www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3977278
No recomendado para menores de 7 años iFamily - Capítulo 6 - ver ahora
Transcripción completa

Viagra, que aunque estés en coma, no te va a pasar nada.

¿Qué sabes tú de tu madre y de mí? Que tenéis fotos juntos,

"que erais novios antes de que se fuera con mi padre".

¡No puedo más! ¡Ah!

¡Mierda!

¿Qué mierda has hecho, Luis? ¿Cómo que qué mierda he hecho?

Bastante he aguantado este tiempo. ¿Os habéis estado riendo de mí?

Isa, amor mío... Isa, pelotas.

"En las fotos, mamá mira de distinta manera"

al tío Kike a como mira a papá. -¿Me la lees? Es una carta de mamá.

"Ana, esta carta está dirigida a mí".

Algo está pasando entre Laura y Kike.

Llevo todo el día dándole vueltas.

Estoy pensando en desaparecer una temporada.

Llevo todo el día dándole vueltas a la cabeza.

Tengo que tomarme un tiempo para pensar.

"Ya entiendo por qué has sido siempre tan frío conmigo".

Tú lo sabías, sabías el contenido de esa carta, ¿verdad?

Lo sabías todo.

Y no me lo dijiste nunca.

(Alarma)

(Click on cámara)

¡Quita la cámara! ¡No!

¡Dámela! ¡Trae "pa'ca"! Que no.

# No estamos juntos, tampoco separados.

# No somos uno. No estamos compinchados.

# Aquí hay de todo y no nos falta de nada.

# Una familia de lo más interesada.

# iFamily.

# iFamily.

# iFamily.

# Los Molina son así. No hay nada más que decir.

# "Welcome to iFamily".

# iFamily.

# iFamily.

# iFamily.

# Los Molina son así. No hay nada más que decir.

# "Welcome to iFamily".

Vaya, lo siento, Lola.

Es que se acaba de ir ahora mismo, sí, con Ana.

Se ha empeñado en que aprenda a montar en bici.

-Te va a crecer la nariz.

-No lo sé, no lo sé, a veces le da por no contestar.

¿Sabes? Es un despistado, se deja el móvil en cualquier sitio.

Vale, adiós.

-Te crees que Lola es tonta.

Se va a coscar de que Kike se ha ido.

-A ver, listo, ¿tienes un plan mejor?

-Cariño, este no vuelve a no ser que lo necesite, y mucho.

-Si es que somos tontos.

Siempre pasaba de nosotros.

-Dijo que mamá molaba mucho.

Y que papá era malo por querer separarnos.

-(SILBA)

Bueno, no hagamos leña del árbol caído.

-¿Kike se ha caído de un árbol y le van a hacer leña?

-¡Ay, por favor! ¡Si no fueras tan mona!

-También la cagó con Miguel y con su cita en el logopeda.

-Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo.

-Ah, ¿se ha quedado cojo?

-Afri, te ha dado por los refranitos hoy, ¿eh?

-Bueno, pues nada, una servidora a limpiar y callar.

Limpiar y callar.

Como bien dijo mi tía Viko, la sabiduría popular...

Pues nada.

Dime la verdad, Girón.

Dime la verdad, si no pasa nada, lo voy a entender.

Se te ha ido de las manos y te lo has cargado, ¿a que sí?

¿Lo tienes metido en un zulo? ¿En un calabozo?

Uy, esa sonrisita... Que te lo has cargado, ¿no?

Por tu padre, dime qué has hecho con mi hermano.

Está en Marruecos.

Enviada directamente desde el Ministerio del Interior.

Esto es Photoshop.

Se ve enseguida, mi hermano tiene kilo y medio de cemento encima

y se lo has puesto tú, ¿a que sí? Gracias por el piropo,

pero muy a mi pesar se ha ido solito y sin ayuda.

¡Que no está, que se ha ido! ¡"Sayonara, baby"!

Que cabrón...

O sea, primero utiliza a mis hijos

y después se marcha a ponerse ciego de canutos.

Te digo una cosa,

cuando lo encuentre, no hace falta que lo mates tú...

Si se queda, porque se queda; si se va, porque se va, toma.

Lola, necesito hablar con usted.

Sí, es lo que llamaría algo urgente.

¿Quién diría que se iba a fugar?

Con el aspecto de responsable que tiene, ¿verdad?

Chicos, creo que me tengo que disculpar

por haberos dejado bajo la tutela de vuestro tío.

Los lazos de sangre en estos casos son muy importantes, pesan mucho;

pero está claro que no lo son todo.

-Entonces, ¿ahora nos vamos al internado?

-Pues me temo que no.

No, porque he negociado con Girón

un cambio en los planes de vuestro padre.

Hemos encontrado un internado mixto en Madrid

para que estéis los cuatro juntitos, ¿qué os parece?

-Gracias por dejar que nos quedemos todos juntos.

Lo que sea con tal de que estéis contentos, hala...

(GRITA)

¡Eh! ¿Es que en esta familia nadie respeta la burbuja vital?

Girón, no seas aguafiestas, hombre, ¡ven aquí!

¿Tú sabes lo que esto significa? ¿Sabes lo que significa?

¡Voy a perder de vista al parásito de mi hermano!

Y a tus hijos, enhorabuena. ¡Toma!

"¿Quién quiere un cruasán?

Recién salidos del horno".

No lo puedo creer...

Te queda muchísimo mejor a ti. Este tío...

Lola, dile que le hemos echado. Claro que le hemos echado.

Así que, recoge tus cosas y márchate.

Y como solo tienes lo puesto, ya has terminado, vamos.

A ver, amigo, para ser abogado, te veo un poco perdido.

La custodia de estos cuatro angelitos no depende de ti.

No, depende de mí. Y la decisión ya la he tomado, ya está, déjalo.

A ver, vamos a ver, si esto es... No te molestes en buscar excusas

porque no me las voy a creer. O sea, que déjalo estar, ¿vale? Ya.

¡Zas! En toda la boca. "Bye, bye", hermanito.

Te has ido dos semanas sin decir nada...

(CHISTA)

Está claro que no tienes ni la más mínima intención

de ser una figura paterna.

No, ahora, sí. Bueno, pues ahora no.

Porque la decisión ya está tomada.

Ya está.

-Lola. -¿Sí?

-¿Podemos hablar un momento a solas? -Claro.

-¿Hablar de qué? -Venga, vamos.

Laura, ¿dónde vas?

¿Me pones un café?

-¿Con leche? ¿Cortado? ¿Solo? ¿Con la leche templada? ¿Caliente?

¿En taza grande? ¿Pequeña? ¿Mediana?

Con decir que no me lo quieres poner, hubiera bastado.

¿Y por qué quitarme estos placeres de la vida?

Ja, ja, ja, ja, ja y ja.

A ver, dime, ¿qué quieres?

Es mi padre.

-Perdona, pero no te sigo. Dime.

-Que Kike es mi padre. O, al menos, eso creo.

-¿Cómo? ¿Cómo?

¿Pero cómo que es tu padre? ¿Qué estás diciendo, niña?

¿Tú estás tonta? ¿Tú estás escuchando?

¿Cómo vas a ser su hija? Girón, Girón, di algo.

Girón...

¡No, Luis! ¡No salgas, Luis! ¡Luis!

"Esta carta la escribió mi madre, pero no llegó a enviarla".

¿Y esa carta? ¿Qué pone en esa carta?

Necesito saber lo que pone, Girón.

Debemos conseguir esa carta, vamos a por la carta.

Que te va a dar algo; pero ahora, de verdad, cálmate, por favor.

Me calmo...

Pero... Madre mía, vale, y...

¿Y qué quieres hacer? -No lo sé, no lo sé.

Pero no quiero que se vaya. Al menos, no todavía.

-No, claro, normal.

¡Luis, por favor! ¡Que pares! ¡Que me dejes!

Suéltame. ¡Chist!

Recuerda que puedes acabar en la cárcel, tú solo,

en una celda, doce años...

¡Doce años!

A ver, a ver, pero... ¿Y Kike lo sabe?

-Pues yo creo que por eso se fue.

Pero ha vuelto. Y eso tiene que significar algo.

-Vale, pero no lo habéis hablado, ¿no?

-No, es que no estoy preparada para hablar de eso aún con él.

Pero es que si se va ahora y así...

-Vamos a hacer una cosa:

guarda tú esta carta y...

tú sígueme, ¿vale?

-Vale. -Ven, ven.

Lo sabía.

Yo sabía que algo estaba pasando, que algo había entre estos dos,

eso se nota aquí. Bueno, bueno...

Esto es un mal sueño, es una pesadilla

y necesito despertar, salir de aquí...

Cálmate... No me da la gana de calmarme.

Yo ya sabía que entre mi hermana y él había habido algo,

pero ahora resulta que mi hija ya no es mi hija.

Resulta que ahora es la hija de mi hermano.

Tranquilo, mírame. No me da la gana.

Tú no sabes lo que es esto, no tienes corazón, no tienes hijos.

No sabes por lo que estoy pasando. Lo siento, es necesario.

¡Oh, ah, ah!

¡Mierda!

Ah...

Eh...

Bueno, chicos, creo que...

Creo que me he precipitado un poco con la decisión.

No puedo quitar la custodia así a un familiar

por, bueno, por una sola falta.

-Pero si ya estaba decidido. -¿De qué tenías que hablar?

Si estabas con nosotros. -No, no, no, no ha sido Laura.

Es el protocolo, que es así.

Sí, tampoco es una decisión definitiva, pero...

Bueno, creo que te puedes quedar, si es eso lo que quieres, claro.

Que no sé si...

Pero no sé, dinos un poco porque no...

-Tú quieres.

Sí, me quedo.

-Pero yo no quiero un tío cojo que sirva para hacer leña...

-Ana, estamos en nuestra casa y todos juntos.

-No, nosotros estamos juntos, tú estás con él.

Vamos, que vamos a llegar tarde al cole.

-Sí, venga, chicos.

(LOLA CARRASPEA)

Yo me voy a ir, porque tengo una cita.

Pero...

te imaginarás que tenemos que hablar muy seriamente, ¿verdad?

¿Un cruasán? No. No.

Siento lo del golpe, pero estabas al borde de un ataque de nervios.

La próxima vez, si no te importa, me das una sobredosis de tila.

Lo siento.

Oye, una pregunta y quiero que me contestes sinceramente.

Laura es hija mía.

Estoy seguro. ¿Seguro?

Seguro.

Mira esta foto.

¿Ves su sonrisa?

¿Crees que alguien que está embarazada de otra persona

puede sonreír así? Si te digo que no, ¿vuelves?

África está en la compra, los niños, en el colegio,

¿me contestas a la pregunta? Me parece raro

que una persona que finge estar en coma

dude de la capacidad del ser humano para el engaño.

Si al final, padre es el que cría, no el que engendra.

Olvídalo, vamos a tu habitación que como nos pillen fuera,

acabamos los dos en la cárcel. Que no, ¡que no!

Que Laura es hija mía, eso se nota aquí.

Vamos a hacer un trato.

Tú vuelves a tu cama y te portas como un buen comatoso

y yo te hago una prueba de ADN.

No me mires así.

Kike no se entera

y cuando tengamos los resultados, tomamos medidas.

¿Tomamos medidas?

Mucho de lo tuyo está a nombre de Laura.

Si lo que dice esa carta es cierto,

Kike se puede quedar con gran parte de tu patrimonio.

Venga, vamos.

Vamos.

¡Vamos!

¿Por qué has hecho que se quedara?

-Ya te ha dicho Lola que no he sido yo.

Pero, ya que se queda, igual podríamos hacer algo

para estar todos bien juntos, ¿no?

-Laura, tía, corre, corre, ven.

-Y una mierda.

No sé qué habrá hecho ese timador para engañar a Laura,

pero a mí no me la va a colar, no pararé hasta que le echemos.

-¿Y cómo lo hacemos?

Lola no le ha echado ni después de abandonarnos.

-El hurón. -¿El hurón?

-Espera...

Cuando el hurón invade la madriguera de los conejos,

la única solución para recuperarla, dada su inferioridad física,

es hacer su refugio poco confortable

para que sea el propio hurón el que la abandone.

¡Claro que sí!

Tenemos que hacer que se vaya él.

Vamos a amargarle la vida a ese hurón.

-Nosotros somos los conejitos.

¿Verdad?

(Campana)

"Hello", míster, cuánto tiempo sin verte.

Cuando se entere Curro, se va a llevar un disgusto...

Ya, ¿y eso? ¿Por qué?

Pensaba que te habías largado "forever".

Claro, es que esto de la amistad es algo muy grande.

¿Me pones una cañita? Ya conoces las normas, Kike.

O pagas por adelantado o nada.

Coño, pues ponme un vasito de agua al menos.

Marchando.

Hola. Hola.

Perdona que te haya insistido tanto en quedar,

pero como tenemos una conversación pendiente...

Vamos a dar una vuelta, móntate. Pero tira el cigarro.

(LEE) "La audiencia nacional interviene las cuentas

del entramado empresarial de Luis Molina".

Girón, despertando a la gente eres único.

Cabrones... ¡Cómo se aprovechan!

¡Cómo se aprovechan de que estoy en coma!

Toma, anda.

Que cuando me he enterado antes de venir,

me he pasado por la farmacia. Tómate esto.

Toma.

No es veneno, son calmantes. Gracias.

¿Y tú?

Tú eres mi abogado, ¿tú por qué no haces algo?

Luis, cariño, para hacer desaparecer

todos los papeles en tu contra,

más que un abogado, te hace falta un mago.

David Copperfield. Gracias.

Le he pedido al juez que nos dé una cantidad mensual

para los gastos de la casa.

Eso está muy bien.

Con 30 o 40.000 euretes al mes, va a ser suficiente.

Ya, nos da 1.500.

Se ve que el juez no considera estrictamente necesario

una asistenta, dos jardineros, un médico, una enfermera,

el seguro de siete coches de lujo y el colegio más caro de Madrid.

Luis, te presto dinero. No.

Luis... Que no, de ninguna manera.

Además, hay otras opciones.

¿Qué opciones? Bueno...

Puede... que tenga en Suiza en una cuenta opaca

tres o cuatro o cinco... o siete millones de euros.

Doce a lo sumo.

Pero claro, el problema es traerlos,

no se puede hacer una trasferencia.

Bueno... ¡Yo puedo ir!

¿Qué? Me pone el estraperlo.

Espero que te siga poniendo después de dos años de cárcel.

No me van a pillar. Bueno, mejor me encargo yo.

Para entrar en esas cuentas, Luis debe darte una clave

que te da acceso a todo su capital, ya voy yo.

La clave. Mejor va ella.

Luis, por favor. Girón...

Si tú fueras un policía de aduanas,

¿a quién dejarías pasar? Reconócelo.

Tienes una cara de corrupto que no puedes con ella.

Me encanta, soy como Mata Hari.

Además, tengo unas gafas divinas para la ocasión.

Ah, ¿sí? Sí, mira.

Mira mi adrenalina. La noto, la noto.

Sí, sí...

La noto, las dos adrenalinas noto. Luis...

¿Todavía estás aquí?

Sí.

Sí que cambia la situación, sí. Dímelo a mí.

-Hola, ¿qué van a tomar? Un par de cañitas.

-No, yo un café con leche, por favor.

Vale, para mí también.

Pero largo de café. -Muy bien.

-Así que desapareciste cuando leíste esa carta, ¿no?

Evidentemente, un susto de pelotas.

Bueno, no es mala señal que te asustaras.

A lo mejor las cosas no te importan tan poco como quieres aparentar.

Bueno, hay cosas y cosas... Sí.

Claro, sí.

Bueno, mira, yo sé quién es Kike y sé que no es trigo limpio.

Entiendo que Marta quisiera otro padre para Laura,

pero mi hermano es peor que yo,

no pasaría un examen de padre ni copiando.

Pues yo, fíjate, que creo que las personas pueden cambiar.

No, mi hermano no.

No estoy hablando de tu hermano, estoy hablando de ti.

¿Ah, sí? ¿Tú crees? Pues sí.

Si no, no trabajaría en esto.

El problema es que muchas veces

las personas no quieren cambiar realmente.

¿Tú quieres cambiar?

-¿Largo de café? Sí, para mí.

-Gracias.

Kike, ser padre tampoco es tan difícil.

Yo te puedo ayudar un poco.

Ya, pero yo no lo tengo claro. Y quizá no lo tendré claro jamás.

Bueno, bien, asumiré ese riesgo.

Si de verdad lo quieres hacer, lo vas a hacer bien.

Yo, fíjate, te noto diferente ya.

Ya...

Tú echas de menos que sea canalla y te tire los tejos.

Te gusto porque soy un sinvergüenza.

¿Quién te ha dicho que me gustes? Yo lo sé.

Tú eres muy listo, ¿no? Más de lo que tú te crees.

Íbamos bien, vamos a dejarlo ahí.

Por ahora...

Por ahora, sí, por ahora.

Este no es suyo...

Este tampoco es suyo.

¡Ah!

No, espérate, no me lo digas...

Esto tiene una explicación. Hombre, sí, sí, sí.

(SE QUEJA)

¡Ah!

Señor Girón, le estaba buscando.

Que no me ha entrado la nómina. Sí, es que...

Ha habido un proble... Ha habido un problema.

Pero me pongo con ello enseguida.

Pues rapidito, que los vecinos de al lado me han hecho una oferta.

(CARRASPEA)

Ahorrémonos las explicaciones de mentira

porque no creo que uses mucho esto,

pero le tendrás cariño, ¿verdad?

(Alarma)

Tú lo sabías.

Sabías que Laura era mi hija y te callaste como una rata.

¿Qué creías? ¿Qué no iba a estar preparado?

Eh, un momento, Luis, ¿se puede saber qué haces con eso?

Es un palo de golf ¿y sabes para qué sirve?

Para reventarle la cabeza a los que te joden la vida.

Un momento, Luis, un momento.

Vamos a hablar de un tema tan serio y como personas civilizadas.

Bueno...

Pues que sepas dos cosas:

la primera, que yo no sabía nada hasta hace nada.

Y la segunda y más importante: Laura es mi hija.

Ya, claro, y por eso mandaste a Girón

para que me hiciese una prueba de paternidad a escondidas.

Eso es un mero formalismo. ¿Un formalismo?

¿Te estás viendo? ¿Ves cómo estás?

Como siempre, un tarado, reaccionas como un tarado, que es lo que eres.

Resolviendo las cosas a golpes. Por eso te dejó Marta.

¡Tarado!

Tarado y tramposo, que yo lo he soltado.

¿Para qué has dicho que servía esto? Para romper la cabeza

a los mamones que te joden la vida. Oye, Kike, no, ¿eh?

(Alarma)

¡África!

Si es que tengo un "swing"...

¿Nunca has visto a nadie jugando al golf?

Estoy buscando a Girón, se va a enterar este tío...

¿Eh? ¿Qué pasa? ¿Que estamos en la ruina o qué?

¿Eh?

Si te contesta, te como los morros.

Estoy muy cabreada, ¿eh? Pero muy, muy cabreada.

Mediados de mes y sin cobrar.

Eh, no me toques las pelotas.

Las de golf.

Mierda, joder, a ver si se piensan que he sido yo por lo de la paga.

Me piro, "bye".

Ha sido un accidente.

¿Un accidente?

Eso es lo que va a parecer cuando acabe contigo.

Ya, pues entonces no tendrás ningún problema

en que nos hagamos una prueba de paternidad los dos.

Pues mira, va a merecer la pena aunque solo sea por ver

tu cara de gilipollas cuando veamos los resultados.

¡Ah!

Operación Desalojo del Hurón en marcha.

¿Tienes localizado al objetivo? Cambio.

"Sí, se está comiendo el jamón de papá.

Come mucho, no sé cuánto.

Rápido, que sube, corre.

Corre, corre, que sube".

Eh, tú, ¿qué pasa?

500 baños en la casa y te la has...

¿Y tienes que mear en el mío, "jodío"?

Hum...

"Casi me pilla, ya me he ocupado de lo de los geles.

¿Cómo vas con el jamón?".

-Uno no se puede morir comiendo demasiado betún, ¿verdad?

Cambio. -"No... Creo, cambio".

No estoy segura de cuál es la caliente, Miguel.

Cambio.

-Creo que es esta, cambio.

-Si estamos al lado, no hace falta usar el "walkie".

-A mí, sí, cambio. -Ok, vamos.

(Grito de Kike)

¡"Rediós"!

¡Joder! ¿Pero quién...?

¡Coño! ¡Me cago en...!

¿Quieres? No, gracias.

Pues hace 20 años por lo menos que no doy una clase.

Perdona, pero yo no soy tu profesora, ¿eh?

¿Tú sabes que a mí me hizo hombre mi profesora de inglés?

Es el único sobresaliente que he sacado en mi vida.

Pues casi que me voy a marchar. Que no, que no...

Ya paro, ya paro, en serio, que tengo algunas preguntas.

Ya paro. Venga, dale, va.

Vamos a ver, asunto número uno.

¿Qué hago? ¿Hablo con Laura del tema: sí o no?

Dale tiempo, pobrecita.

Imagínate todas las cosas que tiene en la cabeza.

Tampoco quieras que lo asimile así de un día para otro, ¿no?

Sí, sí, mejor, muchísimo mejor.

Asunto...

Joder, qué asco.

¡Oye! ¿Me puedes traer un piscolabis que no lleve 20 años caducado?

-Lo único que voy a traer es mi dimisión si no cobro mañana.

-Siéntate.

Kike...

Ser padre es dedicación.

Es paciencia.

Es hacer cosas por otra persona sin esperar recompensa inmediata.

Ya, o sea, un mal "business". Eso se llama "hacer el panoli".

Bueno, ser padre es sacrificado, sí.

Ya, pero sacrificado, ¿cuánto de sacrificado?

Pues mira, es preocuparse por las cosas.

Si comen, si duermen...

Si... Bueno, cómo van las clases, esas cosas.

Yo mantengo la teoría de que estar encima de los críos es mucho peor.

¿Que no duermen? Ya tendrán sueño. ¿Que no comen? Ya tendrán hambre.

Que no estudian, ya querrán saber. ¿Qué enferman? Ya se curarán.

¿Que se drogan? No pasa nada, ya pasarán.

¿Que tienen malas amistades? Tampoco pasa nada porque...

Para para, para, lo pillo. Vale, mensaje recibido.

A ver... A ver.

Asunto número dos. Número dos, vamos.

A ver, asunto número...

Me cago en la... ¡Ah!

Maldita Gremlin...

"A ver, ven aquí, ven aquí. Ven, ven, no te escapes, ven.

¿A ti qué te pasa?".

¿Te gusta mojar a los mayores? Verás lo que me gusta a mí.

¡Kike, suéltala! Si han sido ellos todo el rato.

El jamón, los aspersores y todo. A ver, suéltala ya.

¡Ya!

Ana, ven.

¿Estás bien?

De verdad, te pido paciencia y mira.

Si tú no tienes paciencia con ellos, yo tampoco la tendré contigo.

De verdad, como un niño...

Orgulloso estoy de mis hijos. ¡Orgulloso estoy!

Me alegro mucho.

Fíjate, lo que son las cosas, ¿eh?

Yo no hacía más que criticar a África por estar enganchada

a los "realities" y ahora mírame a mí.

Pues no lo dejes.

Lo único que hace mi vida soportable

en este momento es que haya ratos en los que estás entretenido, hala.

(Alarma)

Anda, ya está aquí Isa.

¿Qué?

Ningún problema en la aduana, has sacado el dinero, perfecto.

A que sí, ¿eh? Me vas a matar.

¿Qué ha pasado? Me lo han robado todo...

¿Cómo? Yo estaba en el parking...

Y feliz porque todo había salido bien

y voy a entrar en el coche...

¿Y te roban hoy?

¿Justo el día que llevas medio millón de euros encima?

Tienes todo el derecho a odiarme, Luis, lo siento...

(Gemidos)

-Estamos salidetes, ¿eh?

-No es lo que parece.

-Vale, vale...

-Tú decías que el sexo en la vida real no es

como en las pelis porno, ¿no?

-A ver, Carlos, ¿cuánto tiempo llevas con el tema Patricia?

-Un tiempo. -Ajá.

-Primero, quitársela a Sergio. -Muy bien hecho, era un gilipollas.

-Después de la metedura de pata con el vídeo de Manu y Lucas,

reconciliación.

-Y ahora ha llegado el gran momento, ¿verdad?

-No lo sé.

Creo que sí. -Y ese gran momento está lleno

de inseguridades, de miedos de dudas...

-Así es.

-No te comas tanto la cabeza, no importa lo que hayas visto,

oído y mucho menos lo que te hayan dicho tus colegas.

La primera vez es horrible. ¿Estabas escuchando?

-¿Quién te ha dado permiso? Vivo aquí.

Por poco tiempo. -Exacto.

Mucho o poco, vivo aquí y me encuentro

con una conversación interesante. ¿Quieres un consejo?

-No. -Sí.

La primera vez es un holocausto. ¡Ah, ah!

Es un momento horrible, humillante, es un auténtico desastre.

Pero eso, hagas lo que hagas.

Incluso yo...

Yo fracasé con mi profe de inglés, me mandó a septiembre.

Mi consejo es que, cuanto antes lo asumas, mejor.

Suerte.

¿Es verdad lo que ha dicho Kike? -No, ni caso.

No es para nada así, está muy...

El Kike de las pelotas...

¿El sábado vas a ir al concierto? Tengo unas ganas...

Ya he conseguido... Laura, ¿qué tal? ¿Qué tal?

¿Has... comido hoy bien y eso? ¿Estaba bueno?

¿Y en el cole? En el cole, ¿bien? Los profes, las clases...

En el cole todo bien, los profes, las clases...

Joder, tía, qué borde has estado. -¿Qué quieres?

¿Que le diga lo que he comido y que tengo que hacer un trabajo?

-¿Por qué no? -Porque no.

No se llega después de 17 años y zas, el papá del año.

-Que te estás haciendo la dura.

-No, yo solo quiero que se lo gane.

Que me demuestre que le importo.

-¿Sabes? Creo que en un momento dado, podría ser tu madrastra.

-Qué imbécil eres... -¡Oye!

Que te bajo la paga, ¿eh?

Hola, Kike, ¿qué tal? Bueno, podría estar mejor.

-Mala cara traes. Y llevas así ya un tiempo.

-¿A que sí?

Y tú también tienes muy mala cara.

-Y tú estás divina, estás todo el día dándole que te pego

con mi padre... -Quemando calorías.

-Tú calla y cómete los callos.

¿Podemos hacer las paces?

Cuando rectifiques y estés de nuestro lado,

no del lado de ese imbécil. -No es un imbécil.

-¿Ves? Sigues defendiéndolo. -¿Podemos dejar de hablar de Kike?

Me he dado cuenta de que os necesito.

No puedo seguir así todo el día, me falta el aire.

-¿Puedo hacerte una pregunta? -Si es sobre Kike, no.

-Es sobre otra cosa.

Si no quieres responder, no lo hagas.

-Responderé sea lo que sea.

-¿Eres virgen?

-Joder, vaya preguntita, ¿no? -Si no quieres, no contestes.

-No. -¿No?

-¿Qué? Te he respondido, ¿vale?

En otra ocasión, no lo hubiera dicho.

Pero no más preguntitas de estas.

-Una última...

-¿Ultima? -Última.

-Dispara.

-Si una chica te dice de quedar y no están sus padres,

y lleváis así tiempo como... -Tonteando.

-Sí.

-¿Puede ser que sea para...? -Puede ser.

-¿Puede ser o no puede ser? -Puede ser.

¿Tú lo has hecho alguna vez? -¡No!

(Móvil)

¿Te importa?

Hola, Patricia.

Justo te iba a llamar.

Sí, era para decirte si sigue en pie lo de mañana.

¿Es verdad que estaremos solos?

Vale, vale, allí estaré.

A ver, Kike, no estás enfermo.

Y no estás arruinado porque es tu estado natural.

Y no tienes mal de amores, pero te veo deprimido, algo te pasa.

¿Qué le va a pasar, hija?

Si es que es así, tú mírale bien.

Kike es Kike, Kike es un liante, gañán, mentiroso, sinvergüenza...

Y te voy a decir una cosa, que tú igual no te has fijado,

es feo de cojones. Y claro, se acaba de dar cuenta

y está deprimido porque es duro, eso es muy duro.

Tienes un padre que adoro, Inés, lo quiero con locura.

Es un amor correspondido, querido Kike.

Oye, Inés, ¿tú quieres a tu padre?

A ver, cuidado, esta pregunta tiene trampa.

No lo digo por si...

Si te daría pena enterarte de que se va a morir o algo así.

¿Quién se va a morir, gilipollas? ¿Qué estás diciendo?

No he dicho eso. Retíralo inmediatamente.

¿El qué? Lo que has dicho.

Que era un decir. Pues retíralo.

Bueno, vale, lo retiro.

¿Hay algo que yo no sepa, papá? Que no, ¿qué hay que saber?

¿De salud? Yo estoy hecho un chaval.

Ya le gustaría a este tener la salud que tengo yo.

Le quieres, te preocupas por él. ¿Cómo no me va a querer?

Que soy su padre, claro que me quiere.

Pero eres despreciable. ¿Yo?

Sí, entonces, a ver, ¿por qué le quieres?

Contéstale, hija, contéstale.

¿Por qué tardas tanto? Contéstale.

No sé, ¿te preguntaba si comías bien en el cole?

Vamos a ver una cosa, una cosa. ¿Este?

No me hace ninguna gracia. Cuidado, que cobras.

¿Te preguntaba por tus cosas, tus problemas, si estabas bien?

Jamás. ¿Cómo que jamás?

Qué mentira más gorda, ¿cómo que jamás? Por favor...

"Jamás", eso es una mentira.

En mi cumpleaños, yo misma me tenía que comprar mi tarta.

Y tenía que vigilarla porque, si no, la vendías.

Una vez... ¿Una?

Pasó una vez. Entonces, ¿por qué coño le quieres?

No sé...

Supongo que es por como es. Eso.

No trata de ser como el resto de los padres.

Muy bien, hija mía, muy bien. ¿Lo has oído, capullo?

¿Eh? Porque soy un tío inimitable, porque tengo estilo propio.

¿Está claro? Gracias, hija. Voy a recoger fuera.

Estilo propio, ¿eh?

¿Te has enterado bien? -Que sí.

Déjame a mí, que yo controlo. -Eso espero.

Y no hagas ruido.

¿Sabes? Empiezo a estar hasta las pelotas

de que todo Dios entre en mi cuarto a hurgar entre mis cosas.

¿Se puede saber qué coño haces en mi ordenador?

Contesta o te grapo los huevos al techo.

Carlos me dijo que te "troleara" el Facebook.

¿Que me "trole" qué? En castellano. Que entrara en tu Facebook.

Si yo no tengo Facebook. Ya, ya lo he visto.

Mira, iba a poner algo que te dejara mal

para que Lola te echara de casa.

¿Ah, sí, eh?

¿Así que eso es lo que quieren esos macacos?

Sí. Ya...

¿Ahora me puedes soltar?

Ahora cambias de bando. Vas a trabajar para mí, ¿entendido?

"Es mi tío, acaba de aparecer en nuestras vidas

y es un indeseable.

En serio, no puedo con él.

Es que no le soporto, parece un crío de tres años".

Joder con la niña...

"Me encantaría ir a Japón, adoro el teatro...

Ka... Kabuki".

Ir a Japón.

"No me gustan los restaurantes pijos,

prefiero un picnic".

Prefiere un picnic.

"Cuando es por la noche,

miro las estrellas y me acuerdo de mi madre".

¿No hay tostadas? -No hay sueldo, no hay tostadas.

Seguro que Girón te las prepara encantado.

Soy una esquirola de mí misma...

Hala, y el resto que se apañen.

-Solo hay esto para desayunar. Hombre...

Pues muchísimas gracias, muy amable.

¿Sabéis? Hay una frase de un chino cabrón

que le encanta a vuestro padre y que dice así:

"La primera regla de una guerra es que nunca te metas en ella

si sabes que no la puedes ganar".

Veréis, pequeños cabroncetes,

esta guerra no la podéis ganar porque soy muchísimo más listo,

muchísimo más grande

y muchísimo peor persona que vosotros.

Así que, una putadita más,

una y llamo al director de vuestro colegio y le digo

que Miguel quiere dar el discurso de las fiestas de la patrona.

No harías eso. Ah, ¿no?

Entonces, tampoco puedo hacerme un batido

con tu peluche favorito.

¡No! ¿No?

¿Qué?

¿Dejamos de tocar las narices?

-Buenos días. Buenos días.

¿Sí? Dime.

¿Pero cómo que tienes dos entradas para el teatro Kabuki? ¿En serio?

¿Sí? ¿Para el teatro Kabuki? ¿Pero no estaban agotadas?

Vale, vale. Joder, tío, pues muchísimas gracias.

Vale, hasta luego.

¿Te gusta el teatro japonés? ¿A mí? Me encanta.

Como comer con los dedos.

¿Por qué crees que me fui a Asia? Me fui para estudiarlo.

¿A ti también? Me encanta.

¿En serio?

Me sobra una entrada para hoy, ¿no querrás venir conmigo?

Hecho, te vengo a buscar y vamos juntos.

-¡Buenos días, chicos!

Hola. Hola.

Venía a ver qué tal estaban los niños después de lo de ayer.

Pues mira, precisamente, acabamos de hacer las paces.

Hemos charlado tranquilamente y nos hemos disculpado, ¿no?

-Kike nos ha preparado el desayuno.

Sí, sí, sí. -Qué bien.

Y Laura y yo esta tarde vamos a ir al teatro.

Que, por cierto, quería preguntarte un par de cosas.

Que ayer nos quedamos a medias y me ha servido de mucho.

Vale, pues vamos. Vamos.

Es todo muy raro, ¿no? Me estás mareando.

Justo la atracan el día que lleva tanto dinero encima.

Demasiada mala suerte, ¿no crees?

Es como si alguien supiera que lo llevaba.

¿Crees que Isa nos miente? Yo no estoy diciendo eso.

Tienes razón, lo del dinero solo lo sabíamos nosotros tres.

Por eso se empeñó en ir a recogerlo,

no ha sido un atraco, nos ha engañado.

Sabía que no nos podíamos fiar.

No, perdona, es que tú nunca te fías de nadie.

Algo que siempre me ha dado muy buenos resultados.

El género humano está sobrevalorado.

De niños somos crueles y egoístas; y de adultos no mejoramos,

solo disimulamos mejor. "Homo..." Que sí, que sí.

Pero piénsalo, Girón.

¿Por qué Isa iba a querer robarme?

Ja, ja, ¿qué?

No...

A Isa le van muy bien sus empresas.

De hecho, me ofreció dinero.

En cambio, tú...

¿Yo? Sí, tú.

Tú todavía no has cobrado.

Y siempre me dices que no tienes suficiente,

que tu mujer te deja seco. Y reconócelo, Girón, a mí me odias.

Por favor, Luis, ¿después de todo lo que hago por ti?

Tú pensarías lo mismo, me lo acabas de decir.

"Solo lo sabíamos tres personas".

Y perdona, yo no me he movido de esa cama.

(ASIENTE)

Claro, como ella es más guapa, más seductora y más cariñosa...

Pero te voy a decir una cosa:

a mí me necesitas. Sin mí, estás acabado, Luis.

Yo siempre he sido tu perro fiel

y ella es un lobo con piel de cordero.

Cuando lo descubras, no me vengas llorando.

(Portazo)

¿Patricia?

Era para decirte que igual no puedo ir.

Ha surgido un problema familiar, llámame cuando puedas.

"Muchas gracias, Isa.

Y a ver si quedamos"

y me enseñas qué es lo que haces para estar tan en forma...

Solo son dos bolsas de la compra.

Espera, estás otra vez ligando conmigo.

¿Yo? Sí. Sí.

Si es que eres demasiado buena para mi hermano.

Serás capullo... -"Jamón..."

Marisco... Y tu sueldo.

Y no, no me des las gracias, no me veía yo poniendo desayunos.

Qué cabrón.

Ha sido él, él nos robó el dinero. África, pregúntale.

No, no, pregúntale, pregúntale de dónde lo ha sacado.

"No te voy a preguntar de dónde has sacado la pasta".

Ahora, ¿qué? ¿Me pones un cafelito? No.

Mejor no perder las buenas costumbres.

Ahí la tienes. Y tú y yo, ¿qué, Isa?

"¿Nos pegamos una duchita?". ¿Qué hace?

¿Qué haces?

No, no contestes, yo dejo abierta la puerta del baño por si acaso...

Pedazo de cabrón, has sido tú.

Tú nos has robado el dinero. Has sido tú, ¿verdad?

(Voces de fondo)

¿Sí? -Te lo digo, sí, sí.

Pero mira...

(HABLAN ENTRE ELLAS)

¿Te puedo hacer una pregunta? -Pregunta lo que quieras.

-¿El señor Luis era tan aburrido en la intimidad

como fuera?

-Ay, África, no me gusta hablar de mis intimidades con nadie...

Parezco ligerita de cascos, pero Isa es muy suya.

-Toda una señora. De todos modos, yo sigo pensando

que el señor Luis era un pichafloja.

(Murmullos)

(Silbido)

(Kike tararea)

Fuiste tú, ¿verdad? Joder, qué susto.

Ladrón, tú le robaste el dinero a Isa, ¿a que sí?

Te enteraste de la conversación y fuiste a por ella, ¿a que sí?

Ladrón, sinvergüenza, que me robas el dinero,

me robas mi casa, mis hijos...

Mira, hermanito, no sé de qué me estás hablando.

Como cuando eras pequeño, te pones nervioso y farfullas.

Yo no "fafullo". Sí.

¡Bueno, es igual! ¿Qué pasa?

Luis, África ha estado a punto de venir por el ruido que hacéis.

Ha sido él, él te robó el dinero. Ah, ¿es por ese dinero?

No te hagas el tonto ahora. Me lo he encontrado en tu coche.

Lo que pasa es que eres un Bárcenas y te dejas el dinero por ahí.

¿Crees que soy tonto? Como cuando le dijo a mi madre

que esas "Gameboy" se habían caído de un camión, ¡ladrón!

Luis, cálmate, por favor.

Kike es tu hermano y no se parece al hombre que me atacó.

¿Le defiendes?

O sea, que los dos me habéis robado, ¿verdad? Estáis compinchados.

¿Desde cuándo estáis juntos? Luis, ¿qué estupideces dices?

Luis, por favor, no la culpes. ¿Tú a quién elegirías?

¿A alguien joven y guapo o a un vegetal?

¡Kike! No, mi amor...

Han descubierto lo nuestro, tarde o temprano iba a pasar.

Tú no la toques, ¿no te basta con quitarme a mis hijos?

¿También me la quieres quitar a ella?

¿Qué pasa? ¿Por qué me pega todo el mundo?

¿De verdad crees que estoy compinchada y liada con tu hermano?

"Si es así, dímelo y salgo y no vuelvo más.

Dímelo".

(Puerta)

-¿Kike?

¿Va todo bien? ¿Qué son esos ruidos?

-¡Nada! Enseguida salimos.

-Pues vaya con la novia fiel...

Patricia, sé que estás en clase de ballet,

pero que finalmente, sí que puedo ir.

O sea, que borra el otro mensaje.

Llámame cuando puedas.

Ay, que no veo nada. Por aquí.

Vamos, tranquila, no pasa nada.

Ya estamos llegando. Me voy a caer.

¡Ay, que me caigo! Cuidado, cuidado.

Por aquí, "stop".

¿Me concede esta noche, señorita?

Adelante.

¿De verdad que te ha gustado el teatro Kabuki?

Es que ha habido un momento que parecía que te habías dormido.

No, no, no...

Bueno, puede que haya cerrado los ojos un poco, pero...

Es que no me gusta que la gente me vea llorar, me da vergüenza.

No, no, no bebo. ¿No?

Eh, coge, coge.

Me encantan las estrellas.

A mí, desde pequeña, también me encantan las estrellas.

Ah, ¿sí? (ASIENTE)

Mi madre y yo nos podíamos pasar horas mirando las estrellas.

No nos cansábamos.

Aunque hiciese frío.

Mi padre siempre decía que entráramos en casa,

pero no le hacíamos ni caso.

Yo, cuando estaba en Tailandia, también las miraba mucho.

Y cuando me quedaba tirado y borra...

Barruntando y pensando sobre la vida y la muerte...

bajo el manto estrellado.

A este paso, me vas a dejar sin chupas.

¿Una copa?

Sabes de sobra que no bebo.

Pues una lástima, te mejoraría el carácter.

Girón, gracias por venir.

Me pagas demasiado bien.

Ha sido Kike.

Lo sé, le pillé con el dinero.

¿Y cómo lo sabía?

Isa...

Lo siento. Yo siento haber desconfiado de ti.

No volverá a pasar.

Ahora os van a hacer las pruebas de paternidad.

Es un asunto delicado.

Pero ¿tú estás seguro de que Laura es tu hija?

Todas estas propiedades están a su nombre.

Las joyas de la corona.

Si Kike fuera su padre... ¡Que no!

Laura es hija mía, lo sé. Es igual de cabezota que yo.

(Alarma)

Mira...

Buenos días. Buenos días.

Ayer me lo pasé genial contigo viendo las estrellas, fue especial.

Sí, la verdad es que conectamos.

Anda, ¿lees a Hermann Hesse?

Anda, ¿qué pasa?

¿Piensas que soy demasiado palurdo como para leer?

Sí. "No, no".

Sí, es que este me lo recomendó un amigo

y ya no puedo desengancharme, es brutal.

¿Qué dice? No ha leído en su vida.

No ha leído ni las páginas amarillas.

Cuando lo termine, me pongo con "El lobo estepario".

¡En serio! Es mi novela favorita.

Y en este, en el capítulo dos, ya verás, mira...

"Mira".

Son iguales...

"Aquí, aquí".

Luis, recuerda que se puede quedar con todo tu patrimonio.

¿Eh?

(Timbre)

Voy yo.

Buenos días. -Buenos días, soy la enfermera.

-Pasa.

Entonces, ahora toma una muestra de Luis y la mete en un bote.

Es la primera vez que se lo hago a una persona en coma.

Y ahora, ahora...

Ahora, la muestra que pone "Luis Molina"

es la que está en el bote de Luis Molina

y no la que pone "Enrique Molina".

Pues ya estamos.

Es usted muy atractiva.

Que es muy atractiva...

Pero muy atractiva...

¿Disculpe?

Aunque vista así, de cerca, tampoco es para tanto, ¿eh?

Ha terminado, ¿no? Pues coja sus cosas y márchese.

Gracias...

Te has levantado de muy buen humor, ¿eh?

-Sí, puede ser.

-¿Qué? ¿Es porque saliste ayer con Kike? Te lo pasaste tan bien.

-Carlos, Kike no es tan malo como parece.

En el fondo es culto, sensible... En serio, a mí me ha sorprendido.

No sé, tendrías que conocerle, darle una oportunidad.

-A ver si acierto:

puede ser que de repente te conozca superbién

y le molen las mismas cosas que a ti.

Y que ahora tengáis una superconexión cósmica o algo.

-Pues sí, sí, coincidimos en cosas.

Porque te ha "hackeado" el móvil y te ha leído todos tus mensajes.

Y tú te has dejado engañar como una niñata.

-Venga, Carlos, te lo estás inventando,

estás mintiendo, estás celoso. -Pregúntale a Lucas.

Kike lo obligó a hacerlo.

Kike no es el que crees que es, es un ruin y un rastrero.

Nos dejó tirados y volverá a hacerlo.

La próxima vez, piénsate mejor de qué lado estás.

Y recuerda que nosotros sí somos tu familia.

¿África me ha dejado café? No...

Esta arpía se tira por un puente antes que dejarme una taza.

Pero bueno, no pasa nada.

Hoy estoy en racha.

A todo esto, ¿tienes algo que hacer este viernes?

Es que me sobran unas entradas para ver a los Auryn, ¿te gustan?

Me encantan, es mi grupo favorito.

Coincidencia, ¿no? Sí.

Me gustan todos sus discos menos el quinto.

Es pura basura.

Sí, es que el quinto... El quinto es pura basura, sí.

Eres un mentiroso.

No tienen quinto disco.

Bueno, mujer, quinto, cuarto...

Te tienes que preparar mejor las mentiras.

Kike, lo sé todo, sé que me has "hackeado" el móvil

y has mirado las conversaciones con mis amigos.

He sido una imbécil, yo pensaba que esto era de verdad.

Que teníamos cosas en común. Todo ha sido una mentira.

Bueno, pero por lo menos, reconoce que me he esforzado.

Hombre, vaya, gracias...

No me lo has puesto nada fácil.

Al principio, no me dirigías la palabra.

Solo quisiste salir conmigo porque te regalé entradas

para el teatro insufrible ese. O sea, que sí te dormiste.

Si eran una panda de mamarrachos pintados.

Tienes unos gustos muy de octogenaria.

Deberías buscarte algo más... No sé, más juvenil.

Gracias, da gusto contigo, con el verdadero Kike.

Me mientes, me espías y ahora me insultas.

Carlos tenía razón, no sé por qué has vuelto a casa.

Pues mira, Laura, he vuelto porque...

porque quería intentarlo.

Deja de intentarlo, prefiero a un padre en coma que a una rata como tú.

-Una pregunta, Laura, ¿tú la primera vez...?

Pues vale.

"Hello". -Hola, ¿qué tal, Inés?

-Bien, ¿y el león? -Ahí lo tienes.

-Kike, llevas dos días sin pasarte por el bar.

¿Estás bien? Sí, es que he estado muy ocupado.

Tienes un careto horrible.

Laura me ha dicho que soy una rata.

Es que eres una rata.

¿Pero a ti desde cuándo te importa lo que diga una adolescente?

Desde que la rata puede ser su padre.

¿"What"?

Encontré una carta de Marta

en la que decía que podía ser su padre.

Pero nunca me la llegó a enviar. Qué mona...

Y yo te juro que lo he intentado y eso que yo nunca intento nada.

¿Ser su padre?

Por eso me preguntaste el otro día que si yo quería a Curro.

Es que no me sale, coño, no me sale.

Ser padre es peor que buscar trabajo.

¿Quieres ser su padre?

Sí...

O bueno, no. Yo qué sé, no lo sé.

Solo llevo un día con ella y ya me odia.

Bueno, es que es normal.

Tienes ese don.

Pero no te preocupes, con el tiempo, aprenderá a quererte.

Yo lo hice.

El caso es que me van a hacer una prueba de paternidad...

Y pienso cambiar los resultados

porque yo soy un capullo y Laura se merece algo mejor.

¿A tu hermano?

¿Eso qué es mejor, para ti o para ella?

Bueno, ya, pero yo no puedo. No quieres.

A ver, Kike, ya perdiste a la madre,

no pierdas a la hija ahora por ser un "cagao".

-Hola, ¿Enrique Molina?

Sí. Ya está todo listo para la prueba.

Vale...

Kike, no lo hagas, por favor.

A ver...

Eso es...

Su trabajo es la hostia de raro, ¿eh?

Bueno, alguien tiene que hacerlo.

Y no me diga si soy atractiva, que ya estoy calentita con ese tema.

No, ni se me ocurriría.

-"Pensé que ya no venías".

Ven, pasa a mi habitación.

Voy al baño, ponte cómodo. Ahora vuelvo, ¿vale?

¿Qué haces?

-Soy virgen.

-Vale, ¿pero qué haces en calzoncillos?

-Tú me has invitado porque querías estar a solas conmigo, ¿no?

-No. -¿Cómo que no?

-O sea, que sí, que quería que estuviésemos a solas,

pero que no quería hacerlo...

-No me jodas...

-Yo solo quería calentar una pizza y ver una peli de miedo contigo.

Mis amigas las odian, piensan que soy una friki.

Y tú me dijiste que te gustaban.

Además, que yo tampoco lo he hecho nunca.

¿Estás enfadado? -Mola...

-¿El qué mola? -La pizza, la peli...

Tú me gustas.

-Y tú a mí...

Yo una ladrona, ¿eh? Se va a enterar...

Luis...

Debo confesarte algo, lo tengo que hacer.

No me digas más, eres el padre de Laura.

Qué gracioso... No.

(Alarma)

¡África!

¿Sí?

De parte de Isa.

Gracias...

Lo sabía, es que lo sabía.

Te lo dije, te lo dije, fue Isa, no se atreve a entrar,

pero ha venido a devolver el dinero.

Eh... No fue Isa.

Ahora me vas a decir que fuiste tú, ¿no? Con la semanita que llevo.

El dinero está en la caja fuerte.

¿Que has sido tú quien lo robó?

No quise decir nada, quería seguir con el plan.

¿Pero por qué? Luis, mírame bien...

Mírame, no me fío ni de mi madre y estaba convencido

de que Isa no iba a traer el dinero, así que para asegurarme...

Decidiste robárselo tú.

Luego simulé la implicación de Kike

y así mataba dos pájaros de un tiro.

Lo puedes contar, está todo en la caja fuerte.

Tienes una mente retorcida, abogado...

Jodidamente retorcida, eres malo.

Muy malo...

Pero me gusta. Me gusta.

Me gusta que seas tan malo, en serio.

Entonces, ¿aquí qué hay?

Me ha devuelto todos los regalos que le hice.

Todo lencería, muy práctico.

¿Algún problema? No, no, ninguno.

(Puerta)

¿Puedo pasar?

¿Estás?

Ahora.

Adelante.

Qué emoción, ¿no?

Bueno, vamos a ver...

La prueba de ADN establece...

que el padre de Laura Molina...

es...

(Pulso acelerado)

(Pulso más acelerado)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 6

iFamily - Capítulo 6

11 abr 2017

Kike no aparece y los hermanos se dividen: de un lado Carlos, Miguel y Ana, que no quieren que Kike siga siendo su tutor; del otro solo Laura, que ahora que cree saber quién es realmente Kike, quiere que se quede.

Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2065.

ver más sobre "iFamily - Capítulo 6 " ver menos sobre "iFamily - Capítulo 6 "
Programas completos (8)
Clips

Los últimos 53 programas de iFamily

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos