Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

5308439 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - Mario Vargas Llosa, escribir para vivir: Mario y los perros - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Estamos en 1963,

Mario Vargas Llosa vive en Paris

y acaba de publicar su primera novela,

"La ciudad y los perros".

Solo tiene 26 años.

Su lanzamiento ha sido una conmoción

en el mundo literario de Europa y Latinoamérica,

provocando que medio mundo

se aprenda el nombre de este desconocido peruano de provincias,

demasiado joven para la madurez de la novela.

Habla sin piedad del mundo adolescente,

de la autoridad, la violencia, del poder

y de la necesidad de pertenecer al grupo para sobrevivir.

Lo hace con fuerza, con incomprensión y frescura

con un extremo dominio del lenguaje y una endiablada estructura.

Una novela, como dice Javier Cercas, escrita a martillazos.

¿Quién era eses escritor?

¿Qué había sucedido para que "La ciudad y los perros"

surgiera con violencia como un volcán?

¿Qué había llevado a un niño de provincias de Perú

a hacer este viaje iniciático a Paris?

(Música)

(Música)

Todo comenzó aquí,

en esta ciudad al norte de Perú.

El pequeño Mario tiene 11 años,

vive feliz en el paraíso familiar de los Llosa,

donde ha crecido mimado y consentido por su madre,

tíos, abuelos, que le festejaban todas sus gracias y ocurrencias.

Pero un caluroso día de diciembre de 1946,

de golpe, todo su mundo se viene abajo.

Como en una secuencia de "Secretos y mentiras"

esa mañana, el pequeño Mario, se dirige de la mano de su madre

a un hotel de las afueras a conocer a su padre,

al que hasta hace un rato creía muerto.

El hombre de la foto al que reza todas las noches

en realidad había huido al quinto mes de embarazo,

su madre se lo había ocultado.

Pero esto no es lo peor.

Después de 11 años sin verse, Ernesto Vargas ha convencido a Dora

para fugarse hoy mismo a Lima,

y abandonar de golpe a la familia Llosa.

Los tres, por primera vez juntos en su vida,

hacen un viaje a Lima que Vargas Llosa recordará

a través de uno de los personajes de "La ciudad y los perros"

describiendo con detalle las sensaciones y miedos

que vivió durante las interminables 18 horas del trayecto.

Para el pequeño Mario, es el viaje a la pérdida de la inocencia,

hacia la soledad, a conocer el miedo y entrar de golpe en la vida adulta.

El viaje que le llevará también a cumplir un sueño aún no revelado,

convertirse en escritor en Paris, tan solo 15 años después.

El pequeño Mario llega a una ciudad grande y hostil,

extraña su paraíso familiar de Piura.

Y allí, en un pequeño piso de la calle Salaverry,

todavía le queda descubrir la peor de las sorpresas.

Su padre es un ser violento y maltratador.

Mi padre era una persona muy...

autoritaria, muy severa...

Y entonces yo le tenía miedo, por ejemplo,

yo descubrí el miedo en las relaciones con mi padre.

Le tenía tanto miedo a mi padre que muchas veces

temprano me metía la cama incluso vestido cuando lo sentía llegar

para no tener que verlo,

para no vivir la tensión enorme que vivía con él.

En aquel piso conoce el horror.

A través de "El esclavo",

un personaje de "La ciudad y los perros",

Mario recreará con crudeza y detalle las palizas, humillaciones y miedos.

Si él no hubiera encontrado a su padre como le encontró,

con todos los traumatismos que suponía ese encuentro,

probablemente él no hubiera sido escritor,

hubiera sido un hombre culto y un gran lector

pero no se habría entregado a la...

a la vocación de escritor con la voracidad con la que se entregó.

Yo me sentía muy solo,

y esa soledad la combatía leyendo.

La lectura fue realmente un refugio donde yo podía vivir otras vidas,

unas vidas muy distintas de esa vida solitaria, difícil...

Todas la noches se encierra en su cuarto

de la mano de un libro de tapas azules.

Bajo las sábanas, se sumerge en un mundo de fantasías,

aventuras, retos, viajes y héroes de la mano de Julio Verne.

Un mundo del que ya no querrá salir.

Pero hay otro acontecimiento decisivo

en la vida del pequeño Mario,

el golpe militar que lleva al general Odría y a su junta

al poder en 1948.

Ernesto Vargas,

ferviente seguidor de Odría y eufórico con el alzamiento,

decide enviar al pequeño Mario al colegio militar Leoncio Prado

para contrarrestar la educación de la familia Llosa

que había hecho de él un niño engreído y caprichoso.

Sangre (Todos) Sangre

Sangre (Todos) Sangre

Guerra (Todos) Guerra

Fuerte (Todos) Fuerte

Cada uno aportaba a este colegio

sus conflictos, sus traumas, de región, de familia, de clase, ¿no?

Y eso resultaba bastante explosivo.

Pero por otra parte fue un choque muy brusco, es decir,

yo no estaba en absoluto preparado, ¿no? para esa...

para esa violencia en las relaciones y...

Además, a ese sistema disciplinario tan terriblemente estricto,

descubrí la violencia terrible en las relaciones

humanas, ¿no es cierto?

Que yo creo que son bastante características del Perú

y que hasta entonces ignoraba, además entrábamos ahí de 14 años,

de 13 años, ¿no?

Una edad muy delicada en la vida de una persona.

Y entonces, todo ese mundo sometido a una vida militar

pues producía, realmente, a veces reacciones traumáticas

y creo que fue mi caso, sí.

Yo la pasé muy mal en el Leoncio Prados.

Durante dos años, Mario se enfrenta a un ambiente violento,

carcelario y hostil que ahonda y endurece

su carácter tímido e introvertido.

Sufre acoso, constantes encierros y vejaciones físicas

por parte de militares y compañeros.

La lectura y la escritura vuelven a ser la válvula de escape.

El internado,

un poco, como la relación con mi padre,

fortaleció mucho mi vocación literaria,

leí muchísimo en el colegio militar.

No solo escribí sino leí, leí mucho.

Recuerdo haber leído, por ejemplo,

un libro que a mi me marcó enormemente

que fueron "Los miserables" de Víctor Hugo.

En las largas noches sigue refugiándose

en la lectura de autores franceses,

descubre a Víctor Hugo,

pero sombre todo a Dumas y "Los tres mosqueteros",

de esas lecturas surge el interés por aprender francés,

y siente, por primera vez, la necesidad,

el obsesivo deseo del salir del Perú y poder, algún remoto día,

vivir en Paris.

Lo que le da Leoncio Prado, esencialmente,

es la textura del Perú.

La realidad multiforme del Perú,

la realidad socialmente distinta, compleja, matizada,

diversificada, mezclada del Perú.

Y que allí había indios, había negros,

había cholos, había blancos... le da un...

Le da una una una percepción del Perú

que yo creo que fue muy muy importante

para la obra de Mario Vargas Llosa y por supuesto,

la coincidencia, otra vez, otra vez el tema de la autoridad.

Reveló contra el padre, reveló contra la autoridad,

reveló contra los militares, ¿no?

En el colegio militar Leoncio Prado en cierta forma

me convertí en un escritor profesional,

sí que ganaba con lo que escribía porque yo les escribía cartas...

de amor a mis compañeros, eso ya era más aceptable

y escribir, sobre todo, novelitas pornográficas

que se asociaban al sexo viril, eso estaba bien,

era perfectamente tolerable, entonces, mi vocación

pudo perfectamente adaptarse a ese mundo en el Leoncio Prado.

Estamos en el verano de 1952,

Mario ha terminado las clase, tiene 16 años

y está dispuesto a llegar cuanto antes a la edad adulta

para liberarse de su padre.

Busca trabajo, consigue entrar en el periódico "La crónica"

es admitido en la famosa sección de sucesos

que dirigen Carlos Becerra,

peculiar estrella sensacionalista del periodismo peruano

de aquellos años.

Con solo 16 años colabora en la investigación

de asesinatos de prostitutas,

secuestros,

desapariciones de artistas, suicidios

y por primera vez, firma sus primeros artículos.

Aquella redacción de sucesos era canela fina.

Tras acabar la jornada, aun quedaba lo mejor,

salidas nocturnas a burdeles, drogas, alcohol...

Mario conoce el lumpen

y los bajos fondos de la ciudad de primera mano.

Pero de entre todos estos acontecimientos

hay uno que daría un giro a su vida literaria,

el encuentro con un compañero de redacción,

bohemio, poeta y amante de la literatura.

(Máquina de escribir)

Carlitos Ney, gracias a él

conoció libros y autores que marcarían su juventud.

Como los novelistas americanos de la generación perdida,

o el Malraux de la condición humana y la esperanza.

Pero todo cambió el día que Carlos Ney

le regaló Los cuentos de "El muro" deJean-Paul Sartre.

Mario, queda conmocionado con esa lectura

y la figura de su escritor.

Ya había leído ese libro de Sartre, "¿Qué es la literatura?",

que a mí me marcó muchísimo y me convección de que la literatura

era un oficio al que había que entregarle el tiempo

y que era una vocación que exigía una disciplina, una constancia...

Estamos de nuevo en Piura,

Ernesto Vargas descubre la vida nocturna de su hijo

e inmediatamente le saca del periódico.

Pero el joven Mario ya no quiere volver al colegio militar

y consigue que su padre le deje volver a Piura

a casa de su tío Lucho para estudiar el último año de colegio.

Y ese año que pasé yo viviendo con mi tío Lucho, mi tía Olga,

fue un año maravilloso para mí.

Donde ya empecé a sentirme un escritor,

porque trabaja en un periódico en "El diario la industria" de Piura

al mismo tiempo que estudiaba el último año de colegio

y escribía y allí, en la atmósfera,

en la casa donde yo vivía con estos tíos

pues era una atmósfera absolutamente sosegada, pacífica,

me llevaba muy muy bien con el tío Lucho

que había sido un poco como mi padre.

Mario acude al colegio San Miguel y por las tardes

colabora con el periódico local, "La industria"

donde sus compañeros de "La crónica" le han recomendado

y publica algunos artículos en la columna Campanario.

A través del colegio, Mario presenta en el teatro "Variedades"

"La huída del Inca", una pieza teatral que ha escrito.

El estreno es un éxito, Mario vive su primer momento de gloria.

El texto de esta obra primeriza jamás ha sido publicado.

En la biblioteca de su tío Lucho,

descubre un libro que cambiará temporalmente

el curso de los acontecimientos,

la autobiografía del comunista Jan Valtin,

"La noche quedó atrás".

Y contaba en este libro, que era un libro pues autobiográfico,

sus experiencias como militante comunista

en los años del nazismo, en Alemania.

Era una vida, desde luego, arriesgadísima, heroico...

En el régimen de Hitler los comunistas era perseguidos,

liquidados...

Había algo heroico allí que a mí me sedujo muchísimo.

Esta lectura despierta en Mario un alto sentido de justicia social

y le descubre la acción política como respuesta.

en "El periódico" redacta crónicas

sobre el movimiento nacional revolucionario de Bolivia.

Al poco tiempo, surge un conflicto en el colegio.

Mario se enfrenta al director convocando una huelga

que moviliza a todos los estudiantes y acaba con su expulsión.

En diciembre de 1952,

Mario regresa a Lima.

Han pasado seis años desde el día que conoció a su padre

e hizo el mismo viaje de 18 horas.

Pero este joven Mario poco tiene que ver con el niño asustado

que abandonó su infancia de golpe.

Ahora sabe que quiere escribir

y esta dispuesto a dejarse llevar por esta pulsión.

Con 17 años, Mario ingresa en la universidad

más politizada y popular de Lima, San Marcos,

para estudiar la carrera de derecho.

Después de haber leído a Jan Valtin, tenía la idea de que la...

La mejor manera de oponerse a la dictadura de Odría

era militando en el partido comunista.

Yo decía: "En San Marcos tiene que haber comunistas".

Mario se introduce en Cahuide,

célula del partido comunista en la clandestinidad.

Descubre a Marx, Lenin, Engels... y pasa a la acción política,

asiste a reuniones y asambleas

y figura en la cabeza de las manifestaciones,

su nombre de guerra es Camarada Alberto.

Éramos una fracción universitaria comunista

formamos a partir del centro federado de las letras,

al cual también entramos, una... una una pequeña...

academia para estudiantes que ingresaban a la universidad,

con nuevos grupos de estudiantes, en uno de esos grupos estaba Mario.

Había grupitos clandestinos que trataban de reorganizar

el partido comunista y habían formado en grupo Cahuide.

Cahuide fue un líder Inca y entonces pues yo milité un año,

un año fui militante de Cahuide.

Compañeros detenidos están en cárceles en condiciones infrahumanas

los comunistas logran enviar una comisión de la que Mario forma parte

para negociar con Esparza Zañartu, ministro de gobierno,

la bestia negra del régimen de Odría,

en medio de la reunión, un compañero de Mario es detenido.

Y en realidad, digo, si no fuera por Mario,

nadie conocería Cahuide, él inmortalizó Cahuide.

Cahuide era una pequeña organización con un periodiquito mal impreso,

impreso y distribuido apuradamente, ¿no es cierto?

Que sería desconocida, incluso, por nosotros,

todo el mundo se habría olvidado de eso.

En San Marcos, aparece un profesor que influirá decisivamente

en su forma de entender la escritura.

Porras Barrenechea había sido embajador del Perú en España

y ahora ocupaba la cátedra de estudios peruanos.

Era un gran profesor,

cuyas clase eran deslumbrantes.

Eran unas clases tan extraordinarias

por la... eh...

Elegancia con la que él exponía y también porque cada clase

era resultado de una investigación personal.

Yo quedé tan deslumbrado por las clase de Porras Barrenechea

que llegué a dudar si seguir estudiando literatura

o estudiar más bien, más bien historia.

Porras Barrenechea seleccionó a Mario de entre todos sus alumnos

para trabajar con él en la elaboración de una enciclopedia

sobre cronistas del Perú.

Mario pasó cuatro años trabajando cuatro horas diarias

en la casa del profesor, elaborando fichas y resúmenes,

aprendiendo una metodología de trabajo exhaustiva y detallista.

Ese perfeccionismo en el sentido literal,

gramatical, del vocablo, ¿no?

El perfeccionismos de Porras en la investigación

lo lleva a Mario a la literatura, ¿no?

Cada uno de los personajes de ficción de Mario

hay detrás de ello toda una investigación

que se asemeja mucho a la investigación que hacía Porras.

Raúl Porras Barrenechea es lo podríamos llamar un preceptor

de Vargas Llosa.

En mayo de 1955,

la vida de Mario tiene otro giro inesperado

que cambiará su vida,

al menos los próximos 11 años.

Un avión procedente de La Paz

aterriza en el aeropuerto Córpac de Lima.

Una de las pasajeras es Julia Urquidi,

hermana de Olga, la mujer de tío Lucho.

Recién divorciada, llega a Lima

a pasar una temporada a casa de su hermana,

Mario tiene 19 años, Julia 10 más.

Era muy simpática, muy divertida, muy animosa, vital...

Y pues qué niño no se enamora de una mujer joven, guapa,

simpática, atractiva...

Así que fue una pasión bastante, digamos,

exaltada y rápida.

Por el parentesco y la diferencia de edad,

llevan su amor a escondidas, la familia empieza a sospechar,

deciden fugarse y casarse en secreto.

Mario es menor de edad y falsifica los papeles,

el padre de Mario entra en cólera

y consigue que Julia sea expulsada del país.

Nueve meses después Mario convence a la familia

Julia regresa y se van a vivir juntos.

La relación dura 11 años,

Julia siempre creyó en el talento de Mario como escritor,

su apoyo y entusiasmo serán imprescindibles

para lanzar la carrera de Mario.

En aquellos días,

Mario conoce a dos personas

que serán capitales en los inicios de su carrera como escritor.

Luis Loayza, Lucho, futuro escritor y amante de la literatura

y el director del suplemento dominical de "El comercio",

Abelardo Oquendo.

Una amistad que nació alrededor de la literatura.

Yo me enriquecí muchísimo con esa esa amistad

sobre todo en lo que a lectura se refiere.

Me acuerdo, que por ejemplo, no había leído nunca

ni había escuchado hablar de Borges hasta que Lucho Loayza

que era un gran aficionado a Borges

y que conocía muy bien la obra de Borges

me prestó libro de él por primera vez.

Luis Loayza aporta un dinero y funda la revista "Literatura".

Donde con espíritu crítico dan espacio a escritores,

poetas y ensayistas de la época.

Ellos colaboran con ensayos y crítica literaria

y a veces, con editoriales comprometidos.

Yo soñaba con el viaje a Paris.

Soñábamos los tres en realidad, los tres estábamos convencidos

que el Perú y la literatura eran incompatibles,

la leyenda de Paris estaba muy viva, como la capital de las letras,

de las artes... la tierra de los grandes escritores...

Yo había aprendido francés cuando estudiaba en San Marcos

y había leído muchísimo en francés y sobre todo,

a lo que era el existencialismo francés, Sartre, Camus,

Merleau-Ponty, Simone de Beauvoir...

Yo me casé muy joven, me casé la primera vez muy joven,

a los 19 años, sin dejar de estudiar

entonces pasé de ser un hijo de familia

a ser un un un amo de la casa,

entonces pues tuve que empezar a buscar trabajos

y los trabajos que conseguía eran todos muy mal pagados,

de tal manera que, tuve que reunir varios...

Llegué a reunir hasta siete trabajos.

-¿Simultáneamente? -Simultáneamente, sí.

Bueno eran trabajos por obras, muy distintos todos.

Trabajaba en una radio, trabajaba en un biblioteca,

trabajaba con un historiador, profesor mío de universidad,

hacía reportajes para una revista, escribía crónicas para un suplemento

y tuve un trabajo hasta estrafalario, que era fichar los cuarteles

de la época colonial del cementerio general de Lima,

que no se sabía qué muertos estaban ahí.

A mí por muerto. Eran unas fichas...

Cada semana tantos muertos catalogaba y me pagaban una cantidad

que no recuerdo; una cantidad bastante ridícula.

Desgraciadamente, no tenía mucho tiempo para escribir;

escribía los domingos y en las noches pero general llegaba tan cansado

que no hacía si no... intentar escribir ¿no?

En realidad esos años... Bueno, la literatura

era muy importante para mí; era probablemente,

lo que más me importaba, pero era lo que menos tiempo le dedicaba.

Mario había visto... mucha gente, muchos escritores...

que surgían, que eran grandes promesas

y luego se frustraban. Y Mario siempre tuvo,

desde muy joven, la sensación muy fuerte...

de que si él se quedaba en Lima no iba a ser un escritor profesional.

Termina la carrera y finaliza su tesis sobre Rubén Dario.

Está decidido a dar el gran salto a Europa

y, solicita una beca para estudios de posgrado

en la Universidad Complutense de Madrid.

Una mañana de julio se publica la lista de los becados.

Mario recibe la noticia como un rayo de luz.

Su sueño va a convertirse en realidad.

Habla con Julia, que está dispuesta a seguirle al fin del mundo.

Cierran la casa, venden todos los muebles

para sacar más dinero. Los amigos y la familia

piensan que será una aventura de año y medio;

solo los muy cercanos saben que quizás Mario... no vuelva.

Viaja en avión a Río de Janeiro y, desde allí

en transatlántico a España.

Mario va a hacer el viaje más importante de su vida.

Tiene solo 22 años. Julia le acompaña.

No regresará a vivir a Perú hasta 1974,

16 años después.

Sabe que no hay ningún escritor hispanoamericano en Europa

que viva de escribir novelas; también sabe...

que quedarse en Lima es una muerte lenta y segura.

Quizás todo se quede en eso, solo un sueño,

o peor aún, en una utopía.

(Canto de los pájaros)

La llegada a Madrid es desalentadora.

Mario se encuentra una ciudad gris, aún a la sombra de las posguerra,

con el pobre movimiento literario atrapado por la censura;

y por supuesto, sin rastro de las vanguardias.

Lo más interesante de la producción extranjera

a penas llega a las librerías.

Mario y Julia se hospedan en una pensión

en el 12 de Doctos Castelo.

Dos manzanas más abajo, frente a El Retiro, está "EL Jute",

una peculiar tasca con un camarero "estrávigo".

En diciembre de 1958,

uno de los inviernos más fríos que se recuerdan,

el joven Mario, sentado en la tasca, toma una de las decisiones

más importantes de su vida: está decidido a ser escritor.

No va a aceptar trabajos que no tengan que ver

con la literatura y que no le dejen tiempo para escribir.

Y en aquella tasca, comienza a esbozar

las primeras líneas de lo que será su primera novela,

"La ciudad y los perros", basada en su violenta experiencia

en el colegio militar Leoncio Prado.

Y yo recuerdo mucho que desde que fui cadete...

pensé escribir alguna vez;... pensé escribir una novela o...

No sabía exactamente qué, pero quería escribir algo...

aprovechando de esta experiencia,

o más que aprovechando vengándome un poco de esta experiencia;

sacarme encima ese... -Una pequeña revancha ¿no?

Sí, era.... era una manera de sacarme de encima ese trauma,

cuando fue descubrir este... este mundo.

Mario tiene ya la idea en la cabeza.

Un grupo de adolescentes atrapados bajo la represión y la violencia

de un colegio militar. Tratan de sobrevivir

utilizando entre ellos los mismos códigos.

"En la novela avanzo y me retuerzo.

Me cuesta mucho trabajo.

Creía tener el argumento perfectamente armado y...

y ahora le encuentro puntos débiles, lunares, incoherencias.

Me paso horas enteras corrigiendo una página,

tratando de cerrar un diálogo y, de pronto,

me lanzo a escribir sin parar una docena de páginas".

"No tengo la menor idea acerca de cómo está saliendo,

pero me siento... embriagado".

"Escribir, es lo único realmente apasionante que existe".

Acude a la Biblioteca Nacional, donde descubre

los libros de caballerías y a "Tirant lo Blanch".

Mientras lee, reflexiona sobre el oficio de escribir,

y la dureza de enfrentarse todas las mañanas

al folio en blanco.

"Voy a salir loco".

"Frente a la máquina siento malhumor, palpitaciones,

odio, impotencia,... excitación;

fiebre, frío, diarrea, contención;

ahogo, asco, vómito, vértigo...

y una inexpresable y espantosa desesperación".

"Cada vez desconfío más de mi mismo.

Si antes de terminar el año de beca no escribo algo

que realmente me parezca valioso, creo que voy a rectificar mis planes"

"Sería una tontería que insistiera en hacer conjuras indecorosas".

Mario entra en crisis al enfrentarse a su propio juicio crítico.

Duda de su propio talento; quizás... todo es una locura

y su destino está en Lima.

Por esos días, decide presentar varios cuentos que había publicado

en periódicos limeños al premio Leopoldo Alas,

que convoca la editorial Rocas de Barcelona. Por un tiempo,...

decide parar de escribir.

A la vuelta, recibe una noticia

que cambia el signo de los acontecimientos.

Ha ganado el primer premio del concurso dotado con 5000 pesetas

y en febrero de 1959, se publica "Los jefes",

su primer libro de cuentos.

El premio espolea al joven Mario y, le anima a seguir a delante

con "La ciudad y los perros", ahora con más entrega y entusiasmo,

tecleando todos los días cinco horas con una absoluta disciplina

que ya nunca le abandonará. Es un ejemplo extraordinario

de un gran trabajador. Vargas Llosa...

es un hombre con inspiración pero...

García Márquez decía que para ser escritor se necesitaba

el 90 % de transpiración y el 10 % de inspiración.

Ese es el ejemplo de Mario; Mario lo que hace

es un forzado de literatura.

Está a punto de terminar la beca y Mario tiene que regresar a Lima.

Pero se revela contra su destino y decide quemar las naves.

Cancela el viaje de regreso y, con el dinero del pasaje

Julia y él se marchan a la aventura de París.

El joven Mario , sigue el plan establecido

desde que tenía 14 años: convertirse en escritor en París.

En el equipaje, ya viajan junto a él

los protagonistas de la novela: el jaguar,

el esclavo, el poeta, el "Boa", el Serrano Caba.

Todos ellos tratan de sobrevivir en un entorno violento,

donde la transgresión de las normas es la única salida

para ser afectados.

Todos están dispuestos a todo con tal de pertenecer al círculo.

#Papapapapapa...#

Mario y Julia llegan a una ciudad difícil,

idealizada, donde son inmigrantes de segunda.

A penas conocen gente. Julia no habla francés,

Mario se defiende.

#Papapapapa...#

Pero los dos, están dispuestos a abrirse camino

haciendo suya la reflexión de Julio Cortázar:

"Era preferible no ser nada que en una ciudad que lo era todo."

Mario no desiste en su sueño y, sigue escribiendo.

El entusiasmo inicial va dando paso a la realidad.

Ni Mario ni Julia encuentran trabajo, y el dinero...

comienza a escasear. Mientras conseguí un trabajo...

yo hice "ramasagge";.

Era un sistema que tenía la Unión de Estudiantes de Francia

para ayudar a los estudiantes con ingresos modestos.

Te daban una calle o un barrio,

e ibas con otro compañero

y con un carrito que te daba la Unión de Estudiantes

para recoger periódicos viejos. Y en la tarde...

regresabas a la Unión de Estudiantes, donde te pesaban estos periódicos

y te pagaban. Para buscar más recursos,

llegan a trabajar de extras en una película de René Clair,

donde son eliminados del corte final.

Se ven obligados a almorzar en comedores universitarios

donde les hacen descuento.

Y así sobreviven, hasta que llega el día

que no pueden pagar el hotel. Hable con la dueña del hotelito

donde vivíamos nosotros en el barrio Latino.

Me dijo: bueno, pues nada, yo no los voy a botar del hotel,

eso sí, los voy a apartar al cuartito más barato, que era...

en el techo prácticamente; y les voy a autorizar

que cocinen". Julia caer enferma

y, tiene que ser operada en una clínica.

Mario se ve obligado a vender un terreno que posee en Lima

para salir adelante. La única esperanza está en la novela

"He dado un buen empujón a la novela

y, cada día me convenzo más de que esto sí puede ser

algo valioso".

"Olvídate de todas las estupideces que he escrito;

ejercicios ridículos de adolescente"·

"Tengo la impresión de que si la novela

sale tal como presiento, seré por fin un escritor".

"Te confieso que es lo único que me retiene en Europa".

"Si veo que todo... es un espejismo,

haré las maletas y, no sé cómo,

me regreso a Lima y no vuelvo a escribir una línea".

Mario había leído en Lima "Las palmeras salvajes",

de William Faulkner, traducida por Borges,

y quedó fascinado. Esa impronta,

se hace presente en "La ciudad y los perros".

Fue el primer escritor que leí con un lápiz... y papel a la mano,

tratando de... desentrañar la complejidad,

las estructuras que tenía...

Y yo creo que Faulkner fue... el escritor

que me hizo descubrir a mí la importancia central

de la forma ¿no?,

en una creación literaria,

de la importancia que tiene el tiempo, el narrador,

la manera de... de organizar la...

la historia;

callando por ejemplo hechos esenciales,

para que tengan una repercusión desde el silencio, desde el...

el enigma,...

la riqueza de la prosa en Faulkner.

Fue también, desde el punto de vista estrictamente novelesco,

seguramente, la influencia más... importante que tuve yo

en la adolescencia. Después de un tiempo

consigue por fin algunos trabajos. Profesor de español

en la Escuela Berlitz, periodista en la Agencia France Press

y locutor en la radiotelevisión francesa,

donde dirige un programa de radio sobre la literatura destinada

a Latinoamérica. Allí coincide con Jorge Edwards.

Era un programa que se llamaba "Literatura al día",

que nos dan unos libros gordos, aburridísimos y que nadie leía.

Leíamos las solapas, si es que leíamos mucho.

Inventamos una polémica

y uno estaba a favor y otro en contra.

Y la gente que está en ese programa eran... Carlos... Semprún,

hermano de Jorge;

y después había un loco uruguayo que se llamaba Paseiro.

Y después íbamos mucho a...

un café de Montparnasse. Tú veías en la mesa de al lado

a Sartre, a Jean Paul, y después podías ver

a la Brigitte Bardot si estabas con suerte.

Mario va conociendo al círculo de escritores hispanoamericanos

que como él, han ido a París en busca de fortuna literaria.

Y solo al terminar,...

ya en la cena, cuando nos despedíamos,...

me di cuenta que era Julio Cortázar.

Yo lo había leído, yo lo había leído en Perú;

había leído... su primer libro de cuentos, "Bestiario";

había leído además una traducción maravillosa que hico él

de Edgar Alan Poe. -Él ha dicho...

que empezó a sentirse latinoamericano en París;

y este es un sentimiento que es compartido por...

por muchas otras... personalidades

que en algún momento han pasado... años en el exilio

o bien fuera de... fuera de su país de origen.

Mario y Julia consiguen por fin mudarse a un pequeño apartamento

de la calle Tournon, en el distrito seis.

Y allí, en enero de 1962,

Mario termina su primera novela.

Han pasado casi cuatro años

desde la fría mañana frente a El Retiro en "El Jute",

donde empezó a escribirla. Tiene 26 años.

Ha volcado con rabia toda la violencia contenida

que vivió en el colegio militar; dando voz a un coro

de adolescentes desesperados con un estilo preciso, punzante

y una sorprendente estructura, hasta ahora inédita en castellano.

"He decidido dejarla tal y como está".

"Me deprime su dimensión, su tema,

y ya no tengo simpatía por los personajes."

"Me parece que le he dedicado demasiado tiempo.

Es mejor que pase a otra cosa."

"Ojalá se pueda publicar allá, aunque su extensión

espantará a los editores."

"Sería triste que quedada inédita."

Pero no todo ha terminado. Comienza otra lucha que va a ser dura:

la búsqueda de editorial.

La presenta Ruedo Ibérico, editorial de los exiliados españoles

y también la envía a la Editorial Losada;

pero todo son negativas.

Se la da a leer a su amigo Claude Couffon, hispanista.

Este se la presenta a Maurice Nadeau,

director de la revista a la que Mario había estado suscrito

en Lima, "Las nuevas letras",

ahora al frente de otra editorial.

La respuesta es demoledora.

En pocas líneas ácidas destruye la obra.

La califica como burda novela de un realismo indigesto

y sin calidad literaria.

Mario siente que todo está perdido.

Pero no se da por vencido.

Pide ayuda a todos sus amigos.

El poeta Salazar Bondy recomienda la novela

"Ediciones era en México" y al escritor Juan Goytisolo.

Cortázar la envía a la editorial Mortiz en México.

"Me han dicho que se ha fundado una editorial en Lima

llamada El Sol. ¿No se le podría ofrecer mi novela,

que duerme aquí a mi lado como un animal sin vida?"

Nadie ve interés en publicar la novela.

De nuevo, todo son negativas.

El sueño de vivir de la literatura en París se desvanece.

Desmoralizado, abandona la idea de publicarla

y la deja de lado.

Nosotros escribimos solos, además lejos de América Latina.

García Márquez escribió lejos, Vargas Llosa escribió lejos;

Asturias escribió lejos y, yo también.

No teníamos amigos editores, no teníamos editores.

Los editores vinieron después. Pero es de nuevo Claude Couffon

quien aparece. Propone... enviar la novela

a Carlos Barral en Barcelona, pero Mario piensa

que con la censura en España es imposible.

Carlos Barral era un personaje insólito.

Un personaje... elegante,

divertido, atractivo, inteligente...

Provocaba una fascinación tremenda por la capacidad que tenía...

de juntar ideas. Con lo que tú decías y lo que él sabía

untaba y siempre aparecían...

elementos nuevos en la conversación; y hacían que la conversación

fuera una conversación realmente apasionante y divertida.

En América Latina coincide una tradición literaria tan vieja

como cualquier literatura europea y, más activa por ejemplo

que la eslava, que nació después.

Con un mundo, efectivamente, más interesante desde el punto de vista

a nivel histórico, mucho más anecdótico

en que los grandes fenómenos...

desde las luchas étnicas a las luchas de clase,

a las integraciones... Todo eso está a flor de piel.

Es decir, que coincide una tradición literaria

una herramienta literaria semejante a la francesa

o a la inglesa o a la alemana,

con un mundo en el que las cosas tienen interés por sí.

Carlos Barral lee la novela

y queda fascinado como escritor y como editor.

Envía un telegrama a Mario que cambia su vida.

"Libro magnifico, no vender a nadie.

Estaré día 12 en Hotel Port Royal, Paris.

Búsqueme usted.

Barcelona, 8 de septiembre de 1962".

"Barral está entusiasmado con mi novela,

después de leerla yo la encontré juvenil y mediocre,

así que le dije que no quería publicarla

en todo caso no antes de rehacerla.

Pero él no quiere que la toque,

me aseguró que la censura no suprimirá nada.

Ya estoy viejo para alucinarme y sé de sobra que mi novela

no es ni de lejos una obra que justifique ese entusiasmo.

Pienso que lo ha seducido la abundancia de carajos en el diálogo".

Mario está convencido que la novela no pasará la censura franquista

y no está dispuesto a cambiar nada.

Pero Barral tiene una coartada.

Si la presentan al premio biblioteca breve y ganan

los censores tendrán que aprobarla.

La tarde del 2 de diciembre de 1962 Julia está en casa

cuando recibe un telex.

Sale corriendo hacia la radio donde Vargas Llosa

está preparando el programa.

Se abraza a él con lágrimas en los ojos,

ha ganado el premio.

"El jurado formado por Carlos Barral, José María Castellet,

Juan Petit, Víctor Seix y José María Valverde,

emiten el siguiente fallo:

A pesar de la alta calidad de los originales presentados

por primera vez en su historia se ha concedido por unanimidad

el premio biblioteca breve 1962 a la novela de título provisional

"Los impostores" de Mario Vargas Llosa".

Se habla de Faulkner, por la estructura y la forma,

de Flaubert por su carácter educación sentimental

y de Sartre por su visión existencial

y su mentalidad contestataria.

Conocía a Mario que acababa de ganar, acababa de ganar

en el año 62 el premio biblioteca breve

con "La ciudad y los perros"

y que era como la joya de la corona de la casa en aquel momento.

Primero porque era joven, porque era guapo porque era simpático

pero sobre todo porque había despertado

un gran interés por la editorial y además era una persona encantadora,

simpático, gracioso, divertido, con ese deje que tenía...

Ese deje que tenía latinoamericano que a nosotros en aquel momento

nos parecía fascinante.

Pero aún queda otra batalla, salvar la censura franquista.

En julio de 1962 Fraga Iribarne

e nombrado ministro de información y turismo

con una clara intención aperturista.

Fraga pone al cargo de la censura a su cuñado, Robles Piquer,

un diplomático ajeno al régimen y a la literatura.

Pero la realidad no cambia mucho,

de los libros presentados en esos años por la editorial de Barral

el 65 % son prohibidos.

La novela se presenta a la oficina de censura

el 16 de febrero de 1963, nueve días más tarde,

emite su dictamen.

"La ciudad y los perros" debe prohibirse

y deniegan el permiso de publicación.

Barral no se da por vencido, insiste,

y el 25 de marzo solicita una segunda evaluación de gracia.

Treinta y siete días después recibe otro dictamen,

será necesaria la eliminación y modificación de textos

en 37 páginas si quiere ser publicada.

Mario y Barral no están dispuestos a cambiar nada

y se presentan en Madrid a ver Robles Piquer.

Tras una tensa reunión

consiguen publicar la novela con modificaciones en siete párrafos

Aún queda una sorpresa.

La edición aparecía

con comentarios de escritores de prestigio recomendando la novela.

El de Julio Cortázar fue prohibido por su alusión al régimen franquista

Hay una especie de resignación pragmática por parte de Vargas Llosa.

Si tengo que reunirme con el censor pues me reúno.

Si tengo que corregir algunas cosas pues las corrijo,

cosas menores, ciertamente, pero hubo que hacerlo.

Y sobre todo es que la novela era muy original para la época,

muy original para la época y yo creo que lo jugó muy bien.

Carlos Barral sabía muy bien a quién se dirigía.

Carlos en aquel momento estaba en contacto

con todos los grandes editores,

con todos los grandes de Europa.

En noviembre de 1963 "La ciudad y los perros"

se publica en España.

Desde el primer momento,

se convierte en un fenómeno literario.

Gana otro premio más, el de la crítica

y es finalista de los premios Formentor.

En España se imprimen 25.000 ejemplares

en las primeras seis ediciones.

El circulo de lectores saca una edición especial.

Barral vende los derechos de traducción al inglés,

francés, italiano,

alemán, holandés,

finlandés, ruso, húngaro,

sueco...

"La ciudad y los perros" se extiende como la pólvora

también por Latinoamérica.

El régimen cubano, a través de su editorial estatal

dirigida por el poeta Alberto Boadilla

publica dos mil ejemplares.

En Perú, la editorial Populibros propaga la noticia

que la novela ha sido prohibida en España

y saca una edición de bolsillo con 20.000 ejemplares

que se agotan a los pocos días.

El estamento militar se siente injuriado

por la imagen que la novela proyecta de ellos.

Y se difunde la noticia

de que se queman varias ediciones del libro

en la academia militar Leoncio Prado.

Después decían que un editor peruano que había publicado

"La cuidad y los perros" en el Perú se llamaba Manuel Escorza,

había provocado la quema del libro por razones publicitarias.

No sé si eso es... Si eso es cierto o no

pero siempre ha quedado como una duda respecto a esa quema

ahora, el hecho es que salió en todos los periódicos

que la quema había ocurrido

y eso le dió una enorme publicidad a la novela.

Cuando empieza a redactar esta novela tenía 22, 23 años

y la completa cuando tenía 26, es decir,

no es frecuente que alguien a esa edad

haya desarrollado ya

la maestría para construir una historia tan compleja.

-Era un sueño que se convertía en realidad.

Mi vida cambión completamente porque, digamos,

fui como confirmado como escritor.

Algo que todavía yo me resistía digamos,

a decir que era.

Pero sí, yo creo que fue providencial

que la novela cayera en manos de Carlos Barral.

"La ciudad y los perros" pues es el resultado

de esas fusiones, la experiencia vivida en el Leoncio Prado,

el descubrimiento de ese submundo político clandestino

en mis años de San Marcos y también las lecturas de...

escritores comprometidos según la tesis de Sartre,

del compromiso social, político, que debe acompañar, digamos,

la vocación literaria.

Creo que todo eso se refleja muchísimo en mi primera novela.

"La mejor novela latinoamericana sobre las adolescencia

y una gran novela universal sobre el mito doloroso de la promesa,

la juventud, la edad de oro mentirosa y esplendida

en que tantas cosas son anuncio nunca cumplido".

"La Ciudad y los perros" es la primera novela moderna

escrita en español en América, de eso no hay la menor duda.

"Es un libro de una violencia de una fuerza nada común

en nuestro paises.

Un libro exasperado pero al mismo tiempo

escrito con un dominio total de la lengua

y una maestría que solo puede dar un talento natural para la novela".

"Ni Borges ni nadie, es decir,

fue "La ciudad y los perros" que desencadenó

una sorpresa pero no solamente en el ámbito de la lengua,

sino una sorpresa en Europa".

"Cuando yo leí "La ciudad y los perros"

recuerdo haber pensado

que era posible hacer una gran novela sobre Lima.

Para mí las grandes novelas cuando yo las leí en esa época

estaban centradas o en Londres o San Petersburgo

o en Nueva York pero de pronto había escenarios reconocibles,

escenarios próximos que sin embargo,

eran objeto de grandes historias, de grandes situaciones,

de grandes diálogos, de personajes importantes,

interesantes, atractivos, y eso para mí era una novedad".

Lo que vino después

ya es conocido por todos.

"La cuidad y los perros"

fue el detonante del boom latinoamericano de los 60

que cambió el panorama de la literatura en el mundo.

Mario, continuó escribiendo grandes novelas,

hoy ya en la memoria de todos y que pronto serían llevadas al cine

Cultivó también el ensayo y el teatro.

Hizo carrera política en Perú

y comenzaron los grandes reconocimientos.

En 1986 recibe el Príncipe de Asturias.

En 1994 el premio Cervantes.

Y llega el zenit de su carrera en 2010,

con el premio Nobel.

Una mañana piurana, de la que todavía no creo haberme recobrado,

mi madre me reveló que aquel caballero en verdad estaba vivo,

y que ese mismo día nos iríamos a vivir con él, a Lima.

Yo tenía 11 años,

y desde entonces todo cambió.

Perdí la inocencia y descubrí la soledad,

la autoridad, la vida adulta y el miedo.

Mi salvación fue leer,

leer los buenos libros,

refugiarme en esos mundos donde vivir el exaltante, intenso,

una aventura tras otra donde podía sentirme libre

y volvía a ser feliz.

Imprescindibles - Mario Vargas Llosa, escribir para vivir: Mario y los perros

58:36 30 jun 2019

En 1946, con 10 años, Mario Vargas Llosa llega a Lima. 16 años después, en París, termina su primera novela, ‘La ciudad y los perros’. Una asombrosa y demoledora obra que inaugura el boom de la literatura latinoamericana. El lanzamiento hizo que medio mundo conociera a Vargas Llosa, un desconocido chico peruano de provincias, increíblemente joven para la madurez de su novela, con aire intelectual, atrevido, apasionado de Faulkner y Sartre y con una clara intención innovadora y rupturista.
El documental narra los episodios vitales del escritor, de los 10 hasta los 26 años.

En 1946, con 10 años, Mario Vargas Llosa llega a Lima. 16 años después, en París, termina su primera novela, ‘La ciudad y los perros’. Una asombrosa y demoledora obra que inaugura el boom de la literatura latinoamericana. El lanzamiento hizo que medio mundo conociera a Vargas Llosa, un desconocido chico peruano de provincias, increíblemente joven para la madurez de su novela, con aire intelectual, atrevido, apasionado de Faulkner y Sartre y con una clara intención innovadora y rupturista.
El documental narra los episodios vitales del escritor, de los 10 hasta los 26 años.

ver más sobre "Imprescindibles - Mario Vargas Llosa, escribir para vivir: Mario y los perros" ver menos sobre "Imprescindibles - Mario Vargas Llosa, escribir para vivir: Mario y los perros"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Manuel

    Un gran escritor donde los haya. Yo gestiono una web literaria, donde además de sus novelas, ayudamos también a encontrar otras muchas obras de alcance internacional de forma legal. https://vayaebook.com/descargar-novelas-romanticas . Es importante poner en valor la literatura española y latina. Tenemos unos grandísimos autores.

    14 jul 2019
  2. R.Borge

    Excelente documental. Documentación, exposición, tratamiento, ritmo, narración, comentaristas y comentarios precisos, montaje, dirección, música... inmejorable. Fantástico trabajo. Enhorabuena al equipo por una obra tan brillante, por el entusiasmo y la elegancia que rezuma cada plano elegido... Gracias por esta genial aportación al reducto de Imprescindibles.

    03 jul 2019

Los últimos 397 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 58:36 30 jun 2019 En 1946, con 10 años, Mario Vargas Llosa llega a Lima. 16 años después, en París, termina su primera novela, ‘La ciudad y los perros’. Una asombrosa y demoledora obra que inaugura el boom de la literatura latinoamericana. El lanzamiento hizo que medio mundo conociera a Vargas Llosa, un desconocido chico peruano de provincias, increíblemente joven para la madurez de su novela, con aire intelectual, atrevido, apasionado de Faulkner y Sartre y con una clara intención innovadora y rupturista. El documental narra los episodios vitales del escritor, de los 10 hasta los 26 años.

  • 1:19 27 jun 2019 La dura experiencia en un colegio militar marcó la carrera y la vida de Mario Vargas Llosa. En esos años se inspira La ciudad de los perros, la primera novela de Vargas Llosa, terminada en París y escrita en parte en España donde este jueves se ha presentado este documental y donde se topó con la censura. El documental de Imprescindibles muestra los inicios de su viaje en la literatura, un periplo en el que llegó a dudar de su talento.  

  • 2:59 27 jun 2019 Fragmento del documental de Imprescindibles 'Mario y los perros' en el que se explica el éxito de la publicación de la novela 'La ciudad y los perros'.

  • 2:58 27 jun 2019 Fragmento del documental de Imprescindibles 'Mario y los Perros' en el que se explica la dura infancia de Mario Vargas Llosa tras encontrarse con su padre. 

  • 56:22 23 jun 2019 La fotógrafa Joana Biarnés fue una mujer en un mundo de hombres, superó los prejuicios de su época, triunfó en su profesión, conoció e inmortalizó a las grandes personalidades históricas. Joana inmortalizó, con proximidad y naturalidad, a las principales personalidades de la cultura española de los años setenta, y también a todos aquellos creadores famosos que nos visitaban por aquellos días. Fue la única fotoperiodista que consiguió estar cerca de los Beatles, acompañó a Massiel al Festival de Eurovisión de 1968, fue la fotógrafa oficial de Raphael durante una década y fue amiga íntima del cantante Joan Manuel Serrat, del gran director de orquesta Xavier Cugat, de pintor Salvador Dalí, del actor Fernando Rey, del torero El Cordobés, de la tonadillera Lola Flores, y hasta de la Duquesa de Alba. Una entre todos' es un retrato íntimo y único de una mujer, de un tiempo y de un país, y constituye la recuperación de un personaje imprescindible de la cultura española del siglo XX.

  • 50:51 16 jun 2019 El documental retrata de forma íntima y personal a un personaje fascinante. Alberto Corazón no es solo la cara escondida tras muchos de los diseños que construyen la imagen de España que tenemos en nuestro inconsciente; es también un creador polifacético que saborea la vida en todas sus facetas.

  • 57:05 07 jun 2019 Documental que repasa la trayectoria vital y profesional de un auténtico genio de la televisión en España. Contamos con el testimonio de aquellos que han estudiado su obra, pero sobre todo con el de sus amigos y de la gente que ha trabajado muy estrechamente junto a él a lo largo de tantos años. Directores de cine, como Alex de la Iglesia o Juan Antonio Bayona, nos hablan de la enorme influencia que, con tan sólo dos películas, ha ejercido Narciso Ibáñez Serrador en toda una generación de cineastas españoles. Mientras que el testimonio de su familia nos ayuda a descubrir el lado más desconocido y personal de Chicho. Histórico de emisiones: 22/05/2017 27/01/2019

  • 1:03:58 02 jun 2019 A los 19 años, Eduardo Chillida (1924-2002) era un atleta superdotado encaminado a convertirse en leyenda del fútbol. Pero una lesión brutal durante un partido le apartó para siempre del deporte profesional. Nadie excepto Pilar Belzunce, su compañera de vida, sospechaba en aquel momento que el joven portero de Hernani se disponía a reescribir su destino y a morir unas décadas más tarde como uno de los mayores escultores del siglo XX. 'Lo profundo es el aire' no es una biografía convencional, sino una evocación poética y trepidante de un artista incomparable. Una personalidad que sigue viva a través de sus obras, de sus ocho hijos y de algunos de sus más estrechos colaboradores. Histórico de emisiones: 03/10/2016

  • 1:49 02 may 2019 El documental de Imprescindibles "Camilo Sinfónico. Vivir así" es un recorrido audiovisual por la carrera del gran artista Camilo Sesto. Basándose en una de las últimas entrevistas concedidas por el artista tras la publicación de su último álbum, Camilo sinfónico (Sony Music), nos adentraremos en su particular viaje desde su Alcoy natal a las cotas más altas de éxito y popularidad.

  • 1:18:49 28 abr 2019 Basada en la vida y la obra de Antonio Machado, recrea su mundo interior y los paisajes que sustentaron su propia vida, utilizando elementos de su poesía para abordar todos los temas de su obra. Histórico de emisiones: 30/11/2012 21/02/2014

  • 55:54 21 abr 2019 Documental biográfico sobre el fotógrafo español Chema Madoz, en el que contemplaremos sus fotografías y nos acercaremos a su proceso creativo a través de varias entrevistas con Madoz y con otros artistas, escritores, fotógrafos...que han reflexionado sobre su obra. En este documental han participado entre otros, el pintor Fernando Bellver, el galerista Borja Casani, la escritora Menchu Gutiérrez o el comisario de exposiciones Alejandro Castellote. Amigos y colaboradores de Madoz que nos han dado las claves para entender su obra. Las resonancias que le unen a Joan Brossa, a José Val del Omar, al surrealismo y a las greguerías de Gómez de la Serna. "Chema Madoz descubre lo extraordinario dentro de lo cotidiano". Esta frase, quizá resume la característica principal del trabajo de Chema Madoz. Premio Nacional de Fotografía en el año 2000, Madoz ha seguido una trayectoria que lejos de estancarse o repetirse está siempre en constante evolución. Histórico de emisiones: 11/02/2013 09/01/2015

  • 1:20 04 abr 2019 “El amor y la muerte” se asoma al mundo fascinante que rodeó al compositor sus amigos músicos y pintores en la Barcelona modernista de finales del siglo XIX y principios del XX, sus viajes a Madrid, París y Nueva York, la lucha por la vida y los primeros triunfos. Además, el documental de Imprescindibles descubre la música y los detalles del trágico destino de Enrique Granados.

  • 56:53 17 mar 2019 Martín Chirino se define como herrero. Sus esculturas fluyen de sus brazos y nos descubren la belleza del pensamiento. Y tiene un origen: un niño canario fascinado por los astilleros y la mar. Histórico de emisiones: 24/10/2014

  • 1:59 04 mar 2019 El documental muestra el proceso de trabajo como pintor, como escultor, y como docente, del artista. Una persona muy humilde, una actitud que sorprende a muchas personas dado que sus obras se cotizan en millones de euros.

  • 2:05 01 mar 2019 El documental de Imprescindibles ‘Antonio López. Apuntes del natural', coproducido por RTVE y CMM Castilla la Mancha, muestra el proceso de trabajo de Antonio López como pintor, como escultor y como docente. El artista se ha convertido en el pintor realista español más importante en la actualidad.

  • 57:38 24 feb 2019 En este documental entramos en el espacio íntimo del pintor Juan Genovés (Valencia, 1930), su estudio en Aravaca (Madrid). Nos acercamos a su obra reciente, a su momento vital para recorrer de su mano la convulsa historia reciente de nuestro país y su compromiso político y social con el tiempo histórico que le ha tocado vivir. Un artista imprescindible con un gran éxito internacional que se levanta cada madrugada a pintar en soledad y que a sus más de ochenta años, es un ejemplo de vitalidad, disciplina y buen humor. Ha sido galardonado, entre otros, con la Mención de Honor (XXXIII Biennale di Venezia, 1966), la Medalla de Oro (VI Biennale Internazionale de San Marino, 1967), el Premio Marzotto Internazionale (1968), el Premio Nacional de Artes Plásticas de España (1984), el Premio de las Artes Plásticas de la Generalitat Valenciana (2002) y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, Ministerio de Cultura (2005). Histórico de emisiones: 31/10/2014

  • 57:20 03 feb 2019 El documental "Fernando Savater, ahora que lo pienso"  ha seguido al filósofo en su gran pasión, las carreras de caballos, a través de los hipódromos de Lasarte en San Sebastián y Zarzuela en Madrid y ha recorrido su verdadero paraíso emocional desde la infancia: la ciudad de San Sebastián, el lugar donde siempre quiere estar.

  • 1:34 16 ene 2019

  • Jaume Plensa

    Jaume Plensa

    58:10 16 dic 2018

    58:10 16 dic 2018 Este documental es un recorrido por la obra del escultor español Jaume Plensa, conocido internacionalmente por su compromiso con el arte en espacios públicos y por ser uno de los máximos exponentes de la escena escultórica actual. Histórico de emisiones: 11/11/2010 14/03/2014 26/02/2018

Mostrando 1 de 20 Ver más