Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

2929434 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
Para todos los públicos Imprescindibles - No te mueras sin ir a Ronchamp (Sáenz de Oíza) - Ver ahora reproducir video 59.10 min
Transcripción completa

En 1902, un grupo de terrícolas llegó al Olimpo de la Luna

en busca de un conocimiento que permitiera al ser humano

construir una vida más feliz.

Estas son las últimas imágenes que enviaron.

No se sabe por qué, pero ninguno regresó.

En 1918,

en vista de los desastres ocurridos en la Primera Guerra Mundial,

y sabiendo que se avecinaba una segunda,

los dioses enviaron un titán a la Tierra con un cometido:

ayudar a los humanos a llevar una vida más digna.

El elegido debía estar marcado por la fortaleza, la simetría,

la constancia, la euritmia

y la admiración de quienes le conocieran.

Debía ser un maestro en su disciplina,

pero no tenían claro a través de qué profesión.

¿Cuál era la más adecuada para el titán?

¿Qué necesitaban realmente los seres humanos?

Hace falta sentar qué es el hombre.

Que el hombre es mi cuerpo. Yo, mi cuerpo.

Los dioses asintieron. Un médico era lo que necesitaban los humanos.

Pero el titán volvió a dar un paso al frente.

La arquitectura tiene posibilidades de construir un mundo mejor.

De ayudar al hombre a construir un mundo mejor.

El titán debatió hasta convencer a los dioses

de que la arquitectura era algo que faltaba en el mundo.

Siguió hablando de otros que llegaron a la Tierra

en otro tiempo. En todos los tiempos.

Brunelleschi, Fidias, Vitruvio, Le Corbusier...

Arquitectos a quienes él consideraba su familia.

Los dioses decidieron que necesitaría otra familia.

Un nombre: Sáenz de Oiza.

Antes de partir, le dejaron asomarse a su futuro

para que escuchara lo que otros pensarían de él.

Lo que él mismo haría y contaría.

Fragmentos sueltos de su vida que configurarían su historia.

Decía Oiza que pensaba en ser arquitecto,

no porque le pareciera la arquitectura la cosa sublime

que luego fue para él, estando con su padre,

sino porque su padre era un hombre bueno.

Y pensaba que él tenía que ser arquitecto

para ser un hombre bueno como su padre.

-El maestro está obligado, de alguna forma, a rechazarte.

A decirte...

A tirarte al agua y espabílate para ir nadando.

Y consigues distanciarte de él por lo que te ha enseñado.

Oiza lo era.

Viviría todas las angustias y alegrías de una vida humana.

Tendría todos los tiempos.

Todos los rostros.

Un solo rostro.

Y el poder de pensar con las manos.

Usted, a estas alturas, ¿qué sería? ¿Arquitecto, diseñador...?

Bombero, como siempre, ¿no? -Es un sueño el ser bombero.

Atravesar la ciudad tocando una campana,

tratando de salvar a alguien de un fuego.

Hachazos.

Agarrar a una doncella a lo largo de una escala.

Apártala de las llamas. Es heroico.

-¿Qué cree que ha aportado a la arquitectura?

-Creo que nada. Me ha dado felicidad la arquitectura,

pero creo que he hecho mucho daño.

Es una de las cosas que más me interesan en la vida.

Entender que todos somos creativos y todas las profesiones son hermosas.

El arquitecto es de las peores. Para empezar, de las peores.

De las más odiadas y no interesante.

Pero un buen cartero, un buen repartidor...

-No tiene precio, ¿no? -De verdad, se lo digo seriamente.

El reconocer que el hombre hoy cumple un trabajo esforzado,

sin premio, sin aspiraciones. Es lo más triste.

La ciudad lo manifiesta.

Lo mejor es que dejes la casa y te hagas arquitecto.

-¿De qué creación suya se siente más satisfecho?

-De la obra que he realizado en contacto con Jorge de Oteiza.

Me he sentido en él como un padre espiritual, como...

Como he dicho, como un padre.

La obra que he realizado con Oteiza, sea la basílica de Aránzazu,

o la no realizada capilla en el Camino de Santiago,

me parece que son las obras más entrañables.

Una porque está hecha, y la otra porque está soñada

y era tan hermosa como la hecha.

"En esta paz bucólica, donde suenan las esquilas de los rebaños,

un pastor, Rodrigo de Balzategui, oyó un dulce y misterioso tintineo,

y encontró sobre un espino la imagen de la Virgen,

que desde entonces llevaría el nombre de Aránzazu,

que significa zarza.

Con los religiosos franciscanos descendemos al santuario.

Fue construido por los arquitectos Sáenz de Oiza y Laorga,

a los que se adjudicó en concurso nacional.

Ambos han procurado que su estilo entone bien con el paisaje

mediante el empleo, en su ornamentación,

de las puntas de diamante,

para recordar las rocas afiladas y los espinos".

El escultor Jorge Oteiza, filmando a Sáenz de Oiza.

Oiza tendrá 32 años. Ya será profesor.

Habrá ganado el Premio Nacional de Arquitectura.

Habrá vivido un año en Estados Unidos.

Oiza era un hombre extraordinariamente inteligente.

Y extraordinariamente capaz.

Con un temor a que esa excepcionalidad de su inteligencia

le hiciese ser menos querido por los otros.

Aquí sí se sentirá acompañado.

Aránzazu será la obra de un grupo de artistas:

Chillida, el padre Eulate, Lara, Lucio Muñoz, Basterretxea

y Jorge Oteiza.

¿Qué es el Partenón sin Fidias?, dirá Oiza refiriéndose al escultor.

Vivíamos en el santuario capitaneados por Jorge Oteiza.

Oteiza, aunque fue el escultor encargado de la fachada,

rápidamente nos mostró su fuerza de líder,

su gran vocación pictórica o escultórica,

su verbo aterrador, corajudo y violento como era,

pero con una fuerza de arrastre impresionante.

Nosotros conocíamos al equipo encabezado por él

como el verdadero equipo de Aránzazu.

-El vuelo no está en el viaje a donde era el destino.

El vuelo está en volar, en volar.

La poesía es volar, sentirte pájaro.

Y desaparecer como pájaro

en una corriente de aire, en un viento.

En un ciclón que se lleve toda esta mierda de la tierra.

-Seguramente, la ocasión de Oiza de conocer a un personaje...

tan genial, en el mejor y peor sentido de la palabra,

como Oteiza. Pero al mismo tiempo...

conecta Oiza con lo más avanzado del arte en España en ese momento.

30 años después, Oiza y Oteiza volverán a recordar Aránzazu.

Será durante un proyecto fallido donde estarán implicados ambos:

el museo de la Alhóndiga de Bilbao.

(HABLAN EN EUSKERA)

Es "Oita", y algunas... -"Oita", con "T".

-Yo creo que es el mejor arquitecto en la península,

pero por mucho, ¿eh? -El mundo de arte

en la proximidad de Jorge Oteiza, eso era todo.

Ya no había manera de cambiar las piedras.

Debían ser cristales en vez de piedras.

Prismas transparentes, luminosos. Y se convirtió aquello

en una especie de magma. Tristona, ¿no?

-Tiene la noción del espacio interior,

que es bastante religioso, bastante sereno.

Mientras trabaja en la basílica de Aránzazu,

Oiza seguirá impartiendo clases. Junto a José Luis Romany,

se presenta al Premio Nacional de Arquitectura.

Lo que no sé es cómo empezó.

Convocaron el Premio Nacional de Arquitectura.

Decidimos hacerlo.

Tal como lo íbamos planteando, vimos que necesitábamos

unas esculturas...

Oteiza y Oiza colaboraban en ese tiempo en Aránzazu.

Tenían una relación muy grande.

A Jorge le decíamos: "Vente, que nos haces falta".

Y Jorge se venía enseguida.

La capilla la acabamos

mientras Oteiza y Oiza hablaban y discutían de todo,

incluidas las galaxias.

Íbamos tratando de poner en los tableros lo que había.

Entregamos los tableros.

Una vez se hizo la exposición, yo le había comentado a Paco

que aquello no me convencía, que no se entendía.

Y que había que hacer algo por que se viera.

Me puse a trabajar sobre el dibujo ese,

que se ve la capilla sobre un trigal.

Fui con Paco cuando se inauguró la exposición.

Pusieron nuestros tableros.

Le dije a Paco: "Tápame, que lo pego en el tablero

si que se enteren".

Y todo el mundo conoce aquello por el dibujito ese.

-"Es constante la afluencia al santuario

de las peregrinaciones de diversas regiones de España.

Y también de muchos países extranjeros

que sienten gran devoción por la milagrosa Virgen de Aránzazu".

-Cada obra es un mundo. Cada obra es un objeto

que se desarrolla en el tiempo y llena una parte de tu vida.

Aránzazu me sirvió para conocer a una chica que había bailando

en el centro de la plaza y casarme con ella.

Las posibilidades que tiene la obra

de transformar la realidad personal es enorme.

-Me explicaba todos los proyectos, eso es verdad.

Lo que pasa que yo no estudié arquitectura, yo no sabía nada.

Le podía decir lo que me gustaba o no una vez que...

Él necesitaba explicarle a alguien.

En sus clases, siempre me citaba a mí,

pero creo que porque estaba más en la tierra que él.

Él estaba siempre en otros...

Aránzazu se abrirá a los fieles sin terminar.

El Vaticano suspenderá las obras durante 14 años

por un informe de la Comisión de Arte Sacro de San Sebastián,

que penaliza la escultura de Oteiza.

El resultado de esta suspensión de la obra

fue que las estatuas de los apóstoles,

los doce o catorce que Oteiza tenía a medias,

estaban volcados sobre la cuneta de la entrada del santuario

de una manera casi grotesca.

-"Afortunadamente, y para bien del arte,

tu escultura, que es peligrosa socialmente,

no lo es judicialmente. Como siempre, a tumba abierta".

-¿Por qué puse catorce? No cabían más.

Si caben más, pongo más. Cincuenta si hay sitio.

Se puede considerar que solo es un apóstol

que se va repitiendo, porque la gente no se entera

hasta que se le repiten las cosas ochenta veces.

Jorge Oteiza propone a Sáenz de Oiza

que proyecte tres casas taller en Guipúzcoa,

donde irían a vivir ellos y sus familias.

Oiza hace los primeros bocetos, pero dilata la decisión.

Oteiza, enfadado, asume su silencio.

Oiza se queda en Madrid.

Íbamos a hacer los tres unas casitas,

pero luego no fue realidad

porque Paco ya estaba aquí, en la escuela.

Además, no tendríamos dinero para hacer,

porque íbamos muy justos. Y además nacían los niños.

Mis siete hijos son ocho años.

-Siempre lo he dicho en la escuela, y perdonen que siga improvisando,

que se caracterizan los inventores porque no funcionan sus máquinas.

La primera consideración para saber si un hombre inventa algo

es si funciona. Si funciona, no lo ha inventado.

Pasamos a otra diapositiva. Aquí tienen un modelo de 1921.

Por lo visto provoca una actitud nueva.

Lo que hace es relacionar... Ven el salvaje y radical salto

de una historia del templo... El Partenón es mucho más sutil.

Los primeros objetos utilitarios,

o funcionales, de locomoción de sus tiempos.

Esta es... Es curioso porque ponía ahí...

Lo puse en su tiempo, que el dibujo interior lo hizo Oteiza.

Discutiendo, hace muchos años, cuando hacíamos Aránzazu,

Jorge Oteiza me había hablado de la cooperativa de la pipa.

-Mi padre llamaba a Jorge "padre".

Él entendía, y así nos lo hizo a nosotros, sus hijos...

La labor de un padre es una figura que está ahí enseñando.

Y enseña desde un tercer plano.

-Estos son de Hilberseimer, que estaba en la Bauhaus.

Esto es un dibujo del año 24.

-El padre enseña. Como estás enseñando a tus alumnos,

tus verdaderos hijos son tus alumnos porque les enseñas lo que quieres.

Nosotros, no es que no fuéramos parte de sus hijos,

pero los otros eran hijos, o más hijos, decía,

porque las 24 horas era arquitecto, que es lo él decía también.

"Yo cuando me duermo también soy arquitecto".

-Los críticos dicen los cinco puntos, la ventana...

Oiga, cada ventana es diferente y ninguna es la convencional.

La ventana de Venecia...

Cada caso tiene una ventana.

Porque él ha definido la arquitectura como el sabio y magnífico

de volúmenes bajo la luz.

Y la Luna tiene que ordenar desde la ventana.

"Para la misión fundamental de dirigir y estimular

la construcción, se creó el Instituto Nacional de la Vivienda,

en el mismo mes en que terminó la guerra, abril de 1939.

Desde entonces, hasta hoy,

se han edificado cerca de 1 400 000 viviendas,

distribuidas por todas las provincias españolas,

con arreglo a distintas modalidades y características.

En los años 50, el Ministerio

y la Oficina Jesuita del Hogar del Empleado

empezarán a construir nuevos barrios.

Sáenz de Oiza entrará de la mano de un viejo aliado,

José Luis Romany.

Llamé a Paco, se lo dije.

Paco como siempre: "Yo soy el peor, yo no puedo...".

Al final, lo enganchamos.

Yo, cuando estaba aquí, pasaba a las nueve o por ahí,

me enseñaba lo que estaba haciendo, y entonces "esto no me gusta,

lo voy a hacer otra vez. José, son las nueve.

Ahora me tomo una aspirina y me quedo toda la noche".

Y se quedaba toda la noche.

O sea, que tenía una capacidad tremenda.

La idea que tenían en los ministerios

eran viviendas baratas sin ascensor, sin nada.

Y tenías que pasar por el aro.

Hacer ese tipo de viviendas

cuando conocías lo que se había hecho en Brasil,

el Oscar Niemeyer, lo del Corbu...

Ya sabías que podías ir por otros caminos

muy interesantes y te reducían a nada.

Pocos medios para grandes sueños.

La necesidad de trabajo genera una masiva emigración

del campo a la ciudad.

Muchas de estas personas construyen chabolas para alojarse.

Pero el gobierno las tira a la mañana siguiente.

Hasta que finalmente decide construirles nuevas viviendas.

Oiza, como los grandes arquitectos,

es de los que han tenido claro que el oficio de arquitecto

no es el de construir casas ni levantar paredes,

sino dar lugar a los actos de la gente.

Nosotros vivimos en el arte. ¿Qué es eso de vivir en el arte?

Vivimos y ya nos es suficiente.

Hablamos, comemos, descansamos,

reímos, nos preocupamos, trabajamos, hacemos estas cosas.

¿Eso no es arte?

Eso es la dignísima vida de una persona.

Y la arquitectura se encarga,

como el sastre o el zapatero,

de ayudarnos en nuestra vida cotidiana.

-El interés de la "Capilla del Padre Llanos"

es la obra intrínsecamente en sí. No porque esté en Entrevías.

La capilla tiene la esencialidad, la humildad...,

la herencia artística incluso de las mismas manos

que construyeron las chabolas anteriores.

Es casi un espacio bíblico.

Si esa arquitectura es sagrada, lo será para siempre.

Y eso es lo emocionante.

Es decir, que aunque hoy aparezca ahí el movimiento

por la paz, la libertad, etc.

Sentimos la sensación de que está ocupado.

-He encontrado el alzado, pero el primitivo. No el original.

-Todos los edificios parten de una forma irracional.

Creo que como todas las creaciones de arte.

De manera que uno se coloca ante el problema

de una manera irracional.

Recuerdo esa imagen que decía:

"¿Cómo se elige carrera?",

"De manera irracional, como se elige novia".

Es tan importante, que no se puede tomar una decisión consciente

para un hecho tan vital.

Creo que en la respuesta de un arquitecto

ante un problema de arquitectura siempre hay una actitud irracional,

una actitud dormida, una actitud pasional.

No sabemos por dónde va a salir.

Mueve la mano de forma inconsciente sobre el tablero.

Y en un momento dado llega una iluminación, no sé cómo.

Alvar Aalto decía que él dibujaba montañas,

el otro leía... Yo me vuelvo sobre el tablero y sé que siempre

la primera respuesta es la que tienes que tomar.

Porque luego empiezas a trabajar más conscientemente

sobre los datos del problema,

pero sabes que esa actitud de no pensar, no racional,

es verdaderamente emocionante y definitiva.

-Empieza la primera obra donde realmente

un cambio hacia una arquitectura más atenta, no sé a cuñas,

organicistas, sea de Aalto, o sea en algún momento de Wright

o sea más libre.

Todo eso está en Durana,

que por otro lado es una casa con una planta preciosa.

Mezcla entre el triedro de la cubierta

y todo el desarrollo con esa planta centrada.

Es una muestra de esa escritura certerísima de Oiza en las plantas.

-Del primer Paco Oiza que empecé a tratar

a luego, bueno, cambió mucho.

Porque al principio era una persona retraída.

Deja de trabajar en el hogar cuando conoce a los Huarte

y empiezan con lo de Torres Blancas.

"La revista 'Forma nueva, el inmueble'

ha organizado en una sala de Madrid una exposición cuyo propósito

consistía en poner de relieve el análisis de las tareas

de un grupo de artistas.

Los escultores Oteiza y Chillida, los pintores Miralles y Palazuelo

y los arquitectos Fullaondo, Fernández Alba y Sáenz de Oiza,

bien conocidos por el denuedo con que combaten el inmovilismo

y el conformismo en arte

y por su incansable búsqueda de formas originales que aplicar".

-Yo creo que lo más importante de la arquitectura actual,

después de un momento que se llamaba funcionalista o racionalista,

es empezar a entender que además de la satisfacción de necesidades

materiales, como decía un autor que los urinarios son necesarios.

Pero lo mismo son las catedrales.

O sea, que además de las funciones primarias de la habitación humana,

también tiene unas ensoñadoras,

la capacidad de conmover que tiene la casa o el monumento.

-Gaudí.

Esto es Torres Blancas.

En una comunión, con el vestido.

Ahí estamos todos.

"Este nuevo edificio madrileño, situado en la Avenida de América,

es conocido con el nombre de 'Torres Blancas'.

La actual arquitectura española se ha situado por méritos propios

en un envidiable puesto internacional.

El arquitecto, señor Sáenz de Oiza, ha pretendido crear aquí

una ciudad jardín de cien vecinos, pero hacia arriba,

buscando la verticalidad.

Estas formas arquitectónicas

presentan un marcado carácter expresionista

en el que predomina la línea curva.

En algunos aspectos, recuerda a los módulos gaudianos".

-¿Qué problemas cree haber resuelto con "Torres Blancas"?

-El problema fundamental resuelto consiste en plantearse de cero

el problema de construcción de un edificio en torre,

considerar que una torre no es la superposición piso a piso

de una serie de viviendas, sino plantearlo como un organismo vivo.

-A Juan Huarte le conocía Jorge Oteiza,

porque le había comprado esculturas a Jorge.

Juan era un intuitivo que cuando nadie le conocía

pues le compró.

Y Jorge le habló de Paco, porque le había conocido en Aránzazu.

Y entonces quiso conocerle

y se conoce que se fio de él y le encargó "Torres Blancas".

-Lo que es fundamental es la presencia de Juan Huarte

en que exista "Torres Blancas".

"Torres Blancas" es un edificio formidable.

absolutamente formidable,

hecho en una época muy temprana.

Además ayudó mucho a Oiza en su desarrollo,

porque Oiza era un arquitecto muy fino,

pero no tenía trabajos importantes desde el punto de vista económico.

Y Juan Huarte realmente planteó de lo de "Torres Blancas".

Y soportó a Oiza.

-Lo que más le costó, porque lo he vivido con él,

fue "Torres Blancas".

Ahora, todo el apoyo que se pudo tener lo tuvo de don Juan.

Y era fiel también a él.

Estaba siempre detrás.

Un plano, otro plano, otro plano.

Todos los fines de semana planos.

Iban a hacer dos, pero...

Como decían: "Ni son torres, ni son blancas".

-¿Por qué se llaman "Torres Blancas"?

-El color de un árbol es el color de un tronco.

Lo importante de un árbol son las hojas,

son las que cumplen la función vital del árbol.

El tronco es áspero.

Es marrón.

Sin embargo, el árbol es hermoso y esbelto.

El esqueleto de la torre es gris, la torre será blanca

y es realmente un organismo vivo al completo.

-La proximidad a Oiza ha sido fundamental en lo que...

mi desarrollo profesional ha sido luego.

Por muchas cosas.

El nivel de exigencia de Oiza, el nivel de...

continua autocrítica,

la falta de complacencia hasta extremos

realmente muy dolorosos.

Para un joven arquitecto es una lección, sin duda.

"Fullaondo ha dicho de otro de los arquitectos expositores,

Sáenz de Oiza, que su actitud ante la arquitectura

es de una reconcentrada y sumamente pausada elaboración

de progresivas e inacabables reconsideraciones,

algo que se sitúa en las Antípodas de la admirable alegría de vivir

de Alvar Aalto, del desenvuelto intuicionismo de la escuela nórdica.

En las "Torres Blancas" de Sáenz de Oiza,

el rigorismo drástico de una obra tan lentamente gestada,

oscurece completamente el desenfado.

No caben desenvoltura ni superficialidad en un dolmen

y eso es "Torres Blancas", un dolmen de hormigón armado,

un diálogo entre naturaleza y sociedad,

entre tecnología y roca,

entre la caverna y el aire acondicionado.

-En Oiza hay una sensibilidad,

muchas veces un olfato de cazador.

Tiene la capacidad de llegar a prever,

de llegar a detectar una tendencia

que va a producirse en arquitectura

y el interés por ese encuentro,

lo consigue trasladar a su obra.

En el tránsito hacia el organicismo,

arranca obras del tipo de "Ciudad Blanca" en Alcudia,

y de "Torres Blancas", sobre todo.

-Desde hace unos 15 años está apareciendo en la arquitectura.

Usted, a la hora de plantear esta obra,

ha intentado vincularse a esa corriente circular.

-El espacio físico es rico en infinitas posibilidades.

Hay una infinita libertad del hombre para verlo y para encontrarlo.

Desde "Santa Sofía" en Constantinopla,

cualquier edificio medieval, un edificio rico

en expresiones plásticas en el espacio.

Lo podríamos llamar existencia actual de la forma redonda o circular.

En la arquitectura de nuestro tiempo, yo creo que será

en el fondo la expresión de una cultura más rica, más jugosa,

que encuentra en el campo de las formas...

-Mira la indumentaria de nuestro padre.

Es que era con el cinturón

y el peine y el pañuelo en el bolsillo.

-Y la navaja. -Mira, esta te va a gustar.

-Mira, esa podéis sacarla.

No está muy bien Paco, pero bueno.

-Esto es "Torres Blancas".

Esto es donde estaba él todo el día.

-Donde tenía la suerte de poderse concentrar.

-Como te digo, se quedaba muchas noches trabajando

en su estudio cuando ya estábamos todos dormidos.

A la mañana siguiente apareció con una mancha roja aquí.

Al final era de que el flexo le estaba tocando la cara

y le estaba quemando.

Se estaba quemando la carne y ni se enteró.

-Yo trabajé relativamente poco en "Torres Blancas".

Oiza siempre trataba de superar

algo que él había admirado. En este caso, pues no sé,

las unidades de habitación de Le Corbusier por un lado

y las casas de Wright de San Marcos y Oklahoma.

-¿Qué influencias pueden haber gravitado más directamente

sobre usted al proyectar y realizar "Torres Blancas"?

Partiendo de un papel en blanco con el embrión de una idea

y trabajando con agilidad, como dice el artista,

con las manos sobre la materia, al final,

llega a encontrar solución al problema propuesto.

Ahora, esto no niega que, efectivamente,

haya un paralelo, un mimetismo, una interpretación

entre esta obra y otras obras, podríamos decir...

-¿Puede decir alguna? -No sé, las torres de Marina City

que son posteriores, en proyecto, al proyecto mío,

que se hizo en el año 60.

-No es la belleza de esa torre.

Esas casas entendidas como la guarida del ser humano.

Cómo es posible que entrar en esa torre,

se tenga que entrar a través de la última revista,

del "domus" que le ha llegado con los pasamanos de escay

en carmín y con... No puede ser.

-El hombre se plantea la lucha siempre

entre la seguridad, el enclaustramiento,

y la entrega a los demás.

El enclaustramiento es una seguridad siempre.

Ya lo ven ustedes.

Cuando abrimos la ventana,

no sabemos lo que puede suceder fuera.

Habría que ver, para cada uno de los ocupantes de una casa,

en qué medida se proyectan, se realizan como persona

y se abren al mundo o se enclaustran en sus idea

y quieren que la arquitectura consolide su enclaustración.

En qué medida el hombre

es capaz de realizar en su casa su morada,

su propia realidad

y cómo el arquitecto tiene o no tiene medios

para hacer que, cada hombre, llegue a crear su propio mundo,

su habitación.

Con una anécdota, que fue real y vivida,

cuando el propietario de Torres Blancas,

que me encargó la obra,

le preguntaba al albañil que estaba trabajando en la obra:

"¿Qué le parece a usted?".

Y dice: "Lo malo es que no hay quién la tire".

La revista italiana "Zodiac"

escoge a los mejores arquitectos de España. Oiza está entre ellos.

Torres Blancas y la Ciudad Blanca de Alcudia.

La metodología de Oiza proviene de conseguir

sintetizar las ideas más avanzadas

del panorama arquitectónico del momento,

y sintetizarlas en una forma

y llevarlas lo más lejos que sea posible.

-Oiza asiste, lo ha contado, al Congreso de Royaumont

y habla de Baneic, habla de los Smithson,

habla de esos arquitectos que tratan de recuperar

determinados aspectos humanísticos e incluirlos en la arquitectura.

-Oiza se adelanta a materializar las ideas del "Team 10"

mientras los otros discutían.

"Querido Paco", escribirá Jorge,

"Terminando la reflexión sobre Velázquez,

se ha presentado una duda que tú me puedes resolver

sobre la arquitectura del Japón.

¿Cuál es el origen de la conciencia espiritual?".

Estoy pensando, más que en la arquitectura,

en un barco que tenía y se llamaba "El Gregal".

Era un barco... Un purasangre.

La belleza para él creo que era, al mismo tiempo,

síntoma de una cosa bien hecha, bien proporcionada, bien construida,

belleza y bondad como dos facetas de lo mismo.

-Compró una casa sin luz... -Sin nada.

-Sin electricidad, sin... Bueno, agua, con un pozo.

-¿Qué hacéis?

Aquí yo tendría siete años u ocho y nos sujetaba con una cuerda

para limpiar los canalones de las hojas de los pinos

que se acumulaban en invierno.

Entonces, teníamos que limpiarlos para coger el agua fresca en verano.

Más miedo pasaba él porque yo... Te sentías seguro y encima atado.

Pero es que si se acumulaba, el aljibe no recogía nada.

Aquí tenéis. -La casa de los payeses de al lado.

-Cómo era entonces. -En la época en la que llegasteis.

-No tenía el coche y me esperaba, la pobre Jerónima, los lunes que iba.

-Yo que no soy arquitecto, no entiendo muy bien la parte...

Bueno, le entiendo porque mi padre era muy contradictorio

entonces, en muchos de sus edificios se entra bajando.

Por ejemplo, a Aránzazu entras bajando,

al Banco Bilbao entras bajando,

a Torres Blancas entras bajando.

Entonces, no sé, nos podría explicar por qué se entra bajando

si lo bonito está arriba.

-Él de joven tenía clavada, yo creo, con Oteiza,

donde conoció a nuestra madre,

la idea de la arquitectura como bajar.

En Le Corbusier, entrar es subir.

Hay una rampa, hay una escalera.

En Oiza, como dice Jose, habría que decir: "Entrar es bajar".

Admiraría a Le Corbusier y haría lo contrario.

-Te podía defender una idea y la contraria

con los mismo argumentos

y eso es lo que siempre proponía a los alumnos.

-Creo que tenía suficientes medios

para haberse construido su propia casa.

Lo que pasa que le gustaba intervenir sobre lo construido

porque eso decía que era respetar un poco la historia.

Hacerse su propia casa le parecía un poco pretencioso.

-El origen del hombre, ¿cuál es? -El círculo.

El movimiento de vaivén entre la ciudad y el campo.

Cerrar el círculo. Cerrar el círculo. Es decir, no estar dónde estás,

sino más lejos de dónde estás para volver a estar dónde estabas.

Siempre he contado la historia del guerrero y la cautiva.

El guerrero, cuando llegó a Ravena, se puso de rodillas y dijo:

"Esto no es una ciudad" y luchó contra los suyos.

La mujer que lo cuenta, mujer de un general,

contaba la historia contraria.

El uno quería ir a la cuidad y la otra volver al origen, al campo.

-Nunca le gustaba hablar de la obra propia

porque decía que era muy mal arquitecto.

Siempre lo intuíamos de conversaciones que tenía

con los otros profesores que había aquí.

Nosotros, cuando había todas esas reuniones

éramos muy pequeños

pero estábamos aquí escuchando

porque se notaba que había una sabiduría y un interés

por la arquitectura y por el paisaje

y la arquitectura en el paisaje que, a la vez nos atraía,

y quedábamos todos absortos escuchándoles.

Tanto a él como a los alumnos, ya compañeros.

Porque muchos, cuando dejaron de ser alumnos,

aquí hicieron la transición de alumnos a compañeros

y luego a profesores.

-La casa pequeña, que se llama Les Rotes en mallorquín,

era una casa, vamos, es una casa que compró años más tarde

después de esta y, sobre todo, le gustó porque estaba en el bosque

y porque los dueños eran el buen salvaje,

ideales, guapísimos, dos chicos guapísimos,

un chico y una chica que vivían en el monte como querían.

-¿Por qué se pone las gafas ahí? -No sé, me enganchan muy bien.

No sé si hay alguna razón de orden fisiológico o tal...

-Una especie de piloto...

-Algún amigo dice que por parecerme a Le Corbusier,

me quieren hacer parecerme a Le Corbusier

por los detalles accesorios. Me gustaría parecerme a él

por su importancia como arquitecto, no por ponerme las gafas así.

Dicen que me parezco a Le Corbusier porque tener un coche deportivo.

-¿El Morgan? -El Morgan.

-¿Todavía lo tiene? -Sí y sabe por qué lo tengo, ¿no?

Homenaje a un fabricante individual que puede competir

con la industria internacional más fuerte, como la del automóvil.

Creer en el valor del hombre individual.

Esa es la razón de tener el Morgan. No para fardar o presumir,

sino para comprender que tiene cola de peticionarios,

cuando, la gran industria, una de las grandes industrias,

hoy en día, puede ser la electrónica, la industria del automóvil

a nadie le podía hacer eso. Fabricando personalmente coches.

Siempre he utilizado la expresión de Camilo José Cela.

"Fruto del amor del hombre con la tierra, nace la casa.

Tierra ordenada, en la que el hombre se guarece

cuando la tierra tiembla, cuando pintan bastos

para seguir amándola". Es decir, que la casa yo la entiendo

como una manifestación del amor del hombre,

al lugar, a la tierra. El engrandecimiento del hombre

con la naturaleza. Muchas veces, la empresa es adversa.

-Vivían en Sevilla y allí no se podía estudiar Arquitectura.

Su padre, que era funcionario del Estado,

pidió el traslado a Madrid para que don Paco

pudiera estudiar Arquitectura.

Cuando su padre muere, él tiene 19 años.

(Motor)

(Ladridos)

(Diapositivas)

¿Por qué no firma usted sus obras?

-Las firmo al nivel de los pises de los perros, lo que me merezco.

(RÍE) De los pises de los perros. -Sí, sí, en el Banco Bilbao

lo he puesto allá abajo, no. Porque los arquitectos no hacemos

las obras, las obras de arquitectura son expresión de una cultura,

de un tiempo... Claro, cómo va a firmar uno

una civilización, ¿comprende? Uno da forma a una cosa inevitable.

Es como la grafología. Usted no se inventa el tipo de letra.

Dado su temperamento, usted tiene un tipo de letra.

-Ya... -Dada la manera de ser de una ciudad,

tiene una arquitectura.

-Esa foto que no habíamos visto nunca.

Como veis, tiene esta línea roja. Era para recortarse él

porque no le gustaba salir en sus obras.

Decía que la obra de un arquitecto era impersonal.

-Este edificio tiene treinta y tantas plantas

sobre la vertical y cuatro plantas de sótano.

Y está montada en una situación difícil en Madrid

porque pasa el ferrocarril Madrid-París por debajo del solar.

-Está montado sobre el túnel de enlaces de ferrocarril

que unen Atocha con Chamartín.

Ese es un problema importante porque es bastante ancho.

De manera que si se monta un edificio encima,

hay que tener en cuenta que esa zona del túnel

no se puede ocupar ni se puede sostener.

-Hay que hacer una estructura que permita resolver

con dos grandes filas, que van a izquierda y derecha

del paso del ferrocarril, en oblicuidad.

-Siempre había una lluvia de ideas. Y si lo hiciese ahora Louis Kahn,

¿cómo lo haría? Y si lo hiciese... Le Corbusier,

¿cómo lo haría?

-Él siempre le da vueltas a la idea. La idea, la idea... El concepto.

-Y con las conferencias lo pasaba fatal.

Porque ahí donde le ves esa seguridad manifiesta y tal...

Y, en muchas charlas de estas de televisión,

era una tensión... Luego, era ya soltarse

y, entonces, soltaba todo el discurso.

Pero, la noche anterior, yo me acuerdo que le veías

que no dormía... pensando en lo que iba a decir.

-Oiza era un yo sin sus circunstancias.

Si hubiera estado negociando con sus circunstancias,

no hubiera podido ser Oiza como él quería serlo,

como él soñaba serlo. Porque, en el fondo,

dice Hölderlin que "el hombre es un Dios cuando sueña

y un mendigo cuando reflexiona". Yo creo que ahí, Oiza soñaba ser...

soñaba ser él. Soñaba ser un arquitecto

como él soñaba ser. -Esto es un poco anecdótico.

Era sobre un libro que había visto de los mayores rascacielos del mundo

y cómo estarían sus dos obras: el Banco Bilbao,

que es lo que estaba haciendo en aquel momento,

y Torres Blancas, las más pequeñitas.

-Cuando discutes sobre una cosa u otra

y ves que la razón la tiene que tener siempre el arquitecto

porque, a fin de cuentas, es la máxima autoridad

en el mundo de los edificios, pues a mí no me daba la gana.

Y me dediqué a hacer puentes, que es lo que me gusta,

y es un mundo de ingenieros.

-La torre es una manifestación de poderío del hombre.

Es lo que le hace al hombre, como comunidad, sentirse de pie.

O sea, la aspiración del hombre siempre es ocupar la altura.

Ahora, no le niego, no le niego porque eso es cierto,

es que el hombre especulativo ha utilizado el recurso

del rascacielos para especular. Pero yo no estoy hablando

en términos especulativos, sino en términos de arquitectura,

en términos de... de hermosura.

-Lo que más le molestó fue lo de la jubilación en la educación.

Porque, aparte de arquitecto, era... Lo que más le motivaba

era la escuela, el contacto con la gente joven...

Cuando le jubilaron a los 65 años en la Politécnica,

decía: "O sea, que yo puedo ser arquitecto y ejercer mi profesión

como arquitecto, con responsabilidad civil y penal;

y, en cambio, no puedo dar clases de Arquitectura".

-Es un edificio que tenemos aquí cerca.

Hay quien lo ha llamado "La cárcel del año 30",

es... A mí me parece agobiante. -A mí me parece agobiante la ciudad.

Entonces, romper una ciudad agobiante,

aunque sea como edificios como ese, me parece hermoso.

A mí lo que me parece agobiante es una ciudad monótona,

densa, colisionada por todos los lados, con ruidos,

contaminaciones, ventanas cuadradas por todas partes...

Lo mismo Madrid que Cleveland... que cualquier otra,

Nueva Zelanda. Todas son iguales. Uno quiere romper

esa situación de crisis por la que atraviesa el mundo,

en el que, efectivamente, la arquitectura está expresando

que vivimos en un periodo de crisis. Uno quiere romper esa crisis

como sea. Yo hice escuelas redondas en Batán,

Torres Blancas con habitaciones cuasi redondas...

Este edificio, dijéramos, tan extraño.

Hay que romper por algún lado porque lo que se puede seguir

viviendo es el mundo que se vive.

-Bueno, muchas gracias.

-Si no tiene enemigos tendrá que venir.

-Y si los tengo, me los he ganado,

pues debería venir si tuviera hombría.

-Le digo que cómo ha salido esto tan mal...

(VOZ LEJANA) -Que suba, que suba al último.

-Porque de ninguna habitación,

yo mismo tengo ocho, tengo varios hijos,

la culpa no es de nadie, es mía... o de mi mujer.

Tenemos diez, nos han dado dos pisos.

-Les han dado dos, ya está bien.

-¿Ya está bien? ¿Cogería ahí a diez personas en un piso

como estos? -¿Cuántos metros se lleva

un curvo de un recto? -18 o 20 m.

-Dígamelo usted. -No... Tres metros o...

Pero hay curvos, hay más curvos que rectos.

-El curvo, curvo que, por desgracia,

me ha tocado uno... -Se dice "por suerte"...

-No por suerte, ¿eh? Por desgracia.

Yo tengo tres hijos y no me caben dos camas.

-En ese momento, vimos que era un proyecto... social,

que era un tema muy bonito y que podía ser difícil

porque se empezaban a ver las primeras reacciones políticas

de unos partidos frente a otros con objeto

de utilizar a unos vecinos.

-¿Qué es lo que va por dentro? -Entre entre el pilar y la pared,

nosotros habíamos pensado poner un armario.

-Pero bueno... -A nosotros nos dijeron,

cuando nos enseñaron el piso piloto, que eran todos los pisos iguales,

los curvos y los rectos, que solamente se diferenciaban

en un metro. -Pero es que el pilar se completa

con un armario que va entre el pilar y la pared.

-¡No queremos armario! -Es que eso está

para poner un armario ahí. (ENFADADO) -¡Ah, usted!

¡Ahí va a llevar las medallas! ¡De oro!

(JAVIER) No se sabía para quién eran unas viviendas.

Cuando ya se adjudicó el concurso, ya tuvimos unas primeras reuniones,

donde vimos que era gente con mucha necesidad,

que había recibido muchos varapalos por parte de la Administración,

promesas incumplidas...

-Estos pisos están para adjudicar por el Ivima...

-No, estos son para el realojo... Eso son nuestros, te explico.

-Pero cuando nosotros hicimos eso, no eran de ustedes...

(SÁENZ DE OIZA) El hombre no crece en un ser alojado,

el hombre debe tener libertad de elegir vivienda

como elige mujer, casa y ciudad. Entonces, yo no soy partidario

de que a un hombre haya que alojarle. Se siente como una situación

de emergencia, pero no como una situación resuelta de vida plena.

(Gritos)

Es incómoda. -¡Hay cocinas mayores!

-Bueno, mire... -¿Un 600 es incómodo?

-Si su mujer tuviera que cocinar aquí,

¿cómo podría cocinar? Abriendo la ventana.

Mire, ahora cocine usted.

-Ha hecho apartamentos, porque estos son apartamentos.

-Serán apartamentos lo que han encargado.

-Estoy acostumbrada a limpiarlos. ¡Estos son apartamentos!

No son pisos para gente del Pozo del Huevo, ¿eh?

-¿Y la televisión? Si la pongo allí, ¿cómo la pongo?

-Mira, lo mejor es que dejes la casa ¡y te hagas arquitecto!

(Música)

Por fin, Oiza y Oteiza arrancan un proyectos juntos.

Para ellos es un sueño unir arte y educación.

El proyecto de La Alhóndiga de Bilbao no se llevará a cabo.

(Motor)

La arquitectura no se hace sobre un tablero

y luego se coloca en un sitio, no se coloca en un sitio

una botella de Coca Cola.

La arquitectura nace y surge del lugar donde se implanta.

A lo mejor este teatro es demasiado llamativo, "colorístico",

pero yo creo que es una pieza

que puede ser interesante dentro del repertorio de las formas

que la ciudad contiene, y que las ciudades que quieren hacer

dejación de la arquitectura se convierten es una especie

de ciudad dormitorio, en ciudades cadáveres,

ciudades fantasma, que no aportan nada

y el hombre se siente incómodo en ellas.

En el teatro griego tiene mucha importancia el templo

y el frontón del templo, y este frontón,

que es continuación del escenario de la sala, en cierta medida

es un lugar de representación de la propia representación.

Y a mí me parece interesante volver a recordar estas cosas

que han sido olvidadas en la arquitectura.

(Música)

El Partenón a mí me ha provocado cuando lo he visto por primera vez.

Y me ha provocado, no por lo que era, sino por lo que representaba.

Ahora me doy cuenta, el Partenón representa

la historia vivida por el templo, desde las primeras edades,

desde la cabaña más primitiva,

hasta convertirse en esta manifestación esplendorosa.

Estas columnas son, dijéramos, falsas,

pero es verdadero un mensaje que transmiten

que es una referencia a un mundo clásico

del cual deriva la cultura occidental.

El color es uno de los datos más importantes

en la realidad de nuestro siglo.

Los barcos tienen unos colores maravillosos

y las arquitecturas son todas anodinas, grises, ¿por qué?

Porque el Partenón era absolutamente pintado en color.

La crisis de muchas de las formas de nuestra cultura

es por la ausencia del elemento filtro que separa

lo que es el espacio interior de una casa o de una arquitectura

del espacio exterior, y en este orden, en este teatro,

se ha pretendido enfatizar, aunque de una manera un poco lúdica,

un poco humorísticamente, lo que es la puerta de entrada a la sala.

En cierta medida, hay que considerar que tiene ese valor, esa valentía

de decir que la puerta está ahí, y por ahí se entra al teatro.

Ante la seriedad de la muerte,

ante decir cosas que nos jugamos ya lo último,

¿por qué hacer esos decorados increíbles?

En la etapa apolínea, tú quieres ser bueno,

y quieres reconciliar el mundo con tu obra,

pero en esa situación límite ya, no, liberado de todas las cadenas

que te unen al mundo, no te quieres reconciliar con algo

que no te parece que está bien.

Es la repugnancia ante la arquitectura bonita,

ante la arquitectura arquitectónica, ante la arquitectura

elegante de los minimalismos que en esos momentos

le están comiendo por los pies.

-A mí todavía me gusta más recordarlo

los momentos de esa necesidad,

de que esa seguridad se reforzase con la admiración

y rendida de los demás,

que cuando al final, le pareció que había adquirido ya esa dimensión.

Seguramente, eso es lo que he querido decir

al hablar de la condición heroica. La condición heroica, al final,

difuminó y borró

algunos aspectos dramáticos de su persona

que a mí siguen pareciéndome

de sumo interés y donde está más,

el auténtico nervio, digamos, intelectual de su figura.

-No tenemos que ser complacientes con los maestros, nos deben doler

aquellas cosas con las que no estamos de acuerdo, y desde el punto de vista

el Oiza que yo llevo dentro, es el maestro para mí,

pero no es el maestro que es maestro para los demás.

-Todo tiene una motivación, el problema es que creo

que las explicaciones sobran, a usted le interesa la explicación

de Picasso sobre "El Guernica" o sobre "Las meninas",

creo que las obras hablan por sí mismas.

Y las explicaciones están muy bien, admiro a ustedes, los críticos

de música o de arte que dan explicaciones a las cosas,

pero creo que la silenciosa explicación que la obra produce

es la más valiosa.

(Música clásica)

Lo que tiene usted que pensar cuando se habla

que mis edificios son polémicos, en el fondo lo que hago es arriesgar.

Le voy a leer una frase que tengo de Rilke, en una carta que se dirige

a su hermana Clara, y le dice:

"Las obras de arte nacen siempre de quien ha afrontado el peligro,

de quien ha ido hasta el extremo de una experiencia".

No tengo tiempo de comentar otra.

-No es una leyenda mítica de la arquitectura española

sino que es una de las frases que yo pienso

que los estudiantes de arquitectura nos sabemos de memoria

o todos los arquitectos se sabían de memoria.

Ya hora, yo creo que debió ser

Oteiza quien se la dijo a Oiza.

"No te mueras sin ir a Ronchamp".

Efectivamente, hizo un viaje,

cuando estaba proyectando el museo de Alzuza.

Hizo un viaje, no solamente fue a Ronchamp,

sino que fue al monasterio de la Tourette,

el viaje es casi la continuación del otro,

y precisamente, fragmentos del monasterio de la Tourette,

están en Alzuza.

(Música)

Más que un testamento es el adiós de Oiza.

A su vida, que al final, su vida como arquitecto.

Sáenz de Oiza,

Jorge Oteiza,

Juan Huarte,

entre los tres conseguirán que se haga

la Fundación Museo Oteiza.

Jorge había puesto una condición.

El edificio debía ser de su amigo.

(Música)

El proyecto es una caja de hormigón sencilla

para contener una obra escultórica muy rica.

Cuanto más elemental y simple sea una caja de hormigón

como un arquitecto japonés de estos, muy abstracto,

cuanto más elemental fuera, como una caja de zapatos,

más monumental era la escultura que se ofrecía en el interior.

-En la Fundación Oteiza, los dos están muy mayores,

y los dos ven cercano la desaparición,

y saben que en cualquier momento de ese transcurso de idea,

de si se hará o no se hará,

cada uno de ellos se ve que puede estar fuera del camino,

en un momento dado, porque nuestro padre, al final,

sabía que estaba enfermo y seguía yendo a la obra...

He partido de la idea del túnel de Arantzazu,

donde trabajaba Oteiza, en la oscuridad.

(Música)

He querido hacer un recuerdo a esa nave,

haciendo una nave oscura y solemne que se abre al paisaje.

Por abajo, para que no le entre la luz ni el sol,

se pueda ver el paisaje exterior,

y terminada lateralmente

por dos muros de hormigón calados que reciben luz por el otro lado.

-Él ha hecho por mí, para la Fundación,

por el edificio de Paco.

Es por la maqueta sustancial que ha hecho.

Coño, no lo había dicho antes esto,

y es verdad, me ha salido ahora.

Es por cariño a él,

por el amor que ha puesto para mí, para hacerme eso, y es tan hermoso,

que cómo lo voy a dejar vacío.

-Tejiendo la obra de Oteiza,

se siente protegido.

O sea, hacer que su arquitectura sea al final

el estuche que contiene

algo que él considera lo más profundo de la expresión

artística, en ese momento

en el que la obra de arte casi se "interseca" con el ser,

y yo creo que siendo tan consciente de ello,

él entendió que la vida

le daba todavía una última ocasión

de decir qué significaba para él la arquitectura.

-Todo el énfasis del proyecto está en esta sala

que tiene una hendidura,

abierta al paisaje, para que no entre el sol

pero se perciba la vista del exterior,

y un juego de escaleras, vamos, de rampas,

que se mueven alrededor de una lámina central

y dejan libre la pared del fondo.

Hombre, el guiño de Le Corbusier

está en el que hay dos arquitectos grandes en el mundo,

que son Mies van der Rohe trabajando el acero

y Le Corbusier trabajando el hormigón.

Los dioses quisieron contarle al Titán

que moriría antes de terminar la obra,

y que Oteiza tampoco la vería abierta.

Quisieron preguntarle cuándo pensaba partir,

pero el Titán ya no estaba.

Había dejado una nota que Oteiza transcribió.

"Lo que yo significase más importante que lo que soy".

(Música)

Imprescindibles - No te mueras sin ir a Ronchamp (Sáenz de Oíza)

59:10 26 dic 2014

Maestro de maestros, Oíza dejó en las aulas de la Escuela de Arquitectura de Madrid la esencia de su pensamiento, definido por él mismo como contradictorio. Francisco Javier Sáenz de Oíza, nació en Cáseda (Navarra) pero se crió en Sevilla. Su padre, también arquitecto, pidió el traslado a Madrid, con toda la familia, para que Oíza pudiera estudiar arquitectura. 

No te mueras sin ir a Ronchamp entra en la leyenda del personaje y en la estrecha relación que mantuvo con el escultor y poeta Jorge Oteiza, a quien conoció a principios de los años 50 en Aranzazu, y cuya relación se mantuvo hasta el fin de sus días. Fue precisamente Oteiza quien, en los últimos meses de vida del arquitecto, le dijo que visitara la capilla que Le Corbusier había levantado en el noroeste de Francia y dio origen a esta frase mítica “No te mueras sin ir a Ronchamp”.

Personaje polémico y polemista, creador de obras distantes entre sí en el estilo y en la valoración del público. Si Oíza tenía razón y la arquitectura es como la grafología, quizá adentrándonos en Torres Blancas, en el Banco de Bilbao o en el Palacio de Festivales de Santander podamos conocer el universo que rodeó a Oíza, y a un Oíza más allá de su obra.

 

Maestro de maestros, Oíza dejó en las aulas de la Escuela de Arquitectura de Madrid la esencia de su pensamiento, definido por él mismo como contradictorio. Francisco Javier Sáenz de Oíza, nació en Cáseda (Navarra) pero se crió en Sevilla. Su padre, también arquitecto, pidió el traslado a Madrid, con toda la familia, para que Oíza pudiera estudiar arquitectura. 

No te mueras sin ir a Ronchamp entra en la leyenda del personaje y en la estrecha relación que mantuvo con el escultor y poeta Jorge Oteiza, a quien conoció a principios de los años 50 en Aranzazu, y cuya relación se mantuvo hasta el fin de sus días. Fue precisamente Oteiza quien, en los últimos meses de vida del arquitecto, le dijo que visitara la capilla que Le Corbusier había levantado en el noroeste de Francia y dio origen a esta frase mítica “No te mueras sin ir a Ronchamp”.

Personaje polémico y polemista, creador de obras distantes entre sí en el estilo y en la valoración del público. Si Oíza tenía razón y la arquitectura es como la grafología, quizá adentrándonos en Torres Blancas, en el Banco de Bilbao o en el Palacio de Festivales de Santander podamos conocer el universo que rodeó a Oíza, y a un Oíza más allá de su obra.

 

ver más sobre "Imprescindibles - No te mueras sin ir a Ronchamp (Sáenz de Oíza)" ver menos sobre "Imprescindibles - No te mueras sin ir a Ronchamp (Sáenz de Oíza)"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Gerardo

    Te suena. Si no te suena creo que es un buen documental que merece la pena ver. Besos

    24 ene 2015

Los últimos 314 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 58:58 24 jun 2016 El documental recorre la trayectoria vital y profesional del escritor catalán Enrique Vila-Matas. Desde los inicios de su vocación artística, orientada primero hacia el cine, a su voluntad de constituirse en un escritor original y diferente, pasando por sus lecturas influyentes y los encuentros decisivos. La estancia en París permitirá el nacimiento de nuevas amistades, como la del pintor Miquel Barceló, que le invitará a visitar sus talleres parisinos y realizará su retrato. Este documental refleja esta particular manera de habitar el mundo del escritor barcelonés, artífice de una obra que explora las fronteras que delimitan ficción y realidad. Con la participación de amigos del escritor, entre ellos, Miquel Barceló, Ignacio Martínez de Pisón, Cristina Fernández Cubas y Juan Antonio Masoliver Ródenas.

  • 1:00:04 17 jun 2016 Hace más de 30 años, el cantaor gaditano grabó 'La leyenda del tiempo', con letras de Federico García Lorca, Omar Khayan o Kiko Veneno. Se trata de un disco diferente, que tuvo en ese momento tantos amantes como detractores. Hoy en día, muchos lo consideran el mejor disco flamenco en su afán de abrir nuevos caminos. Mientras España aprendía a vivir en libertad tras la dictadura, Camarón se dejó la barba, abandonó el 'De la Isla' y sujetó una guitarra eléctrica acompasando flamenco, rock y jazz. Están presentes el productor de Camarón, Ricardo Pachón; los cantantes Raimundo Amador, Tomatito y Kiko Veneno, además de otras figuras del cante como Jorge Pardo, Pepe Roca, El Tacita y Juan El Camas. También el compositor Faustino Núñez, los músicos Ruben Dantas, Manolo Rosa y Manuel Molina y el crítico Luis Clemente. Los espectadores podrán descubrir magníficas imágenes, grandes temas y conciertos del cantaor, como el que se realizó con motivo del lanzamiento del disco en Barcelona en 1979, además de otros fragmentos de los ensayos y canciones de Veneno, Smash, Lole y Manuel, Sabicas y Joe Beck (Rock Encounter). El futuro del flamenco, la importancia de las letras, los nuevos ritmos, los límites entre lo qué es y no flamenco, son algunas de las cuestiones abordadas en el debate.

  • 59:18 03 jun 2016 La fotógrafa Joana Biarnés fue una mujer en un mundo de hombres, superó los prejuicios de su época, triunfó en su profesión, conoció e inmortalizó a las grandes personalidades históricas. Joana inmortalizó, con proximidad y naturalidad, a las principales personalidades de la cultura española de los años setenta, y también a todos aquellos creadores famosos que nos visitaban por aquellos días. Fue la única fotoperiodista que consiguió estar cerca de los Beatles, acompañó a Massiel al Festival de Eurovisión de 1968, fue la fotógrafa oficial de Raphael durante una década y fue amiga íntima del cantante Joan Manuel Serrat, del gran director de orquesta Xavier Cugat, de pintor Salvador Dalí, del actor Fernando Rey, del torero El Cordobés, de la tonadillera Lola Flores, y hasta de la Duquesa de Alba. Una entre todos' es un retrato íntimo y único de una mujer, de un tiempo y de un país, y constituye la recuperación de un personaje imprescindible de la cultura española del siglo XX.

  • 57:32 27 may 2016 El documental “Dime por qué estás buscando” refleja el proceso de creación de una escritora que busca la palabra exacta, sin adjetivos. Formada a lo largo del tiempo en el estudio, la investigación, la curiosidad y la paciencia, Soledad Puértolas lleva más de treinta años desentrañando las dificultades del “contar”. Crea historias de un delicado entramado narrativo, donde en apariencia, no sucede nada, pero una corriente subterránea esconde el conflicto hasta que decide en qué momento se impone al relato. Reinventando un libro imaginado, “Dime por qué estás buscando” intercambia facetas de la vida de la escritora con la ficción de sus relatos. La historia va girando a través de la mejor selección de diferentes fragmentos de sus obras para tratar de rescribir otra novela, la novela de su vida. El documental presenta los más cercanos y mejores testimonios de quienes conocen muy bien a Soledad para mostrarnos su lado más íntimo: están presentes su marido, sus hijos, su hermana Clotilde, sus amigas más cercanas, su agente Raquel de la Concha, su editor Jorge Herralde e incluso el médico de familia que le atiende desde hace años.

  • 58:59 13 may 2016 Imprescindibles profundiza en la figura del director de cine Francisco Rovira-Beleta con el documental ‘Rovira Beleta. Crónica pendiente’ dirigido por la nieta del cineasta catalán. Coproducida por RTVE y Focus Audiovisual i Ovideo mostrará la trayectoria del autor de títulos como ‘Los tarantos’ y ‘El amor brujo’, películas por las que fue el primer español en ser nominado dos veces al Oscar a la mejor película extranjera.

  • Brossa, poeta transitable

    Brossa, poeta transitable

    1:01:03 06 may 2016

    1:01:03 06 may 2016 Para Joan Brossa (Barcelona, 1919-1998) la poesía era una aventura abierta que quiso recorrer a través de todas las disciplinas posibles: poesía literaria, poesía escénica (teatro), cine, poemas visuales (obra sobre papel), poemas objeto (artes plásticas) o poemas transitables (escultura). 'Brossa, poeta transitable' se centra en su producción plástica, pero se asoma también al resto de sus campos creativos. El hilo conductor es el propio Joan Brossa, a través de diversos programas que se le dedicaron. Para ello, el documental rescata del Archivo de RTVE entrevistas y reflexiones que hizo en el cénit de su reconocimiento como creador plástico. Tampoco faltan los testimonios de aquellos que le acompañaron en su camino creativo. La primera noticia pública de Brossa es como miembro del grupo vanguardista creado en torno a la revista Dau al set. Allí coincidió con creadores como Antoni Tàpies (al que le uniría una larga amistad), Joan Ponç o Arnau Puig. Con los años, obtuvo reconocimiento individual, aunque no siempre en los ámbitos que más amaba. Nunca dejó de ser poeta literario, como destacan Glòria Bordons, directora de la Fundación Joan Brossa, y Manel Guerrero, su antólogo. Durante bastantes años, trató de triunfar escribiendo para la escena sin conseguir el eco que esperaba. El compositor Carles Santos habla de las primeras reacciones a sus performances.

  • 58:41 29 abr 2016 Carmen Laforet nace en Barcelona, el 6 de septiembre de 1921. A los 22 años empezó a escribir su primera novela: 'Nada', premiada con el premio Nadal. Su trayectoria está llena de preguntas sin contestar, de enigmas que tratan de descifrar las directoras Ana Pérez de la Fuente y Marta Arribas en el documental “Carmen Laforet, la chica rara”. ¿Cómo le afectó el éxito? ¿Cómo compaginó su papel de ama de casa, madre y escritora? ¿Qué le llevaba a viajar con una maleta llena de papeles? ¿Por qué escribía y rompía? ¿Por qué abrazó el silencio?¿Era una joven frágil, insegura y rebelde? ¿Era Carmen una chica rara?

  • Calixto Bieito

    Calixto Bieito

    1:02:11 22 abr 2016

    1:02:11 22 abr 2016 Documental que pretende ofrecer el perfil de un creador des del mayor número de puntos de vista posibles. Mediante el seguimiento de un proceso creativo, el espectador conocerá la metodología de Bieito y su forma de tratar y convencer a sus actores de aquello que busca en sus obras.

  • 56:46 15 abr 2016 El arquitecto valenciano Rafael Guastavino, pese a ser poco conocido, cambió el sistema de construcción en los Estados Unidos, donde exportó una tradición constructiva milenaria muy frecuente en el área mediterránea. Su bóveda tabicada ignífuga fue uno de sus grandes descubrimientos. Lo tenía todo como personaje: había sido olvidado por la historia, tenía una obra arquitectónica impresionante y además tuvo una vida personal apasionante llena de amoríos, viajes e incluso cometió alguna pequeña estafa. Un auténtico vividor lleno de luces y sombras, un personaje perfecto. Un gran número de edificios icónicos de Nueva York llevan la firma de la Guastavino's Company. Su legado se puede ver en el Carnegie Hall, el metro de City Hall, la Grand Central Station, la catedral de Saint John the Divine o el Puente de Queensborough. Su huella fue tan profunda en la ciudad que, en su necrológica, The New York Times le bautizó como 'El arquitecto de Nueva York'. El documental seguirá las huellas de Rafael Guastavino: viajará desde su Valencia natal a la Barcelona de sus años de formación para culminar el recorrido en Estados Unidos y descubrir allí su etapa de esplendor.

  • Taro, el eco de Manrique

    Taro, el eco de Manrique

    57:49 08 abr 2016

    57:49 08 abr 2016 Documental que nos acerca a la figura y sobre todo al mensaje en defensa de la ecología del artista español César Manrique, nacido en Lanzarote, a través de su propia voz, con sus reflexiones, acciones o proyectos. Una visión de los valores e ideales medioambientales que Manrique defendió siempre. Su vertiente activista resulta fundamental para entender la figura de Manrique y su proyección de artista social, con arraigo público y fuerte carácter icónico para su comunidad. Su implicación, su continua labor de denuncia, su confrontación con las autoridades y promotores y su compromiso con los valores culturales y paisajísticos de la isla de Lanzarote lo convirtieron en un símbolo, añadiendo a su personalidad creativa una dimensión sociopolítica, inédita en el panorama artístico español. Histórico de emisiones: 10/11/2013

  • 57:52 04 abr 2016 El documental repasa la trayectoria personal y los momentos más señeros (positivos y no tan positivos) de su carrera artística. Oscila entre su pasado y su presente tratando de arrojar un poco de luz sobre su accidentado devenir en el panorama musical español con el soporte de los archivos de TVE, archivos gráficos y audiovisuales en manos de particulares, los testimonios de figuras señeras del mundo del espectáculo (cantantes, músicos, cineastas, productores musicales, periodistas, etc.) y, por supuesto, las reflexiones del propio Manolo Tena sobre su propia carrera, los aciertos, los errores, los excesos y sus expectativas de futuro.

  • Concha Velasco, memoria viva

    Concha Velasco, memoria viva

    1:02:10 01 abr 2016

    1:02:10 01 abr 2016 Concha Velasco hace memoria para acompañar a los espectadores en un recorrido por la historia del teatro, cine, musicales y televisión de España. Repasa desde sus inicios hasta los grandes éxitos de su carrera, sin renunciar a los desencuentros, las decepciones o la ruina económica por producir espectáculos musicales. Ahora, reflexiona con algunos amigos sobre si mereció la pena. La mujer que consagró su vida al "quiero ser artista", sigue apostando por vivir, y hacerlo sobre un escenario. También ha estado en Barcelona para grabar la charla que tuvo sin tapujos con su amigo y actor José María Pou. Un trabajo que contará con otros testimonios cercanos a Concha Velasco, como José Carlos Plaza, Josefina Molina, Pedro Olea, Fernando Navarrete y José Sacristán.

  • Terenci Moix

    Terenci Moix

    1:03:22 18 mar 2016

    1:03:22 18 mar 2016 Programa sobre la figura del escritor Terenci Moix. Se hace un recorrido sobre la obra literaria y su vida personal a través del archivo histórico de TVE y entrevistas con personas que lo conocieron. Histórico de emisiones: 23/09/2011

  • 1:00:13 11 mar 2016 Documental biográfico sobre la genial bailaora flamenca de raza gitana que, nacida en una barraca del barcelonés barrio del Somorrostro, llegó a lo más alto que se puede soñar y se convirtió en la artista española más universal que ha existido. Carmen Amaya actuó varias veces para el presidente Roosevelt en la Casa Blanca. Orson Welles dijo que era la más genial de las artistas. Llenó los más exclusivos y famosos teatros de todo el mundo y, sin ser actriz, participó bailando en 15 películas, de las que tres fueron nominadas a los Oscar. Su mayor éxito fue 'Los Tarantos'. Con todo, es casi una desconocida para la inmensa mayoría del público actual. El documental dirigido por Marcel.lí Parés busca descubrir su figura en el cincuentenario de su muerte. Las tres personas que más la han estudiado e investigado, Mario Bois, Francisco Hidalgo Gómez y Montse Madridejos, participan en el documental. Hablan de Carmen desde distintos puntos de vista y coinciden en que era un ser genial, un torbellino, como un volcán en permanente erupción en el escenario. Histórico de emisiones: 17/11/2013

  • 58:44 04 mar 2016 Lluís Domènech i Montaner fue un arquitecto modernista catalán capaz de levantar un hotel como medio campo de futbol en 83 días. Autor del Palau de la música y del Hosp. de St. Pau dos edificios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Histórico de emisiones: 08/04/2012

Mostrando 1 de 21 Ver más