Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

4363884 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - Carles Santos - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué?

Bueno, pues vamos a empezar un poco de entrevista.

Vamos a empezar.

Yo vengo del piano.

Todo lo que he hecho luego ha sido una consecuencia del piano.

El origen de todo es el piano.

Piano, piano, piano.

El piano es un objeto cultural.

Es el rey de la selva dentro del mundo de la música.

Incluso ahora, con el piano puedes leer toda la literatura clásica.

De arriba abajo, toda la historia de la música.

Es como un ordenador, al mismo tiempo

es un gran instrumento fantástico.

Te condiciona mucho.

(Piano y percusión)

Es muy pronto, era el año 45.

Muy lejos. La situación era la que era

y bueno, a lo mejor en aquella época,

uno de la familia que despuntara con el piano,

yo creo que les debió de producir, a la familia en general,

una ilusión y mil cosas.

Pero yo no lo recomendaría. Es muy pronto.

El casarse con un instrumento siempre es un peligro.

Es un oficio muy curioso y muy arriesgado.

Y en este caso,

todavía lo es más porque además de tocar el piano,

estoy inmerso en otro tipo de lenguajes

y te la juegas un poco más.

(Golpe seco)

(Coro)

Carles me pidió,

en un momento determinado, hacia el año 2000,

le dije: "¿Qué vamos a hacer la próxima hora?"

Me dice: "Se llama 'Ricardo i Elena'."

¿Ricardo y Elena? ¿Tus padres? Y me dice que sí.

Le pregunté qué visual íbamos a coger y me dijo: "Cruces".

Todo cruces.

Esa cruz que lleva esta cultura encima.

Esa cruz tan potente visualmente,

que cuando se planta en escena no hay nada

que pueda competir con ella.

Era el recorrido de ese niño,

toda su vida, con un piano y con una cruz.

Con todo lo que arrastraba, con todo el peso.

El hecho de cambiar un piano por una moto,

si no lo he hecho, pues lo recomendaría.

Y quien dice una moto, dice otra cosa.

Yo creo que fue la decisión digamos mejor, me alejé del piano.

Desapareció el piano.

Y entonces viví de otra manera. Todo lo que no... Lo más normal.

Y luego, tampoco no era nada del otro mundo.

Y con esto luego volví otra vez al piano, a la música.

Pero entre medias de esto ya están los viajes a Nueva York,

ya tengo ideas, tengo inquietudes, he conocido gente,

he visto cosas que me han interesado mucho.

Ya puse un pie en el teatro.

Me rodeé de actores, de bailarines.

Hubo un antes y un después.

Fui en los años 70-80.

Había una buena situación, sobre todo en Nueva York.

Tal vez ahora no es tan interesante como aquella

por diversas circunstancias,

y tuve la suerte de ver nacer muchas cosas.

(Piano)

La vanguardia post-Cage está poniendo en juego

una serie de músicas nuevas muy diferentes a las europeas.

Son músicas llamadas repetitivas, el minimalismo.

Esto le influye bastante.

Y eso lo mete en la maleta, como quien dice, y vuelve aquí.

Y luego fue una de las buenas épocas de mi vida.

A veces pienso que nos hubiéramos tenido que quedar.

¿Por qué no?

Recuerdo que uno de los conciertos que hicimos, al principio,

antes de la "Suite Bufa" y todo,

hizo una obra de hidalgo que era una acción sin tocar.

Consistía en ponerse de cara al público,

abrir la bragueta y sacar un pañuelo.

Esta acción es muy sencilla, pero hace falta

tener mucho aplomo para hacerla.

Y lo hizo increíblemente bien. Y yo dije:

"Este tío está dotado para el teatro."

O sea, ya se le veía.

(Piano)

¡Bravo!

Usted les interviene y dice: "¿Qué es esto?"

Podría decirse que es un divertimento

o puede ser una venganza, puede ser mil cosas.

Son ocasiones que se presentan.

Yo tampoco hago exposiciones. Yo me dedico a la música.

(Piano)

La gente se sorprendía bastante.

Hay un piano, el cual primero estaba completo

y lo fueron golpeando

porque tenía una maza

y Carles había puesto la maza al lado para que la gente,

si alguien quería darle algún golpe, que se le diera.

Curiosamente, ahora está ya casi en las últimas, pero bueno,

como podéis ver, cada piano está intervenido

de una forma muy original, como Carles sabe hacerlo.

Yo no me dedico a la enseñanza, pero si me dedicara a la enseñanza,

a los alumnos del conservatorio,

además de tocar y de todas las penalidades que pasan

les pediría que pensaran en cosas de este tipo.

Romper un piano no es nada malo.

Es peor no tocarlo bien, por ejemplo.

Hay muchas posibilidades.

Hay dedos, pero no hay teclas.

En lugar de teclas, no hay nada.

Una pirueta, cada uno lo puede interpretar como quiera.

Es como un poema. Esto es un poema visual.

Y el silencio se impone.

¿Y este ruido que se oye?

Esto es una cruz que cae encima del piano, es otra historia.

Es una imagen, digamos, de "La pantera imperial",

que es la obra sobre Bach.

(Crujido)

El primer espectáculo se llamaba "Brossa lo brossot de brossat".

Tiene un poco como Almodóvar.

Dices: "Este título es de Almodóvar". Pues este título es de Santos.

Ahí empieza el sentido del humor de Santos.

Yo tengo que confesar que no conocía mucho a Brossa,

entonces tuve que pegarme una buena zambullida,

pero con Carles era muy fácil. Bueno, con lo que hizo,

mucha gente se sorprendió porque no quería hacer

un homenaje benigno de Brossa, él quería explicar su relación con él

particular, genuina. Nos usó a nosotros cuatro

para explicar su manera de ver a Brossa.

-A mí el arte me interesa como aventura.

Cuando hay una cosa que ya tiene unas leyes fijadas

realmente me deja de interesar porque ya se ha conseguido.

Lo veo como una aventura abierta, el arte.

Influyó mucho, sí, sí.

Tengo que reconocer que es culpable, es culpable.

Yo encuentro que está muy bien el haberlo encontrado a él.

Seguramente no estaríamos aquí, ni tú ni yo.

Estaríamos no sé dónde.

Es una persona que podríamos decir que me abrió los ojos,

pero creo que me abrió más cosas.

Fue muy positivo, pero al mismo tiempo, alto riesgo.

Alto riesgo porque el personaje ya era también de alto riesgo.

Era un concierto de música clásica.

La mitad música clásica, no me acuerdo,

y la otra mitad música contemporánea.

Estoy cubierto, ¿no?

Y él fue muy breve y me dijo: "¿Ahora qué?"

Es decir, con esto no hay bastante.

Con tocar bien el piano no es suficiente.

Y eso me lo tomé al pie de la letra

o fue un momento que yo estaba sensible

a cualquier cosa de ese tipo

y pasó lo que pasó.

(RÍEN)

Por ejemplo, yo tenía un ejercicio terrible

que tenía que remar 20 minutos, 18 minutos,

diciendo poemas de Brossa sin parar.

Y me trabajó cada poema musicalmente. Yo no me daba cuenta entonces.

Él busca intensidades, busca volúmenes, música,

pero el lenguaje también lo es, con que no deja de estar tan lejano.

Él dirige como una orquesta y tú eres un instrumento.

Aunque no cantes, aunque solo hagas un texto,

él trabaja musicalmente todo.

Entonces, si le suena bien, pues tira por ahí.

Él lo tiene muy claro, pero si tú un día improvisando

o del agotamiento puro de ese bucle que él te busca y te mete,

si a partir de ahí salen músicas nuevas, las aprovecha,

pero es como un director de orquesta.

Nosotros nos conocimos, curiosamente, en Nueva York

a través de amigos comunes en año 79 o así.

Y a partir de entonces nunca nos hemos perdido la vista

ni el contacto.

"Belmonte" es una obra feliz, una obra que tuvo la suerte

de que se juntaron las cosas en su momento

y fue una obra, para mí, extraordinaria.

Primero trabajamos a piano.

(Pasodoble)

Empezamos él y yo trabajando.

Después empezamos a tener a los bailarines,

después empezamos la orquestación, que por entonces,

Carles aún no había trabajado tanto como ha hecho después,

cosas tan enormes y tan extraordinarias,

pero fue un trabajo con la banda de Amposta.

Yo creo que sigue siendo una música extraordinaria "Belmonte".

Extraordinaria.

Para mí, yo siempre explico que es como una abstracción

en términos coreográficos, plásticos y musicales

de la tauromaquia.

Pero en realidad es la lucha entre la razón y el instinto,

todos llevamos dentro un toro que hay que poder lidiar,

en el buen sentido de la palabra.

Su música puede ser surrealista, si tú quieres, brossiana, ¿no?

Puede ser incluso iconoclasta, puede ser rebelde,

pero es una música que llega, es una música que apela directamente.

No es una elucubración mental,

es una música que tiene cuerpo, corazón y mente.

Y bueno, a mí me parece uno de nuestros grandes compositores.

Yo creo que si fuera americano, pongamos por caso,

sería un músico de enorme importancia en la historia de la música.

(Alarma)

Él es un híbrido,

gracias a su relación con Brossa,

entre lo que es el teatro, el ballet, por ejemplo,

y la música.

Y ha generado un tipo de planteamientos

y de obras que ha hecho él espectáculo.

Es un caso bastante singular.

Pero le viene de esto.

Yo era la que estaba en la bañera, paseándome por la M-30.

Fue un rodaje divertido e interesante.

Esa obra la hicimos para un festival de música de Cadaqués.

Pero luego la grabamos para televisión.

Entonces claro, en Madrid teníamos que ir parando,

cogiendo agua de las fuentes públicas, digamos.

Empezamos, pasamos por la M-30, pero hubo partes en la ciudad.

Era muy gracioso, era por la mañana, y a veces parábamos al lado

de un autobús y la gente, la veías que estaba así

y de repente miraba por la ventana y veía allí

a un loco cantando y otra bañándose.

Y se quedaban un poco como "qué es esto".

Pero fue muy divertido hacerlo.

Teníamos una secuencia también en una pieza

que llegábamos a un escenario, hacíamos un agujero

para que él sacara la cabeza y él me cantaba a mis pies.

Yo hacía todo un trabajo de pies, un poco ritmo flamenco

y él cantaba a mi pie.

Claro, tú ahora llegas a un teatro y dices que lo quieres agujerear

y te miran como que qué es esto.

Pero llegábamos y hacíamos un agujero y luego pues lo arreglaban,

pero nadie decía que no se pudiera hacer esto.

Tiene una parte que está muy abierta.

Él te pone una imagen y lo bueno es que tú, como espectador,

puedes un poco escoger o decidir cuál es el mensaje.

Cuando yo escojo una palabra, inconscientemente estoy buscando

si busco una vocal aguda para llegar de una forma más directa

hacia mi interlocutor o busco una vocal grave

como una "A", una "E" o una "O" para buscar una cierta distancia.

Cada vez que hablamos, estamos haciendo música,

consciente o inconscientemente.

La voz que utiliza Carles Santos es un instrumento más.

Utiliza las palabras de forma sonora.

(RECITA A SANTOS)

No es la palabra.

Es el ritmo, es la entonación, es la intención, el fraseo

que se utiliza para las palabras.

Y esto es una cosa muy bonita que muchas veces no se cuida.

Una de las ideas que surgió fue esta: recoger toda la música,

o parte de la música bocal, de Carles Santos

y subir al escenario desvinculada de la imagen,

desvinculada del contexto teatral.

Y a partir de aquí, hicimos un largo trabajo de selección

de la música y después, todo el trabajo coreográfico

de figuras visuales que pudieran reforzar aquella música.

Sí, sí, sí.

La mejor improvisación es la que se prepara.

Y vas pensando cosas, a veces aparecen cosas,

a veces piensas y no pasa nada.

Lo que funciona es el trabajo cotidiano,

tener una disciplina, trabajar tantas horas al día

y procurar no hacer paradas de dos semanas sin hacer nada

y luego deprisa y corriendo tratar de recuperar.

Yo encuentro que es mejor una cosa metódica.

El trabajo este es bastante curioso, pero bastante aburrido también.

En el fondo hay método. Tiene que haber un método.

Yo creo que fue una obra que fue una experiencia

muy atrevida y muy importante porque coger un coro

acostumbrado a cantar de manera rígida

y hacerlos moverse y bailar, convertirse en actores,

y de ahí empezó él a convertir a cantantes y a músicos en actores.

Esa es una de las cosas que le singularizan mucho.

(Música)

Yo recuerdo "Asdrúbila" al principio, la primera obra que hice en los JJOO.

Y me costó. Me costó un poco.

Me costó un poco en el sentido de que me costó entender

qué es lo que estaba haciendo.

De hecho, yo pasé "Asdrúbila" seguramente sin haber entendido

mucho qué es lo que había hecho. Hice todo lo que se me pidió.

Me subí a la rueda aquella, di vueltas cantando,

hice de trompeta, hice muchas cosas.

Pero ha sido con el tiempo que he entendido qué era todo eso.

(GRITAN) ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila!

Él es una persona muy fiel a sus artistas.

Cuando está a gusto con el artista, es casi una familia.

Y la verdad que, cuando ya llevas tres o cuatro obras con él,

todo es mucho más fácil.

"La pantera" arrasó realmente.

Es un espectáculo redondo,

en el que se descubre esa capacidad de Santos

para visualizar teatralmente la música.

Lo que hace con la música de Bach es sencillamente extraordinario.

Hay una escena en la que bailamos. Hacemos un baile flamenco,

un zapateado flamenco con una burra, todos enganchados a la burra,

con una fuga de Bach y funciona.

(Bach)

No se trata de ponerle música a una representación,

sino que es todo el trabajo inverso: es representar la música.

Yo creo que es una de las cosas más fascinantes de Carles.

Que antes fue la música y después fue la representación.

La inspiración viene directamente de la música.

A veces se representa una vez se tiene la música en la cabeza.

(Piano)

¿Qué le queda por crear?

Bueno, no lo sé. No tengo una meta especial

de hacer tantas cosas.

Me es un poco igual.

Si hay que terminar mañana, termino mañana

y si tengo más tiempo, pues haré más cosas,

tengo encargos como siempre.

No hay grandes emociones, pero tampoco hay un silencio

o un paro general excesivo.

Con perspectiva, mira su obra. ¿Cómo la definiría o cómo la ve?

Bueno, se parece mucho a alguien que yo conozco.

Pero a lo mejor no es tan bueno trabajar tanto.

Hubiera podido hacer otras cosas.

No se sabe si esto es una insuficiencia o un exceso.

Es lo que es.

Depende de las épocas también.

Si hubiera tenido hijos, ¿hubiera tenido otra vida?

Seguro.

Seguro.

Eso, seguro. Pero, vamos, segurísimo.

(Música clásica)

Nos encontramos un día en Barcelona y me dijo:

"Creo que podíamos hacer alguna cosa, me gusta mucho el gesto

de la dirección, creo que es muy coreográfico, muy teatral,

y la primera imagen que tengo de esta obra

que vamos a hacer o que podríamos hacer, si aceptas,

es el director que siempre está dando la espalda al púbico,

girar al director y ponerle de cara al público."

Yo le dije que sí, que íbamos a probarlo.

Y así empezó el primer ensayo de "Schubertnacles humits".

Tocar el piano al revés no es un problema

porque técnicamente es lo mismo.

La única dificultad es tener la cabeza en el suelo

y los pies en alto.

Esa es la única dificultad.

Lo más difícil es tener en cada momento

un nivel de energía que se debe tener

para interpretar la música de Carles Santos.

Yo tenía una escena en la que bajaba boca abajo desde arriba

y abajo del todo agarraba la mano a un ciclista

que me daba vueltas alrededor del suelo del circo

y me mareé.

Me acuerdo que paré la escena y me caí.

A toda la compañía nos sacaron de contexto, nos llevaron a París.

Fue muy bonito porque al lado del gran circo,

que era blanco, el enorme Chapiteaux, en el parque de la Villette,

en el norte de París.

Nos montaron a cada uno de nosotros, una casita, una caravana.

Entonces ahí estábamos.

Nos levantábamos pronto, teníamos una rutina muy estricta.

Cada vez que nos acercábamos al Chapiteaux, al circo,

oíamos ya el piano de Carles Santos ensayando, tocando, componiendo.

Ya nos estimulaba a las ocho de la mañana,

ya estábamos allí, sabiendo lo que veníamos a hacer.

(CANTAN)

Sus obras se comen, se ven, se tocan, se sienten, se palpan,

se oyen, se huelen.

Realmente, en el trabajo creativo de Santos hay la integridad

del ser humano al servicio de su mejoramiento.

Vale. Correcto.

Yo creo que tiene una imaginación impresionante

y también una energía impresionante porque, aunque hayan pasado años,

sigue con esta vitalidad cuando toca. Sus conciertos de piano son realmente

también esto que decía de la lucha.

El piano es un animal que él domina perfectamente

y en sus conciertos en solitario, que aún sigue haciendo,

te das cuenta de que esta fuerza sigue estando allí.

¿Cómo consigue esta energía?

Pues no sé.

Bueno, la forma...

Bueno, no lo sé.

Yo confío mucho en esta energía,

la utilizo y la tengo

y la observo mucho.

La observo mucho porque un día puede desaparecer esa energía

y entonces para eso no tengo respuesta.

Confío mucho, confío mucho.

Me va mejor ver cómo estoy cuando toco.

Cómo utilizo esa energía me interesa más

que ver unos análisis clínicos.

Es una forma también de saber cómo estás

y es curioso y yo lo tengo bastante comprobado.

Y luego están todos los factores de memoria,

todas estas cosas que con la edad es curioso de ver cómo trabaja.

(CANTA)

Es todo muy fetichista.

Y es el mundo que yo integré tantos años con la música,

con Carles, con la compañía y con un mundo poético conceptual

que compartíamos.

Acá está.

Con lo mío y con lo de los otros.

Acá hay zapatos de las obras hechas con nuestra compañía.

Esos son los zapatos de Santos en "La grenya de Pasqual Picanya".

Todo era rojo, negro.

Los demás son zapatos de coros, de personas...

Estos son de Antoni Comas, de "Ricardo i Elena".

Estos son de "Asdrúbila"

y "L'esplèndida vergonya del fet mal fet".

Estos de acá son los zapatos de Claudia, de Leticia.

Todos, para mí, cada zapato, los veo

y veo a las personas que estaban dentro.

Las conozco, las siento como si las hubiera parido.

Las vestí, les creé un personaje y una forma visual

que terminó siendo la escenografía escénica.

Todo sucedía a partir del intérprete.

El intérprete se movía

y moviéndose, movía zapatos, fracciones de su traje

que eran una obra plástica en acción.

Una de las cosas que hago con mi trabajo

es mezclar materiales opuestos

para crear una visión muy plástica de la obra,

para que los vestidos vaya más allá en su impacto visual.

Pero puedo utilizar telas como esta, que es una tela de alta costura

de seda de Lyon, que es un lugar donde compro muchísimas telas,

o utilizar una tela muy sencilla, en principio que no se usa

para un vestido, que es una tela de gabardina,

porque puedo pintar perfectamente las cruces de debajo.

Pero bueno, hay un poquito de todo.

(Música)

Una cruz es una cruz. Una cruz es una cruz.

Una cruz es una cruz. Una cruz es una cruz.

Una cruz es una cruz.

(TELEVISIÓN) "Señoras y señores, bienvenidos a la ceremonia inaugural

de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992."

(Música)

La coreografía era de Montse Colomer.

Yo era asistente de la coreógrafa, que era una americana

que se llamaba Judy Chabola, una mujer increíble,

y Carles hizo la composición esta famosa del "Hola".

Yo me acuerdo que esta coreografía

todo el mundo la vivía con una intensidad impresionante.

Era una música muy enérgica, tenía una pulsación muy rápida

para ser bailada y a mí me hizo gracia ver cómo la americana,

la coreógrafa americana, esta vez Carles,

como no era un espectáculo de él, él ponía la música,

pero creo que la americana resolvió muy bien con las imágenes

lo que la música contaba.

Se invirtieron tiempo y ganas.

Y se empezó con la idea de hacer algo diferente.

Antes había como unos tópicos.

Y a partir de este momento, cada uno ha hecho lo que ha querido.

(TARAREA)

Una vez estuvimos detenidos en La Modelo.

Y yo, como era delegado de la Asamblea de Cataluña

y era la caída de la Asamblea de Cataluña,

pues tenía cierta movilidad. Y me enteré

de que en el lugar que llamaban la biblioteca,

que no había ni un libro, había un piano vertical.

Un día, cuando salíamos al patio,

le dije que había un piano, a ver si podíamos llegar hasta allí.

Los funcionarios, que si salías al patio,

que si voy a la biblioteca, como me conocían un poco,

fuimos allí.

Me acuerdo que había una sala enorme, con una luz típica de esas de cárcel,

pero muy grande, en La Modelo en la parte de atrás.

Y estaba el piano.

Y había una mesa en la que jugaban cuatro presos ordinarios,

de esos que hacían servicios, que tenían un trato importante

porque eran los que cerraban y abrían puertas,

los que tenían penas largas y tal. No nos hicieron ningún caso.

Pero entonces le dije que tenía que tocar el piano.

Tocó una de las sonatas de Bach

con un piano absolutamente desafinado.

Pero absolutamente. No había ni una nota bien, alguna ni sonaba.

Es de los momentos más emocionantes que hemos vivido él y yo.

Porque lo más revolucionario que podías hacer en la cárcel,

en una dictadura sobre todo, pero ya, incluso, en la cárcel,

es una sonata de Bach.

(Bach)

Para mí, Santos ha sido un colaborador fundamental.

Un día, nos reúno y con Alberti también y les digo:

"Mira, vamos a meter una de las primeras sonatas

de violonchelo de Bach, que a mí me gusta mucho.

La quiero meter en el metro.

Y es una pieza para un solo instrumentista."

Y me dice: "Muy bien. Pero no un instrumentista.

Todos los que quepan en el vagón."

¡Es perfecto! No me dio tiempo ni a hablar.

Para mí, la banda sonora tiene tanta importancia

como la banda de imagen.

Y con esto coincidimos enseguida con él.

Todos son sonidos para mí las bandas sonoras.

Todo sonido. Un golpe de puertas igual que una nota de Bach.

Todos son sonidos.

¿Qué es el silencio? El silencio, bueno...

¿Qué es para usted? (CHISTA)

Tres minutos de televisión

son difíciles de aguantar, ¿no?

Bueno, lo hice, lo paré y es curioso de ver cómo,

en un teatro, se puede llegar a inquietar la gente

con cuatro minutos de silencio.

Es increíble, pero esto pasó recientemente,

lo hicimos en el Lliure y era inexplicable

cómo la gente se agitaba al estar cuatro minutos sin hacer nada,

sin oír nada, sin decir nada.

Algo falla, digo yo, porque cuatro minutos de silencio.

¿La gente no aguantó el silencio? La gente ya no aguanta nada.

Con razón, además.

La verdad es que no existe. Siempre hay un ruido u otro.

Dicen que si hubiera un silencio absoluto, nos volveríamos locos.

Hay como tres horas y pico, pero vamos a cenar a la media hora

y yo he preferido hacer los primeros años.

Estos de los 70.

Son las producciones

que hacía muchos años que ni las había visto

ni las había tocado ni las había oído,

y me han sorprendido en el buen sentido

porque tienen aquel frescor

y aquella insolencia de la juventud.

Hay una actitud, una manera de estar en la vida

que es envidiable, por no decir otra cosa.

Este cartón que hay aquí luego lo quitamos

para ponerse aquí. Yo estoy detrás del público.

¿Se siente cómodo? Sí, sí, es agradable.

Yo me acuesto en la entrada

y de alguna manera les fuerzo para que pasen por encima.

Me pueden pisar.

Si quieren hacerlo, lo pueden hacer.

Pero nadie se atreve. Ayer dos.

¿Sí? Sí, sí.

Nadie pisa la cabeza, es muy curioso.

Pisan las piernas, pero la cabeza no.

Lo cual es un matiz.

Es curioso.

Algunos no te tocan, otros te tocan,

otros te hacen una pequeña contraseña.

Es una manera de entrar. Esto establece un compromiso.

De alguna manera, se comprometen a escuchar.

Pisas al compositor y eso ya te compromete de alguna manera

al menos, a estar calladito, durante media hora.

Cada artista y cada persona guarda sus propias obsesiones.

Y él tiene la suerte de poder plasmarlas

por medio de su creación artística.

(Piano)

Yo creo que le deberíamos hacer santo.

Cómo alguien en el mundo en el que vivimos

ha podido construir una obra tan personal.

Realmente, el maestro Santos ha sido también maestro porque ha sabido

garantizar su libertad creadora frente a cualquier dificultad.

Y eso, ya por sí solo, merecería la santificación

en el altar de los artistas.

Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)

59:13 11 dic 2017

El documental 'Energía Santos' repasa la larga trayectoria profesional de 50 años de Carles Santos como músico, pianista y compositor. Un recorrido por la obra multidisciplinar del artista, que forma parte de las vanguardias culturales de España y que ha llevado su música a ciudades como Sidney, Berlín, París o Nueva York.

Su carrera artística alcanza éxitos como la composición de la música para eventos mundiales, entre los que destacan los Juegos Olímpicos de Barcelona. Una trayectoria que se empieza a labrar desde los cinco años, cuando sus padres deciden sentarle delante de un piano. Más tarde, ampliará su currículum siendo compositor, artista conceptual, o director musical y teatral.
El documental recoge declaraciones de parte de su entorno, como las de Josep Ruvira, historiador musical y biógrafo; el cineasta Pere Portabella, amigo y colaborador del pianista; o Montse Colomer, coreógrafa de la clausura de los Juegos de Barcelona.

Histórico de emisiones:
26/09/2014

El documental 'Energía Santos' repasa la larga trayectoria profesional de 50 años de Carles Santos como músico, pianista y compositor. Un recorrido por la obra multidisciplinar del artista, que forma parte de las vanguardias culturales de España y que ha llevado su música a ciudades como Sidney, Berlín, París o Nueva York.

Su carrera artística alcanza éxitos como la composición de la música para eventos mundiales, entre los que destacan los Juegos Olímpicos de Barcelona. Una trayectoria que se empieza a labrar desde los cinco años, cuando sus padres deciden sentarle delante de un piano. Más tarde, ampliará su currículum siendo compositor, artista conceptual, o director musical y teatral.
El documental recoge declaraciones de parte de su entorno, como las de Josep Ruvira, historiador musical y biógrafo; el cineasta Pere Portabella, amigo y colaborador del pianista; o Montse Colomer, coreógrafa de la clausura de los Juegos de Barcelona.

Histórico de emisiones:
26/09/2014

ver más sobre "Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)" ver menos sobre "Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. ValentinaP

    Los premios fueron muchísimos para este gran personaje, pero más que eso, dejar tantas nuevas maneras de interpretar y escenificar la música es su mayor legado. Como dicen algunas frases cristianas con mensajes: "Hay quienes traen una luz tan grande... que incluso después de irse esa luz, permanece", "La muerte no existe, la gente solo muere cuando la olvidan"

    24 jul 2018

Los últimos 381 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 57:13 pasado domingo El documental repasa la intensa vida artística y pública del artista vasco Agustín Ibarrola, mediante conversaciones con personas relevantes del mundo del arte y de la cultura. Contenido disponible hasta el 29 de octubre de 2018

  • 57:06 07 oct 2018 Retrato de uno de los fotógrafos más importantes del panorama artístico nacional y referente de toda una generación. Un testimonio directo de las luces y sombras que Alberto García-Alix ha tenido que atravesar para encontrar su camino. Plantea un recorrido vital en el que el espectador se convierte en testigo privilegiado que acompaña al artista desde la intelectualidad underground de los años 70, pasando por los años de la Movida madrileña, hasta la madurez artística y el reconocimiento internacional. La proximidad privilegiada del director, Nicolás Combarro, comisario de García-Alix en sus proyectos más significativos de la última década, ha permitido generar un diálogo directo y sincero sobre algunas de las partes más complejas del periplo biográfico del artista. Contenido disponible hasta el 22 de octubre de 2018.

  • Remedios Varo

    Remedios Varo

    58:35 02 jul 2018

    58:35 02 jul 2018 Remedios Varo és un documental que mostra una anàlisi basat en la vida i obra d’aquesta pintora surrealista, recolzat en testimonis personals d’alguns que van compartir amb ella molts moments. Remedios Varo va ser una de les primeres dones que van estudiar a la Real Academia de Bellas Artes de Sant Fernando, de Madrid. Una pintora surrealista, escriptora i artista gràfica, nascuda a Anglès, que va marxar a França, però que amb l’arribada dels nazis al 1941 es va exiliar a Mèxic i mai va tornar a Espanya. Remedios Varo va viure la vida amb molta intensitat, trencant els límits de l’Espanya provinciana de l’època que li va tocar viure. Es va inventar una boda amb el seu millor amic per a ser lliure i poder independitzar-se legalment de la seva família. La seva obra creativa evoca un món sorgit de la seva imaginació on es mescla Ciència, misticisme, esoterisme i màgia. Va ser una creadora amb reconeixement internacional, especialment a Mèxic i els Estats Units, però a Espanya és una absoluta desconeguda. Va morir jove, quan encara el seu talent estava en ple creixement. No va tenir gaire temps per a gaudir de l’èxit i sense poder imaginar el prestigi que assoliria la seva obra. Fitxa tècnica: Producció: Moo, en coproducció amb TVE Any de producció: 2017 Direcció i guió: Toni Espinosa

  • 1:49 23 may 2018 En los años 60, 70 y 80 La Chana fue una de las más grandes estrellas del mundo del flamenco. La bailaora gitana autodidacta irrumpió en los escenarios en plena edad dorada del flamenco, deslumbrando el público gracias a su estilo innovador caracterizado por sus novedosas combinaciones rítmicas, nada tradicionales, y por su velocidad, expresión y fuerza sin precedentes. Sus actuaciones se anunciaban en colosales carteles alrededor de todo Madrid. Peter Sellers, con el cual actuó en la película The Bobo (1967), la invitó a Hollywood. Pero nunca fue. Repentinamente, en la cúspide de su carrera, desapareció de los escenarios. Siguiendo el backstage de la última importante actuación de La Chana, en 2013, se desenmaraña la historia de una vida turbulenta para revelar el secreto que truncó su prometedora carrera: fue víctima, durante 18 años, de abusos domésticos por parte de su primer marido. LA CHANA no trata sobre una vida que pudo haber sido, sino de la increíble fuerza de La Chana que le permitió superar las complicadas circunstancias de su vida. Es una historia sobre los procesos de creación y su fuerza, sobre el amor, la amistad y la reinvención. La Chana nos lleva a la esencia de su pasión, revelándonos una historia poética e inspiradora, cristalizada en los inevitables conflictos de una vida extrema y contradictoria; entre el artista encima del escenario y la mujer detrás del telón. Gracias a una amiga en común, la flamencologa y músicologa Beatriz del Pozo, conozco a La Chana en el 2012 y en seguida iniciamos el proyecto documental. A medida que me empieza a explicar su historia de vida, empieza también a exponer las conexiones entre su necesidad de crear y las duras circunstancias vitales por las que pasó. La mujer poderosa en el escenario se yuxtapone a una mujer con las alas cortadas detrás del telón. La Chana se encuentra en un momento de su vida donde se enfrenta a su vejez y a la imagen de mujer y bailarina que una vez fue. Su particular confrontación con esta situación la hace aún más bella e impresionante como personaje. El lunes, 28 de mayo, a las 20.50 horas, en Imprescindibles de La 2

  • 59:44 21 may 2018 Documental biográfico sobre la personalidad y las facetas como escritor, periodista y cineasta de Gonzalo Suarez, un acercamiento a su peculiar forma de hacer ficción. Histórico de emisiones: 19/12/2016

  • 54:24 14 may 2018 Josep Renau (1907-1982), multifacético artista valenciano, activista político e intelectual comprometido fue nombrado Director General de Bellas Artes del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en 1936, jugó un gran papel en la salvaguarda y evacuación de las colecciones artísticas antes de los bombardeos y su encargo a Picasso, derivó en la realización del “Guernica” para el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937. Debido a su compromiso político tuvo que huir de España tras la Guerra Civil, recalando primero en México, donde se desarrolló como cartelista antes de asentarse en Alemania, país en el que continuó con su carrera artística. Filmado entre Valencia y Alemania, “Josep Renau. El arte en peligro” pasea por la infancia del artista en las calles del Cabañal para luego viajar hasta lo que era la República Democrática Alemana, donde desarrolló los murales que todavía se encuentran en la ciudad de Halle-Neustandt. El trabajo recoge las voces y testimonios de Marta Hoffman, artista y amiga del creador; José Miguel G. Cortés, director del Instituto Valenciano de Arte Moderno; Fernando Bellón, biógrafo de Renau; Manuel García, crítico de arte y Doro Balaguer, amigo y fundador de la Fundación Josep Renau, entre otros.

  • 2:56 10 may 2018 Josep Renau (1907-1982), multifacético artista valenciano, activista político e intelectual comprometido fue nombrado Director General de Bellas Artes del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en 1936, jugó un gran papel en la salvaguarda y evacuación de las colecciones artísticas antes de los bombardeos y su encargo a Picasso, derivó en la realización del “Guernica” para el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937. Son muchos los motivos por los que Josep Renau es un imprescindible de nuestra cultura. Cartelista fotomontador, teórico del arte, pintor, muralista, dibujante de películas de animación... hablar de Renau es hablar de un hombre del Renacimiento solo que nacido en los albores del siglo XX. En el diseño gráfico introdujo novedades como el uso del aerógrafo y tras dejar atrás su etapa como artista “decó” se sumergió en las aguas de las primeras vanguardias situándose así como cabeza visible en España de movimientos como el constructivismo ruso o el dadaísmo alemán. Su compromiso político le llevó muy pronto a abandonar su fulgurante carrera y los trillados caminos del mercado del arte para zambullirse en la producción de obras abiertamente políticas y muy críticas con el fascismo que acechaba Europa. Su colaboración con importantes revistas del momento de carácter anarquista como Estudios, Orto o Nueva Cultura así lo demuestran. Josep Renau, el lunes, 14 de mayo, a las 20.50 horas, en Imprescindibles de La 2

  • 2:30 10 may 2018 Filmado entre Valencia y Alemania, “Josep Renau. El arte en peligro” pasea por la infancia del artista en las calles del Cabañal para luego viajar hasta lo que era la República Democrática Alemana, donde desarrolló los murales que todavía se encuentran en la ciudad de Halle-Neustandt. El trabajo recoge las voces y testimonios de Marta Hoffman, artista y amiga del creador; José Miguel G. Cortés, director del Instituto Valenciano de Arte Moderno; Fernando Bellón, biógrafo de Renau; Manuel García, crítico de arte y Doro Balaguer, amigo y fundador de la Fundación Josep Renau, entre otros.

  • 3:37 09 may 2018 Josep Renau (1907-1982), multifacético artista valenciano, activista político e intelectual comprometido fue nombrado Director General de Bellas Artes del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en 1936, jugó un gran papel en la salvaguarda y evacuación de las colecciones artísticas antes de los bombardeos y su encargo a Picasso, derivó en la realización del “Guernica” para el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937.

  • Salvador Espriu

    Salvador Espriu

    57:13 07 may 2018

    57:13 07 may 2018 Documental dedicado a la personalidad y la obra del poeta Salvador Espriu, al que se le llamó el poeta de la muerte, pero también era el poeta de la vida, ya que muerte y vida para el poeta no son dos cosas contradictorias. Histórico de emisiones: 01/12/2013

  • 2:21 17 abr 2018 En el Día de las Letras, el día de Sant Jordi, el Día del Libro, en Imprescindibles estrenamos este documental sobre el destacado escritor barcelonés. “La verdad sobre el caso Mendoza” no es un documental dedicado a relatar la brillante trayectoria de Eduardo Mendoza. De hecho, nuestro relato se detiene en 1975, fecha de la aparición de su primer libro, La verdad sobre el caso Savolta, que significó a la vez su debut literario y su consagración como uno de los autores más populares y respetados de la literatura española. Porque más que el relato de una exitosa carrera literaria, cuajada de reconocimientos, de éxitos de crítica y público, de traducciones a decenas de lenguas y coronada por el premio Cervantes, queríamos explorar los años de iniciación del autor, años de formación, de búsqueda y de aprendizaje. Averiguar, en la medida de lo posible, quién y cómo era Eduardo Mendoza antes de alcanzar la notoriedad. Basado en un relato autobiográfico escrito ex profeso por el autor y en una serie de entrevistas y revisiones de su archivo personal, el documental nos permitirá conocer algo de los orígenes familiares del escritor, de sus primeras lecturas, los balbuceos de su vocación, el deseo de escapar de una España gris y asfixiante, sus estudios en Londres, así como las circunstancias que concurrieron en la concepción, la redacción y la edición de la novela con la que alcanzaría una inesperada notoriedad con apenas treinta y dos años. “La verdad sobre el caso Mendoza” propone una mirada íntima y cercana, no exenta de humor, a uno de los autores capitales de la cultura española de las últimas décadas.

  • 1:54 17 abr 2018 “La verdad sobre el caso Mendoza” no es un documental dedicado a relatar la brillante trayectoria de Eduardo Mendoza. De hecho, nuestro relato se detiene en 1975, fecha de la aparición de su primer libro, La verdad sobre el caso Savolta, que significó a la vez su debut literario y su consagración como uno de los autores más populares y respetados de la literatura española. Porque más que el relato de una exitosa carrera literaria, cuajada de reconocimientos, de éxitos de crítica y público, de traducciones a decenas de lenguas y coronada por el premio Cervantes, queríamos explorar los años de iniciación del autor, años de formación, de búsqueda y de aprendizaje. Averiguar, en la medida de lo posible, quién y cómo era Eduardo Mendoza antes de alcanzar la notoriedad. Basado en un relato autobiográfico escrito ex profeso por el autor y en una serie de entrevistas y revisiones de su archivo personal, el documental nos permitirá conocer algo de los orígenes familiares del escritor, de sus primeras lecturas, los balbuceos de su vocación, el deseo de escapar de una España gris y asfixiante, sus estudios en Londres, así como las circunstancias que concurrieron en la concepción, la redacción y la edición de la novela con la que alcanzaría una inesperada notoriedad con apenas treinta y dos años. “La verdad sobre el caso Mendoza” propone una mirada íntima y cercana, no exenta de humor, a uno de los autores capitales de la cultura española de las últimas décadas.

  • Jardiel Poncela

    Jardiel Poncela

    56:25 26 mar 2018

    56:25 26 mar 2018 Inverosímil, Jardiel Poncela, bucea en la creatividad de un autor, que para el dramaturgo Sergi Belbel, es uno de los grandes del teatro de todos los tiempos, un out sider avanzado a su tiempo. Jardiel fue un escritor con una abundante producción literaria, poco comprendido, incluso censurado, tanto por la II República, como por el franquismo "fue también director de cine en Hollywood, escenógrafo, director de actores, diseñador de un edificio teatral". Nos lo cuentan, entre otros, sus nietos, Paloma Paso, Enrique Gallud y Carlos Dorrell, Gil Parrondo, Román Gubern, Jesús García Dueñas Además, Pepe Viyuela interpreta las palabras de Jardiel. Histórico de emisiones: 19/12/2014

  • 57:07 12 mar 2018 El documental retrocede en el tiempo y llega a los recuerdos infantiles de espectadores que se pegaban al televisor para ver y escuchar al carismático divulgador y naturalista Félix Rodríguez de la Fuente en unos programas que cambiaron la mentalidad de los españoles en relación con la naturaleza. 'El animal humano' cuenta con testimonios de su hija menor, Odile, su viuda Marcelle Parmentier, compañeros de trabajo y reconocidos científicos y naturalistas como Luis Miguel Domínguez o Carlos Tabernero, profesor de la historia de la ciencia. Además, ha profundizado en el archivo personal del naturalista donde se encuentran miles de documentos entre los que destaca la correspondencia que mantuvo con su público.

  • 2:34 06 mar 2018 Un emotivo homenaje al hombre que consiguió cambiar la mentalidad de los españoles en relación con el medio ambiente Félix Rodríguez de la Fuente hubiera cumplido 90 años el próximo 14 de marzo No te pierdas el especial de RTVE.es sobre Félix Rodríguez de la Fuente Estreno: el lunes 12 de marzo a las 21.00 horas, en “Imprescindibles” de La 2 Pre-estreno el martes 6 de marzo, a las 20.30 horas, en Cineteca Madrid La 2 ha preparado una programación especial dedicada a Félix para toda la semana del 12 al 18 de marzo

  • 00:35 01 mar 2018 La obra que le catapultó fue “el hombre y la tierra” una serie de documental que estuvo en antena desde 1974 hasta 1981, un año después de su muerte. “el hombre y la tierra” se divide en tres grandes bloques: las series venezolana y americana primera y última respectivamente y la ibérica considerada por muchos su obra magna.

  • 00:24 01 mar 2018 Félix Rodríguez de la Fuente fue una de las personalidades más influyentes de la segunda mitad del siglo XX hasta el punto de marcar con su trabajo a un par de generaciones de españoles.

  • 00:29 01 mar 2018 A Rodríguez de la Fuente se le conocía como al amigo de los animales, una apreciación que su hija Odile considera errónea “él sentía una profunda admiración por la humanidad y lo que más le preocupaba era la capacidad de la raza humana para hacerse daño a si misma”.

Mostrando 1 de 20 Ver más