www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3787976
Para todos los públicos Informe Semanal - 05/11/16 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, saludos a todos.

Y gracias por acompañarnos en Informe Semanal.

Renovación y continuismo.

El nuevo Gobierno de Rajoy tiene 6 caras nuevas,

si bien admite la consideración de continuista.

Santamaría repite como vicepresidenta,

Méndez de Vigo será portavoz

y Cospedal entra como ministra de Defensa.

Rajoy ha optado por mantener el equipo económico

y por dar categoría ministerial a Administraciones Territoriales.

Por tanto, los objetivos prioritarios son consolidar

la recuperación económica,

y dar solución al desafío separatista.

Equilibrado, previsible, dialogante, continuista

distintos adjetivos que aparecen en la Prensa,

que se escuchan en las tertulias de radio,

que explican los analistas en televisión.

Pero todos coinciden en una clave:

el nuevo Consejo de Ministros es puro Rajoy.

Un Gobierno a su imagen y semejanza.

Pues sí, porque es Mariano el que sucede a Rajoy.

Pero, bueno ha quitado los ministros quemados, ha fulminado el G 7

que eran sus amigos

y hay dos o tres personalidades interesantes.

Es que yo creo que van a ir como el Cholo, día a día,

partido a partido, decreto a decreto, ley a Ley.

Sí, este Gobierno es un "equipo de entrenador",

eso está claro, es un equipo de "autor".

Aunque el autor sea gris, que le gusta todo,

todas las tonalidades nada estridentes,

pero con toda claridad es un equipo de su confianza.

Marianismo puro.

Si que parece una perogrullada,

pero un Gobierno de Rajoy

siempre va a ser un Gobierno de Rajoy

y en ese sentido es un consejo que se parece,

los perfiles se parecen al presidente,

y están unificados por su lealtad al líder.

Como el entrenador que perfila su equipo

eligiendo aquellos fichajes que encajan en un estilo

bien definido de juego,

Mariano Rajoy introduce

hasta seis caras nuevas en el Ejecutivo

pero manteniendo el mismo esquema sobre la cancha.

La novedad, en el matiz.

Ha sido una reunión muy grata en la que el presidente

se ha referido a la necesidad de hablar mucho,

dialogar mucho, pactar mucho y consensuar mucho.

Hay que dialogar todo.

Va a haber que negociar la reforma de educación,

las reformas económicas pues aunque se mantenga un criterio

que además nos viene dado de Europa,

tampoco podemos hacer ahí muchas locuras,

hay que presentar unas cuentas cada vez más ajustadas,

cada vez con menos déficit y eso es lo que es, pero bueno,

dentro de eso se puede negociar.

Luego otras leyes que quieren introducir Ciudadanos

por ejemplo, habrá que hablar en su momento de la Ley Electoral,

quizá de la reforma de la Constitución,

en fin, están sobre la mesa todos los temas.

Bueno, más que dialogante ha elegido un Gobierno resistente.

Un Gobierno para blindarse en una Legislatura muy difícil,

que sin duda, tiene un perfil de negociación,

más que de diálogo, yo diría de negociación,

pero lo que se basa es lo que se va a negociar,

y duramente, duramente, puntos clave de la Legislatura.

En ese sentido si creo

que es un Gobierno con capacidad, con técnica, competente,

para abordar negociaciones pero sobre todo me parece

que está pensado desde el punto de vista de la resistencia.

De blindaje pretoriano alrededor del presidente

que va a sufrir un desgaste importante en la Legislatura.

Si no tiene mayoría parlamentaria y le tumban las leyes fundamentales,

como los presupuestos o el techo de déficit

es posible que haya colapso político y que haya que recurrir

a adelantar las elecciones, pero yo creo que Mariano Rajoy

intentará por todos medios dialogar

y conseguir, digamos, un Gobierno sin sobresaltos,

porque hemos vivido diez meses con el ideal de Borges.

Algún día nos mereceremos vivir sin Gobierno.

Hemos vivido unos diez meses en la felicidad sin Gobierno,

pero ahora empieza el Gobierno,

empiezan los recortes, empiezan los problemas.

Para evitar problemas precisamente,

Rajoy mantiene el eje central del Ejecutivo

del que depende su política económica.

Sí, la continuidad se ve desde luego

en las políticas económicas.

No hay que olvidar que el sábado en la segunda ronda

del debate de Investidura

Rajoy dijo que lo que funciona no se toca, vino a decir,

las políticas económicas están dando frutos

entonces parecía obvio que el equipo económico

no iba a cambiar, De Guindos, Montoro y Báñez

de hecho siguen en sus puestos y yo creo que esa es una línea

que va a seguir este Gobierno que, hay que seguir por ese camino.

Las continuidades perfilan el mensaje que Rajoy quiere asentar

que es el del éxito económico

en la anterior Legislatura fundamentalmente,

no solo de cara a España, sino de cara al exterior,

a la Comunidad Europea,

y por otro lado mantiene su sistema de equilibrios internos

con los que Rajoy busca repartir el poder.

Al presidente le gustan las bicefalias internas

para que nadie destaque sobre otros,

para que no se produzcan delfinatos espontáneos, aspirantes

o ambiciones espontáneas.

Por eso ha configurado dos grandes "parejas"

que son: Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal,

que hacen digamos contrapesos mutuos.

Y en el área económica Montoro y De Guindos,

a los que además les ha introducido

un tercer elemento para equilibrar todavía más ese pulso de influencias

que es Álvaro Nadal.

Precisamente sobre la figura de la vicepresidenta del Gobierno

recaen dos de las novedades más relevantes

de este nuevo Ejecutivo.

La vicepresidenta y ministra de Presidencia deja la brega

con los medios de comunicación.

Alejándose del foco mediático

para enfrentarse a uno de los retos más importantes de la Legislatura

al asumir la gestión

de las Administraciones Territoriales

y lo que ello supone.

Sí, la vicepresidenta de alguna forma se ha convertido

en la "ministra de Cataluña".

Está claro que va a encargarse del problema de la secesión,

pero bueno, fundamentalmente.

Eso, eso es lo que significa.

Lo mismo que el Ministerio de Administraciones Territoriales,

se deja de todo lo que sea Hacienda,

todo lo que es un problema de financiación,

va al Consejo de Política Social y Financiera

que depende del Ministerio de Hacienda.

Creo que el papel de Soraya

va a ser muy importante para Cataluña

donde ya se necesita más números que patriotismo

y se la espera con cierta esperanza,

porque realmente es el primer problema de este Gobierno,

aparte de los 6500 o 5500 millones, según quien lo dice.

De recortes, aparte del agujero de la Seguridad Social,

aparte de la deuda del 100 por 100.

Bueno, para Cataluña hay dos cuestiones,

por un lado Soraya Sáenz de Santamaría,

la vicepresidenta que se va a encargar

de lo que son las relaciones políticas e institucionales

con las Administraciones Públicas,

es decir con todas las Comunidades Autónomas

y los Ayuntamientos,

pero luego está la parte económica de la financiación autonómica

que es una de las reformas importantísimas

que hay que abordar ya y en la que hay que tener

mucha mano izquierda,

mucho diálogo porque cada una cree que tiene derecho a una cosa

y luego hay que compaginar un poco todo

y esa parte económica la llevará Montoro.

¿Y los demás cambios?

Sorpresas previsibles, otro oximorón marianista.

Sólo María Dolores de Cospedal

contaba en las quinielas previas de ministrables.

Sin embargo, viendo el perfil de los elegidos,

las incorporaciones parecen obvias.

El alcalde de Santander, que es una estrella,

que llevan las Nuevas Generaciones en el móvil

como si fuera el Sagrado Corazón y dicen que el ministro de Interior,

el que fue alcalde de Sevilla, va a ser un duro,

que va a ser más duro que el anterior.

El ministro nuevo de Asuntos Exteriores

que acompañaba a Rajoy a las cumbres que conoce muy bien

lo que es Europa, que es un diplomático reputado.

Y luego también gente muy dialogante que lo ha demostrado

en las negociaciones con Ciudadanos.

De hecho hay tres ministros que han estado en esas negociaciones

con Ciudadanos de los 150 puntos que hicieron que Ciudadanos

cambiara su voto de la abstención al sí.

Diálogo, gestión, eficacia...

Presidente y ministros inician ahora un camino

que les pondrá a prueba a diario en una Legislatura

de final incierto.

El próximo martes

Estados Unidos celebra unas elecciones

que se pueden calificar de globales

por su influencia en la geopolítica mundial.

Hillary Clinton y Donald Trump

se juegan nada menos que la Casa Blanca

y la sucesión de Barack Obama,

el primer presidente negro de la historia americana.

El tachado como "populismo vejatorio" de Trump

frente a los considerados

"correos electrónicos indiscretos de Clinton".

Primera batalla presidencial estadounidense

entre un hombre y una mujer.

A finales de enero, Donald Trump o Hillary Clinton

jurarán la presidencia en esta escalinata,

en la colina del Capitolio.

Es la sede de la Cámara de Representantes y del Senado,

los símbolos de la soberanía de los ciudadanos libres.

Pero la imagen de los miembros del Congreso

se ha deteriorado en la última década.

Más del 75 % de los estadounidenses

tienen una mala imagen de sus representantes.

El nombre de Washington ya no solo define a la capital del país,

también es sinónimo de la élite política y del sistema,

que algunos sectores de la sociedad estadounidense

sienten cada vez más lejos.

Iniciamos un viaje al interior del país,

a una región que podría representar a otras muchas

en las que el distanciamiento

entre los ciudadanos y la clase política ha aumentado,

donde la industria ha entrado en decadencia

y la clase trabajadora blanca siente que se ha quedado atrás

a pesar del crecimiento económico en EE.UU.

Estamos entrando en el condado de McDowell, en Virginia Occidental,

en la cordillera de los Apalaches.

Es una zona muy conocida por la industria minera,

por la industria del carbón.

Aquí vivían a comienzos de los años 50 cerca de 100.000 personas.

Ahora esa cifra no llega a 20.000 personas.

Venimos aquí porque durante el proceso de Primarias

del partido Republicano,

Donald Trump cosechó el mejor resultado de todo el país.

También Bernie Sanders,

el candidato izquierdista del Partido Demócrata

tuvo muy buenos resultados.

Es decir, las opciones más contrarias a la clase política

han tenido un gran apoyo en esta parte del país.

Jay Chatman nos recibe en su casa.

Es el presidente de la Sociedad Histórica Local.

Conoce la evolución de la minería en la zona.

Y ha vivido personalmente su decadencia

en las últimas décadas.

Este condado era conocido en todo el mundo.

La gente venía de todas partes por distintas razones.

Era el sitio al que había que venir, durante un tiempo.

Ahora queda cierta cantidad de carbón, en vetas más pequeñas.

Las grandes vetas casi se han agotado,

quizá quede muy poco carbón.

Con eso y con el cambio en el país

del carbón a otras fuentes de combustible

ha llevado a una situación

en la que la zona no es tan importante como una vez fue.

La capital del condado, Welch, era entonces una ciudad moderna,

conocida como la Pequeña Nueva York,

con teatros, hoteles, y restaurantes.

Hoy todo eso ha desaparecido

y los antiguos establecimientos están abandonados.

Uno de los negocios de aquellos tiempos

es esta gasolinera.

Ya no suministra combustible y el taller está cerrado,

pero su dueño, Ed Shepard, sigue viniendo cada día

a las 8 de la mañana.

Trabajó aquí desde 1950

y conserva el lugar tal y como estaba entonces.

Era una ciudad en auge.

No podías caminar por la calle en Welch.

Era la ciudad más rica del Estado de Virginia Occidental.

Había un negocio de cada tipo.

Ahora no hay negocios.

Sólo hay edificios vacíos donde solían haber negocios.

La economía en todo el condado se ha venido abajo.

La cara opuesta la encontramos a las afueras de la localidad,

el viejo restaurante Sterling, de los años 40,

ha sido recuperado por un exminero y empresario local.

Él decidió quedarse mientras otros abandonaban la región.

Quiere impulsar el condado pero, como muchos de sus vecinos,

cree que la élite política les ha dado la espalda.

Ellos han perdido el contacto con la realidad.

No tienen ni idea de lo que una persona normal

tiene que luchar para llegar.

No tienen ni idea

de lo que un negocio debe hacer para encargarse de la gente,

de mantenerles trabajando

y hacer que tengan beneficios y un salario decente.

Washington ha perdido el contacto con la realidad.

La decisión en estas elecciones,

es una decisión entre recuperar nuestro Gobierno

del control de los grupos de interés,

o rendir la última gota de independencia

al control total y completo de gente como los Clinton.

No es fácil cambiar Washington

o cómo se comportan las corporaciones.

Se necesita más que unas palabras severas

y un eslogan llamativo.

Se necesita un plan, se necesita experiencia,

y la capacidad de trabajar con ambos partidos

para lograr resultados.

Clinton y Trump son la cara y la cruz.

Ella es la experiencia de décadas en el poder.

Él, el intruso que dice entrar en política

para enfrentarse al sistema.

Y ese discurso contra el establishment

se ha ganado el apoyo

de algunos sectores de la sociedad estadounidense.

Según algunos estudios,

quien apoya a Trump tiene más ingresos anuales

que el votante de Clinton y el estadounidense medio.

Pero el candidato republicano ha encontrado un gran apoyo

en sectores de la clase trabajadora blanca

que ha perdido capacidad adquisitiva y que, según las encuestas,

mira al futuro con menos optimismo que la comunidad hispana o negra.

Ese optimismo se desvaneció hace décadas

en esta parte de Virginia Occidental,

donde la minería del carbón ha sido el principal motor de la economía.

Muchas minas se han cerrado en la región.

Desde 2014 el sector ha perdido al menos 190.000 empleos

en todo el país.

Trump promete defender la industria.

Clinton apuesta por otras fuentes de energía.

Aquí como en otras zonas del país de mayoría blanca

donde las fábricas han cerrado o se han deslocalizado.

Muchos trabajadores tienen simpatías por el discurso de Trump,

contra los grandes acuerdos de comercio internacional

a los que culpan de sus males y contra las élites.

Solo les preocupa llenarse los bolsillos.

¿Siente que la gente aquí ha quedado olvidada por los políticos?

Sí.

Salvo cuando les interesa, ellos no se preocupan por nosotros.

Una de las principales razones

por las que Trump ha llegado tan lejos

es porque él no es un político.

Él es un hombre de negocios.

Pero Hillary Clinton siempre ha sido una política de carrera.

Es lo mismo que hemos tenido una y otra y otra vez

por años y años.

Y siempre va a peor.

La indignación hacia la clase política y el discurso nacionalista

y anti-inmigración han sido dos de los factores

que han impulsado la carrera de Donald Trump.

Los sondeos indican que él y Hillary Clinton

están casi empatados,

aunque con ventaja para la candidata demócrata.

Las dos campañas se han debilitado en el último mes.

La de Clinton por el hallazgo de nuevos correos electrónicos

relacionados con el uso irregular que hizo

de un servidor personal de internet para sus comunicaciones

como secretaria de Estado.

Nadie sabe qué contienen

pero la duda entorno a una candidata con problemas de credibilidad,

puede debilitar sus opciones.

La campaña de Trump espera dar la sorpresa

pero no lo tiene fácil para ganar

y se ha tambaleado en varios momentos,

sobre todo por la publicación de un vídeo antiguo

en el que decía que podía hacer lo que quisiera a las mujeres

por ser una estrella.

Más de una quincena de mujeres sostienen

que Trump las besó y manoseó sin permiso en el pasado.

El escándalo ha hecho

que importantes figuras del Partido Republicano

se aparten de él, pero Trump ha seguido adelante,

contra todo y contra todos.

La política tradicional y el discurso contra las élites

se enfrentan de nuevo dentro de tres días en las urnas,

esta vez para ocupar la presidencia de los Estados Unidos.

Aunque España es un gran país

que a veces es injusto con sus artistas,

el tiempo siempre termina haciendo justicia con el talento.

Camilo Sesto es uno de los grandes de la canción.

Y en Informe Semanal se lo queremos reconocer.

A sus 70 años y millones y millones de discos vendidos,

les mostramos un personaje que ríe, llora,

se emociona y siente.

Algo de Camilo.

Más de cien millones de discos vendidos,

más de 600 canciones registradas,

la mayor cantidad de números uno en el mundo

de un cantante hispanohablante.

Así un suma y sigue de cifras apabullantes

para un artista superlativo que acaba de cumplir 70 años.

Es Camilo Sesto.

Estoy contento de todo lo que he hecho

y satisfecho porque nadie me ha obligado nunca

a componer esto o aquello, o cantar esto o cantar lo otro.

Siempre he tomado yo la decisión.

Me falta tiempo para vivir más todavía,

todo lo que he vivido lo he vivido a una velocidad muy fuerte,

pero siempre me he dejado cosas en el camino

por terminar o por hacer.

He estado dando vueltas por el mundo,

que si un mes aquí, otro mes allá.

Mi casa es el sitio donde menos he estado,

por eso ahora la disfruto tanto.

Le rodean los recuerdos de sus conciertos y producciones,

de sus premios y, sobre todo, sus canciones,

con las que ha enamorado a toda una generación.

Los rumores y las historias interminables

que de él se han contado le resbalan.

Estoy vivo, ¿no?

Estoy hablando contigo, pues cuántas veces me habrán matado

o me han achacado mil cirugías, mil no sé cuántos,

mil historias y romances y no sé cuántos.

Y quién sabe la verdad, soy yo y todo eso es falso.

Empecé en el colegio, a los cinco años, que yo no quería,

pero me hicieron ser solista del coro

de la Iglesia de los Salesianos de San Juan Bosco

y María Auxiliadora.

Me hicieron a la fuerza serlo porque a las seis,

cuando terminaba todo, la gente se iba al recreo a jugar

y yo me iba a ensayar con el piano con un cura.

Que si no cantaba, te daban con un palo en las manos.

Pon la mano, con lo cual...

Como solista actúa con "Los Botines" y, antes, junto a "Los Dyson",

con los que hizo todas las bodas y eventos de Alcoy.

"Los Botines" logran grabar algún disco

y con ellos actúa en la película "El flautista de Hamelin".

Estamos en 1967 y Camilo sería también protagonista

de "Los chicos del Preu".

Con mi propia ropa, además,

la productora no puso ni un céntimo y sólo ponía una clausula,

que me dejaran salir a las seis de la tarde

porque a las seis y media trabajaba en una discoteca de Madrid.

Canción número 8, canta Camilo Sesto.

Título de la canción: "Buenas noches".

Nunca le han gustado los concursos de televisión,

pero se dio a conocer uno de ellos en 1970.

Camilo Sesto interpreta, "Algo de mí".

Al poco llegó, por fin, su primer disco,

que fue también el primer éxito de su vida.

"Algo de mí", producida por Juan Pardo,

le marcó el camino a seguir en la música.

Enseguida demostró que era capaz de crear éxitos casi instantáneos.

Había nacido la locura por Camilo y, durante casi dos décadas,

sus canciones copaban las listas de ventas.

Canciones compuestas por él, pese a no tener estudios musicales.

No sé escribir música en chino, como decimos nosotros,

pero lo tengo todo aquí.

Sé cuándo quiero un violín, qué nota tiene que dar el violín,

el violonchelo, el bajo, la guitarra, todo.

Lo tengo todo aquí.

Lo dirijo y lo llevo a cabo.

Sorprendió a todos cuando en la España franquista de 1975,

se empeñó en estrenar la opera rock "Jesucristo Superstar".

Tuvo que arriesgar su dinero y convencer a la censura, reticente,

que revisó cada escena del musical.

Quizá por eso apenas existen imágenes grabadas en directo

en los archivos de televisión.

Nosotros también tuvimos nuestros piquetes,

nuestras cosas, y hubo censura y todo

pero si no pasaba nada de malo.

Al contrario, estaba basada en un personaje más actual

y más vigente que nadie en este mundo

y no éramos irreverentes ni nada por el estilo.

La pasión con la que interpretaba a Jesucristo convenció a todos

y supuso un antes y un después en la carrera de Camilo Sesto,

que le facilito el camino para conquistar otros mercados.

En México me costó lo mío entrar,

compuse la canción "¿Quieres ser mi amante?"

y las colas daban la vuelta al edificio donde actuábamos,

tres y cuatro veces.

Todos para entrar a ver al cantante de "¿Quieres ser mi amante?"

La prensa rosa le atribuyó amores, desamores, aventuras y desventuras.

Pero su pasión ha sido la música, su hijo y su familia.

Es hablar de un tema que me entra el nudo, qué le voy a hacer.

Este padre y madre, para mí son, están aquí y estuvieron allí

y son un gran ejemplo para mí.

Un ejemplo que él ha querido transmitir al hijo

que tuvo con una fan mexicana en 1983.

Por él decidió retirarse momentáneamente

del mundo de la música.

No me importaría que volviera a trabajar,

pero a mí me gustaría más que se quedara en casa

y que jugara conmigo más, pero si tiene que trabajar,

es lo que le gusta más y si tiene que trabajar

y tiene que hacerlo y le gusta, que vaya, yo estoy orgulloso de él.

Durante casi diez años le dedicó todo su tiempo.

No le dirigió hacia la música pero ha sido inevitable.

Hijo, no tenías otra cosa que hacer más que cantante,

te has puesto un listón muy alto.

Pero, en fin, si es eso lo que quiere ser,

tiene ese consejo que te decía antes:

sé el mejor y, si eres mejor que tu padre, mejor.

Fueron años en que lo mismo rodaba en la NASA

una canción a las órdenes de Lazarov,

que triunfaba en varios continentes, cantaba en diferentes idiomas

o llenaba teatros como el Madison Square Garden.

Ha sido excesivo en muchas cosas y generoso con sus fans,

a los que venera y extraña.

No, no, yo besos no quiero.

Mis fans.

Yo soy fan de ellos,

porque lo hacen todo de una manera libre, voluntaria,

y no hay dinero para pagar eso.

Lo importante, nuestra meta desde el club de fans,

es que en Alcoy se le reconozca, tal y como se merece.

Yo, realmente, crecí escuchando su música.

Es que las canciones no pasan de moda.

Sus letras son totalmente vigentes.

Yo me guardaba el dinero para ir a verlo,

no tocaba ese dinero

porque era expresamente para escucharlo en la gala.

En su apabullante repertorio musical,

algunos temas son casi himnos

que siguen cantándose en karaokes, fiestas y discotecas.

Canciones en las que siempre hay algo de Camilo.

Yo soy Camilo.

Y soy Camilo antes, durante y después.

Arriba del escenario y abajo del escenario.

Soy el mismo.

Soy una persona de pueblo, pero, qué pueblo, ¿eh?

Soy alcoyano.

Tienes más moral que el Alcoyano, pues ése soy yo.

Nada más.

Les dejamos ya con lo mejor de Operación Triunfo en la 1,

y con la programación del Canal 24 horas

y del Canal Internacional de TVE.

Pueden ver de nuevo los reportajes de Informe Semanal

en la web de RTVE.

Gracias.

Y nos vemos el sábado 19,

porque el próximo sábado 12 juega la selección en TVE.

Adiós.

  • Informe Semanal - 05/11/16

Informe Semanal - 05/11/16

05 nov 2016

El nuevo gobierno de Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya ha elegido a su nuevo gabinete compuesto por un total de 13 ministerios. La composición del nuevo gobierno, los retos de la legislatura y todo el engranaje de la nueva política que deberá llevar a cabo el Gobierno de Rajoy negociando en el Congreso sus medidas, es analizado para Informe Semanal.

EEUU y el mundo en vilo
El próximo martes Estados Unidos elegirá a la persona que ocupará la Casa Blanca durante los próximos 4 años. La demócrata Hillary Clinton frente al republicano Donald Trump.

Algo de Camilo
Camilo Blanes Cortés, conocido en el mundo del espectáculo por su nombre artístico, Camilo Sesto, recibirá el próximo 18 de noviembre un gran homenaje en su localidad valenciana de Alcoy recién cumplidos los 70 años. Recibirá la Medalla de Oro de la ciudad y se le nombrará Hijo Predilecto.

ver más sobre "Informe Semanal - 05/11/16" ver menos sobre "Informe Semanal - 05/11/16"
Programas completos (475)

Los últimos 3.117 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos