Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es.

3042642
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Imprescindibles - Antonio Gades. La ética de la danza

Yo nací en noviembre, mi padre era del Batallón Octubre, se vino voluntario a Madrid a la defensa de la República. Entonces yo me crié enun ambiente tremendo, contento estoy dehaber nacido así. Con 11 años me coloqué con Yenes, el fotógrafo, de botones; luego con Campúa, y luego en el periódico ABC. Yo creo que tengo el honor de decir que me echaron de todos los sitios donde trabajaba. Entonces probé a todo, probe ciclista, probé futbolista, lo que nos dejaban a los hijos de... de los perdedores que se llamaban. -Pero, muy poco después ya empezó a coquetear con el mundo del baile, que le gustaba y era un poco también por salir de esa miseria que estaba el viviendo. Sabrás que su familia vivía en una portería que era el bajo, el hueco, el vano que dejaba una escalera en la casa famosa donde yo vivía en el Pacífico, ya no queda nada de eso pero si queda enfrente, inmediatamente enfrente un colegio que era del ayuntamiento que todavía existe. Y entonces era muy gracioso porque le decía: "Fíjate, tenía un colegio en frente y como es oficial y mi padre era tan rojo, pues no me admiten". Y yo siempre le decía: "Bueno, a ver si, Emilio, por lo menos a ver si podemos llegar hasta quebrados". Me acuerdo que era una frase que le decía. Y es que llevo la danza en la sangre, llevo el baile en la sangre, llevo el canto en la sangre, llevo la pintura en la sangre; yo en la sangre llevaba anemia. Yo quería salir, necesitaba algo más. Yo probé a todo. -Él, hubiera sido ciclista y además un buen ciclista, quiero decir, puro nervio, era físicamente... y a él le encantaba la bici, de hecho, cuando empezamos a coincidir en las escuelas de baile, aquellas que había por todo Madrid, pues veíamos la bicicleta en la puerta y decíamos: "Mira aquí está Gades", bueno, no se llamaba Gades todavía, se llamaba Antonio Ródenas, y él empezó a dar unas clases con otra maestra que se llamaba la "Palitos". Tuve la gran suerte de tener una maestra fabulosa desde el principio, que es Pilar López. Esa fue mi suerte, porque creo que la gran suerte del ser humano es encontrar buenos maestros, yyo tuve la suerte de encontrar con Pilar López y ella me inculcó desde el principio lo que es la ética de la danza antes que la estética, lo que es la dignidad, lo que es la cultura del pueblo, lo que es el respeto. O sea, a ella le debo, yo soy trigo, pero el surco y la semilla la plantó ella. Yo moriré siendo alumno, creo que cualquiera que... se debe morir siendo alumno. Si es verdad que no pude ir a la universidad, pero he tenido la gran suerte de tener muchos amigos que me han sabido aconsejar y me han sabido decir lo que tenía que ir leyendo, y luego la calle y los viajes, que también es una universidad. Si no vas por el mundo como una maleta, pues vas aprendiendo. -Él, más que un hombre culto, en principio, era un gran intuitivo, y esas intuiciones le llevaron a ser después un gran hombre de la cultura española porque, no hay ninguna duda que la universidad más grande que el ser humano tiene es la vida y él la vivió, la aprendió y estuvo siempre en manifestaciones culturales de importancia. Antonio Gades, para mí, es el ejemplo maravilloso de un ser humano que partiendo de la nada llega a ser una figura de importancia mundial. Yo en el...60 me separé de Pilar López, del ballet de Pilar López, ahí me fui a Italia y estuve trabajando en la Scala de Milán, y luego estuve en Francia. Habla en italiano Habla en italiano Estuve en Italia, estuve en la Scala de Milán, estuve en París. Yo no veía que lo yo hacía allí lo podría hacer otro. En cambio yo tenía una riqueza en nuestro folklore que decidí trasladarme otra vez a España y empezar de nada. Empecé con dos compañeros, cuatro, eran un guitarrista, un cantante, dos bailarines y una bailarina. Y ahí empezamos poco a poco, poco a poco y he terminado ahora el último ballet que éramos 40 y tantos. Música flamenca. -Yo estaba en el Corral de Manolo Caracol, entonces él fue allí a verme y empezamos a salir, y ahí es cuando el me ofreció el hacer el grupo e irme de pareja con él. Y así hicimos el grupo. Estuvimos en Barcelona, bastante tiempo, hasta que volvimos otra vez a Madrid y debutamos en el Corral de la Morería. Estando en el Corral de la Morería le salió el contrato de ir a la feria de Nueva York, ahí amplió su compañía y ya nos fuimos con una compañía grande a la feria. Nuestra feria en Nueva York fue pues un tremendo éxito y entonces él cogió bastante fama y bueno fue una experiencia muy bonita, ¿no? Yo siempre con él pues he estado bien. Porque bailaba muy a gusto, bailaba muy a gusto con él, aprendí mucho de él. Para mí fue un personaje muy importante a nivel artístico y como compañero, que también lo fue mío. Música flamenca. (TOCAN FLAMENCO) -Yo creo que fue un paso muy importante, muy avanzado en aquella época, desde todos los puntos de vista, desde el punto de vista artístico, desde el punto de vista, incluso me atrevería a decir social y político. Fue un espectáculo revolucionario y desde luego fue el espectáculo que aglutinó, en aquel momento, artistas de distintas especialidades. Allí participamos como músico estaba yo, como parte del libro, libretista o autor del libro fue Mañas, había pintores como Viola o como Corberó, el escultor. Él puso muchas ilusiones, muchos entusiasmos y mucha fe en un espectáculo que lo temía porque en el espectáculo bailaba y hablaba, le llamamos tragicomedia musical, ni siquiera le llamamos ballet. Al público no le gustó demasiado, entendía que a Antonio Gades le quería ver bailar. Y cuando salía al ruedo de la palabra, eso, de alguna forma creo que le dañó al espectáculo. Yo siempre he dicho que ha sido el espectáculo, el fracaso más grande con el mayor éxito conocido. Suena "El amor brujo". Suena "El amor brujo". Suena "El amor brujo". Suena "El amor brujo". Suena "El amor brujo". Suena "El amor brujo". Creo que la danza es una necesidad interna del ser humano y que se manifiesta a través de movimiento. Y tienen derecho a bailar todo el mundo; los gordos, los flacos, los viejos, los jóvenes y todo el mundo. Y... bueno, creo que... cualquier gesto que sea rítmico y estético es danza. La danza no solamente es dar saltos y piruetas. Suena "El amor brujo". Aplausos. -El primer encuentro fue porque yo era novia de un bailarín que había trabajado con él, tanto con Pilar López como en su compañía, Félix Ordóñez. Y yo me fui de Sevilla a bailar a Madrid a un tablao y entonces pues a través de Félix que le dijo: "Mira, me gustaría que vieras bailar a mi novia". Y no sé, entonces ahí me presentó Félix a Antonio Gades, me vio bailar... Le pareció muy bien. Cuando él hizo su compañía nos llamó, empecé a ensayar con él y afortunadamente al poco tiempo de estar ensayando me dijo: "No, vas a bailar conmigo". Y yo imagínate. O sea que recién llegada de Sevilla, bailando muy a mi manera y que Antonio Gades me dijera que yo iba a bailar con él... Pues para mí fue, bueno fue como la lotería, ¿no? Un poco la lotería. (TOCAN FLAMENCO) -Yo, la verdad, me he sentido muy orgullosa y preocupada a la vez porque salía a bailar con Antonio y yo decía: tengo que estar a la altura de Antonio Gades, ¿no? Entonces yo salía con todo mi corazón, con toda mi alma y a la primera persona que le tenía que gustar era a mí primero... Pero gustarle a él, como yo salía, como era su pareja. Para mí ser la pareja de Antonio Gades era algo maravilloso, era algo maravilloso. Y así salía yo a bailar con él. Y después yo creo que nos entendíamos muy bien sólo con la mirada. Yo creo que esa compenetración de que yo lo iba siguiendo a él, y que yo sabía lo que quería hacer, y él que sabía que yo le seguía a mi manera, pues yo creo que ahí... Creo que como pareja ahí hicimos algo que yo creo que todo el mundo lo dice, que es algo muy bonito. Muy bien, ¿no? Música flamenca. Él madura mucho lo que quería hacer, el hablaba mucho antes de: yo quiero hacer esto, este tipo de coreografía. Él sabía lo que quería hacer pero a la vez decía: vamos a ver qué podemos hacer aquí. Yo creo que él también quería esa colaboración de estar con él. De estar con la misma ilusión que él estaba haciendo esas coreografías. O sea que lo tenía, no se puede decir que fácil, pero que si salía lo que él pensaba. Pasodoble. Ha sido en el extranjero donde se han interesado verdaderamente por mi trabajo, cada vez que he hecho una cosa... Es más si no he hecho más cosas es culpa mía, no porque no me las hayan pedido que las haga. (RESPIRAN PROFUNDAMENTE) Yo tenía como 16 años y un señor me dio un libro de Lorca y me dijo: "Toma, lee esto pero no se lo digas a nadie". (RÍE) Aquello me extrañó a mí, que no había que decírselo a nadie. Y poco a poco lo entendí. Y entonces fue como una revelación. Y años después, bastantes años después, en los años 70, decidí montar una obra donde tuviera el soporte literario... Para expresar lo que expresan los novelistas con los personajes, con la palabra, expresarlo con la danza. Y así lo hice, busqué determinadas músicas, los trajes, lugares, formas de todo lo que eran nuestros mitos y encontré en la obra de "Bodas de sangre", que fue lo primero que hice como obra. Encontré todos los elementos que dicen que existen en el pueblo español; el matriarcado, los celos, la pasión... El pueblo, lo popular y bueno el amor e hice... Hice las "Bodas". -Luego hicimos, después de bodas de sangre, "Carmen", que es otra historia distinta completamente, y "El amor brujo". "Carmen" es otra historia porque hubo que inventarlo todo. Yo escribí el guión y luego con Antonio Gades estudiamos la coreografía. La coreografía era... Era fundamental para contar la película. Entonces estaba dudando, él no sabía si hacer "Carmen", si hacer un "Don Juan", que siempre le ha perseguido. Y él no estaba nada convencido de hacer Carmen, ¿no? Música flamenca. En "Bodas de sangre" ya la protagonista la protagonista es, claro, Cristina Hoyos. Y aquí quería serlo también, y yo le dije a Antonio que no podía ser, que hacía falta una persona distinta. No me quiero meter con Cristina que es una bailaora excepcional, la verdad, pero claro Laurita del Sol era mucho más atractiva que ella. Y me costó mucho trabajo convencerlo, mucho, mucho trabajo. Y es verdad Laurita no bailaba como Cristina Hoyos pero no era necesario. No era ese el problema, el problema era que bailara suficientemente bien y que fuera suficientemente atractiva y sexy y todo eso. -¿Pero tú te estás fijando? -Cuando hicimos el amor brujo yo quería que lo hiciera Laura del Sol, estaba empeñado y fue imposible. Antonio Gades le dijo a Emiliano Piedra, el productor que si no lo hacía ella, no lo hacía él. Suena "El amor brujo". -Yo he estado muchos años con él, lo conocí en el año 66, empecé a bailar con él en el 68 y me fui de la compañía en el año 88, o sea veintipico de años conociéndolo. Y bueno, a mí me parece que él ha sido innovador, creador y tenía una visión de la seriedad del flamenco como nadie. Yo creo que a él, incluso, no le gustaban los colores fuertes porque decía es que la gente tiene que saber que el flamenco es serio, es sobrio, es otra cosa de lo que la gente puede pensar. Y entonces esa concepción que tenía él de la coreografía, del teatro, del equilibrio de un espectáculo, yo creo que él era único. Y yo creo que ha sido el bailaor del siglo XX en todos los conceptos: En sobriedad, en elegancia, en cómo hacer un espectáculo, en cómo hacer una coreografía, la dignificación que él le ha dado al flamenco, al baile flamenco. (TODOS CANTAN) -El destino quiso que en el año 78 nos reuniéramos en la obra de Chicago y esa fue nuestra primera colaboración. Me hizo una gran impresión, empiezo con él una amistad que luego ya duró a pesar de la distancia porque luego no nos volvimos a encontrar hasta 10 años después prácticamente en el "Amor brujo". Y cuando me lo propuso él, y Carlos Saura, hacerlo yo acepté encantado o porque sabía después de haber visto "Carmen", la realización de "Carmen", en la película y en el ballet, pues sabía que iba a ser una... Algo muy especial. Y lo fue porque viendo la realización del "Amor brujo", de la película, y el trabajo con Rocío Jurado y todo, pues me di cuenta de que estábamos haciendo algo que realmente respondía a la esencia de lo que es el "Amor brujo", de lo que quería Manuel de Falla también, que era esa unión de lo popular verdaderamente y de los estilizado, de lo que es el arte y lo popular a la vez. Aplausos. -Lógicamente donde tuvimos más posibilidades de conocernos y de hablar fue durante el rodaje de la película de Rossi. Ópera. Estuvimos haciendo algunas de las cosas de el duelo a navajazos entre don José y Escamillo, que había ciertas posiciones, ciertas posturas que había que hacer. Yo sí, gracias a Dios el sentido rítmico lo tengo porque soy músico y sé como, pero hay ciertos momentos, ciertas cosas que efectivamente te ayudan. Una persona que ha estado toda la vida... Que la posición de él ha sido siempre esta, que ha sido siempre así... Y hombre, uno tiende, cantando con el drama a veces dejarte llevar y todo eso. Entonces tienes que decir bueno como personaje tienes que... Su técnica, su personalidad, la clase es indiscutible, sea como coreógrafo o como intérprete, la fuerza interpretativa que tenía, no sólo el movimiento del cuerpo sino la expresión que tenía en la mirada, en el gesto, en todo, desde luego que... Pues que ha sido un número uno indiscutible. Suena "El amor brujo". -Cuando pensaba hacer un ballet hablé con Pepe Caballero Bonald, muy amigo mío, amigo y maestro, y le dije que porqué no escribíamos un ballet y que escribiera un argumento. Y bueno, dijo que sí. Y de repente volvió y dijo: "si ya está escrito". ¿Qué? "Fuenteovejuna". (TODOS GRITAN) Los acontecimientos me llevaron, poco a poco, a decir que era vigente, que era muy actual. La obra se centra en el grito solidario de un pueblo con un... No sabían lo que les podía ocurrir, o sea, eran perdedores en ese momento. Pero su dignidad les lleva a eso, a la única salida que les da. (OBRA) -En el nombre del justicia mayor... Y del poder que me ha sido otorgado... Emplazo a todo los vecinos para que confiesen... ¿Quién es el culpable...? -En este mundo que estamos viviendo de globalización y de deshumanización y de poca solidaridad, tanto a niveles personales, familiares y sociales pues creo que tiene mucha vigencia. (OBRA) -¿Quién mató al comendador? (GRITA) -¡Yo! (GRITAN) -¡Yo! (GRITAN) -¡Yo! (GRITAN) -¡Yo! (TODOS GRITAN) -¡Yo! -"Fuenteovejuna" era inmejorable porque coincidía perfectamente con el pensamiento moral de Antonio y con... No sé su ideario político, incluso, y su sentido de la cultura popular. De modo que empecé a trabajar un poco en el texto de Lope, hice una continuidad argumental por escenas, secuencias. Y no fuimos Antonio y yo al mar de Pontevedra, al lado de Bueu, al cabo Udra, donde el mejor amigo de Antonio, y mío también, el doctor Barros, tenía una casa magnífica. Y nos encerramos allí unos días para trabajar. Y de allí salió realmente el ballet. (CANTAN) Bueno, Antonio ha sido un punto, digamos una bisagra, entre el flamenco antiguo y el contemporáneo. Además nadie como él supo unir al sentir popular del baile flamenco a la espontaneidad, la disciplina de la danza clásica, de la danza culta. Sobre todo del expresionismo, el ballet expresionista. Yo creo que en este sentido Antonio es una figura inconmensurable y además indisputable. Nadie en este sentido puede competir con él en haber sabido llevar el baile flamenco a una categoría estética inmejorable. Y además aportando una serie de novedades sin renunciar del nada a la pureza del baile. Música. Él era un hombre que le gustaba todo: la música, la arquitectura, el arte y luego el mar. El mar para él ha sido realmente una vocación casi tan importante como el baile. También en este aspecto él aportaba su pensamiento moral. Era un navegante muy especial. Y también muy serio porque no era nada temerario, los grandes navegantes le tienen mucho respeto al mar, y Antonio lo tenía, se lo tenía. Por esas rutas creadoras nadie alcanzó como él un tan acabado paradigma dentro de los anales españoles del baile. Esa conjunción entre la sensibilidad del flamenco y las modernas técnicas del ballet. El orgullo de esta villa, el orgullo de esta casa. -En "Fuenteovejuna" fue muy interesante porque Antonio, con su manera tan particular que tenía de ser, un día se presentó en casa y me pidió que le hiciese la música de "Fuenteovejuna", toda la música y entonces le dije: "pero si faltan cuatro meses, me pides en cuatro meses que te haga toda la partitura, es imposible". "Bueno, pues hay que buscar una fórmula, hay que hacer algo". Y efectivamente de esa fórmula nació la realidad de "Fuenteovejuna". ¿Por qué? Porque hay una mezcla y una fusión de la música popular que naturalmente no la escribe un compositor, ya está escrita cuando se saca del pueblo, y después la música ya de creación, la música mía, e incluso aparecían música de Murssorgsky. había una fusión y una mezcla de espacios muy interesantes que dio como resultado una obra que a mí me parece "balletística" más importantes que se han representado. Música. Yo vine como el viento y me iré como el viento. No dije que venía ni voy a decir que me voy. Yo me estaba maquillando en Bolonia y me dio mucha vergüenza que yo me estuviera maquillando para ponerme bonito y divertir a la gente y había españoles y personas a las que mataban por defender la libertad. Me dieron la noticia de los fusilamientos del 75 y entonces dije que no bailaba y estuve cinco años sin bailar. -Mi primer encuentro con Gades fue cuando estábamos en Caracas. Él estaba creo que triste y muy... Muy confuso en su ser, en su sentimiento, como artista y como ser humano. Habló conmigo como pensando que se quería retirar de bailar y de todo, que él tenía que hacer algo, algo que fuera diferente en su vida. No le parecía que con su arte fuera suficiente. Yo le dije... "Antonio, si tú no bailas, tú no hablas... Tú no tienes fuerza, tú no puedes defender lo que tú quieres". Eso le hizo mucha impresión a él. Entonces pensé pero es que no sé cómo hacerlo, estoy muy... En esos momentos nosotros íbamos a venir a los Estados Unidos, íbamos a los Estados Unidos. Y yo le dije vente con nosotros a bailar en el ballet "Giselle", el gran clásico romántico del Ballet Nacional de Cuba que es muy conocido, el "Giselle", el papel de Hilarión. Música clásica. Hizo un Hilarión... Muy profundo y muy diferente. Música clásica. Con una cosa muy especial. Muy especial, muy atractivo. Música clásica. Él ya había dado clases de ballet anteriormente, él sabía de ballet. No fue así como así, él no... Era una cajita de sorpresa como decimos nosotros, de un carácter fuerte, de un sentimiento, como raíces crudas ahí adentro. Era muy... Era muy Antonio Gades. Eso me dio la idea a mí de que él sabía ballet Tambores. y podía hacer algo. Nos montamos un ballet que se llama "Ad Libitum". Un ballet donde él bailaba su baile y yo bailaba el mío. Con música de Vitier. Tambores. Y fue muy bonito. Música étnica. No sé, es una cosa muy extraña puesto que los ritmos, hay momentos en que son completamente flamencos pero tocados con instrumentos completamente africanos, entonces hay una fusión, se puede decir, de las tres culturas: una es la española, otra la africana y luego la cubana. Música de fusión. -En su primera gira por exterior el Ballet Nacional de España bajo la dirección de Antonio Gades actúa para el público cubano. Por fin ya tenemos un ballet nacional, no es todo lo que quisiéramos, por algo hemos empezado. Música clásica. Música flamenca. Yo tengo un gran recuerdo que es el trabajo de construir aquello que no existía nada, no existía ni estudio. Jalean. Porque lo que hoy es el Museo Princesa Sofía. A mí me dieron las llaves, que estaban encadenadas las puertas para la sede del ballet, o sea, desde construir la sede, las aulas, las duchas, los vestuarios hasta empezar a elegir a los compañeros y crear el ballet que no existía, no había existido nunca. Y bueno luego tuvimos bastantes éxitos, hasta que me expulsaron. He perdido familia por culpa del trabajo, porque el trabajo me ha dado todo lo que tengo pero yo le he dado todo lo que tenía, inclusive a mis hijos. Para justificar yo les decía que papá se tenía que ir a trabajar para ganar dinerito para luego comer, porque si no, no se podía comer. Y así les explicaba porqué me iba. No es que desaparecía... Y siempre les decía eso. Y me acuerdo una vez que la Pepa la tenía en brazos, tendría como cuatro años, no tenía más, estaba en la puerta del ascensor, me acuerdo exactamente como si fuera una foto fija, y le dije: "Bueno, mi vida, sabes que papá se va para..." Y me dice: "Papá, no te vayas, no comemos" -Entonces era como una fiesta cada vez que llegaba. De repente se iba y cuando volvía, aunque hubiera pasado poco tiempo, a lo mejor nosotras mediamos dos centímetros más, o a lo mejor una ya no tenía chupete. Lo que más admiro de todo es que siempre fue libre. O sea, ha vivido la vida como no he visto a nadie ni creo que veré a nadie vivirla. Él tenía claro que la vida se vive una vez y que uno es responsable de su propia vida, independientemente de la gente que te rodea y la gente que te quiere alrededor, y que lo que tú no vivas nadie va a vivir nunca por ti. Yo desde que nací era una enamorada de la danza y también de mi padre. Entonces me pegaba a él como un sello. Desde muy pequeñita mi pasión era terminar lo que fuera para irme al estudio. Irme al estudio y ver, y que las bailarinas me pusieran pasos, y que me lo enseñaran todo. -¡Arriba, eso es! Yo me sabía todos los pasos de todo el mundo, obviamente, porque llevaba todos los días yendo allí. Y venía mi padre, que venía de frente hacia mí, y la sensación de miedo, o sea mi padre daba mucho miedo cuando venía así de frente. ¡Era brutal! Recuerdo que era solamente porque le faltaba mi tío Quique, que no había ido ese día, y necesitaba rellenar el hueco de los hombres, no tenía a nadie, y aunque fuera un pegotillo, para ver que es hueco no faltaba, la emoción más grande de toda mi vida. Jaleo. Mi padre siempre ha sido muy obsesivo en sus creaciones. O sea, ha empleado muchísimo tiempo, lo recuerdo a veces que se le caía incluso el pelo, porque sufría enormemente cada vez que montaba algo. Y recuerdo que a veces venía a casa, también me acuerdo que mi madre se enfadaba mucho... Porque me sacaba de la cama a las tres de la mañana. -Como soy la directora artística de la compañía, miedo hasta de respirar, porque... Y una vergüenza tremenda, le pido perdón cada día que me levanto. Y a él le gustaba que fuéramos valientes. Un poquito más de tombé y arrastra plié. Porque eso es lo que te va a dar flexibilidad. Yo me acuerdo que lo decía mucho Antonio, ¿no? Es como una especie de muelle, lo que no podemos... Normalmente no me paro a pensar... lo grande que es, porque si me parara a pensar casi seguro y con mi forma de ser no lo haría. Porque hay un respeto hacia su persona, hacia su obra tan grande que... Que no lo haría. Entonces lo pienso lo suficiente y después me meto a ver vídeos, recordar mucho todo lo que me decía, intentar no perder los referentes... Eh, intentar visualizarle las sensaciones, que sentía yo cuando entraba por esa puerta, que sentía yo... Me baso mucho en eso. Y luego, claro, los vídeos al milímetro. Música de jota. -Mi padre siempre fue... a parte de un padre cariñoso, bastante estricto, ¿no? El sentido la responsabilidad era aprender que nosotras debíamos... Eh, ganarnos las cosas por nosotras mismas, que nada es regalado. Nos decía que la suerte no existía y que existía el trabajo. Entonces... Fuimos niñas poco caprichosas en ese sentido porque... nos enseñó a valorar las cosas, ¿no? A que... las cosas se consiguen con esfuerzo, con buen comportamiento, con trabajo, con estudio... No alegremente. A nivel profesional... A nivel profesional... Eh... Yo me acuerdo que la primera vez que trabajé me llegó una nota de mi padre que... que ponía... Yo esperaba como: "Hija mía, que tengas suerte...". Y era una nota muy estricta en donde ponía: "No hay arte sin disciplina, ni disciplina sin sacrificio". -Atravesó también por fases depresivas... Él era un ciclotímico entre la... depresión y la euforia. Su mejor época fue cuando se... casó con Pepa Flores. Que es una mujer admirable, y yo creo que en esos años que estuvo con ella fueron los mejores años de él. Deja de lloraaar... No llores maaaás... Deja de lloraaar... La libertad no es un grado, la libertad o es libertad o no tiene medida. Yo no he... dejado de ser libre, nunca. Yo he hecho películas, indiscutiblemente películas con buenísimos directores y buenísimos guiones, pero yo creo que no soy actor, lo que pasa es que había proyectos donde yo estaba completamente identificado con ellos y luego yo siempre he hecho de yo, o sea, no he tenido que actuar, sino que me ponía delante de la cámara y era Antonio el que funcionaba, el chico de Vallecas, de Pacífico y el... Pues ese... Si no te lo crees tú, ¿quién se lo cree? -No tenía muchos registros como actor, ¿no? Pero tampoco era tan malo, ¿no? El problema era encontrar lo que, de alguna manera, se semejara a lo que era él, y yo creo que ahí estaba el secreto. Mientras... Mientras hiciera, más o menos, lo que él era se defendía bastante bien. Yo creo que además él aprendió y fue poco a poco... Cada vez era mejor actor. Si no se tiene el talento que él tenía y la facilidad que él tenía no hubiera podido bailar como bailaba, ¿no? No sé si he llegado a lo más alto, no sé. Sé que he trabajado y que lo último que hemos hecho Carlos y yo es la "Carmen" y es lo que estamos interpretando. Pero no sé si he llegado a lo más alto. Ha sido duro y como es duro todo trabajo, procura uno hacerlo con dignidad y con esfuerzo. No ha sido fácil. Cuando más vas aprendiendo, más responsabilidades vas adquiriendo y... más te exigen y es más difícil. -Él creía que regresaría a Ítaca por última vez. Y con ese barco, el médico me cuenta... lo que fue para él la aventura del mar y que solamente la sangre fría de Antonio podía convencerlo de que podían rebasar aquel ciclón. Y como regresa finalmente a Cuba, que era como el regreso de Ulises... Era como el volver siempre a una tierra que para él tenía algo de sacro y de prometida. Cuba no era para él una tierra de disipaciones ni de ocio. Cuba fue para él una tierra de ideas. Quiero amanecer contigo y en las noches yo, morir de placer. Entregarme a tus brazos... -Cuando Antonio se enfermó yo no lo supe. Lo veía aquí en la plaza porque a él le encantaba esta plaza, la catedral, venía aquí a la plaza, se paraba en una columna a mirar el espacio de la plaza y, después, se sentaba en una mesa de las que están en el borde de fuera. No estaba en el tumulto, y ahí estaba solo con algún amigo. Ay, ay, ay, amor... Entrégate como a mí... -Hasta que me empecé a dar cuenta de que algo estaba ocurriendo. Y que él, con aquella austeridad que tenía y con aquel... Sentido de resistencia que estaba en aquel rostro enjuto, casi cincelado por aquel tiempo, no quería ocultar, no quería ocultar pero tampoco revelar a todo el mundo. -Llegó al baile flamenco como podía haber llegado... A la pintura o a la música... Y como llegó al marxismo. Él era un político utópico. Para él la ética era fundamental, quien no tuviera ética... No valía la pena, era un hombre indigno. Entonces, en este sentido, yo creo que... Su... su dedicación a Cuba también tuvo mucho que ver con esta especie de necesidad de apoyatura en algo que fuera una utopía, pero no importaba. Para él, como para tantos, la utopía era una especie de esperanza consecutivamente aplazada. Y esto a él le daba como... como un sentido de la... responsabilidad y del querer seguir luchando, en pro de una idea utópica, repito, insisto... De la vida y de la sociedad. Música étnica. ¡Vamos, vamos! -Cuando ya supe que había muerto y que su disposición era traer sus cenizas a La Habana, entonces, le acompañé en su último viaje. Las niñas se habían vuelto mujeres... Tuve que pronunciar aquellas palabras con una emoción viva. Solo recordaba unas palabras suyas, hablando de su encuentro fortuito con una tumba en el foro romano, o no sé en qué lugar cerca del circo. Una tumba de una bailarina de Gades, de la antigua Cádiz, en la cual él dice que en el epitafio se lee: "Que la tierra sea leve sobre ti, como tú lo fuiste sobre ella". Tormenta. Y en esta isla quiso que estuviese, para siempre, una parte de su memoria. Entre España y Cuba se ha quedado todo. Si hay un lapso, uno más que una a ambos pueblos, madre e hija, sarmiento Cuba de un viejo olmo centenario... Es, precisamente, Antonio. -¡Viva Antonio! Aplausos.

Imprescindibles - Antonio Gades. La ética de la danza

56:42 13 mar 2015

El documental, narrado por el bailarín Antonio Gades en primera persona, nos mostrará confidencias inéditas, imágenes desconocidas y los testimonios de algunos de sus compañeros y amigos como Plácido Domingo, Alicia Alonso, Cristina Hoyos, José Caballero Bonald, Carlos Saura y la hija del bailarín, la actriz María Esteve.

A través de 'La ética de la danza' viajamos por los paisajes fundamentales de la historia personal de Gades y nos acercamos a la figura del bailarín a través del testimonio de quienes le conocieron y de algunas de las personalidades más importantes de la historia de la danza española de las últimas décadas.

También vemos algunos de sus más conocidos montajes, desde la trilogía que realizó con Carlos Saura, formada por 'Bodas de sangre', 'Carmen', y 'El amor brujo', hasta su última gran coreografía, 'Fuenteovejuna'.

Documental coproducido por la Sociedad Estatal de Acción Cultural (antes Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales) y la Fundación Antonio Gades.

Históricas de emisiones: 

28/01/2011

22/07/2011

El documental, narrado por el bailarín Antonio Gades en primera persona, nos mostrará confidencias inéditas, imágenes desconocidas y los testimonios de algunos de sus compañeros y amigos como Plácido Domingo, Alicia Alonso, Cristina Hoyos, José Caballero Bonald, Carlos Saura y la hija del bailarín, la actriz María Esteve.

A través de 'La ética de la danza' viajamos por los paisajes fundamentales de la historia personal de Gades y nos acercamos a la figura del bailarín a través del testimonio de quienes le conocieron y de algunas de las personalidades más importantes de la historia de la danza española de las últimas décadas.

También vemos algunos de sus más conocidos montajes, desde la trilogía que realizó con Carlos Saura, formada por 'Bodas de sangre', 'Carmen', y 'El amor brujo', hasta su última gran coreografía, 'Fuenteovejuna'.

Documental coproducido por la Sociedad Estatal de Acción Cultural (antes Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales) y la Fundación Antonio Gades.

Históricas de emisiones: 

28/01/2011

22/07/2011

ver más sobre "Imprescindibles - Antonio Gades. La ética de la danza" ver menos sobre "Imprescindibles - Antonio Gades. La ética de la danza"

Los últimos 226 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Semprún sin Semprún

    Semprún sin Semprún

    1:01:48 pasado viernes

    1:01:48 pasado viernes Semprún sin Semprún recorre la compleja y enigmática existencia de un hombre de quien sólo tenemos una imagen borrosa y pixelada.Jorge Semprún, escritor, guionista, realizador del documental “Las dos memorias”, ministro, militante clandestino contra la dictadura. Una vida imbricada en los acontecimientos del s.XX que fueron configurándole.Gracias al archivo de TVE, el documental establece un diálogo entre un Jorge mayor y uno joven. Semprún sin Semprún es un viaje, no lineal, a la vida de un hombre encubierto en un personaje, con una vida de novela y un pasado mucho más clandestino y misterioso de lo imaginable. Es un documental que habla del valor de la amistad, de la autocrítica, de la búsqueda de coherencia en la vida.El documental plantea multitud de preguntas sobre esta figura que atraviesa la segunda mitad del siglo XX español y europeo. Estas son algunas de las incógnitas: ¿Un escritor que no pudo escribir hasta que sintió que mirar al pasado no iba a fulminar su presente? ¿Cómo se vive tratando de olvidar el pasado, sabiendo que el mayor peligro avanza desde tus recuerdos? ¿Un disidente, un conspirador, un político, un perseguido, un intelectual comprometido y autocrítico? ¿El intelectual cosmopolita? ¿el gentleman? ¿el degustador de la vida?, ¿el deportado que recupera el cuerpo a través de las caricias y la fortaleza, a través de la lucha política?A través de Raimon, Jordi Gracia, Bernard Henri Lévy, Josep Ramoneda, Costa Gavras, Xavier Folch, Raimon, Esteve Riambau, Santiago Carrillo, Fernando Calvo Serraller, Natalia R. Salmonés (vda. de Pradera), Juan Goytisolo, Felipe Nieto, Carmen Claudín, Octavi Martí, Evelyn Mesquida. A través del testimonio de sus bisnietas Alexandra, Clara y Zaraza, de su nieto Thomas Landman o de su sobrino, Vincent Darré, el documental va componiendo un dibujo con tantos verdades como miradas.Histórico de emisiones:22/12/201321/11/2014  

  • 57:19 20 mar 2015 El documental es un homenaje a uno de los compositores españoles más importantes de todos los tiempos en elprimer centenario de su muerte. Isaac Albéniz nació en Camprodón (Girona) y murió 49 años después en Cambo-les Bains (Francia). Una vida breve y, sin embargo, intensa.Histórico de emisiones:06/01/2011 

  • 56:42 13 mar 2015 El documental, narrado por el bailarín Antonio Gades en primera persona, nos mostrará confidencias inéditas, imágenes desconocidas y los testimonios de algunos de sus compañeros y amigos como Plácido Domingo, Alicia Alonso, Cristina Hoyos, José Caballero Bonald, Carlos Saura y la hija del bailarín, la actriz María Esteve.A través de 'La ética de la danza' viajamos por los paisajes fundamentales de la historia personal de Gades y nos acercamos a la figura del bailarín a través del testimonio de quienes le conocieron y de algunas de las personalidades más importantes de la historia de la danza española de las últimas décadas.También vemos algunos de sus más conocidos montajes, desde la trilogía que realizó con Carlos Saura, formada por 'Bodas de sangre', 'Carmen', y 'El amor brujo', hasta su última gran coreografía, 'Fuenteovejuna'.Documental coproducido por la Sociedad Estatal de Acción Cultural (antes Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales) y la Fundación Antonio Gades.Históricas de emisiones: 28/01/201122/07/2011

  • Érase una vez Juan Marsé

    Érase una vez Juan Marsé

    1:00:36 06 mar 2015

    1:00:36 06 mar 2015 Familia, amigos y escritores como Javier Cercas o Sergi Pàmies ayudan a dibujar este retrato del autor catalán. La concesión el 23 de abril de 2009 del Premio Cervantes a Juan Marsé no hizo sino subrayar la importancia de este escritor en nuestra literatura. Generador de una obra personal e intransferible que ha ido dejando a su paso adeptos, críticos convencidos, lectores fieles y compañeros de profesión que reconocen y exhiben orgullosa la influencia que obras como Últimas tardes con Teresa o Si te dicen que caí dejaron a su paso.Nada seria igual en la literatura española si no hubiera existida Juan Marsé. Tampoco lo sería la visión que su ciudad, Barcelona, tiene de sí misma. Ni el recuerdo de la durísima posguerra que hubo en este país.Histórico de emisiones:19/09/2010

  • Martirio

    Martirio

    56:44 27 feb 2015

    56:44 27 feb 2015 Martirio es una película autobiográfica que habla de la evolución artística de una cantante protesta de los años 70 a icono transgresor de los años de la movida. Hoy su carrera se desliza hacia la copla, jazz o latino y jazz-flamenco.

  • Picasso y Barcelona

    Picasso y Barcelona

    1:01:59 20 feb 2015

    1:01:59 20 feb 2015 Imprescindibles indaga en la relación entre el pintor malagueño y la ciudad a la que donó parte de sus obras antes de morir, para el museo que lleva su nombre y nunca llego a conocer.  Picasso visitó Barcelona por primera vez a los 13 años. Fue en la ciudad condal donde tuvo su primer estudio, donde realizó su primer grabado, su primera ilustración y su primera exposición, en Els Quatre Cats. Para Picasso, Barcelona sería siempre la ciudad que le deslumbró de adolescente. De ella Picasso dijo: "Allí es donde comenzó todo. Allí es donde comprendí hasta dónde podía llegar".Histórico de emisiones:08/04/2013

  • Jordi Savall y Los Borgia

    Jordi Savall y Los Borgia

    57:02 13 feb 2015

    57:02 13 feb 2015 Musicólogo, viologambista y especialista en música antigua, Jordi Savall es uno de los creadores más prolíficos del mundo.El documental de 'Imprescindibles' ahonda en el proceso de creación de su obra Dinastía Borgia, basada en la historia de esta influyente familia renacentista. En esta obra, Jordi Savall traza una panorámica musical del Renacimiento.Entre los hechos históricos que recoge la pieza musical del musicólogo catalán encontramos el final del cisma de Occidente, el reinado de Alfonso el Magnánimo, la expulsión de los judíos de España o la conquista de Granada.El equipo que ha elaborado este documental único ha tenido acceso privilegiado al proceso creativo de Savall durante el desarrollo de su obra, que fue estrenada con motivo del 500 aniversario de la muerte del último gran miembro de la saga, San Francisco de Borgia.

  • 1:22:42 06 feb 2015 24 horas con Elías Querejeta indaga en la trayectoria de uno de los profesionales más destacados del cine español, y también en una de las personalidades más esquivas y lúcidas de nuestro cine. Imprescindibles se acerca a él con este documental. Con esta emisión TVE quiere recordar una de las figuras imprescindibles en la filmografía española.Elías Querejeta (Guipúzcoa, 1934), productor de cine, guionista, documentalista, empresario y deportista (fue jugador de la Real Sociedad), es una figura imprescindible para entender el cine español de los últimos 50 años. El documental se acerca a la persona y al profesional del cine tratando de desentrañar su personalidad.A través de sus testimonios y los de las personas con las que ha trabajado a lo largo de su vida -buena parte de los nombres más importantes del cine español-, como Carlos Saura, Jaime Chávarri, Víctor Erice, Manuel Gutiérrez Aragón, Montxo Armendáriz, Gracia Querejeta o Fernando León de Aranoa, entre otros, el documental muestra quien es realmente Elías Querejeta y descubre, por ejemplo, que su patria es su infancia, Hernani, y que la sombra de Saint-Exupéry es alargada sobre su persona.El futbol, la familia, el cine, la profesión, la política, el franquismo, los festivales, el éxito internacional y la lucha con la censura. De todo ello hablará Elías Querejeta, quien recuerda con claridad aquel lejano día en que su padre apareció en su casa de Hernani con un extraño aparato que resultó ser un proyector de cine, y con el cual, en el desván de su caserío, proyectó para él y sus hermanos una película de Charlot, la primera que Elías Querejeta vería en su vida.El documental 24 horas con Elías Querejeta, rodado entre mayo de 2011 y febrero de 2012, recoge su último proyecto por el momento, '33 días', que supone además su reencuentro profesional tras 30 años con Carlos Saura.Coproducida por TVE y Enrique Cerezo PC, está co-dirigido por Gerardo Sánchez y Alberto Bermejo, responsables también del argumento; la realización es de Raúl Hernández y el guión de Raúl Hernández, Javier Pérez Jaime, Alberto Bermejo y Gerardo Sánchez. Rosa Pérez Roa es la productora ejecutiva. Fue elegido para inaugurar el IX Festival Internacional de Documentales de Madrid, Documenta Madrid 12.Histórico de emisiones:09/06/2013

  • 53:43 30 ene 2015 El documental retrata de forma íntima y personal a un personaje fascinante. Alberto Corazón no es solo la cara escondida tras muchos de los diseños que construyen la imagen de España que tenemos en nuestro inconsciente; es también un creador polifacético que saborea la vida en todas sus facetas. 

  • 1:02:02 23 ene 2015 Documental dedicado a una de las mejores bailarinas de la historia del ballet clásico capaz de crear un movimiento artístico y cultural reconocido internacionalmente más allá de su figura. Retrato de una bailarina genial que quiso bailar siempre a pesar de su ceguera y que, gracias a su pasión, esfuerzo y gran voluntad, cambió para siempre la historia del baile y puso en el mapa de la danza mundial a un país al que no se le esperaba: Cuba.Una historia contada por sus compañeros, admiradores, alumnos, amigos... y por ella misma. 

  • Gregorio Marañón

    Gregorio Marañón

    1:04:55 16 ene 2015

    1:04:55 16 ene 2015 Reportaje de presentación del Imprescindibles de esta semana, dedicado a una de las figuras españolas más importantes del siglo XX: "Gregorio Marañón"

  • 58:24 09 ene 2015 Documental biográfico sobre el fotógrafo español Chema Madoz, en el que contemplaremos sus fotografías y nos acercaremos a su proceso creativo a través de varias entrevistas con Madoz y con otros artistas, escritores, fotógrafos...que han reflexionado sobre su obra.En este documental han participado entre otros,  el pintor  Fernando Bellver, el galerista Borja Casani, la escritora Menchu Gutiérrez o el comisario de exposiciones Alejandro Castellote. Amigos y colaboradores de Madoz que nos han dado las claves para entender su obra. Las resonancias que le unen a Joan Brossa, a José Val del Omar, al surrealismo y a las greguerías de Gómez de la Serna. "Chema Madoz descubre lo extraordinario dentro de lo cotidiano". Esta frase, quizá resume la característica principal del trabajo de Chema Madoz.Premio Nacional de Fotografía en el año 2000, Madoz ha seguido una trayectoria que lejos de estancarse o repetirse está siempre en constante evolución.Histórico de emisiones:11/02/2013

  • Octavio Paz, 100 Años

    Octavio Paz, 100 Años

    59:56 02 ene 2015

    59:56 02 ene 2015 El documental aborda la figura del humanista Octavio Paz en todas sus facetas biográficas, el poeta rebelde que aspiraba a valores esenciales como  los que afronta una sociedad moderna, la democracia y la paz.

  • 59:10 26 dic 2014 Maestro de maestros, Oíza dejó en las aulas de la Escuela de Arquitectura de Madrid la esencia de su pensamiento, definido por él mismo como contradictorio. Francisco Javier Sáenz de Oíza, nació en Cáseda (Navarra) pero se crió en Sevilla. Su padre, también arquitecto, pidió el traslado a Madrid, con toda la familia, para que Oíza pudiera estudiar arquitectura. No te mueras sin ir a Ronchamp entra en la leyenda del personaje y en la estrecha relación que mantuvo con el escultor y poeta Jorge Oteiza, a quien conoció a principios de los años 50 en Aranzazu, y cuya relación se mantuvo hasta el fin de sus días. Fue precisamente Oteiza quien, en los últimos meses de vida del arquitecto, le dijo que visitara la capilla que Le Corbusier había levantado en el noroeste de Francia y dio origen a esta frase mítica “No te mueras sin ir a Ronchamp”.Personaje polémico y polemista, creador de obras distantes entre sí en el estilo y en la valoración del público. Si Oíza tenía razón y la arquitectura es como la grafología, quizá adentrándonos en Torres Blancas, en el Banco de Bilbao o en el Palacio de Festivales de Santander podamos conocer el universo que rodeó a Oíza, y a un Oíza más allá de su obra. 

  • Jardiel Poncela

    Jardiel Poncela

    58:47 19 dic 2014

    58:47 19 dic 2014 Inverosímil, Jardiel Poncela, bucea en la creatividad de un autor, que para el dramaturgo Sergi Belbel, es uno de los grandes del teatro de todos los tiempos, un out sider avanzado a su tiempo. Jardiel fue un escritor con una abundante producción literaria, poco comprendido, incluso censurado, tanto por la II República, como por el franquismo "fue también director de cine en Hollywood, escenógrafo, director de actores, diseñador de un edificio teatral". Nos lo cuentan, entre otros, sus nietos, Paloma Paso, Enrique Gallud y Carlos Dorrell, Gil Parrondo, Román Gubern, Jesús García Dueñas Además, Pepe Viyuela interpreta las palabras de Jardiel. 

Mostrando 1 de 16 Ver más