Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

4363884 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - Carles Santos - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué?

Bueno, pues vamos a empezar un poco de entrevista.

Vamos a empezar.

Yo vengo del piano.

Todo lo que he hecho luego ha sido una consecuencia del piano.

El origen de todo es el piano.

Piano, piano, piano.

El piano es un objeto cultural.

Es el rey de la selva dentro del mundo de la música.

Incluso ahora, con el piano puedes leer toda la literatura clásica.

De arriba abajo, toda la historia de la música.

Es como un ordenador, al mismo tiempo

es un gran instrumento fantástico.

Te condiciona mucho.

(Piano y percusión)

Es muy pronto, era el año 45.

Muy lejos. La situación era la que era

y bueno, a lo mejor en aquella época,

uno de la familia que despuntara con el piano,

yo creo que les debió de producir, a la familia en general,

una ilusión y mil cosas.

Pero yo no lo recomendaría. Es muy pronto.

El casarse con un instrumento siempre es un peligro.

Es un oficio muy curioso y muy arriesgado.

Y en este caso,

todavía lo es más porque además de tocar el piano,

estoy inmerso en otro tipo de lenguajes

y te la juegas un poco más.

(Golpe seco)

(Coro)

Carles me pidió,

en un momento determinado, hacia el año 2000,

le dije: "¿Qué vamos a hacer la próxima hora?"

Me dice: "Se llama 'Ricardo i Elena'."

¿Ricardo y Elena? ¿Tus padres? Y me dice que sí.

Le pregunté qué visual íbamos a coger y me dijo: "Cruces".

Todo cruces.

Esa cruz que lleva esta cultura encima.

Esa cruz tan potente visualmente,

que cuando se planta en escena no hay nada

que pueda competir con ella.

Era el recorrido de ese niño,

toda su vida, con un piano y con una cruz.

Con todo lo que arrastraba, con todo el peso.

El hecho de cambiar un piano por una moto,

si no lo he hecho, pues lo recomendaría.

Y quien dice una moto, dice otra cosa.

Yo creo que fue la decisión digamos mejor, me alejé del piano.

Desapareció el piano.

Y entonces viví de otra manera. Todo lo que no... Lo más normal.

Y luego, tampoco no era nada del otro mundo.

Y con esto luego volví otra vez al piano, a la música.

Pero entre medias de esto ya están los viajes a Nueva York,

ya tengo ideas, tengo inquietudes, he conocido gente,

he visto cosas que me han interesado mucho.

Ya puse un pie en el teatro.

Me rodeé de actores, de bailarines.

Hubo un antes y un después.

Fui en los años 70-80.

Había una buena situación, sobre todo en Nueva York.

Tal vez ahora no es tan interesante como aquella

por diversas circunstancias,

y tuve la suerte de ver nacer muchas cosas.

(Piano)

La vanguardia post-Cage está poniendo en juego

una serie de músicas nuevas muy diferentes a las europeas.

Son músicas llamadas repetitivas, el minimalismo.

Esto le influye bastante.

Y eso lo mete en la maleta, como quien dice, y vuelve aquí.

Y luego fue una de las buenas épocas de mi vida.

A veces pienso que nos hubiéramos tenido que quedar.

¿Por qué no?

Recuerdo que uno de los conciertos que hicimos, al principio,

antes de la "Suite Bufa" y todo,

hizo una obra de hidalgo que era una acción sin tocar.

Consistía en ponerse de cara al público,

abrir la bragueta y sacar un pañuelo.

Esta acción es muy sencilla, pero hace falta

tener mucho aplomo para hacerla.

Y lo hizo increíblemente bien. Y yo dije:

"Este tío está dotado para el teatro."

O sea, ya se le veía.

(Piano)

¡Bravo!

Usted les interviene y dice: "¿Qué es esto?"

Podría decirse que es un divertimento

o puede ser una venganza, puede ser mil cosas.

Son ocasiones que se presentan.

Yo tampoco hago exposiciones. Yo me dedico a la música.

(Piano)

La gente se sorprendía bastante.

Hay un piano, el cual primero estaba completo

y lo fueron golpeando

porque tenía una maza

y Carles había puesto la maza al lado para que la gente,

si alguien quería darle algún golpe, que se le diera.

Curiosamente, ahora está ya casi en las últimas, pero bueno,

como podéis ver, cada piano está intervenido

de una forma muy original, como Carles sabe hacerlo.

Yo no me dedico a la enseñanza, pero si me dedicara a la enseñanza,

a los alumnos del conservatorio,

además de tocar y de todas las penalidades que pasan

les pediría que pensaran en cosas de este tipo.

Romper un piano no es nada malo.

Es peor no tocarlo bien, por ejemplo.

Hay muchas posibilidades.

Hay dedos, pero no hay teclas.

En lugar de teclas, no hay nada.

Una pirueta, cada uno lo puede interpretar como quiera.

Es como un poema. Esto es un poema visual.

Y el silencio se impone.

¿Y este ruido que se oye?

Esto es una cruz que cae encima del piano, es otra historia.

Es una imagen, digamos, de "La pantera imperial",

que es la obra sobre Bach.

(Crujido)

El primer espectáculo se llamaba "Brossa lo brossot de brossat".

Tiene un poco como Almodóvar.

Dices: "Este título es de Almodóvar". Pues este título es de Santos.

Ahí empieza el sentido del humor de Santos.

Yo tengo que confesar que no conocía mucho a Brossa,

entonces tuve que pegarme una buena zambullida,

pero con Carles era muy fácil. Bueno, con lo que hizo,

mucha gente se sorprendió porque no quería hacer

un homenaje benigno de Brossa, él quería explicar su relación con él

particular, genuina. Nos usó a nosotros cuatro

para explicar su manera de ver a Brossa.

-A mí el arte me interesa como aventura.

Cuando hay una cosa que ya tiene unas leyes fijadas

realmente me deja de interesar porque ya se ha conseguido.

Lo veo como una aventura abierta, el arte.

Influyó mucho, sí, sí.

Tengo que reconocer que es culpable, es culpable.

Yo encuentro que está muy bien el haberlo encontrado a él.

Seguramente no estaríamos aquí, ni tú ni yo.

Estaríamos no sé dónde.

Es una persona que podríamos decir que me abrió los ojos,

pero creo que me abrió más cosas.

Fue muy positivo, pero al mismo tiempo, alto riesgo.

Alto riesgo porque el personaje ya era también de alto riesgo.

Era un concierto de música clásica.

La mitad música clásica, no me acuerdo,

y la otra mitad música contemporánea.

Estoy cubierto, ¿no?

Y él fue muy breve y me dijo: "¿Ahora qué?"

Es decir, con esto no hay bastante.

Con tocar bien el piano no es suficiente.

Y eso me lo tomé al pie de la letra

o fue un momento que yo estaba sensible

a cualquier cosa de ese tipo

y pasó lo que pasó.

(RÍEN)

Por ejemplo, yo tenía un ejercicio terrible

que tenía que remar 20 minutos, 18 minutos,

diciendo poemas de Brossa sin parar.

Y me trabajó cada poema musicalmente. Yo no me daba cuenta entonces.

Él busca intensidades, busca volúmenes, música,

pero el lenguaje también lo es, con que no deja de estar tan lejano.

Él dirige como una orquesta y tú eres un instrumento.

Aunque no cantes, aunque solo hagas un texto,

él trabaja musicalmente todo.

Entonces, si le suena bien, pues tira por ahí.

Él lo tiene muy claro, pero si tú un día improvisando

o del agotamiento puro de ese bucle que él te busca y te mete,

si a partir de ahí salen músicas nuevas, las aprovecha,

pero es como un director de orquesta.

Nosotros nos conocimos, curiosamente, en Nueva York

a través de amigos comunes en año 79 o así.

Y a partir de entonces nunca nos hemos perdido la vista

ni el contacto.

"Belmonte" es una obra feliz, una obra que tuvo la suerte

de que se juntaron las cosas en su momento

y fue una obra, para mí, extraordinaria.

Primero trabajamos a piano.

(Pasodoble)

Empezamos él y yo trabajando.

Después empezamos a tener a los bailarines,

después empezamos la orquestación, que por entonces,

Carles aún no había trabajado tanto como ha hecho después,

cosas tan enormes y tan extraordinarias,

pero fue un trabajo con la banda de Amposta.

Yo creo que sigue siendo una música extraordinaria "Belmonte".

Extraordinaria.

Para mí, yo siempre explico que es como una abstracción

en términos coreográficos, plásticos y musicales

de la tauromaquia.

Pero en realidad es la lucha entre la razón y el instinto,

todos llevamos dentro un toro que hay que poder lidiar,

en el buen sentido de la palabra.

Su música puede ser surrealista, si tú quieres, brossiana, ¿no?

Puede ser incluso iconoclasta, puede ser rebelde,

pero es una música que llega, es una música que apela directamente.

No es una elucubración mental,

es una música que tiene cuerpo, corazón y mente.

Y bueno, a mí me parece uno de nuestros grandes compositores.

Yo creo que si fuera americano, pongamos por caso,

sería un músico de enorme importancia en la historia de la música.

(Alarma)

Él es un híbrido,

gracias a su relación con Brossa,

entre lo que es el teatro, el ballet, por ejemplo,

y la música.

Y ha generado un tipo de planteamientos

y de obras que ha hecho él espectáculo.

Es un caso bastante singular.

Pero le viene de esto.

Yo era la que estaba en la bañera, paseándome por la M-30.

Fue un rodaje divertido e interesante.

Esa obra la hicimos para un festival de música de Cadaqués.

Pero luego la grabamos para televisión.

Entonces claro, en Madrid teníamos que ir parando,

cogiendo agua de las fuentes públicas, digamos.

Empezamos, pasamos por la M-30, pero hubo partes en la ciudad.

Era muy gracioso, era por la mañana, y a veces parábamos al lado

de un autobús y la gente, la veías que estaba así

y de repente miraba por la ventana y veía allí

a un loco cantando y otra bañándose.

Y se quedaban un poco como "qué es esto".

Pero fue muy divertido hacerlo.

Teníamos una secuencia también en una pieza

que llegábamos a un escenario, hacíamos un agujero

para que él sacara la cabeza y él me cantaba a mis pies.

Yo hacía todo un trabajo de pies, un poco ritmo flamenco

y él cantaba a mi pie.

Claro, tú ahora llegas a un teatro y dices que lo quieres agujerear

y te miran como que qué es esto.

Pero llegábamos y hacíamos un agujero y luego pues lo arreglaban,

pero nadie decía que no se pudiera hacer esto.

Tiene una parte que está muy abierta.

Él te pone una imagen y lo bueno es que tú, como espectador,

puedes un poco escoger o decidir cuál es el mensaje.

Cuando yo escojo una palabra, inconscientemente estoy buscando

si busco una vocal aguda para llegar de una forma más directa

hacia mi interlocutor o busco una vocal grave

como una "A", una "E" o una "O" para buscar una cierta distancia.

Cada vez que hablamos, estamos haciendo música,

consciente o inconscientemente.

La voz que utiliza Carles Santos es un instrumento más.

Utiliza las palabras de forma sonora.

(RECITA A SANTOS)

No es la palabra.

Es el ritmo, es la entonación, es la intención, el fraseo

que se utiliza para las palabras.

Y esto es una cosa muy bonita que muchas veces no se cuida.

Una de las ideas que surgió fue esta: recoger toda la música,

o parte de la música bocal, de Carles Santos

y subir al escenario desvinculada de la imagen,

desvinculada del contexto teatral.

Y a partir de aquí, hicimos un largo trabajo de selección

de la música y después, todo el trabajo coreográfico

de figuras visuales que pudieran reforzar aquella música.

Sí, sí, sí.

La mejor improvisación es la que se prepara.

Y vas pensando cosas, a veces aparecen cosas,

a veces piensas y no pasa nada.

Lo que funciona es el trabajo cotidiano,

tener una disciplina, trabajar tantas horas al día

y procurar no hacer paradas de dos semanas sin hacer nada

y luego deprisa y corriendo tratar de recuperar.

Yo encuentro que es mejor una cosa metódica.

El trabajo este es bastante curioso, pero bastante aburrido también.

En el fondo hay método. Tiene que haber un método.

Yo creo que fue una obra que fue una experiencia

muy atrevida y muy importante porque coger un coro

acostumbrado a cantar de manera rígida

y hacerlos moverse y bailar, convertirse en actores,

y de ahí empezó él a convertir a cantantes y a músicos en actores.

Esa es una de las cosas que le singularizan mucho.

(Música)

Yo recuerdo "Asdrúbila" al principio, la primera obra que hice en los JJOO.

Y me costó. Me costó un poco.

Me costó un poco en el sentido de que me costó entender

qué es lo que estaba haciendo.

De hecho, yo pasé "Asdrúbila" seguramente sin haber entendido

mucho qué es lo que había hecho. Hice todo lo que se me pidió.

Me subí a la rueda aquella, di vueltas cantando,

hice de trompeta, hice muchas cosas.

Pero ha sido con el tiempo que he entendido qué era todo eso.

(GRITAN) ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila!

Él es una persona muy fiel a sus artistas.

Cuando está a gusto con el artista, es casi una familia.

Y la verdad que, cuando ya llevas tres o cuatro obras con él,

todo es mucho más fácil.

"La pantera" arrasó realmente.

Es un espectáculo redondo,

en el que se descubre esa capacidad de Santos

para visualizar teatralmente la música.

Lo que hace con la música de Bach es sencillamente extraordinario.

Hay una escena en la que bailamos. Hacemos un baile flamenco,

un zapateado flamenco con una burra, todos enganchados a la burra,

con una fuga de Bach y funciona.

(Bach)

No se trata de ponerle música a una representación,

sino que es todo el trabajo inverso: es representar la música.

Yo creo que es una de las cosas más fascinantes de Carles.

Que antes fue la música y después fue la representación.

La inspiración viene directamente de la música.

A veces se representa una vez se tiene la música en la cabeza.

(Piano)

¿Qué le queda por crear?

Bueno, no lo sé. No tengo una meta especial

de hacer tantas cosas.

Me es un poco igual.

Si hay que terminar mañana, termino mañana

y si tengo más tiempo, pues haré más cosas,

tengo encargos como siempre.

No hay grandes emociones, pero tampoco hay un silencio

o un paro general excesivo.

Con perspectiva, mira su obra. ¿Cómo la definiría o cómo la ve?

Bueno, se parece mucho a alguien que yo conozco.

Pero a lo mejor no es tan bueno trabajar tanto.

Hubiera podido hacer otras cosas.

No se sabe si esto es una insuficiencia o un exceso.

Es lo que es.

Depende de las épocas también.

Si hubiera tenido hijos, ¿hubiera tenido otra vida?

Seguro.

Seguro.

Eso, seguro. Pero, vamos, segurísimo.

(Música clásica)

Nos encontramos un día en Barcelona y me dijo:

"Creo que podíamos hacer alguna cosa, me gusta mucho el gesto

de la dirección, creo que es muy coreográfico, muy teatral,

y la primera imagen que tengo de esta obra

que vamos a hacer o que podríamos hacer, si aceptas,

es el director que siempre está dando la espalda al púbico,

girar al director y ponerle de cara al público."

Yo le dije que sí, que íbamos a probarlo.

Y así empezó el primer ensayo de "Schubertnacles humits".

Tocar el piano al revés no es un problema

porque técnicamente es lo mismo.

La única dificultad es tener la cabeza en el suelo

y los pies en alto.

Esa es la única dificultad.

Lo más difícil es tener en cada momento

un nivel de energía que se debe tener

para interpretar la música de Carles Santos.

Yo tenía una escena en la que bajaba boca abajo desde arriba

y abajo del todo agarraba la mano a un ciclista

que me daba vueltas alrededor del suelo del circo

y me mareé.

Me acuerdo que paré la escena y me caí.

A toda la compañía nos sacaron de contexto, nos llevaron a París.

Fue muy bonito porque al lado del gran circo,

que era blanco, el enorme Chapiteaux, en el parque de la Villette,

en el norte de París.

Nos montaron a cada uno de nosotros, una casita, una caravana.

Entonces ahí estábamos.

Nos levantábamos pronto, teníamos una rutina muy estricta.

Cada vez que nos acercábamos al Chapiteaux, al circo,

oíamos ya el piano de Carles Santos ensayando, tocando, componiendo.

Ya nos estimulaba a las ocho de la mañana,

ya estábamos allí, sabiendo lo que veníamos a hacer.

(CANTAN)

Sus obras se comen, se ven, se tocan, se sienten, se palpan,

se oyen, se huelen.

Realmente, en el trabajo creativo de Santos hay la integridad

del ser humano al servicio de su mejoramiento.

Vale. Correcto.

Yo creo que tiene una imaginación impresionante

y también una energía impresionante porque, aunque hayan pasado años,

sigue con esta vitalidad cuando toca. Sus conciertos de piano son realmente

también esto que decía de la lucha.

El piano es un animal que él domina perfectamente

y en sus conciertos en solitario, que aún sigue haciendo,

te das cuenta de que esta fuerza sigue estando allí.

¿Cómo consigue esta energía?

Pues no sé.

Bueno, la forma...

Bueno, no lo sé.

Yo confío mucho en esta energía,

la utilizo y la tengo

y la observo mucho.

La observo mucho porque un día puede desaparecer esa energía

y entonces para eso no tengo respuesta.

Confío mucho, confío mucho.

Me va mejor ver cómo estoy cuando toco.

Cómo utilizo esa energía me interesa más

que ver unos análisis clínicos.

Es una forma también de saber cómo estás

y es curioso y yo lo tengo bastante comprobado.

Y luego están todos los factores de memoria,

todas estas cosas que con la edad es curioso de ver cómo trabaja.

(CANTA)

Es todo muy fetichista.

Y es el mundo que yo integré tantos años con la música,

con Carles, con la compañía y con un mundo poético conceptual

que compartíamos.

Acá está.

Con lo mío y con lo de los otros.

Acá hay zapatos de las obras hechas con nuestra compañía.

Esos son los zapatos de Santos en "La grenya de Pasqual Picanya".

Todo era rojo, negro.

Los demás son zapatos de coros, de personas...

Estos son de Antoni Comas, de "Ricardo i Elena".

Estos son de "Asdrúbila"

y "L'esplèndida vergonya del fet mal fet".

Estos de acá son los zapatos de Claudia, de Leticia.

Todos, para mí, cada zapato, los veo

y veo a las personas que estaban dentro.

Las conozco, las siento como si las hubiera parido.

Las vestí, les creé un personaje y una forma visual

que terminó siendo la escenografía escénica.

Todo sucedía a partir del intérprete.

El intérprete se movía

y moviéndose, movía zapatos, fracciones de su traje

que eran una obra plástica en acción.

Una de las cosas que hago con mi trabajo

es mezclar materiales opuestos

para crear una visión muy plástica de la obra,

para que los vestidos vaya más allá en su impacto visual.

Pero puedo utilizar telas como esta, que es una tela de alta costura

de seda de Lyon, que es un lugar donde compro muchísimas telas,

o utilizar una tela muy sencilla, en principio que no se usa

para un vestido, que es una tela de gabardina,

porque puedo pintar perfectamente las cruces de debajo.

Pero bueno, hay un poquito de todo.

(Música)

Una cruz es una cruz. Una cruz es una cruz.

Una cruz es una cruz. Una cruz es una cruz.

Una cruz es una cruz.

(TELEVISIÓN) "Señoras y señores, bienvenidos a la ceremonia inaugural

de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992."

(Música)

La coreografía era de Montse Colomer.

Yo era asistente de la coreógrafa, que era una americana

que se llamaba Judy Chabola, una mujer increíble,

y Carles hizo la composición esta famosa del "Hola".

Yo me acuerdo que esta coreografía

todo el mundo la vivía con una intensidad impresionante.

Era una música muy enérgica, tenía una pulsación muy rápida

para ser bailada y a mí me hizo gracia ver cómo la americana,

la coreógrafa americana, esta vez Carles,

como no era un espectáculo de él, él ponía la música,

pero creo que la americana resolvió muy bien con las imágenes

lo que la música contaba.

Se invirtieron tiempo y ganas.

Y se empezó con la idea de hacer algo diferente.

Antes había como unos tópicos.

Y a partir de este momento, cada uno ha hecho lo que ha querido.

(TARAREA)

Una vez estuvimos detenidos en La Modelo.

Y yo, como era delegado de la Asamblea de Cataluña

y era la caída de la Asamblea de Cataluña,

pues tenía cierta movilidad. Y me enteré

de que en el lugar que llamaban la biblioteca,

que no había ni un libro, había un piano vertical.

Un día, cuando salíamos al patio,

le dije que había un piano, a ver si podíamos llegar hasta allí.

Los funcionarios, que si salías al patio,

que si voy a la biblioteca, como me conocían un poco,

fuimos allí.

Me acuerdo que había una sala enorme, con una luz típica de esas de cárcel,

pero muy grande, en La Modelo en la parte de atrás.

Y estaba el piano.

Y había una mesa en la que jugaban cuatro presos ordinarios,

de esos que hacían servicios, que tenían un trato importante

porque eran los que cerraban y abrían puertas,

los que tenían penas largas y tal. No nos hicieron ningún caso.

Pero entonces le dije que tenía que tocar el piano.

Tocó una de las sonatas de Bach

con un piano absolutamente desafinado.

Pero absolutamente. No había ni una nota bien, alguna ni sonaba.

Es de los momentos más emocionantes que hemos vivido él y yo.

Porque lo más revolucionario que podías hacer en la cárcel,

en una dictadura sobre todo, pero ya, incluso, en la cárcel,

es una sonata de Bach.

(Bach)

Para mí, Santos ha sido un colaborador fundamental.

Un día, nos reúno y con Alberti también y les digo:

"Mira, vamos a meter una de las primeras sonatas

de violonchelo de Bach, que a mí me gusta mucho.

La quiero meter en el metro.

Y es una pieza para un solo instrumentista."

Y me dice: "Muy bien. Pero no un instrumentista.

Todos los que quepan en el vagón."

¡Es perfecto! No me dio tiempo ni a hablar.

Para mí, la banda sonora tiene tanta importancia

como la banda de imagen.

Y con esto coincidimos enseguida con él.

Todos son sonidos para mí las bandas sonoras.

Todo sonido. Un golpe de puertas igual que una nota de Bach.

Todos son sonidos.

¿Qué es el silencio? El silencio, bueno...

¿Qué es para usted? (CHISTA)

Tres minutos de televisión

son difíciles de aguantar, ¿no?

Bueno, lo hice, lo paré y es curioso de ver cómo,

en un teatro, se puede llegar a inquietar la gente

con cuatro minutos de silencio.

Es increíble, pero esto pasó recientemente,

lo hicimos en el Lliure y era inexplicable

cómo la gente se agitaba al estar cuatro minutos sin hacer nada,

sin oír nada, sin decir nada.

Algo falla, digo yo, porque cuatro minutos de silencio.

¿La gente no aguantó el silencio? La gente ya no aguanta nada.

Con razón, además.

La verdad es que no existe. Siempre hay un ruido u otro.

Dicen que si hubiera un silencio absoluto, nos volveríamos locos.

Hay como tres horas y pico, pero vamos a cenar a la media hora

y yo he preferido hacer los primeros años.

Estos de los 70.

Son las producciones

que hacía muchos años que ni las había visto

ni las había tocado ni las había oído,

y me han sorprendido en el buen sentido

porque tienen aquel frescor

y aquella insolencia de la juventud.

Hay una actitud, una manera de estar en la vida

que es envidiable, por no decir otra cosa.

Este cartón que hay aquí luego lo quitamos

para ponerse aquí. Yo estoy detrás del público.

¿Se siente cómodo? Sí, sí, es agradable.

Yo me acuesto en la entrada

y de alguna manera les fuerzo para que pasen por encima.

Me pueden pisar.

Si quieren hacerlo, lo pueden hacer.

Pero nadie se atreve. Ayer dos.

¿Sí? Sí, sí.

Nadie pisa la cabeza, es muy curioso.

Pisan las piernas, pero la cabeza no.

Lo cual es un matiz.

Es curioso.

Algunos no te tocan, otros te tocan,

otros te hacen una pequeña contraseña.

Es una manera de entrar. Esto establece un compromiso.

De alguna manera, se comprometen a escuchar.

Pisas al compositor y eso ya te compromete de alguna manera

al menos, a estar calladito, durante media hora.

Cada artista y cada persona guarda sus propias obsesiones.

Y él tiene la suerte de poder plasmarlas

por medio de su creación artística.

(Piano)

Yo creo que le deberíamos hacer santo.

Cómo alguien en el mundo en el que vivimos

ha podido construir una obra tan personal.

Realmente, el maestro Santos ha sido también maestro porque ha sabido

garantizar su libertad creadora frente a cualquier dificultad.

Y eso, ya por sí solo, merecería la santificación

en el altar de los artistas.

Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)

59:13 11 dic 2017

El documental 'Energía Santos' repasa la larga trayectoria profesional de 50 años de Carles Santos como músico, pianista y compositor. Un recorrido por la obra multidisciplinar del artista, que forma parte de las vanguardias culturales de España y que ha llevado su música a ciudades como Sidney, Berlín, París o Nueva York.

Su carrera artística alcanza éxitos como la composición de la música para eventos mundiales, entre los que destacan los Juegos Olímpicos de Barcelona. Una trayectoria que se empieza a labrar desde los cinco años, cuando sus padres deciden sentarle delante de un piano. Más tarde, ampliará su currículum siendo compositor, artista conceptual, o director musical y teatral.
El documental recoge declaraciones de parte de su entorno, como las de Josep Ruvira, historiador musical y biógrafo; el cineasta Pere Portabella, amigo y colaborador del pianista; o Montse Colomer, coreógrafa de la clausura de los Juegos de Barcelona.

Histórico de emisiones:
26/09/2014

El documental 'Energía Santos' repasa la larga trayectoria profesional de 50 años de Carles Santos como músico, pianista y compositor. Un recorrido por la obra multidisciplinar del artista, que forma parte de las vanguardias culturales de España y que ha llevado su música a ciudades como Sidney, Berlín, París o Nueva York.

Su carrera artística alcanza éxitos como la composición de la música para eventos mundiales, entre los que destacan los Juegos Olímpicos de Barcelona. Una trayectoria que se empieza a labrar desde los cinco años, cuando sus padres deciden sentarle delante de un piano. Más tarde, ampliará su currículum siendo compositor, artista conceptual, o director musical y teatral.
El documental recoge declaraciones de parte de su entorno, como las de Josep Ruvira, historiador musical y biógrafo; el cineasta Pere Portabella, amigo y colaborador del pianista; o Montse Colomer, coreógrafa de la clausura de los Juegos de Barcelona.

Histórico de emisiones:
26/09/2014

ver más sobre "Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)" ver menos sobre "Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. ValentinaP

    Los premios fueron muchísimos para este gran personaje, pero más que eso, dejar tantas nuevas maneras de interpretar y escenificar la música es su mayor legado. Como dicen algunas frases cristianas con mensajes: "Hay quienes traen una luz tan grande... que incluso después de irse esa luz, permanece", "La muerte no existe, la gente solo muere cuando la olvidan"

    24 jul 2018

Los últimos 409 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 00:38 ayer Las preocupaciones de Miguel Delibes miraban hacia el campo y cielo castellanos, hacia una cultura rural que desaparecía por el olvido institucional y que sólo se acordaba de sus habitantes en época electoral como escribió en “El disputado voto del señor Cayo”. Lejos de ser una obra desclasada esta novela es ahora el vivo ejemplo de la vigencia del mensaje de Delibes que supo preocuparse cuando aún nadie lo hacía por el drama de la España Vaciada. 

  • 00:38 ayer “Señora de rojo sobre fondo gris” es de las novelas más personales y descarnadas de Miguel Delibes donde en un ejercicio de sinceridad expuso toda la tristeza y vacío que le sumió la muerte de su esposa Ángeles. En el documental de Imprescindibles 'La x de MAX' descubrirás cómo afectó esta pérdida al escritor. 

  • 00:38 ayer Buscando la intimidad y la complicidad de reuniones y encuentros familiares, el documental de Imprescindibles va desvelando la compleja personalidad de Miguel Delibes y sus dualidades, como su ecologismo militante y su pasión por la caza o su sentido del humor frente a su naturaleza melancólica o su fuerte sentimiento campesino frente a su fidelidad a la vida burguesa de Valladolid y sus costumbres.

  • Carmen Maura ¡Ay, Carmen!

    Carmen Maura ¡Ay, Carmen!

    57:15 pasado domingo

    57:15 pasado domingo ¡Ay, Carmen! narra la trayectoria artística de Carmen Maura, una de nuestras mejores actrices de cine, teatro y televisión, así como su inconfundible personalidad a través de algunos rasgos de su vida cotidiana que alterna entre Madrid y París.

  • 59:45 pasado viernes Documental dedicado a una de las mejores bailarinas de la historia del ballet clásico capaz de crear un movimiento artístico y cultural reconocido internacionalmente más allá de su figura. Retrato de una bailarina genial que quiso bailar siempre a pesar de su ceguera y que, gracias a su pasión, esfuerzo y gran voluntad, cambió para siempre la historia del baile y puso en el mapa de la danza mundial a un país al que no se le esperaba: Cuba. Una historia contada por sus compañeros, admiradores, alumnos, amigos... y por ella misma. Histórico de emisiones: 23/01/2015

  • 3:52 pasado jueves Imprescindibles estrena el documental ‘¡Ay Carmen!' que narra en primera persona la vida de Carmen Maura, una mujer que renunció a las comodidades de la vida burguesa para convertirse en actriz, costase lo que costase.

  • 1:00:38 13 oct 2019 Largometraje documental sobre la escultora tinerfeña Mª Belén Morales (1928-2016). Morales se dedicó a la escultura desde temprana edad, una disciplina reservada casi exclusivamente a los hombres, y aprendió a trabajar distintos materiales en talleres y fábricas. Es una de las pocas mujeres de su generación que se orientaron hacia la escultura abstracta. El documental reivindica su obra en el tercer aniversario de su muerte. La personalidad carismática de Mª Belén transportará al espectador a través de casi un siglo por las Islas Canarias, para descubrirlas, más allá de los tópicos, mediante los ojos de una de sus artistas más importantes. La película reconstruye la vida de la escultora, que siguió ideando nuevas obras y dándoles forma en su taller hasta su fallecimiento en 2016, a los 88 años.

  • 2:00 09 oct 2019 Tráiler del documental 'Isla, vuelo y horizonte' sobre la escultora Mª Belén Morales. La tinerfeña se dedicó a la escultura desde temprana edad, una disciplina reservada casi exclusivamente a los hombres, aprendiendo a trabajar distintos materiales en talleres y fábricas. Pocas mujeres de su generación se orientaron hacia la escultura abstracta y no solo en la España franquista. El documental se estrena en Imprescindibles el 13 de octubre.

  • 1:50 09 oct 2019 La personalidad carismática de Mª Belén Morales nos transporta a través de casi un siglo visto desde las Islas Canarias, para descubrirlas más allá de los tópicos mediante los ojos de una de sus artistas más importantes. Imprescindibles reconstruye la vida de la escultora, que siguió ideando nuevas obras y dándoles forma en su taller hasta su fallecimiento en 2016, a la edad de 88 años. 

  • 58:36 06 oct 2019 En 1946, con 10 años, Mario Vargas Llosa llega a Lima. 16 años después, en París, termina su primera novela, ‘La ciudad y los perros’. Una asombrosa y demoledora obra que inaugura el boom de la literatura latinoamericana. El lanzamiento hizo que medio mundo conociera a Vargas Llosa, un desconocido chico peruano de provincias, increíblemente joven para la madurez de su novela, con aire intelectual, atrevido, apasionado de Faulkner y Sartre y con una clara intención innovadora y rupturista. El documental narra los episodios vitales del escritor, de los 10 hasta los 26 años. Histórico de emisiones: 30/06/2019

  • Eugenio, blanco o negro

    Eugenio, blanco o negro

    59:50 29 sep 2019

    59:50 29 sep 2019 Siempre impasible vestido de negro, escondido tras unas gafas oscuras y el humo de un cigarro, dejó una importante huella en millones de personas que todavía hoy ríen con sus chistes. Durante los años ochenta y noventa estuvo presente en todos los hogares de España, a través de la pequeña pantalla.

  • 1:18 25 sep 2019 Dos décadas después de la muerte del humorista catalán, el documental ‘Eugenio’ descubre, por primera vez, a través del archivo inédito de la familia, las luces y las sombras de este mítico personaje.

  • Un país en Labordeta

    Un país en Labordeta

    58:10 22 sep 2019

    58:10 22 sep 2019 La vida de José Antonio Labordeta, el abuelo, como era conocido cariñosamente, estuvo dedicada a la canción de autor, la escritura, la política, la interpretación y la comunicación. Pocos personajes fueron tan poliédricos y se ganaron el fervor popular como él. El documental ‘​Un país en Labordeta’ da a conocer todas las facetas de este aragonés universal a través de su voz y los testimonios de diferentes personalidades. Sus íntimos amigos, políticos, cantautores, antiguos alumnos, personalidades del mundo de la cultura y el espectáculo o su propia viuda se entremezclan con una increíble labor de archivo.

  • Labordeta como profesor

    Labordeta como profesor

    1:34 17 sep 2019

    1:34 17 sep 2019

  • 1:19 27 jun 2019 La dura experiencia en un colegio militar marcó la carrera y la vida de Mario Vargas Llosa. En esos años se inspira La ciudad de los perros, la primera novela de Vargas Llosa, terminada en París y escrita en parte en España donde este jueves se ha presentado este documental y donde se topó con la censura. El documental de Imprescindibles muestra los inicios de su viaje en la literatura, un periplo en el que llegó a dudar de su talento.  

  • 2:59 27 jun 2019 Fragmento del documental de Imprescindibles 'Mario y los perros' en el que se explica el éxito de la publicación de la novela 'La ciudad y los perros'.

  • 2:58 27 jun 2019 Fragmento del documental de Imprescindibles 'Mario y los Perros' en el que se explica la dura infancia de Mario Vargas Llosa tras encontrarse con su padre. 

  • 56:22 23 jun 2019 La fotógrafa Joana Biarnés fue una mujer en un mundo de hombres, superó los prejuicios de su época, triunfó en su profesión, conoció e inmortalizó a las grandes personalidades históricas. Joana inmortalizó, con proximidad y naturalidad, a las principales personalidades de la cultura española de los años setenta, y también a todos aquellos creadores famosos que nos visitaban por aquellos días. Fue la única fotoperiodista que consiguió estar cerca de los Beatles, acompañó a Massiel al Festival de Eurovisión de 1968, fue la fotógrafa oficial de Raphael durante una década y fue amiga íntima del cantante Joan Manuel Serrat, del gran director de orquesta Xavier Cugat, de pintor Salvador Dalí, del actor Fernando Rey, del torero El Cordobés, de la tonadillera Lola Flores, y hasta de la Duquesa de Alba. Una entre todos' es un retrato íntimo y único de una mujer, de un tiempo y de un país, y constituye la recuperación de un personaje imprescindible de la cultura española del siglo XX.

  • 50:51 16 jun 2019 El documental retrata de forma íntima y personal a un personaje fascinante. Alberto Corazón no es solo la cara escondida tras muchos de los diseños que construyen la imagen de España que tenemos en nuestro inconsciente; es también un creador polifacético que saborea la vida en todas sus facetas.

  • 57:05 07 jun 2019 Documental que repasa la trayectoria vital y profesional de un auténtico genio de la televisión en España. Contamos con el testimonio de aquellos que han estudiado su obra, pero sobre todo con el de sus amigos y de la gente que ha trabajado muy estrechamente junto a él a lo largo de tantos años. Directores de cine, como Alex de la Iglesia o Juan Antonio Bayona, nos hablan de la enorme influencia que, con tan sólo dos películas, ha ejercido Narciso Ibáñez Serrador en toda una generación de cineastas españoles. Mientras que el testimonio de su familia nos ayuda a descubrir el lado más desconocido y personal de Chicho. Histórico de emisiones: 22/05/2017 27/01/2019

Mostrando 1 de 21 Ver más