iFamily La 1

iFamily

Martes a las 22.40 horas

Esta es la historia de dos hermanos enfrentados, Kike y Luis, y la historia de los hijos de Luís: Laura, carlos, Miguel y Ana. Y de cómo, a fuerza de fingir lo que no son, aprenderán lo que significa ser una familia.

Luis es un empresario de éxito, viudo y padre de familia numerosa, que nunca ha sabido cómo abordar su relación con sus hijos. Su hermano Kike es un buscavidas adicto al juego. Ambos se vean obligados a convivir bajo el mismo techo y Kike tendrá que cuidar de sus cuatro sobrinos, aparentemente huérfanos.

Protagonizada por Raúl Fernández, Antonio Garrido, Antonio Resines, Fernando cayo, Bárbara Goenaga y Sara Vidorreta, entre otros.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3952281
iFamily - Capítulo 3 - ver ahora
Transcripción completa

"No tienes por qué estar en un hospital.

En mi casa viven mis hijos, es muy arriesgado.

Les mandas a un internado fuera de España estos años".

Internados distintos, nos separan.

El plan era que yo me quedaba en casa,

solito, simulando estar en coma

mientras prescribían mis delitos por los que me pueden enchironar.

Durante tres años.

No queremos vivir separados y no queremos irnos de casa.

"Tú te ofreces al cuidado"

y la custodia de los cuatro. ¿A cambio de qué?

"Te ofrezco dónde esconderte, dormir y comer".

Al menos, durante tres años, mis hijos iban a estudiar fuera.

Ahora todo se puede ir al garete

y encima con el impresentable de mi hermano viviendo en casa.

¿Es eso o se me ha olvidado algo?

¿Kike es bueno? -No lo sé.

Es la opción menos mala.

Si la trabajadora social entiende que es lo mejor para tus hijos

y ellos están de acuerdo, sí puede anular tu mandato.

¿Sabe qué es ser tutor de cuatro menores?

Tienes unos ojos preciosos.

¿Tú la conociste?

Murió cuando yo nací. Sí que la conocí.

Traicionaré lo pactado con tus hijos

por una sustanciosa cantidad de dinero.

Después será demasiado tarde.

No pienso invertir ni un euro en pagarte chantaje alguno.

He estado buscando en Internet sobre gente que ha vuelto del coma

por impresiones fuertes o algo que les ha impactado ¡y zas!

¿Crees que Kike es la mejor opción?

-Sí. -Le daré un punto de confianza.

He decidido darte la custodia. Pero no te quitaré el ojo de encima.

Haces bien.

60.

A ver qué tienes.

Mi futuro está en tu mano.

No soy Dios, querido.

Hoy sí.

¿No te parece una apuesta excesiva?

Demasiado dinero para jugárselo a algo tan trivial

como un juego de cartas. Para mí esto es algo más que eso.

No me cuadra que tú,

con tu fama de cauteloso, estés tan espléndido.

Parece que es un día excepcional. Bueno,

también para ti. Jamás había visto

tanto dinero sobre una mesa. Y jamás imaginé que ese dinero

lo fueras a poner tú. Pues ya ves.

Un día de sorpresas.

Eso parece.

Pero tampoco pasa nada. Solo es dinero.

El dinero se pierde y se gana.

Se va y vuelve. Sí, pero esta vez...

el dinero sirve para algo más. Ya.

Solo puede ser una mujer, ¿no?

Es hora de que las cartas nos muestren nuestro futuro.

(SILBA)

¡Coño! ¡Joder! ¡Qué susto!

El fantasma de don Luis.

(EN VOZ BAJA) Te crees muy listo. Ahora que lo preguntas...

¿Crees que puedes entrar en esta casa y hacer lo que te dé la gana?

Que voy a dar por sentado esta situación. ¿Eso crees?

Hum...

Ese jamón, ese queso, ese lomo... Eso lo pago yo.

Tú lo sabes, ¿no? Eh, eh.

Tranqui, "brother", hay que dar de comer al hambriento.

¿No tendrías que estar en tu cama? Este chollo se te ve a acabar.

No, no esto no funciona así. Te lo aclaro:

mientras yo viva aquí, me voy a comer tu lomo ibérico,

tu jamón pata negra

y tu manchego de reserva.

Y ya que voy a disfrutar de tu hospitalidad, tu ropa,

tus zapatos, tu deportivo...

Acostúmbrate porque te va a dar úlcera de estómago o algo peor...

Te estalla la patata.

Ya te gustaría a ti. Mira,

no te digo yo que no. Yo no pararé

hasta que te marches de esta casa. Mientras esté aquí

aprovecharé hasta la última migaja que pueda sacarte.

Así está el patio, ¿qué te parece?

Oye, este jamón está... que se te va la olla.

¿Cuánto vale el kilo? Un ojo de la cara, ¿no?

Es mío, dámelo.

Eh, quietecito. Cuidadito que cobras.

¿Tú a mí? ¡Desde cuándo, imbécil! Desde que hago lo que me da la gana.

¿Sabes por qué? (GRITA) ¡Porque soy libre!

(GRITANDO) Libre, libre, libre. ¡Cállate, capullo!

¡Libre! ¡Libre! Li...

Vaya.

Os he despertado, ¿no?

Es que yo me pongo a cantar, me dejo llevar y me olvido de todo.

"Sorry". Oye, este jamón está... ¡Hum!

Que te mueres.

(CANTURREA) Libre...

(Click on cámara)

¡Quita la cámara! ¡No!

¡Dámela! ¡Trae "pa'ca"! Que no.

# No estamos juntos, tampoco separados.

# No somos uno. No estamos compinchados.

# Aquí hay de todo y no nos falta de nada.

# Una familia de lo más interesada.

# iFamily.

# iFamily.

# iFamily.

# Los Molina son así. No hay nada más que decir.

# "Welcome to iFamily".

# iFamily.

# iFamily.

# iFamily.

# Los Molina son así. No hay nada más que decir.

# "Welcome to iFamily".

(Llaman a la puerta)

¿Puedo entrar? -No, estoy meando.

-Mentiroso, estás viéndote el pelo.

-Que me dejes en paz. -¡Que dejé el traje de Lucy dentro!

-¡Pues te esperas!

-El pelo te queda como el culo.

¡Que lo sepas!

(Llaman a la puerta)

¿Qué?

-Carlos, mira si está por ahí mi móvil, anda.

-Que no, estoy cagando y huele como el culo.

-¡Vale, vale!

¿Me podéis hacer caso, plastas? -Vale, vale.

-A ver, para que esto funcione:

sabiendo que Kike no da más de sí,

debemos organizarnos y ayudarnos en el día a día, en las tareas,

en los deberes y en todo. ¿"Capito"?

-"Capito". -Nos recuerdas

que no tenemos ni padre ni madre.

-¿Y tío Kike?

-No está aquí para sustituir a papá ni a mamá.

Vino porque nos conviene que no pase lo que papá dijo, y no nos separen.

Mientras a la trabajadora social le cuele

y parezca lo que no es, vamos tirando.

-¿Entonces? -Entonces ¿qué, Ana?

-¿Qué hace el tío Kike?

-Con que no haga nada, vale.

-¿Y si en el cole preguntan por el tutor?

-¿Y a mí quién me lleva a los cumples de mis amigas?

-¿Y quién hablará con su logopeda? -Eh.

De eso se trata, ¿vale? De organizarnos.

-Es que no entiendo.

-A ver, Ana, cariño.

¿Qué no entiendes?

-¿Tenemos un padre o no tenemos un padre?

-Eh... -Nuestro único papá está en coma.

-¿Y Kike?

-No es nuestro padre. Ya lo sabes.

-Entonces es como un papá dos que debemos ocultar. ¿Qué es papá dos?

-Es... Mira, es lo que es, ¿vale?

-No, no vale.

-Ya no sé qué le voy a decir a mi profe y a mis amigas.

-Que ahora tu tío es tu padre, y ya está.

-¿Y puede venir a cumples y al cole? -¿A Kike?

Ni se te ocurra.

-Pues vaya mierda de padre. -¡Esa boca!

¡Tachán!

¿Qué... se supone que vas a hacer con eso?

¿Tú qué crees?

No. Sí.

No, no. Sí, sí.

¿Estás pensando en salir de aquí? Sí.

¿Sabes lo que te juegas si sales de aquí y te pillan?

Lo que sé es que necesito una salida.

Una de vez en cuando, Girón.

Salir de esta casa, respirar aire puro.

Sentir que no vivo en una cárcel. Vives en una cárcel. De lujo,

pero cárcel. Nadie se enterará.

Es que... no... puedo consentirlo.

Lo siento.

Si es que no aguanto más, Girón.

No aguanto más.

Deja de pensar.

Haz... no sé, crucigramas, sudokus,

macramé, calceta... Pero piensa en otra cosa.

Pensaré en Kike.

No, que te pone de mala leche. Piensa en algo positivo.

¿Estamos de acuerdo en que debemos organizarnos?

Carlos.

-Perdón.

¿Qué tienes ahí apuntado?

-Lo que los Ramírez hacen con sus hijos,

que debemos hacer nosotros.

-Ah. Vale, vale.

-Ponte las pilas, ¿eh?

No haces nada. Pasas de esto totalmente.

-Es por Patricia, la chica que le gusta. Sí.

-¿Patricia? ¿La de tu clase?

-No es por eso. Tenía que traer un trabajo y tarda.

-No tienes nada que hacer con ella.

Que lo sepas. -¿Y tú qué sabrás, tarada?

-Pues más que tú, idiota.

¿Tú qué, no dices nada?

¿Qué pasó entre tu hermano y tú?

Cosas de hermanos.

¿Cosas de hermanos? Sí, de hermanos.

¿Y qué... tiene que ver tu hermano

con tu difunta mujer?

Fue su novia antes de casarse conmigo.

¿Y por qué se quedó contigo y no con él?

Girón, eres mi abogado, no mi psiquiatra, ¿vale?

Vale, vale.

¡Ah!

(Timbre)

Buenas. -Ah, eres tú.

-¡Escuchadme, no es la novia de Carlos, es la de Kike!

-¡Que Patricia no es mi novia!

-Inés, vía libre. "Be careful".

Toma.

Esto es para ti. El don de la palabra te concedo.

Miguel, mira.

Primero enciendes aquí.

Luego aprietas aquí y dices:

Aquí Halcón Milenario llamando a joven Skywalker.

¿Me copias? Cambio.

Y sueltas al acabar. ¿Eh? Toma.

¿Listo?

Halcón Milenario llamando a joven Skywalker.

Contesta, joven Skywalker. Cambio.

-Se perdió en el hiperespacio. Demasiado bonito para ser verdad.

-Bueno... No sé.

Pensé que quizá se soltaría con esto.

-Necesitamos tu ayuda. Kike tiene que hacer algo de aquí.

-¿Sin pagarle?

Lo llevas claro.

-Lola no nos quitará ojo de encima.

Debemos hacer el paripé de la familia feliz.

-Tampoco pido tanto. -No.

Pues no sé. Haceos fotos, como hace todo el mundo,

y las colgáis por la casa.

Porque otra cosa...

(Interferencias)

(MIGUEL) "Lo de las fotos mola, cambio".

-¿Qué has dicho, Miguel? Digo... cambio.

Bien vas, joven Skywalker.

Sigue así.

-Muy bien.

A las 5:00 había llegado. Y se me pone delante de mí

a hacerse un bocata con mi pan, con mi jamón,

llevaba mis zapatos, mis... Por ahora no te queda otra.

Olvidas que podrías estar en la cárcel,

tú solo, 12 años. Kike es un mal menor.

¿Un mal menor? Si te reconocen, vamos a galeras.

¿Eso es lo que quieres?

Prepara algo en un sitio oculto.

¡Un sarao en tu casa! Sí, en mi casa,

con mi suegra, la mujer y los niños dando palmas.

Girón, tú no lo entiendes.

Es algo químico que me...

No soporto su cara, no soporto su voz,

no soporto su aliento, no soporto su presencia...

No estaré loco, ¿verdad? Yo no soy tu psiquiatra.

Te pago una pasta para que me contestes. ¿Estoy loco o no?

Pues todavía no, pero vas camino de ello.

Lo del disfraz es un grave síntoma de que puedes volverte loco, Luis.

Y lo sabes.

Lo sé. Lo sabes.

Lo sé.

Olvídate de Kike y tu encierro será más llevadero.

Más llevadero.

Ahora me voy al hospital, porque han ingresado a mi madre.

Ingresado a tu madre. Vuelvo en un par de horas.

Un par de horas.

(INSPIRA PROFUNDAMENTE)

¡Es que es la leche!

¡Yo despierto desde las 5:00 y ese mamón aún no se levantó!

(Timbre)

¿Es que no se puede dormir en esta casa?

Es muy temprano.

¿Estáis sordos o qué? Llaman a la puerta.

Tengo que hacerlo yo todo.

Algunos trabajamos por la noche.

Lo siento. Traigo el pedido de Gran Reserva Selecto

para el señor... Sí, soy yo. ¿Dónde firmo?

Girón, ¿verdad? ¿Me apunta el DNI?

Bueno, menos formalismos, que me tienes frito.

¿Era una chica? No creo, pero no pregunté.

Joder, qué maravilla. Botella de mil pavos.

Ya me encargo yo.

Lleva esto al cuarto de tu padre. Es regalo de empresa.

Ya. ¿Y mi comisión de reparto?

Eso no es para cualquiera. El suyo está en el frigorífico,

en un tetrabrik. Gracias.

Esta es la lista de lo que un padre perfecto debe hacer.

Muy bien. ¿Por qué me la das a mí? Lola va a venir esta mañana.

Si la cagas, te retirará la custodia. No dramaticemos.

Cuanto más venga, mejor. Que el roce hace el cariño.

¿No lo vas a leer? ¿Todo eso? ¿De qué vas, tía?

No sé, pero algo de esta lista tendrás que hacer.

No puedes escaquearte siempre de todo.

Mira, princesa:

quedamos en que yo hacía mi vida y vosotros la vuestra.

Vosotros no os metéis en mi vida ni yo en la vuestra. ¿Me perdí algo?

(Timbre)

Eh. Pasa, Patri.

-¿Qué tal? -Bien. Carlos bajará enseguida.

-Es que tengo prisa. -Hola, Patri.

-Llegó. -Hola.

-¿Subimos a mi cuarto? -No. Me tengo que ir.

Pero tengo mi parte del trabajo.

Lo juntas y lo entregas, ¿vale? -Sí.

Te acompaño fuera. Aquí hay mucho público.

-Bueno... -Hasta luego.

-Hasta luego.

Oh. Sí, señor. Ñam, ñam.

Eh, eh. ¿Qué pasa? Esto es para la comida.

Oye, que soy el cabeza de familia. -Cabeza de familia, mola.

-¿Qué, algún compromiso por tu parte, o solo vas a dormir y comer?

Y dale. ¿Un cafelito?

Uno pequeñín, expreso y calentito, anda.

-El día que yo te haga un café, es que el mundo se va a acabar.

¿Capito? -Jo, cómo está el patio.

Vamos a ver: si yo sé que te atraigo.

E intentas controlar esa emoción y se rebela,

y se forma una lucha interna que sale en forma de hostilidad.

Pero te atraigo poderosamente, y lo sabes.

El vaso de agua, ¿de la nevera o del grifo?

Un día se acabará el mundo. Te queda esa esperanza.

¿Y ese walkie?

-Obrado un milagro he. Observa.

Aquí base hablando con nave espacial. ¿Me escuchas? Cambio.

(MIGUEL) "Te escucho, cambio".

-¿Me das posición exacta? Cambio.

Bueno, no siempre responde.

¿Para qué haces eso? Es el único que no da el coñazo.

Aunque... para celebrar la gran noticia, ¿un cafelito?

-Buen intento.

En fin. Voy a maquearme.

(Móvil)

-Mi padre.

¿Hola? Voy.

Adiós, ¿eh? Adiós.

Joder.

Te lo agradezco mucho, de verdad.

-Deja a ese plasta ya.

-Que ya voy. No seas agonías. -Bueno,

yo lo junto todo y lo entregamos juntos.

-No hace falta. Me fío de ti.

Chao. -Y tú a entrenar,

que te hace falta, "pringao".

Ya te dije que no era para ti. -Déjame en paz.

-Yo solo quería... -Que me dejes.

-Tú mismo.

Joder, cómo está el patio.

¿Qué? -Machacas mucho a tu hermano.

-¿Yo? -Sí. Si está enganchado a Patricia,

no le des tanta caña.

-No se la doy. -Sí.

-Es que creo que... -¿Qué?

¿Que es demasiada chica para él? -No.

-¿Entonces? -Que Sergio es gilipollas.

-¿Quién es Sergio?

-El que está con ella. -¿Y?

-Que esto no acabará bien. Que Sergio es un chulín.

-Ah, claro. Y tu hermano es un lelo, ¿no?

-Yo no he dicho eso. -Ya. Pues parece.

-Le van a dar por todas partes.

-Si le van a dar, le meto yo a ese. -No me refiero a eso.

-¿Entonces a qué, a que le van a partir el corazón?

-Más o menos.

-Es que así es la vida.

-Es que Patricia está ciega.

Es una buena tía, pero no ve que Sergio es gilipollas.

-Igual puedes hacérselo ver tú.

-Ojalá, pero lo dudo.

No quiero que Carlos se pille de Patricia.

-Tú no eres su madre.

Los pajarillos tienen que volar.

(SILBA)

-Y tú, ¿qué? -¿Yo qué de qué?

-Pues eso. -Llevo una racha...

que no me hables.

Solo me entran los del contador del agua, de la luz...

Qué racha. Venga, un sándwich.

Cóbrate, Clara. -Ahora mismo.

¿Quién gana, padre? -El Diablo, por goleada.

Hombre. ¿Qué pasa?

¿Qué pasa? Dicen que vino tu hija. Estarás contento.

Padre, estoy muy contento.

Para mí, mi hija es lo más importante, pero...

Hija, ¿qué tal? -¿Es una cámara oculta o qué?

Me he perdido algo.

Ah, tú eres de los que timan con sotana.

-Bueno, pues os dejo, porque tendréis muchas cosas

de las que hablar. En fin. Sí.

Tengo misa.

Con Dios. Con Dios, padre.

¿Tú eres tonta del culo o qué te pasa?

(IMITA) Es de los que roban con Sotana.

¿De qué vas? ¿Era un cura de verdad?

Claro que lo era.

¿Aún existen los curas?

¿Que si existen? Espérate.

Ven. Ven. Verás, mira.

Eso de enfrente es una parroquia.

El que estaba aquí era el cura de la parroquia.

¿Entiendes? Y allí van fieles que escuchan al párroco.

Y el párroco, a veces, se viene aquí

al bar y se toma un café.

Y los fieles que van a ver al párroco

vienen aquí también y toman lo que quieren.

Y este es el bar de tu padre.

¿Te vas coscando o no? "Business".

Muy bien, hija.

Eres un genio: "business". Entendido.

El cura no es de cartón piedra y mi viejo es un beato de cojones.

-Sí, sobre todo eso.

¿Qué, tú también estás guerrera?

Es que tienes mucho morro. Tiene razón tu hija.

Una cosa: ¿a ti quién te paga?

Tú. Sí, yo, yo.

Por eso. Aplícate el cuento. Pago yo.

Mejor vamos a dejarlo.

Eso, vamos a dejarlo.

Pero antes de eso, ve por el almacén,

que está todo desordenado y sucio.

A mandar, jefe. Eso, a mandar.

-Oye. ¿Qué?

¿Cómo era el otro, el hermano de Kike?

Si Kike es un canalla y un imbécil, el otro, 20 veces más.

Por eso le tienes tanta manía. No, por eso no.

Le tengo más manía porque me tangó.

Me metí con él en un negocio de tragaperras

y mis ahorros, a la mierda. ¿Y lo de Kike?

Eso es otra cosa.

No tiene que ver con dinero. Bueno, en parte sí.

Tiene más que ver con ella. Con Marta.

La llamada de teléfono que hice antes era por eso.

(Llaman a la puerta)

Lola ya está aquí. ¿Vas a pasar de ella, o harás algo

para ganarte la cama y la comida? Vaya humos.

Se nota de quién eres hija. Repito:

¿haces algo o digo que no estás? Me dormí tarde y me duele la cabeza.

¿A mí qué me cuentas?

Bueno. -Muchas gracias.

Gracias.

-¿Azúcar? -No, está bien así.

-Perdona.

Pensaba que estaba en su habitación, pero se ha ido esta mañana

muy temprano a... hacer algún recado o algo.

Así que no ha llegado aún de su juerga nocturna. Guau.

-¿Qué dice? No... ¡África!

¿A que le has preparado tú

un café esta mañana muy temprano?

-(DUBITATIVA) Sí, uno... calentito. A las... 6:00.

-Bueno. Ya veo que lo vas a defender

y que inventarás de todo para hacerme creer

que Kike es quien no es. Vale.

No intentamos hacer de Kike un padre.

De verdad. Aunque sea

unas horas al día. Cuando esté despierto,

no sé. -Te equivocas.

Kike es más responsable que... -Bueno, Laura,

vale, pero no soy idiota. Y te doy

una opción antes de tomar una decisión,

que esa ya no tendrá vuelta atrás.

-Tú ganas.

Está en su habitación durmiendo tras una noche de juerga, supongo.

Pero estoy segura de que tiene remedio.

-Agradezco mucho tu sinceridad.

En serio. Y la verdad, dudo que tenga remedio.

Pero siempre debo guardar un margen para la duda, para la esperanza,

porque si no, no podría trabajar en esto, así que...

vamos a intentarlo.

¿Vale? Aunque sea la última vez. -Vale.

Joder, qué sorpresa. Lamento llegar tarde.

Ya. He estado toda la noche

en el hospital, con un amigo, una operación...

Un dramón.

¿Sí? ¿Que ya se ha despertado?

¿Y qué tal ha salido?

Oh. Cuánto me alegro, gracias. Sí.

Me ducho y voy para el hospital.

Vale, hasta luego.

¿Ya? Ya. Todo bien.

Me alegro. Me voy a ir, ¿vale? Lo dicho: me encargo.

-Vale. ¿Te vas?

¿No hablamos? -Luego quedamos para esta noche.

¿En serio? Claro.

¿Con copa y eso?

Con copa sí. Y "eso" no sé qué significa para ti.

¿Tú qué crees? Mejor no saberlo.

Vale. Espero tu llamada.

¿Lo ves? La tengo en el bote. Soy la leche.

Eres patético. ¿Estás ciega? ¿No lo has visto?

¿Y mi historia? Le caló. Emocional, cercana.

Sí, Inés. Perfecta tu llamada,

y en el momento oportuno. Vale, muchas gracias. Luego te veo.

Niña, ¿qué te pasa? A ti no hay quien te entienda.

Eh, ¿qué pasa, Miguelón?

Oye, ¿me dejas jugar contigo?

Pero ¿tú no quieres que tengamos buen rollo?

Pues eso, perfecto.

Te propongo un juego, y así rompemos el hielo. ¿Te parece?

Pero cógelo, que si no, no vale.

Sí, Luis. En cuanto salga del hospital te llamo.

Sí. Es que estoy a punto de entrar. Adiós.

Para mis niños.

¿Cuántos tienes? Cuatro. Dos chicas y dos chicos.

¿No tienes un duro y tienes cuatro hijos? ¿Eres imbécil?

¿Usted no tiene hijos?

No tiene corazón. Yo tengo pasta,

y corazón creo que también, porque lo noto palpitar fuerte.

Sobre todo cuando me piden dinero para gilipolleces.

Y ahora aparta tu culo de mi camino.

Gracias. ¡Y usa preservativos!

¿Entramos? -Ahora voy.

-¿Qué vas a hacer?

-Ni idea.

Directo. Directo.

-Hombre, el paquete del equipo. -Hola, Patri.

¿Viste el trabajo en el email?

-No pude, pero estará genial. Gracias.

-Aparta ya.

-Eso está mal. Yo me lo curré, y si el profe

te pregunta a ti... -Lo siento pero no pude.

-"Lo siento" no.

¿Por qué te disculpas con el payaso? -No hablo contigo. Pero sí,

igual no pudiste verlo. -No pude.

Estuve haciendo... -No le des explicaciones.

-Yo daré lo que me dé la gana.

Me tenéis harta. Cuando los tíos estáis así, no os aguanto.

-Espera. -¿Ves lo que has conseguido, payaso?

Te vas a cagar. -Déjame en paz.

-Esto es un anticipo. Prepárate luego.

"¿Qué tal, comando uno? ¿Tienes ya localizado

el vino? Cambio. Digo... el misil enemigo. Cambio".

Negativo. Cambio.

"Atención, está en la neverita pequeña".

Neverita pequeña. Puerta transparente.

"Repito, con la puerta transparente".

Cambio. Cambio ¿qué?

Cambio. Cambio. Cambio.

Cuidado, vigila a tu alrededor.

Ya tengo uno, cambio. "Cojonudo".

Cógete dos o tres más. Cambio.

O no, coge todas las que puedas. Cambio.

Es que pesan. Cambio.

Pues espera allí, que entro. Cambio.

No, ya puedo yo solo. Cambio.

Vale. Vamos, comando uno, que tú puedes.

Buen trabajo, comando uno.

Cambio. Cambio.

"Hola". "Buenas".

No aguanto más. No aguanto más.

¡Es que no lo aguanto más! Pues ya vuelvo mañana si eso. Venga,

que te mejores. Que se mejore.

(Puerta cerrándose)

(Móvil)

¿Sí?

Hombre, qué grata sorpresa.

Sí, totalmente disponible. Hasta luego.

Servicio 24 horas. -¿Quién es esa?

-La enfermera que cuida de papá. Por cierto, ¿qué tal con Patricia?

Sí, claro. Vale.

Muy bien, allí estaré.

Encantado. Hasta luego.

¿A que no sabes quién era? ¿Quién?

Lola, Lolita, Lola. # La, laralala, lalá. #

A las 20:00 copita. Esto es tenerla en el bote.

Ay, por Dios. No, tú ni un "gracias"

ni nada. Lo hago por vosotros.

¿Por nosotros? ¿En serio?

Claro. ¿Qué saco yo con todo esto? Intentar tirarte a Lola.

Hombre, algún aliciente debe tener ejercer de padre.

¿O los padres no mojan? Qué animal. Igual te sorprendes.

Igual se sorprende ella, porque no sabe

con quién está jugando. El punto gallito te pierde.

Tan listo para unas cosas y tonto para otras.

Entre nosotros pasó algo en el pasado que no me enteré,

porque no es normal.

Solo quiero que cumplas lo pactado.

Lo pactado era que yo hacía el paripé y me dejabais en paz.

Y si quieres un padre de verdad, no soy yo.

Ya, no necesitas repetirlo.

# Lola.

# Lola, lalaralala. La, la, la, la. #

¿Qué tal todo?

Muy bien. Ah, sí: mi madre está mucho mejor. Ingresada y controlada.

Vaya susto nos dio anoche. Es muy mayor.

Ella sí, pero yo no. Tú no ¿qué?

Que yo no estoy mayor. Que no estoy impedido

y sufro las mismas limitaciones. ¿Otra vez?

¿Qué te fastidia más, que tú no puedas

o que Kike sí y te lo restriegue?

¿La verdad? La verdad.

Buena pregunta.

600. ¿600 euros?

¿Qué tienen, oro dentro? ¿No eres un experto en vinos?

No, soy un experto en jetas como tú.

Vamos, tengo un doctorado honoris causa.

No valen más de 80 euros.

Vale, tú verás, pero no sabes lo que te pierdes.

Un café para llevar.

Ahora mismo. Me tomo un café o caigo.

Ahora mismo.

Vaya pedazo de vino.

Esto es un Vega Narciso. El café, ¿solo o con leche?

Y reserva del 66, nada menos.

Estas botellas cuestan un pico. ¿Leche caliente o fría?

800 euros cada una. ¡Qué me dice!

Por lo bajini.

Padre, siendo cura, ¿cómo sabe tanto de vinos?

Soy de la ribera del Duero.

Ah. Mi abuelo tenía

una de las bodegas más famosas.

Así que 800 euros, ¿eh? Mínimo.

Curro, un cafetito calentito, cargadito

y en tacita. Ahora mismo.

Bueno, pues yo os dejo, y que disfrutéis de estos caldos.

Buenas tardes. Y gracias, que con su presencia se hizo la luz.

Venga. Hasta luego.

¿Ahora te fías de un cura?

Pero... tendrás morro. Por ser tú, 1500 pavos las tres.

La cuarta me la tomo con la trabajadora social.

Ah, ¿sí?

Oye, una cosa, Kike.

(CARRASPEA)

¿A ti qué te pasó con el Nene?

Demasiado dinero para jugárselo

en algo tan trivial como un juego de cartas.

Esto es algo más que un juego de cartas.

Solo puede ser una mujer. ¿No?

Es hora de que las cartas nos muestren nuestro futuro.

¿Y a ti qué coño te importa?

Perdona, solo es una pregunta. Pues no preguntes más.

Es que pregunta por ti. ¿El Nene está aquí?

Hola. Hombre, hola. Puntual.

Bueno, odio la impuntualidad, sí.

Pues ya tenemos algo en común, ¿ves? Vaya.

No sé si hicimos bien metiendo a Kike aquí.

Siempre me temo que meta la pata, la cague...

y todo esto se vaya al traste.

Además, Lola ya ni nos cree.

(Interferencias del walkie)

Déjalo ya, por favor.

¿Tú qué opinas? -No parece malo, cambio.

-¿De verdad crees que no es malo?

¿En serio? Miguel.

(SUSPIRA)

¿De verdad crees que Kike no es malo?

Joder.

¿De verdad crees que Kike no es malo? Cambio.

-Kike no es ni mamá ni papá, Laura. Cambio.

-¿Qué...? ¿Qué quieres decir con eso?

Cambio.

-Que nadie puede sustituir a unos padres.

Cambio.

-Quizá tengas razón.

No podemos pretender hacer de Kike lo que nunca será. Cambio.

-Eres mi hermana y te quiero. Con eso debe bastar. Corto y cambio.

-Yo también te quiero y me enorgullece que seas mi hermano.

Corto y cambio.

Ay, pequeñín.

¿Quieres algo más, Kike? No. Está todo perfecto.

Es el principio de una gran noche.

No lo dudo.

-Bueno, ¿qué es eso tan importante que me tenías que contar?

Bueno, quedamos para hablar de ser padre.

Sí. Y tenemos toda la noche por delante.

Bueno, toda la que haga falta, sí.

Y con una botella de buen vino, para acompañar la noche.

¡Guau! Es una botella muy cara, ¿no?

Es un buen vino. Qué detalle.

Sí, me costó caro. Pero por hoy merece la pena.

Sabes apreciar los buenos detalles. Me encantan.

Ah, ¿sí? Sí.

Pues yo soy una fuente inagotable de buenos detalles.

Pues me alegro mucho. Propongo un brindis.

Venga. Porque esta noche

va a ser una gran noche.

Estoy segura.

-Hola. -¡Pablo!

Pablo, Kike. Kike, Pablo.

-¿Qué tal, llego tarde? -No. Puntual, como siempre.

(CARRASPEA) ¿Y este?

¿Este? Él es Pablo, y es una sorpresa para ti.

Una sorpresa... Eso sí, desde luego.

Mira, si hay alguien que sabe de paternidad aquí,

es Pablo. Tiene tres hijos maravillosos, ¿verdad?

Enviudó hace cuatro años, y los está criando

prácticamente solo. Pedazo de padre.

-Tampoco hay que pasarse. -De verdad: si hay alguien adecuado

para estar hoy con nosotros es él.

Te dará consejos para que seas un padrazo.

Ya verás. -Anda, mira.

Un Vega Narciso. Qué nivel. Bueno, vamos a lo que vamos.

Yo tengo cuatro hijos. Tú tres. Te gano por uno.

Sí, es verdad.

Era guapa, ¿verdad?

No llegué a conocerla.

Dicen que era más guapa al natural. ¿Usted qué cree?

Lo que yo crea o no crea no le importa.

Gracias.

Será gili el tío.

Bueno, esta conversación es mejor

mantenerla a solas, ¿no? Totalmente de acuerdo.

Encantado de conocerte. Hasta luego.

Aprovecha estas horas con Pablo,

¿vale? Que vas a aprender mucho y muy bien.

Vamos.

Lola me habló mucho de ti. Oh.

Conozco bien a tus sobrinos, de tanto hablar de ellos.

¿Sabes? Estoy deseando ayudarte.

Pues mira tú qué bien. Está rico, ¿eh?

Sí. ¿Sí?

Ya que estamos,

¿tú sueles dejar a tus hijos solos a estas horas?

No, hombre. ¿Y con quién los dejas?

Con alguien de total confianza. ¿En serio?

Pero ¿tú de verdad crees que existe alguien de total confianza,

aparte de uno mismo, a quien dejar unos hijos?

Bueno, no es para tanto.

Ah, ¿no? ¿Tú no eras el padre perfecto?

No presumo de ello.

Claro. Ni me imagino lo que podría estar pasando ahora en tu casa.

Están durmiendo. Acabo de hablar con la canguro.

Ya. ¿Y tú te crees todo lo que te dice?

Mira...

¿Ves a ese con pinta de cura? Eh, eh.

Mira con cuidado. El de ahí.

Es un cura. ¿Un cura?

Ese es el timador más famoso de este barrio.

Buenas. Hola.

¿Y has visto a esta? No mires ahora. Mira con cuidado.

Esa, la de la barra.

¿Es una timadora también? ¿Timadora? No.

Se contrata de canguro en las casas y después las desvalija.

Al llegar los padres la encuentran vacía,

sin muebles, sin joyas, y con los niños en el suelo.

Pero tú no te inquietes.

Según tú, ¿qué es lo principal para ser un padre perfecto?

Bueno, yo tampoco soy quién para dar consejos.

¿Te importa que haga una llamada? Por favor.

Uno, dos, tres,

cuatro, cinco,... ¿Y este vino?

...seis, siete, ocho,

nueve...

Perdona, me voy a tener que ir.

No. Llamo a Lola

y quedamos para comer otro día.

Ha surgido una cosilla en casa y debo irme.

"Don't worry". Hasta luego.

Adiós, un placer.

Y 10.

¿Ese quién era? ¿Ese?

Un mamón que me ha fastidiado

una noche de lujuria. A todo esto, ¿el Nene está aquí?

Joder.

Mi padre es un maldito bocazas.

(TARAREA)

(SUSPIRA)

(Llaman a la puerta)

¿Qué tal? -Bien.

¿Qué quieres? -Solo saber cómo estabas.

-Ya te he dicho que estoy bien. -Ya.

Parece que te importa de verdad Patricia, ¿no?

-No. -¿No?

-No. Ya vale.

-Vale, solo quería... -No me compadezcas.

-No te estoy compadeciendo. -Mira, vamos a dejar el tema.

-Vale. Buenas noches. -Chao.

(SILBA)

Pero ¿dónde están el jamón y el queso?

(CANTURREANDO) Hermanito...

¿Duermes? Anda, que tiene narices.

Todo el día ahí tumbado,

por la noche durmiendo, y el vago soy yo.

Cuanto peor eres, mejor te va.

Míranos a nosotros. ¿Quién era el tío legal? Yo.

¿Quién se quedó a la chica? Tú. ¿Es justo? No.

Que, por cierto,

¿dónde has escondido, el lomo, el jamón y el queso, bribón?

Pero será tramposo...

(Llaman a la puerta)

¿Sí? -Soy yo otra vez.

-Pasa. -Perdón. He visto la luz encendida.

-Hoy parece que será nuestra noche.

-No podía dormir. -¿Qué pasa?

¿Qué? -Nada, da igual, déjalo.

-Patricia te tiene el coco absorbido, ¿eh?

-¿Por qué dices que no tengo nada que hacer?

¿Es demasiado para mí, soy gilipollas o algo?

-Yo no he dicho eso. -¿Entonces?

-No sé. -¿Qué? Imagino lo que piensas.

¿Qué hace este gili con ese pibón?

Soy un iluso y un capullo. -No te rayes.

-Sí me rayo. -Para.

-Que no, que paso. -A ver.

El otro día vi en el parque besándose a Carmen y a Patricia.

-¿A tu amiga Carmen? -Sí.

-Si le van los tíos. -Pues ahora le irá todo. Yo qué sé.

-¿Patricia?

Si está con Sergio. -Mira, eso es lo que yo vi.

-¿De verdad? -Que sí, joder.

-No me lo creo. -Pues créetelo.

-¡Mierda!

Te pillé. (SUSURRA) ¡Apaga la luz!

¡Joder! Vaya pintas.

¡Que apagues esa luz! Pero ¿tú dónde has ido, pillín?

No pretenderás que me quede aquí pudriéndome, ¿no? Apaga.

Si te pareces al atracador aquel. Espérate.

Una foto. ¡Tú eres imbécil!

¡Que me jodes el móvil! Oye, tú no me des. ¡Me vas a...!

(ÁFRICA) ¿Quién anda ahí?

¡Llevo un arma!

Madre mía. Don Luis fuera de la cama.

Pues sí. Es que... ¿Qué le estás haciendo?

¿Yo? Nada. Pasearlo. ¿Pasearlo?

Sí. Le has vestido.

Claro. ¿Lo saco en pelotas o qué?

Me lo llevé de marcha.

A la calle. Sí, a la calle.

Por eso el disfraz.

Pero ¿por qué haces eso?

Pues porque...

me daba lástima.

Me daba lástima. Todo el día encerrado, nada le despierta,

todos llorando a su alrededor, y he dicho: "¿Qué le gustaba más?".

Salir, ver chicas, gente, música... Esas cosas.

Y me lo llevé de marcha, pero no despertó.

No veas cómo pesa.

Y no me mires así, África. Que es mi hermano, joder.

Y... la de gente que despertó de un coma provocándola así.

Yo no he perdido la esperanza

de que mi hermano despierte y... Cualquier esfuerzo que pueda...

Pues así no sé si se despertará nunca. Don Luis. Ay.

Madre mía.

Pero ¿me vas a ayudar o te vas a quedar mirando?

Cógele de los pies.

Es verdad. Pesa como un muerto. Claro.

Porque está casi muerto. Casi muerto.

¡Joder con la pelotita!

Ay.

No sé para qué quieren tantos juegos los niños.

Va, venga.

A la de tres. Una, dos... ¡Venga, tres, ya!

Vale, hijo.

¿Qué?

Ah. Vale, que se me había olvidado. Qué desconfiada eres.

Espera, las zapatillas. No le voy a dejar con ellas puestas.

(Golpe en la mesilla)

¿Eh? ¡Nada, nada!

Esta zapatilla, que está rebelde.

¡Ahora! Ya.

¡Ah!

Al principio pensé que vuestro tío estaba loco. Pero luego me di cuenta

de que igual tiene razón.

¿Cómo se va a despertar nadie estando solo, encerrado siempre?

-Según tú, sabe él más que un médico. -No.

Yo no he dicho eso. Sacarlo a la calle

me parece una cosa muy bestia.

Pasearte por ahí con él por ahí como si fuera un muerto. No.

Digo que vuestro padre necesita estímulos.

Pasáis poco tiempo con él.

-Pero él nunca estaba con nosotros. A mí me daba vergüenza hablar.

-Y a mí jugar. Aunque... ahora parece un muñeco.

-Si papá se despertara...

-Girón no podrá separarnos, y el tío Kike no sería nuestro tutor.

Y daría igual

que Lola se enterase de nada. -Chicos, debemos despertar a papá.

¡Equipo!

-¡Equipo! -¡Ay, no llego! ¡No llego!

(TODOS) ¡Uh!

-Equipo...

Suerte que tu hermano pensó en esa excusa rápido.

¿Tú a eso lo llamas suerte?

No me vio nadie. Tú preocúpate de lo nuestro

y punto. Vale. Pero yo no me voy

hasta que jures que te quedarás aquí.

Luis, dame tu palabra. Que sí, hombre, que sí.

Además, no he dormido en toda la noche.

Quiero ir a la cama y que no me moleste nadie.

Pero que no me moleste nadie.

¿Qué pelotas hace esto en la caja fuerte?

Medio queso, jamón, lomo. ¿Qué es esto, Luis?

¿Eh?

Por si me entra hambre.

¿Por si te entra hambre? Tienes ahí una neverita, por dios.

Es que le cogí mucho cariño a esos embutidos, ¿vale?

Vale, vale.

(Pitidos)

Viene alguien. ¡A la cama!

Mete eso ahí. ¿Qué...?

No, el jamón dámelo. ¡Toma!

¡Tápate bien!

Pero ¿qué hacéis aquí? Venimos a despertar a mi padre.

No. Pero es que tu papá

necesita descanso.

Papá, tienes que despertarte.

Papá. Papá. Papá.

Papá, papá, papá, papá, papá.

Papá. ¡Papá!

-Estoy emocionada.

Esto es patético. ¿Es que usted no tiene corazón?

Sí, pero no lo malgasto en tonterías.

¿Queréis?

Todavía te quedan un montón. -Sí. No tengo tiempo de hacer más.

(Móvil)

Kike ha perdido toda la pasta muchísimas veces.

¿Por qué es tan importante esta partida?

No lo sé. Yo le he preguntado muchas veces cuando estábamos en Tailandia

y él se ponía muy tenso y muy serio

y me decía que nunca más volviera a preguntarle del tema.

¿Y tú no tenías curiosidad por saber qué paso?

Mira, papá, déjalo en paz.

Sí, sí... Vale, pues ya está.

"Y entonces Akay extermina a todos los alienígenas".

(IMITA GOLPES)

"Tomad rayos de la muerte.

Pero claro, aún queda uno que se mete en una cueva muy oscura.

Entonces coge una pistola de rayos láser y Akay dispara".

(IMITA DISPAROS)

"Hasta que un rayo impacta sobre él.

Pero de la cueva sale un monstruo gigantesco

que le dispara rayos por los ojos".

(IMITA DISPAROS)

Que sí, Carmen.

Pero es que estoy intentando despertar a mi padre.

Es que parece un puto geranio, tía.

No lo puedes... ni ver.

No se entera de nada.

No, que ya sé. Por mí podría seguir así.

Todo lo hago por contentar a Carlos. Ya.

Sí, no valdrá para nada.

Pero bueno.

Una momia total, tía.

Tú no sabes lo que es esto. ¡Ay!

Perdona. Yo ya no aguanto más.

Es que ya no aguanto más.

No me lo puedo creer.

¿Esa es Isabel? Isa...

Mátame, Girón. Mátame, porque...

(Puerta abriéndose)

(CARRASPEA)

¿Qué? Eso digo yo. ¿Qué?

Girón, tú no serás un pervertido.

¿Qué? Pintándole la cara

y vistiéndole de mujer.

Eh, para. ¡Para tú!

¿Qué le estás haciendo?

¡Que no hago nada! Ya veo.

La primera vez que te vi se lo dije a Luis:

"El abogado tiene cara de pervertido".

Ay. ¿Cómo está mi oso perezoso? ¡Mi oso perezoso!

Girón, fuera, si no quieres que tengamos un disgusto.

Es que no te esperábamos hasta dentro de dos días.

Siento haber arruinado tus planes.

No consiento que insinúes lo que no es.

Necesita descanso.

¡Ay! No te apures, oso mío, que tu enfermera está aquí.

Te voy a dar un masaje que vas a ver el cielo.

Mira, si llora de emoción solo con oírme.

Ay... Pero...

Eh... Espero que esto no se repita.

Hola. Soy Isa. Hola. Yo soy Kike.

Encantado. Novia de tu hermano.

Al que he dejado requetebién.

Pues me alegro. Yo también sufro problemas físicos muy graves.

Sí. Tienes mala cara.

Kike, ¿estás bien? ¿Algún remedio?

Buenas noches, querido. Buenas noches, querida.

Pero mira quién está aquí.

No tienes nada que hacer con Patricia. Entérate ya, idiota.

-Tú tampoco.

-¿Eres tan pringado de pensar que tienes posibilidades?

¿De que me la vas a robar? -Yo no. Ella sí.

-¿Qué? No entiendo.

-Que Patricia y Carmen están liadas.

Que eres un listo. -Pero ¿qué dices, tío?

-Lo que oyes. Pregúntaselo.

-Que no, tío. -Vale, se lo pregunto yo.

-Quieto.

¿De verdad eres lesbi, tía? ¿Y estás liada con esta?

-¿De qué vas, gilipollas? Y si fuera así, ¿qué?

-Sois bolleras. ¿Y tú de qué vas?

¿Te ríes de mí o qué? -¿Tú eres imbécil o qué te pasa?

-Que te den. Que os den a las tres.

-¿De qué va?

¿Y tú por qué no le dices que no soy lesbiana?

-Porque me tocó las pelotas.

-¿Las pelotas?

¿Se puede saber qué hace mi padre? -A mí no me preguntes.

Llevamos una temporada echando chispas.

-¿Tú no sabes nada? -Pregúntale a él.

Yo desde luego no pienso hacerlo.

-¿Qué haces, papá? Business.

Ya, tú siempre "business". Pero te voy a repetir

la pregunta: ¿qué estás haciendo?

Ah. Verás, es que Kike y el Nene han quedado aquí en dos horas.

¿Y? La partida de póquer del siglo.

¿Y? Expectación, curiosidad.

¿Y?

Vamos a ver, hija, que pareces un poco...

Todos oyeron hablar de esa partida, y se va a repetir hoy.

La partida de póquer del siglo. "The revenge", la revancha.

Y mucha gente pagaría por estar en ese hito.

Porque esto es un hito.

Sí. Cómo te lo montas, ¿no?

Sí. ¿Y el Nene y Kike qué se llevan?

Pues la fama, la leyenda.

El ser unos mitos y pasar a la historia. A mucha gente

le parece importante pasar a la historia.

Eres un genio.

Sí, ya lo sé. Con cuatro llamadas he vendido todas las entradas.

Y sin consumición. ¿Qué te parece? Que eres un buitre.

Bueno...

Pasad. -Carlos.

-Perdón, tengo deberes. -¿Te pasa algo conmigo?

Antes me perseguías y ahora parece que huyes de mí. ¿Te he hecho algo?

¿Entonces? -Nada.

-¿Nada? -Que yo respeto a todo el mundo.

-Y yo. ¿Y?

No te entiendo.

No sé, han estrenado una peli que quiero ver. Podríamos ir juntos.

-¿A ver una peli juntos?

¿No ibas a ir con...?

-No. Es que esas pelis a ellas no les gustan.

A mí me gustan las de chicos.

De superhéroes, guerras y eso. -Claro, lógico.

-¿Cómo lógico?

-Nada, da igual. Que sí, vamos. No tengo nada mejor que hacer.

-Oye, que si te supone un esfuerzo, voy con otro.

-Que no, que no. Que sí, que vamos. Venga.

Tía, tu hermano es mazo de raro.

Parece que me hace un favor viniendo al cine.

Yo flipo. -Aún me acuerdo

del gili de Sergio. A ver de dónde sacó que soy lesbiana.

-No sé. La gente habla mucho de todo.

-Ya. Y aunque lo fuera, ¿qué? -Exacto.

¿Qué? -Se han pasado tres pueblos.

-Pero es que además, tras reaccionar así, "bye", idiota.

Que eres un idiota.

Bueno, yo me voy a ir. -Adiós.

-Hasta luego.

-"Oh, yeah".

¡Eres lista, tía!

Eres lista. -¿Ves?

-¿Cómo sabías que Sergio reaccionaría así?

-Porque es un "pringao", y siempre lo ha sido.

Y cuando se pusiera gallito, Patricia le iba a despachar.

Y mi hermanito... carretera asfaltada.

-Cuando vea que Patricia va a darle un muerdo en el pescuezo

o un beso de tornillo,

se va a quedar de piedra. -Ya ves.

Bueno, lesbi... -Mira.

Cállate, cállate.

Menuda fama voy a tener desde mañana en el insti.

-Lo importante es que ya no está Sergio.

Estoy harta de que menosprecie a la gente

porque no sea o piense como él. Que le den.

¿Y tú? ¿De dónde te viene este talento

para montarte estas películas? -Ya ves. Venga, come y calla.

¿Qué tal?

"Coño, Nene, qué alegría. Siéntate, ponte cómodo".

¿Qué tal, Curro? Muy bien. Aquí estamos.

Hala, ponte cómodo.

Hombre, Kike. Pasa, pasa.

¿Cómo estás? Pasa. ¿Qué tal?

¿Qué coño es todo esto? ¿Cómo que qué es esto?

La partida del siglo.

Siéntate, anda, y concéntrate en lo que debes,

que te conozco. No, no.

Solo he venido a hablar con él, no a jugar.

¿Cómo que no has venido a jugar?

Tú has quedado aquí con el Nene,

con él. ¿Para qué se queda con él? Para hablar.

No, no. Te equivocas. No se queda para hablar.

No. Para hablar se va uno al parque, al Retiro

o a un bar. Pero no se queda...

Tú has venido a jugar la partida del siglo.

16 años después. "The return", la venganza.

¿Qué película te has hecho?

¿Que qué película? ¿Me estás hablando a mí?

Nene, dile algo.

Yo solo he venido a hablar con Kike.

"Hace dos años que no juego. ¿Que hace dos años que...?

-Podemos hablar fuera".

No me toques. La pasta.

Anda, tirad. Y aquí no se devuelve la pasta.

Como los toros. Si llueve, se suspende.

Coño. Sois unos cagados y unos mamones. Eso sois vosotros:

unos cagaos. Hala.

(TODOS) ¡Eh!

-Pero ¿esto qué es? -¡El tío este!

-¡Bueno! -Que nos devuelvan el dinero.

¿Qué haces aquí?

¿No quedaste con Patricia para ir al cine?

-Paso de ir. -¿En serio?

-Sí, en serio. ¿A ti qué más te da?

-Pues sí que me da.

-¿Sí? -Sí, la verdad.

-Estoy leyendo un cómic. Déjame.

-Eres gilipollas. -¿Y eso a qué viene ahora?

A que lo eres y no te enteras. A eso viene.

-Hoy no es mi día. Mañana hablamos.

-Vale. Pero Patricia es buena tía, y no merece que la dejes tirada.

-Sí, pero es lesbi.

-¿Y qué pasa? ¿Tú también eres como Sergio?

(Música)

# "Movierecord". #

Entré porque pensé que ya no venías. -Perdón. Líos en casa.

Te traje palomitas. -Ya he comprado, pero gracias.

Me encanta que hayas venido.

-Y a mí.

Quería decirte que...

aunque seas... -¿Qué?

-Nada, da igual. Era una tontería.

-"Todo comenzó con la forja de los grandes anillos".

-¿Sabes qué me ha dicho el gilipollas de Sergio hoy?

-¿Qué? -Que era lesbiana.

A ver de dónde se lo ha sacado. Pero aunque lo fuera, ¿qué?

-(TOSE)

-Oye, ¿estás bien? -Sí, sí.

-Pues eso, que es un imbécil.

No sabes el numerito que me ha montado.

Pero vamos, que ya sé de qué va. Se acabó para siempre. Que le den.

-Entonces... -Entonces ¿qué?

-¿No eres...? -¡Y dale!

¡Que no soy lesbiana! ¿Qué os ha dado a todos con eso?

¿Y si lo fuera? ¿Eres tan gilipollas como Sergio?

-¿Yo? No tengo nada contra nadie.

Como dice mi tío, a unos les gusta el mar y a otros la montaña.

-Y a mí me gustas tú. -"El señor oscuro Sauron...".

-Deja las palomitas y acércate.

"...para controlar a todos los demás.

En ese anillo descargó toda su...".

Llevo 16 años preguntándome cada día unas cositas sobre esa partida.

Di.

¿Quién te puso tanta pasta para que apostases tanto

cuando yo solo quería crear un futuro con una mujer?

No te amargues con el pasado. No vale la pena.

Lo pasado pasado está.

Ya. Venga.

Te invito a una copa. Desde que no juego, tengo pasta.

¿Cuánto te pagó mi hermano?

OK.

OK.

Veo que no vas a dejar de morder el hueso.

Me pagó mucho. Y me tenía cogido por las pelotas.

Temía que te escaparas con... Con Marta.

Tú no pudiste cumplir con una promesa.

Él le contó tus debilidades a ella, y ella vio que no teníais futuro.

Aquí solo ganó uno, Kike, y no fuimos ni tú ni yo.

Gracias.

Después de 16 años, te la debía.

Papá, una pregunta: ¿mamá y el tío Kike eran amigos?

(Pitidos acelerándose)

Quiero saber si puedo trabajar para otros.

Bueno, si soy capaz de trabajar.

¿Tú sabes si mamá y el tío Kike

hacían esas cosas que hacen los mayores cuando duermen juntos?

Algo pasó entre madre y mi padre y tú. Nadie me lo quiere decir.

Pero yo quiero saber lo que ocurrió.

Que si sois pareja.

¿Y eso a ti qué te importa?

Sí me importa, sí.

Esa mujer no puede volver a entrar en esta casa.

Esto es una mierda.

Nada. Que Isa es muy, pero que muy guapa.

Y ahora mismo está libre, libre, libre.

(SILBA)

¿Me estás proponiendo que cuide yo de Isa?

Isa no puede acabar con Kike.

Pensé que te habías quedado dormido.

iFamily - Capítulo 3

21 mar 2017

Los últimos 32 programas de iFamily

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios