Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

3168106
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Imprescindibles - Álvaro Cunqueiro

Este Hamlet cuya puesta en escena prepara este grupo de teatro, no es el Hamlet de Shakespeare, sino otro Hamlet. Uno que duda, no sobre la utilidad de la existencia, sino sobre la de la literatura. Es el héroe o antihéroe que creó el escritor Álvaro Cunqueiro para una de sus obras de teatro, "O Incerto senyor don Hamlet". El Incierto, es decir, el dubitativo señor don Hamlet. A Cunqueiro le gustaban estas excursiones de la imaginación, irse a los clásicos y tratarlos de "señor don", interrogar a los mitos. O al contrario, convertir a las sencillas gentes del pueblo en personajes mitológicos. Su obra, que se extiende a lo largo de medio siglo y de dos lenguas, es, cuando menos, original y única. Nada se parece a Cunqueiro, salvo Cunqueiro. Dubitativo como persona, pero seguro en su pulso de autor, Álvaro Cunqueiro logró crear un mundo, que solo se puede definir como cunqueiriano, un universo poblado de poesía y divagaciones, cocinado lentamente con melancolía, pero también con vitalismo. Para muchos es el mayor prosista en lengua gallega de siempre, para algunos es todavía más que eso, uno de los mayores prosistas del siglo XX, sin más. -"Yo nací entre los zuecos y los relámpagos, en la mitad de la noche. 47 días después del primer aeroplano. Aún colgaban del tendedero de la anteguerra todas las intactas maravillas inauditas. Yo traía mis dos ojos en mi sitio y mi cuerpo izquierdo con ágil juego indeciso de los codos. Cuando yo nací, tan solo a doce cosas les faltaba el nombre preciso, y yo llegué, con un hueco en la frente y en la mano, para encontrar la indefinición de sus claridades navegantes". -Cunqueiro vino al mundo un día de 1911 aquí, en esta pequeña ciudad de Mondoñedo en norte de Galicia. En otros autores no es importante su lugar de nacimiento, pero en este caso sí lo es, y mucho, y no solo porque Mondoñedo modelase en muchos aspectos la imaginación de Cunqueiro, sino porque Cunqueiro también modeló Mondoñedo en otros. Igual que hay personajes que van en busca de un autor, hay ciudades que hacen lo mismo, y si Mondoñedo tiene un autor, desde luego, es Álvaro Cunqueiro. Mi padre era farmacéutico en Mondoñedo. Era un gran botánico. Y... yo con él aprendí a... a herborizar. Íbamos de paseo y me iba diciendo, esta hierba es la Festuca Pratensis, esta es la Dactylis glomerata, esta seta es tal, cual, etcétera. De modo que yo aprendí sobre todos los árboles, todas las hierbas del país y todos los pájaros. Cosas que una ciudad no puede ofrecer a un niño. -Mondoñedo es una ciudad con tiempo dentro. Que ni París ni Londres existirían si Verlaine no hubiese escrito algunos versos que realmente le confirieron a París la capacidad de ser París, o alguna novela de Dickens que hace que Londres sea Londres. Tras Cunqueiro, Mondoñedo es distinta. Y es distinta para ser más Mondoñedo. Tuve esa etapa de poemas sentimentales y tristísimos que es un lujo que solo se puede permitir la juventud. Luego mi primer libro ya no, es un libro que podemos llamar en el borde del surrealismo, pero yo no me atreví a la coacción de toda la poesía gallega, del mismo tiempo. Era muy importante... y uno parece que no se atrevía a disparar sus escopetas. Fue "Mar ao Norde", un libro pequeñito, pero con poemas algunos de los cuales sigo recordando. Y luego inmediatamente "Poemas do si e non". Es del año 33. Está con lustraciones de Luis Seoane. Es una falsa historia de amor, primero él, luego ella, luego los dos. Y al final muere ella. Alguna gente se lo tomó en serio. Y creyó que efectivamente, ella había existido y se me había muerto poco menos que acostada en mis versos y en mis palabras. Es curioso... pero la gran tradición literaria gallega de la Edad Media, era ignorada por los poetas del "Resurgimento", como si no hubiera existido. Lope llegó a decir: "Galicia nunca fértil en poetas". Lo cual no era verdad, porque, no solo... los cancioneros están llenos de poetas gallegos y portugueses, pero muchos gallegos, sino que además, una gran cantidad de poetas de Castilla, como Alfonso Álvarez de Villasandino, que era de Villasandino, al lado de Burgos, escribió cientos de poemas en gallego, de modo que había una gran tradición literaria. Era ignorada. De modo que mi generación, y bueno, los mayores de ella, puedo llamar de mi generación a Filgueira Valverde y Brouza-Brey, que me llevan diez años. Pero fueron, fuimos, los primeros que la conocimos. Para mí fue un enorme descubrimiento y entonces escribí ese libro "Cantiga nova que se chama Riveira" en el cual, con los metros y las formas de la poesía medieval, yo hice poesía contemporánea, poesía actual. -Estos años líricos, son también años épicos, los de la república y la lucha por el Estatuto de Autonomía de Galicia. Una lucha en la que Cunqueiro se implica personalmente. En estos momentos milita en el Partido Galleguista de Castelao y se sitúa de hecho en el ala más radical de este partido, en el llamado arredismo, es decir el independentismo, aunque también simpatiza con el sector católico representado por Vicente Risco. El estallido de la guerra civil desconcierta y asusta a Cunqueiro, el Partido Galleguista es perseguido y algunos de sus líderes como Alexandre Bóveda son asesinados. El idealismo de Cunqueiro no sobrevive a esta prueba y como otros miembros del ala conservadora de la organización, el escritor de pone a salvo acercándose a la falange. -Ahora todos somos antifranquistas. Si me pilla todo aquello con veintipocos años, pues no sé exactamente cuál sería mi posición política. Todos nos imaginamos en el papel de superhéroe en situaciones malas, pero a veces no sucede. En su escondite de Ortigueira, Cunqueiro gana algún dinero con la edición de un periódico encendidamente patriótico, "Era Azul". La publicación enseguida llama la atención de las autoridades, que quieren contratar a todos sus colaboradores. Descubren entonces que es Cunqueiro, él solo, quien escribe todos los artículos y secciones bajo diferentes seudónimos. Comienza así una fulgurante carrera en la prensa, en la que el escritor, ahora periodista improvisado, acabará en el diario ABC una vez que los sublevados están en Madrid. -Cunqueiro se casa, nace su primer hijo, César, las cosas parecen irle bien y de repente todo cambia. Su matrimonio fracasa, a Cunqueiro se le prohíbe escribir en la prensa y se ve obligado a abandonar Madrid. Muchos años después, el escritor todavía se resistía a hablar de este momento crucial de su vida. Según su biógrafo, Armesto Faginas, la causa de la caída en desgracia del escritor fue una queja formal de la embajada francesa. Cunqueiro ofreció al embajador promover una campaña de prensa para mejorar la imagen de Francia en España. Tras cobrar las 8000 pesetas, cantidad importante para entonces, Cunqueiro no logró que se publicase una sola línea. Quizás ni lo intentó. El gobierno quiso entonces ponerle un castigo ejemplarizante con una sanción extrañamente dura para algo que parecía una ligereza, a Cunqueiro se le retira el carné de prensa, a la vez que se cursa una circular a todos los medios para que no se le dé trabajo ni se le publique. La Falange decide expulsarle, pero es entonces cuando se descubre que no había llegado a afiliarse, solo había fabulado con hacerlo, algo bastante propio de Cunqueiro. Cunqueiro se ve obligado a refugiarse en Mondoñedo, que es como si fuera a refugiarse a su niñez feliz. -Cunqueiro se acerca entonces a los 40 años de edad y no cuenta con ningún medio de subsistencia que se pueda considerar como remotamente estable. Escribe con seudónimos para burlar la prohibición de Ministerio. Casi se puede decir que escribe cualquier cosa y en cualquier sitio. Incluso un santoral misionero en la revista "Catolicismo", en el que a veces da la impresión de que se inventa algunos de los milagros que les atribuye a los santos. Las cartas de Cunqueiro de estos años nos lo muestran melancólico, preocupado por las deudas. Es un Cunqueiro, que quizás por primera vez en su vida, esté deprimido. "...o casi nada, salvo dos o tres canciones, o dos o tres páginas. Me veo solo, agachado en un agujero, y encima de todo, toda la escura porquería moral e intelectual de esta hora". En "Merlín" está toda... una galería de personajes, una colección de temas, nacidos todos ellos o arrancados, de la tradición fantástica oral de mi país gallego. Galicia es un país de tradición oral, un país ahistórico que la gente no tiene memoria de la época en que pasaron las cosas. La muralla de Lugo, por ejemplo, dirán, no que la hicieron los romanos, sino los moros. Y lo mismo la Catedral de Santiago. Y la tradición oral... pues los temas de ella, corresponden a todas las épocas posibles. Son siempre pasado, pero de alguna manera, puesto que predican del hombre son también tiempo presente, claro. -Pues en "Merlín e familia" hay verdaderos descubrimientos. Está el mundo de la aldea, al mismo tiempo del mundo del mito. Está el mundo de lo legendario, al mismo tiempo está el mundo de lo cotidiano. Está un tratamiento, una voz, que ve las cosas con ironía y con ternura, con humor y con distancia... Por otra parte "Merlín e familia" es una historia de aprendizaje. Está contada cuando ya el protagonista es muy viejo. Está recordando... Y yo creo que está también esa cosa tan cunqueiriana, que es la capacidad para encabalgar historias. -"Merlín e familia" es una maravilla. Es de una exactitud y un realismo prodigiosos. Yo siempre defenderé que Cunqueiro es un escritor naturalista, con una capacidad de observar el campesinado... única. No solo el campesinado, no solo los tipos, sino la forma de razonar de los campesinos. Al año siguiente, en 1956, da a la imprenta "As cronicas do Sochantre", "Las crónicas del sochantre" que transcurre en la Bretaña de los tiempos de la Revolución Francesa. Su protagonista es un típico antihéroe cunqueiriano, un humilde músico que poco a poco se va dando cuenta de que las personas que le acompañan en un viaje son en realidad almas en pena, que le van contando cada una su historia. Yo no había viajado todavía a... Bretaña. Así que inventé un paisaje bretón y cuando fui por primera vez, y por segunda a Bretaña, vi que había acertado plenamente. Es decir, yo había contado una Bretaña que existía. Hasta el vado del río Aulne, por ejemplo, tenía las mismas piedras que yo había dicho y... yo no lo sabía por nada y por nadie. -Pues ese fue mi descubrimiento de Cunqueiro. Y descubrí, bueno, una literatura que realmente se salía de todo lo que se estaba haciendo en España en aquel momento. Había un mundo fantástico, un aprovechamiento de la leyenda de la Santa Compaña, estaba lleno de historias, maravillosas, fantásticas. No era exactamente una novela ni era un libro de relatos, había teatro interpolado, había apéndice... Bueno, aquello era un género nuevo. -Está ese viaje estrambótico que tiene como un tipo de inventiva... Son pistas que a mí, particularmente me han enriquecido muchísimo. Que son pistas que andan entre lo surreal y lo expresionista. Es un libro muy clásico de él, porque ahí sí que están los fraccionamientos y lo que son las aventuras como muy predeterminadas. Es un libro que tiene la unidad de la trama en estos cabalgadores disparatados, pero a la vez se van conjuntando todas las historias de ellos... Su siguiente libro es: "Si o vello Sinbad volvese ás illas", "Si el viejo Simbad volviese a las Islas", donde los relatos de "Las Mil y una noches" se cuentan en una taberna gallega y el contador de historias no es Sherezade, sino un tabernero que vende vino de Ribeiro. -Esa metáfora, yo creo que es maravillosa, un Simbad ya viejo, que está contándole a un niño un naufragio de unas naves en el estrecho de Ormuz, y está con una naranja, con unas mondas de naranja, y las echa en un balde azul y entonces las mondas son las barcas y el balde es el porceloso mar, la porcelosa Mar Oceana. Un prodigio de imaginación increíble. -Y aunque teóricamente está transcurriendo en un mundo más o menos orientalizante, etcétera, es un mundo gallego. Cunqueiro utiliza la referencia local para construir un Universo, totalmente, con una voluntad de comunicación general. Yo no creo en las musas, ni creo en eso que se llama la... inspiración. Creo que uno tiene más o menos un cierto poder de... vocación, se va cargando de memorias, sabe, un escritor, yo por lo menos para mí, que la verdad no basta, que hay que tener una memoria deformante y sobre ella... construye el asunto, el tema, y lo desarrolla. -Ahora, yo creo que en él hay una nostalgia de los mitos, una gran nostalgia de los mitos, y una convicción de que los mitos han desaparecido, de que el mundo ya no es mítico. Y yo creo que eso le da una mirada, a lo largo de su obra, cada vez más melancólica. El último Cunqueiro es un Cunqueiro que incluso acababa mal los libros, porque ya no cree, ni en el libro que ha empezado. Parece como si tuviese una ilusión por encantarse con el mito y según va desarrollando el libro se va desencantando, se va dando cuenta de que tal vez está acometiendo una labor que ya no tiene sentido. -Son mundos que empiezan y acaban con él. Él tiene un reflejo o un espejo, peculiar para ver... con ese sentido cosmopolita o universal, todo lo que es la herencia europea y lo que es la herencia de los mitos y las leyendas que vienen de fuera que se recrían en nuestros noroeste, eso es una materia que le da a él una gran personalidad. -¿Pero escritor en gallego o en castellano? Es un asunto que se ha suscitado algunas veces, el de la lengua literaria de Cunqueiro. Sí existe unanimidad en considerarle un maestro de los dos idiomas. ¿Pero era realmente Cunqueiro un escritor bilingüe? Si hemos de creerle a él, no. -Tú cotejas, "Merlín y familia" en gallego y en castellano y son la misma novela, pero son dos novelas diferentes. Él maneja las dos lenguas con una maestría singular. E incluso hace que el castellano suene un poco a gallego, lo cual le da una gracia especial al castellano de Cunqueiro. -Decía que una lengua le tenía que saber a pan. Eso ya te hace una declaración de intenciones que a partir de ahí, si no quieres a un personaje así, es que no puedes ser de nosotros. -Yo creo que Cunqueiro... asumió un compromiso, el de escribir en su lengua, y de escribir bien y de ofrecer una imagen profunda de lo que él llamaba, un poco admirado, "el ser gallego". que en realidad es... En lo que indaga Cunqueiro es en la condición humana sin más adjetivos. "Don Hamlet" fue un extraño fruto de la imaginación de Cunqueiro. En su revisión del mito shakesperiano el autor incorpora ideas freudianas de culpa, adulterio e incesto, que escandalizaron a los censores de la época. La obra fue inicialmente prohibida por una denuncia por inmoralidad. Enviada a Madrid para su prohibición definitiva, los censores madrileños creen que es la obra clásica de Shakespeare, y la aprueban sin leerla. Sin embargo nunca ha llegado a ser una obra popular. Para muchos es demasiado oscura y difícil. -En el tiempo que le tocó vivir a Cunqueiro, salvo para algunos amigos suyos, como Néstor Luján o Joan Perucho, la imaginación no estaba de moda. La pasión del autor por soñar y fabular iba contracorriente de la literatura que se hacía en ese momento, sobre todo en España, donde dominaba la novela social y realista. Para una generación de intelectuales para los que en el arte todo tenía, por fuerza, que ser deliberado, no era creíble que un escritor no tuviera un compromiso. Y sin embargo Cunqueiro era, en cierto modo, un escritor comprometido, pero con su propia imaginación. Yo he sido siempre muy consciente de lo que hacía. Y aunque parezcan mis libros que a veces me apasiono, yo... he calculado con mucha frialdad, la dosis de fantasía, de imaginación, de libertad creadora, con el realismo, con el contrapunto realístico absolutamente necesario para que la fantasía se sostenga sobre esto. Que esto lleva a la monotonía en muchos casos... ya lo sé. Yo no lo aplico a mí porque no soy un gran escritor, aquella frase de Dino Luciatti que decía que todo gran escritor es espléndidamente monótono. Yo no me aplico ni el "grande" ni el "espléndidamente", pero sí que todo escritor es siempre monótono. El hecho es que, ni "Las mocedades de Ulises", ni su siguiente obra en castellano, "Un hombre que se parecía a Orestes", que es una profunda reflexión sobre la inutilidad de la venganza, llegarán a tener el eco que Cunqueiro esperaba. Y eso a pesar de que esta última recibió el premio Nadal en 1968. -"El muerto puede ser Orestes o no serlo, lo que importa es que tú tengas la seguridad o la esperanza de que lo haya sido. Unos días estarás cierto de ello, y otros no. Pero, con las dudas, tu vida será diferente. Un hombre que duda es un hombre libre, y el dudoso llega a ser poético soñador, por la necesidad espiritual de certezas, querido colega. La filosofía no consiste en saber si son más reales las manzanas de ese labriego o las que yo sueño, sino en saber cuál de las dos tienen más dulce aroma". -Pero me parece que intenta como una especie de realismo, de realismo dentro de su peculiar manera de trabajar. Y ese realismo, en el que me parece que hay muchos anacronismos, continuamente está surgiendo elementos anacrónicos, yo creo que es... muy interesante en la creación de la atmósfera. Yo creo que es una novela donde... la atmósfera no parece contemporánea ni deja de serlo, no pertenece al mundo clásico, ni deja de pertenecer... Yo creo que eso... Me parece de una gran maestría. Pero el Orestes con el que comienza el libro no es Orestes, sino un hombre que se le parece. El verdadero protagonista no aparece hasta casi mediada la obra. De nuevo el juego de las identidades, la duda hamletiana y la reflexión sobre la condición humana, que se aproxima, puede que sin quererlo, al existencialismo. -El tema que creo que le preocupa sobre todo, es el del tiempo. El del transcurso del tiempo, el paso del tiempo, o la... cómo la belleza se deshace. Lo único que nos mantiene es... la memoria, ¿no? De... de ese tiempo, y del papel de la poesía, de la propia literatura como, como... el mantenimiento de eso que fue, y que ya no... que ya no existe. -La verdad es que te llenaba de luz en un tiempo de sombras, espoleaba tu imaginación, vapuleaba una conciencia conformista y demasiado apegada a la penosa realidad comprometida de aquellos tristes años y era un ramalazo de luz que daba gusto. -Al llegar a la década de los 60 del siglo, Cunqueiro seguía siendo esa rareza de la literatura gallega y española incluso hoy en día, un escritor que vive exclusivamente de escribir. Pero para conseguir ese milagro, tiene que colaborar en toda clase de publicaciones, o hablar en la radio casi a diario, donde cuenta historias con su voz inconfundible. Además con su buen amigo, el escritor José María Castroviejo, recorre el país dando unas charlas a dos voces que tienen un considerable éxito de convocatoria. Cunqueiro se interpreta a sí mismo. Es un hombre que se parece a Cunqueiro y que se ha obligado a vivir en el mundo de fantasía, de erudición e ironía que ha creado en su obra, tanto por placer, como por necesidad. Porque lo cierto es que se ha atado a una dura vida de jornalero de la máquina de escribir. Una vez más, serán los amigos, los que vengan a rescatarle. En este caso será Cerezales, que le ofrece un trabajo de redactor en Faro de Vigo. Tras 13 años de travesía en el desierto Cunqueiro vuelve a ser, lo que en el fondo nunca había sido, periodista. Se convierte en costumbre que cuando hay un hueco en el enmaquetado suba un mecánico de los talleres a pedir a don Álvaro un artículo para llenarlo. Este, con su facilidad para escribir en cualquier momento, sobre cualquier cosa, teclea un artículo, siempre de las dimensiones justas. En Faro Deportivo, el suplemento de fútbol que también dirige, escribe una sección en la que trata de anticipar los resultados de la liga con una baraja de tarot. -"Ha terminado la liga y enfundamos la baraja, Hubo, como saben, la natural dificultad de adecuar unos tiros que estaban por tradición dados para amores, dinero, viajes, ausencias, etcétera, a un deporte como el fútbol. Muchas veces no era posible traducir. Una vez me salió que el Deportivo estaba embarazado". -El resultado de todo esto, es una obra periodística densa y original, una especie de erudición poética, que constituye toda una enciclopedia cunqueiriana. -Ahí es insuperable. Todos sus artículos, cualquiera de ellos, es una pieza maestra. Entonces, Cunqueiro es un... plusmarquista de la distancia corta, que es el artículo. -Sus artículos son muy divertidos. Son variopintos, tratan de todo, incluso parecen hechos por la voz de alguno de sus personajes. Parecen, ¿no? Esa voz... es una voz literaria. -En cada columna de Cunqueiro está toda la obra de Cunqueiro No se olvida de quién es, por mucha prisa que tenga, y por muy alimenticio que sea el oficio de periodista. Creo, Manolo, que una de las cousas máis importantes en la cociña, e usar cousas que estén en sazón. Por ejemplo este peixe que vas a preparar, -Este peixe es rape. A finales de los años 60, el gastronómico es un género literario poco estimado por los críticos pero muy valorado por los lectores y es fácil entender por qué. En la España del desarrollismo vive la 1a generación sin hambre. Y la nueve industria turística demanda textos que pongan en valor los productos locales. En otras palabras, Cunqueiro es un erudito de la cocina, pero también, y quizás sobre todo, es un hombre que disfruta comiendo. Muchos años atrás ya había escrito junto con su amigo Castroviejo, "El Teatro Venatorio y Coquinario Gallego", reeditado más tarde como "Viaje por los montes y la chimeneas de Galicia". Es un libro muy divertido. Castroviejo cuenta naturalmente cómo se caza, él es un cazador nato, es un animal venatorio, ya por esencia. Y yo cómo se cocina la caza. Pero es en "La cocina cristina de Occidente", que sale a la luz en 1969, donde Cunqueiro alcanza la cima del ensayismo en este género. -"En las leyendas atlánticas se asegura que el congrio y el rodaballo beben aguardiente de algas rizadas. Ese aguardiente que el martín y la gaviota fabrican en las rocas, en las Cíes de Vigo, en Valentía de los españoles, de Irlanda, o en la isla de Ons, que tiene en verso, 'Illa de Ons preñada do mar', que saben todas las olas de la ría de Pontevedra. Ons se ruboriza y se tapa el rostro verdimoreno con una mano de niebla". La editorial dio en quiebra, y apenas hay unos cuantos ejemplares. Yo tengo uno, Néstor Luján tiene un par de ellos, en fin... En Barcelona sobre todo, que era donde estaba la editorial, y guiado por Néstor Luján, algunos amigos míos han conseguido ejemplares, y me escriben y me piden. Una chica norteamericana que está escribiendo una tesis sobre mí, constantemente me escribe: "No, tal, Photocopy". "¿Cómo voy a fotocopiarle un tomazo enorme? Venga", le digo. -Yo creo que es el primero que realmente fabula con la cocina. Entonces él, de alguna forma, empieza a convertirse en un narrador fabuloso, porque habla de las cosas que nadie sabe. Y él lo pone encima de la mesa, de alguna manera, imaginariamente atractiva. Creo que es el primero que es consciente de la raíz gastronómica como tal y de que ella no deja de ser otra cosa que una bandera cultural. -Y lo que más me atrae y me emociona es que nunca acaba de dar una receta, nunca. Que cuando intentas hacer una receta de Cunqueiro no sale nunca. Porque ha habido más imaginación que realidad en la mesa. Y en el fondo es verdad, cuando comes, lo que te acuerdas es lo que le vas poniendo a los recuerdos. No vas haciendo las recetas exactas, no hay todavía la memoria que existe hoy en día, donde todo es matemático, él piensa... cómo comían los reyes, cómo comían las señoras, cómo comían las damas, cómo comían los pintores... -Cunqueiro está creando en estos años otra parte de su obra, una en la que el pueblo gallego, la Galicia rural en concreto, para a ser el protagonista. Se trata de invertir el proceso creativo que había ensayado hasta entonces. En vez de humanizar el mito, lo que hace es mitificar lo humano. Los sencillos personajes de la Galicia rural, que él había conocido como niño, pasan ahora a convertirse en trasuntos de héroes y leyendas. Este libro salió primeramente en gallego con el título de "Xente de aquí e de acolá". Son unos cuarenta retratos, de gente gallega, la más de ella... alunada y mágica, creedora en prodigios, depositaria ella misma... de... poderes... mágicos. Y creo que sin duda ninguna... el conjunto da un retrato muy veraz de un cierto tipo de gallego, de ese gallego creedor y mágico del que he hablado tantas veces. -Yo, en la obra de Álvaro Cunqueiro, en "Xente de aquí e de acolá" descubrí el verdadero realismo, que es una aproximación... una aproximación maravillada a la maravilla del mundo. Yo no había visto... a nadie culto, escribir narraciones desde esa perspectiva. Aún tenía 16, 17 años. Aún no había leído a los autores del boom americano que leí después, y del realismo mágico y todo esto. Sí que había leído por ejemplo, soy asturiano y como asturiano, pues con unas preocupaciones sociales muy marcadas, y había leído a Solás y a Flaubert. Sí había leído a Clarín y a Eça de Queiroz, y tenía una idea un tanto extraña del realismo. Un tanto extraña que es por cierto lo ortodoxa que tienen en los... que tienen en las facultades de filología. Con el tiempo, la trilogía que comienza, con "Xente de aquí e de acolá", se irá haciendo un lugar de honra en la literatura, en gran parte como testamento poético de un mundo crepuscular, el de la aldea gallega. Pero su obra en castellano de estos mismo años seguía sin ser reconocida en el panorama literario español. Y hablamos de lo que podrían considerarse dos obras maestras. Su fantasiosa recreación del renacimiento italiano, "Vida y fugas de Fanto Fantini", y quizás su obra narrativa más críptica y rica en referencias, la densa y compleja: "El año del cometa con la batalla de los cuatro reyes". -"Fue hace dos veranos, salía de detrás de una cortina uno que pasaba por ciego pero no lo era, y se ponía a gritar en verso si no habría en la ciudad una moza que lo guiase por los caminos. Era muy alto, y tentaba el aire hasta dar con unas flores que había encima de una mesa, a las que tomaba por testigos indiferentes de su desgracia. Dijo que se clavaba espinas de aquellas rosas, y pidió a unos santos antiguos, que nombró por orden, que las yemas de los dedos se le volvieran ojos. Las gentes lloraban, y una pupila de la Calabresa, aquella larga, flaca, de ojos azules, que se hacía llamar la Joya, se levantó, ofreciéndose. El hombre dejó de hacerse el ciego, y le dijo a la Joya que se sentase, y que siempre había en provincias una sentimental que le jodía la apoteosis. Sin embargo se compadeció al ver a la muchacha de pie en el palco, con los brazos abiertos, y le tiró una rosa antes de seguir el llanto, pues aquel actor gastaba pantalones rojos, con una cinta negra por debajo de las rodillas". Quizás el pesimismo que exhala "El año del cometa", pueda tener algo que ver con su estado de salud, que se había ido deteriorando en el curso de los últimos 10 años. Aquejado de serias dolencias, el escritor no se cuida lo bastante. La cocina, su gran pasión, es también su gran enemiga. El escritor que se sabía todos los secretos de los curanderos de Galicia, no podía curarse a sí mismo. -Semanas antes de morirse, yo fui a Vigo, y... a su casa, a su piso del Marqués de Valladares, y subimos, iba con mi mujer, con Mercedes, nos abrió la puerta y... lo vi que estaba escribiendo. Y su máquina de siempre... Le dije: "¿Qué estás escribiendo?". "No, nada, es que me han perdido. El libro que mandé a destino, lo han perdido, y debo volverlo a escribir". Dije: "¿Pero no hacías copia". "No, no, yo... nunca he hecho copias y...". Lo cual quería decir que él mandaba los artículos sin copia, los libros, las novelas sin copia, él lo escribía todo y lo hacía y... si se perdía, pues... pasaba eso. -Hay unos versos de Cunqueiro, que creo que son de los últimos que escribió, "Y ahora..." Creo que eran más o menos, lo invento un poco, decía... "I ahora que me moro, i ahora que... Deu me conta, que nunca... cantar a rula". Y la rula, la tórtola, esa paloma torcaz que aparece tan frecuentemente en su canto, en los poemas de Cunqueiro, de repente era una tórtila imaginada. Pero ¿cuál es el lugar de Cunqueiro en la literatura? En Galicia ha ascendido al panteón de los clásicos, pero es conocido tan solo, por su obra en lengua gallega. En concreto por su Merlín, que todos los escolares conocen y estudian, pero, ¿y fuera de Galicia? -Yo creo que no era un escritor reconocido para nada. Tal vez cuando le dan el Nadal, con "Un hombre que se parecía a Orestes", pero tampoco aquello fue un gran éxito, y lo que es peor, yo creo que sigue sin tenerlo. -Yo he sido muy defensor, muy valorador, y no ha habido tribuna a la que no me subiera a declarar mi herencia cunqueiriana. Y no, sí, generalmente había un público impávido que no tenía ni idea de que yo estaba haciendo. Esa ha sido una parte del destino de escritor de Cunqueiro. -De hecho, una parte de su obra, ha quedado en este mundo de la imaginación. Está aquella novela del oeste que no llegó a terminar en la que loa vaqueros hablaban castellano y los indios en gallego. Aquel libro que decía que tenía casi acabado y que se titulaba "La taberna de Galiaga", que no escribió. Su versión de "Las mocedades del Cid", y de "Las mocedades de Fausto", que debían completar una trilogía con "Las mocedades de Ulises", pero que tampoco escribió. Y también aquel libro de memorias del que hablaba al final de su vida. Y que iba a ser la historia de un hombre que recordaba su vida no como había sido realmente, sino como él lo había imaginado. No lo escribió tampoco. Solo pensó su título y por cierto es uno de los más hermosos de la literatura gallega. "Ceniza en la manga de un viejo". Un título para un libro que no existe. o quizás sí, es el conjunto de la obra cunqueiriana. En realidad son unas memorias de la vida de Cunqueiro, no como fueron, sino como en realidad él las vivía en su imaginación y a la que puso como broche de oro un último verso, el epitafio que eligió para sí mismo y que se ha hecho famoso, posiblemente no haya ningún escolar gallego que no lo sepa de memoria.

Imprescindibles - Álvaro Cunqueiro

01:05:09 12 jun 2015

El documental desbroza la obra de uno de los mejores prosistas del siglo XX, Alvaro Cunqueiro, y nos muestra el proceso de construcción de un universo profundamente vitalista en su concepción, plagado de poesía, divagación y melancolía.

Histórico de emisiones:

06/05/2012

 

El documental desbroza la obra de uno de los mejores prosistas del siglo XX, Alvaro Cunqueiro, y nos muestra el proceso de construcción de un universo profundamente vitalista en su concepción, plagado de poesía, divagación y melancolía.

Histórico de emisiones:

06/05/2012

 

ver más sobre "Imprescindibles - Álvaro Cunqueiro " ver menos sobre "Imprescindibles - Álvaro Cunqueiro "
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Avatar de zola zola

    Maravilloso documental sobre el genial Alvaro Cunqueiro. Su literatura está llena de fantasía y de una gran cultura clásica. Enhorabuena a TVE por regalarnos estos interesantes documentales,

    23 jun 2015

Los últimos 252 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Juan Goytisolo (Medineando)

    Juan Goytisolo (Medineando)

    1:00:05 25 jun 2015

    1:00:05 25 jun 2015  Juan Goytisolo, último escritor galardonado con el Premio Cervantes, es una de las grandes figuras de la literatura española. El documental traza el recorrido hacia el sur, primero en España y después en Marruecos, que ha marcado la biografía sentimental e intelectual del autor y las sucesivas rupturas y reconstrucciones que han convertido a Goytisolo en un "imprescindible" de la cultura española y universal.

  • 1:03:45 19 jun 2015 Un retrato de la bailaora Cristina Hoyos y de cómo encaró éxitos y fracasos. Una incursión en su vida cotidiana y en sus recuerdos que arranca con una determinación. Hay encuentros que marcan una vida. Encuentros que transforman a una persona en lo profesional y en lo sentimental. La primera vez que la bailaora Cristina Hoyos escuchó hablar de Antonio Gades no había cumplido 18 años, pero tomó una determinación que marcaría su futuro: conocer a Antonio Gades y formar parte de su Ballet. Fue la misma determinación con la que encaró su vida personal y artística. La misma que le ayudó, muchos años después, a afrontar una grave enfermedad: 'Salí de la operación moviendo el brazo porque tenía la seguridad de que no me podía morir, de que el baile para mí era vida y que nada me iba a alejar del baile'. A través del documental asistimos a su vida cotidiana en la sala de ensayos donde prepara la obra de García Lorca Poema del Cante Hondo en el Café de Chinitas y su estreno, en el Teatro Maestranza. Viajamos también al estreno, de la misma obra, en el Teatro Thália, en Budapest. Histórico de emisiones:01/04/201102/09/2011

  • Álvaro Cunqueiro

    Álvaro Cunqueiro

    1:05:09 12 jun 2015

    1:05:09 12 jun 2015 El documental desbroza la obra de uno de los mejores prosistas del siglo XX, Alvaro Cunqueiro, y nos muestra el proceso de construcción de un universo profundamente vitalista en su concepción, plagado de poesía, divagación y melancolía.Histórico de emisiones:06/05/2012 

  • 58:08 05 jun 2015 A los nueve años ya escribía zarzuelas y a los quince dirigía la banda de música de su pueblo. Este niño prodigio, de extremada sensibilidad y con dotes naturales increíbles, aprendió a solfear antes que a leer, y con el tiempo se transformó en el mayor exponente español de la zarzuela.En treinta años, Ruperto Chapí escribió más de trescientas obras, entre óperas, zarzuelas y música instrumental. Se atrevió con todos los géneros y su música conectó y encandiló a sus contemporáneos, que se identificaban con la temática de sus obras, fiel reflejo de la vida de la España de la época. Sus obras siguen ganando adeptos cada vez que se representan. Como muestra, 'La Revoltosa', zarzuela emblemática estrenada en el Teatro Apolo de Madrid en 1897, que se sigue representando en la actualidad.El rodaje del documental arrancó en Valencia, con la grabación de la zarzuela 'El rey que rabió', y siguió en Villena, Alicante, Madrid, Roma y Milán. En todos estos lugares se han seguido los pasos del compositor, desde que nació, hasta su temprana muerte. Su formación, sus vivencias, sus éxitos y sus desventuras.'Chapí. La esencia de la zarzuela', se completa con intervenciones sobre la vida y obra de Chapí de especialistas en su obra, compositores, directores de orquesta e intérpretes líricos. En ellos, nombres como Paolo Pinamonti, director del Teatro de la Zarzuela, Enrique García Asensio, director de Orquesta, Emilio Casares, musicólogo, y Mari Luz González, directora del Archivo de la SGAE. También cuenta con la colaboración de la Coral Ambrosio Cotes de Villena, la Orquesta Sinfónica de Alicante, la Banda Militar de la Academia General del Aire y del Conservatorio de Música de Villena, que han interpretado obras de Chapí exclusivamente para este documental. 

  • 56:53 29 may 2015 Documental que repasa la trayectoria profesional del fotógrafo y su ámbito personal: naturalezas muertas, retratos, desnudos, paisajes… Todas las fotografías de Toni Catany son tomadas de una manera particular, sin pertenecer a ninguna escuela. Este documental se adentra en la vida más íntima del fotógrafo, una persona reservada y obsesionada con el porqué de las cosas y el paso del tiempo. Un viajero incansable que recorre los cinco continentes en busca de la esencia de aquel Mediterráneo que marcó su infancia en Mallorca.Este trabajo surge a raíz de una conversación que mantiene el director y guionista, Cesc Mulet, con el fotógrafo en su pueblo natal, Llucmajor (Mallorca), y se ha filmado en diferentes ciudades de todo el mundo en las que pervive la huella de Toni Catany: Llucmajor, Vilafranca de Bonany, Ibiza, Barcelona, Madrid, París, Mumbai y Adana. 

  • 59:25 22 may 2015 El documental "Una mujer de teatro" traza un retrato humano de Nuria Espert a la vez que establece su significado como figura emblemática de la escena española. A través del testimonio de la actriz y de personalidades como Lluís Pasqual, J. Luis Gómez o Glenda Jackson.

  • Antonio Mingote

    Antonio Mingote

    1:01:00 15 may 2015

    1:01:00 15 may 2015 A través de la perspectiva de Joan Sella Montserrat, sobrino segundo del dibujante y periodista de TVE desde hace más de 25 años, asistimos a los eventos más importantes de la vida y obra de este genial dibujante fallecido en abril del 2012 a los 93 años.En otoño de 2011 ABC publicó en su sección "La tercera" (el espacio reservado a las grandes firmas) lo que en principio era una carta privada de Mingote al director de su periódico, en la que pedía el relevo inmediato. De no poder ser así -proseguía el dibujante- "no me comprometo a seguir mandando un dibujo todos los días". ABC aceptó sus condiciones y, hasta la fecha de su fallecimiento, el diario combinó 'refritos' con viñetas inéditas.Histórico de emisiones:13/01/2013 

  • 1:02:23 08 may 2015 Cristóbal Halffter pertenece a la llamada Generación del 51, un grupo de artistas que renovaron el panorama musical español mediante la introducción de técnicas de la vanguardia europea, como el dodecafonismo y el serialismo.Este documental muestra al autor en todas sus facetas, tanto en la que es su seña pública de identidad, el músico, como en la familiar y personal, donde ha destacado por su comportamiento cívico, y por ser un implacable luchador por las libertades y la cultura. La cinta, dirigida al gran público y no solo a expertos en música clásica contemporánea, analiza con detalle la figura de este músico universal, y relevante humanista, cuya esencia habita en Europa, principalmente en España y Alemania, pero también en el resto del mundo.Apoyándose en entrevistas a su mujer, sus hijos, sus amigos más íntimos y, también, cómo no, a personajes destacados de la música y el arte contemporáneos, el documental narra de forma ágil quién es realmente este artista, criticado y aclamado como un genio vanguardista.

  • Josep Pla

    Josep Pla

    1:02:17 01 may 2015

    1:02:17 01 may 2015  Documental biográfico sobre la vida y obra de Josep Pla, éste se divide en cuatro etapas: la primera (1897-1936) describe su etapa como corresponsal de prensa, autor de libros de éxito, diputado y corresponsal parlamentario en Madrid. En la segunda (1936-1948) se narra su huida a Francia al estallar la guerra civil, su regreso a Barcelona con las tropas franquistas y sus años de reclusión voluntaria en el Ampurdán, años de reflexión que inspirarán definitivamente su obra; la tercera parte (1948-1965) se dedica a su etapa como autor de reportajes para la revista Destino, durante la cual escribirá obsesivamente sus nuevos libros y elaborará su obra completa; la cuarta y última (1966-1981) es la de El quadern gris, síntesis de toda la obra planiana, y la del reconocimiento general de su literatura como una de las aportaciones más valiosas de la cultura catalana a la cultura española y universal.

  • 1:02:24 24 abr 2015 El documental narra la vida y obra en primera persona y a través de los amigos más intimos de una de las más representativas figuras de las letras españolas durante la última mitad del siglo XX .

  • 58:45 17 abr 2015 El documental nos presenta, el mundo del music hall, el cine, el humor y el espectáculo en general en España de la mano de Enrique Herreros, lo que fué su vida y lo que supuso como fabricante de ilusiones en una España triste de posguerra, haciendo que los sueños de Hollywood se pasearan por Madrid.

  • 57:35 10 abr 2015 Una producción que desvela la especial personalidad de la artista, ligada al teatro desde incluso antes de nacer y que terminó siendo historia imprescindible del mundo del espectáculo español.

  • Semprún sin Semprún

    Semprún sin Semprún

    1:01:48 27 mar 2015

    1:01:48 27 mar 2015 Semprún sin Semprún recorre la compleja y enigmática existencia de un hombre de quien sólo tenemos una imagen borrosa y pixelada.Jorge Semprún, escritor, guionista, realizador del documental “Las dos memorias”, ministro, militante clandestino contra la dictadura. Una vida imbricada en los acontecimientos del s.XX que fueron configurándole.Gracias al archivo de TVE, el documental establece un diálogo entre un Jorge mayor y uno joven. Semprún sin Semprún es un viaje, no lineal, a la vida de un hombre encubierto en un personaje, con una vida de novela y un pasado mucho más clandestino y misterioso de lo imaginable. Es un documental que habla del valor de la amistad, de la autocrítica, de la búsqueda de coherencia en la vida.El documental plantea multitud de preguntas sobre esta figura que atraviesa la segunda mitad del siglo XX español y europeo. Estas son algunas de las incógnitas: ¿Un escritor que no pudo escribir hasta que sintió que mirar al pasado no iba a fulminar su presente? ¿Cómo se vive tratando de olvidar el pasado, sabiendo que el mayor peligro avanza desde tus recuerdos? ¿Un disidente, un conspirador, un político, un perseguido, un intelectual comprometido y autocrítico? ¿El intelectual cosmopolita? ¿el gentleman? ¿el degustador de la vida?, ¿el deportado que recupera el cuerpo a través de las caricias y la fortaleza, a través de la lucha política?A través de Raimon, Jordi Gracia, Bernard Henri Lévy, Josep Ramoneda, Costa Gavras, Xavier Folch, Raimon, Esteve Riambau, Santiago Carrillo, Fernando Calvo Serraller, Natalia R. Salmonés (vda. de Pradera), Juan Goytisolo, Felipe Nieto, Carmen Claudín, Octavi Martí, Evelyn Mesquida. A través del testimonio de sus bisnietas Alexandra, Clara y Zaraza, de su nieto Thomas Landman o de su sobrino, Vincent Darré, el documental va componiendo un dibujo con tantos verdades como miradas.Histórico de emisiones:22/12/201321/11/2014  

  • 57:19 20 mar 2015 El documental es un homenaje a uno de los compositores españoles más importantes de todos los tiempos en elprimer centenario de su muerte. Isaac Albéniz nació en Camprodón (Girona) y murió 49 años después en Cambo-les Bains (Francia). Una vida breve y, sin embargo, intensa.Histórico de emisiones:06/01/2011 

  • 56:42 13 mar 2015 El documental, narrado por el bailarín Antonio Gades en primera persona, nos mostrará confidencias inéditas, imágenes desconocidas y los testimonios de algunos de sus compañeros y amigos como Plácido Domingo, Alicia Alonso, Cristina Hoyos, José Caballero Bonald, Carlos Saura y la hija del bailarín, la actriz María Esteve.A través de 'La ética de la danza' viajamos por los paisajes fundamentales de la historia personal de Gades y nos acercamos a la figura del bailarín a través del testimonio de quienes le conocieron y de algunas de las personalidades más importantes de la historia de la danza española de las últimas décadas.También vemos algunos de sus más conocidos montajes, desde la trilogía que realizó con Carlos Saura, formada por 'Bodas de sangre', 'Carmen', y 'El amor brujo', hasta su última gran coreografía, 'Fuenteovejuna'.Documental coproducido por la Sociedad Estatal de Acción Cultural (antes Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales) y la Fundación Antonio Gades.Históricas de emisiones: 28/01/201122/07/2011

Mostrando 1 de 17 Ver más