba

y se ponen a intentar escalar y no, y no pueden,

se quedan muchas veces ahí

y se quedan toda la noche en la zona de las piedras

y sin poder pasar, porque no ven.

Pagaron 1.500 euros por subir a bordo,

un precio más bajo de lo habitual.

Para compensar sus ganancias,

el patrón los amontonó en una sola embarcación, en vez de dos.

Esta circunstancia sería fatal en el momento de la colisión.

Según cuentan los supervivientes, habrían navegado casi treintahoras,

unos encima de otros, empapados y ateridos.

Solo la mitad disponían de chaleco aunque la mayoría ni sabíannadar.

A la altura del faro de Trafalgar,

bastante, unas millas hacia afuera

fue donde ya encontramos el primero,

porque llevaba chaleco salvavidas y se veía bien

y lo localizamos y lo subimos a bordo de la embarcación.

Un poco más tarde fue cuando ya vino el helicóptero nuestro

de la Guardia Civil

y haciendo unas batidas por la zona localizó otros dos cuerpos.

Otro inmigrante más con chaleco y otro más que no lo llevaba

y los echamos, los cogimos también a bordo y los trajimos aquí

al puerto y ya está, y continuamos la búsqueda.

Al otro lado del Estrecho, en Melilla,

una embarcación de Salvamento Marítimo

rescataba a ochenta migrantes a bordo de varias pateras.

En una de ellas encontraron trece cadáveres.

Uno de los supervivientes advertía que otros 18 inmigrantes

habrían perecido durante la travesía

La sed, el hambre, hizo que muchas personas perdieran la vida

porque en esa travesía ni comemos ni bebemos.

Los que han muerto han bebido agua del mar

y eso es lo que ha provocado su muerte.

Según datos de la Oficina Internacional para las Migraciones

el número de migrantes fallecidos en el Mediterráneo

ha ido en aumento en los últimos cuatro años.

Y así tenemos que en el 2015

la proporción de muertos con respecto a los que llegaban

era de cero coma 37;

en 2016 un 1,40 por ciento;

en el 2017 un 1.78

y las cifras que nos da la Oficina Internacional para las Migraciones,

referida al 30 de Octubre de 2018 es decir, hace unos días,

es del dos por ciento,

es decir, que ahora mismo

la probabilidad de muerte en el Mediterráneo

es mayor que hace cuatro años.

Estamos consciente lo que, lo que es cruzar el mar,

el mar, o sea la valla, todos los sitios que cruzan

estamos conscientes de que "pasas o te mueres"

Eso lo tenemos claro antes de venir,

pero bueno¿cómo hacemos para no evitarnos venir?

La pregunta no es nueva.

Lo sabe muy bien este periodista que un día, hace treinta años,

hizo la primera foto al cadáver de un inmigrante muerto

en una playa española.

Sobre la media noche habían embarcado en una playa de Tánger,

a la mitad de camino

les sorprendió fuerte viento de Levante

a pesar de lo cual continuaron,

y que a unos diez o quince metros de la orilla

creyeron que ya podían desembarcar con seguridad,

se pusieron nerviosos,

se pusieron todos hacia un costado de la embarcación,

volcó y todos fueron al agua.

Y en ese sitio no hacían pie el agua los cubría,

y la mayoría no sabían nadar

salvo los cuatro que teníamos ahí delante contándonos la historia.

Contaban que oían los gritos desesperados de sus compañeros

que se iban apagando conforme se iban hundiendo,

y que bueno, que esa era la historia

Estaban allí ellos vivos,

estos cuatro nada más, de 23 que venían,

ellos y el muerto que teníamos delante.

Como ha ocurrido esta misma semana,

también entonces, durante los siguientes días,

se recuperaron otros cadáveres.

Siete en las playas de Tarifa y uno en aguas de Ceuta.

Nueve náufragos quedarían desaparecidos.

Se enterraron en una fosa común sin nombre,

porque no iba identificado ninguno,

Y hoy día es un lugar destacado del cementerio

puesto que hay una lápida que lo recuerda,

en memoria de los inmigrantes fallecidos en el Estrecho.

los cementerios de las localidades costeras

han ido acogiendo los restos mortales

de muchos de los siete mil migrantes anónimos

en estos treinta años.

En 2018 se ha superado ya el medio millar,

duplicando la cifra de fallecidos el año pasado.

Desde hace poco estamos , acogiendo a personas

que están llegando

y que tienen tatuado, en su brazo, su nombre.

Y preguntándoles por qué tienen tatuado su nombre

dicen: en caso de que muera o naufrague

pues quiero que me identifiquen pronto

y quiero no ser una persona olvidada.

Pienso y digo, gracias a Dios, que yo he pasado sin pasar todo eso,

aunque me podía pasar a mí también.

Y que veo que es una lástima y una injusticia

Según datos del Ministerio del Interior,

han llegado a las costas españolas más de 47 mil personas

Desde Marruecos, piden ayuda a la Unión Europea

para controlar las migraciones y blindar sus fronteras.

Bruselas ya ha desbloqueado una ayuda de 140 millones de euros

pero el gobierno de Rabat

sigue mirando la multimillonaria ayuda

que la Unión Europea entregó a Turquía hace unos años

y quiere más.

No deja de ser curioso que en este verano

hay un incremento bastante importante de llegadas

de embarcaciones procedentes de la costa de Marruecos

era cuando estaba en plena negociación del acuerdo pesquero

y además del acuerdo agrícola con Marruecos por parte de Europa.

Entonces parece ser que estas coincidencias

no son simples coincidencias,

sino que responden a intereses muy concretos

de los países que están sirviendo de gendarmes

de las políticas migratorias de Europa.

El drama de la migración sigue, como hace 30 años,

cobrándose las vidas de personas

obligadas a dejar atrás hogar y familia,

en busca de un futuro mejor,

más allá de ese mar que es al tiempo puente y frontera

entre la esperanza y la muerte.

Más débil, pero no derrotado.

La victoria demócrata esta semana en la Cámara de Representantes

limita el poder de Trump, pero el presidente refuerza

su control del Senado.

El resultado de las elecciones, confirman un país

profundamente dividido.

Anticipan también una segunda mitad de mandato complicada

para el presidente,

aunque Trump mantiene las opciones de ser reelegido.

Una marea roja, un hervidero de admiradores del presidente,

con las famosas gorras marca Trump

es la cola para uno de sus mítines

y aquí las palabras que más se repiten son seguridad

en la frontera, economía y patriotismo.

Y una ola azul: el color de los demócratas,

una cola multiracial, que espera al ex presidente Obama.

Y aquí, las palabras mágicas son: sanidad... "escuelas públicas"

y honestidad.

Ciudad y campo, dos américas opuestas son las dos américas

que han votado en estas elecciones.

Y han votado un Congreso dividido...

como la sociedad.

Los estadounidenses le han dado una cámara a cada partido.

Los demócratas recuperan la Cámara de representantes.

Los republicanos se afianzan en el Senado.

El Capitolio se prepara ya para tiempos de guerra.

Es una guerra en torno a Trump.

Nunca un presidente había sido tan polarizador.

Odiado o admirado.

Las encuestas dicen que 2 de cada 3 estadounidenses,

han votado pensando en él.

El país está dividido, se agranda la brecha

entre hombres y mujeres, jóvenes y mayores,

blancos y minorías.

Crece el abismo entre campo y ciudad.

Mujeres, jóvenes, hispanos, afroamericanos, la comunidad lgtb...

han impulsado la ola demócrata.

Y los que la han contenido son, sobre todo,

hombres blancos de zonas rurales.

Emprendemos un viaje al corazón del país,

a la América rural que convirtió a Trump

en presidente.

Wisconsin, una tierra de fábricas y granjas con una economía

en plena forma.

Y aquí nos sorprende algo, uno de sus productos estrella

es el ginseng, una planta medicinal muy popular en China.

Ming Jon es el socio comercial de esta granja centenaria.

Aquí llevan más de cien años cultivando ginseng.

Ya es la cuarta generación.

Ahora es tiempo de cosecha.

El 70 % de lo que recojan, lo exportarán a China.

Es un símbolo del comercio entre China y Estados Unidos.

El primer barco con productos estadounidenses a China,

llegó en 1784 y adivina qué transportaba,

30 toneladas de ginseng americano.

Más de dos siglos después, la Guerra Comercial

que Trump le ha declarado a China, ha afectado a los granjeros

de Wisconsin.

China ha aumentado los aranceles sobre el ginseng estadounidense

y les cuesta más venderlo.

Estoy seguro de que hay muchos granjeros enfadados.

Cuando estás ganando menos dinero y luchando.

Estoy seguro de que eso enfada a la gente.

Paul es la cuarta generación de la granja.

Su padre es el que lleva el tractor.

Dos granjeros blancos en el corazón de América

y una reflexión sobre el presidente Trump.

Tomo café con mi padre cada mañana y los dos coincidimos

en que Estados Unidos es el país más rico del mundo.

Si somos los más ricos y estamos negociando con un país

que es mucho más pobre que nosotros.

¿Por qué deberíamos estar pidiéndole más a ese país?

Creo que hay mucha gente codiciosa en Estados Unidos.

A lo mejor, por eso salió elegido Trum.

Otros en este condado, han empezado a dudar sobre otro asunto,

la sanidad.

Aquí, en Estados Unidos, la sanidad se está volviendo impagable.

Todo el mundo se va a poner enfermo antes o después.

Al final, todos enfermaremos, ya sea la gripe, un catarro común

o algo mucho peor.

Y si no te puedes permitir ir al médico,

¿cuáles son tus opciones?"

Pequeñas fisuras que se abren en pleno territorio Trump.

Muchas veces se ha dicho que Trump se convirtió en presidente

por 80.000 votos repartidos en tres estados

del cinturón industrial: Wisconsin, Michigan

y Pensilvania.

De esos 80.000 votos, 12.534 vinieron solo

de este pequeño condado rural, Marathon County.

Y aquí, muchos siguen siendo fieles al presidente.

Fuimos sus verdaderas tropas de infantería en 2016.

Lo hicimos todo, desde poner carteles,

mi marido puso muchos, hasta hacer panfletos,

hicimos más de 5.000 panfletos aquí.

A Patricia la encontramos pocos días antes de las elecciones,

repartiendo merchandising en un mitin de Trump.

Desde que amanece, la gente hace cola

para esperar al presidente.

La camiseta más vendida, ésta que defiende al mismo tiempo

al presidente número 45 y el derecho a las armas.

Ésta es la América que ha votado republicano.

Jody, la despidieron de una fábrica hace 4 años,

ahora tiene su propia empresa JODY.

Hay muchos empleos por ahí otra vez

y de hecho, me llegan correos de agencias ofreciéndome trabajo...

y eso era impensable en los últimos años.

David, su familia huyó de la persecución en Oriente Medio,

su madre intentó durante años entrar a Estados Unidos,

hasta que lo consiguió.

Nosotros lo conseguimos, vinimos aquí,

respetamos las leyes del país y entendimos que hay un proceso

que debes respetar.

No podemos poner en peligro la seguridad de nuestro país

por el bien de gente que no es ciudadana.

Sidney, se acaba de mudar desde San Diego,

zona fronteriza.

No es que no queramos que venga gente a este país,

queremos que venga gente de forma legal,

para que puedan mejorar sus vidas y trabajar y pagar impuestos,

para que todos podamos tener las cosas que tanto amamos

de este increíble país.

Brian, acaba de encontrar trabajo como cartero.

Ha sido duro, pero las cosas están mucho mejor,

ahora hay muchas oportunidades de trabajar.

Se trata de apoyar a la gente de Estados Unidos

y no tener que disculparse por ser estadounidense.

Nos alejamos del campo en busca de la otra América.

La encontramos a 3 horas de carretera, en Milwaukee.

Aquí esperan al ex presidente Obama y sueñan con cambiar

el rumbo del país.

A Jean, la encontramos repartiendo pegatinas.

Nuestro dinero tiene que salir de las prisiones

y llegar a la gente, a la sanidad,

a la educación de calidad.

No está bien que haya tanta gente en la calle o sufriendo en suscasas

cuando somos una de las naciones más ricas.

Hemos perdido el rumbo"

Tatiana, son sus primeras elecciones

Las mujeres de color no tenemos representación, necesitamos

portavoces, necesitamos estar seguras y que se escuche

nuestra voz.

Y alguien como Trump, no va a hacer eso por nosotras.

Trump ha hecho de la inmigración un asunto tan importante,

intenta asustarnos con que está viniendo

mucha gente horrible a Estados Unidos

cuando eso es precisamente en lo que nos hemos fundado,

en gente viniendo a Estados Unidos.

Brandy, hija de inmigrantes mexicanos, ha votado por sus padres

y por su educación.

No vamos a coincidir en todo, pero esto es lo que somos.

Dos Américas opuestas y dos promesas distintas.

Sanidad para todos... o levantar el muro.

Trump se ha desgastado, sobre todo en los suburbios,

en las afueras de las ciudades, donde muchos conservadores

han cambiado su voto.

En estos tres estados clave, Wisconsin, Michigan

y Pensilvania, han ganado demócratas con un discurso moderado

y conciliador.

Más al sur, las nuevas estrellas del partido demócrata,

jóvenes, revolucionarios, socialistas...

no han logrado vencer a los pesos pesados del partido republicano,

pero han movilizado como nunca a las bases progresistas

en estados muy conservadores.

Las mujeres han hecho historia, con un record de congresistas...

muchas empezaron a reunirse la misma noche en que Trump

ganó la presidencia.

Estábamos todas realmente tristes y fuimos a tomar algo

para intentar consolarnos y empezamos a pensar

en cuál sería la manera más inteligente

de invertir nuestro tiempo, nuestra energía

y nuestros recursos para intentar cambiar las cosas.

Como ella, son sobre todo mujeres han fundado

cientos de organizaciones progresistas por todo el país...

Su ola azul, solo ha conseguido inundar una de las cámaras

del capitolio, pero ha revolucionado

al partido demócrata y va a presionarlo para investigar

a la administración Trump.

Él les lanza una advertencia: Trump, ahora podemos ponernos

a investigar.

Ellos nos vigilan, nosotros los vigilamos.

Y así, dos años...

Y al final de los dos años, no hemos hecho nada.

Las urnas obligan a demócratas y republicanos a entenderse

o pelearse durante los próximos dos años.

Y las primeras palabras suenan a declaración de guerra.

Hasta aquí, el programa de hoy.

Pueden ver de nuevo los reportajes de Informe Semanal

en la web de RTVE.

Gracias.

Y hasta la próxima semana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 10/11/18

Informe Semanal - 10/11/18

10 nov 2018

Las hipotecas de la justicia
Crisis de credibilidad del Tribunal Supremo por las sentencias de las hipotecas. El 18 de octubre los jueces decían que los impuestos por los préstamos para comprar una vivienda los tenían que pagar los bancos. El 6 de noviembre, sentenciaban lo contrario: pagaban los clientes. El gobierno ha aprovechado el momento para cambiar la legislación: finalmente, serán los bancos quienes paguen los impuestos.
Freno a Trump
Más débil, pero no derrotado. La victoria demócrata en la Cámara de Representantes esta semana limita el poder de Trump, aunque el presidente refuerza su control del Senado. Las elecciones legislativas confirman que Estados Unidos es un país dividido. Mujeres, jóvenes y minorías han votado a los demócratas. Los defensores de la cultura blanca, patriarcal y cristiana han apoyado a Trump.
La fosa del Estrecho
Una nueva tragedia acerca a 500 los inmigrantes muertos este año en el Estrecho. El naufragio esta semana de al menos tres pateras en las costas españolas coincide con el 30º aniversario de la primera imagen publicada del cadáver de un marroquí que intentaba llegar ilegalmente a Europa. Desde entonces, cerca de 7.000 inmigrantes se han ahogado en la travesía del Estrecho.

ver más sobre "Informe Semanal - 10/11/18" ver menos sobre "Informe Semanal - 10/11/18"
Programas completos (547)
Clips

Los últimos 3.434 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos