Hospital Valle Norte La 1

Hospital Valle Norte

Lunes a las 22.40 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4968058
No recomendado para menores de 12 años Hospital Valle Norte - Capítulo 4: "Viernes noche" - ver ahora
Transcripción completa

Preparados para impacto.

-¡Tranquilo, cariño! -(GRITA)

de "Hospital Valle norte".

¡Vamos, señores! "Necesitamos donante compatible".

Los familiares tienen más posibilidades.

¿Qué puedo hacer?

Necesito un trozo de su hígado.

Hay sangrado.

Es una esquirla.

Debía moverse en la extracción.

Ha perforado el páncreas. ¡Descarga!

Héctor, ya.

(Pitido)

Tenemos heridos por armas de fuego y necesito a los mejores.

Preparadlotodo para tubo de tórax para drenaje.

Limpiamos todas las heridas antes de suturarle.

Se nos ha colado un hombre armado.

Isidro.

(Gritos)

(GRITA)

-Tranquilo. ¿Qué ha pasado?

¡Comprime!

¡Por favor, camilla! -Mamá.

¿Estás bien? Te quiero mucho, ¿sabes?

Sí, pero ¿a qué viene?

Haría cualquier cosa por ti.

Me alegra que estés bien.

Tienes razón, soy gilipollas.

Has estado increíble.

Si hubiera hablado con ella antes,

no habría pasado. ¡Déjame, Javier!

El lugar estuvo poblado desde el Paleolítico

hasta que fue abandonado al final de la época visigoda.

Solo hemos excavado un 10% del yacimiento.

Por eso es importante mantener alejados a los expoliadores.

La mayoría de aficionados

con el detector saben dónde meterse,

pero otros, los menos, son auténticos profesionales.

Bandas organizadas que venden cuanto encuentran en el mercado negro.

Estropean el contexto y nos roban a todos, ¿entiende?

-Sí, por supuesto. No se preocupe.

Hemos instalado cámaras de seguridad por el recinto.

Y mi compañero y yo haremos rondas por la necrópolis.

-Bien. -Sabemos que es por allí

por donde acceden. -Ojalá sea suficiente.

Bien. Si hubiera algo, tiene mi número.

-Gracias.

(SUSPIRA)

-"Ya no sé hacer

para estar bien contigo".

"He tratado de compensar mil veces lo que pasó, pero no me dejas".

-"Aléjate de mi familia, bastante daño nos has hecho".

-"Si hablas de la penicilina, no tuve que ver".

(Móvil)

-Cojones. Mierda, mierda.

Salgo un momento, ¿vale?

¡Joder! No es que no quiera, es que no puedo.

-Se lo prometiste. -"Lo siento".

Las cosas cambian. -"Las cosas sí".

Tú no cambias. -"Acabo de conseguir el trabajo".

¿Qué querías? ¿Que lo rechazara?

-¿Y cuánto te va a durar? ¿Dos, tres días?

-(SUSPIRA) Estoy intentándolo, quiero que funcione.

No puedo pedir días libres ya.

-Tú verás, es tu hijo y tendrás que darle explicaciones.

A mí ya me da igual.

-(SUSPIRA RESIGNADO)

(Cadenas)

Me cago en su puta madre.

(TV) "Es lo menos".

-"(SUSPIRA)".

-(POR RADIO) "Alfa 2, cambio".

-Te copio, cambio.

-Tenemos intrusos. Ven cagando leches.

(RESPIRA AGITADAMENTE)

(Pitidos intermitentes)

(Pitidos cada vez más seguidos)

"Aquí yacimiento".

Vigilantes llamando a SEPRONA, cambio.

-"SEPRONA. ¿Qué pasa? Cambio". -Han entrado unos piteros.

Necesitamos cobertura. -"Vamos para allá".

"Cambio y corto". -¡Eh!

¡Alto!

(GRITA)

Estoy aquí.

Saliendo. Va, va, va...

¡Rápido! ¡Va, va! -Tened cuidado.

Por favor, aguanta.

-Tolosa, la puerta.

Mírame.

¡Aguanta! ¡Rápido, va!

¡Rápido!

Pablo, así no ayudas. -Derecha.

¡Derecha, derecha!

¡Cuidado, cuidado!

(Pitidos y oxígeno)

Bueno, hemos tenido suerte. Perdona.

La trayectoria del proyectil ha sido limpia.

No hay lesiones viscerales. Exploraremos

riñón izquierdo y polo superior.

En el TAC la bala se veía ahí. Disección y tijeras.

(Pitidos)

Gracias.

(Alarma)

-Pulso y tensión disparados.

Saturación y electro. -Saturación normal.

Solo taquicardia sinusal. ¿Entonces?

¿No serán las drogas anestésicas?

-Creo que no. ¿Qué pasa?

-Pablo, déjame hacer mi trabajo. Sal.

Ahora.

-La bala está provocando

un efecto secundario. Restos en contacto

con la suprarrenal.

-Tengo el proyectil. Está pegado a la glándula.

No hay lesión. Pinzas.

Parece que el riñón está indemne.

Todo va bien.

(SUSPIRA)

(RESPIRA NERVIOSO)

(ROMPE A LLORAR)

He retrasado sus demás citas al lunes.

(ASIENTE)

Pero debe aprobar los turnos de formación de la próxima semana.

El informe para la aseguradora está listo para enviar.

Solo tiene que firmarlo usted y el Dr. Salgado.

Les he indicado en amarillo dónde. De acuerdo.

Muchísimas gracias, Begoña. Te lo agradezco.

Qué suerte tiene Gerardo contigo.

¿Ya ha elegido ayudante? ¿Qué?

Puedo hablar con Administración para el contrato.

(Megafonía)

No tiene a nadie aún. No, la verdad,

pero dudo que me haga falta.

Es cuestión de organizarme. ¿Tú no podrías...?

Contrate a alguien. ¡Ya!

O elija un residente.

¿Puedo hacer eso? ¡Claro!

-Dra. Díaz, ¿sabe qué día es hoy?

Viernes. Pienso meterme en la cama y no salir hasta el lunes.

Ya, pero ¿y lo que le comenté? ¿Mm?

¿Lo que me comentaste?

No se acuerda, ¿verdad? No.

Varios cirujanos de urgencias míos pasaron consulta esta semana

para que los de su equipo pudieran acudir a formación.

Como los míos van pasados de horas,

Vd. me dejaría dos cirujanos de planta para cubrir la guardia.

Sí, perdóname, se me había ido completamente.

Pues... ya me dirá de dónde los saco. Estoy en cuadro.

Es viernes noche. Hay luna llena.

Ya sabe qué significa.

Pues no, pero deja que vaya a mi despacho y lo solucione.

Tendrás tus dos cirujanos. Incluso alguno más, si puedo.

-Por fin viernes. ¿Algún plan interesante esta noche?

¿Te vienes al Lion?

No voy a poder. Mi mujer lleva semanas

preparando una cena y recordándomelo.

(Mensaje)

Mira.

¿Lo ves?

Sí, te tiene agarrado.

Oye, ¿sabes qué pasa? Me... (RÍE)

Me cuesta, tío, verte en el rollo familiar.

¿Por? No sé, joder, porque te veo

siempre tan volcado en el hospital, en mil historias...

que digo: "¿Cómo hace para conciliar todo con su vida familiar?".

Buenas. Hey, Martita.

¿Qué tal? ¿Algún plan para esta noche?

¿Tú no? ¿No recoges a tu novia en el instituto?

(RÍEN CON SORNA) -Me parto.

¿Y tú? ¿Has ido ya a ver a Pablito?

(Móvil de fondo)

Doctora Díaz. ¿Sí?

Soy Juan Francisco Echegaray.

Echegaray... ¿Es familia de Pedro Echegaray?

Era mi padre. Murió aquí hace unas semanas.

Sí, así es.

Según parece, Vd. lo atendió. Lo siento muchísimo.

Su padre fue increíblemente generoso.

Ofreció parte de su hígado a su nieto.

Su sobrino, imagino.

¿Cómo está?

Ni lo sé ni me importa.

No le conozco.

Solo sé que le operaron pese a no estar en condiciones.

Su padre sabía a lo que se exponía.

Dio su consentimiento por escrito. Porque le presionaron.

No le dejaron claros los riesgos.

No es verdad, le dejamos claros los riesgos

e hicimos cuanto estuvo en nuestras manos.

Tomó Vd. la decisión,

¿verdad?

A ver, la vida de un niño

estaba en peligro y como su abuelo, quiso salvarle.

También era mi padre.

Era un hombre sano y feliz. Había rehecho su vida.

Tenía una familia que le quería y está muerto.

Y lo siento muchísimo.

Pero si su padre no le contó que estaba

en contacto con su hermanastro, no somos responsables.

Eso tendrán que decidirlo los abogados.

Buenas tardes.

Abogados...

-Sí. -De momento, solo es un careo.

Tú tranquila. ¿Me disculpáis un segundo?

-Espero que lo que ponga

en el informe sea lo que has asegurado al Sr. Echegaray

y desestime denunciarnos.

Por el bien del hospital y por tu bien.

(Sirenas)

(Pitidos uniformes)

(Puerta)

(GIMOTEA)

Hola.

Hey.

¿Qué tal? ¿Todavía no ha despertado?

No.

No te preocupes, solo han pasado 48 horas.

Y está estable. Además, el TAC craneal es normal.

¿Tú cómo estás?

(SUSPIRA) Pues no lo sé, la verdad. No sé...

Joder, si te hubiera hecho caso y hubiera salido a hablar con ella,

hoy... Pablo, no, no.

No tienes culpa de nada.

Cualquier cosa que necesites,

lo que sea, cuenta conmigo. Lo que quieras, ¿vale?

Marta.

Yo... (TOSE)

El... Hey. (TOSE)

Hey. Eh, cariño, sh...

Eh.

Estoy aquí. Aquí.

¿Estás bien?

Hey. (RESPIRA INTENSAMENTE)

Ya está.

Ya está. (SUSPIRA)

Hey.

(CARRASPEA)

Bonita.

Traumatismo craneoencefálico

y torácico severos. Fracturas múltiples.

Necesita collarín. -Tranquilo.

Estamos aquí. -Eso es.

Vamos.

Hay que estabilizarle la columna.

Traed el colchón de vacío.

La saturación está disminuyendo. Hay que ponerle oxígeno.

¡Avisad a Valle Norte, que estén preparados!

Bien. Tú tranquila.

No es el primer familiar que nos amenaza con una demanda.

Ni el primero que la gana. Bueno,

revisa el informe y no adelantes acontecimientos. Es un asunto grave,

pero tenemos el consentimiento, todo irá bien.

¿Eh?

Y ahora tengo cita en casa con Kubrick y con Ford.

¿En serio? Y en VHS, ¿a que sí?

Vamos, Gerardo, es viernes noche. Debes salir y conocer gente.

El divorcio no es el fin del mundo, te lo digo por experiencia.

(SUSPIRA) Doble.

Al llegar a mis años, tienes tantas manías

que los cambios no son bienvenidos.

Y lo que llamas salir para mí es un auténtico coñazo.

Un poquito de sexo sin compromiso puede solucionar mucho. ¿Mm?

¿Conoces Tinder? No hablaré de este tema.

Mucho menos contigo. Hala, que me voy.

-¿Y qué hay de lo mío? ¿Lo tuyo?

Sí. (TITUBEANDO) Estoy en ello.

La guardia empezó hace cinco minutos.

Héctor, necesito que te quedes. (RÍE)

Ni de coña. Espera.

Tengo que hablar contigo.

¿Te acuerdas del piloto que ingresó hace unas semanas

de la avioneta accidentada?

Claro que me acuerdo. Pues nos sobrevuela una demanda.

Sobrevolar... No sé si es el verbo más adecuado.

¿Quieres tus dos cirujanos o no?

Bien. Dame dos horas para revisar los informes

y hacer unas llamadas. ¿Mandando otra vez?

Sí. Te has recuperado pronto.

Me alegro.

Tienes dos horas.

Estupendo. Ya tengo uno.

¿Y el otro? Si tan mal estáis en Urgencias,

¿no deberías estar también ahí?

Puedes llamarme y no estar todo el rato detrás.

Como dice el Cholo: la presión presencial es más efectiva.

¿Quién? Cholo.

Eh... Da igual.

(Busca)

Héctor, una UVI móvil viene en camino.

Que me cambie, ¿no? ¡Pero ya!

-MANU: Tú le das a aceptar y con eso,

ya estaría. -¿Ya estaría? Pues a mí no me sale.

-Porque eres muy torpe. Hasta luego, jefa.

¿Vosotros adónde vais?

A casa.

Lola, apunta en la pizarra para el turno de Urgencias

a los doctores Bertual, Tolosa y Narváez.

Y díselo al Dr. Arriero.

¿Qué pasa? Que os quedáis de guardia.

Vaya. (RÍEN FORZADAMENTE)

Debéis aprender a enfrentaros a todo tipo de situaciones.

Además, estoy buscando ayudante,

a ver si alguno tenéis lo hay que tener para serlo.

Que no creo.

¿Qué coño acaba de pasar?

-"Maneras de joder a un residente un viernes noche", Capítulo 1.

-No me jodas. -Joder.

-Vámonos.

Paciente en coma, estabilizado,

aplicado suero y oxígeno, pero tiene daños serios.

¿Adónde vamos? A Vital.

Lo llevamos nosotros.

(SUSPIRA)

(Timbre)

¿Tienes hora?

Las 10.20.

¡Madre mía! Necesitamos TAC de abdomen, tórax y cráneo.

Y encárgate de la analítica general, ¿vale?

Vale. Los del SEPRONA avisaron a su mujer. Está de camino.

Pues se va a llevar un buen susto. Abre.

Gracias.

¡Hey!

-Buenas. -¿Qué haces por aquí?

-Ya ves, curro aquí. -¿Tomas algo antes?

-Qué va, ya llego tarde. -Bueno.

Ya sé a quién pedirle las copas y puedo esperarte a que acabes.

-Ni te molestes.

-Aquí tienes.

-¿Qué es? -¿Tú qué crees?

Tu finiquito. Estás despedida.

-¿Por qué?

-¿Cuándo pensabas decirme que tu madre es Paula, mi jefa?

-¿Me echas por eso?

-¿Nunca has oído "donde tengas la olla..."?

-¿"No des trabajo a la hija de tu jefa"?

Venga ya, ayúdame.

¡Tío, necesito esto!

Quiero ahorrar hasta saber qué haré. Me he hecho, te traigo clientes.

¿Qué más quieres? -¿Estás de coña?

Lo siento. Estás fuera.

-Sí, claro. Me quedo a tomar algo con unos colegas.

No te molesta, ¿verdad?

-No me importa. Como cliente, todo bien.

-Muy bien. -Perfecto.

-Nada, si así lo quieres, muy bien.

Chicos, cambio de planes. Me quedo.

¡Hala! No nos dará un cólico, ¿verdad?

-¿Un qué? -Vamos a ponernos como senadores.

(RÍEN)

-Gracias.

-¡Hey!

¡Hola, hola! ¡Hola! ¡Aquí, aquí!

¡Aquí! ¡Hola! ¡Aquí, hombre!

¡Aquí, aquí, ven!

Hola. -¡Pero, abuela!

-(RÍE) -Perdón, una amiga.

Disculpen.

-Qué sorpresa encontrarte aquí. -Hola.

-Nos vimos la otra noche, ¿recuerdas?

-Claro. Lo recuerdo.

Y desde ahora, el restaurante y yo nunca la olvidaremos.

-(RÍE) Qué ocurrente.

-(RÍE) -Bueno, ¿qué?

¿A alimentar a los nietos como yo? -No, esto es para mí.

-¿Te comes esto voluntariamente?

-Es de los mejores italianos, ¿verdad?

Eh...

La cocina no es lo mío. -¿Cenas solo?

-(SUSPIRA) -Pues cena con nosotros.

Te salvamos del aburrimiento. -Gracias, no quiero molestar.

-No es molestia. -No, no.

-Por favor. -Ceno en casa tranquilamente.

-No es molestia. Ya está.

Aquí ya está. Te presento a mi nieto, Samuel.

-Sí, somos grandes amigos, ¿verdad? -Ah, pero ¿os conocíais?

-Sí, del hospital con mamá. -¡Anda! ¡Haberlo dicho!

-Bueno, lo compartimos todo, ¿eh?

-Primero este y luego lo tuyo.

-Venga. -(RÍE)

¿Cuál es ese problema?

-Las aceitunas del último pedido no están bien.

Hola. -Hola, hola.

-Hombre...

Justo lo que necesitaba hoy.

¿Qué queréis tomar? Invita la casa. -Huy.

¿Y ese arranque de generosidad? -No sé.

Es bonito tener algún detalle.

-Ya. O te has quedado sin plan y estás buscando

alguna alternativa que te mantenga ocupado, ¿no?

-¿Lo dices por eso? -Ajá.

-No te flipes. Eso está finiquitado.

Kaput. -(ASIENTE)

-No pongas esa cara. Me conoces. -Demasiado te conozco.

-No. Oye, no lo digo por nosotros. -Vale.

Vale, vale. Déjalo. Marta, di algo, por favor.

Por favor.

Hambre. Perrito. Cerveza.

Yo también quiero perrito con carne picada, queso

y beicon y pepinillo.

(RÍE) Y patata frita.

-Muy bien, ¿algo más?

(AMBAS) No.

-¿Te has enterado? -Sí, sí.

Aquí está. -Pues vente conmigo a la cocina.

Vamos.

(AMBAS SUSPIRAN)

También es mala suerte. -O no.

-A lo mejor quedarse es buena suerte.

-¿Ah, sí? -¡Claro!

Borrachos... Peleas... Accidentes de todo tipo...

Y encima hay luna llena.

Seguro que nos llega algún caso raro y con suerte, nos dejan amputar.

-(RÍE) -¿Qué os apostáis?

-Sí, seguro. Claro.

-Hey.

-Mm.

Qué buena pinta.

(SERIO) ¿Qué hacéis? A la guardia

se viene cenado. -Acaban de decírnoslo.

-Necesitaba dos cirujanos y no llegáis ni a medio.

Seguidme. Vamos.

¡Vamos!

-Manu, ¿quieres dejar eso? -¡Ya voy!

¡Ayuda, por favor!

-Buenas noches.

Buenas. -Hola.

-Siéntese.

-(GIME)

-Buenas noches. -Buenas.

-Muy buenas noches, caballero.

Cuénteme. -Buenas. No sé.

Iba al baño y me he caído.

-Ya.

¿Y se ha golpeado? -Si no llevaras tantas copas

otro gallo cantaría, papá. Qué vergüenza.

-No digas tonterías. He tomado lo de siempre.

-Pagaríamos por quitarle este vicio.

Se pasa el día en el bar. -De momento, vamos

paso a paso.

Tolosa, encárgate tú.

-Usted acompáñeme, por favor.

(Busca)

-Vosotros, Oliver y Benji, buscaos un paciente y mantenedme informado.

¿Sabes...

por qué te dije que no?

Cuando me pediste matrimonio. No es momento.

Quiero explicártelo, Pablo.

(SUSPIRA) Sabes que me casaría contigo con los ojos cerrados.

Pero... (SUSPIRA)

Hay algo que tú quieres, que no es el momento,

que no puedo... Que no quiero.

Y sé que tú sí. No quieres tener hijos, lo sé.

Evitas el tema desde que nos conocimos.

(SUSPIRA)

No sé, yo... Quería pensar, pues...

que era algo circunstancial y... Me paso el día

educando a los hijos de los demás y cuando llego a casa quiero...

tener tiempo para nosotros. Tener tiempo para mí.

Sabes que me encanta mi trabajo,

pero paso muchas horas en el cole.

¿Y tú qué? ¿Mm? ¿Cuántas horas te pasas aquí a la semana?

Buf. ¿Setenta?

¿De dónde íbamos a sacar tiempo para los niños?

(Busca)

Menuda mierda.

No hay nada interesante. -Qué raro que te quejes.

-Nos pasamos el día haciendo ñapas. No somos enfermeros.

-Somos médicos y debemos ayudar a quien lo necesita.

Aunque no haya que extirpar nada. -Recuérdame el juramento hipocrático

y te comes la tablet.

¿Has visto a esos?

-¿No los conoces? -No.

-Esa es Jánax y esos los de su equipo.

-¿Jánax? -Sí.

Es una gamer cojonuda. Compite en la Clan Royal Master.

-Ya. ¿Qué hace aquí?

-De "after", no te jode.

Es el campeonato nacional. Veamos qué pasa.

(Megafonía y murmullos)

-Hola, buenas. -Hola.

-¡Hey! Eres ese médico de Youtube, ¿no?

Mi hermana es enfermera. Está enganchada a tus vídeos.

-Gracias. Hola, Jánax. Soy el Dr. Bertual.

-Hola. -¿Qué te pasa?

-La mano derecha no me responde

y he notado un latigazo en la espalda.

-(CARRASPEA)

-¿Cuándo empezaste a notarlo?

-En el entrenamiento de esta tarde.

A media partida sentí un dolor fuerte.

Me empezó en la muñeca, pero luego sentí

un pinchazo fuerte en la espalda.

Tengo la mano derecha casi sin sensibilidad.

-¿A qué decís que se dedica?

-Es jugadora de videojuegos. La mejor.

Pasa horas delante de la pantalla

adoptando posturas y hábitos que someten brazos y manos

a ejercicios repetitivos,

contorsiones, fricciones, impactos...

-¿Posible diagnóstico? -Inflamaciones locales

y sensación de acorchamiento en los dedos.

Sin fiebre. Dolor en la muñeca. Aunque es un primer episodio,

plausible síndrome del túnel carpiano.

-¿Y lo de la espalda? -Posible hernia del disco cervical.

-Bien. Hacedle exploración clínica de mano y muñeca derechas y escáner

de columna cervical para descartar compresión radicular por discopatía.

-Muy bien. -Vale.

-Tenedme al tanto.

-Pasa. -No, tú.

-Por favor. -No. Insisto.

"El equipo médico me ha informado"

de que su marido ha sufrido graves daños

tras una aparatosa caída, pero aún siguen operándole,

así que no puedo darle mucha más información.

Lo siento mucho.

¿Y por qué? ¿Por qué tiene que pasarme esto a mí?

Bueno, le ha pasado a su marido.

Exmarido. No es oficial, pero estamos separados

y la próxima semana nos divorciamos.

Entiendo. Ya. ¿Y ahora qué?

¿Me toca cargar con él de por vida?

Era un inútil ¿y ahora inútil doble? ¿Eh? ¿Es eso?

(SUSPIRA CONTRARIADA)

A partir de ahora, procure tener más cuidado.

Y si la bebida no le sienta bien, no beba.

-Aquí tienes los análisis de sangre. -Gracias.

-Espere. No se vaya todavía.

Déjeme ponerle un apósito.

¿Lleva mucho con debilidad en las piernas?

-Sí, un tiempo. -¿En qué trabaja?

-En nada ahora. Perdí el trabajo, un año hace.

Por esto que me pasa.

En pie no me sostengo,

pero no por la bebida.

La bebida es por el paro y...

(TARTAMUDEANDO) ¿Quién me contrata si me caigo?

Y no sé una frase acabar porque... se me traba la lengua.

-Lola, ¿te importa ponerle el apósito?

-Sin problema.

-Vengo enseguida.

-Incorpórese un poco, por favor.

Eso es. ¿Cómo va?

-Pues tiene trazas de alcohol en sangre, sí,

pero no estoy segura de que se cayera por eso.

-O se le sube enseguida. Muchos con media copa...

-Puede, pero tiene debilidad en las piernas,

le cuesta pronunciar palabras, componer frases...

Dice que lleva tiempo así.

Deberíamos descartar una neuropatía motora

o una enfermedad neurodegenerativa.

-Esos son síntomas de un alcohólico o de alguien que bebe demasiado.

Huélele el aliento, no pierdas tiempo.

-Si se va, puede caerse de nuevo.

-Pues no le des el alta, espérate y asegúrate

de que se le pase la borrachera. -Quizás

podía hacerle... -Para.

Enseguida vuelvo, ¿de acuerdo?

-(SUSPIRA RESIGNADA)

Tiene hernia discal en C5-C6.

Hay un fragmento de disco libre en espacio paravertebral derecho

con compresión radicular secundaria.

-Podrían quedarle secuelas neurológicas permanentes.

-(SUSPIRA) Hay que practicarle microcirugía

con exéresis del fragmento y de la porción de disco obstruido.

-Y puede despedirse del campeonato. Eso por lo pronto.

-Qué putada.

(Música de suspense)

(Teléfono)

¿Sí?

Sí, enseguida bajo a informarle. Gracias.

Su marido tiene una fractura craneal en el hueso temporal.

Y fracturas costales y neumotórax secundario.

Le hemos colocado un tubo de tórax y procederemos

a realizarle neurocirugía.

Madre mía. Será un proceso largo

con varias intervenciones.

(SUSPIRA)

Señora,

en el mejor de los casos,

tardará años en recuperarse.

(SUSPIRA ANGUSTIADA)

Suponiendo que vuelva a andar.

Así que necesitará toda su ayuda. (RESPIRA ANGUSTIADA)

¿Se encuentra bien?

(RESPIRA CON DIFICULTAD) Necesito aire.

La acompaño... ¡No!

Prefiero estar sola.

(SOLLOZA)

Se están divorciando.

Cosas que pasan. Sí.

¿Tienes un momento?

Me esperan dentro. Será muy rápido.

"He leído y releído"

el historial de Pedro Echegaray

y tu informe tras la primera operación es bastante preciso,

pero el de la Unidad de Trasplantes me genera mucha confusión

porque no queda clara la causa del fallecimiento.

Sin embargo, la autopsia dice que se desangró.

Antes de entregar esos informes a Gerardo y que nos denuncien

por negligencia, necesito toda la información.

Tú estabas ahí. ¿Qué pasó?

Pasó que fue culpa mía, Paula. ¿Cómo?

En la primera exploración pasé por alto una segunda esquirla

en el abdomen.

Yo solo extraje una. Se debió mover

durante la cirugía de trasplante.

Le atravesó el páncreas

y provocóuna hemorragia que no pude contener.

¿Por qué no dice eso el informe? No sé, yo no lo redacté.

Ni sé quién lo hizo. Yo no le pedí que lo omitiera.

Pero deberías habérmelo contado. También podías haberme preguntado.

O haberte leído el informe

antes de que entrasen los abogados. No suelo ir

presumiendo de los pacientes que pierdo.

Si hubieras confiado en mí, podría haberme preparado.

Ahora tendré que retractarme de mi palabra.

Entiendo que esa esquirla no fuera fácil de ver

pero bien argumentado, no hubiera sido problema

porque podría pasarnos a cualquiera.

Me pasó a mí. Pero parecerá

una cagada premeditada que quisimos tapar.

Lo hice mal.

(ASIENTE) Y lo siento mucho.

No quería ocultarlo, solo superarlo.

Lo gestioné mal, Paula. Lo siento mucho.

Si entrego esos informes tan difusos,

verán que algo no cuadra.

Y lo convertirán en una excusa para revisar tu historial,

mirar todo con lupa y buscar lo que sea

para demostrar nuestra mala praxis.

Te culparán por negligencia y a mí por encubridora.

No tienes que encubrir nada. ¿No?

¿Y qué se supone que tengo que hacer?

Le dije que hicimos cuanto estuvo en nuestras manos

y lo sé, pero si leo esos informes, parece lo contrario.

Haz lo que tengas que hacer. ¿Está claro?

Porque asumiré cualquier responsabilidad.

Cualquiera.

Y ahora, si no te importa, tengo otro paciente...

esperándome.

(Bronca ininteligible)

Dra. Díaz, disculpe.

Tengo un paciente con caídas recurrentes

y disfunción en el lenguaje. ¿Y?

Es alcohólico, pero son síntomas también de polineuropatía motora.

Me piden autorización para estudio electrofisiológico.

Habla con el Dr. Arriero, es tu supervisor.

Está en otra urgencia y como es jefa de residentes, pensé...

Bien, bien...

¿Y qué vas a hacer? Nada, esperar, supongo.

Con todo lo que ha pasado, no me queda otra opción.

¿Vas a esperar más aún?

¿A ti el millón de señales de que lo vuestro no funciona

no te han servido de nada?

Ni el disparo de Cristina,

ni su reacción al pensar que la perdía.

Lo vuestro es ultrarrequeteimposible.

Gracias.

Lo que les está pasando es tan de amor de comedia romántica

que acabarán contándoselo a sus nietos

y vendiendo los derechos de la peli.

Lo suyo es como "Mientras dormías", pero acabando bien.

Como si Sandra Bullock acabara con el del metro.

Acaba bien. El del metro era gilipollas y acaba con su hermano.

Como si Kevin Costner y Whitney Houston acabaran juntos

en "El guardaespaldas". O en "Friends",

cuando Rosie y Rachel se dieron un descanso.

(AMBAS) Se lo dieron.

Y se lía con la de la fotocopiadora. Soy ella. O...

Vale, vale. Marta, para el carro.

Tienes que cerrar esa puerta ya y buscar tu comedia romántica.

¡Isa!

Otras dos.

(Canción "Dusty Walls", The Diamond Light)

Oye, tío, que me voy a ir. -¿Ahora?

Venga ya, luego vamos a una fiesta. -Yo creo que no.

-Tengo algo que puede hacerte cambiar de opinión.

-¿Ah, sí? ¿Como qué?

-Si quieres que lo pasemos bien, esto puede ayudarte.

-(RÍE)

Me ha gustado.

-Sí. Hecho.

-"Si no te operas, la competición de mañana"

podría ser la última. -El Dr. Bertual tiene razón.

Los daños en brazo y columna podrían volverse permanentes.

-No es fácil. Competir es mi forma de vida, mi trabajo.

La esperanza del equipo. No puedo dejarlo así como así.

-Así como así, no. Podrías perderlo todo.

Si te operas, tras la recuperación todo seguirá ahí esperándote.

-No lo entiende.

Antes no tenía amigos y ahora, estamos todo el día juntos,

de competición en competición.

Es mi familia, soy la capitana. No puedo retirarme

y dejarles tirados.

Además, hay patrocinadores, compromisos...

Dependen de mí, no puedo fallarles. -Sí.

Pocas mujeres compiten al nivel de los hombres y eres un ejemplo.

Pero si no te operas, se acabó. Seguramente no puedas jugar.

-Doctor, lo ha entendido.

Tómate tu tiempo, ¿de acuerdo?

A ver, Mudito y Gruñón.

Habéis hecho un buen trabajo, pero es su momento, ella decide.

Estad pendientes, pero buscaos otro paciente.

-¿Qué pasa? -La va a cagar,

si no se opera. Deberíamos presionarla.

-¿Más?

Ya has oído al jefe.

Yo obedecería, te lo digo por experiencia.

-Ya.

¿Y si la operásemos con el robot?

Es seguro, menos invasivo y de recuperación rápida.

-¿Solo has visto el robot en fotos y quieres operar?

Manu, por favor. -Yo no. La Dra. Díaz.

-Eh... Pues no sé tú,

pero yo no veo a la Dra. Díaz por aquí en Urgencias.

Además, es un sistema que no está operativo.

No ha dado luz verde para usarlo. -¿Y qué?

Si los robots están aquí, podrán utilizarse.

Ella no necesita adiestramiento.

Podríamos avisarle y que se interese.

Imagínate lo que supondría para el Valle Norte.

El problema de Jánax es muy común entre los jugadores. Harían cola.

Sería un puntazo para la Dra. Díaz.

-No. No me parece buena idea, Manu.

Conmigo no cuentes. No quiero meterme donde no me llaman.

-Ya.

-GERARDO: "Mañana mismo me hago una radiografía."

Creo que me ha provocado una hernia.

-Entre lo que pesa y el kilo de pizza que se ha metido...

-Ah, sí. (RÍE)

-(RÍE) -Sí.

Bueno, me marcho. Se me ha hecho tarde.

-¿No te apetece una copa?

-No, gracias, pero no creo que debamos.

-¿Intimar? -No, por Dios.

No pienses que estoy insinuándome.

-Tranquilo, como amigos. Sé que eres el jefe de mi hija.

Pero mis amigas no están

y aunque no sé aún cuánto voy a quedarme,

no me importaría a alguien con quien hablar de vez en cuando.

-Ya.

A mí también me gustaría tener a alguien para hablar.

-Lo del sexo ya vendrá después, no te preocupes.

-¿Cómo?

-(RÍE) Es broma.

-Oh... -Qué fácil es vacilarte.

Me encanta. (AMBOS RÍEN)

-Empiezo a entender tu parecido con tu hija.

-Sí. (AMBOS RÍEN)

-Bueno...

Me marcho, será lo mejor.

-Muy bien. -Adiós.

-Adiós.

(Timbre)

(CARRASPEA)

-No, que... estaba pensando que...

bueno, si me invitas a una manzanilla,

igual me quedo un ratito.

(Canción "Show me", The New F-O's)

Oye, ¿quién es ese? -Nadie, así que pasa de él.

-¿Por qué coño te mira? -¿Cómo?

-¡Ya lo sabes! -Estoy aquí contigo, ¿no? Olvídalo.

¡Álex! -¡Oye!

¿Qué pasa contigo? ¿Por qué coño miras a mi chica?

-¿Perdona?

¿"Tu chica"?

Muy bien.

Tranquilízate y si quieres hablar conmigo, salimos fuera.

-Estoy bien aquí.

-Resulta que esto es mío y no me gusta tu tono.

Así que mejor sales, das una vuelta y te despejas.

¿Dónde vas?

-Pero ¿qué haces? -¡Para!

-Tranquilos, tranquilos. ¡Jon!

¡Jon! ¡Jon!

-Ya está. ¿Vale? Tranquilo.

Tranquilo, no quiero hacerte nada, ¿okay?

Ya está.

Este es un sitio tranquilo.

No nos gustan los malos rollos, la gente viene a relajarse.

Vuelve en unas semanas, cuando no estés colocado.

Pides disculpas y me planteo dejarte entrar.

-A ti no te pido una mierda, gilipollas.

Voy a reventarte a ti y al bar, ¿qué te parece?

-(RESPIRA CON DIFICULTAD)

-Vamos dentro.

-¡Quita, coño!

-(CON VOZ DISTORSIONADA) Chaval, eso que estás pensando

es un gran error.

-Largaos o llamo a la policía. ¡Largo!

-Voy a rajarte, hijo de puta. -¡Eh!

(GRITAN)

-(RESPIRA AGITADAMENTE)

Hey.

¡Hey! ¿Me oyes?

Joder.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA CONTRARIADA)

(Sigue sonando el móvil)

(SUSPIRA)

(SUSPIRA Y RECHISTA)

Doctor, ¿ya ha terminado?

Yo sí, pero la operación de su marido continúa.

Ya le dije que sería complicada. ¿Cómo está?

De momento estable, que es lo mejor que puede decirse.

Estable significa que no ha empeorado.

El pronóstico es el mismo. Lo siento.

Doctor... No voy a poder.

(TITUBEANDO) No... voy a poder.

No es mala persona, pero no ha tenido suerte

y lo hemos pagado los demás.

Cuando trabajaba en el banco hubo un atraco

y olvidaron parte del dinero.

Se lo quedó pensando que no se darían cuenta.

Y lo despidieron.

Cuando montó el concesionario me nombró avalista.

El negocio quebró y me embargaron el sueldo de por vida.

Sigo pagándolo.

Y... con lo de la franquicia de seguros, que tampoco fue bien,

se pasaba el día trabajando fuera y cuando volvía...

solo pensaba en cómo ganar dinero. Se olvidó de nosotros.

Del matrimonio. (IMPLADA) Y yo me olvidé de él.

Siempre ha sido muy torpe.

Hasta para caerse, la primera semana de trabajo.

Pensará que soy una mala mujer, pero me voy a ir.

Yo no pienso nada. Cada cual sabe lo que tiene que hacer.

Me iba a ir de todas maneras. Ya me había ido.

Y no voy a quedarme porque se quede lisiado.

No puedo cargar con esto.

(LLORA) No puedo. Avisaré a su familia

para que se hagan cargo,

pero yo no puedo. (LLORA) No puedo.

Lo siento.

(Puerta)

Adelante.

¿Se puede? ¿Qué quieres?

Venía por lo que dijo.

Lo que dije.

Que buscaba un ayudante.

Hm, eso, sí.

Y que iba a elegirlo entre los residentes.

Así es, ¿alguna propuesta?

Yo mismo, si me permite.

Sé que entré con mal pie y tuvimos un encontronazo,

pero estoy rectificando.

Le garantizo que tendría la persona más fiel y eficiente.

Mire.

No por ser hijo del mayor accionista del hospital tengo todo hecho.

Me ha ayudado, sí, y todos agradecemos un empujón a veces.

Pero no he venido a que me regalen nada.

Ya. Verás, soy más de hechos que de palabras,

y en principio, no he visto nada en ti que me interese

para nombrarte ayudante.

La cirugía lo es todo para mí.

Nada me tomo más en serio.

Por ejemplo, hay una chica en Urgencias

a la que me encantaría operar,

si supiera usar el robot de cirugía, claro.

¿Qué tiene que ver el robot? Verá.

¿Sabe qué es un "gamer", Dra. Díaz?

Le hemos hecho pruebas a su padre. -¿Qué pruebas?

-Un electromiograma y varias más. -¿Y por qué?

Eh... ¿Qué han visto? -Su padre presentaba síntomas

habituales en casos de ELA.

-Eh... ¿La esclerosis esa?

¿La del Stephen Hawking?

-Esclerosis Lateral Amiotrófica. -(ASIENTE)

-No sé si sabe que es una enfermedad neurodegenerativa

que paraliza el cuerpo de forma progresiva.

-Pero... ¿todo eso no es por el alcohol?

-Parece ser que no.

El electromiograma muestra otra cosa.

-¿ELA?

¿Está segura? -Le hemos hecho resonancias,

para descartar artrosis cervical o hernias comprimiendo la médula.

Los análisis han dado negativo en borreliosis y sífilis.

No sé, aún queremos hacerle una biopsia muscular,

para terminar de asegurar el diagnóstico.

Pero la ELA parece lo más probable.

-(SUSPIRA) Bueno, pero se podrá hacer algo, ¿no?

-Para la ELA no hay tratamiento. Lo siento.

Es una enfermedad fatal en todos los casos.

-¿Cuánto...? ¿Cuánto tiempo le queda?

-Uno, dos, cinco años... No se puede saber.

-(SUSPIRA ANGUSTIADO)

Hemos sido tan injustos con él.

Todos le echábamos la culpa.

-Vds. no podían saber nada. -Mi madre

se separó de él porque no aguantaba más.

Le acusaba de haber perdido el trabajo por no tenerse de pie

de lo bebido que iba.

Cuando se entere de la verdad...

¿Qué pasa? Nada malo, ¿por qué?

Estabais hablando con mi paciente. Borja, ¿tienes los informes?

Vamos a operarle con el robot quirúrgico.

Bueno para ella y el hospital. Ya.

Qué buena idea, ¿no? La verdad, sí.

No ha sido mía. Ha sido del Dr. Narváez.

Muy buena iniciativa. Tome nota.

Avise a la Dra. Hoz, la necesito como neurocirujana.

Firmará la operación y tú estarás

de ayudante en quirófano. -Muy bien.

Hay alicientes para quien se los trabaje.

-Ya.

Y de trabajárselo este sabe un rato.

-Se desmayó en la agitación.

¡Alba! Alba, ¿qué pasa, cariño?

-Tranquila, tranquila, mamá. Estoy bien.

-Paula... Que se ha tomado algo y no...

No le ha sentado bien. Ya sabes.

¿Y a ti qué te pasa? ¿Esto, dices?

No es nada. La hostelería, que está fatal últimamente.

Y bueno... pasó.

-Jon.

Ven, que te miro ese bracito. -Vale.

-Perdón, doctora.

La Dra. Díaz te necesita en quirófano.

Va a estrenar el robot de cirugía y te quiere

como cirujana responsable. Por fin, planazo de viernes.

(RESPIRA HONDO)

Es verdad que necesito tiempo para pensarme bien las cosas,

pero quiero que nos lo tomemos juntos.

¿Qué quieres decir?

Pues que si algo tengo claro después de lo que me ha pasado...

es que quiero estar contigo.

Con hijos o sin hijos. Pero contigo.

(Busca)

Lo siento, debo irme.

(SUSPIRA)

Mira hacia arriba.

¿Qué has tomado?

¿Cómo? (ENFADADA) ¿Qué has tomado?

¿Coca, éxtasis, maría, anfetas...?

Nada.

Además, ¿qué te importa?

Tienes pupilas dilatadas y pulso acelerado.

Podría ser taquicardia supraventricular.

Dime qué has tomado y nos tranquilizamos las dos.

Esto es serio, Alba.

Es que no lo sé, mamá.

Me dio una pastilla un amigo, pero no sé qué era.

(Puerta)

Manuel. -¿Sí?

Llévatela a Observación y dale 1,5 mg de bromazepam.

Que no le suba la tensión ni se le acelere el pulso.

Hazle un electro también. Muy bien. ¡Alberto!

Tengo una operación ahora, pero...

vengo a verte cuando termine.

¡Pablo! ¿Qué haces tú aquí?

Paula me quiere de apoyo aéreo. Estrenamos el robot de columna.

Mm. El robot. Sí.

No pueden vivir sin mí. No como otros.

La próxima vez que te metas en una pelea,

intenta que sea con alguien de tu edad.

-Tú lo has visto. Intenté evitarlo todo el tiempo.

¿Iba a exponer mis manos con ese idiota? Iba puestísimo.

-No lo digo solo por él.

Esa chica te traerá problemas. -Esa historia está acabada.

-(SUSPIRA) No sabes la de veces que te he escuchado decirlo.

-Deja de usar lo que pasó entre nosotros

para echarme la peta por todo.

-(RÍE) -Va en serio, he cambiado.

He cambiado muchísimo.

-Muchísimo, ya veo.

-He madurado, pero no quieres verlo.

Gracias.

Por esto.

Oye, ¿nunca has pensado que volvamos a estar juntos?

-Ni un segundo.

-Genial.

¿Lo dices en serio? (RÍE)

-(RÍE) Esto ya está. Voy a dar una vuelta.

A ver si consigo hacer algo útil por aquí,

ya que me has fastidiado el viernes noche.

(Pitido)

(Pitido)

A los mandos del robot,

como Han Solo en el Halcón Milenario.

-Pero ¿lo manejabas tú? -Bueno, manejar...

-Hijo de puta.

¿De qué coño vas? -¿Qué te he hecho?

-Me la jugaste. Era mi idea. -¿Tu idea?

Ya... Pero no la pusiste en práctica. En cambio, yo...

reconócelo, Manu, eres un hombre de acción.

-Te mato aquí mismo. -¿Qué hacéis?

Manu, ¿estás loco? -¡Quítate, coño!

-Hola.

¿Pasa algo?

Alejandra.

-¿Sí?

-Tienes buen olfato.

-Gracias.

-Eres perseverante y sabes mirar. Puedes convertirte

en una gran médica. -Se lo agra...

-Pero si vuelves a saltarte mis instrucciones, te echo.

Respetar el criterio del jefe de servicio es esencial

en un equipo médico.

Y si alguna vez crees que me equivoco,

insiste más.

O buscas la manera de convencerme.

Pero jamás vuelvas a puentearme.

(Pasos aproximándose)

Lo siento.

¿El qué?

Alba...

Ya eres una adulta y no puedo estar diciéndote

qué tienes o no tienes que hacer.

Pero te juegas la vida

si no sabes qué te metes y me gustaría

que esto no lo comentaras con tu abuela ni con tu padre.

Que quede entre nosotras.

Sí, ya estoy diciéndote otra vez qué hacer,

pero... me preocupa que no tengas claro qué hacer con tu vida,

que dejes la carrera y estés todo el día en casa ociosa.

O que pasen cosas como la de hoy.

Porque sigues siendo mi hija. Pues tranquila,

que me pondré a trabajar y no tendrás que reprocharme nada.

¿Tienes alguna idea?

Alguna.

Así que deja de preocuparte.

Eh, hasta luego.

Pablo.

¡Brutal lo del robot!

Y para la neurocirugía va a ser increíble.

Y Paula es una artista manejándolo.

Sí, ¿no? ¡Sí!

Genial. Enhorabuena. Que...

Subo a hablar con Cristina, ¿vale?

Ah, vale. Hasta el....

El lunes nos vemos.

Vale. Hasta el... ¡Hasta el lunes!

¡Pablo!

¿Alguna vez ha sentido algo por mí?

Ya sé que hemos hablado de esto, de lo importante que es

para nosotros la amistad, y sigue siéndolo, muy importante.

Lo más importante,

pero necesitaba que supieras que yo...

Pues que sí he sentido por ti.

He sentido por ti, pues...

desde la universidad, he sentido por ti por aquí trabajando juntos,

he sentido por ti...

(SUSPIRA) He sentido por ti...

desde que te conozco.

Y no sabía si tú... Bueno, lo que tú realmente...

Marta, siempre me he sentido muy a gusto contigo.

De hecho, eres la única mujer a la que puedo decir

que es mi mejor amiga porque sé que lo eres, básicamente.

Y no es que no haya sentido, sino que...

siempre he sentido algo por ti.

¿Vale?

Pero... te juro que no he querido estropear lo que tengo contigo

por mantener una relación, porque sé...

que si lo cuido, lo tendré siempre,

y prefiero tenerte siempre así que perderte.

¡No! Eso no tiene por qué pasar

porque nos hemos acostado... Sí.

Lo sé y no me arrepiento para nada.

Pero ya hemos visto cómo puede afectarnos.

Bueno, y...

O sea, ahora con... pues con todo lo de Cristina...

Yo la quiero, ¿vale?, y...

Y...

Debo intentarlo. No puedo fallarle ahora.

La comedia romántica. ¿Qué?

Nada. Nada, no, que...

Lo entiendo.

Tienes que hacer lo que tienes que hacer.

Y yo no quiero romper nada. Eso...

Eso tenlo muy claro.

Pero necesitaba que lo supieras.

Que yo sí que quiero ser algo más que tu amiga.

Y que no voy a estar esperándote siempre, claro.

Y...

Solo eso. Marta.

Marta, por favor.

¡Marta!

(SUSPIRA)

(BOSTEZA)

Bueno... -(RÍE)

(RÍE EMOCIONADA)

¿Te llevo? -Voy en metro.

-Manu, tío. No te mosquees conmigo.

No soy mala persona, pero soy así. Pienso más en mí.

Como todos, ¿no? -Mira.

Olvídame. -(SUSPIRA CONTRARIADO)

-Olvídame y no me toques más los cojones.

Desde ahora, tú por tu camino y yo por el mío.

(Trituradora de papel)

(Pasos)

(Llama suavemente)

(SUSPIRA)

Te traigo esto. ¿Qué es?

Lo que debería haber hecho desde el principio.

Buenas noches. Días ya.

Hey.

Tienes...

Tienes buena cara. Sí.

Si sigues evolucionando así, pronto podrás irte a casa.

¿Qué?

Túmbate. Ah.

(RÍE) ¿Cabes? Ay...

¿Sabes qué me gustaría? ¿Qué?

Poder ir a nuestra casa.

¿Qué quieres decir? Que no quiero perderte, Pablo.

Que quiero todo lo que tú quieras.

(RÍE)

¿Elena?

¿Cariño?

¿Chicos?

¡Elena!

(Frenazo)

(GRITA)

Traumatismo craneoencefálico y posible hematoma subdural.

Lo han atropellado.

-Me prometió que todo saldría bien.

-"No, Héctor, lo que digo es que tu salud se ha resentido".

¿De verdad quieres jugarte la vida por una operación estética?

-"Quiero operarme". -"Es una locura. Podrías morir".

-Solo te corresponde a ti decidir si asumes el riesgo.

-Necesitas es un buen tío... -Hola.

-Eso necesitas.

(Busca)

¡Pulso acelerándose! ¡Corazón parado!

Ya no creo en ti. ¿Qué?

¿Entonces... de qué coño va esto?

Nuestro matrimonio, quiero decir. ¿De hacerme sufrir?

¿Quién es el pibón que te espera? -Andrea.

Perfecto. Preséntamela.

Oh.

-¡Espera! Mamá... Un momentito.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 4: "Viernes noche"

Hospital Valle Norte - Capítulo 4: "Viernes noche"

04 feb 2019

En las Urgencias del HVN se agolpan en muy poco tiempo tal número de casos que, para hacerles frente, va a hacer falta la participación de más médicos incluso de los que estaban de guardia. Esta noche de viernes no habrá descanso para nadie en el Valle Norte.

ver más sobre "Hospital Valle Norte - Capítulo 4: "Viernes noche"" ver menos sobre "Hospital Valle Norte - Capítulo 4: "Viernes noche""
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 36 programas de Hospital Valle Norte

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios