www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5052558
No recomendado para menores de 12 años Hospital Valle Norte - Capítulo 9: "Ropa sucia" - ver ahora
Transcripción completa

La ecografía abdominal muestra una malformación uterina.

Un abrazo a todos, adiós.

-¿Quieres decir que no podré

"tener hijos?".

-"Es pronto para saberlo".

"¿Qué será de él cuando le demos el alta?".

Volverá al centro tutelado.

"Le están buscando"

una familia de acogida. ¿Y quieres

"que lo acojamos nosotros?".

¿Qué haces aquí?

Pablo, estoy embarazada.

De ti.

"El hospital hizo cuanto pudo por salvarle la vida. Su padre

conocía los riesgos".

-No conocía que se olvidarían una esquirla,

"que durante la extracción para el trasplante,

perforó el páncreas provocando una hemorragia mortal"

al paciente.

-Gerardo Valle, director de esta entidad, mintió.

-¿Qué tienes que decir a eso?

Recuerda que pasarán cosas en el hospital.

-Sabes que puedes contar conmigo.

-Ese es mi chico.

Tranquila. -(GIME)

Diría que es ingesta de drogas.

¿Domicilio? -¿Qué más da?

-Pues daré parte a la Policía. -¡No! ¿Por qué?

-"No lleva documentación",

pero intuyo que dio datos falsos.

Tiene un pequeño aneurisma.

No sé qué es un aneurisma. Es como tener una bomba

de relojería en tu cerebro.

Es pequeño para operarlo.

-Doctora, han llegado los policías.

(Claxon y frenazo)

Debería volver a casa.

La has perdonado.

No.

(Móvil)

Perdona, es mi hija.

Alba.

"Mamá, hay que ir a por él".

"A por papá, le han pegado una paliza".

Oye, perdona. ¡Oye! Perdona. -¿Sí?

-¿No había por aquí un garito, esto, de... de chavalas, ya sabes?

-No me suena. -¿No?

Va a ser en la siguiente bocacalle.

-¿No tendrás fuego?

-Lo siento, no fumo.

-¡Qué va! A este le gusta meter las narices donde no le llaman.

¿Verdad, campeón?

-¿De qué va esto? -Ya lo sabes,

Marquitos.

¡Cógelo! ¡Cógelo!

(Gemidos y golpes)

(Gemidos)

¡Tíralo, tíralo! ¡Tíralo!

¿Adónde vas con la teja, hijo de puta? ¿Eh?

Tanta teja y tanta hostia. ¡Tira para acá! ¿Eh?

Espera, espera.

¿Adónde vas, chaval? -(GIME)

-Te voy a reventar.

-(GIME)

-¡Ya está! ¡Para, para!

¡Que te lo cargas, coño! Que lo vas a matar.

¡Vámonos ya! -¿Es esto?

-Espera, espera. Para.

-¿Aquí?

-¡Aquí está, coño!

-¡Vámonos, vámonos! -(LE CHISTA)

Ven aquí, campeón. ¡Ven aquí!

-(GRITA Y GIME) -Sh, sh... ¿Eh?

¡Espabila, coño! No te duermas ahora.

Cuidadito con lo que haces o dices a partir de ahora, ¿eh?

Te estamos vigilando.

Y cuídate, campeón.

-(RESPIRA CON DIFICULTAD)

(JADEA CASI ASFIXIÁNDOSE)

(GIME Y RESPIRA ANGUSTIOSAMENTE)

(GRITA DESESPERADAMENTE)

(Tono de llamada)

(RESPIRA ENTRECORTADAMENTE Y CON MUCHA DIFICULTAD)

(MASCULLA) Cógeme el teléfono, por favor.

(Móvil)

Ay... En fin, no te rías de mí, ¿vale?

Pero es que no sé cómo reconectarme emocionalmente.

(GIME)

(Tono de llamada)

Alba...

-Papá, dime. Me pillas

a punto de salir y llego tarde.

-(RESPIRA CON DIFICULTAD)

Necesito... -Papá, ¿estás bien?

...que vengas a por mí.

Me han dado una paliza

y no puedo moverme. -¿Cómo que una paliza?

¿Quién? ¿Estás bien?

-(GIME) Te he mandado mi ubicación.

-Vale, ¿necesitas que llame a una ambulancia?

-No, no... Nada de ambulancias.

-Vale, sí. -"Alba...".

Ven tú y ven rápido.

-Vale, vale. Tranquilo. -"(GIME)".

Lo más importante... No llames a la policía.

"Prométemelo". -Te lo prometo, sí.

-"(MASCULLA ININTELIGIBLEMENTE)".

No llames... -¿Papá?

-(GIME) -¡Papá! ¿Está bien?

¡Papá, contéstame, que me estás asustando!

¡Joder!

(RESPIRA AGITADAMENTE)

(Tecleo)

Sobre todo del segundo ex marido. (RÍE)

(Móvil)

Perdona, es mi hija.

Alba, voy para casa enseguida.

Hay que ir por él.

"Papá, le han pegado una paliza". ¿Qué pasa?

"Tengo su ubicación".

¿Seguro que es aquí?

Sí, mira su moto. Voy a buscar algún bar.

¡No, no! ¡Ni se te ocurra! Dijo que no avisara a nadie.

(Móvil)

¡Sh! ¡Sh!

Por aquí. ¡Por aquí!

¿Marcos? ¡Papá!

Es del contenedor. ¡El contenedor!

¿Papá?

¡Papá! Mamá, ¿por qué no dice nada? ¡Papá!

Alba, por favor, necesito que mantengas la calma.

Nosotros nos encargamos.

Vale.

Tranquilo. Tiene pulso, ¿vale?

Con cuidado, ¿eh? Con cuidado.

Le tengo. Cuidado con la barra.

¡Cuidado!

Cuidado con las piernas. ¡Al suelo!

¿Qué ha pasado?

No sé, todavía respira.

La barra es lo que impide que se desangre.

Hay que quitarla en quirófano.

¿Cómo se lo ha hecho? No puedo explicártelo.

Me hago responsable. ¡Cuidado!

Cuidado, ¿eh? Avisa a Villafáñez,

que venga. -Voy.

-Y que preparen quirófano.

Con cuidado, ¿eh?

Vamos, vamos, vamos.

-Mamá... Necesito que te quedes aquí.

No dejaré que le pase nada.

-Venga, vamos.

Vamos.

Quiero las constantes, avisa al radiólogo y al escáner.

Que vaya a quirófano, me cambio.

-Enseguida. -Que preparen el quirófano 2.

(SUSPIRA)

¿Qué haces? Es cosa mía. Es mi turno.

Me encargo yo. ¿Y eso?

Es mi ex marido y padre

de mi hija. Razón de más para no intervenir.

Tiene razón, lo hará bien. ¡No es un debate! ¡Me encargo!

Gerardo no lo aprobaría. No está y soy jefa de Cirugía.

En realidad, sí está. Sufrió un colapso en la reunión.

¿Qué? Está bien, le he ingresado.

Paula, por favor. No, no.

Ve con él. Yo me quedo aquí.

¡Aquí no puedes hacer nada! Nos encargamos.

Quita, coño.

¿Qué ha pasado? Se escapó y casi la atropellan.

Pero en el frenazo cayó y se dio

con la cabeza contra el suelo. Joder.

Efectivamente, se ha roto el aneurisma.

Hay que operar. Sí.

Sí, va para quirófano. Muy bien.

Tolosa.

Vamos. Vamos.

(RESPIRA PROFUNDAMENTE)

Hay que quitar la barra para dormirlo e intubarlo.

La barra puede taponar

algún vaso. Se desangraría

antes de hacer nada. Si lo dormimos de lado...

¿Qué no entiendes? Hasta abrirle, no le quitamos la barra.

Es muy grande... -Villafáñez.

La Dra. Díaz tiene razón.

Que se desangre es ahora su mayor peligro.

El Dr. Arriero es un exagerado.

Me ha dado un bajón de azúcar durante la reunión

y ha insistido en ingresarme.

Te has desmayado. Y aquí dice

que referiste una lumbociática antes del desmayo.

Un pequeño dolor de riñones hacia la pierna. Nada grave.

Un exceso de tensión o una bajada de glucosa.

¿Cómo que exceso de tensión?

¿Algún problema en la junta?

Coño, Gerardo, cuéntamelo.

¡No! No, un pequeño enganchón con Emma, ya la conoces.

Nada grave que no vaya a arreglarse.

Lo que tú digas.

¿Desde cuándo no te haces un chequeo?

¡Bueno!, en casa del herrero, cuchillo de palo.

Pues te va a tocar.

Te voy a pedir analítica completa de sangre y un electro.

Y también placas de tórax y abdomen.

Mercero está en camino, que te vea como traumatólogo.

Tranquilo, puedo esperar. Oye, estás

en mis manos. Estás internado y eres mi paciente.

Y yo soy tu jefe. Obedece.

¡Jon! (LLORA) -¡Buah!

Hey, hey... ¿Estás bien, Alba?

¿Qué ha pasado?

-Mi... Mi padre, que está mal, le...

Bueno, ha tenido un accidente. Mi madre

se lo ha llevado a quirófano y nadie me dice nada.

No entiendo... -Tranquila. Tranquila.

¿Vale? Tranquila. Esperar no siempre es malo.

A veces es bueno.

¿Vale? Así que tranquila. Voy a ver a Gerardo. Cuando termine,

paso por quirófano a ver cómo está

y vengo y te cuento.

¿Vale? Espérame aquí.

-Gracias.

-Y tranquila, ¿vale?

Tranquila.

Ahora vengo.

Cuidado.

Cui... Cuidado.

¡Ya!

¡Aspira!

(Alarma)

¡Más compresas!

Más compresas.

Está muy inestable.

Mantenlo como sea. -Tranquila, yo lo controlo.

-Cuatro bolsas más de sangre y seis de plasma fresco.

Aspira aquí, por favor. Sí.

Vale. Aneurisma sellado.

Cerramos. Sutura y grapas, por favor.

-Poliglactina y grapadora.

(Alarma)

Se hipotensa y sube la frecuencia cardiaca.

Hay otro sangrado.

¿Por dónde está sangrando?

(RESOPLA)

Mierda, sangra mucho. Coagulación alterada.

¡Parada! Masaje cardiaco.

-Toracotomía izquierda. ¡No!

Es más rápido abriendo el diafragma. Pinza y tijeras.

¡Rápido!

Joder.

Dame otra pinza.

Bertual.

Iniciomasaje.

Joder.

Vamos, coño.

¡Dame una gasa, por favor!

Venga, venga, venga.

¡Espera, ahí!

(SE QUEJA) -Eh, perdona.

Para el dolor te daré corticoides, diazepam y un "diclo".

Debería ser suficiente. Aunque no estaría de más

que vieras a un internista.

-Si no es nada, pero gracias.

-Gerardo, cariño. -Hola.

-¿Estás bien? -Sí.

Que sí, que sí...

-Bueno, jefe, te veo muy bien acompañado,

así que te dejo.

Gerardo, reposo.

-¡Que sí! -Va a reposar

como me llamo Rosa Mari.

De aquí no se mueve. -¿Ves cómo amenaza?

-Muy bien. (RÍEN)

-Venga. -Adiós, adiós.

-¿Seguro que estás bien? -Sí, sí.

-¿Y esa cara de malas pulgas?

¿Es por algo más? -(SUSPIRA)

Emma. La directora financiera.

Me la ha jugado bien en la reunión con la junta y...

Bueno, no sé qué va a pasar.

-Olvídate del trabajo y de esa mamarracha. ¡Que la zurzan!

-(RÍE) -No le dediques ni un minuto.

Hay cosas más importantes en la vida.

No responde.

(Pitidos)

Adrenalina, ¡rápido!

Coño.

Vale. Lo tengo.

(SUSPIRA) Era una rama de la arteria aneurismática.

Muy bien. Pues taponamos y suturamos.

Vale.

Gracias.

(SUSPIRA)

Alba, tu padre sigue en quirófano.

Le está operando tu madre.

De momento, no hay novedades.

-¿Sabes?

Mientras mi madre terminaba la carrera y...

y hacía su residencia, era...

Era él quien me cuidaba.

A mamá casi no la veía y...

bueno, era él quien me vestía,

"me hacía el desayuno, me llevaba al cole,

jugaba conmigo y me leía un cuento antes de dormir".

"Los dos sacrificaron muchísimo, muchísimo por esto".

"Y a la vista está que no salió bien".

"Bueno, al menos como pareja".

"Pero tal vez, si no lo hubiesen hecho así,"

ahora ella no estaría ahí salvándole la vida.

Para un momento el masaje.

Vuelve a ritmo sinusal. ¿Cuánto tiempo ha estado parado?

-No demasiado.

Voy a suturar.

Pinza y punto.

-¿Le quedarán secuelas?

-Puede que no, pero tiene que aguantar la operación.

Va a aguantar, ¿de acuerdo?

Y ahora todo el mundo en silencio y concentrados.

Bueno, quizá...

no les salió bien como pareja, pero te tuvieron a ti.

Una hija maravillosa.

-(RÍE)

-Seguro que están muy orgullosos de la mujer en que te has convertido.

-¿De verdad lo piensas?

-Por supuesto.

-¡Alba!

-¡Abuela! -Cariño. Ven aquí, tesoro.

Tranquila. (LA BESA REPETIDAMENTE)

Todo va a salir bien, ¿eh?

Va a salir todo bien.

¿Tolosa?

¿Sí?

¿Has elegido especialidad?

No lo tengo claro. Bueno, o no lo tenía.

No sé. La Cirugía Pediátrica también me gusta mucho.

Además, el Dr. Fuentes es muy inspirador.

Sí, sí. Seguro que lo es.

"Pablo, estoy embarazada. De ti".

"No puede ser". "Sí puede ser, te lo aseguro".

"Quiero este bebé, de verdad que lo quiero".

"Y lo voy a tener,

aunque sea sola".

Pero no sé, si a lo mejor algún día Pablo...

o sea, el Dr. Fuentes, no sé,

te deja tirada o te hace pensar algo

que realmente no es luego como pensabas o pasa de ti,

a lo mejor la neurocirugía es tu camino.

Me encantaría tenerte en mi equipo.

Bueno, gracias.

Piénsalo. Vale.

("Wake up", Rupert Pope & Giles Palmer)

¿Estás bien?

¿Ha ido todo bien?

(Mensaje de móvil)

Los horarios, ¿no? Gracias.

-Buenos días. -Arriero.

Una pregunta: ¿qué hacía ayer la Dra. Díaz operando

en tu servicio?

-Ah... Sí.

Sí, sí.

Bueno, es que ella trajo... al accidentado

y... -¿Y...?

-Mejor pregúntale a ella.

Tu padre es muy fuerte y está aguantando.

Es lo único que importa ahora. Pero ¿cuándo va a despertarse?

Pues... a lo mejor le lleva días o...

No sé. Hasta que empiece a reaccionar, no lo sé.

¿A ti te dijo quién fue o qué pasó?

Solo que le habían dado una paliza.

Es probable que la policía te lo pregunte.

¿Cómo la policía?

Tenemos que dar un parte de lesiones a la policía.

Mamá, no puedes llamarlos. No puedes.

Antes de cortarse la llamada me dijo que no había

que llamar a la policía. Que era peligroso.

Da igual, no puedes. Alba.

Prométemelo. Prométemelo, por favor.

Cariño, yo no sé en qué líos anda metido tu padre.

Intentaré retrasar el parte lo que pueda, pero en algún momento

nos van a preguntar y tendremos que hacerlo.

Ya.

Ven aquí.

¿El parte de lesiones lo has cursado ya?

Todavía no. Acabo de imprimirlo. Perfecto.

Confía en mí. Yo me encargo.

Pero... Confía en mí, yo me encargo.

Dra. Díaz.

Supongo que también lo querrás.

Marta, por favor...

Eh... Ahora voy. Bien.

Que... ¿Qué tal?

No sé cómo me haces algo así. ¿Perdona?

No son ni las formas ni el momento ni...

Mira, Marta, estoy empezando un proyecto de vida con Cristina.

Estoy enamorado y vamos a casarnos. Ya lo sé.

Lo sabes. ¿Sí? Sí. Sí.

¿Y que estoy planteándome ser padre de acogida

y que me obligas a serlo quiera o no?

No pretendía que fuera así. Mira.

Mira, lo siento muchísimo, de verdad, pero...

Ninguno de mis planes encaja con... tu embarazo.

¿Hm?

Y ahora de golpe me pones en la tesitura de tener que decidir.

No. No te he dicho que decidas. ¿Cómo?

No, no. Yo conozco tu situación perfectamente,

yo solo te he informado.

(RÍE) Es cosa mía. Nadie necesita saber

que eres el padre. ¡No es tan fácil,

joder, Marta! Tú sueltas la bomba y todo solucionado.

¡Para mí no! Porque soy el padre de esa criatura, ¿entiendes?

El padre de la criatura. Es...

Marta, yo... Necesito tiempo para pensar qué hacer.

¿Vale? ¿Tiempo para pensar?

Sí. Pues tendrás todo el del mundo.

¿Vale? De hecho, mejor que ni nos veamos.

Que nos evitemos. Y a tu boda, ¡no pienso ir, te lo aseguro!

Si eso quieres, ¡de puta madre! ¡De puta madre!

¡A la mierda ya!

He visto al hijo de Echegaray.

¿Te ha comentado Gerardo algo de eso?

No. Pensaba que estaba todo arreglado.

Más líos legales, lo que nos faltaba.

¿Más líos legales? (ASIENTE)

Están siendo unos días complicados.

Oye, estás destemplada, déjame llevarte a casa

y descansas unas horas. Aquí ya no puedes hacer nada por él.

Eso acabo de decirle a mi hija.

Pero quiero terminar cosas en el hospital y...

Bueno, quiero controlar de cerca

el estado de Marcos. Pues me quedo

y te ayudo. Dentro de un rato debo volver.

Te has ganado el descanso a pulso.

Yo no me he pasado toda la noche operando.

No, pero has estado con Gerardo.

No he hecho nada. Sí.

Has estado ahí apoyándome.

"Estamos de acuerdo".

Con esa cantidad, no hay necesidad de ir a juicio.

-Por los daños emocionales causados. -Por supuesto.

-Aquí tiene los documentos firmados y la cuenta de mi cliente.

-(ASIENTE)

-Muchas gracias. ¿Ve como hablando se entiende la gente?

-Sí, es precisamente mi lema.

Sr. Echegaray, Vd. es consciente de lo que significa ese papelito

que está firmando, ¿verdad?

-Es el compromiso de confidencialidad.

-Ya.

-Conoce lo que supondría para Vd. romperlo, ¿no?

Parece que todo evoluciona como debe.

¿Tienes más sueño de lo normal

o falta de sensibilidad en alguna parte?

-No. -Bueno, cualquier cosa,

por pequeña que creas, debes avisarnos, ¿vale?

-Lo sé.

¿Qué? ¿Qué pasa?

¿Tengo algo más...?

-No, no es eso.

Si todo va como hasta ahora, en unos días deberemos darte el alta.

Y debemos avisar a la policía y al juzgado.

Eres menor de edad y estamos obligados legalmente.

Mira, ya sé que no te llamas Sara.

Eres Irene Bajo Herrero y tienes 17 años.

Y huiste de casa hace algo más de un año.

Irene, si quieres que te ayude, tienes que contarme la verdad.

Bueno, pues nada.

-Hui después de que mi padre matara a mi madre.

La tiró por las escaleras.

Pero quedó libre por falta de pruebas.

Y me obligaron a quedarme a vivir con él.

La primera vez que me escapé me encontró la policía y...

no le hizo falta decirles nada porque en cuanto pudo me...

Me metió una paliza como escarmiento.

Y... me volví a escapar.

Y hace un año ya de eso y... no sé,

ha sido el mejor año de mi vida.

Todo lo que hay aquí son

recuerdos de gritos y golpes a mi madre o a mí.

Me... Me crié con miedo a que acabara como acabó.

Y si llamas a la policía todo eso volverá.

Lo sé por experiencia, así que no me digas que esta vez será distinto.

¿Útero bicorne?

-Sí, una malformación congénita.

Digamos que el útero queda dividido por un tabique,

que lo separa en dos partes, y puede llegar hasta el cérvix.

Podemos operarte para que no afecte a tu fertilidad.

-Entonces, una vez me operes, ¿podremos tener hijos?

-Sí. En principio, sí.

Todo va a ir bien, cariño.

-¿Y la boda? Quiero decir,

¿podré recuperarme, porque faltan menos de dos meses?

-Sí, es una recuperación muy sencilla.

La anestesista ha revisado los análisis preoperatorios

y no hay contraindicación,

así que si estás preparada, puedo operarte esta semana.

-Claro, claro. Pues estupendo.

Pues gracias por todo. -De nada, un placer,

y nada, tranquilos, todo irá bien.

-¡Joder! ¡Ay!

Ay, Iván, perdóname.

Muchas gracias, Julia. -Cuidaos.

Gracias, chao.

-¿Aquella no es Marta?

No. No... No es Marta.

Oye, ven, voy a enseñarte las habitaciones donde esperarás.

Cariño, conozco el hospital de sobra.

Han hecho cambios. Están como nuevas. Ven un segundo.

Sí, necesito un informe de un paciente: Marcos Ufarte.

Ingresó anoche de urgencias y fue operado por la Dra. Díaz.

Ajá.

¿Cómo que no está el informe en el sistema?

No, no hace falta, yo me encargo.

Pablo, ¿puedes decirme dónde vamos? Ya que estamos por aquí,

me gustaría que conocieras a alguien.

¿Qué haces? Solo conocerlo, cariño.

Luego decides con calma, pero... conócelo, por favor.

Pero solo conocerlo, ¿vale? Sí.

Nada más. Por supuesto.

Por supuesto, mi vida. Gracias.

Ven.

Rodrigo, necesito que me hagas un favor.

Que me ayudes con algo. -¿Ahora?

-Es por una paciente.

-¿Quién? ¿La chica del aneurisma?

-Deberíamos avisar a la policía y al juzgado,

pero me da miedo

meterla en la boca del lobo. -¿Y qué tramas?

-Pues tengo la dirección de su casa

y me gustaría ir para ver si dice la verdad.

-Alex, para.

No puedes implicarte así con todos tus pacientes.

A la larga puede traerte problemas.

Por no hablar de que es una pérdida de tiempo.

-No estoy pidiéndote permiso, lo haré igualmente.

-¿Por qué no se lo dices a Manu?

(Ronquido)

-Porque te lo pido a ti.

-(RÍE) -¿Vienes o no?

-Ahora no puedo, luego te digo. Tengo que irme.

-Pero ¿luego cuándo?

-Luego.

-(MASCULLA DESPEREZÁNDOSE)

-Buenos días. -Buenos días.

(RESOPLA) -Manu, las "zapas".

(RÍE)

(SUSPIRA)

Sé por tu padre que puedo contar contigo.

Y necesito tu ayuda.

-¿Para?

Necesito un informe médico de la Dra. Díaz.

El paciente es Marcos Ufarte.

Aún no lo han cursado como parte de lesiones

y no quiero pedírselo a ella.

Sabes que habrá cambios en el hospital

y que la manera de promocionar a los médicos cambiará radicalmente.

(RESPIRA CON DIFICULTAD)

(Teléfono)

¿Sí?

Gracias, Juana.

(CARRASPEA) Bueno, ¿entonces qué?

Sí, tienes razón, es un niño muy especial.

Sí, ¿verdad? (ASIENTE)

Entonces le digo a la asistente que sí, ¿no?

No.

¿Eh? Que no.

Acabas de decirme que sí, que es un niño muy especial...

Ya, pero no podemos hacer eso. No... Cariño...

Nos organizaremos sin problema, es provisional. Escúchame.

¿Qué? Solo quiero que veas

que hay otras formas de maternidad.

¿Qué? No me digas eso, por favor. ¿Qué?

Lo que me has dicho. No entiendo nada.

Que no me he operado. Aún no me he operado.

Ni siquiera sé si podré tener mis propios hijos, joder.

¿Crees que acoger a Lucas será un consuelo?

No he dicho eso... Sí.

No, perdóname. ¡Bueno, ya!

Estoy intentando encajar lo que me pasa.

Sé que Lucas es muy importante para ti.

Lo sé porque lo he visto, pero es que no es el mejor momento.

Y estoy siendo muy sincera contigo. Lo estoy intentando, pero...

también sabes en el fondo que es una locura y no podemos hacerlo.

No podemos ahora con lo que nos viene encima.

Lo siento, pero no puedo.

Joder. Encontraremos...

no sé, otra forma de ayudarle, pero esta no.

Lo siento. Sí.

No debiste ponerme en esta situación.

Tienes toda la razón.

Perdóname, es mi culpa.

Lo siento muchísimo.

No sé, es... que... No sé,

supongo que no siempre puedo hacer lo que me gustaría y...

de vez en cuando viene bien un golpe de realidad así.

Lo siento. Ven aquí.

(BUFA Y LA BESA)

Va a ir todo bien, ¿vale? ¿Hm?

Te quiero.

Yo también.

(RÍE) Vamos, venga.

O sea, los antiinflamatorios de Mercero no te hicieron efecto.

Ni los corticoides.

(RESOPLA) Me siento mal.

No de ahora, ¿eh? No solo por la ciática.

Desde hace varios días, justo antes de la reunión con los de la junta,

comencé a tener algo de fiebre y a sudar mucho.

¿Fiebre y sudor desde cuándo?

Llevo varias semanas.

No le di importancia porque hay mucha gripe.

Comenzaron a acentuarse justo con el tratamiento de esta mañana.

¿Y esa fiebre y esa sudoración coinciden con los picos de dolor?

Sí.

¿Qué te dice eso?

Bueno... Yo haría un estudio más amplio de tu cuadro.

Quizá estamos hablando de ciática

y lo hicimos prematuramente. Ya, ya.

Y otras posibilidades que estamos dejando de lado.

Sí, está claro, la ciática no cursa con fiebre y sudores.

Pero hay cuadros

de presión radicular a nivel de peritoneo que sí

provocan dolor, fiebre y...

mucha sudoración. ¿Es así o no, Jesús?

-Correcto, sí.

Bueno, vamos a hacer también una resonancia y un TAC abdominal.

-Está bien.

Papá...

Marcos... Somos nosotras. -(MASCULLA ALGO ININTELIGIBLE)

(GIME)

Ropa sucia.

-¿Ha dicho "ropa sucia"? Sí, aún está despertando.

Dejemos que descanse. -(GIME)

-Sí.

-Ropa sucia.

Los... Buscar.

Ah... -Ha vuelto a decir "ropa sucia"

y algo de buscar. Es la medicación.

Esperaremos un poco más. Ven.

Cariño, tengo que llamar ya a la policía.

No podemos esperar a que tu padre se recupere y nos lo cuente.

Tengo una obligación legal como médico.

Mamá, creo que intenta decirnos algo.

No deberíamos estar haciendo esto, lo sabes, ¿no?

Ya lo sé, mamá.

Alba, aquí no hay nada. (SUSPIRA RESIGNADA)

¿No decía papá que estaba guardando unos...

unos archivos en una especie de pendrive?

Aquí.

No sé, podemos intentarlo. Venga.

A ver.

¿Lo ves? Te dije que quería decirnos algo.

-"Nos dijeron que era de mala educación

salir con ella a la calle".

"Nos dijeron que se lavaba en casa".

"Nos dijeron que degradaba a las personas que la lucían".

"Hasta que alguien descubrió que se podía comerciar con ella".

"La ropa sucia".

"Todos la tenemos".

"Algo que no queremos que se sepa, pero que por saberlo,

alguien estaría dispuesto a pagar".

-Sigue mirando, hay más carpetas.

Alba, quiero hacer esto sola.

¿Por qué no puedo hacerlo contigo?

No sé qué vamos a encontrar y no quiero arriesgarme.

Mamá, ya no soy una niña.

Pero eres mi hija y tu padre está ingresado

probablemente por algo de aquí. No quiero que corras riesgos.

¿Sí? No.

(RESOPLA)

(EMMA) "Como ves, ha firmado todo". -Rápida y eficaz.

Un problema menos.

-Ahora solo queda resolver lo de Gerardo.

Podemos volver a convocar a la junta...

-No hay prisa.

"Lo urgente está solucionado, dejemos que Gerardo se recupere".

-Lo que hizo es muy grave. Tiene que tener consecuencias.

-Ya. Y alguien debe ejercer sus funciones

una vez que decidamos sobre él. Y quién mejor que tú, ¿verdad?

"(SUSPIRA) Repito: dejemos estos días a Gerardo,

y luego la junta ya decidirá".

-Si no son solo unos días.

-"¿Sabes algo que no sepa?" -No, pero tiene 65 años.

Tarde o temprano tendrás que pensar en un sustituto.

Y tú eres la junta. Hará lo que tú digas.

-"Por muchas ambiciones y diferencias que tengas con Gerardo,

no merece una salida deshonrosa, al contrario,

es una institución".

-Tienes razón. Estoy segura de que hagas lo que hagas,

será lo mejor para todos.

-"Intentaré pasarme a lo largo del día".

-Aquí estaré.

(Pasos acercándose y golpecitos en la puerta)

¿Qué haces aquí?

¿Qué quieres?

-Saber cómo estabas.

-(RÍE) No seas cínica. Te da igual lo que me pase.

-Gerardo, esto no es personal.

Pensaba en lo mejor para el hospital.

-¡Tú no sabes nada!

Mi abuelo fundó el Valle Norte, ¿te enteras?

Nadie mejor que yo sabe lo mejor para este hospital.

-Pero los tiempos cambian.

Esto ya no es la beneficencia, es un negocio.

-Ya. Hablaré con Narváez y con la junta.

Demostraré que me engañaste.

Estás acabada, Emma.

(TOSE)

-¿En serio?

¿Y cómo les vas a convencer de eso?

Es tu firma.

La única prueba que vale la tengo yo.

Descansa.

"Las empresas dedicadas a obtener, robar, comprar,

vender o manipular información

están convirtiéndose en un negocio de nuestros días".

"Intentaré averiguar cómo funciona ese sucio negocio

que se aprovecha de debilidades y arruina reputaciones".

"En ello me va mi próxima novela".

"Empezaré por el más importante".

"Pascual Estrada, ex agente del Centro Nacional de Inteligencia,

degradado y destituido por malas prácticas".

"Aún no puedo decirle el nombre de ese cabrón, pero...

quiero hundirle, ¿es posible?".

-"Todo depende".

-"¿Y si no tiene ningún punto débil, nada por donde atacarlo?".

-"Nadie soporta una investigación a fondo".

-"¿Cómo lo hacen?".

-"Vayamos por partes. Toda mercancía tiene su precio".

(Teléfono)

"Perdone".

"¿Sí?".

"Compruébalo, hazme el favor".

-"¿El servicio, por favor?". -"A la derecha".

"Está saliendo".

Es aquí.

(Voces discutiendo)

-No parece que haya nadie.

-No está.

Se marchó muy temprano.

Y si queréis alquilar la casa, no vais a conseguirlo.

Yo me iría antes de que vuelva.

No conviene acercarse a él.

Es un asesino.

-¿Usted sabe lo que pasó?

-Uf, claro. Aquí lo sabemos todos, pero nadie dice nada.

-¿Qué quiere decir?

-Todos oíamos sus gritos y sus discusiones.

Me alegro de que la niña, por lo menos, pudiese escapar.

-¿Se refiere a Irene?

-Sí, claro. La pobre...

-Mire, verá, nosotros...

Nosotros somos sus médicos. -Ah.

-Irene no está bien, necesita ayuda.

¿Sabe si tiene

algún otro familiar o alguien con quien pueda contactar?

-Pues lo siento, hija, pero en estos años nadie ha venido.

Bueno, esperad... Si vais a verla,

tengo algo para vosotros. Un momentito.

Aquí está.

Tiró cuanto le recordaba a ella,

pero pude rescatar algunas cosas.

-Gracias.

-Ah, decidle de parte de Charo, por favor, que se ponga buena, ¿eh?

Gracias.

Hola. (SE ASUSTA)

Perdona. (RÍE)

¿Estás ocupada? No, por favor, siéntate, Marta.

¿Buscando piso? Sí, pero está imposible.

Está todo carísimo.

Sí. Como tenga que seguir un mes más

con mi hermana y sus tres hijos terroristas, me pego un tiro.

Está todo fatal porque también estoy buscando

algo más grande con ascensor. ¿En serio estás buscando?

Oye, ¿por qué no miramos algo juntas para compartir?

Eh... ¿Sabes qué pasa? Que...

Bueno, que estoy embarazada.

¡Ostia, estás embarazada!

¡Enhorabuena! Nadie lo sabe.

Bueno, es un poco complicado, porque el padre trabaja aquí

y acabo de decírselo y no le ha sentado bien.

Tiene pareja... Bueno, un lío. El caso es que...

es cosa mía, voy a hacerlo sola.

¿Sola? Sí.

Ya sabía yo que eras una tía interesante.

Bueno, es una manera de verlo. (RÍE)

Total, que sé que estás aquí porque quieres ser

jefe de servicio de cirugía...

Plástica Reconstructiva. Sí, bueno, está por ver todavía,

pero el puesto es mío. Es un hecho.

Ese buenorro de Jon Mercero no tiene nada que hacer.

Vale. También sé que eres una de las mejores

especialistas en ginecología. (RÍE)

Y había pensado que quizá podías llevarme el embarazo,

así de forma discreta. No quiero irme a otro hospital y...

bueno, acabas de llegar, no conoces mucho a la gente...

Sería provisional, ¿vale? Mientras se aclara un poco.

Mientas me aclaro yo.

Ya... Pero, Marta, tú quieres este bebé, ¿no?

Sí. Sí, sí, sí.

No son las mejores circunstancias del mundo,

pero... no he tenido algo tan claro en mi vida.

Es que no lo entiendo, Álex. ¿Por qué haces esto?

¿Por qué quieres ayudar a esta chica en concreto?

-(SUSPIRA)

Mi hermana es adoptada.

Cuando llegó a casa tenía menos edad que Irene.

Pero había pasado por lo mismo que ella.

Tardó años en confiar en alguien,

en decir más de dos palabras seguidas.

Muchas cosas de Irene me recuerdan a ella.

Y no sé por qué, pero sé

que es algo que debo hacer.

-Ya.

(Mensaje)

-(SUSPIRA)

-Vámonos. Tenemos que volver ya.

(GERARDO) "Ya está bien".

Fue ella quien lo organizó todo. ¡Por pura ambición!

Me tendió una trampa. -Gerardo, cálmate.

Lo sé, conozco los detalles, pero esto no te exime.

Accediste, firmaste ese informe. -(RESOPLA)

-Podías haberme consultado. -Ya lo sé.

No estaba de acuerdo,

le dije que no, pero... -Pero firmaste, Gerardo.

Nos ha costado mucho dinero

solucionarlo.

Emma es culpable de embaucarte, pero aquí el máximo responsable eres tú.

-(SUSPIRA COMPUNGIDO)

-Gerardo, eres un gran médico.

Has cumplido con tu cometido y con el legado de tu familia.

Pero es momento de echarte a un lado.

Ya tienes una edad para prejubilarte.

Y no te preocupes, buscaremos la mejor manera de hacerlo.

Por favor, no me mires así.

Estoy pensando en algún tipo de homenaje en el aula magna

de una universidad. -(RÍE)

-Quizá podrías volver a dar clases,

pero de momento, hasta que sepamos lo que tienes, estás de baja,

no tienes buen aspecto...

Dejemos que las cosas se tranquilicen de cara a la junta.

Y recupérate.

-¿Quién... ocupará mi puesto en mi ausencia?

-(SUSPIRA INCÓMODO) Creo que ya sabes la respuesta.

-¡Venga ya! Sabrá de números,

pero no tiene ni idea de dirigir un hospital.

¿Eh? Por no hablar

de las decisiones médicas que hay que tomar. No, no.

Debe ser el Dr. Salgado.

Él es mi sustituto natural.

-No subestimes a Emma porque te haya traicionado.

Emma sabrá perfectamente lo que hacer. De eso me ocupo yo.

Y las decisiones médicas las tomarán los médicos,

así que no te preocupes por nada y haz lo que te digo.

-Aún tengo un puesto en la junta.

-(SUSPIRA) Gerardo, no vayas por ahí.

Estoy intentando hacer las cosas por las buenas.

No lo compliques más.

Las pruebas neurológicas han salido muy bien.

No quiero que te canses,

pero tendrás que contarme en qué lío te has metido.

(ASIENTE)

No vuelvas a darnos un susto así.

Ni vuelvas a ponerte en peligro ni nos pongas a nosotras.

(SUSPIRA ANGUSTIADO)

Iba a ser...

una novela.

Se fue transformando en algo más.

Marcos, no puedo retrasar más el parte de lesiones.

Tendré que avisar a la policía.

Ya.

Lo entiendo.

Diré que fue un atraco,

que me resistí y que se les fue de las manos.

No te preocupes, Paula.

Me has salvado el culo muchas veces, pero esta vez

me has salvado la vida.

(RÍE)

-(RÍE EMOCIONADA) ¿Estás bien?

-Hey. Ay, ay, ay... -Perdón, perdón.

Perdón. -(RÍE)

-¿Estás bien? -Sí, ahora sí.

(RÍEN)

Es todo lo que nos ha dado.

Y he visto en tu partida de nacimiento que falta

menos de una semana para que seas mayor de edad.

Puedes quedarte ingresada hasta tu cumpleaños.

No tendremos ni que llamar a la policía

ni quedarás bajo tutela judicial.

No quería decírtelo hasta tener autorización de la Dra. Díaz.

-Uf.

¿Seguro que me habéis dejado bien lo de la cabeza

porque estoy flipando?

-Mira, sé que no va a ser fácil empezar.

Si te interesa, tengo una habitación libre en mi apartamento.

Pensaba alquilarla, pero se me ocurre

que puedes quedarte hasta que se solucione lo tuyo

o decidas qué hacer o consigas un trabajo.

-(RÍE) Un trabajo, dice.

¿Por qué haces esto?

O sea, no... No sé, no lo entiendo, no tienes...

No sé.

-Porque confío en ti.

(Llantos de bebé)

Hola. Hey. Buenas.

Creo que mañana le dan el alta. Así es.

A partir de ahora, se abre un mundo nuevo para él.

Y todo gracias a ti. Qué va.

Verás...

Ha surgido una gran oportunidad.

Una familia podría acoger a Lucas.

Tiene dos hijos y uno de ellos pasó

por la misma sordera. ¿Sí?

No quiero presionarte, pero no sé si habéis pensado qué queréis hacer.

Solo quería que lo supieses, es una gran decisión.

Y no tienes ningún compromiso. Él no sabe nada.

La verdad es que no podemos.

Y bueno, lo de esa familia suena muy bien.

Seguro que está mejor que con nosotros.

Es una casualidad increíble. Ojalá siempre fuesen las cosas así.

Pero no es habitual.

Ya.

No debí hacerlo, lo sé, pero pensé que era lo mejor para todos.

Hija de puta. Si no hubiera filtrado esos informes, el hospital

no debería pagar ni habría salido a la luz

lo que hiciste. Pero seguiría estando mal.

Y seguirías en tu puesto. Debemos demostrar que lo organizó.

¿Cómo? ¡No tengo pruebas! Tampoco

la dejaremos salirse con la suya. Ya lo ha hecho.

Siempre hay otra manera. No. ¡Basta!

Es para que lo sepáis. No quiero que lo empeoréis.

Dejadlo como está. No, no. Ella sabe lo que hace.

Puede tenernos agarrados a todos por cosas que ni imaginamos.

El siguiente movimiento debe hacerlo ella.

¿A qué te refieres?

Bueno, Emma es muy lista.

Ahora no le interesa hacerse más enemigos.

Debe demostrar a la junta que es capaz de administrar el puesto.

Y con un poco de suerte, caerá por su propio peso.

Vosotros seguid como siempre.

Centraos en vuestro trabajo y vuestros pacientes.

¿De acuerdo? ¿Y tú?

¿Tú qué vas a hacer? Ahora me dedicaré a mi salud,

después ya se verá. De momento, solo es una baja médica.

Buenas. -Hola.

(Música de suspense)

(RESPIRA HONDO CONTRARIADO)

(Mensaje)

Y el osito grande hace: "Au, au, au".

Hola. Hola.

¿Qué haces aquí?

Como rechazaste mi oferta para desayunar,

he pensado que podíamos cenar. Ya. ¿Y los niños?

Iván se ha quedado al cargo de Carlitos.

A veces se me olvida su edad.

Tan mal no lo hemos hecho.

¿A qué has venido?

Esto lo trajo ayer un mensajero a casa.

Dime. ¿Qué es?

Mira, Elena no se lo he contado a nadie, ¿vale?

Voy a pedirme una excedencia en el hospital.

¿Cómo?

¿Te acuerdas de Aimé?

¿El internista con quien te fuiste de cooperante al acabar la carrera?

Lleva 20 años en África.

Y gestiona varios proyectos.

Y dirige uno en concreto.

Y quiere que forme parte de él.

Y con todo lo que ha pasado en los últimos meses...

necesito reencontrarme, Elena.

Creo que estás poniendo tierra de por medio para eludir el problema.

Pues puede ser, la verdad.

Puede ser. Pero aunque tú no te lo creas, esto lo hago

por nosotros. Lo hago

por nuestra familia porque...

no quiero haceros daño.

Y si me quedo aquí,

os haré daño.

Esta mañana, al salir del hospital,

he visto cómo abrazabas a una mujer.

Es mi jefa, Elena.

Entre nosotros solo hay una relación

de profesionalidad y de cordialidad.

(RÍE) ¿A qué viene esa cara?

¿No es lo que querías?

-Es un puesto interino, mientras está de baja.

-Y que haré oficial cuando Gerardo tenga el alta y todo esté bien.

-Entonces deberíamos pensar qué hacer con la Dra. Díaz y Salgado.

Son acólitos de Gerardo y pueden ser un estorbo.

Además, hay algo de la Dra. Díaz que me gustaría que supieras.

Mira, está retrasando un parte de lesiones a propósito.

-Emma, vamos a dejar las cosas claras.

Que Valle Norte es un centro de referencia,

es uno de los mejores hospitales del país.

Por eso es un gran negocio y más que lo será.

Hay una hoja de ruta marcada.

Y Díaz y Salgado son dos de nuestros mejores activos.

Así que espero que no tengas ningún problema con ellos

y les dejes tranquilos.

¿Entendido?

Ya tienes lo que querías.

Ahora debes demostrarme que no me he equivocado.

Además, te recuerdo que sigues siendo la directora financiera.

Vas a estar muy muy ocupada.

-(SUGERENTE) Gracias por esta oportunidad.

No voy a decepcionarte.

-Estoy seguro de ello.

(Mensaje)

¿Qué ha pasado?

-Era lo que tenía que hacer. No hay ningún problema.

Después de todo lo que ha pasado,

dejaré mis investigaciones.

Solo quiero que vivamos tranquilos.

-Yo te cuido.

Cuando salgas del hospital,

me voy contigo a tu casa y te echo una mano.

-Ay, eres la mejor...

Pero no hace falta.

¿Por qué no vienes a casa y te cuidamos las tres?

-¿Va en serio? ¿Sí o no?

Sí, sí.

Vaya.

Así que eso me está presionando los putos nervios de la espalda.

-Puede que sea benigno. -Y también maligno.

Un linfoma. A ver.

No adelantemosacontecimientos. Lo primero sería hacerte...

Una biopsia, lo sé, pero es una posibilidad.

Incluso para esa posibilidad, hay un tratamiento.

Sí. (RÍE)

Perdonad que no salte de alegría por la quimioterapia.

Bertual, ponme portagujas

en el 4 e introdúceme la sutura.

-Voy.

Hecho.

-Villafáñez, ¿todo correcto?

-Perfectamente.

¿Cómo que se ha ido? -Ha firmado el alta voluntaria.

-¿Y no ha dejado un mensaje,

un teléfono o algo? -No. Nada.

(Pitido)

Está sangrando, ¡rápido! Aplicador de clips en el 4.

-Cambiando instrumento.

Listo. -¿Constantes?

-De momento, estables.

-Hemorragia contenida.

Seguimos.

Hey.

¿Qué haces aquí? ¿Tu padre bien? -Sí, sí. Él está bien.

-¿Qué? -Bueno, que...

Que venía a darte algo.

-Alba. Lo siento, no puedo.

-¿Por qué? Llevas todos estos días apoyándome...

Pensaba que... -Verás.

Nunca cerramos la puerta de esto que teníamos, pero...

este es el momento.

Se acabó,

Alba. -Ya.

-No me importa si sigues viniendo al Lion, está bien.

Pero hasta aquí hemos llegado. -No quieres que volvamos a follar.

-Sí. No. Bueno, sí quiero follar, pero...

no quiero hacerte daño. -Jon, sé muy bien lo que hago.

-Y yo también.

Quiero que te olvides de mí. Al menos de la manera que ya sabes.

Yo no siento eso, Alba.

No lo voy a sentir.

Soy un cabrón.

-Ya.

-Quiero pasármelo bien, contigo o con la siguiente que me acueste.

Es lo que hay.

Y eso no va a cambiar, no por ahora.

No sé si aparecerá alguien que me haga cambiar.

Pero no serás tú.

¿Ves cómo te hago daño? Ni lo hago premeditadamente.

-No necesito que decidas por mí, gilipollas.

-¡Au!

(GIME)

-¿Te llevo a Urgencias? -(NIEGA)

Estoy bien.

Gracias. -Okay.

-Venga. (GIME)

Sh. Hola, campeón.

-(GIME) -Eh, eh. Calla, cállate. ¡Sh! ¿Eh?

Estrada sabe que ha estado aquí la policía.

Y que has estado calladito.

¿Vale? Por eso, esto es cortesía. -(ASIENTE)

-Y para que sigas así, calladito,

sh, y te vas a callar, mira a quién conocemos.

¿Eh? Mira, mira, mira. Eh, mira.

-(RESPIRA CON RABIA) -Está buena la niña, ¿eh?

Sh, sh, quieto. -(GRITA)

-Cállate, cállate.

Mírame, mírame. ¿Eh? Está buena, ¿eh?

¿Lo captas?

¿Lo captas? ¿Sí?

Vale. -(GIME)

-Para que te mejores. -¡Ah!

Campeón.

-(GIME DE DOLOR)

(Claxon)

¡Ramón! -¡Me cago...!

-(GRITA)

(Gritos y golpetazos)

Es vuestra primera salida. Atentos y concentrados.

¿Qué tenemos? -Traumatismo craneoencefálico.

Hay que trasladarle ya.

-¿A qué esperas para el torniquete?

El tendón está colapsado y lo está dificultando.

-¿Qué haces aquí? -Reimplantar un dedo.

-Recibí el aviso. -Y yo y he llegado antes.

-Quédate también con este.

¿Cómo lo llevas? Bien.

Salvo los efectos de la quimio, los dolores van remitiendo.

Marta, Martita, nuestra Marta...

está embarazada. Flipa.

Y ahora nos preparamos para dar la bienvenida

a un bebé.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 9: "Ropa sucia"

Hospital Valle Norte - Capítulo 9: "Ropa sucia"

11 mar 2019

Marcos, el primer marido de Paula, es herido de suma gravedad. Su vida corre peligro y debe ser operado de inmediato. Gerardo se somete a múltiples pruebas médicas y Emma consigue su objetivo de desplazarle de la dirección. Por otro lado, Marta y Álex atienden a una joven sin identificar.

ver más sobre "Hospital Valle Norte - Capítulo 9: "Ropa sucia" " ver menos sobre "Hospital Valle Norte - Capítulo 9: "Ropa sucia" "
Clips

Los últimos 64 programas de Hospital Valle Norte

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios