Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

3157219 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - Ruperto Chapí - ver ahora
Transcripción completa

La música del compositor, Ruperto Chapí, atrae.

Envuelve por su carácter alegre

y cala hondo en el espíritu de la gente.

Emociona por su inspiración y deliciosa armonía.

Más de un siglo después de su estreno

la melodía de la zarzuela "La Revoltosa",

sigue siendo aclamada por el público,

entusiasmado por esta obra maestra del teatro lírico.

Chapí nació y vivió para la música,

arte al que se dedicó en cuerpo y alma.

Su capacidad e ingenio creativo

le llevaron a componer, además de óperas,

obras sinfónicas y de cámara,

pero sobre todo, creó música para zarzuela,

de las que compuso más de 160 obras que le encumbraron

y le han convertido en uno de los más importantes y aclamados

compositores del siglo XIX.

Ruperto Chapí nació en Villena, provincia de Alicante,

en el seno de una familia numerosa, el 27 de marzo de 1851.

Sus padres vivían en una casa situada en la Plaza Mayor,

espacio urbano de encuentro y reunión

que se convertía en uno de los lugares más animados del pueblo.

Hombre liberal y progresista,

su padre ejercía el oficio de barbero,

en un local situado en los bajos de su casa.

Desde muy pequeño, Chapí sintió una especial atracción por la música

Las primeras lecciones las recibió de un hermano

que le dio a conocer el nombre de las notas

y nociones de entonación.

Una vocación temprana favorecida por su progenitor

que el enseñó a tocar la guitarra,

y alentada por el ambiente cultural que se respiraba en su casa.

Allí, en las noches de invierno, alrededor del brasero,

la familia leía en voz alta historias, novelas, dramas...

de todo lo que caía en sus manos.

En ocasiones cantaban canciones en sillas

que se interpretaban a capela y que se conocían como pasiones.

"Obras que se ejecutaban por las calles de la ciudad

a altas horas de la madrugada los viernes de Cuaresma.

Lo que le daban un carácter de poesía y grandiosidad.

Cuyo efecto, ninguna otra música, me había producido.

Estos motetes eran los que en familia cantábamos

bajo la dirección de mi padre,

que nos enseñaba con una paciencia inagotable".

A los siete años,

uno después de la muerte de su madre que tanto le afectó,

Chapí terminó los estudios elementales de solfeo.

Poco después se integró en la recién creada

Banda Música Nueva,

en la que empezó tocando el flautín y más tarde el cornetín,

instrumento este que llegó a dominar.

El director de esta agrupación, Higinio Marín,

le ayudó a ampliar su formación

y consciente del potencial que tenía Chapí para la creación musical

le animó a estudiar en el conservatorio de Madrid.

Su permanente interés por la música le llevó a escribir,

con nueve años, sus primeras composiciones.

Chapí desarrolla su capacidad creativa

componiendo una fantasía para banda

inspirada en sus correrías por la huerta y los campos de Villena,

a la que tituló "Un día entre bosques".

También escribe pequeñas piezas para la agrupación musical de Villena

que llegó a dirigir con tan sólo 15 años.

En este tiempo, crece en él la idea de abandonar su tierra

y trasladarse a Madrid para estudiar en el conservatorio de música.

Decisión que hizo efectiva el 11 de septiembre de 1867,

tras haber reunido 30 duros y una onza

que su padre le puso en el equipaje.

"Después de muchas lágrimas y abrazos

daba el adiós, con el alma destrozada,

a aquellos sitios de tan gratos recuerdos.

Mi emoción era grandísima

y al pasar frente al cementerio, cuya vista esperaba,

dediqué el último adiós a mi madre, que allí reposaba.

Mi decisión era o volver vencedor o no volver jamás".

Ruperto Chapí llega a Madrid

un año antes de la revolución de septiembre de 1868,

acontecimiento que supuso el derrocamiento de la reina Isabel II.

En el terreno académico,

trajo consigo consigo profundos cambios en el conservatorio,

bajo la dirección del compositor Emilio Arrieta.

Éste, se convertirá en el mentor del joven Chapí,

su alumno predilecto, al que ayudó en su carrera

y le profesó un gran cariño.

Tiempos convulsos,

de cambios políticos que anteceden al período de la restauración,

en los que pasó dificultades económicas,

mitigadas en ocasiones, con la ayuda de algunos compañeros de clase.

Una situación

que le obligó a recurrir a la beneficencia para comer

e incluso a dormir en la calle alguna noche.

Años difíciles, de superación continua

que fortalecieron su carácter

y le convirtieron en un hombre de gran temperamento.

Chapí tuvo que alternar sus estudios en el conservatorio

con trabajos esporádicos en pequeñas murgas y en orquestas,

como "Bufos de Arderius" o la del "Circo Price",

trabajos que le proporcionaron unos ingresos para sobrevivir.

Pese a todos los problemas, Chapí lejos de arredrarse,

estudiaba con determinación y progresaba de una manera brillante

Aprende de las obras de otros autores, que le animan,

y ayudan a superar sus dudas y a definir sus gustos musicales.

"Del compositor Meyerbeer

me había sorprendido aquellas riqueza,

aquella variedad de instrumentación que yo soñaba dar un día a mis obras"

En 1872, Chapí obtiene el premio de composición del conservatorio

junto a su compañero de estudios Tomás Bretón,

y culmina así una carrera musical

a la que había dedicado cinco años de su vida.

Casi simultáneamente,

aprueba la plaza de músico mayor del Regimiento de Artillería.

Esto le permite la estabilidad económica necesaria

para casarse con Vicenta Selva,

la joven a la que había conocido en Villena en su infancia

y a la que volvió a encontrar en Madrid,

con la que tuvo 11 hijos.

Durante el tiempo que dirigió la banda de música del regimiento,

Chapí escribió una obra para esta agrupación

titulada "La Corte de Granada",

fantasía morisca para banda militar cuya versión para orquesta

la adaptó en 1879 y alcanzó un notable éxito popular.

Con la proclamación de la I República española en 1873

se crea la Academia de Bellas Artes en Roma,

a la que podían ir becados los compositores españoles

para mejorar su formación.

Ruperto Chapí fue uno de los primeros que logró por oposición

una plaza para ampliar sus estudios en la capital italiana.

El compositor se trasladó a Roma con su mujer y su hija pequeña,

y vivió en la Via della Croce.

Los pensionados percibían una aportación económica anual

y una ayuda para gastos de hospedaje y estudio,

una cantidad que resultaba insuficiente

para mantener a una familia, causándole una permanente desazón.

La duración de las pensiones, en estos primeros años,

osciló entre los tres y los cuatro años.

La vida cotidiana del pensionado era vivir aquí, en la Academia,

asistir a algunas clase formativas, normalmente fuera de ella,

y remitir al Ministerio de Estado los envíos anuales obligatorios.

En los primeros años

también era obligatorio realizar viajes por Italia

y también por Europa para conocer las creaciones artísticas de vanguardia.

Durante su estancia en Italia, además de viajar,

Chapí se dedica al estudio de obras de Mozart,

Rossini, Beethoven y Wagner, del que era un ferviente seguidor.

Las dotes que tuvo Chapí para la música

también las tuvo para la pintura,

especialmente para el dibujo y la acuarela,

que era su fuerte, máxime si se trataba de paisajes.

"En ocasiones lio los chispes de pintar

y vamos a pasear a la hermosa Villa de Borghese o al Pincio,

también a los Jardines de la Academia de Francia,

donde tenemos galerías de estatuas,

y allí nos pasamos copiando hasta que la falta de luz nos lo impide".

De gran importancia fue también su estancia en Milán,

donde pudo conocer de cerca

el teatro lírico y el melodrama italiano.

Desde siempre la vocación de Chapí fue la de escribir óperas,

algo que desde pequeño le había obsesionado.

"Se me había dicho que hacer óperas es dado a muy pocos,

sólo tienen genio para eso los italianos.

Bien es verdad, que solamente se pueden hacer con su idioma

estoy seguro, dije entre mí,

que si un día llego a conseguir saber esas malditas reglas

veremos si hay también en España quien haga óperas y en español".

Chapí amplia su experiencia musical en París,

ciudad a la que se traslada como pensionado de mérito.

Aquí permanece durante dos años,

que fueron determinante para su formación y su creación musical.

La capital francesa es, sin duda, una ventana abierta al exterior

y una oportunidad de conocer las obras y los autores

que marcaban las tendencias musicales

imperantes en aquellos momentos,

Gounod, Bizet, Saint-Saëns o Massenet.

La influencia mayor es la influencia francesa,

la presencia del wagnerismo mediado a través del lenguaje de Massenet.

Esto sí, más la Francia el elemento de formación importante por Chapí.

Yo lo veo también en otros autores de su generación,

una influencia más francesa que italiana.

La influencia italiana la podemos ver

en los compositores de los orígenes de la zarzuela,

Barbieri, Arrieta, Gaztambide...

La segunda generación, Chapí, Jiménez...

son más ligado a una influencia francesa.

Carmen, claro, evidente, el modelo de Carmen

es un modelo absoluto en este sentido.

Durante el tiempo que estuvo pensionado en Roma y París,

Chapí compone obras sinfónicas, como el oratorio "Los Ángeles",

"Escenas de capa y espada" o la "Sinfonía en Re menor".

Creación, esta última,

escrita en la capital francesa en 1877,

que muestra ya el dominio de la orquestación.

Pero también busca el camino de la ópera con obras como:

"La hija de Jefté", "Roger de Flor" y "La muerte de Garcilaso".

Yo no nací

sino para quereros, mi alma

esta cortado a su medida por hábito

que el alma misma os diera

Cuanto tengo

confieso yo te debo

por vos naci,

por vos tengo la vida

por vos he de morir y por vos muero

y por vos muero

y por vos muero

La intencionalidad de este joven...

alicantino,

es dedicarse, como todos los grandes

de los 50 y 60 a la ópera, que era lo que estaba de moda.

De hecho, el catálogo de Chapí,

de las seis primeras obras, cuatro son óperas.

El asunto de la ópera se discutía en España,

se buscaba desde el reinado de Carlos IV,

desde finales del siglo XVIII.

Todos los intentos fueron derrotados, tumbados por Italia,

nada menos que la Italia de Rossini, la Italia de Donizetti,

la Italia de Bellini...

Y esto hizo que en el año 51 un genio del pensamiento y de la música

que es en gran Barbieri dijese:

No podemos seguir compitiendo con Italia,

tenemos que buscar un cauce propio y el cauce es la vuelta a la zarzuela,

la zarzuela era un producto del siglo XVII.

A finales del siglo XIX

tuvo un gran éxito el llamado "Teatro por horas",

es decir, por sesiones de corta duración,

cuya entrada resultaba mucho más barata.

Una iniciativa que incentivó la creación de zarzuelas en un acto

e impulsó la afluencia de espectadores.

Obras, a las que por su brevedad,

se las identificó como "Genero chico"

para diferenciarlas de las zarzuelas grandes,

en varios actos.

Lo del género chico, según mi criterio,

es que se le denominaba así porque las obras

no tenían la duración suficiente para un espectáculo.

El género chico no es ningún, ningún...

adjetivo peyorativo, ni muchísimo menos.

Hay obras del género chico que son verdaderas joyas

y obras maestras de la música.

Entonces, para mí, el llamarle género chico no es más que pues eso

pues que por la "Verbena La Paloma" de Bretón o "La Revoltosa"

no se pueden hacer solas porque duran una hora,

entonces hay que hacer las dos juntas o hacerlo con otra cosa.

También ocurre eso en la ópera cuando se hace, por ejemplo,

"Suor Angelica" o "Janis Kiki" o "El tabarro" de Puccini,

son obras más cortas, si entonces,

a la ópera le hubieran llamado, entonces, género chico

pues también era por la duración pero no por su categoría ni por su calidad

El éxito de muchas de estas obras originó un fenómeno,

hoy bien conocido como es la reventa.

Las colas que se formaban ante las taquillas,

pese al recargo de las entradas, animó a muchos espabilados

a comprar con antelación las localidades

que después vendía por un precio mucho mayor.

El Teatro Apolo, donde se estrenaron

algunas de las zarzuelas más aclamadas de la historia,

logró convertirse en la catedral del género chico,

además, popularizó la última sesión

que se conocía como "La cuarta del Apolo",

que reunía todo tipos de gentes que vivían la noche madrileña

y querían divertirse.

Una función que puso de moda el ocio nocturno

que ha caracterizado a la capital.

Yo no tengo na má por ahora que mucha alegría.

¡Si tuviese una pena muy honda te la contaría!

Po que yo sé de sobra hase tiempo que tú pa mí has sío

un amigo, que como un hermano, siempre me ha querío.

A la vuelta de París,

animado por su amigo Miguel Ramos Carrión,

uno de los más conocidos dramaturgos del momento,

Chapí comienza a componer música para zarzuela,

que era la que tenía mayor aceptación entre el público.

Un género al que se vio abocado

por la necesidad de mantener a su familia, ya numerosa,

y en el que alcanzó una gran popularidad

que le encumbrará como uno de los autores más prestigiosos.

Este tipo de obras son pensadas para el pueblo,

son pensadas para tocar las temáticas que le interesen al pueblo,

son realizadas con una técnica musical leve,

que puede ser genial, cuidado,

en la levedad puede estar la genialidad

lo mismo que en la grandeza,

tomando temas populares, canciones populares,

coros populares... con gran presencia, muy importante,

de la danza, de la danza y del baile, fundamental, hoy lo que es el musical

y tuvo esta función, además, económica.

La gente no sabe que, por ejemplo, en el año 1913

se estrenaron 182 zarzuelas.

Es decir, una producción masiva como es hoy la del cine,

el público, además, iba a las zarzuelas

buscando el título nuevo

y creo que en esto, Chapí marcó,

es el que hace obras, si me permiten ustedes,

musicales más famosos.

La primera de las zarzuelas con las que triunfa Chapí

será con "Música clásica",

una obra en la que se muestra el gusto del compositor

por la música sinfónica.

...la tormenta

La mar está en calma

porqué tan violenta que agita mi alma

porqué porqué porqué porqué

Pero es "La tempestad" con libreto de Miguel Ramos Carrión,

estrenada en marzo de 1882 en el Teatro de la Zarzuela

la obra que le proporciona un mayor éxito

y le sitúa entre los grandes autores del momento.

Había escrito la música de esta zarzuela

adaptándola a las nuevas tendencias musicales que él conocía,

tras su estancia en Italia, Francia y Alemania.

Como los pájaros cantan...

Como los pájaros cantan...

las penas de sus...

Fruto de la colaboración

entre Miguel Ramos Carrión y Ruperto Chapí

nace la obra "La bruja",

zarzuela grande que se estrenó en diciembre de 1887

y alcanzó las 50 representaciones.

Tras la buena acogida que tuvo en Madrid

la obra recorrió con éxito toda España.

De todos era conocida la facilidad con la que componía,

lo que le valió la crítica de quienes pensaban que ello

iban en detrimento de la calidad de sus obras.

El compositor Tomás Bretón,

autor de la zarzuela "La verbena de la Paloma",

escribió que Chapí

poseyó una de las naturalezas mejor dotada para la música,

su espontaneidad y rapidez en concebir eran asombrosas

por eso fue fecundo como pocos.

Porque él escribía con una rapidez extrema,

el producía a un ritmo vertiginosos,

pero nunca baja la cualidad,

esto que a mí me hizo siempre interés.

Se le acusaba de haberse hecho rico, entre comillas,

a través de la zarzuela,

cuando habría podido dedicarse con seriedad

a un renovamiento profundo de la escena lírica española.

Tenía una facilidad de escritura muy...

Un don natural por escribir rápidamente.

Pero supo también renovar profundamente

la escena lírica española.

"Aquí va la flor y nata de las mujeres hermosas,

de empuje y de circunstancias. -Lo cual, que yo,

separándome dos pasa pa contemplarla

y dándome en la visera, y poniéndome así...

en jarras, la diría:

"gloria pura de Madrid y su antesala que es el cielo

viva la hembra que te dio la harina láctea

y ole con ole con ole y bendita sea tu alma".

El compositor, Ruperto Chapí,

trabajó con los libretistas más importantes de su época,

también con grandes autores teatrales como Arniches,

Joaquín Dicenta o los hermanos Álvarez Quintero.

Ellos escribieron los libretos de las zarzuelas

más destacadas de Chapí.

El encuentro con sus paisanos Carlos Arniches y Gonzalo Cantó,

dio como resultado la producción de zarzuelas

que incrementaron su popularidad.

La primera colaboración fue en la obra "Ortografía",

estrenada en 1888 en el Teatro Eslava,

en la que Arniches convierte los signos ortográficos

en protagonistas de esta sátira.

Los escenarios acogieron en el verano de 1889

el estreno de "Las hijas del Zebedeo".

...porque roba corazones

con su gracia y su salero.

A mi novio yo le quiero porque roba corazones

con su gracia y su salero

salero salero

Una zarzuela cuya música fue calificada por la crítica

como origina, chispeante, encantadora...

porque hay muchas que lo quieren y se quedan con la gana

El me tiene muy ufana porque hay muchas que lo quieren

y se quedan con la gana

la gana la gana

Y se queda con la gana

El estreno de "El rey que rabió" en el Teatro de la Zarzuela,

escrita por Ramos Carrión y Vital Aza,

se convirtió en uno de los grandes éxitos de Chapí en 1891.

La acción de esta obra,

en la que la instrumentación tiene un papel destacado,

la protagoniza un joven monarca que abandona su palacio

para conocer las necesidades de su país.

Los cortesanos que buscan al rey

lo confunden con un campesino que es mordido por un perro.

Lo conducen a palacio junto al animal

que debe ser sometido a examen de los doctores.

Lo que propicia un sinfín de situaciones cómicas

hasta que al final se resuelve el enredo.

Afirma el gran Hipócrates que el perro en caso tal

suele ladrar muchísimo

o no suele ladrar

Sin embargo, la carrera musical de Chapí,

no fue siempre un camino de rosas.

En el año 1894 se vio truncada

por un enfrentamiento con los empresarios del Teatro Apolo

y con el editor musical, Florencio Fiscowich.

Éste, intentaba sin éxito que Chapí le vendiese su archivo

e influía en los empresarios de teatros y libretistas

para que no estrenaran sus obras.

Esta situación le cerró las puertas de casi todos los teatros de Madrid

y le llevó a asumir la dirección artística del Teatro Eslava,

local de escasa reputación pero que le permitió seguir adelante

Ricardo de la Vega,

autor del libreto de la zarzuela "La verbena de la Paloma",

entregó a Chapí su obra para que le pusiera música.

Por alguna razón fue Tomás Bretón quien compuso esta zarzuela

hecho que supuso la ruptura definitiva

entre de la Vega y Chapí.

En estos años, sólo algunos autores se atrevieron a colaborar con Chapí

fue el caso de Joaquín Dicenta y Antonio Paso,

que le ofrecieron el libreto de "El duque de Gandía".

Esta obra fue la única zarzuela grande

que pudo estrenar en este tiempo.

Otro de los libretistas que estuvo a su lado

fue Emilio Sánchez Pastor,

que escribió "El tambor de granaderos".

Obra que levantó pasiones entre el público

y económicamente, salvó la temporada del Eslava.

El crítico del periódico "La época", refería así,

el ambiente del teatro tras el estreno.

Aplausos tempestuosos,

bravos que parecían rugidos, carcajadas homéricas,

todas las manifestaciones del asombro,

del regocijo y del entusiasmo sucediéronse sin interrupción

desde que el señor Chapí

empuñó la batuta hasta la caída del telón.

Tendrán que trascurrir más de dos años

para que Chapí vuelva al Apolo.

Y ellos fue posible por la intervención de Sinesio Delgado,

quien había sido director del semanario satírico "Madrid cómico"

y se convirtió en director artístico del popular teatro.

Delgado actuó de intermediario entre el compositor y los empresarios

para que volviese a estrenar en este coliseo,

donde siguió su racha de triunfos.

Mención especial merece la estrecha colaboración con el poeta gaditano

Carlos Fernández Shaw,

que trajo consigo la producción de más de una docena de zarzuelas,

entre ellas "Las bravías" y "La chavala",

escritas junto a José López Silva.

Y cómo no, "La Revoltosa".

Una de las obras cumbre del género chico

y de las más bellas composiciones de Chapí.

¿Hay alguna obra mejor que "La Revoltosa"?

Pues no.

O no podemos decir que la hay, es una obra suma.

La gente tiene que acostumbrarse

a que la música maravillosa puede estar entre "Tristán e Isolda"

pero puede estar en obras optimas como "La Revoltosa".

Hoy, llevarán 15 o 20.000 funciones sobre sus espaldas,

esto no sucede ni con las mejores obras de la Opéra-Comique francesa,

o sea, esta función, realmente de Chapí,

de hacer estas obras magníficas que iban, cuidado,

se consumían en España

pero se consumían en el inmenso mercado de Hispanoamérica.

Desde la tierra del fuego hasta New Orleans donde se hacía,

y por supuesto, Los Ángeles, donde se hacían.

Esta zarzuela se desarrolla

en un patio de vecinos de un barrio de Madrid.

En ella abundan los personajes castizos,

con un toque de chulería.

¿Tenéis mucha prisa?

-¡Toma, cerdo! -¡Ay ay!

-Achica, mujer, que esas cosas las toca cualquiera, por Dios.

¿Verdad? -No sé na.

Cuyo lenguaje y desparpajo

despiertan las simpatías del espectador.

Ambiente callejero que reflejaba la vida de los barrios bajos madrileños

y permitió hacer más reales y cercanos al público

los personajes de la obra.

La protagonista, Mari Pepa, una hermosa mujer,

despierta pasiones entre los hombres del patio de vecinos.

Pero también el malestar de las mujeres,

que ven cómo sus maridos y novios beben los vientos por ella.

Si no hubiera mujeres tan infunciosas,

luego no pagarían unas por otras

¿Habrá tunantes?

¡Que se vayas los hombres o que se callen!

¡Esta es la verdad y lo digo yo!

¡Eso no es verdad digo yo que no!

¡Esta es la verdad y lo digo yo!

¡Eso no es verdad digo yo que no!

¡Esa es la verdad! -¡Digo yo que no!

Felipe es el único que se muestra indiferente

y hace gala de no caer rendido a los encantos de Mari Pepa.

¿Porqué me desprecias?

A la que le gusta sentirse admirada.

Y aunque ambos en público manifiestan su mutua animadversión,

finalmente reconocen su amor.

¡Hay Felipe de mi alma

si contigo solamente yo soñaba!

¡Mari Pepa de mi vida!

¡Si tan solo en ti pensaba noche y día!

¡Mírame así!

¡Mírame así!

¡Pa que veas tu alma leyendo en tus ojos

y sepas serrana/serrano que piensas de mí!

La de los claveles dobles, la del manojo de rosas,

la de la falda de céfiro y el pañuelo de crespón

la que iría a la verbena cogidita de mi brazo...

Coincidiendo con el final del siglo XIX

adquieren un especial protagonismo

las zarzuelas grandes que compuso Chapí,

y que alcanzan su máxima expresión en la obra "Curro Vargas".

Un drama pasional ambientado en un pueblo de las alpujarras,

donde se produce la trágica historia de amor entre Curro y Soledad.

"Curro Vargas" es una obra que merece estar al lado

de las grandes producciones líricas europeas

de finales del siglo XIX.

Por varias razones:

se nota en su música una profunda...

un profundo conocimiento del lenguaje armónico más moderno,

trabajado con Massenet en París

se conoce también, se aprecia en él un sentido del teatro muy vivo.

Una, también, influencia sin duda,

de la música rusa que todavía no había llegado a Madrid, Barcelona

porque no se había hecho representaciones del "Boris Godunov".

Esta obra, con ambición operística,

está basada en la novela "El niño de la bola",

de Pedro Antonio de Alarcón.

En ella, el compositor, muestra un lenguaje armónico moderno

y su profundo conocimiento de la escena teatral.

El interés de Chapí por la ópera

fue una constante a lo largo de su carrera.

Una vocación que le llevó a componer "Margarita la tornera",

Escrita por Carlos Fernández Shaw

y estrenada en el Teatro Real en febrero de 1909.

Y en medio del espanto de vida

en medio del horror

¿Por qué es importante "Margarita la tornera"?

Porque hay ahí una síntesis

de toda la música española

que ya apunta Falla,

una síntesis de la música germana representada, cuidado,

por Wagner pero también por Strauss,

y una síntesis también, de la música francesa

porque Chapí siempre miró a Meyerbeer y por supuesto, a Debussy.

Yo la considero como una cumbre desde el año 1909,

una cumbre del mundo operístico español.

Yo estoy convencido que Chapí, si fuese francés,

austriaco, alemán o incluso italiano,

estaría hoy codeándose con los mejores.

Desde la noche infausta de mi prisión funesta

no sabes tú mi angustia no sabes tú mis penas

Basada en a leyenda homónima del poeta José Zorrilla,

cuenta cómo Margarita, monja tornera de un convento,

es seducida por Don Juan de Alarcón, un galán con el que huye lejos.

...tuvieronme por muerta

Perdida la esperanza muriéndome de pena

hoy, al cerrar la noche daré por fin...

Pasado unos años, Margarita, vuelve abandonada por su amante

y al llegar a la puerta del convento implora el perdón de la Virgen.

Muriose de tristeza y sola me quedaba

y tú de mí te alejas

¡Por Dios, Margarita!

Ruperto Chapí, a parte de lo que aportó como músico,

también los músicos y los compositores le debemos muchas cosas,

puesto que fue el creador de la Sociedad General de Autores,

entonces se llamaba Sociedad General de Autores de España,

hoy ya se llama Sociedad General de Autores y Editores.

Directores de cine, guionistas, coreógrafos, dramaturgos, opositores.

Y tantos y tantos creadores...

Estaremos eternamente agradecidos a Chapí

por esa defensa que hizo a ultranza de el derecho de autor,

de la propiedad intelectual, de la obra de un creador.

Y gracias a él, no sólo a nivel nacional sino a nivel internacional,

hoy es una realidad que estamos protegidos,

que nuestra obra, allá donde vaya, allá donde esté,

tiene una garantía de protección, bajo el derecho de autor,

bajo la sociedad de autores.

Fue un obre bueno y generoso.

Bueno, porque él...

Cualquier libretista, cualquier músico, cualquier compañero

que acudía a él para pedirle un favor

él se desvivía por favorecerlo,

y muchas de las injusticias

que había en aquellos tiempos con algunos compositores,

él trató, por todos los medios, de corregirlos y ayudarles.

Además, también, es una persona

que al fundar la Sociedad General del Autores

hizo un favor enorme a todos los compositores españoles

porque a partir de ese momento

se empezó a tomar en serio los autores españoles.

Chapí será recordado siempre,

no sólo como uno de los grandes compositores de su tiempo,

sino también por ser el artífice,

junto con el escritor y periodista, Sinesio Delgado,

de la creación de las Sociedad de Autores Españoles.

Esta entidad, antecesora de la SGAE,

Sociedad General de Autores y Editores,

se constituyó el 16 de junio de 1899.

De esa manera,

se ponía fin a la dependencia de los compositores y libretistas

con las casas editoriales madrileñas,

monopolizadas por el editor Florencio Fiscowich.

Éste, había firmado un acuerdo con casi todos los autores

por el que adquiría a perpetuidad los derechos de impresión,

copia y reproducción de sus obras, presentes y futuras,

por una cantidad que resultaba ridícula.

De esta manera Fiscowich se convirtió, poco a poco,

en el dueño de los teatros de la capital.

Uno de los pocos autores

que no dependía del influyente editor musical

fue Ruperto Chapí,

que había creado su propio archivo y mantenía su independencia.

En el verano de 1899

Chapí decide vender y traspasar a perpetuidad

a la Sociedad de Autores Españoles su archivo de música

por la cantidad de 100.000 pesetas

y el 5 % de los ingresos que obtuviera la sociedad

por alquiler de materiales.

El hecho de implicarse en la creación de la Sociedad de Autores,

a Ruperto Chapí le proporcionó muchos quebraderos de cabeza.

Pero sin embargo, él tenía claro que la liberación de los autores

era mucho más importante

que los sufrimientos que a él le pudiese ocasional.

Gracias a él, los autores, pudieron vivir del fruto de su trabajo

y creo, que en la actualidad,

cualquier autor que entra en esta casa

sabe lo que supuso Chapí para ellos y tiene un agradecimiento constante.

La Sociedad de Autores no existiría sin Ruperto Chapí

siempre tiene un lugar preferente en nuestro corazón.

Así, tras unos años de lucha continua,

los autores lograron hacerse con un archivo único,

lo que les permitió mejorar la gestión y defensa de sus derechos

Pero la vida no fue nada amable con Chapí.

En pleno apogeo artístico

y en búsqueda de nuevos caminos que renovasen el arte lírico español

la muerte le sorprendió.

Durante los ensayos de "Margarita la tornera"

una pulmonía se llevó al maestro a punto de cumplir los 58 años.

Su pérdida causó un gran impacto entre la población,

y el sepelio fue una de las manifestaciones de duelo

más numerosas que se han dado en Madrid.

Miles de ciudadanos llenaron las calles

y acompañaron el féretro en señal de respeto.

Tras su fallecimiento,

el Ateneo organizó una velada en recuerdo del maestro compositor.

Un encuentro en el que Sinesio Delgado

leyó un sentido y hermosos discurso.

"El milagro se ha hecho gracias a aquel músico ilustre

que llenó con su labor admirable más de un cuarto de siglo.

Él, con su espíritu indomable y su voluntad de acero,

con su altruismo y generosidad sin límites,

fue la piedra que sirvió de base para este soberbio edificio.

Cuando, andando los tiempos,

los autores del por venir encuentren las notas del maestro,

amarillentas ya sobre el pentagrama borroso,

elevarán el espíritu a las regiones insondables

y orarán con al cabeza descubierta,

porque son algo más que la expresión sublime del genio creador,

son la libertad".

El mejor tributo que se le puede rendir a este genial compositor

es recuperar sus obras,

darlas a conocer dentro y fuera de nuestro país,

e interpretar su música.

Una labor, que durante años, ha recaído en orquestas,

bandas y pequeñas agrupaciones musicales

que han sabido mimar y transmitir el legado inmenso y excepcional

del maestro Ruperto Chapí.

Su recuerdo pervive a través de su música

y se aviva cada vez que se oyen sus obras,

también cuando cobran vida sus personajes

con los que hizo vibrar al público de su época.

Simón, de "La tempestad".

El infeliz Cucufate de "Música clásica".

Los encantadores Españita y Pastora de "La Patria Chica".

Los médicos, mis inolvidables médicos del "El rey que rabió".

Conchita, aquellas gitana de "La chavala".

Rosario y Pepe, los enamorados de "El puñao de rosas".

Melgares y Pepillo, "El barquillero".

Primorosa, mi Primorosa de "Las bravías".

Rosalía y el León, el roncales de "La bruja".

Mi tamborcillo Gaspar.

Mari Pepa y Felipe.

Subtitulación realizada por Beatriz Barroso Bravo.

Imprescindibles - Chapí. La esencia de la zarzuela

58:08 05 jun 2015

A los nueve años ya escribía zarzuelas y a los quince dirigía la banda de música de su pueblo. Este niño prodigio, de extremada sensibilidad y con dotes naturales increíbles, aprendió a solfear antes que a leer, y con el tiempo se transformó en el mayor exponente español de la zarzuela.

En treinta años, Ruperto Chapí escribió más de trescientas obras, entre óperas, zarzuelas y música instrumental. Se atrevió con todos los géneros y su música conectó y encandiló a sus contemporáneos, que se identificaban con la temática de sus obras, fiel reflejo de la vida de la España de la época. Sus obras siguen ganando adeptos cada vez que se representan. Como muestra, 'La Revoltosa', zarzuela emblemática estrenada en el Teatro Apolo de Madrid en 1897, que se sigue representando en la actualidad.

El rodaje del documental arrancó en Valencia, con la grabación de la zarzuela 'El rey que rabió', y siguió en Villena, Alicante, Madrid, Roma y Milán. En todos estos lugares se han seguido los pasos del compositor, desde que nació, hasta su temprana muerte. Su formación, sus vivencias, sus éxitos y sus desventuras.

'Chapí. La esencia de la zarzuela', se completa con intervenciones sobre la vida y obra de Chapí de especialistas en su obra, compositores, directores de orquesta e intérpretes líricos. En ellos, nombres como Paolo Pinamonti, director del Teatro de la Zarzuela, Enrique García Asensio, director de Orquesta, Emilio Casares, musicólogo, y Mari Luz González, directora del Archivo de la SGAE. También cuenta con la colaboración de la Coral Ambrosio Cotes de Villena, la Orquesta Sinfónica de Alicante, la Banda Militar de la Academia General del Aire y del Conservatorio de Música de Villena, que han interpretado obras de Chapí exclusivamente para este documental. 

A los nueve años ya escribía zarzuelas y a los quince dirigía la banda de música de su pueblo. Este niño prodigio, de extremada sensibilidad y con dotes naturales increíbles, aprendió a solfear antes que a leer, y con el tiempo se transformó en el mayor exponente español de la zarzuela.

En treinta años, Ruperto Chapí escribió más de trescientas obras, entre óperas, zarzuelas y música instrumental. Se atrevió con todos los géneros y su música conectó y encandiló a sus contemporáneos, que se identificaban con la temática de sus obras, fiel reflejo de la vida de la España de la época. Sus obras siguen ganando adeptos cada vez que se representan. Como muestra, 'La Revoltosa', zarzuela emblemática estrenada en el Teatro Apolo de Madrid en 1897, que se sigue representando en la actualidad.

El rodaje del documental arrancó en Valencia, con la grabación de la zarzuela 'El rey que rabió', y siguió en Villena, Alicante, Madrid, Roma y Milán. En todos estos lugares se han seguido los pasos del compositor, desde que nació, hasta su temprana muerte. Su formación, sus vivencias, sus éxitos y sus desventuras.

'Chapí. La esencia de la zarzuela', se completa con intervenciones sobre la vida y obra de Chapí de especialistas en su obra, compositores, directores de orquesta e intérpretes líricos. En ellos, nombres como Paolo Pinamonti, director del Teatro de la Zarzuela, Enrique García Asensio, director de Orquesta, Emilio Casares, musicólogo, y Mari Luz González, directora del Archivo de la SGAE. También cuenta con la colaboración de la Coral Ambrosio Cotes de Villena, la Orquesta Sinfónica de Alicante, la Banda Militar de la Academia General del Aire y del Conservatorio de Música de Villena, que han interpretado obras de Chapí exclusivamente para este documental. 

ver más sobre "Imprescindibles - Chapí. La esencia de la zarzuela" ver menos sobre "Imprescindibles - Chapí. La esencia de la zarzuela"

Los últimos 378 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Remedios Varo

    Remedios Varo

    58:35 02 jul 2018

    58:35 02 jul 2018 Remedios Varo és un documental que mostra una anàlisi basat en la vida i obra d’aquesta pintora surrealista, recolzat en testimonis personals d’alguns que van compartir amb ella molts moments. Remedios Varo va ser una de les primeres dones que van estudiar a la Real Academia de Bellas Artes de Sant Fernando, de Madrid. Una pintora surrealista, escriptora i artista gràfica, nascuda a Anglès, que va marxar a França, però que amb l’arribada dels nazis al 1941 es va exiliar a Mèxic i mai va tornar a Espanya. Remedios Varo va viure la vida amb molta intensitat, trencant els límits de l’Espanya provinciana de l’època que li va tocar viure. Es va inventar una boda amb el seu millor amic per a ser lliure i poder independitzar-se legalment de la seva família. La seva obra creativa evoca un món sorgit de la seva imaginació on es mescla Ciència, misticisme, esoterisme i màgia. Va ser una creadora amb reconeixement internacional, especialment a Mèxic i els Estats Units, però a Espanya és una absoluta desconeguda. Va morir jove, quan encara el seu talent estava en ple creixement. No va tenir gaire temps per a gaudir de l’èxit i sense poder imaginar el prestigi que assoliria la seva obra. Fitxa tècnica: Producció: Moo, en coproducció amb TVE Any de producció: 2017 Direcció i guió: Toni Espinosa

  • 1:49 23 may 2018 En los años 60, 70 y 80 La Chana fue una de las más grandes estrellas del mundo del flamenco. La bailaora gitana autodidacta irrumpió en los escenarios en plena edad dorada del flamenco, deslumbrando el público gracias a su estilo innovador caracterizado por sus novedosas combinaciones rítmicas, nada tradicionales, y por su velocidad, expresión y fuerza sin precedentes. Sus actuaciones se anunciaban en colosales carteles alrededor de todo Madrid. Peter Sellers, con el cual actuó en la película The Bobo (1967), la invitó a Hollywood. Pero nunca fue. Repentinamente, en la cúspide de su carrera, desapareció de los escenarios. Siguiendo el backstage de la última importante actuación de La Chana, en 2013, se desenmaraña la historia de una vida turbulenta para revelar el secreto que truncó su prometedora carrera: fue víctima, durante 18 años, de abusos domésticos por parte de su primer marido. LA CHANA no trata sobre una vida que pudo haber sido, sino de la increíble fuerza de La Chana que le permitió superar las complicadas circunstancias de su vida. Es una historia sobre los procesos de creación y su fuerza, sobre el amor, la amistad y la reinvención. La Chana nos lleva a la esencia de su pasión, revelándonos una historia poética e inspiradora, cristalizada en los inevitables conflictos de una vida extrema y contradictoria; entre el artista encima del escenario y la mujer detrás del telón. Gracias a una amiga en común, la flamencologa y músicologa Beatriz del Pozo, conozco a La Chana en el 2012 y en seguida iniciamos el proyecto documental. A medida que me empieza a explicar su historia de vida, empieza también a exponer las conexiones entre su necesidad de crear y las duras circunstancias vitales por las que pasó. La mujer poderosa en el escenario se yuxtapone a una mujer con las alas cortadas detrás del telón. La Chana se encuentra en un momento de su vida donde se enfrenta a su vejez y a la imagen de mujer y bailarina que una vez fue. Su particular confrontación con esta situación la hace aún más bella e impresionante como personaje. El lunes, 28 de mayo, a las 20.50 horas, en Imprescindibles de La 2

  • 59:44 21 may 2018 Documental biográfico sobre la personalidad y las facetas como escritor, periodista y cineasta de Gonzalo Suarez, un acercamiento a su peculiar forma de hacer ficción. Histórico de emisiones: 19/12/2016

  • 54:24 14 may 2018 Josep Renau (1907-1982), multifacético artista valenciano, activista político e intelectual comprometido fue nombrado Director General de Bellas Artes del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en 1936, jugó un gran papel en la salvaguarda y evacuación de las colecciones artísticas antes de los bombardeos y su encargo a Picasso, derivó en la realización del “Guernica” para el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937. Debido a su compromiso político tuvo que huir de España tras la Guerra Civil, recalando primero en México, donde se desarrolló como cartelista antes de asentarse en Alemania, país en el que continuó con su carrera artística. Filmado entre Valencia y Alemania, “Josep Renau. El arte en peligro” pasea por la infancia del artista en las calles del Cabañal para luego viajar hasta lo que era la República Democrática Alemana, donde desarrolló los murales que todavía se encuentran en la ciudad de Halle-Neustandt. El trabajo recoge las voces y testimonios de Marta Hoffman, artista y amiga del creador; José Miguel G. Cortés, director del Instituto Valenciano de Arte Moderno; Fernando Bellón, biógrafo de Renau; Manuel García, crítico de arte y Doro Balaguer, amigo y fundador de la Fundación Josep Renau, entre otros.

  • 2:56 10 may 2018 Josep Renau (1907-1982), multifacético artista valenciano, activista político e intelectual comprometido fue nombrado Director General de Bellas Artes del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en 1936, jugó un gran papel en la salvaguarda y evacuación de las colecciones artísticas antes de los bombardeos y su encargo a Picasso, derivó en la realización del “Guernica” para el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937. Son muchos los motivos por los que Josep Renau es un imprescindible de nuestra cultura. Cartelista fotomontador, teórico del arte, pintor, muralista, dibujante de películas de animación... hablar de Renau es hablar de un hombre del Renacimiento solo que nacido en los albores del siglo XX. En el diseño gráfico introdujo novedades como el uso del aerógrafo y tras dejar atrás su etapa como artista “decó” se sumergió en las aguas de las primeras vanguardias situándose así como cabeza visible en España de movimientos como el constructivismo ruso o el dadaísmo alemán. Su compromiso político le llevó muy pronto a abandonar su fulgurante carrera y los trillados caminos del mercado del arte para zambullirse en la producción de obras abiertamente políticas y muy críticas con el fascismo que acechaba Europa. Su colaboración con importantes revistas del momento de carácter anarquista como Estudios, Orto o Nueva Cultura así lo demuestran. Josep Renau, el lunes, 14 de mayo, a las 20.50 horas, en Imprescindibles de La 2

  • 2:30 10 may 2018 Filmado entre Valencia y Alemania, “Josep Renau. El arte en peligro” pasea por la infancia del artista en las calles del Cabañal para luego viajar hasta lo que era la República Democrática Alemana, donde desarrolló los murales que todavía se encuentran en la ciudad de Halle-Neustandt. El trabajo recoge las voces y testimonios de Marta Hoffman, artista y amiga del creador; José Miguel G. Cortés, director del Instituto Valenciano de Arte Moderno; Fernando Bellón, biógrafo de Renau; Manuel García, crítico de arte y Doro Balaguer, amigo y fundador de la Fundación Josep Renau, entre otros.

  • 3:37 09 may 2018 Josep Renau (1907-1982), multifacético artista valenciano, activista político e intelectual comprometido fue nombrado Director General de Bellas Artes del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en 1936, jugó un gran papel en la salvaguarda y evacuación de las colecciones artísticas antes de los bombardeos y su encargo a Picasso, derivó en la realización del “Guernica” para el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937.

  • Salvador Espriu

    Salvador Espriu

    57:13 07 may 2018

    57:13 07 may 2018 Documental dedicado a la personalidad y la obra del poeta Salvador Espriu, al que se le llamó el poeta de la muerte, pero también era el poeta de la vida, ya que muerte y vida para el poeta no son dos cosas contradictorias. Histórico de emisiones: 01/12/2013

  • 2:21 17 abr 2018 En el Día de las Letras, el día de Sant Jordi, el Día del Libro, en Imprescindibles estrenamos este documental sobre el destacado escritor barcelonés. “La verdad sobre el caso Mendoza” no es un documental dedicado a relatar la brillante trayectoria de Eduardo Mendoza. De hecho, nuestro relato se detiene en 1975, fecha de la aparición de su primer libro, La verdad sobre el caso Savolta, que significó a la vez su debut literario y su consagración como uno de los autores más populares y respetados de la literatura española. Porque más que el relato de una exitosa carrera literaria, cuajada de reconocimientos, de éxitos de crítica y público, de traducciones a decenas de lenguas y coronada por el premio Cervantes, queríamos explorar los años de iniciación del autor, años de formación, de búsqueda y de aprendizaje. Averiguar, en la medida de lo posible, quién y cómo era Eduardo Mendoza antes de alcanzar la notoriedad. Basado en un relato autobiográfico escrito ex profeso por el autor y en una serie de entrevistas y revisiones de su archivo personal, el documental nos permitirá conocer algo de los orígenes familiares del escritor, de sus primeras lecturas, los balbuceos de su vocación, el deseo de escapar de una España gris y asfixiante, sus estudios en Londres, así como las circunstancias que concurrieron en la concepción, la redacción y la edición de la novela con la que alcanzaría una inesperada notoriedad con apenas treinta y dos años. “La verdad sobre el caso Mendoza” propone una mirada íntima y cercana, no exenta de humor, a uno de los autores capitales de la cultura española de las últimas décadas.

  • 1:54 17 abr 2018 “La verdad sobre el caso Mendoza” no es un documental dedicado a relatar la brillante trayectoria de Eduardo Mendoza. De hecho, nuestro relato se detiene en 1975, fecha de la aparición de su primer libro, La verdad sobre el caso Savolta, que significó a la vez su debut literario y su consagración como uno de los autores más populares y respetados de la literatura española. Porque más que el relato de una exitosa carrera literaria, cuajada de reconocimientos, de éxitos de crítica y público, de traducciones a decenas de lenguas y coronada por el premio Cervantes, queríamos explorar los años de iniciación del autor, años de formación, de búsqueda y de aprendizaje. Averiguar, en la medida de lo posible, quién y cómo era Eduardo Mendoza antes de alcanzar la notoriedad. Basado en un relato autobiográfico escrito ex profeso por el autor y en una serie de entrevistas y revisiones de su archivo personal, el documental nos permitirá conocer algo de los orígenes familiares del escritor, de sus primeras lecturas, los balbuceos de su vocación, el deseo de escapar de una España gris y asfixiante, sus estudios en Londres, así como las circunstancias que concurrieron en la concepción, la redacción y la edición de la novela con la que alcanzaría una inesperada notoriedad con apenas treinta y dos años. “La verdad sobre el caso Mendoza” propone una mirada íntima y cercana, no exenta de humor, a uno de los autores capitales de la cultura española de las últimas décadas.

  • Jardiel Poncela

    Jardiel Poncela

    56:25 26 mar 2018

    56:25 26 mar 2018 Inverosímil, Jardiel Poncela, bucea en la creatividad de un autor, que para el dramaturgo Sergi Belbel, es uno de los grandes del teatro de todos los tiempos, un out sider avanzado a su tiempo. Jardiel fue un escritor con una abundante producción literaria, poco comprendido, incluso censurado, tanto por la II República, como por el franquismo "fue también director de cine en Hollywood, escenógrafo, director de actores, diseñador de un edificio teatral". Nos lo cuentan, entre otros, sus nietos, Paloma Paso, Enrique Gallud y Carlos Dorrell, Gil Parrondo, Román Gubern, Jesús García Dueñas Además, Pepe Viyuela interpreta las palabras de Jardiel. Histórico de emisiones: 19/12/2014

  • 57:07 12 mar 2018 El documental retrocede en el tiempo y llega a los recuerdos infantiles de espectadores que se pegaban al televisor para ver y escuchar al carismático divulgador y naturalista Félix Rodríguez de la Fuente en unos programas que cambiaron la mentalidad de los españoles en relación con la naturaleza. 'El animal humano' cuenta con testimonios de su hija menor, Odile, su viuda Marcelle Parmentier, compañeros de trabajo y reconocidos científicos y naturalistas como Luis Miguel Domínguez o Carlos Tabernero, profesor de la historia de la ciencia. Además, ha profundizado en el archivo personal del naturalista donde se encuentran miles de documentos entre los que destaca la correspondencia que mantuvo con su público.

  • 2:34 06 mar 2018 Un emotivo homenaje al hombre que consiguió cambiar la mentalidad de los españoles en relación con el medio ambiente Félix Rodríguez de la Fuente hubiera cumplido 90 años el próximo 14 de marzo No te pierdas el especial de RTVE.es sobre Félix Rodríguez de la Fuente Estreno: el lunes 12 de marzo a las 21.00 horas, en “Imprescindibles” de La 2 Pre-estreno el martes 6 de marzo, a las 20.30 horas, en Cineteca Madrid La 2 ha preparado una programación especial dedicada a Félix para toda la semana del 12 al 18 de marzo

  • 00:35 01 mar 2018 La obra que le catapultó fue “el hombre y la tierra” una serie de documental que estuvo en antena desde 1974 hasta 1981, un año después de su muerte. “el hombre y la tierra” se divide en tres grandes bloques: las series venezolana y americana primera y última respectivamente y la ibérica considerada por muchos su obra magna.

  • 00:24 01 mar 2018 Félix Rodríguez de la Fuente fue una de las personalidades más influyentes de la segunda mitad del siglo XX hasta el punto de marcar con su trabajo a un par de generaciones de españoles.

  • 00:29 01 mar 2018 A Rodríguez de la Fuente se le conocía como al amigo de los animales, una apreciación que su hija Odile considera errónea “él sentía una profunda admiración por la humanidad y lo que más le preocupaba era la capacidad de la raza humana para hacerse daño a si misma”.

  • 00:35 01 mar 2018 “Su verdadero público eran los niños, porque pensaba que la juventud el día de mañana se dejarían de tanta palabra y pasarían a los hechos” explica su viuda Marcelle Parmentier. Rodríguez de la Fuente sembró intencionadamente la conciencia ecológica, tan pronto llegó a la televisión se dio cuenta de su poder de seducción, de su talento para comunicar y supo sacarle partido en una España que sólo distinguía a su fauna en función de si era una buena pieza de caza o que sólo valoraba sus paisajes y ecosistemas por la rentabilidad económica de sus recursos…. “Querido amigo Félix (….) pienso que Dios ha puesto en el mundo a los animales para que los veamos correr y crecer y no para matarlos, por eso me gustan mucho sus programas” (Carmen, 1976) Este fragmento corresponde a una carta enviada a Rodríguez de la Fuente por una niña de 8 años. El documental ha tenido el privilegio de hurgar en el archivo personal del naturalista: miles de documentos entre los que destaca la correspondencia que mantuvo con su público infantil y adulto. Como cuenta el profesor de historia de la ciencia Carlos Tabernero “esas cartas tienen un valor histórico incalculable porque en ellas se puede ver el nacimiento de la cultura ecologista con Félix como inductor desde su posición mediática”

  • 00:45 01 mar 2018 Un fragmento del documental "El animal humano", dedicado al gran Félix Rodríguez de la Fuente.  El gran naturalista defiende al lobo ibérico, para salvarlo de la extinción y ganar el cariño de los espectadores.

  • 2:16 27 feb 2018 ¿Quién fue la primera mujer que osó franquear la entrada de una redacción? ¿Cuánto ha cambiado el oficio desde entonces? Josefina Carabias (1908-1980) fue la primera periodista todo terreno tal y como hoy lo entendemos. Su vida ilustra perfectamente lo que significó para una mujer entrar en el mundo laboral. El retrato de Josefina Carabias, el lunes, 5 de marzo, a las 21.00h. n La 2

Mostrando 1 de 19 Ver más