www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3309156
Para todos los públicos  Imprescindibles - Jorge Pardo, en el 3 y el 2 - ver ahora
Transcripción completa

Ponme el micro este que se me ha caído.

Socorro.

Voy a coger mi flauta.

Dame un vasito de vino.

¿Se puede?

(TODOS JALEAN)

Salud.

(Aplausos)

Bueno, aquí estamos, pero no estamos solos.

Estamos solos, porque vamos a contar con la ayuda...

Hay muchos artistas por aquí, entre el publico,

y vamos a tocar medio temita nosotros,

y luego ya...

La percusión cuando era jovencito,

pero ya se ha convertido en un clásico.

Él viene desde el mismo centro del barrio de Lavapiés,

el señor Valdomero.

(Aplausos)

Hoy tenemos la suerte de tener entre nosotros

del misma centro de la ría de Huelva, Pablo Báez.

(Aplausos)

En la guitarra, del mismo centro de la familia Habichuela.

(Aplausos)

(Música)

Vamos a hacer un tema de este disco "Huellas",

que se llama "Sanlúcar-Mojacar".

Sanlúcar la gama blanca; Mojacar, la gama roja.

(Música jazz)

En poco sentado, ahí sí, porque ahí, vámonos.

(Música)

¡Ole!

(Música)

Cuando termina él solo, es que yo otra vez retomo yo eso,

libre, y voy a tocar encima.

Por eso, yo mi solo, estoy sólo como una abejita.

De flor en flor.

Antes de ir al tema final, es una vez.

(Música)

Ya está, otro tema.

(Música alegre)

La primera vez que vi a Jorge yo,

fue un concierto con Paco de Lucía en el parque de atracciones.

Yo tendría 9 años.

Estaba el disco de "Solo quiero caminar"

y ese disco, la verdad, marcó mi vida.

(Música)

Me gusta mucho una reflexión que se le atribuye a Picasso, decía:

"El arte no está en la mano que lo hace,

sino en el ojo que lo ve".

En principio, cualquier detalle puede ser susceptible

de algo grande si realmente lo sabes ver.

(Música)

(Tuba)

De repente a mí me llama un día para decirme

que quería que grabara en varios temas

de un nuevo proyecto que estaba haciendo,

que era "Huellas".

(Tuba)

Yo me quedé muy flipado cuando me mandó los primeros temas,

porque era muy futurista yo creo,

en sentido flamenco melódico.

(Tuba)

Modernizó el flamenco que hacíamos, por así decirlo, con los instrumentos

y aproximó mucho más el jazz y todo el lenguaje del jazz

e hizo una sola cosa.

(Tuba)

Yo creo que es un poco la onda, la intención,

cómo remata la frase y cómo busca el pellizco, el remate.

Cada tema, de repente, algunos han aparecido

de meras improvisaciones

a lo mejor a lo largo de una secuencia,

improvisaciones largas de las cuales estás grabando

durante 30 minutos, y durante 30 minutos

rescatas cuatro compases que dices: "Estos cuatro compases".

Tienes que saber verlo como un minero sabe ver

una pepita de oro en medio de un montón de arena,

que es, que puede pasar desapercibida,

si no te fijas mucho.

(CANTAN)

El grupo no es precisamente conocido,

no por la calidad de su música,

ni tampoco porque sean chicos feos o antipáticos, todo lo contrario.

Es un grupo que lleva funcionando algún tiempo,

aunque sus componentes llevan mucho en esto de la música

y siempre intentado hacer un tipo de música interesante,

un tipo de música actual,

se mezclan el jazz, se mezcla el rock,

y muchas influencias de aquí, muchas influencias autóctonas.

(Música jazz)

Yo te diría para empezar que el jazz para mí

no es un tipo especial de ritmo, ni un tipo especial de armonía.

Es una concepción de la vida, una manera de vivir,

una manera de sentir también.

Pienso que la música debe salir de una manera fluida de ti mismo.

De manera que a través de ella influyen en ti

la cantidad de influencias que has recibido hasta entonces.

Evidentemente en mí y en muchos de nosotros, el jazz es una de ellas.

(Música jazz)

Uno de los primeros, no el primero,

pero uno de los primeros temas que grabé junto a Jorge

estaba en un disco mío titulado "Dolores",

que fue el que dio paso al grupo y a todo aquella maravillosa aventura

que vivimos durante unos años.

El tema se titulaba "La niña de los Montoya".

Este tema comenzaba con un sonido del mar,

las gaviotas,

y poco a poco iba entrando la flauta de Jorge

con un eco que hacía

que se pudiera respirar la libertad del aire libre,

del mar, del sonido de las olas, de las gaviotas.

(CANTA) "Tú me recuerdas al bailar la sonrisa de las olas".

"Cuando te mueves, veo tu cuerpo, es matado por el agua".

"Largos cabellos de gitana descienden por tu espalda".

"Gaviotas hay en tus manos que de pronto

se estremecen de placer,

que echan a volar".

"Partiendo en busca de la libertad".

(Música)

"Es tu vestido azul y malva, la calidad de vida.

"Es un hilo de deseo que fluye de mis venas".

Se forma al calor de esa generación de músicos

de la Universidad de Madrid,

y al calor de Pedro Ruiz Blas.

Pedro Ruiz Blas tiene la llave, por así decirlo,

de poder grabar discos en una compañía

como en ese momento es Polydor.

Tiene un contrato discográfico, cosa que no era tan fácil

en aquella época.

"Hay heridas en mi corazón".

No lo sé, a veces lo pienso, y no sé de dónde vengo.

Mi padre no tocaba la guitarra ni conocía a ningún músico.

Ni siquiera ningún artista.

Por eso a veces me pregunto de dónde me puede haber venido

esa fuerza, por así decirlo, para relacionarme

con otra gente que sí lo ha vivido,

con un músico neoyorquino que viene, te miras a las ojos

y tocas juntos y parece que estás hermanado.

Con los flamencos mismos también, esa herencia musical

que hay entre los flamencos, entre las familias gitanas.

Aprenden unos de otros, y tiene ese orgullo, esa fuerza

de tener esa profesión, arte dentro,

tampoco he disfrutado de eso.

Sin embargo, sí me he entendido con ellos,

siempre me he entendido con ellos.

(Música jazz)

Hay un piano en mi casa que preside un saloncito,

tenía un busto de Beethoven encima del piano

un busto de Beethoven grande, una cabeza de tamaño natural

que impresionaba.

Mi padre decía que cada vez que pasábamos por delante de él

había que saludarle.

Obviamente, era una broma de mi padre,

no era un asunto formal lógicamente,

pero cuando estás a solas, y tienes al busto de Beethoven

encima del piano y delante de ti

realmente algunos sueños se escapaban.

(Música jazz)

Tuve la posibilidad que me dejaran montar una banda

para tocar en un club de jazz recién inaugurado,

en un trozo que les sobró al hacer una discoteca

que se llamaba Cerebro, que estaba en la Plaza de los Cubos,

en la Calle Princesa, y vi bajar por la Gran Vía

a un chico, yo debía tener en aquel entonces unos 24-25 años

y él debía tener 17, una cosa así.

Con un sombrero cordobés, un poncho,

unos pelillos así en la barba

y el pelo así, largo, y entonces en mi cabeza sonó algo así.

(SILBA)

Algo así.

Él sabe que se lo digo sin mala fe.

Llevaba una caja negra debajo del brazo,

que a mí me parecía la caja de los compases y de las bioceras

que se utilizaban para la gente que éramos delineantes,

pero que era la funda de la flauta.

Me dijo Tomasa Miguel:

"Es Jorge, y es un chico que toca muy bien"

Le dije: "¿Ah sí? Pues vente para el club".

Me lo llevé para allá.

Llegamos al club, él sacó su flauta, se puso a tocar,

y desde ese momento me di cuenta perfectamente de que tenía algo.

En aquella época no era fácil que hubiera un músico de jazz

tan joven y que tocara tan bien,

que tuviera tanto sentido de lo que era la improvisación

y la armonía.

A mí aún me siguen diciendo:

"Tu hermano Jesús, la camiseta de leopardo que traía".

De cebra.

Ahora se la ponen ellos.

Claro, siempre les han gustado los temas de la moda.

(Música jazz)

Por Candela. Por Candela.

Él empieza con la guitarra conmigo, porque como te digo,

nos regalan una guitarra, también queríamos tenerla,

y nos compran una para los dos.

Era una guitarra muy barata, guitarra española,

e inmediatamente, como queremos utilizar la guitarra para tocar,

bueno otras cosas que no eran guitarra clásica,

le ponemos unas cuerdas de metal,

que era lo que llevaban las guitarras acústicas.

La guitarra empieza a combarse,

porque la guitarra era mala, empieza a combarse,

y aquello dura, creo que duró 7-8 meses.

Mientras tanto....

Nunca pensé en la flauta.

Jamás pensé en una flauta,

pero un día pasando por una tienda generalista,

de diferentes artículos de regalo, vi una flauta dulce,

una flauta de pico, de plástico, que son comunes en las escuelas.

En aquella época, era la primera vez que vi una flauta de aquellas.

Entré, vi que no era un instrumento muy caro,

que era relativamente asequible, y decidí comprármelo.

Hasta que apareció la flauta travesera,

que era más cara, mis padres no se lo podían permitir

el lujo de comprármela, y entonces trabajé

durante un verano con mi bolsa.

Llevaba cremas de manos, champú a la Brea,

tocando los timbres de las puertas de los barrios de Orcasitas,

del pan bendito, con mi bolsa durante el verano,

y sacaba una comisión de lo que vendía

y pude comprar una flauta.

(Música jazz)

Aprendemos y empezamos a meternos en el mundo del jazz

en una iniciativa privada, pero que se organiza

alrededor de la Escuela de Industriales.

Ahí Jorge, con la flauta,

empieza a tener una ascensión muy rápida,

porque además como es un instrumento muy novedoso,

empieza a encajar muy bien con la gente que aparece por ahí.

Además, tenemos la suerte que empiezan a aparecer por ahí,

por esa aulas de Industriales,

algunos de los mejores músicos de Madrid,

Jean-Luc Vallet, Peer Wyboris tocaba la batería,

John Valle tocaba el piano,

estaba también Dake Thomas, que era un contrabajista

de la Orquesta Nacional que tocaba jazz,

un chico de color,

y estos se ofrecen voluntariamente a enseñarnos.

(Música jazz)

A partir de ahí, para arriba todas.

(Música jazz)

El jazz es una palabra que define a una música,

que aún naciendo en Norteamérica, de los negros de Norteamérica,

se ha convertido en un fenómeno universal casi,

precisamente la difusión, la gran difusión que ha tenido

la cultura norteamericana en todo el mundo.

Creo que es un lenguaje que pertenece a todos los músicos del mundo,

y que cada músico le ha dado su propia identidad,

cada país su identidad,

se ha mezclado mucho con los folclores,

y ahora mismo creo que corresponde a un folclore universal.

Para mí el jazz en esa época significaba también una revolución,

era revolucionario, era poder expresarte con tu propia boca.

(Música jazz)

En aquella época en el grupo entraban y salían varios músicos.

Percusionistas que eran venezolanos, que eran de otros países,

que nos ayudaban a tocar la música que queríamos.

También es cierto que nosotros tocábamos en festivales de rock

pero tocábamos otro tipo de música

y normalmente nos ponían a tocar los últimos.

Cuando ya la gente estaba hecha polvo,

cuando estaba amaneciendo en la calle era cuando nos tocaba.

Nos tocaba salir a nosotros a tocar,

porque éramos los raros de la historia.

(Música jazz)

Elegí el lenguaje de la música

o quizá el lenguaje de la música, de los sonidos me eligió a mí,

ya en mi tierna infancia.

(Músicas jazz)

El mundo de las palabras

es un mundo que define ideas muy concretas,

un mundo que encierra muchas perversiones también,

es un mundo difícil que me gusta pasar de puntillas sobre él,

y sin embargo el mundo de los sonidos es un mundo

lleno de sinceridad y no tergiversable.

Es un mundo que habla directamente al corazón y al espíritu de la gente.

Creo que ahí fue donde me fue ganando el no tener que hablar.

(Música jazz)

(Aplausos)

El jazz ha ido recogiendo huellas y dejando huellas

por todas latitudes y longitudes de este planeta.

A la Luna no hemos ido, ni a Marte,

pero por los demás sitios sí,

hemos ido bien lejos, hasta Australia,

en América Latina, hemos estado en toda Europa,

en India, y ahora nos estrenamos

aquí, en México, con mucho gusto.

(Música jazz)

Mi padre siempre me pone en aprietos: "Venga, ahora tú solo".

Y me deja solo en el escenario, y eso me está llevando

a encontrarme un poco a mí mismo musicalmente.

(Música jazz)

Hola, ¿qué pasa?

Creo que le vamos a dar un poco más de grave.

De grave.

(RÍEN)

En el año 70 y tantos, no me acuerdo cuantos tantos eran,

pero estábamos por ahí, por Madrid,

había todo el rollo de la Movida Madrileña,

pero en la Movida Madrileña, la que se ha dado a conocer,

nosotros no estábamos, estábamos en otra onda.

Nosotros no llegamos a manifestarnos por este lado de la música.

Para nosotros aquel momento era el encuentro contigo

encontrarnos con todo ese espíritu de Brasil,

del nordeste de Brasil,

además de toda la capoeira, todo aquello que traías tú,

era como una magia brutal, y al mismo tiempo, no sé,

esas cosas, era cercano, de una manera era cercano,

generacionalmente.

También era la fusión

de todo eso que estaba surgiendo

un poco hasta... Fusión ha existido.

Toda la vida.

Sobre todo fusión tiene que ser, si tú quieres fusionar una cosa,

creo que hay que, con perdón, entre comillas, mamarla.

Conocer. Para coger de esa fuente.

Claro, no hay una manera directa, que te hayan contado de un disco.

Vivirla. Exacto.

Es una forma de vida. Exactamente.

(Música jazz)

Recuerdo que con el disco "10 de Paco"

ya iba en ese grupo.

Estaba también Carlos Benavent, y estaba Rubem Dantas.

Se juntaban un montón de músicos,

y un día, no sé quién falló de ellos, que me llamaron:

"Oye, vienes a tocar".

Ya me tiré toda la noche sin dormir, escuchando el disco,

me levanté a las 4:00 horas para escucharme los temas,

y estudiar en la casa, porque para mí

era tocar con lo que yo de niño siempre soñaba,

con los músicos de Paco de Lucía.

-En el 77, hicimos "La leyenda del Tiempo".

Exactamente, ahí ya nos conocimos.

También "Lola y Manuel", también "Romero Verde".

En el Teatro de Madrid coincidimos.

Yo iba tocando con Hilario Camacho. Y yo con los Montoya.

Y con mi hermano Jesús, y tú estabas con los Montoya.

Luego coincidía también por el rollo con Paco, con los flamencos

que en aquella época a raíz de la generación de Paco,

que también estaban más curiosos con la música de otros sitios.

Acuérdate de Paco que mencionaba siempre a Baden Powell.

Bueno, yo cuando conocí a Paco

Paco quería ser Baden Powell.

Tú sabes cuando lleguemos a esa edad y queremos ese artista

porque nos gusta mucho.

(Música jazz)

Entonces teníamos aquello de despertarnos todos los días.

Cuando íbamos... Estábamos todo el día liados.

Me acuerdo que íbamos a los ensayos al estudio de Phonogram,

que ahí es donde conocimos a Camarón.

Estaba con "La línea de tiempo", ahora Raimundito, la del tomate,

y ahí no paramos de tocar,

desde las 17:00 horas

hasta que nos decían que nos marcháramos.

Después la "Leyenda del tiempo", que es cuando estuvimos ahí.

Me acuerdo que ensayábamos "Dolores" en un estudio,

y "La leyenda" se estaba grabando en el estudio de al lado.

Me acuerdo que con el Tomatito, tú, Camarón,

andábamos de un estudio para otro, de un estudio para otro.

(RÍEN)

Aquello era un fantástico caos.

(CANTA) "Como el agua, como el agua,

ay como el agua".

(Música jazz)

No era una conciencia real de lo que estabas haciendo,

era una ilusión, un empuje, una intuición

de que lo que hacías te gustaba y tenías los compañeros adecuados.

Formabas parte de algo, que no se sabía muy bien qué.

Era un poco

una ceremonia de la improvisación

y de lo que fuera saliendo.

Según iban saliendo, se podían cambiar los planes.

Jorge ha sido un gran admirador de todos los músicos viejos,

flamencos,

y ahí ha chupado mucho Jorge Pardo,

porque ha sido un tío muy listo,

ha sido un tío muy serio en lo suyo, muy formal,

y siempre llegar primero al ensayo, y con muchas ganas.

Eso los flamencos lo vemos.

Cuando hay un tío de otro tipo de música

que no es el flamenco, que quiera aprender flamenco,

que quiera meterse dentro de nosotros.

Para nosotros es un placer que un tipo como Jorge Pardo

que haga una alegría de la Perla, o unos tangos de Camarón,

o un fadango de Morente.

Eso llama la atención a una persona como yo,

con mis años, me llama mucho la atención

una afinación perfecta y tiene el respiro de un cantaor.

(Música jazz)

El bombo está apagado, como con una manta.

(Música jazz)

Mis recuerdos de aquí, de este parque, son los más gratos,

de niño veníamos a jugar aquí,

con los compañeros del cole,

o cuando hacíamos pellas e íbamos a unos billares que había aquí.

Jugábamos aquí al futbolín.

Unos años más tarde, veníamos con la guitarra,

y había colegas que nos juntábamos aquí con la guitarra,

había algunos que tocaban bien,

y cuando ya tengo la flauta travesera,

ya vengo por aquí, pero en realidad

empiezo a frecuentar otros circuitos,

ya más selectos. Más selectos.

Nos abandona por el estrellato.

(Música jazz)

Paco no sabía nada de jazz, no tenía ni idea,

no sabía prácticamente nada.

(Música jazz)

Estaban ofreciendo desde Inglaterra

convertirse en un artista de mucho más calado internacional,

pero para poderle insertar dentro del circuito

donde estaban los Weather Report, los Chick Corea

es decir, el circuito de fusión.

(Música jazz)

Necesitaba llevar con él músicos jóvenes,

que tocaran también de otra forma.

(Música jazz)

Paco de Lucía le tenía a Jorge a estar en el escenario,

a estar en el escenario, comportarse en el escenario

y aprendió mucha música de Paco.

Todos aprendemos unos de otros,

pero Paco puso al grupo Dolores.

Lo que pasa que el grupo Dolores luego le hizo

una fusión muy buena a Paco de Lucía.

Era un sexteto, pero parecía que había una persona.

(Música jazz)

Paco fue valiente porque introdujo cosas que no estaban en el flamenco,

y creó, entre todos creamos

un sonido y una estructura de grupo,

que después ha sido copiada por mucha gente.

(Música jazz)

Me acuerdo que al principio era un poco duro,

porque tanto Jorge como yo

éramos instrumentos extraños para el flamenco,

éramos un poco bichos raros para los puristas.

Al principio, me acuerdo,

las primeras veces que tocaba con Paco

en Oporto, en Portugal, yo hacía un tema,

el primer tema que hice con Paco era una colombiana,

un dueto de bajo y de guitarra.

Era como una osadía,

un bajo eléctrico salir solo con Paco de Lucía,

me acuerdo un grupo de puretas que había,

de gente más conservadora del flamenco,

que le decían a Paco:

"El de la guitarra china que se vaya".

Entonces, yo me quedé como el de la guitarra china,

y Paco me presentaba:

"A la guitarra china, Carlos Benavent".

Me levantaba y saludaba.

(Música jazz)

Jorge, según quien, decía toca con el trapecio,

porque tocaba con el saxo pequeñito que usaba.

(Música jazz)

A mí me decían que hacía música de espiritista.

(Música jazz)

Era el primer concierto con Paco, en Bruselas.

Nos montamos en dos taxis diferentes y a mí me toca en un taxi

con mi compañero Pedro, Pedro Ruiz Blas.

El taxi se despistó,

no sabía muy bien donde iba.

Nos vemos dando vueltas en Bruselas, sin saber el teatro

donde teníamos que ir, nosotros no sabíamos nada de nada.

Cuando llegamos el concierto había empezado.

Ese fue mi debut con Paco.

Resulta que en la segunda parte salimos a hacer,

tocamos la danza del fuego,

estaba todo medio ensayado, nada más,

y cuando salgo al escenario, a empezar con la danza del fuego,

me dice Paco en el mismo escenario y con el público:

"Toca solo".

Yo digo: "Yo, ¿solo?

Me dice: "Sí, sí, que toques solo algo".

Me tuve un que inventar un solo de flauta allí improvisado,

y a partir de entonces se quedó como parte del repertorio de Paco

para los restos.

(Música jazz)

Cuanto mejor tocas por bulerías, mejor haces el jazz.

Cuanto mejor haces el jazz, mejor tocas por solea.

Mira quién está ahí, Jorge.

¿Cómo vas? Bien, qué bien vivimos en Granada.

(Música jazz)

Para el que no tenga ni idea del compás de bulerías,

un pequeño concepto.

Primero, el compás de bulerías nace de una amalgama

que está basada en el 3 y el 2, es tan antiguo como eso,

y de esa combinación de esos dos conceptos

nacen estos ritmos.

Esto tan sencillo como es donde caben dos, caben tres,

es decir, un, dos, un, dos, un, dos,

un, dos, un, dos, tres,

un, dos, tres,

un, dos, tres.

(Música)

(HABLA EN INGLÉS) Me encontré con Paco y con su música

hacía 1972.

Yo no sabía mucho sobre flamenco.

Tenía cierta familiaridad con la música de Cuba,

con la música de Puerto Rico,

pero sobre música tradicional española

y sobre el flamenco no sabía gran cosa.

Cuando vi tocar a Paco, no sabía que se llamaba flamenco,

pero fuera lo que fuera me gustó muchísimo.

-Te enseño la habitación y vamos para allá.

Sí, que vengo cansado.

Sus cuatro compases de tres por ocho lo que dura el patrón de la bulería.

Un, dos, tres y un, dos, tres,

un, dos, tres y un, dos, tres.

(HABLA EN INGLÉS) Entonces vi que la música que yo estaba creando

se basaba en las armonías, en el sabor,

las melodías y los ritmos de la tradición musical española.

(Música jazz)

Dentro de ese ta-ta-ta,

hay más subdivisiones de dos y tres,

por ejemplo, lo que en el argot de flamenco se llama la contra.

(Música flamenco)

Tócala conmigo.

(Música flamenco)

Un, dos, un, dos, un, dos, tenemos otro binario ahí.

Por encima de ese binario también hay un ternario.

¿Lo puedes tocar tú, Pablo?

(Palmadas)

Con el contrabajo si quieres.

(Música flamenco

Había dicho que era multiintrumentista,

en realidad es multifacético.

También él hace unos alicatados en el azulejo, buenísimo.

(HABLA EN INGLÉS) Los músicos con los que conecté mejor

fueron Jorge, Carlos Benavent, el bajista,

y Rubem Dantas.

(Música jazz)

(HABLA EN INGLÉS) Así que en determinado momento

decidí que lo mejor para aprender más sobre esta tradición musical

no era simplemente oír discos y leer un libro,

sino tocar con los músicos que estaban haciendo esa música.

(Música jazz)

(HABLA EN INGLÉS) Dimos la vuelta al mundo

un par de veces con esta banda.

Dimos muchos conciertos e hicimos un par de grabaciones

que fueron realmente memorables para mí.

"Touchstone" fue una y "Rumba flamenco" fue otra.

(Música jazz)

(HABLA EN INGLÉS) Jorge puede tocar cualquier estilo de música,

aunque ahonde sus raíces en el flamenco,

es un gran improvisador.

Después descubrí que también es un gran compositor.

(Música jazz)

(HABLA EN INGLÉS) Creo que no conozco a nadie

que haga sonar una flauta como él, porque quizá es que la oye

como una voz, porque suena muy vocal lo que hace

y me inspira.

Cuando veo cómo coge una frase y toca algo,

es muy especial en ese sentido y es muy musical.

Por ejemplo no es de los que toca muchas notas todo el tiempo,

eso es fácil,

introduce sus frases como si fueran poesía en la música.

Da tiempo a que se desarrolle la frase

e interactúa muy bien con la pieza,

con lo que están haciendo los demás músicos.

(Música jazz)

Taca-taca-taca, un, dos, un, dos

tenemos ahí el tresillo correspondiente.

Tacara-tacara-tacara.

Lo que tiene un batería de jazz en su mano derecha, chica-chica.

Conviértelo en swing.

(Música)

Tenemos la misma subdivisión, pa-pa, pi-pi.

(Música)

Funcionan de la misma manera esa subdivisión,

eso que el argot del jazz se llama swing.

En el argot del flamenco se llama aire o soniquete.

Es el mismo concepto, ese ritmo febril,

que te sume en el trance.

(Agua)

(Música)

(Flauta)

Se puede decir que mi instrumento más íntimo,

que yo cojo en casa para tocar, es la flauta.

Rara vez cojo el saxo, pero eso me ha llevado a la tentación

que va recorriendo kilómetros

y vas haciéndote

más viejo zorro, de decir:

"¿Sabes lo que te digo? Igual sólo con la flauta me apaño

y el saxo lo voy a dejar en casa aparcado durante un tiempo".

Esa sensación la he tenido o la voy teniendo más de una vez

y soy incapaz, y soy incapaz,

porque si bien te acabo de hacer esta confesión de la flauta,

pero estoy tocando la flauta y digo: "Necesito".

(Música jazz)

Como nos llamábamos.

Antes estaba intentando acordarme y no me acuerdo.

Ah sí, "Flamenco All Stars", que éramos un montón,

Chano Domínguez, Carlos Benavent, Jorge Pardo, Rubem Dantas,

Cañizares, El Bola, El Potito, éramos un montón.

Hicimos unos cuantos festivales por el mundo,

y ahí empezó la cosa

hasta que acabó en el trío,

y el trío con Carlos y conmigo

surgió de una forma, fue sin querer.

-Una vez nos quedamos sin cantaor ni cantaora,

ni guitarrista, solo con Tino, el percusionista,

uno de los percusionistas, Jorge y yo.

Teníamos que cantar en la Sala Bikini de Barcelona, de aquí,

o anulábamos el concierto o tocábamos los tres solos.

El éxito fue tal, tanto interno como externo,

que decidimos vamos a ganar más dinero,

vamos a tener menos problemas,

así que vamos a funcionar los tres.

Así empezamos a hacerlo.

(Música jazz)

Música tenemos de sobra, es simplemente elegir

hacemos este tema: "Hostia, ¿te acuerdas del tema...?"

"¿Cómo era?" A ver como era.

Salimos al escenario y hacemos, que también hay que tener.

-Hombre maestro, cuánto tiempo. ¿Qué pasa?

Ya está terminado.

(Flauta travesera)

Puedes tocar en ese tono, pero también en este.

(Flauta travesera)

Él te coge el tema, se pone a escucharlo,

y dice: "Aquí hay algo raro, a ver".

Te lo vuelvo a poner.

Te dice esto está raro, y te lo arregla,

te lo hace en un "tri".

(Música jazz)

Más adelante lo veremos, pero hay una notita,

un par de notitas,

que la policía flamenca me ha dicho. No están en tiempo.

(CANTA) "Eres un querer dar sentido

y en menudo lío me voy a meter.

Que mira tú que traes, qué tienes,

te parece a buscarme,

que en medio de todo tú a mi me besaste".

(Música flamenco)

(Música)

Sé que hemos coincidido en sitios, en conciertos,

hemos tocado juntos, pero sí que empezamos

a tener más trato en un concierto que hice en Granada.

Me llamó, me dijo que venía,

se vino con su flautita, como va él,

y cuando llegó escuchó a la banda, se dio la vuelta y dijo:

"Voy a por el saxo".

Flipo con la banda.

(Música jazz)

Son historias de amor, de amor

en el término más amplio de la palabra.

(Música jazz)

Es un disco que se forma a través del tiempo,

de muchos años, pero que realmente ve la luz

en esta ciudad de Granada.

(Música jazz)

Estaba con un proyecto.

pero quiso contar conmigo para hacer algunos temas también ahí,

y después de haberlo grabado fue ya decidir hacerlo en directo.

Llevarlo a cabo con la banda, que resultó,

porque ha sido coincidencia, pero resultó que al final

somos la misma banda de Link y de la de Jorge.

(Música jazz)

Ritmos callejeros, trabajo con ordenadores,

he hecho una investigación en el flamenco, de alguna manera.

Intentar sacar unos cantes del flamenco,

tanto solea o seguidilla, cantes del jondo,

esos cinco cantes no se pierden, sino que cobra nueva vitalidad

en ritmos a cuatro, en vez de a tres.

En realidad, si escuchas los discos de Dolores

vas a encontrar cosas muy parecidas.

(Música jazz)

¿Qué hay debajo de ese mural debajo de las pinturas?

Seguramente hay una pintura árabe y debajo habrá un mosaico romano,

y vete tú a saber lo que hay por ahí debajo.

Es probable que encima de esa tapia un día

haya lo que Dios sabe qué, pero su esencia no desaparecerá.

(Música)

Entre nuestras virtudes está la de no ser pesado,

pero esta noche vamos a serlo, vamos a ser un poco más pesado.

Vamos a proponer un avance.

Vamos a proponeros un viaje de Sanlúcar a Mojacar.

(Música jazz)

Ha sido un placer hablar contigo. Ok.

(Música jazz)

Venga, te quiero. Y yo también.

(Música jazz)

La sabiduría no es tal si no es ingenua también.

El amor no es tal si no es ingenuo, profundo.

Así que amor, sabiduría, ingenuidad tienen,

comparten la misma esencia.

Así que por favor ámense, sean ingenuos,

y de paso sean sabios también.

(Música jazz)

A partir de ahí empezamos a ir más, con cierta frecuencias por las noches

a pasar por el estudio, a estar con ellos,

porque nos comentaban cosas.

Se nota que es el hermano mayor, me ignora completamente.

Tú sigue, está bien.

(Música jazz)

Ahora te toca decir: "Sí, es verdad". Exactamente.

Ya está, ya podéis continuar.

¿Ya está no? Pues nada, vámonos.

Esa es mi entrevista.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Jorge Pardo, en el 3 y el 2

Imprescindibles - Jorge Pardo, en el 3 y el 2

02 oct 2015

 El documental de TVE de la serie Imprescindibles "Jorge Pardo, en el 3 y el 2" viaja con los sonidos de la flauta y el saxo de Jorge Pardo para saborear su flamenco con alma de jazz. Jorge Pardo es un curtido explorador que lleva más de treinta años habitando los sonidos del flamenco y el jazz. Las líneas de la vida le cruzan con la música de Paco de Lucía y se enamora de los sonidos flamencos. Entra a formar parte del "Setexto" de Paco de Lucia donde aprende y aporta su forma personal de interpretar los cantes más tradicionales.

ver más sobre "Imprescindibles - Jorge Pardo, en el 3 y el 2" ver menos sobre "Imprescindibles - Jorge Pardo, en el 3 y el 2"
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 393 programas de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos