www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4341561
Para todos los públicos Informe Semanal - 02/12/17
Transcripción completa

Hola, saludos a todos

y gracias por acompañarnos en Informe Semanal.

Las elecciones que se celebran en Cataluña el 21 de diciembre

suponen la solución democrática de las urnas

frente al desafío ilegal separatista.

Aunque las formaciones concurren por separado,

la disputa se dirime

entre el bloque independentista y el bloque constitucionalista.

Gane quien gane,

los tribunales siguen investigando el incumplimiento de la Ley

en tanto que desde la política

se apela a la defensa de las ideas desde la legalidad.

El 21-D, además de una fecha electoral

es una cita con el futuro.

La maquinaria está en marcha.

Quedan 19 días para que Cataluña decida su futuro

en una consulta en las urnas

bajo el marco legal de la Constitución.

Unas elecciones autonómicas que se disputan ya en las encuestas

avanzando un resultado que, según los expertos,

está tan ajustado que cualquier acontecimiento,

injerencia externa o error estratégico,

podría cambiar el horizonte político de Cataluña.

-El elector tiene, mayoritariamente, la sensación

de que el 21 puede ayudar

a solucionar, un poco, la situación actual,

pero que el procés, en el que han vivido instalados,

en especial, los últimos meses, no va a terminar el día 21,

sino que, como ellos mismos te dicen, esto va para largo.

-El 80 % de los catalanes dice, ahora mismo,

que con total seguridad va a ir el 21 de diciembre,

pero, de ese 80 %, un 25 % dice que todavía no tiene decidido

a qué partido o a qué opción política lo haría.

Una cita electoral donde se vislumbra la dicotomía

entre separatistas o constitucionalistas

como mensaje principal sobre cualquier otro.

-Todo va estar condicionado

porque los independentistas van a intentar hacer de estas elecciones

un nuevo plebiscito sobre su proyecto

ante el fracaso estrepitoso de la DUI

y la intervención rápida del Estado.

-El debate está abierto en lo que está abierto

y lo que está abierto es esa confrontación

respecto al futuro de Cataluña:

independencia o continuidad en España,

con las fórmulas intermedias que pueda haber

y desgraciadamente, tampoco veo

que haya una oferta de fórmulas intermedias;

de terceras vías, para entendernos.

Unas elecciones que prevén record de participación.

Por encima del 81 %, sin listas unitarias

con presencia de candidatos, como ex consejeros,

por el momento, encarcelados y huidos,

condición en la que se encuentra también el expresidente Puigdemont,

formando parte de las listas separatistas

de Esquerra y Junts per Cataluña.

A la campaña electoral se presentan 17 candidaturas,

seis más que en 2015,

en busca del medio millón, aproximado, de electores indecisos,

cuyos votos marcaran el desenlace de la batalla autonómica.

GAD 3 y Metroscopia, consultoras de opinión,

ya le están tomando el pulso a los electores.

-A los sociólogos nos supone un reto, como nunca hemos tenido,

pero, a la par, tenemos la tranquilidad de saber

que el elector que está votando es el catalán

que es uno de los más comprometidos y uno de los que siempre

nos ha respondido mejor a las encuestas.

-Bueno, se puede ver como es el perfil de ese decidido-indeciso,

aunque en el caso concreto de Cataluña, ahora mismo,

sería el de una mujer que reside en la provincia de Barcelona,

que es mayor de 65 años,

que no se siente identificada con ninguno de los partidos,

actualmente presentes en la política catalana,

pero, sin embargo, en 2015 también acudió a votar y votó,

bien por Junts per Si, bien por el PSC.

-El próximo 21 de diciembre

se celebrarán elecciones en Cataluña,

¿acudirá usted a votar? Sí, no.

-No, no. Yo sí que voy a votar.

-¿Por cuales es más probable que usted acabara votando?

-Pues yo por...

Esta fue una grabación real, improvisada y al azar,

durante la realización de este reportaje.

Según las empresas demoscópicas,

existe margen para incrementar la participación electoral,

en las ciudades más pobladas, que podría llegar al 84 %.

Según los expertos,

el aumento favorecería a uno de los bloques.

-El resultado va a ser muy ajustado,

que ese incremento de participación de 4 puntos

va a beneficiar a los partidos no independentistas

pero, no en grado suficiente como para garantizarles

que el independentismo tenga una mayoría en escaños.

En la medianoche del lunes al martes 5, arranca la campaña,

velando la Junta Electoral

por la transparencia, objetividad y neutralidad,

mandando retirar la pancarta

de libertad para los presos políticos

del Ayuntamiento de Barcelona porque afecta, según la Junta,

a la neutralidad de esta institución pública.

Tampoco podrán llevar el lazo amarillo

los miembros de las mesas electorales,

porque se identifica con la opción independentista.

-La Junta ya ha dado algunas instrucciones.

Por ejemplo, le hizo quitar un cartel

al Ayuntamiento de Barcelona donde hablaba de presos políticos.

Ha dado instrucciones a TV3 para que cuiden la neutralidad,

para que no hablen de Gobierno catalán en el exilio

o para que no hablen de presos políticos.

En la medida en que las decisiones o los mandatos de la Junta Electoral

se cumplan, serán creíbles las elecciones.

En todo caso, quién habla finalmente es el pueblo catalán

y es el que decide, en medio de todas las tensiones,

en medio de todas las incertidumbres.

-Se van a producir unas elecciones autonómicas normales

con sus matices, que es evidente;

unos matices, por cierto, provocados por el independentismo,

no por el estado, sino por el independentismo,

pero que de lo que se trata,

y lo que van a hacer estas elecciones,

es traer otra vez la normalidad a Catalunya.

Al nudo gordiano de la política catalana,

Carles Puigdemont, ex presidente huido de la Generalitat,

le ha agregado el componente eurófobo,

al plantear una consulta para que los catalanes decidan

si se marchan de la UE.

Declaraciones matizadas después.

-Es verdad que luego él se desdijo y dijo que es muy europeista,

pero la propuesta estaba hecha y esto, desde luego,

no ha sentado nada bien en su partido,

porque yo creo que es un disparate.

El 15 de diciembre será la fecha tope

para que las consultoras de opinión ofrezcan los últimos datos

sobre intención de voto.

Según las consultoras,

la alta movilización que hay en Cataluña,

minimizará el impacto de las RR.SS.

-Si realmente hubiéramos visto, hace tres meses,

que la intención de participar fuera del 50 %,

sabríamos que hay otro 50 % al que se le podría movilizar;

pero, en este caso, como es tan elevado,

cercano al 80 %, se ve un poco ajeno al ruido

y tiene decidido su voto.

Creemos y así lo vemos,

no en las encuestas nuestras últimas,

sino a lo largo de estos últimos años,

tiene el voto bastante decidido.

-No descarto ningún golpe de efecto,

incluso la llegada, en cualquier momento,

del señor Puigdemont a España, si se lo permite Bélgica,

porque, en este momento,

Bélgica le ha prohibido salir del territorio.

Eso tendría efectos políticos importantes,

porque si se presenta en España, tendría que ser detenido

y sería una complicación más.

El previsible empate técnico entre bloques

aboca a un escenario poselectoral de pactos y coaliciones.

Los partidos contendientes se han mostrado, en un principio,

reacios, pero estarían obligados,

si quieren evitar nuevas elecciones en marzo.

-Yo creo que ya empieza a haber ciertos movimientos

que van perfilando

algunas posibles alianzas para después.

Yo creo que Iceta va a intentar ser la persona que,

sabiendo que no va a ser la que obtenga más votos,

va a poner sobre la mesa

que es la persona que, quizá, menos rechazo concita del resto.

y por tanto, puede ser una alternativa, una especie de eje

sobre el que pivotar una alianza que veremos hasta dónde llega,

que pueda arrebatarle el Gobierno a los independentistas.

El recurso de Podemos ante el Constitucional

contra la aplicación del 155 en Cataluña

se ha anunciado

poco antes del comienzo de la campaña electoral.

-Supongo que tendrá un papel importante,

la coalición de los Comunes que van unidos con Podemos,

si mejoran un poco en las encuestas,

porque no están teniendo un buen resultado, ahora mismo.

Esa es la única transversalidad que yo veo, en este momento,

y podría tener un papel importantísimo en el futuro.

Un punto de partida para el futuro de Cataluña y España,

bajo el marco de la legalidad,

para dinamizar la actividad política parlamentaria

y reactivar una economía de Cataluña que,

según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal,

podría sufrir una recesión,

por el enquistamiento del problema político.

La OCDE ha alertado esta semana de que la crisis de Cataluña

puede frenar el crecimiento.

Por tanto, el coste del desafío ilegal separatista

hay que medirlo en términos económicos,

además de en términos políticos, judiciales y sociales.

Los expertos van más allá

de la financiación de los referéndums del 9N y el 1O,

el pago de fianzas o las Embajadas catalanas.

Hablan de la fuga de empresas, turismo, empleo,

la mayor deuda autonómica, el PIB y su impacto real

en la economía española.

"La factura del desafío", en Informe Semanal.

Analistas, agencias de calificación de riesgo,

instituciones como el Banco de España,

el Fondo Monetario Internacional o, esta misma semana,

la propia OCDE, vienen avisando desde hace tiempo:

la crisis política abierta en Cataluña

tiene y tendrá consecuencias económicas de enorme calado.

Va a haber, desgraciadamente, un coste económico ineludible,

su magnitud va a depender de la evolución de este desafío

en los próximos meses, y se puede afirmar con rotundidad

que el coste será mucho más intenso para Cataluña

que para el resto de España.

Algunos sectores han registrado ya las primeras inferencias,

como la bajada del cuatro por ciento

en las ventas del comercio minorista,

el treinta por ciento en la venta de coches en concesionarios,

casi el cinco por ciento en las reservas hoteleras

y el catorce por ciento en facturación turística.

Estábamos en una situación óptima delante de Europa

y ahora la estamos mermando, pero lo que sí estamos mermando,

y mucho, y perjudicando y demostrando que se ha perjudicado

y no se puede ocultar, es el daño que se está haciendo

entre los propios catalanes.

En las semanas previas al referéndum ilegal,

los pedidos a la industria catalana crecían apenas un dos por ciento,

cuando en Madrid superaban el setenta por ciento,

lo mismo que las ventas de pisos y el alquiler,

que han reducido en octubre su actividad

entre un quince y un veinticinco por ciento,

según los datos de promotores e inmobiliarias

que operan en Cataluña.

Vemos, por ejemplo, que las inversiones en Cataluña

se están retrayendo por debajo del nivel habitual.

Luego, en la parte inmobiliaria,

se puede decir que hay una caída importante,

también en edificios singulares e, incluso, en zonas industriales.

A medio plazo, advierten los expertos,

empezarán a notarse los efectos de la congelación de las inversiones

y, de mantenerse un escenario de tensión,

el PIB del Estado del próximo año

podría retroceder hasta tres décimas por Cataluña

o, lo que es lo mismo, perder unos tres mil millones de euros.

Los datos de paro de octubre han sido pobres, desde luego,

y los datos de comercio minorista, los datos de turismo,

todos ellos han indicado un impacto muy fuerte

de esta crisis constitucional.

Por otro lado, está el coste directo sobre las arcas públicas,

generado por diferentes conceptos:

desde lo invertido en la organización

de los referéndums ilegales,

hasta el despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

desplazados a la región durante todo este tiempo,

entre otros gastos.

La suma final resulta difícil de calcular a día de hoy,

pero nadie pone en duda que tanto Cataluña como el resto de España

deberán afrontar un alto coste en una factura todavía por cerrar.

Naturalmente que hay una factura, claro que la hay.

Es muy difícil cuantificarla

si se quiere hacer con un gran rigor metodológico, muy complicado.

Es decir, la factura es de tantos cientos de miles de euros.

Ahora bien, hay una factura cuantitativa y cualitativa, seguro,

que afecta al empleo, es decir, las perspectivas

de contratación de empleo van a ser menores.

Una factura que se ha visto en el empleo.

Llevábamos un periodo de creación de empleo muy importante

y ese entorno se ha revertido de una manera relevante,

y es que, además, casi un veinticinco por ciento

del desempleo que ha aumentado en octubre viene de Cataluña.

Cataluña, por tanto, tiene un daño inmediato.

El resto de España, si al final la preocupación fuera tan grande

para que saliera capital fuera de España, también sufriría,

pero menos, porque una parte de lo que saliera fuera de Cataluña

vendría al resto de España, mientras que no habría en absoluto

ninguna empresa, ningún recurso económico que se trasladara

del resto de España a Cataluña.

El procés ha dado una imagen internacional de Cataluña

de un lugar inseguro desde un punto de vista jurídico

y desde un punto de vista fiscal.

Y eso hace que un inversor, evidentemente,

va a tener que pasar mucho tiempo para que se plantee

que esa seguridad está garantizada.

Este economista y profesor catalán ha puesto en marcha un proyecto

para dar voz a cientos de empresarios y directivos

que viven en primera persona todo esto.

Mientras se procesan los últimos datos,

Trías de Bes adelanta algunas de las primeras impresiones

que deja este amplio estudio.

Un porcentaje muy alto de directivos

que decían que iban a hacer sus presupuestos empresariales,

que tienen que ver puramente con sus stocks, con su demanda,

sus presupuestos del año que viene no los iban a hacer

hasta no ver cómo se constituía el Govern.

Entonces, esto es tremendo, si lo piensas,

decir que haya un directivo, un empresario

que, a lo mejor, trabaja en el sector, yo qué sé, textil,

¿qué tiene que ver realmente con la composición parlamentaria

de un Gobierno autonómico?

Lo que se está diciendo: yo no tomo ninguna decisión

hasta no ver cómo se componen

las fuerzas políticas parlamentarias catalanas

Hasta la fecha son casi tres mil las empresas

que han cambiado su sede social a otras ubicaciones

fuera de Cataluña, casi mil también la sede fiscal,

entre ellas La Bruixa d'Or.

Pueden decirte, todavía quedan cien mil empresas,

no, no, no nos confundamos, las tres mil quinientas empresas

más importantes de estas cien mil que podamos tener, se han marchado.

O sea, el ochenta por ciento se ha marchado.

No nos engañemos, una vez más, a nosotros mismos,

no nos dejemos engañar una vez más por políticos

que van a cambiar de forma de pensar mañana o pasado,

o tres veces durante estos días.

Si hay una multinacional

que pudiera estar pensando en instalarse en Cataluña

y se están yendo las propias empresas catalanas,

¿cómo va a instalarse una multinacional en Cataluña?

No podrían defender esa decisión ante sus consejos de administración,

por tanto, tiene un coste inmediato, ciertamente.

La propia Generalitat de Cataluña trabajaba activamente,

como no podía ser de otra forma, para atraer la sede de empresas

a su territorio, porque todo el mundo sabe que eso es positivo.

Entonces, el debate no existe, no existe,

y el que lo haga y el que diga que es irrelevante

está, literalmente, bueno, pues engañando.

No es irrelevante dónde está la sede, la sede legal,

y mucho menos la fiscal de una empresa.

A medio y largo plazo,

la financiación es el factor más frágil,

pues parte de una deuda calificada como bono basura por agencias,

en una autonomía que acumula, además, obligaciones millonarias

con el Estado.

Cataluña debe, en estos momentos,

unos doscientos setenta mil millones.

Doscientos mil de lo que sería la parte proporcional

de deuda pública en función de su economía, de su PIB,

y setenta mil, ochenta mil, de préstamos

de hace cuatro años para acá del Fondo de Liquidez Autonómica.

Claro, es una barbaridad.

Una barbaridad que impide el nacimiento

de cualquier identidad política,

porque antes habría que pagar todo eso.

Finalmente, todos los analistas coinciden:

se puede revertir la tendencia a positivo,

pero solo será posible en un marco que garantice la estabilidad

y la seguridad jurídica plena.

El problema es si se enquista,

si se enquista eso durante mucho tiempo,

ya no es una cuestión de congelación,

ya es una cuestión en la que empieza a haber problemas de solvencia.

Porque, claro, una empresa, un autónomo, un pequeño comercio,

a lo mejor puede soportar una caída en las ventas, un mal mes,

en un entorno razonable, pero ¿cinco, seis, diez meses

de caída de las ventas, de pérdida de clientes,

de sangría en el empleo?

La desaparición de un submarino argentino con 44 tripulantes a bordo

se ha vivido en todo el mundo como una tragedia propia y cercana

por su interés humano y por su dramatismo.

Informe Semanal ha reconstruido la historia del Ara San Juan

a partir de los testimonios de familiares de la tripulación,

de expertos y de un profundo conocedor de dicho submarino.

La última inmersión nos lleva al fondo de un misterio

con desenlace fatal.

Esta es una de las últimas imágenes de la tripulación del San Juan.

Son 44 submarinistas, auténticos,

elegidos en un país con 7000 km de costa

pero con sólo 3 sumergibles.

Patrullando en el control de la pesca ilegal

cerca del límite de las aguas territoriales,

el San Juan, tras zarpar de Ushuaia

en dirección a la base de Mar del Plata,

informa de dificultades a la altura del Golfo de San Jorge,

más de 400 km mar adentro.

Se trata de un problema en las baterías de proa

como consecuencia de la entrada de agua

por el llamado tubo de esnórquel.

Pero también, y esto sólo se supo está última semana,

el capitán alerta de un cortocircuito

y posterior incendio.

Había una gran concentración de personal,

justo en un lugar letal,

o sea el dormitorio del personal, el comedor del personal y la cocina

están exactamente arriba del tanque de batería de proa.

Sin embargo en Buenos Aires no consideran la situación

de emergencia máxima

y ordenan al submarino seguir la ruta prevista,

funcionando con las baterías de popa.

Tres horas después se detecta justo en esa zona una explosión.

La recogen los sensores de Naciones Unidas

encargados de detectar pruebas nucleares.

Pero ésta no es una explosión nuclear.

Se recibió una información que fue un evento anómalo,

singular, corto, violento y no nuclear

consistente con una explosión.

Esta misma información la reciben los familiares en persona,

minutos antes del comunicado oficial, y se derrumban.

Al momento no hay indicios fehacientes

que nos permitan extraer conclusiones

y hasta no tener evidencia concreta, continuaremos buscando.

Mataron a mi hermano porque lo sacan a navegar en un alambre,

yo estuve en la Armada.

El almirante González me dio la mano y me dio sus condolencias, su pesame

y me habló en pasado, que mi hijo fue un gran marino.

A partir de aquí la crisis, toma varios derroteros.

Por un lado, el principal, el de esas familias,

que o bien asumen ya lo peor, o por el contrario,

se agarran a la fe,

frente a todas las evidencias de la tragedia,

que serían incompatibles con la vida.

Por otro lado, la sociedad argentina descubre de repente

que sus buques son viejos,

que sus Fuerzas Armadas están obsoletas

y que Argentina es el país de Sudamérica

que menos invierte en defensa.

Yo creo que la Armada no tiene la culpa,

creo que ninguna de las fuerzas tiene la culpa,

si hay que buscar un culpable es el Gobierno que no invirtió,

que los desamparó tanto a las FF.AA.

como prefectura, policía.

Para los Vallejo, la Armada es su familia.

El padre fue marino,

y bautizó a otra de sus hijas como Malvinas,

la guerra en la que luchó.

Los marinos siempre a una hija la llaman Estela Maris

por nuestra virgen del mar

y bueno yo tuve la necesidad de ponerme Malvinas

para que eso quede en la familia.

Luisa, madre de Gabriel, tripulante del San Juan,

también reprocha lo que a su juicio es un desprecio a la Marina.

Esto que ha pasado es consecuencia del Estado,

de los malos recursos que se le han dado a la Armada,

eso es, ni el alto mando de la Armada,

ni nadie, tiene la culpa; no, no culpemos a ellos.

El San Juan es viejo.

Muy viejo.

Fue construido en 1985 en Alemania.

Acometió la llamada reparación de media vida entre 2008 y 2014.

Seis años que inicialmente iban a ser tres.

La puesta a punto permitiría otros 30 años de vida.

Hoy estamos viendo los resultados, estamos viendo las reparaciones,

estamos viendo el crecimiento

y lo estamos viendo nuevamente en nuestro submarino San Juan

que es igual a su gemelo Santa Cruz y del Salta.

Hoy tenga terminados sus trabajos mayores.

Comienza su etapa de alistamiento

y en diciembre, pato al agua funcionando.

Horacio, exsubmarinista,

conoce como pocos los sumergibles argentinos.

Navegó años en el San Juan.

Y mandó su gemelo, el Salta.

Y lo primero que tiene claro es que lo que le pasó al San Juan,

le pudo haber sucedido también a un submarino

recién salido del astillero.

No tiene absolutamente nada que ver lo que pasó

con el estado de alistamiento del material del buque.

O sea lo que le pasó a este buque reparado hace pocos años

a uno en mal estado y a uno nuevo.

Es decir, se sumaron varias cosas.

Hace años dejó la Armada, ahora dirige una empresa,

pero conforme avanza la conversación emergen el marino,

y la empatía hacia los 44 del San Juan.

Lo que yo creo que sucedió

que fue este cortocircuito de barras de batería

y generó una liberación de hidrógeno sobre las baterías

por un arco voltaico

y eso produjo la explosión que se escuchó luego.

Nosotros sabemos que ésta es una profesión de riesgo,

nuestras familias lo saben, pero forma parte de nuestra locura.

Han pasado 34 años del final de la dictadura militar

y su feroz represión.

Pero no parece que el país haya superado aún

lo que parece una traumática relación con las Fuerzas Armadas,

porque para millones de argentinos,

los militares siguen siendo simplemente los milicos.

Pero en la Argentina de hoy, sin enemigos externos reales,

cumplen, afortunadamente, otro rol.

Rosendo Fraga,

descendiente de una familia de militares desde el siglo XIX,

y director del "Think tank: Nueva Mayoría",

especializado en defensa,

cree que esa hostilidad está muy enraizada,

y que se traduce en pocos fondos del presupuesto.

Hay un punto de que Argentina tiene desinversión

en materia de defensa muy importante.

El 90% del equipamiento tiene entre 30 y 50 años

y en esto, quizá no el presidente Macri,

pero sobretodo en los primeros años

y yo creo que esto hay que comprenderlo

desde el punto de vista político, una cierta hostilidad.

Las Fuerzas Armadas han hecho seis golpes,

han ocupado el poder desde 1930 en seis oportunidades,

han interrumpido gobiernos constitucionales seis veces

y entonces hay que contener su influencia, su poder,

y esto ha derivado en una reducción de presupuestos y desinversion.

La Armada desde aquella mañana en la que más de un oficial

reconoció a los familiares la realidad de la tragedia

estuvo varios días extremando el cuidado

a la hora de utilizar unas palabras u otras, hasta que el jueves,

reconoció lo que todos intuían y pocos se atrevían a decir.

Ha llegado al doble de la cantidad de tiempo de posibilidades

para poder rescatar.

A partir de ahora, se supone

que sin la presión de tener que encontrar a alguien con vida,

las labores serán únicamente de búsqueda del submarino,

pero incluso eso podría no realizarse.

Sucede que la zona está en el borde de la plataforma continental.

Si cayó más allá sería complicado incluso localizar el San Juan.

Es casi imposible encontrar algo positivo

en medio de tanta desgracia, pero al menos ha servido

para humanizar a la institución, a la Armada,

o más bien habría que decir, a sus soldados, a los marinos,

a los 43 hombres y una mujer a los que se llevó el Atlántico Sur.

  • Informe Semanal - 02/12/17

Informe Semanal - 02/12/17

02 dic 2017

21-D, cita con el futuro
Cataluña está citada con las urnas el próximo 21 de diciembre a unas elecciones autonómicas convocadas por el Gobierno tras la aplicación del artículo 155. Unos cinco millones y medio de ciudadanos tienen derecho a voto. 'Informe Semanal' ha entrevistado a Narciso Michavila, presidente de GAD 3 y a José Pablo Ferrándiz, investigador principal de Metroscopia, para pulsar la intención de voto del electorado catalán.

La factura del desafío
'Informe Semanal' hace cuentas de lo que está suponiendo la salida de empresas, la congelación de inversiones, la caída del turismo, la bajada de ventas de vehículos o el retroceso en el comercio minorista en Cataluña.

La última inmersión
Se cumplen dos semanas sin noticias sobre la desaparición del submarino ARA San Juan, perteneciente a la Armada argentina cuando navegaba por el Atlántico Sur. Las últimas informaciones indican que el ARA podría encontrarse más lejos de la costa argentina de lo que se pensaba y más próximo al talud continental y la fosa abisal.

ver más sobre "Informe Semanal - 02/12/17 " ver menos sobre "Informe Semanal - 02/12/17 "
Programas completos (474)

Los últimos 3.113 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos