Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

1752627 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
Para todos los públicos Imprescindibles - Picasso y Barcelona (Picasso infinito) - ver ahora
Transcripción completa

En la primavera de 1958,

Picasso sigue cambiando el mundo del arte

desde su villa de la Costa Azul.

Hace tiempo que la crítica, el mercado y el público

lo consideran el artista más influyente del siglo XX

Pero en su país, son pocos los que conocen su trabajo

Su obra, apenas puede verse en España,

porque para el régimen de Franco simboliza la modernidad

y los valores contra los que el dictador se alzó en armas.

Tras casi veinte años de exilio voluntario

y protesta contra la dictadura,

el divorcio con su país parece ya definitivo.

Picasso, a punto de cumplir 77 años,

tal vez, es consciente de que nunca regresará a España.

Pero en el mes de marzo recibe la visita de dos hombres

que no se resignan a aceptarlo.

Los primos, Joan y Miquel Gaspar

son dos prestigiosos galeristas de arte

que desde hace un tiempo frecuentan la villa con asiduidad.

Han expuesto en su galería de Barcelona

algunos grabados de Picasso en muestras colectivas

y otras individuales de menor importancia.

Se han ganado la confianza del pintor

y están preparados para trabajar en algo nuevo.

Una propuesta más audaz y difícil de realizar.

Se trata de celebrar en España la primera gran exposición monográfica,

con óleos de Picasso, desde el estallido de la Guerra Civil.

Una exposición que se convertirá en el primer acto de una historia

que parece increíble.

La historia casi milagrosa, de como Picasso,

el militante comunista más destacado de Occidente,

donó más de mil obras, a una ciudad gobernada,

por un alcalde franquista.

En aquélla visita a la villa de Picasso,

en la que comienza esta historia.

Joan y Miquel Gaspar estuvieron acompañados por algunas personas más.

El pretexto para emprender el viaje desde Barcelona

era acompañar hasta Cannes, a una cocinera española,

que iba a trabajar para el pintor.

Elvira Ferreras, esposa de Joan Gaspar

se encargó de seleccionar a la persona indicada para el puesto

y viajó junto a su marido para presentársela a Picasso.

A la expedición, se unió una de sus mejores amigas;

la ilustradora, Marcé Llimona,

con su marido y su hijo de 13 años, Rumae Escalas.

Como siempre, Picasso trabaja en su estudio

y el grupo es recibido por Jacqueline, la esposa del pintor

y por Jaume Sabartes;

su secretario personal y amigo de juventud.

Hacía más de sesenta años de aquello.

Pero Picasso todavía recordaba con emoción los años que vivió

en la ciudad de Barcelona.

Fueron solamente nueve, pero determinantes para él.

Los años en los que muchas cosas sucedieron en su vida.

El 21 de septiembre de 1895,

la familia Ruíz Picasso llega a Barcelona.

El padre, don José Ruíz Blasco,

es conservador de museo y profesor de dibujo y pintura.

Ha permutado su plaza,

para enseñar en la Escuela de Bellas Artes de La Jolla.

Y junto a su mujer, María Picasso, y sus dos hijos: Pablo y Lola

se ha mudado desde La Coruña,

para emprender una nueva vida en la ciudad.

Pablo solo tiene 13 años,

pero su talento natural para el dibujo no ha pasado desapercibido

Sobre todo para su padre,

que pretende para él una formación académica y tradicional.

Es el alumno más joven de su curso en la escuela de arte.

Su vida transcurre ordenadamente entre la formación académica

y la compañía de su familia.

Pero pronto conoce a Manuel Pallares.

Pallares era el amigo de los primeros momentos.

Juntos estudiaban en la Escuela de Bellas Artes,

compartían salidas nocturnas;

en los bares, espectáculos de la noche barcelonesa

y hay que tener en cuenta que en esa época,

Picasso tenía solo 13 años

y Pallares 18, por tanto, esta diferencia de edad,

en esos momentos implicaba que, Pallares

era una especie de mentor del joven Picasso

y de alguna manera fue quien le introdujo en los ambientes,

no solo mundanos, sino también artísticos barceloneses de la época.

En poco tiempo la modernidad ha llegado a Barcelona.

La Revolución Industrial y el derribo de sus antiguas murallas

le han transformado en una gran urbe.

Una nueva ciudad del siglo XX,

con el progreso tecnológico y la masificación está naciendo.

Y Picasso, retrata ese momento de cambio;

de transición entre dos mundos.

En contraste con este Picasso...

joven, cronista de una ciudad de hierve;

tenemos otro Picasso que se interesa por espacios de recogimiento

y el resultado de ellos son alguno de los mejores paisajes barceloneses

como son, "Claros de luna" de las azoteas de la ciudad,

o por ejemplo, oleos de claustros;

como el de Sant Pau del Camp o el de la catedral de Barcelona.

En su tiempo libre pinta de manera compulsiva, todo lo que le rodea.

Retratos de su familia y paisajes urbanos,

que con el tiempo,

se convertirán en una crónica visual de una Barcelona, que ya no existe.

En la escuela,

su padre vigila de cerca su formación.

Aprende muy rápido y parece que no tendrá problemas

para desarrollar una carrera en los círculos oficiales del arte.

Picasso es un artista formado en el siglo XIX

y formado en la idea, de que, copiando, mirando,

estudiando los clásicos

se está aprendiendo y se es mejor artista.

Y esto es una constante a lo largo de toda la carrera.

De manera que, igual que de joven,

de mayor retirado en la californi;

vuelve a Monet, vuelve a Velázquez,

vuelve a de la Croat, entre otros artistas.

En la calle de la Plata, a poca distancia del domicilio familiar,

su padre le alquila un estudio.

-El primero de los seis que Picasso tuvo en la ciudad-.

Siguiendo los pasos trazados por su padre,

Picasso presenta "Ciencia y Caridad",

en la exposición nacional de Bellas Artes de Madrid.

Un certamen oficial en el que obtiene una mención de honor.

Poco después, se matricula

en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

La más prestigiosa del país.

Tras pasar unos ocho meses en la capital alejado de su familia,

Picasso contrae la escarlatina en junio de 1898

De regreso a Barcelona y por prescripción médica

se retira al campo para recuperarse de la enfermedad.

Su excompañero de clase, Manuel Pallares

le invita a su casa de Horta de Sant Joan,

un pequeño pueblo de la provincia de Tarragona,

en el que Picasso pasará unos meses decisivos para su carrera.

Conecta rápidamente con el nuevo ambiente.

Vive en plena naturaleza y comparte la vida con la gente del lugar

esta integración se traduce en sus dibujos y pinturas.

No había terminado su formación básica

tenía menos de 18 años y probablemente,

muchas dudas sobre su futuro.

Pero quizá fue entonces, cuando Picasso decidió

que tipo de pintor no quería ser.

Si hubiésemos de establecer un momento determinado, de cual,

se produce la transición entre alumno de Bellas Artes y artista;

este digamos es un paso difícil de conceptualizar,

pero, de alguna manera podría decirse

que fue en Horta donde se produjo ese momento.

Año más tarde dirá a sus biógrafos: Todo lo que sé lo aprendí

en el pueblo de Pallares.

Tal vez por eso de regreso a Barcelona

deja de acudir a las clases de La Jolla

y comienza a frecuentar los círculos en los que se mueven los artistas

del modernismo catalán.

El arte nuevo en Barcelona era el Modernismo.

Un movimiento de vocación renovadora,

liderado por artistas como: Ramón Casas y Santiago Rusiñol

Dos pintores que importaron de París una estrategia

que estaba cambiando para siempre la historia del arte catalán.

Picasso comprende rápidamente el alcance revolucionario

de la nueva estrategia,

y comienza a frecuentar la bohemia artística de la ciudad,

que en "Els Quatre Gats".

Un café de inspiración francesa

donde conocerá a muchos de sus mejores amigos.

De esta manera surge la idea y se celebra en Els Quatre Gats,

la primera exposición en la carrera artística de Picasso.

En la que en contraposición a la obra de Casas,

retrata a sus amigos.

Un grupo de jóvenes artistas, que practican cierta bohemia.

Un grupo de artista noveles, incipientes;

ninguno de ellos, en principio, era un artista consagrado

poco a poco fue conociendo a los consagrados.

Este grupo de artistas básicamente tenían como intención

consagrarse en el mundo del arte y,

dar ese paso a la vieja generación modernista,

representada por los grandes artistas como, Santiago Rusiñol y Ramón Casas.

En la Vanguardia del 3 de febrero de 1900,

Picasso pudo leer una mención a su nombre y a su obra.

Un joven, casi un niño, Ruiz Picazo

ha organizado una exposición de dibujos y notas de color

en Els Quatre Gats.

En todas las obras expuestas,

hace alarde de una facilidad en el manejo del lápiz y del pincel.

Dominando por ende, en aquéllas como principal condición

la garbosidad en el trazo.

Aquélla modesta exposición de dibujo sobre las paredes de Els Quatre Gats

fue la primera que Picasso realizó en solitario.

Tuvo cierta repercusión entre la crítica y la prensa.

Pero lo cierto es que no recibió muchas visitas.

La muestra con la que Picasso obtuvo el éxito entre gran público

y el reconocimiento social en Barcelona,

tardaría muchos años en llegar.

Fue en noviembre y diciembre de 1060

Habían pasado unos pocos años desde que Joan y Miquel Gaspar

hicieran a Picasso la propuesta de la exposición.

Finalmente, todo estaba a punto.

Juan Gaspar que para estas cosas era un gran persuasor.

Obra maestro, pues bien, en Barcelona se hicieron las exposiciones

de grabados en la Gaspar.

Fueron entrando bien.

Don Pablo estaba más o menos entusiasmado,

Tenía siempre la espina.

Su había muerto en Barcelona sin poder venir.

Su hermana Lola vivía; los sobrinos vivían aquí.

Donde estaba toda la historia de Barcelona, quien la tenía,

por su ciudad su primera formación.

Picasso decía: Barcelona fue mi escuela primaria;

el bachillerato lo hice en París.

Con el tiempo y las frecuentes sesiones de trabajo,

el proyecto de la exposición ha madurado,

con una implicación de Picasso cada vez mayor.

El hizo de comisario de su propia exposición.

Y con Juan Gaspar seleccionó los óleos de su propiedad

y de su colección que quería exponer en Barcelona.

Hay una foto muy divertida,

porque Juan era también de alivio,

en la que Juan hacía de secretaria de Picasso

y está la foto, -la llevé a la exposición-

que él iba con el pantalón subido

y como entonces se llevaba la liga que sostenía,

pues él se levantó la falda, y comentaba:

mira como las secretarias que se levantan la falda para dictar.

Y él está tomando al dictado, a la máquina,

los cuadros que Picasso iba seleccionando de su propia colección

Con la complicidad de su círculo barcelonés,

formado por la familia de su hermana

y los antiguos amigos de juventud,

el proyecto de la exposición se suma a una empresa más ambiciosa

y mucho más difícil que se está gestando;

crear un museo, Picasso en Barcelona.

Los impulsores del proyecto son,

los hermanos Villatoro, sobrinos de Picasso,

su secretario, Jaume Sabartés, los Gaspar;

la familia del editor, Gustavo Ulliel,

Joan Enoc, director de museos de la ciudad

y el notario, Ramón Nuguera,

que será el artífice jurídico de la donación.

Picasso tiene una relación con Barcelona que no es abstracta.

Tiene una relación con la ciudad que vivió,

la ciudad que lo acogió y con una serie de personas.

Y en este sentido es importantísimo entender

que hay unos vínculos sentimentales, muy fuertes,

que se mantienen desde el año cuatro que él deja la ciudad,

hasta el año 70 en que hace la gran donación.

Y esta es la operación, hay un factor humano básico

y hay personas que confían en personas

y esto es lo que hace posible esta operación.

La idea surgió en aquéllos mismos finales de los 50,

cuando Sabartés ya anciano y sin hijos

comunicó a Picasso su intención de donar toda la obra

que este le había regalado,

a la ciudad de Málaga.

La gran exposición monográfica en la sala Gaspar

comisariada por el propio Picasso

se convirtió así en un paso previo de gran ayuda

para la creación del museo.

Una forma de evaluar el interés que suscitaba su obra en la ciudad.

Lo que es cierto es que la exposición se hizo

y es curioso dígase lo que se diga,

que se abriera una exposición de Picasso,

con protagonismo picassiano,

en los años 60 en Barcelona, en pleno franquismo, no era fácil.

Debía haber mucho guiño cómplice.

La exposición fue un éxito sin precedentes

y las largas colas llamaron la atención

del Gobernador Civil de Barcelona,

que no tardó mucho en informar a su superior, en Madrid.

Eran vísperas de Navidad,

y entonces, eso fue una buena jugada de los gaspares,

porque claro, en montar todo aquel despliegue

y suprimirla -prohibirla era imposible-

era muy contundente,

y entonces que dijeron: mejor integrarla.

(Voz en Off) En la sala Gaspar de Barcelona,

se ha inaugurado la exposición de treinta pinturas inéditas,

de Pablo Picasso

que constituye una parte de su obra, desde 1917 hasta la fecha.

En la selección, se hallan elegidos expresamente por el autor,

diversos momentos definitorios de la producción picassiana,

sin olvidar la modalidad llamada, Cubismo Sintético.

El éxito de público de la exposición

convence a Picasso de que la ciudad no le ha vuelto la espalda.

A pesar de que ni social ni culturalmente se parece en nada

a la Barcelona que él recuerda.

La ciudad renaciente y convulsa en la que Picasso descubrió modernidad

y forjó su talento,

era un lugar repleto de contradicciones y desigualdades,

donde la vida podía resultar muy dura.

Pero también era un espacio de libertad, diálogo y creatividad,

donde todo era posible.

Un lugar maravilloso para un joven artista bohemio de 20 años.

Jaume Sabartés cuenta en su libro de, "Recuerdos de la época",

como era la rutina bohemia para aquél joven grupo de artistas.

Una vez, a eso del mediodía, voy a buscarle a su casa.

Me recibe su madre y me conduce a su cuarto,

porque él no se había levantado todavía.

Entró muy tarde la noche anterior,

dibujó hasta primeras horas de la madrugada

y luego leyó como de costumbre hasta que le venció el sueño;

junto a la cama hay una mesa abarrotada de papeles,

y en todos ellos veo la imagen de la Bella Chelito desnuda,

dibujada por él en toda suerte de posiciones.

Levantarse al mediodía,

acudir a la tertulia de Els Quatre Gats,

disfrutar de las corridas de toros en la Barceloneta, por la tarde;

cenar y ver el espectáculo en el cabaret

de la calle Nou de la Rambla,

y acabar la en los prostíbulos, como los de la calle Avinyó.

Esta era la jornada y de él, para los artistas bohemios

que buscaban subvertir el orden en el mundo del arte.

Y que Picasso retrató en gran cantidad de dibujos.

Pasarlo bien, hablar sobre arte y trabajar

son las consignas del grupo.

Picasso no deja pasar ni una oportunidad

y toma todo tipo de encargos: carteles,

ilustraciones para revistas, cartas de restaurantes.

Cualquier soporte es bueno para expresar su creatividad,

y para conseguir algo de dinero.

París es el referente,

para los jóvenes que forman la generación modernista.

Y la exposición universal del año 1900,

la excusa ideal para viajar a la gran ciudad.

Sobre todo para Picasso,

a quien han seleccionado una obra titulada; "Últimos momentos"

para formar parte de la exposición.

Este será el primero de los tres viajes que Picasso realizará a París

antes de instalarse allí definitivamente, en 1904.

Tres intentos de obtener el reconocimiento y el éxito

en los que fracasó,

y se vio obligado a regresar a casa, en Barcelona.

Picasso desde un principio tuvo muy claro, qué,

París era una plaza muy difícil de conquistar.

De hecho, la gran mayoría de artistas que provenían del todo el mundo,

no acaban triunfando en París,

sino que tenían que volver a sus países otra vez.

En cambio Picasso hasta en tres ocasiones

intentó establecerse en París, fracasó las tres veces

y finalmente en una cuarta pudo instalarse

y después ya sabemos como continuó su carrera,

que acabó triunfando.

Pero realmente, su triunfo final en París fue el resultado

de una fe ciega en sus posibilidades.

Es en este primer viaje a París, junto a sus amigos de Barcelona,

cuando Picasso firma su primer contrato con un marchante.

El industrial, también barcelonés, Pere Mañé,

quien le organiza su primera exposición en la galería Vollard.

De vuelta a Barcelona,

sigue viviendo de su familia

y continúa la búsqueda de su propia forma de expresión estética.

Evoluciona rápidamente y pasa por diversos estilos.

La idea de progreso

o de sucesión de estilos en Picasso,

en que un estilo mejora al anterior, me parece muy equívoca.

En este sentido me gusta más la idea de Picasso

como un gran disco duro.

Si queréis, como una gran esponja, que absorbe todo aquello que ve.

Que es una idea, que no solo no lo desmerece,

sino que lo refuerza en el sentido de...

reafirmar esta capacidad de transformar todo aquello que ve,

en una cosa nueva, única, inconfundible,

que es la obra de Picasso.

Mientras Picasso se encuentra en España,

en París tiene lugar un suceso que le sacudirá emocionalmente

y tendrá un impacto contundente sobre su obra.

Se trata de la trágica muerte de uno de sus mejores amigos,

el pintor, Carles Casagemas.

Sucedió el 17 de febrero de 1901, en el restaurante L'Hippodrome

Cuando alguno de los mejores amigos del pintor terminaban de cenar.

Uno de ellos el escultor, Manolo Hugue,

nos ha dejado un detallado relato del suceso,

recogido, por Josep Pla en su obra: "Vida de Manolo"

En un momento dado,

mi amigo se levantó e hizo un discurso en francés.

A medio discurso, he aquí que de repente...

sacó un revolver

y disparó a una de las mujeres que estaban sentadas en la mesa.

Traté de cogerlo por la espalda,

y le presioné con mi cabeza a la altura de los hombros, con fuerza

pero se oyó otro disparo.

Y en mi frente repercutió el golpe seco que dio su caja torácica.

Casagemas cayó en mis brazos,

y me di cuenta al instante de que en su boca...

tenía la fatiga de la muerte.

Picasso ha encontrado por primera vez en su carrera,

una manera de expresarse única y personal.

Ha comenzado la época azul.

La idea de arte como forma de expiación del sufrimiento,

está en el trasfondo de su obra en este período.

Una etapa muy difícil en la vida personal del pintor,

que coincide con un tiempo de crisis económica y social en Barcelona.

En los primeros años del siglo XX,

la ciudad es una de las más convulsas del momento.

La gran burguesía la ha conducido hacia la prosperidad

y la modernidad.

Pero ha requerido, una masiva mano de obra

para trabajar en sus fábricas.

Son más de ciento veinte mil inmigrantes,

que viven hacinados en los suburbios que crecen en torno a la ciudad.

La tensión social no tarda en aparecer

y se manifiesta en forma de atentados anarquistas

y huelga general.

Algunos artistas toman partido

y participan centrando su mirada en la marginación

y la exclusión social.

La producción mayor de lo que se conoce como época azul,

son básicamente: las maternidades, los ancianos, los locos, los pobres

Toda una producción con un marcado cariz social.

Pero probablemente toda esta producción más grave, más profunda,

aparece en la obra de Picasso

en el momento de máxima intensidad de su obra erótica.

Esto es muy importante destacarlo,

porque normalmente se establecen discursos unidireccionales

sobre la obra de Picasso.

Pero Picasso es un artista de contrastes,

y este contraste que se produce durante la época azul

es uno de los contrastes más destacados de toda su obra artística.

La figura de Casagemas se convierte en una especie de Alfa y Omega

de lo que se conoce como período azul,

en la medida en que empieza con su suicidio en 1901,

y se cierra el ciclo con la obra, "La Vida"

considerada la obra maestra de este período,

que es la que cierra también el ciclo de Casagemas.

En 1904, después de pasar nueve años en Barcelona,

Picasso decide emprender un nuevo camino y viaja a Paris

para instalarse allí definitivamente.

Pero ¿por qué?

¿Qué buscaba Picasso en París que no pudiera ofrecerle su ciudad?

El nuevo camino que Picasso emprendió en París

le condujo a conquistar el mundo y el mercado del arte.

Alcanzar la fama y la fortuna

y a convertirse en un icono global.

Un referente de la pintura del siglo XX en todos los países

y todas las culturas.

En 1960, a punto de cumplir los 80 años,

se encuentra en plenitud creativa,

pero es consciente de que se acerca el final.

Saciado de éxito y de dinero,

su interés se concentra en el trabajo y los amigos.

Es muy interesante destacar

como alguno de esos amigos retratados por Picasso

en la exposición Els Quatre Gats,

cincuenta años después son exactamente,

las mismas personas, que,

van a visitar a Picasso en la Costa Azul

y son de las pocas personas que tienen acceso directo a Picasso.

Recibe a menudo a Jaume Sabartés recién llegado de Barcelona.

Casi siempre acompañado de las personas más implicadas

en el proyecto del museo,

con las que se reúne para conocer como evolucionan sus gestiones.

Su hermana, Lola ha muerto hace tiempo en Barcelona.

Picasso, quizá pensando ya

en la posibilidad de añadir todas sus obras de juventud

a la colección de Sabartés en el futuro museo,

envía un notario a clasificar e inventariar todo el fondo

que conservan sus sobrinos Vilato, en el domicilio familiar.

La familia Vilato, que es familia directa de Picasso

juega un papel extraordinario y muy sacrificado,

ya que custodia un millar largo de Picasso,

prácticamente a lo largo de todo el siglo, en un piso en Barcelona,

para finalmente acabar cediéndolas a la ciudad.

Las reuniones con sus viejos amigos despiertan en Picasso

el recuerdo de la ciudad.

Es fácil encontrar pinturas y dibujos

sobre lugares típicos de Barcelona,

que el pintor recrea de memoria.

La Rambla, la fuente de Canaletas, el monumento a Colón.

Son las evocaciones de Barcelona.

Parece que el proyecto del museo está devolviendo a Picasso

los mejores recuerdos de su juventud.

Los amigos dicen que siente nostalgia

y ganas de volver a sus orígenes,

pero sus convicciones no se lo permiten.

En cambio, antes de su autoexilio,

las idas y venidas a Barcelona

se sucedieron con bastante frecuencia.

El primer regreso tuvo lugar en 1906

cuando llevaba dos años en París.

Picasso es consciente de que ha agotado

lo que tiempo a venir se conocerá, como sus épocas: azul y rosa.

Pero todavíano ha emprendido un tiempo estético.

Por otra parte, muchas cosas han cambiado en su vida.

Por fin a empezado a vender obra y a obtener buenas críticas.

De modo, que decide viajar a Barcelona para exhibir su éxito,

y presentar a su pareja sentimental; Fernand Livie,

a su familia y amigos.

Cuando Picasso vuelve por primera vez a Barcelona en 1906

contacta de nuevo con la cultura catalana

y lo hace a través del poeta, Joan Maragall.

Picasso siempre había dicho que Maragall era un gran poeta,

de hecho él lo conocía de la época Els Quatre Gats,

cuando Maragall era una de las personalidades

no solo, literarias sino culturales más importantes de Cataluña.

Joan Maragall acaba de publicar "Enllá"

un nuevo libro de poesía de inspiración mediterránea,

que conecta con la nueva corriente novecentista.

El movimiento artístico, que ha sucedido al modernismo.

Picasso lee atentamente la obra

y queda impresionado por un poema titulado "Vistas al Mar"

que copiará en su cuaderno de notas y traducirá al francés,

para su compañera Fernand.

"Una a una como vírgenes en la danza

entran deslizándose las barcas en el mar,

como un ala al sol se abre la vela

y por caminos que solo ven ellas,

se alejan mar a dentro".

Tras pasar unos días en Barcelona,

la pareja decide instalarse en Gósol,

un pequeño y remoto pueblo del prepirineo catalán.

Aquello era volver al preneolítico,

y por otro lado también, esa limpieza de la mirada.

Ese sentido de empezar una vida nueva

y una vida perceptiva nueva.

Entonces indudablemente, tendió a simplificar su pintura;

hay un proceso de depuración pictórico suyo.

Tras varios meses de trabajo en Gósol, Picasso regresa a París.

Allí comienza a pintar el que los historiadores consideran

como el cuadro fundacional del Cubismo.

"Las Señoritas de Avignon"

Una obra en la que,

a través del recuerdo de las noches pasadas

en los burdeles de la calle Avignon,

Barcelona vuelve a estar presente.

Un cuadro que lo consagrará como el líder

de la vanguardia internacional.

Durante los siguientes años,

Picasso alterna su vida en París con algunas estancias en Cataluña.

Pasa algunas temporadas junto a sus amigos de Barcelona,

en pueblos como Horta de Sant Joan, al que regresa en 1909;

Cadaqués, en 1910, junto a Ramón Villot;

y Céret en 1011, 12 y 13, junto a Manolo Hugue.

Continua trabajando y profundizando en el Cubismo

y lo lleva hasta la frontera entre la figuración y la abstracción.

Frontera que no cruzará jamás. ¿Por qué?

Sencillamente, porque fue un hombre del XIX.

La obra de Picasso no se confunde con la de nadie más, es única.

Pero... procede toda la realidad, Picasso se alimenta de lo real,

trabaja con lo real, y esta es una idea muy importante.

No es un genio aislado,

no recibe la inspiración desde el más allá,

sino que es un trabajo directamente conectado con la realidad

y es desde allí,

desde donde se genera toda su creación.

Y digo, ¿tú que haces cuándo no te sale nada?

-Cojo un papel y empiezo a dibujar cosas clásicas, una casa,

un camino, unos árboles...

y aquí empiezas a mover otra vez las meninges.

Dice, mira chico, tengo tantas cosas aquí en la cabeza

y me queda tan poca vida que lo tengo que ir sacando todo.

En 1913, picasso vuelve a Barcelona para asistir al entierro de su padre

Comienza entonces una etapa complicada de su vida.

Poco después estalla la Primera Guerra Mundial,

y su círculo parisino es llamado a las armas.

Su pareja, Eva Güel muere de tuberculosis.

Picasso confiesa a su amiga, Gertrude Stein

que su vida es un infierno.

En 1917 abandona París.

Se une a la compañía de los Ballet rusos de Diaghilev,

yviaja a Italia.

Comienza una relación sentimental, con Olga Koklova.

Una joven bailarina que poco tiempo después se convertirá en su esposa.

En el mes de junio,

la compañía llega a Barcelona para presentar un espectáculo

en el que Picasso ha creado el vestuario y los decorados.

Esta será su última estancia larga en Barcelona.

Unos meses en los que volverá a retratar la ciudad,

sus paisajes urbanos, sus lugares y su gente.

Un último reencuentro con su rutina cultural y las tertulias

con los viejos amigos de Els Quatre Gats;

como Miquel Utrillo, Ángel Fernández de Soto

y Ricard Canals,

que aparecen junto a Picasso en los dos primeros homenajes

que le organiza su ciudad:

El de las galerías Layetanas y el de Lion D'or.

Pero alguna cosa debió de suceder durante estos meses,

porque a partir de entonces, Picasso no regresó a Barcelona

más que para hacer breves escalas.

Y probablemente, la explicación tenga que ver con este espectáculo.

A pesar de que la compañía de ballet

con la que llegó Picasso a la ciudad llenó el teatro,

las críticas no fueron buenas.

Aquél fracaso tal vez ayudó a Picasso a comprender

que Barcelona ya no era la ciudad avanzada y dinámica,

en la que había descubierto la modernidad.

Lo cierto es que "Parade" no triunfó.

Pero sí fue capaz de impresionar a un joven pintor,

que entonces, comenzaba su carrera

y no quiso perderse el estreno del Liceo.

Un artista que mantuvo con Picasso una relación de mutua admiración.

Picasso fue muy generoso con Miró,

porque le ayudó tanto,

que hasta le presentó marchantes, le trajo clientes.

O sea, le hizo mucho de padre al principio.

Comienza en los años 20 una nueva etapa de la vida de Picasso,

en la que las visitas a Barcelona cada vez son menos frecuentes

y su vínculo con la ciudad se mantiene solo

a través de las personas.

Hay constancia documental de algunas breves estancias en la ciudad:

en 1926, 1933 y también en 1934,

cuando se instaló en el hotel Ritz durante algunas semanas.

Era la última etapa de un largo viaje de vacaciones por España,

que realizó junto a su mujer, Olga Koklova.

Fue también, la última vez, que Picasso estuvo en la ciudad.

Tenía más de 50 años y estaba en el cenit de su carrera.

En París, era considerado un pintor francés,

nacido accidentalmente en Málaga.

Pero la España republicana no se olvida de él.

El ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat

adquieren a través de la Junta de Museos Públicos,

la colección Plandiura, con veintidós de sus obras.

Y los vanguardistas de at Dan, los amigos del arte nuevo

organizan en la sala Esteve de Barcelona

la primera exposición monográfica del pintor en la ciudad, desde 1912

En 1936, cuando estalla la Guerra Civil,

Picasso se posiciona claramente, al lado de la República.

Se compromete con su país.

Acepta el cargo de director honorífico del Museo del Prado,

y participa junto con otros artistas españoles,

en el pabellón de la República en la exposición universal de París,

para el que crea su obra más conocida:

El Guernica.

En él, Picasso consiguió plasmar el horror de la guerra

y el sufrimiento de la población civil

de unamanera tan poderosa,

que el cuadro, más que en una obra de arte,

se convirtió en un símbolo.

En 1961, en la Europa democrática que ha vencido al fascismo,

Picasso es, gracias al Guernica,

un referente universal de la lucha contra el régimen de Franco.

Rojo y pinta monas,

-que así lo calificaba el ABC en los años 60 largos, ¿eh?

Picasso es el artista más importante del siglo

y el comunista más famoso de Occidente.

España es una dictadura fascista residual y encerrada en sí misma.

Dos mundos opuestos y enfrentados,

en los que se lleva dos años negociando la creación

del primer museo dedicado al pintor,

en una de sus principales ciudades. ¿Por qué?

Esto se está haciendo como una operación aislada del régimen

y esto es justamente lo que lo hace posible.

Vínculos personales, vínculos humanos y sobretodo...

el entendimiento de todos los implicados

de qué operación se está haciendo realmente, que en realidad es,

posibilitar en el futuro un museo Picasso en Barcelona,

una vez el dictador haya muerto.

Tras meses de discretas gestiones,

los amigos de Picasso en Barcelona consiguieron

el apoyo y la complicidad de dos personas

que fueron fundamentales para la operación.

Joan Enoc de Lasarte, el director de museos de la ciudad

y el alcalde, Josep María de Porcioles.

Porcioles apuesta de manera decidida por el proyecto del museo,

y se convierte en uno de los mejores intermediarios

entre la dictadura de Franco y el pintor.

La cara amable del régimen,

que consigue que la desconfianza entre las dos partes

no arruine el proyecto del museo.

Picasso no quiere ser utilizado por el régimen, y por lo tanto,

trabaja la operación de un modo muy particular

y el régimen que no puede negar ya la importancia de Picasso,

como quizás el mayor artista del siglo.

Tolera la operación, pero tampoco está para celebrarlo.

Y es justamente esta doble ambigüedad la que permite,

que un círculo reducido de personas, pero muy potente,

puedan manejar una operación increíble

como de la que estamos hablando.

A pesar de que las dos partes están dispuestas a colaborar,

las negociaciones con los responsables políticos

de la dictadura franquista serán largas y complicadas.

El proceso ha de ser necesariamente lento,

para que Picasso pueda ir asumiendo y comprobando,

que la voluntad de la ciudad es cierta, es real.

Y que detrás de los deseos y de los anhelos,

hay edificios,

y que detrás de estos edificios hay recursos,

y que detrás de los recursos hay una voluntad real

de querer abrir un museo Picasso en Barcelona.

Finalmente,

el alcalde Porcioles consigue que el régimen acepte la fórmula

que permite superar las diferencias.

La idea es simple pero efectiva.

Basta con aceptar un contrasentido.

El nombre del pintor,

no puede figurar en el museo que albergará su obra.

Con esta concesión,

Picasso y su círculo barcelonés consiguen la aprobación

para un proyecto que ahora se llamará: Colección Sabartés.

Un año más tarde, en 1962

el destino brinda a Picasso la oportunidad

de burlar la intención del régimen franquista de ocultar su nombre.

El colegio de arquitectos de Cataluña

decide encargarle la decoración de su nueva sede barcelonesa

en la plaza de la Catedral.

Y el pintor realiza unos dibujos de temática local,

que son esgrafiados a gran tamaño por el artista noruego, Karl Nartzl

en la fachada y el interior del edificio.

De modo que, mientras las autoridades del régimen

se preocupan por esconder el nombre de Picasso de la placa del museo,

el pintor consigue exponer su obra a tamaño gigante

y de forma permanente en la vía pública

en uno de los lugares más céntricos de la ciudad.

(Voz en Off): El palacio Berenguer de Aguilar, de Barcelona,

es el noble edificio cuidadosamente restaurado por el ayuntamiento,

para la exhibición permanente de medio millar de obras de Picasso

donativo, a la Ciudad Condal de don Jaime Sabartés.

Por fin, el 9 de marzo de 1963,

con una ceremonia discreta que pasa desapercibida para el gran público,

el ayuntamiento inaugura la colección Sabartés

del palacio Berenguer de Aguilar.

La noticia de la inauguración, del que hoy es uno,

de los museos visitados de la ciudad,

apareció aquél día en un breve recuadro

en la página 23 de la Vanguardia.

Al acabar el acto,

el joven periodista, Josep María Cadena

regresó rápidamente a la redacción del diario de Barcelona

para incluir la noticia en la edición del día.

En 1968, cinco años después de la inauguración del museo

que llevaba su nombre, muere Jaume Sabartés.

Picasso, decide entonces hacer un homenaje a su amigo

con una gran donación.

Simbólicamente, la muerte de Sabartés,

no deja de ser un detonante para que Picasso culmine el proceso,

y en homenaje a su amigo fallecido

haga una primera donación extraordinaria de Las Meninas.

Y finalmente, en el año 70 entregue un millar de obras a la ciudad,

para terminar toda la operación.

Era 1920 o por ahí, pero es mucho más,

porque dentro de esta donación, hay diecisiete álbumes.

Y estos álbumes tienen más o menos quinientas páginas

con dibujos por anversos y reversos,

y algunos de ellos unas auténticas joyas.

Margarita Ferre fue una de las personas que estuvo presente

en el traslado de las obras donadas por el pintor,

desde el domicilio de sus sobrinos Vilato, en el Paseo de Gracia,

hasta el museo.

Estaba también la primera comunión, había autorretratos,

había toda la parte del año 17.

Había una retratos preciosos del padre de la madre, la tía Pepa.

El museo siguió creciendo

y durante los últimos años de su vida,

Picasso se ocupó de que una parte de las obras que creaba en su estudio

fuera para llenar esas paredes.

Picasso murió en 1973 sin poder visitar su museo.

Nunca regresó a Barcelona,

porque no vivió lo suficiente para ver el restablecimiento

de la Democracia en España.

Pero lo cierto es que ni la dictadura,

ni su larga vida en Francia,

ni los repetidos intentos para convertirlo en un artista francés,

consiguieron que Picasso renunciara al recuerdo de su país

y de la ciudad en la que descubrió el mundo.

En Barcelona empezó todo.

Allí es donde comprendí hasta donde podía llegar,

-confesó Picasso a sus biógrafos en los últimos años de su vida-

Tal vez por eso,

Barcelona sea el lugar ideal

para empezar a comprender la obra y la vida del artista

que transformó el arte.

Barcelona, donde descubrió que podía llegar más lejos que nadie

donde vivieron y murieron los suyos.

Donde quiso para siempre volver.

Subtitulación realizada por: María Sánchez Grano de Oro.

Imprescindibles - Picasso y Barcelona (Picasso infinito)

01:01:59 20 feb 2015

Imprescindibles indaga en la relación entre el pintor malagueño y la ciudad a la que donó parte de sus obras antes de morir, para el museo que lleva su nombre y nunca llego a conocer. 

 

Picasso visitó Barcelona por primera vez a los 13 años. Fue en la ciudad condal donde tuvo su primer estudio, donde realizó su primer grabado, su primera ilustración y su primera exposición, en Els Quatre Cats. Para Picasso, Barcelona sería siempre la ciudad que le deslumbró de adolescente. De ella Picasso dijo: "Allí es donde comenzó todo. Allí es donde comprendí hasta dónde podía llegar".

Histórico de emisiones:

08/04/2013

Imprescindibles indaga en la relación entre el pintor malagueño y la ciudad a la que donó parte de sus obras antes de morir, para el museo que lleva su nombre y nunca llego a conocer. 

 

Picasso visitó Barcelona por primera vez a los 13 años. Fue en la ciudad condal donde tuvo su primer estudio, donde realizó su primer grabado, su primera ilustración y su primera exposición, en Els Quatre Cats. Para Picasso, Barcelona sería siempre la ciudad que le deslumbró de adolescente. De ella Picasso dijo: "Allí es donde comenzó todo. Allí es donde comprendí hasta dónde podía llegar".

Histórico de emisiones:

08/04/2013

ver más sobre "Imprescindibles - Picasso y Barcelona (Picasso infinito)" ver menos sobre "Imprescindibles - Picasso y Barcelona (Picasso infinito)"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Oriol

    Quizás no tan tranquilamente, no?

    28 nov 2015
  2. jmpr

    Alguien puede informarme detalladamente sobre la biografia de Picasso en el París coupado por los nazis. Me explico, no acabo de entender como un comunista español, comunista francés, director del Museo del Prado republicano, antifranquista, antifascista y antinazi declarado y (en terminología nazi, no en la mia), artista degenerado, estruprador y amante de dondellas (Marie Therese) y un montón de cosas más, puede vivir tranquilamente esos años, sin que figure en sus biografías la más mínima molestia policial, pero si su continuidad en la escultura y la pintura, así como a la libre asistencia a tertulias literarias. No lo entiendo. ¿alquien puede iluminarme?

    08 abr 2013

Los últimos 345 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La guitarra de Tomatito

    La guitarra de Tomatito

    54:37 26 jun 2017

    54:37 26 jun 2017 José Fernández Tomatito recordará en el documental la grabación con Camarón del mítico disco ‘La leyenda del tiempo’, a finales de los años 70. Las cámaras de TVE le seguirán además en sus ensayos, conciertos y actuaciones, sólo, con su grupo flamenco y con su hijo también guitarrista, José del Tomate; en dúo junto al pianista Michel Camilo; o acompañando a la Orquesta Ciudad de Almería, así como a las más grandes figuras del cante. Y recogerán el estreno de su último disco con Michel Camilo, ‘Spain forever’, en el Festival de Jazz de Barcelona donde hace casi 20 años actuaron por primera vez juntos.

  • Juan Goytisolo (Medineando)

    Juan Goytisolo (Medineando)

    1:00:05 05 jun 2017

    1:00:05 05 jun 2017  Juan Goytisolo, último escritor galardonado con el Premio Cervantes, es una de las grandes figuras de la literatura española. El documental traza el recorrido hacia el sur, primero en España y después en Marruecos, que ha marcado la biografía sentimental e intelectual del autor y las sucesivas rupturas y reconstrucciones que han convertido a Goytisolo en un "imprescindible" de la cultura española y universal. Histórico de emisiones: 25/06/2015

  • 57:05 22 may 2017 Documental que repasa la trayectoria vital y profesional de un auténtico genio de la televisión en España. Contamos con el testimonio de aquellos que han estudiado su obra, pero sobre todo con el de sus amigos y de la gente que ha trabajado muy estrechamente junto a él a lo largo de tantos años. Directores de cine, como Alex de la Iglesia o Juan Antonio Bayona, nos hablan de la enorme influencia que, con tan sólo dos películas, ha ejercido Narciso Ibáñez Serrador en toda una generación de cineastas españoles. Mientras que el testimonio de su familia nos ayuda a descubrir el lado más desconocido y personal de Chicho.

  • 1:01:02 15 may 2017 Considerada como la gran dama de la cocina mundial, Ruscalleda es la mujer con más estrellas Michelin del mundo: tres por el Restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar, embrión del Sant Pau de Tokio que tiene dos, y otras dos el Moments de Barcelona. En total siete, y muchos galardones y reconocimientos. Nos metemos en la vida y en la cocina de Carme Ruscalleda. Es imposible conocer y entender el éxito de la cocinera con más estrellas Michelin del mundo sin su marido Toni. El Sant Pau de Sant Pol está situado en el Carrer Nou, en el corazón del pueblo, justo enfrente de su casa. En el verano de 1988 Carme y Toni crearon el Sant Pau: ella en los fogones y él en la sala. La primera estrella llegó a los dos años y medio. Un empresario japonés se presentó en Sant Pol a comer y les propuso montar un restaurant en ´Tokio. En 2004 abría el Sant Pau de Tokio, réplica exacta del de Sant Pol, con la diferencia que en lugar de tener enfrente el mar tiene un jardín. El matrimonio Ruscalleda-Balam viajan un par de veces al año a Japón y hay una relación diaria via 'Skype'. Unos años más tarde llegó la oferta de llevar el restaurant Moments situado dentro del Hotel Mandarín Oriental de Barcelona. Al frente del mismo se encuentra su hijo Raúl Balam, primer seguidor de la cocina de su madre. Carme Ruscalleda es inquieta, es tenaz, no descansa. Asistimos a la presentación de su última investigación "Paleta de colores" que presentó en uno de los congresos más prestigiosos de gastronomía que tiene lugar cada año en San Sebastián. Histórico de emisiones: 11/12/2015

  • 56:13 24 abr 2017 Documental que acompaña al pianista y compositor en sus giras mientras recuerda su trayectoria y su obra. A lo largo de la cinta se escuchan además declaraciones del músico dominicano y de quienes han trabajado con él, como el director de cine Fernando Trueba, las pianistas Katia y Mariele Labèque, el guitarrista Tomatito o el director de orquesta, Jesús López Cobos, entre otros. Histórico de emisiones: 14/11/2014

  • Martirio

    Martirio

    56:44 17 abr 2017

    56:44 17 abr 2017 Martirio es una película autobiográfica que habla de la evolución artística de una cantante protesta de los años 70 a icono transgresor de los años de la movida. Hoy su carrera se desliza hacia la copla, jazz o latino y jazz-flamenco. Contenido disponible hasta el 27 de febrero de 2065. Histórico de emisiones: 27/02/2015

  • 57:22 27 mar 2017 Historia de una escalera' de Buero Vallejo fue un estreno de tal éxito que su vida y la historia del teatro español dieron un giro de 180 grados. Durante casi treinta años fue el número uno indiscutido de la dramaturgia española, con un teatro comprometido y sin abandonar sus convicciones. ¿Cómo lo consiguió en plena dictadura franquista? Imprescindibles ahonda en la figura del autor de la mano de familiares, amigos y compañeros de profesión. En el caso de Buero Vallejo conocer su biografía es esencial para entender su obra. El documental repasa su vida vinculada a algunos de sus textos, como 'La fundación', ambientada en un presidio, 'La doble historia del doctor Valmy', que trata la tortura y que no se pudo estrenar hasta 1976 por la censura, y 'El sueño de la razón', que resucita al Buero pintor. Para muchos expertos, Buero Vallejo es el tercer gran dramaturgo del siglo XX tras Valle Inclán y García Lorca. Durante el franquismo fue el número uno, algo que resulta paradójico dada su procedencia política. Grandes nombres del teatro como Mario Gas, Juan Mayorga o Juan Carlos Pérez de la Fuente analizan este aspecto. En el plano personal, Buero Vallejo tenía fama de ser una persona seria, pero nada más lejos de la realidad. Para el documental se desempolvarán viejas fotos que muestran a un hombre divertido y curioso, que muestran su amor por el baile y que fue uno de los primeros yoguis de España. Su mujer, la actriz Victoria Rodríguez, y su hijo Carlos, recordarán cómo era el dramaturgo en las distancias cortas.

  • Ole, ole, Lola Flores

    Ole, ole, Lola Flores

    57:30 20 mar 2017

    57:30 20 mar 2017 Una visión contemporánea de "La Faraona" para descubrir a Lola Flores a través de la visión de artistas y familiares que la conocieron bien, como sus nietas Elena Furiase y Alba Flores; Estrella Morente y Miguel Poveda interpretan temas en exclusiva para este documental, con los que se compone parte del hilo argumental. También participan Joan Manuel Serrat, Paco Cepero o Curro Romero. Histórico de emisiones: 15/01/2014

  • 56:47 13 mar 2017 El documental repasa las tres facetas que conformaron la vida y la obra del compositor Xavier Montsalvatge: su personalidad, su época de crítico musical y su trabajo como compositor. Xavier Montsalvatge es, indudablemente, una de las personalidades musicales más importantes del período que recorre desde la República hasta la transición democrática española. Pero Xavier Montsalvatge también es una personalidad intelectual de primer orden que se relaciona con los artistas y pensadores más significativos delo siglo XX, tanto a nivel catalán, como a nivel español e internacional. Lúcido crítico musical de La Vanguardia y el Semanario Destino, revista clave de la posguerra española y de la que llegó a ser director, a través de la figura de Montsalvatge se puede vislumbrar de manera lúcida el paisaje cultural de la preguerra y posguerra en España, un periodo inevitablemente opaco de nuestra historia. Este documental sobre su vida y obra pretende situar la figura artística en el lugar que le corresponde, contextualizando su obra con la evolución artística, política y social de la época que le tocó vivir, tanto a nivel español como internacional, así como aclarar determinados aspectos poco conocidos de su biografía. Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2061. Histórico de emisiones: 01/04/2012

  • 1:01:19 06 mar 2017 Con setenta años de profesión, Imperio Argentina lo fue todo para el cine y la canción española, siendo reconocida como una estrella indiscutible en el mundo entero. Nació a principios del siglo XX con una mentalidad fuera de su tiempo y supo llegar de la nada hasta lo más alto. Su forma valiente y diferente de afrontar la vida la hizo única, inagotable, dinámica, optimista, luchadora, exigente, soberbia y ante todo, perfeccionista. El documental ahonda en la vida de una artista irrepetible que supo cómo ninguna interpretar la canción española. Nos descubre a través de los que la conocieron una personalidad fuerte, plagada de matices artísticos, sus películas, su intensa vida personal y su lucha final ya sin los escenarios. Histórico de emisiones: 29/01/2012 15/12/2013

  • Joaquín Achúcarro

    Joaquín Achúcarro

    51:09 23 ene 2017

    51:09 23 ene 2017 El programa recorre la trayectoria vital y profesional del pianista bilbaíno Joaquín Achúcarro, a través de una larga entrevista, en la que nos desvela los secretos de su depurada técnica con el piano. Histórico de emisiones: 07/12/2012

  • Forges

    Forges

    58:52 16 ene 2017

    58:52 16 ene 2017 Documental que abarca la extensa y productiva biografía del dibujante Antonio Fraguas Forges, contada en primera persona y apoyado en el análisis de su trayectoria. Histórico de emisiones: 04/02/2013

  • 57:07 09 ene 2017 Roberto Bolaño es uno de los escritores latinoamericanos más importantes de los últimos tiempos. Pero su vida y su realidad no fueron la de un escritor de éxito, más bien lo contrario. En este documental nos adentramos en la vida itinerante de Bolaño a través de entrevistas con las gentes más cercanas a su entorno, centrándonos sobre todo en sus últimos años en España, cuando paralelo al comienzo de un cierto respeto en los entornos literarios, siguió llevando una vida de austeridad cercana a la pobreza. Histórico de emisiones: 21/10/2010 09/09/2011 13/06/2014

  • 54:58 26 dic 2016 El documental de Imprescindibles "Mariposas Blancas" es la historia de una pasión, del amor de la soprano Ainhoa Arteta al mundo de la lírica. Desde sus comienzos en la Coral Eresoinka de Tolosa hasta el estreno de la Ópera Manon Lescaut en el mítico teatro Bolshoi de Moscú.  

  • 59:44 19 dic 2016 Documental biográfico sobre la personalidad y las facetas como escritor, periodista y cineasta de Gonzalo Suárez, un acercamiento a su peculiar forma de hacer ficción.

Mostrando 1 de 23 Ver más