Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

4473983 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - Els Comediants, con el sol en la maleta - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Señoras y señores, grandes y pequeños,

la función está a punto de empezar.

¡Oh!

¡Público!

¡Público!

¡Bajadme, bajadme!

¡Qué ilusión! ¡Qué alegría!

Aunque esté un poquitín oscuro, les veo perfectamente.

¿Cómo están?

Yo, de maravilla.

¡Música!

Platillos y tambores

¡Señoras, señores!

¡Grandes, pequeños, viejos, jóvenes!

Usted, señora, no me mire así que me pone nervioso.

Esta es la historia de mis padres y de mis madres,

la historia de Comediants.

¡Luz!

Érase una vez, un país gris.

Sus habitantes ignoraban que existiera el color,

pues siempre habían vivido dentro de esta pesadilla,

hecha de grises plomizos,

grises pesados

y grises asfixiantes.

Toda su vida era gris.

Y, en las escuelas, solo se estudiaban

el blanco, el negro

y sus derivados: los grises.

Cacareo

En este lugar, aunque, cada día, salía el sol allá en lo alto,

sus habitantes solo veían paisajes grises,

pues el tirano que los gobernaba,

había decretado que la vida era gris.

Y, para ello, había ocultado el sol, bajo inmensos y oscuros nubarrones,

que lo cubrían todo.

¡Verdura fresca!

¡Corbatas!

¡Corbatas!

Un día de mercado,

un joven saltimbanqui, llegado de ni se sabe dónde,

se plantó en el centro de la plaza

y empezó a proclamar a los cuatro vientos:

¡Ciudadanos, vecinos y vecinas!

¡Grandes y pequeños!

¡Acercaos!

¡Acercaos, acercaos!

¡No tengáis miedo!

¡Venid!

Venid todos.

¡Venid, venid, sí!

¡Sí, venid!

¡Oh, qué pintas lleva!

¡Sé de un lugar donde el sol brilla y lo tiñe todo de color!

Las naranjas son naranjas y se llaman así porque son naranjas.

La lluvia trae el arcoíris de múltiples colores

y el sol siempre trae consigo la alegría, la luna y la poesía.

¡Fuera, tunante!

¡Caradura!

¡Vete!

¡Que sí!

La poesía, la vida.

¡Eh, atentos! ¡Mirad, todos!

Esta es la prueba de que el color existe.

¡Mirad!

Es un pedazo de sol, ¡todo lo ilumina!

Y a su paso, la oscuridad desaparece.

¡No, no, no!

No me lo creo.

Si venís conmigo, os llevaré al sol,

el gran pintor de la vida.

Bullicio

¡Fuera!

¡Auh! ¿Qué veis?

¡Tanto, no!

¡Ay, ay! ¡Huy!

¡Que me has dado! ¡Parad!

¡Pero parad!

¡Parad!

¡Huy, parad!

¡Comediants, seguidme!

Espontáneamente, a este trovador

que vociferaba al aire maravillas de un lugar remoto,

se le sumaron otros con alma de saltimbanquis

y, así, caminaron juntos en busca del sol.

¡Comienza el viaje!

Érase una vez,

un niño pequeñito, en un pueblo llamado Olesa de Montserrat.

A ese niño le encantaba jugar a hacer teatro con títeres.

Su familia, sus padres, tenían ahí, en la entrada de su casa,

un teatrito de títeres

y a todos los vecinos les hacían venir los domingos

para hacer representaciones.

Y el hijo estaba encantado de la vida,

este hijo era yo.

Mi padre montó un teatro en la azotea de la casa

y los hermanos, los hermanos y yo,

jugábamos a hacer teatro.

Y hacíamos pagar a los niños del vecino

para ver las representaciones,

con máscaras, con títeres...

Jugábamos a hacer películas del Far West,

jugábamos a hacer de todo:

príncipes, dragones.

Y así fue pasando el tiempo.

Y cada domingo, cada domingo,

iba haciendo teatro con mis amigos, con mis compañeros.

Y un día me voy a Barcelona,

con una maleta y 500 pesetas.

Y entro en contacto con el mundo del teatro.

Me abre la puerta Josep Anton Codina.

Me deja su casa.

Encuentro el grupo teatral Dorta.

Encuentro la Escola Central dEstudis dExpressió,

y voy entrando en esta dinámica de aprender, de ver gente,

de entusiasmarme por este mundo

y, al mismo tiempo, vamos creando con otros compañeros

la necesidad de contar nuestra propia historia.

En el Institut del Teatre,

había gente que quería contratar el espectáculo

y una señora que se llamaba Madame Colen,

que era la directora del Instituto Francés de Barcelona,

me dijo: "¡Me ha gustado mucho el espectáculo!

Me ha conmovido.

Ustedes tendrían que ir a estudiar a París.

Yo les ofrezco una beca".

Y mientras yo viajé a París,

el grupo se quedó trabajando aquí.

Yo conocí a Paca,

estuve en la Riera Alta, en Barcelona.

Y ella, con su despliegue de fascinación,

me habló del teatro.

Yo era muy tímido y estaba calladito.

Me acuerdo que comía un huevo frito

y ella siempre me dice:

"Estuviste como una hora y media comiendo un huevo frito".

Esa es la impresión que me dio.

Y a través de ella conocí a Joan.

Decidí dejar Filosofía y Letras

y meterme en el Instituto del Teatro.

Y un día, tenía 17 años,

tenía 17 o 18,

y un día de Navidad, le dije a mi padre y a mi madre:

"Quiero hacer teatro. He conocido a Comediants.

Me voy a Valencia, que están actuando ahí.

¿A Valencia ahora? Te llevamos hasta la autopista".

Me llevaron a Sant Sadurnió a la autopista, hice autostop.

Paró una señora con un 600, subí,

le conté lo que quería.

"Quiero hacer teatro con este grupo, me voy a Valencia".

Y me dijo: "Recuerda siempre esta frase:

¡Sé optimista y serás creador!".

Y yo con esta frase en la mochila, llegué a Valencia

y enseguida: "¡Hola, qué tal!

Ponte el cabezudo, el de malo, lo harás tú".

Y a la noche siguiente, actué.

A diferencia de los demás grupos en que era un líder

y una serie de gente,

aquí eran como una serie de líderes, por decirlo de alguna forma.

Yo trabajé en el Flotant Colectivo, ¡había un alma!

Una imagen que es muy parecida,

es como un grupo de niños que crean una pandilla,

en el cual hay un líder,

hay el que sabe fabricar arcos.

Y eran todo un grupo de niños

abocados al gran juego que era hacer teatro.

La época aquí, en España, era muy política,

era un teatro muy político.

Yo creo que Comediants está poco valorado,

porque Comediants, para mí,

es el paradigma de una corriente teatral

que se estaba haciendo en el mundo moderno,

que era muy influenciado por el hippismo,

que ahora la gente se ríe,

pero entonces era muy contracultural y muy revolucionario.

Entonces, el teatro oficial era el teatro de texto,

el teatro de repertorio.

Era un buen teatro,

pero las nuevas corrientes nacen contra eso.

Ahora el momento es muy parecido, ¿no?

Y una de las formas de romper era romperlo todo,

se rompe con el texto,

pero no aquí, en Cataluña, sino en todo el mundo.

Nace el Break and Paper.

Nace toda una serie de movimientos.

Y, aquí, por unas características muy singulares de la lengua,

la imaginación y, por un lado, la censura,

permitía unos elementos expresivos que el texto no permitía.

Entonces es cuando nace el gran teatro catalán.

Nace Els Comediants el primero,

nace Tricicle,

nace La Fura,

nace Pep Bou,

nace Vol-Ras.

Todo un teatro muy influenciado por el gesto y la gestualidad.

Y ofrecieron una alternativa crítica,

pero de una forma mucho más elaborada, más contemporánea,

más lúdica,

que la crítica simple que hacíamos desde los teatros de texto.

Para mí, son el paradigma de un movimiento

que dura 10 años

y que me parece el más interesante que ha habido en el teatro catalán.

La troupe de Comediants caminaron y caminaron,

encontrando refugio bajo un gran árbol,

donde ensayaron su primera representación.

Campanas

Estos chicos que, al principio, no me tomé en serio,

pero que de alguna manera me resultaron fascinantes,

fueron llenando mi vida de ideas, de colores, de vida y de libertad.

Rompemos con la familia,

pues nos vamos a vivir con los amigos.

No haremos parejas, amaremos

y durará tanto como nuestro amor.

Si hemos de romper 20 veces,

no nos ataremos con las cadenas del matrimonio.

Será amor libre.

Y valoraremos a la gente toda por igual.

Todo el mundo es bienvenido,

todas las clases sociales no existen.

La filosofía era fantástica, irreal e ingenua,

pero fantástica.

Hasta que realmente me imbuí de que su propuesta de vida

era más interesante que la mía,

que realmente decidí un día,

ya con carrera terminada y trabajo, seguir,

porque creí que la vida que me proponían

era mejor, era distinta,

era la libertad, era como la esperanza.

También pensé que yo tenía lugar

y que todo el mundo tenía derecho, espacio y lugar,

en esta especie de propuesta de vida.

Recuerdo cuando vi Non plus plis, la primera vez,

no entendí nada.

¿Qué hacen estos tíos?

Es lo mismo que una persona que toda la vida

ha estado viendo cuadros, pinturas naturalistas,

y que un día, de golpe y porrazo, ve un cuadro de Picasso.

Surge como una fiesta,

el sentido de fiesta.

Vamos a celebrar una fiesta.

Rompemos el espacio convencional,

no vamos a utilizar un espacio a la italiana,

donde el espectador está pasivo

y ve el espectáculo enfrente,

sino crear un círculo.

Ocupar este espacio sagrado, este círculo,

deambular por este espacio

creando una liturgia del sentido de la fiesta.

La fiesta que empieza el pueblo.

Poco a poco, el pueblo es marginado de esta fiesta

y, finalmente, solo bailaban los poderes fácticos

o sea, la religión, el obispo, el militar, el juez,

el millonetis, que le decíamos.

Y, finalmente, incitábamos al público a la revuelta.

Decir: "¡Eh, eh! ¿Qué pasa? Estáis aquí...".

Un poco como sería hoy.

¿Estáis ahí?

¿No hacéis nada?

Para poder decir algunas cosillas... -También.

enmascaradas,

las podías decir...

Hablar del poder,

porque aquel gigante que teníamos era...

Porque pasábamos censura. -Como un capitalista.

Y nos examinaron en un sitio...

Estaba todo por hacer. -Sí.

Este trabajo era muy atractivo.

Haces lo que realmente se respira en la calle

y lo que tienes ganas de enseñar.

Y en aquel momento éramos jóvenes, gamberros, preciosos...

Con energía para protestar.

Aunque ganáramos poco dinero.

Con una cosa muy popular, que era el teatro de calle,

la cosa de la máscara, el cabezudo, el juego en la plaza, teatro popular.

Habían estado durmiendo,

hasta que un día despertaron.

Bullicio y vítores

Platillos

Qué ricos son los chicos de Canet de Mar,

cuando bailan los chicos, te pueden matar.

¡Qué ricos son los chicos de Canet de Mar,

bajamos a la cava a hacer un vial.

Cantan en catalán

¡Qué rico!

¡Qué rico!

Toda la compañía buscaba un sitio fuera de Barcelona,

Barcelona ya no nos servía para continuar nuestra aventura.

Y actuando por todo Cataluña... -Sí.

fuimos buscando este espacio ideal

de cuál sería el sitio donde mejor nos acogerían

y Canet de Mar,

que el espacio del Odeon era increíble,

era un espacio modernista,

un teatro en la primera planta con un bar al lado

y el mismo día del final de esta actuación del Catacroc,

nos dicen: "Hay esta casa y aquí os podéis instalar".

A vivir juntos en una casa.

Pero esa primera casa era una casa un poco en ruinas,

del siglo XVI, delante del Colegio de las monjas de Canet.

Me acuerdo que estábamos tres o cuatro en cada habitación

y teníamos a las monjas delante.

Las monjas estaban de los nervios,

porque veían entrar y salir gente todo el rato,

de día, de noche, a todas horas.

Lo que más nerviosas les ponía era que nos subíamos a la terraza

y les proyectábamos, en el edificio suyo,

diapositivas de desnudos

y de escenas así un poco...

¡Eh! Un poco porno.

Luego fuimos a De Dones, una cárcel

y luego a la Casa de los Indianos, en Carrer Ample,

que es cuando entraste tú.

Sí, en la Carrer Ample.

Titina, ¿te acuerdas cuando entraste de cocinera?

Y tanto que me acuerdo.

Nosotros aún más nos acordamos.

Os gustaba comer bien.

Y de todo.

Era fantástico.

Experimentábamos todos.

En aquella época La Fura nos llamaba "Los come bien".

Lo que me alucinaba era la cantidad de gente,

el ámbito internacional que tenía un poco la casa.

Estaba el padre Abad, que era pariente de Carlos.

De Carlitos, sí.

O si no, la expedición del Everest,

la expedición catalana del Everest, que subieron.

Después había...¡Bustric!

Bustric, sí, sí.

Alfredo Brustic, que era de Italia.

Actores de todo el mundo, prácticamente.

Había daneses.

Los franceses.

¡Los franceses!

¡El teatro du Soleil!

Os acordáis de los primeros revuelos en el pueblo,

que, claro, el sinónimo de ver a estos tíos peludos y puestos juntos

es: droga, sexo, rock and roll.

Y la clase creyente diciendo: "Vamos a expulsarlos del pueblo".

Porque rock and roll no había.

Rock and roll no había.

Ahora parece sencillo.

Drogas un poquito,

pero tampoco tanto.

Tampoco éramos nada...

Que los del pueblo, ¿no?

Entonces, hicieron una lista para expulsarnos.

¡Para expulsarnos!

Pidieron votaciones en el pueblo, para expulsarnos del pueblo.

Para conseguir firmas. -Y no ganaron.

¡Es verdad! ¡No me acordaba!

Y doy gracias, porque estoy muy contenta,

y yo sigo allí.

Aún tenemos una calle que es la calle Comediants,

o sea que...

A mí lo que me parece muy importante

de esa experiencia comunitaria que tuvimos,

sin sueldo, sin dinero,

es cómo aprendimos a no pactar con la sociedad de consumo.

Ronquidos

Búho

Habla en italiano

¡Buenos días!

¡Despertad!

¡Arriba, holgazanes!

¡Venid,todos!

¡Acercaos!

Soy el Teatro.

¿Qué dice? -¿Qué pasa?

Vengo a informar de que a la próxima Feria de Bérgamo,

todo el mundo puede participar.

Compañías teatrales del mundo entero.

¡Música y color!

Pero, ¿por dónde se va?

¿Cuál es el camino?

La autopista del cielo es la más rápida.

El Sol Globo surcaba los cielos rumbo al país de la "Bota".

¡Tierra a la vista!

Compañías de mil y un lugares,

que hablaban diferentes lenguas

y buscaban el color,

surcaron los cielos

para encontrarse y compartir nuevas formas de hacer teatro.

Una vez que vine aquí, a Barcelona,

en aquel momento, vivía en Dinamarca,

estaba con una compañía de teatro que se llamaba Odin Teatre,

que todavía existe.

Vine y me encontré, creo que con Joan y otra gente de Comediants,

en el Salón Diana.

Y se inició una relación,

que hizo que invitáramos a Comediants a Bérgamo,

que era un encuentro de teatro de grupos

y en este encuentro lo que pasó fue que se reunieron

varios grupos de casi todo el mundo,

casi todo el mundo era de Europa,

pero también había gente de América Latina.

A partir de aquí, hubo una serie de encuentros y de giras.

Luego, la llegada a Bérgamo fue bastante espectacular,

porque eran como unas sesiones de taller.

No eran exhibiciones.

El teatro que se consideraba casi sacro

y sus representantes balineses o hindúes estaban allí.

El teatro de agitación política,

de los grupos que provenían de Sudamérica, estaba ahí.

Nuestro teatro era de raíces festivas,

pero consideramos o nos dimos cuenta que la fiesta

es una raíz antropológica tan válida

como ritual o la liturgia

o la actividad política.

Entonces, sacamos pecho y dijimos:

"No, no, estamos aquí.

Nos diferenciamos de estos grupos,

pero queremos mostrar cómo trabajamos y de dónde venimos".

Está el método,

Strasberg y el método de Stanislavski,

está también el método basado en Grotowski,

pero está el método Marcello Mastroianni

y el método Fellini.

Y nosotros, en Bérgamo,

nos dimos cuenta de que éramos devotos de este método.

Nuestra relación con Italia ha sido larga y fecunda

y todavía sigue.

Larga, porque ha durado desde los años 80 hasta ahora

y fecunda,

porque nos ha proporcionado muchas puertas

para abrir e investigar.

Y para mí, el Santarcangelo fue un gran momento,

porque la vi a ella.

Nos encontramos, nos enamoramos.

Perdí la cabeza por este hombre,

sinceramente.

Entonces, en diciembre, en las fiestas de Navidad,

con una amiga, digo:

"¿Por qué no vamos a visitarlos?".

A visitar a Jaume

y a esta magnífica Compañía de teatro,

que era muy mítica, muy famosa, en este momento, en Italia.

Sí, estuve allí,

tenía intención de estar una semana

y me quedé 32 años.

Y aquí continuo.

Lo que me fascinaba era que en esta Compañía

había horizontalidad,

no había verticalidad.

Y las ideas fluían.

Y, además, el concepto de tiempo,

que creo que es muy importante

en el sentido de que viviendo juntos al mismo tiempo,

las ideas surgían

y, a lo mejor, después de cenar,

otra persona comentaba y esta idea crecía.

U otros ensayaban música, al mismo tiempo, se construía.

Y sobre todo, esta manera de vivir tan apasionada, que veía allí,

era una atracción fatal.

El Canal de Venecia en el siglo XVIII, existía,

pero desapareció.

Y la historia viene de que llegamos a Venecia

y me presenta Maurizio Scaparro.

"Este chico es de Comediants. Alto y no sé cuántos".

Y dice: "Tengo una propuesta.

Hacer como si fuera la Bienal de Venecia,

en el antiguo Carnaval veneciano".

¿Os interesaría la cosa?

Bueno, en principio,...

¡Sí!

Hacer una cosa en Venecia, ¡joder, qué bien!

Terminé las vacaciones,

llegaron Comediants.

Y les digo que tenemos que hacer un presupuesto.

¿Qué pedimos?

¡Hostias, no sé qué...!

Vamos a pedir el viaje,

¡todo el tiempo que estaremos!

Pues vamos a pedir dos millones de pesetas.

Nosotros cobrábamos, por actuación, 100.000 pesetas.

Traducidos en liras en la época, eran 20 millones de liras.

Si me vieras a mí.

Cojo el teléfono, temblando:

"Scaparro, hemos decidido que sí".

¿Cuánto?

Dice: "Veinte millones de liras".

¡Vale, perfecto!

¿Cuándo venís a Venecia para hablar?

Ya nos ves,

Joan Font y yo, cogiendo un avión y para Venecia.

Venecia vino de la mano de Scaparro.

Nos brindó la posibilidad de viajar,

durante unos días, dos de Comediants a Venecia,

a documentarse con la Lina Padovan,

una gran estudiosa.

A ver estampas, figuras, grabados antiguos

y a poder reinventar un ritual, una liturgia de este Carnaval.

Bajar al turco era que un cautivo turco

si era capaz de bajar caminando por un hilo tendido,

desde los 92 metros de altura del Campanile de San Marco,

en diagonal, hasta el Gran Canal y no se caía,

quedaba libre.

Pero como se caía y se espachurraba,

pues empezaron a montar carros alegóricos

que bajaban antes que él,

para alargar un poco más la función,

por si no, se les acababa en un plis-plas.

Pensamos que esto era interesante

y lo que podíamos hacer era en vez de un turco,

bajar un ángel.

Yo me disfracé de ángel

y, entonces, bueno, bajaba con cuerda,

tocando la trompeta,

tirando pétalos.

Y al llegar abajo,

aparecía el color, ¡pam!

Y abríamos el Carnaval.

Fue así como el bolo del Turco,

se transformó en Vuelo del ángel.

Bullicio y vítores

Y el maestro los nombró Hijos Predilectos de la Ciudad.

Y agradecido, les pagó unas buenas liras,

que aliviaron la siempre magra economía de los cómicos.

¡Aquí estamos!

¡Los demonios nacidos!

¡Viva nuestro infierno!

¡Qué viva!

Tenemos que desagraviar a nuestra Virgen,

por todas las ofensas recibidas.

Perdónalos, Señor,

porque no saben lo que se hacen.

La actuación de Comediants, en Andalucía,

también provocó que otros grupos conservadores se manifestaran.

Habla en catalán

Creo que hay unos intereses muy particulares,

muy oscuros o muy claros.

No sé.

Y que ha usado este espectáculo deformando una realidad,

contando unas mentiras,

para mover a la gente en contra de la cultura.

Había gente que quería que todo fuera sweet,

entonces, se asustaron

o se enfadaron,

porque el Gobierno de la ciudad

y el Gobierno del país, en aquel momento,

decidieron que esta Compañía de Barcelona,

pues tenía que verla la gente de Sevilla,

que por qué no.

Entonces, se abrió la espita de la reacción esa

del nacionalcatolicismo asqueroso

y que hoy sigue existiendo,

que no nos hemos librado de ella.

Mirábamos con unos personajes que forman parte de nuestra Historia,

de nuestra iconografía de Cataluña, -Sin duda.

como son: Diables, en Cataluña, los demonios,

La Patum, que viene desde... -Fuego.

Nuestra tradición que a nosotros nos parecía tan natural,

puestas fuera de contexto,

fueron, creo en defensa de la situación, malinterpretados.

Si tú no sabes que estos Comediants que llegan, con estos demonios,

están jugando o están representando su tradición,

y tú, algún periódico te influye,

o quien tiene poder para influir,

que siempre es un medio de comunicación,

dice: "Esto es una misa negra.

Nos están insultando a la Virgen".

A lo mejor, alguna interpretación podría haber habido así.

Aquí, los demonios de Cataluña no hablan del infierno, ni de Dios,

hablan de la fiesta y de saltarse las normas.

Pero tú tienes razón que esa cultura allí no se conoce como aquí.

Es decir, nuestro ser más feliz en Cataluña,

sería el demonio, porque se salta todas las normas.

Y hace lo que le da la gana.

Y este demonio no simboliza el infierno católico,

no simboliza el castigo,

simboliza la libertad.

Y, por otra parte, en aquel momento, el Ministerio

nos concede la afirmación de que nuestra manera de hacer,

nuestra manera de vivir y de plantear

este teatro de los sentidos,

se puede llamar Teatro en mayúsculas.

Y lo hace concediéndonos el Premio Nacional de Teatro.

¡Hola!

Nos encontramos en Canet de Mar,

un pueblo bañado por las aguas del Mediterráneo.

Y esto es La Vinya,

el Centro de Creación de Comediants.

¡Bienvenidos!

Seguidme.

¡Seguidme!

Estos son los guionistas.

Estos inventan historias.

Ponen voz a los personajes,

crean acciones y situaciones.

Aquí se cuecen las ideas

y, luego, siembran la semilla para florecer con frutos dramáticos,

en teatros, en salas,

en los parques, en las plazas, en los ríos.

¡Ah, en los platós!

Me voy corriendo, porque se distraen con cualquier cosa.

Nos mostrarán el latido de las emociones.

¡Seguidme!

Diferentes compositores han creado partituras

llenas de ritmo, melodías, notas, armonías, silencios,

para todos los espectáculos de Comediants.

¡Música, maestro!

¡Eh, voilà!

Diseñadores, constructores, escenógrafos,

empezarán a pensar inventos para hacer realidades de sueño.

Estos son los que empiezan el camino de la realidad.

Ahora, toca pensar en los personajes:

El vestuario y la caracterización.

Estas manos que transforman,

unas manos que nos tienen bien tomada la medida.

Esta es la sala de producción.

Ya lo decía el poeta:

"No hay sueño, sin presupuesto".

Estos son magos,

les encanta jugar con los números.

Y, sobre todo, con el número más difícil.

Artistas y artesanos del alambre y el ordenador,

del clavo y del martillo,

del enchufar y desenchufar,

del montaje y del desmontaje.

Todo debe estar preparado

para este momento único, especial de la representación.

¡Ah! ¡Y el desmontaje!

Para ordenar todo este caos.

Nada mejor que un director o una directora,

somos los chefs de la cocina.

Tenemos que presentar los platos en su punto justo.

A veces, se nos va la mano,

un poquito salado,

un poquitín crudo.

¡Buahhh! No tiene sabor.

¡Pero así es la vida!

En la factoría, aparecen ideas que van mucho más allá

del hecho teatral o musical.

Se escapan de lo efímero,

para pasar a ser perenne.

Es el caso de los libros de comedia:

las artes gráficas.

Aquí, los editores que se han dejado la piel

para estos libros maravillosos.

Nos encanta crear historias

de teatro, para la calle,

leer libros, discos, exposiciones,

pero también disfrutamos al grito de:

¡Silencio!

¡Luces!

¡Cámaras!

¡Claqueta!

¡Acción!

Hablan en catalán

Pero, ¿tú bailas, caminas o pisas mierda?

¡Antonio!

¿Dónde está el clavo?

¡Estoy aquí!

¡Calma, calma, calma!

¡Es como si estuviese volando!

¡Como si de pronto...!

¡Coño, pero si estoy volando!

Aplausos

Habla en catalán

Todavía se desconocen las causas del siniestro,

aunque se piensa que pudo ser provocado por un cortocircuito

o, incluso, por el propio calor.

En un momento pequeñísimo, pasó de oírse tres petardos de...

parecían fiesta, a que se acababa el mundo

y que el fuego avanzaba,

se alejaba hacia los pinos la montaña,

avanzaba, cogía la cúpula y venía hacia casa.

Poco a poco, todo lo que más quería, todo de lo que vivía,

todo... mi casa, mi vida, se iban quemando

y es, para mí, un recuerdo muy duro.

Y cuando se te quema lo que vives, lo que tienes, lo que eres,

es como una forma de final.

Nos quedamos sin nuestro cuartel, sin nuestro material,

sin nuestras máscaras, sin nuestros cabezudos,

sin nuestros gigantes.

¡Nada!

Al final, cuando nos planteamos:

"Bueno, hasta aquí hemos llegado".

"Ha sido maravilloso. Ha sido fantástico".

Pero el fuego quema, purifica y termina como una Falla.

De alguna manera, no se nos permitió, no se nos dejó,

nuestros amigos no aceptaron que la Falla, la fiesta había acabado.

Y ahí tenemos otra vez a Marta, a Serrat, a Tricicle,

a Asgard Banda,

a todos ellos diciendo: "Esto no se acaba aquí".

"Ahora es la hora y así lo titularon,

que os vamos a devolver lo que, durante años,

con vuestra generosidad y sin saberlo,

nos habéis dado.

Ahora, es la hora de Comediants, es la hora de vuestros amigos".

Sirenas

Habla en catalán

Y con el Carnaval, ¿qué pasa?

Cantan en catalán

Cuando entré a trabajar en el Ministerio de Cultura,

que me llamó Javier Solana,

me dijo: "Estamos montando un equipo

que sea capaz de romper el aislamiento

de estos 45 años, que ha pasado España.

¡Qué bonito!

Y si quieres apuntarte a esto...

Y dije: "Pues esto... ¡Aquí hay que estar!".

La principal diferencia es que había confianza en la Política.

La Política nos había sacado de la dictadura,

la Política estaba conduciendo la Transición a la democracia.

Y, hoy en día, eso... -Ya no.

La gente joven no ve la Política como una solución

a todos estos terribles problemas que, en 2012, estamos viviendo.

La gente joven no ve que la Política

es parte de ese sistema que ha traicionado a la sociedad.

En ese marco de cosas, empezamos a hacer muchas actividades

en el exterior.

Hacíamos importación de cosas,

traíamos muchas cosas interesantes,

que coordinábamos aquí para poder hacerlas.

Y hacíamos un gran programa de exportación

de todo el teatro, la música. -¡La danza!

La danza y todo.

En vuestro caso concreto, pues eran unos programas de teatro

de participación en festivales fuera de España,

que creo que tuvieron una imagen de España...

magnífica. ¡Fantástica!

Me acuerdo de festivales de Bogotá,

de Caracas, de México.

Y después nos trajo más arriba.

¡Nos trajo a Estados Unidos!

Ya me acuerdo, sí, sí, aquel festival.

Había un festival importante allí, en Nueva York.

Fuimos a ver espacios diferentes.

Y vimos la Estación: Central Station.

¡Las películas! ¡Maravillosa!

Y se os ocurrió una cosa fantástica

que era las camas. -Las camas.

Y cuando la gente, por la mañana, llegaba en los primeros metros,

en los primeros trenes a trabajar a Nueva York,

vosotros erais una familia.

Habíais montando allí, en pleno Hall de la Estación.

¡La que se montó! ¡No se podía ni pasar!

Erais una familia que os despertabais,

que os lavabais,

a despertar a los chavales,

a preparaos para salir a la calle,

las tarteritas, las "no se qué", la cocina, el desayuno...

Era fascinante que la gente se encontrara con eso.

Y luego lo hacías por la noche, cuando la gente volvía,

vosotros os acostabais.

¡Erais una familia!

Era despertar también para nosotros.

Para todos.

A una historia...

Y, además, íbamos muy orgullosos

representando a un joven país. -¡País!

Sí, sí, sí, que despertaba.

Estábamos superorgullosos.

Era un sociedad, la española de entonces,

cargada de fuerza y con fe,

con fe en que se iba a salir de toda aquella situación.

Y vosotros jugasteis un papel lúdico, maravilloso, maravilloso.

Informa en catalán

Esta maleta de viaje que incluirá un teatro de guiñol.

Esto es la Cabalgata EXPO 92,

la Magia del tiempo,

un recorrido por el calendario festivo de un país

del sur de Europa.

En total, 170 personas diarias,

entre músicos, actores, acróbatas, bailarines, efectos especiales,

controladores, etc.

El recorrido: 2 km, 200 metros diarios,

una hora, 20 minutos.

Sí, han pasado 20 años

y recuerdo perfectamente el miedo que teníamos todos

de que aquello saliera bien.

Y, luego, los esfuerzos que hicimos para que saliera bien

y aquello, pienso, cambió Barcelona.

La gran fuerza es que todo el mundo estaba por sumar.

-Exacto.

Que dices: "¿Y por qué no se puede volver a repetir?".

Una institución que se llamaba Comité Olímpico "no se qué" de Barcelona,

el COOB este,

cogieron y dieron curro a gente completamente pasada de rosca

o sea a Els Comediants.

¡Era un riesgo!

Con Mariscal.

Mariscal, La Fura dels Baus.

Cuántas veces ensayasteis vosotros

la Clausura maravillosa que hicisteis.

El ensayo era parcial,

después eran los hinchables

y, además, estaba inspirado en las Fallas, en el fuego,

toda la historia del fuego.

Lo único que era simbólico,

en vez de quemar el Planetario, se iba.

El momento más emocionante de esa Clausura

fue bastante simple,

fue el Cobi, yéndose al cielo,

montado en un barco de papel. ¡En un barco de papel!

Una cosa más sencilla no podía ser.

Cómo se iba inflando y...

Música de magia y misterio

Y el barco de Comediants voló y voló

hasta que cayó a las profundidades del Mediterráneo.

Y salió del Estadio un barquito precioso

y nosotros estábamos en aquel barquito, volando,

pero, de repente, ¡pufff!

Nos deshinchamos completamente y caímos al mar,

porque nos dimos cuenta

de que todo lo que habíamos desarrollado

a nivel de creatividad y producción,

no se traducía o se traducía muy poco a nivel de beneficios.

De repente, descubrimos que no podíamos seguir,

que nuestro montaje de vida, de comuna idílica,

en realidad, dejaba de ser viable.

Y que solo seríamos viables si nos remontábamos como empresa.

Y éramos un colectivo de creadores, de personas,

pero ya no funcionaba la idea, ni de comuna,

ni de "todos a una",

ni de vivir y crear a cualquier hora del día

y siempre disponibles.

Y creo que esta crisis fue más sentida que real,

porque, claro que nos dimos un batacazo de dinero,

pero, si al mismo tiempo que tienes un batacazo de dinero

y tienes un agujero,

te estás muriendo y te vienen las propuestas por todos lados,

en realidad, lo solventas pronto,

pero el cambio ya está, no va marcha atrás.

Las propuestas que vinieron ya no se parecían a nuestros sueños.

De repente, marcas famosas, de productos,

se nos disputaban como imagen.

Y a nosotros nos pareció,

sobre todo, cuando yo se lo explicaba a Jaume:

¡Cómo que vamos a poner nuestra creatividad

al servicio de alguien que no sea teatro!

Yo creo que mi reticencia fue perder esta especie de época dorada,

de inocencia, de ilusión

y pasar a otro modelo,

que te vas adaptando,

pero, en el fondo, dejas una herida que siempre está ahí,

porque los colegas

con los que había aprendido a vivir, a convivir y a crear,

se fueron y yo dije: "Me quedo, pero sin estas personas".

Por lo tanto, iba a aprender a continuar.

Y para aprender a continuar,

pues, en un primer momento, me negaba a hacer cualquier cosa,

no quería pensar en hacer cualquier cosa, ¿no?

Sin embargo, ha habido siempre unos proyectos,

que no son lucrativos,

pero sí, a nivel de alimentar el espíritu, son fantásticos.

Porque te pones en confrontación con realidades

que, muchas veces, las ignoras.

Desde hacer todas las Maratós, en la primera época TV3,

desinteresadamente,

hasta el fabuloso proyecto,

en el que nos embarcó Tortell Poltrona,

de llevar nuestra creatividad, nuestro sol, al Sahara.

Una vez me dijo una actriz cuando estábamos actuando en Sydney,

por el dos mil y pico:

"Vosotros tenéis una gran responsabilidad,

porque la gente pone la esperanza y el corazón en lo que hacéis

y, por lo tanto, tenéis una gran responsabilidad,

porque sois portadores de estos sueños colectivos,

de estas situaciones más conflictivas".

Y pensé que era verdad,

hay una parte de nuestra creatividad

que la tenemos que preservar y volcar en esto.

Después de aprender y desaprender todo,

Comediants siguió viajando con el sol en la maleta,

llevando, tras de sí, el color

por pueblos y ciudades de mil y un lugar.

Como creadores nos tuvimos que aplicar un término,

al que yo llamo ductilidad,

nos tuvimos que hacer dúctiles, capaces,

porque no sobrevivíamos solo con hacer eventos y teatro.

Ya dentro del teatro, diversificamos:

que si estos en la calle, que si estos, fuera.

Que si gira por teatros convencionales,

que si espacios exteriores,

pero, incluso dentro, esta diversificación,

esta ductilidad, esta capacidad, nos llevó a sobrevivir.

Yo no creo en las Pirámides

o en los faraones, mejor dicho.

Es decir, no me siento un faraón que tiene que... Comediants,

un faraón que tiene tal obra, ¡plaf!

Hemos hecho lo que hemos hecho

y quedará como ¡piú!,

una estrella que brillará en el firmamento o no del teatro

y pasarán los años

y, a lo mejor, alguien mirará y la verá.

Pero pienso que hemos dejado semillas, maneras de hacer

y hay gente que sigue,

que enriquece esto, ¿no?

Cuarenta años de un viaje, como el que hemos podido vivir,

es como una alucinada.

Es como bajar o vivir en un montaña rusa,

donde hay estas bajadas impresionantes,

estos "loops", que no te da tiempo a pensar muchas veces.

Creo que una de las reflexiones que haría

es que ha habido poco tiempo para la intimidad

y poco tiempo para la reflexión.

Queríamos contar historias y os las hemos contado,

algunas, no todas.

Queríamos vivir o experimentar de una determinada manera

y lo hemos intentado y lo hemos hecho.

Hemos intentado no perder la ilusión,

mantener que la ilusión esté viva,

que te mantiene fresco y joven,

en el fondo de todo.

Y aprender de los otros, ¿no?

Ha sido un viaje,

yo diría que muy energético,

donde han pasado cantidad de historias.

La palabra viaje y aventura le va muy bien,

para expresar lo que han sido 40 años.

¡Chic, chac!

Creo que...¡se acabó!

Ya va siendo hora de que nos despidamos.

Yo, señores, regreso allá arriba.

Ha sido un placer estar con todos ustedes.

Y colorín colorado, este cuento se ha...¡Ahhh!

Percusión metálica

Banda popular y bullicio

¡Olé!

Platillos y traca

¡Biennnn!

Aplausos

Subtitulación realizada por Azucena Maire Montero.

Imprescindibles - Els Comediants, con el sol en la maleta

55:35 12 feb 2018

Els Comediants, con el sol en la maleta es un recorrido por los 40 años de historia de la compañía teatral.

El hilo conductor es un cuento narrado por un personaje disfrazado de aviador de los años 40, a través del cual se irán mostrando imágenes de archivo, entrevistas a los miembros de la compañía y a los personajes relevantes de su historia. Para el desarrollo del cuento, se emplean las diversas técnicas teatrales que han utilizado Els Comediants a lo largo de su carrera: títeres, sombras chinas, actuaciones teatrales con máscaras, demonios y cabezudos, entre otros.

Dirigido por Héctor Muniente y Elisenda Dalmau, y escrito por ambos junto a los miembros de Els Comendiants Joan Font y Jaume Bernadet, el documental intercala entre la narración entrevistas a diversas personalidades del mundo de la cultura entre ellos el cantautor Joan Manuel Serrat, el ilustrador Mariscal, el publicista Lluís Bassat, y el expresident de la Generalitat y exalcalde de Barcelona Pasqual Maragall.

Histórico de emisiones:
20/10/2013

Els Comediants, con el sol en la maleta es un recorrido por los 40 años de historia de la compañía teatral.

El hilo conductor es un cuento narrado por un personaje disfrazado de aviador de los años 40, a través del cual se irán mostrando imágenes de archivo, entrevistas a los miembros de la compañía y a los personajes relevantes de su historia. Para el desarrollo del cuento, se emplean las diversas técnicas teatrales que han utilizado Els Comediants a lo largo de su carrera: títeres, sombras chinas, actuaciones teatrales con máscaras, demonios y cabezudos, entre otros.

Dirigido por Héctor Muniente y Elisenda Dalmau, y escrito por ambos junto a los miembros de Els Comendiants Joan Font y Jaume Bernadet, el documental intercala entre la narración entrevistas a diversas personalidades del mundo de la cultura entre ellos el cantautor Joan Manuel Serrat, el ilustrador Mariscal, el publicista Lluís Bassat, y el expresident de la Generalitat y exalcalde de Barcelona Pasqual Maragall.

Histórico de emisiones:
20/10/2013

ver más sobre "Imprescindibles - Els Comediants, con el sol en la maleta" ver menos sobre "Imprescindibles - Els Comediants, con el sol en la maleta"

Los últimos 404 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:00:38 pasado domingo Largometraje documental sobre la escultora tinerfeña Mª Belén Morales (1928-2016). Morales se dedicó a la escultura desde temprana edad, una disciplina reservada casi exclusivamente a los hombres, y aprendió a trabajar distintos materiales en talleres y fábricas. Es una de las pocas mujeres de su generación que se orientaron hacia la escultura abstracta. El documental reivindica su obra en el tercer aniversario de su muerte. La personalidad carismática de Mª Belén transportará al espectador a través de casi un siglo por las Islas Canarias, para descubrirlas, más allá de los tópicos, mediante los ojos de una de sus artistas más importantes. La película reconstruye la vida de la escultora, que siguió ideando nuevas obras y dándoles forma en su taller hasta su fallecimiento en 2016, a los 88 años.

  • 2:00 09 oct 2019 Tráiler del documental 'Isla, vuelo y horizonte' sobre la escultora Mª Belén Morales. La tinerfeña se dedicó a la escultura desde temprana edad, una disciplina reservada casi exclusivamente a los hombres, aprendiendo a trabajar distintos materiales en talleres y fábricas. Pocas mujeres de su generación se orientaron hacia la escultura abstracta y no solo en la España franquista. El documental se estrena en Imprescindibles el 13 de octubre.

  • 1:50 09 oct 2019 La personalidad carismática de Mª Belén Morales nos transporta a través de casi un siglo visto desde las Islas Canarias, para descubrirlas más allá de los tópicos mediante los ojos de una de sus artistas más importantes. Imprescindibles reconstruye la vida de la escultora, que siguió ideando nuevas obras y dándoles forma en su taller hasta su fallecimiento en 2016, a la edad de 88 años. 

  • 58:36 06 oct 2019 En 1946, con 10 años, Mario Vargas Llosa llega a Lima. 16 años después, en París, termina su primera novela, ‘La ciudad y los perros’. Una asombrosa y demoledora obra que inaugura el boom de la literatura latinoamericana. El lanzamiento hizo que medio mundo conociera a Vargas Llosa, un desconocido chico peruano de provincias, increíblemente joven para la madurez de su novela, con aire intelectual, atrevido, apasionado de Faulkner y Sartre y con una clara intención innovadora y rupturista. El documental narra los episodios vitales del escritor, de los 10 hasta los 26 años. Histórico de emisiones: 30/06/2019

  • Eugenio, blanco o negro

    Eugenio, blanco o negro

    59:50 29 sep 2019

    59:50 29 sep 2019 Siempre impasible vestido de negro, escondido tras unas gafas oscuras y el humo de un cigarro, dejó una importante huella en millones de personas que todavía hoy ríen con sus chistes. Durante los años ochenta y noventa estuvo presente en todos los hogares de España, a través de la pequeña pantalla.

  • 1:18 25 sep 2019 Dos décadas después de la muerte del humorista catalán, el documental ‘Eugenio’ descubre, por primera vez, a través del archivo inédito de la familia, las luces y las sombras de este mítico personaje.

  • Un país en Labordeta

    Un país en Labordeta

    58:10 22 sep 2019

    58:10 22 sep 2019 La vida de José Antonio Labordeta, el abuelo, como era conocido cariñosamente, estuvo dedicada a la canción de autor, la escritura, la política, la interpretación y la comunicación. Pocos personajes fueron tan poliédricos y se ganaron el fervor popular como él. El documental ‘​Un país en Labordeta’ da a conocer todas las facetas de este aragonés universal a través de su voz y los testimonios de diferentes personalidades. Sus íntimos amigos, políticos, cantautores, antiguos alumnos, personalidades del mundo de la cultura y el espectáculo o su propia viuda se entremezclan con una increíble labor de archivo.

  • Labordeta como profesor

    Labordeta como profesor

    1:34 17 sep 2019

    1:34 17 sep 2019

  • 1:19 27 jun 2019 La dura experiencia en un colegio militar marcó la carrera y la vida de Mario Vargas Llosa. En esos años se inspira La ciudad de los perros, la primera novela de Vargas Llosa, terminada en París y escrita en parte en España donde este jueves se ha presentado este documental y donde se topó con la censura. El documental de Imprescindibles muestra los inicios de su viaje en la literatura, un periplo en el que llegó a dudar de su talento.  

  • 2:59 27 jun 2019 Fragmento del documental de Imprescindibles 'Mario y los perros' en el que se explica el éxito de la publicación de la novela 'La ciudad y los perros'.

  • 2:58 27 jun 2019 Fragmento del documental de Imprescindibles 'Mario y los Perros' en el que se explica la dura infancia de Mario Vargas Llosa tras encontrarse con su padre. 

  • 56:22 23 jun 2019 La fotógrafa Joana Biarnés fue una mujer en un mundo de hombres, superó los prejuicios de su época, triunfó en su profesión, conoció e inmortalizó a las grandes personalidades históricas. Joana inmortalizó, con proximidad y naturalidad, a las principales personalidades de la cultura española de los años setenta, y también a todos aquellos creadores famosos que nos visitaban por aquellos días. Fue la única fotoperiodista que consiguió estar cerca de los Beatles, acompañó a Massiel al Festival de Eurovisión de 1968, fue la fotógrafa oficial de Raphael durante una década y fue amiga íntima del cantante Joan Manuel Serrat, del gran director de orquesta Xavier Cugat, de pintor Salvador Dalí, del actor Fernando Rey, del torero El Cordobés, de la tonadillera Lola Flores, y hasta de la Duquesa de Alba. Una entre todos' es un retrato íntimo y único de una mujer, de un tiempo y de un país, y constituye la recuperación de un personaje imprescindible de la cultura española del siglo XX.

  • 50:51 16 jun 2019 El documental retrata de forma íntima y personal a un personaje fascinante. Alberto Corazón no es solo la cara escondida tras muchos de los diseños que construyen la imagen de España que tenemos en nuestro inconsciente; es también un creador polifacético que saborea la vida en todas sus facetas.

  • 57:05 07 jun 2019 Documental que repasa la trayectoria vital y profesional de un auténtico genio de la televisión en España. Contamos con el testimonio de aquellos que han estudiado su obra, pero sobre todo con el de sus amigos y de la gente que ha trabajado muy estrechamente junto a él a lo largo de tantos años. Directores de cine, como Alex de la Iglesia o Juan Antonio Bayona, nos hablan de la enorme influencia que, con tan sólo dos películas, ha ejercido Narciso Ibáñez Serrador en toda una generación de cineastas españoles. Mientras que el testimonio de su familia nos ayuda a descubrir el lado más desconocido y personal de Chicho. Histórico de emisiones: 22/05/2017 27/01/2019

  • 1:03:58 02 jun 2019 A los 19 años, Eduardo Chillida (1924-2002) era un atleta superdotado encaminado a convertirse en leyenda del fútbol. Pero una lesión brutal durante un partido le apartó para siempre del deporte profesional. Nadie excepto Pilar Belzunce, su compañera de vida, sospechaba en aquel momento que el joven portero de Hernani se disponía a reescribir su destino y a morir unas décadas más tarde como uno de los mayores escultores del siglo XX. 'Lo profundo es el aire' no es una biografía convencional, sino una evocación poética y trepidante de un artista incomparable. Una personalidad que sigue viva a través de sus obras, de sus ocho hijos y de algunos de sus más estrechos colaboradores. Histórico de emisiones: 03/10/2016

  • 1:49 02 may 2019 El documental de Imprescindibles "Camilo Sinfónico. Vivir así" es un recorrido audiovisual por la carrera del gran artista Camilo Sesto. Basándose en una de las últimas entrevistas concedidas por el artista tras la publicación de su último álbum, Camilo sinfónico (Sony Music), nos adentraremos en su particular viaje desde su Alcoy natal a las cotas más altas de éxito y popularidad.

  • 1:18:49 28 abr 2019 Basada en la vida y la obra de Antonio Machado, recrea su mundo interior y los paisajes que sustentaron su propia vida, utilizando elementos de su poesía para abordar todos los temas de su obra. Histórico de emisiones: 30/11/2012 21/02/2014

  • 55:54 21 abr 2019 Documental biográfico sobre el fotógrafo español Chema Madoz, en el que contemplaremos sus fotografías y nos acercaremos a su proceso creativo a través de varias entrevistas con Madoz y con otros artistas, escritores, fotógrafos...que han reflexionado sobre su obra. En este documental han participado entre otros, el pintor Fernando Bellver, el galerista Borja Casani, la escritora Menchu Gutiérrez o el comisario de exposiciones Alejandro Castellote. Amigos y colaboradores de Madoz que nos han dado las claves para entender su obra. Las resonancias que le unen a Joan Brossa, a José Val del Omar, al surrealismo y a las greguerías de Gómez de la Serna. "Chema Madoz descubre lo extraordinario dentro de lo cotidiano". Esta frase, quizá resume la característica principal del trabajo de Chema Madoz. Premio Nacional de Fotografía en el año 2000, Madoz ha seguido una trayectoria que lejos de estancarse o repetirse está siempre en constante evolución. Histórico de emisiones: 11/02/2013 09/01/2015

  • 1:20 04 abr 2019 “El amor y la muerte” se asoma al mundo fascinante que rodeó al compositor sus amigos músicos y pintores en la Barcelona modernista de finales del siglo XIX y principios del XX, sus viajes a Madrid, París y Nueva York, la lucha por la vida y los primeros triunfos. Además, el documental de Imprescindibles descubre la música y los detalles del trágico destino de Enrique Granados.

  • 56:53 17 mar 2019 Martín Chirino se define como herrero. Sus esculturas fluyen de sus brazos y nos descubren la belleza del pensamiento. Y tiene un origen: un niño canario fascinado por los astilleros y la mar. Histórico de emisiones: 24/10/2014

Mostrando 1 de 21 Ver más