www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5073784
No recomendado para menores de 12 años Hospital Valle Norte - Capítulo 10: "Última canción" - ver ahora
Transcripción completa

(GIME)

-Estamos vigilándote.

Me han dado una paliza.

Dejo mis investigaciones.

Ventea casa y te cuidamos las tres.

Como te echo de menos,

he decidido venirme a vivir a una casa muy cerca de aquí.

Voy a pedirme una excedencia en el hospital.

Estás poniendo tierra de por medio para eludir el problema.

Puede.

¿Y la boda? Faltan menos de dos meses.

(LE DAN ARCADAS)

¿Estás bien? ¿Has bebido mucho? No.

Estoy embarazada.

¡Hostia, embarazada! ¡Enhorabuena! No lo sabe nadie.

Lo siento muchísimo, pero...

ninguno de mis planes encaja con tu embarazo.

¡A tu boda no voy!

¡Si eso quieres, de puta madre! ¡De puta madre!

Un linfoma. Hay tratamiento.

Perdona que no salte de alegría por la quimioterapia.

¿Estás bien?

Jefe, ahí tiene.

-Pues no los hago y punto.

Bueno, ¿qué? ¿Entonces qué?

-Explicádmelo otra vez, no me he enterado.

-A ver, es muy fácil.

Si continuamos el viaje, podemos llegar a casa y pasar un día.

-Y duermes en tu camita

y ves a tu gentecita.

-Pero si dormimos por aquí, ya mañana

nos levantamos y vamos directos al festival a la prueba de sonido.

-Pero si hacemos noche aquí

no pasaremos por casa hasta dentro de cinco semanas.

También te digo.

-Rafa,

¿tú qué dices?

-Por mí no hay problema, no sería la primera vez.

¿Os he contado cuando fui de gira con los Rodríguez

y estuve una semana sin dormir? (RÍEN)

-Se dice pronto. "Mira, Calamaro,

puro Calamaro, chaval". -Coque Maya.

(RÍEN) -Coque Maya.

-Coque Maya...

-(RÍE A CARCAJADAS) Bueno, Rafa está conmigo.

¿Vosotras qué?

-A casa ahora no...

Yo prefiero dormir por aquí y aguantar el tirón.

-Yo también, paso de ir a casa.

-Pues hay que votar en condiciones.

¿Dónde está Mateo?

-Mateo, estamos dos a dos. Tú desempatas.

-¿Para qué? -Ya sabes.

O llegar a casa o dormir por aquí.

-Ya, ya.

-¿Qué te pasa?

Mateo, ¿qué te pasa?

-Voy a dejar el grupo. Cuando acabe la gira.

Mi sueño de pertenecer a un grupo de rock tocando la guitarra,

pues no ha sido lo que esperaba.

O sea, lo he disfrutado y los viajes, los conciertos,

estar con los chicos, contigo...

Pero no puedo seguir engañándome. Con casi 40, no me compensa.

Estaba ganando más en la sucursal. Y a Lisa le queda menos de un mes.

No quiero perderme nada de lo que está por venir.

Ya me he perdido suficiente.

No trates de convencerme, porque la decisión está tomada.

No creo que sea difícil encontrar a un guitarra.

-Sí, tío, pero... ¡uf!, no sé si uno tan malo.

(RÍE) Anda, ven.

Pero se lo tienes que decir cuanto antes, ¿eh?

(LO BESA) -Chavales.

Ya no hay que votar.

He convencido a Lúa, 3 a 2. Nos vamos a casa.

-Lúa... -Soy débil, tía.

-Venga, para el coche. -¡Me pido atrás!

("Crazy", Willie Nelson)

(Claxon)

¡Rafa! -¡Me cago en la...!

(Bocinazos, frenazo y gritos)

(Sigue sonando "Crazy" con Willie Nelson)

(GIME DEL ESFUERZO)

(TOSE)

(GIME, TOSE Y RESPIRA CON DIFICULTAD)

(GIME DE DOLOR)

(JADEA Y GIME)

(Móvil)

(GRITA)

(RESPIRA ENTRECORTADAMENTE)

(Tono de llamada)

-"Emergencias, ¿en qué puedo ayudarle?".

-(MASCULLA) He tenido un accidente.

¡Un accidente! (LLORANDO) ¡Un accidente!

(Interferencias por radio)

(RAFA LLORA)

-¡Vamos a llevárnoslo!

¡Venga, arreando! ¡Vamos! ¡Concentraos, señores!

¿Cómo vais? -Parece

fractura de pelvis.

-Comprueba su situación hemodinámica.

Puede haber hemorragias

a nivel pélvico. -Necesitará un ECOFAST.

-Encárgate en el hospital. -Vale.

-Vamos.

-Por favor, sáqueme de aquí.

-Tranquila, los bomberos vienen de camino, es imposible moverte.

-(GIME) -Tiene un neumotórax.

Necesito tubo de neumotórax del 32.

-¿A qué esperas para hacer un torniquete?

Anda, mételo en hielo.

¡Vamos, señores, concentraos!

-(GRITA)

-¿Qué tenemos? -Pues dolor torácico,

dificultad en la respiración...

Hay cianosis, taquicardia, hipotensión...

-Es un neumotórax en tensión.

Hay que liberarle el aire, no puede esperar.

Joder, no quepo, pero tú sí. Entra y hazle una punción.

Lo has hecho alguna vez, ¿no? -Sí, en quirófano y supervisada.

-Al aire libre sale todo mucho mejor, ya verás.

-Voy.

-¡Necesito un tubo de tórax del 20!

-Vale.

-Busca el segundo espacio intercostal.

En la línea medioclavicular.

-Lo tengo, localizado.

-Venga, pues ya sabes, haz la punción. Sin titubear.

Pero no pinches el pulmón, está colapsado.

-(GIME)

-Muy bien, doctora.

Ahora una pequeña incisión con el bisturí

y sepáralo con dedo y pinza. Y mete el tubo, ¿de acuerdo?

-(SUSPIRA)

-Muy bien.

Todo tuyo.

-(ALIVIADA) Gracias. -Tranquila.

Aguanta.

-¿Y los demás? ¿Y Mateo?

-Están en buenas manos. -(TOSE)

Catéter.

¿Cómo va la presión?

Oscila entre 24 y 25.

Si llega a 25, hay que inducirle un coma.

Ha recuperado el pulso, pero sangra y no localizo

por dónde. El pulmón no está colapsado del todo.

¿Puedes colapsarlo completamente?

Mejor. ¿Cuánta sangre le ha pasado?

Desde que está en quirófano, cuatro unidades.

-También se le está pasando plasma fresco.

Si no encontramos el punto de sangrado, lo perderemos sin poder

recuperarlo, ¿está claro? -Sí.

(Alarma intermitente)

Mierda.

Indúcelo.

¡Hey! ¡Aquí está! ¡Te pillé!

¡Te pillé! Es una rama de la arteria torácica interna.

Eso es. Bien, Tolosa. Bien.

Muy bien.

Corta, por favor. Corto.

Vale. Revisamos y cerramos.

Bien.

(Tecleo)

(Puerta metálica)

¡Buenos días!

¿Qué haces? -Escribir.

Estoy inspirado y eso hay que aprovecharlo.

Ningún tema espinoso, lo prometo.

-(RESOPLA) Papá, debes descansar.

-Desde hace un mes no hago otra cosa en todo el día que mear

y estar sentado. Que este tiempo de inactividad sirva de algo.

-(ASIENTE)

Me voy.

-¿No tuviste turno anoche? Sí,

pero desde las prejubilaciones estamos sin cuadro de urgencias

y ha entrado un politraumatismo. Hasta esta noche.

¿No habrás olvidado el cumple de Samuel como el mío?

No, lista, le felicité antes de que la abuela le llevara al colegio.

Lo celebraremos el fin de semana en familia.

Ya, ¿y la fiesta de cumpleaños con sus amigos qué?

¿Eh? Lo sabía.

¿Qué sabías, Alba? Lo voy a solucionar.

Como siempre.

Ya.

"Cariño, por favor,"

venga, que voy a llegar tarde y tú también.

¡Vamos! Ya voy, ya estoy.

Eso dijiste hace 20 minutos.

(RESOPLA) Por cierto, ¿sabes que quedan dos semanas para la boda

y Marta todavía no ha confirmado?

¿Ha pasado algo?

No, ¿qué va a pasar?

Tú sabrás, pero todo el mundo ha dicho algo menos ella.

Es que... a lo mejor no viene.

¿Cómo que no?

Porque alguien debe quedarse en el hospital.

¿Eh?

Casi la mitad del departamento de Cirugía viene.

Y de personal, sobrados no andamos ahora precisamente.

Entonces, está complicado. ¿Qué tonterías dices?

Marta es tu mejor amiga, tiene que venir.

¿Cómo no va a venir? Yo qué sé, alguien la cubrirá.

Bueno, tranquilo, déjalo, hablo con ella.

¡No! No, no, hablo yo, cariño, que...

Es verdad, qué tontería.

Si es mi mejor amiga, tiene que estar y estará.

Hablo yo con ella luego y cierro el tema.

¿Podemos irnos ya? Sí, ¿tienes mi cartera?

Sí, tengo todo, como siempre.

Venga, pues vamos. Las llaves...

Todo, sí. ¡Vamos!

(JULIA) Bueno, tendrás que empezar a reducir tus turnos en Urgencias,

pero todo parece ir bien.

¿Cómo que parece? No, no, tranquila.

Es una manera de hablar.

Todo va perfectamente, por el momento,

pero, Marta, no puedes mantener este ritmo de trabajo mucho tiempo.

(Pitido)

Imagino que te proteges con delantal radiológico en quirófano.

Sí, sí. Claro.

Bueno...

¿Quieres saber el sexo o no? ¿Cómo...?

¿Ya?

Sí, estás en el segundo trimestre y se ve

muy bien.

Marta, ¿qué te preocupa?

No, nada, no.

No, que lo... Es que no lo había pensado.

O sea, sí lo había pensado, pero no...

(RÍE EMOCIONADA)

No sé, así quizá parecía que no era real, pero...

Pero esto va en serio.

Sí, va... muy en serio.

Pero, Marta, no tienes nada de qué preocuparte.

Lo harás muy bien y yo voy a acompañarte en todo el proceso.

Ya.

Entonces, ¿quieres saber el sexo o no?

-(TARAREA)

A falta de los últimos resultados, de momento todo va bien.

-Ya, la verdad es que me encuentro mucho mejor, con más fortaleza.

-Tiene hasta mejor color de cara. -A veces, no solo la medicina cura.

También la compañía. -¡Cómo lo sabes! (RÍE)

-Hasta luego, pareja. -Gracias, Jesús.

-Adiós.

¿Sabes qué? Estaba pensando que, cuando terminemos con todo eso...

-(ASIENTE)

-Podíamos irnos una temporada lejos.

Los dos juntos. -¿Irnos?

¿Adónde? -Adonde tú quieras.

Seguro que llevas años sin vacaciones.

-Bueno... La verdad es que no recuerdo la última vez

que hice un viaje de placer y que no fuera un congreso.

-Pues por eso. Se acabó lo de trabajar.

Toca disfrutar de la vida.

(SUSPIRA)

(GRITA)

-Haga el favor.

Cuando sepamos algo... -Necesito verlo.

-...se lo decimos. Túmbese. ¿Se encuentra bien?

-Quiero saber cómo están los demás.

Necesito verlos. Tienen pronóstico reservado,

salvo una compañera, que recibirá el alta

en las próximas horas. ¿Quién? ¿Ana o Lúa?

Eh...

-Lúa Pilar Pineda.

-(SUSPIRA) Le diremos que quiere verla, ¿vale?

Pero Vd. pasará aquí una buena temporada.

Relájese y hágase a la idea.

Doctora.

Creo que me he meado.

La hemorragia puede causarla un fragmento óseo

de la fractura pélvica que haya perforado el recto.

¿Rectoscopia? Rectoscopia.

Si se confirma, quirófano. Explícaselo al paciente

e infórmame de cada cambio. Perfecto.

Bien.

"Péibol".

"Péibol", tío.

Lo vas a flipar, tío. Tengo que contarte una cosa muy fuerte.

A ver, sorpréndeme, "muy fuerte".

Marta, Martita, nuestra Marta...

Está embarazada.

Flipa. No, no, te lo juro.

Acabo de verla salir de Ginecología.

Con Julia, tras hacerle una eco. No.

No puede ser. Sí puede ser, que lo he visto yo.

Estaba emocionada con la eco en la mano,

abrazando a Julia. Muy fuerte. Lo de la Dra. Rubio, digo.

Viene por Cirugía Plástica Reconstructiva,

pero luego está más... Jon, céntrate, por favor.

A lo que iba. Creo saber quién es el padre.

(ASIENTE)

¡Santi! El enfermero con quien salió hace meses.

No creo. Sí. Debemos hablar con ella.

¡No! No, no, porque... ¿Por qué?

Ella no quiere que se sepa aún, ¿vale?

¿Entonces te lo ha contado? ¿Ya lo sabes? ¿Por qué?

Porque me lo ha contado en confianza. No quiere

que se sepa, te digo. Pero... ¿por qué?

Porque... ¿Por qué?

Sí, ¿por qué?

Jon, por... porque es una inseminación artificial.

¡No... me jodas! Sí.

Pero ¿por qué? Pero ¿por qué tanto porqué?

¡Yo qué sé! Pues porque lo ha decidido así, ¿vale?

Ella ha querido ser madre toda la vida y... claro,

dice: "Si... Sigo esperando y de repente ya...".

Sí, sí, te entiendo. Alguien...

Se ha acojonado que se le pase el arroz.

Se ha visto con 40 años y ha dicho: "Es el momento. Si no...".

Pero te digo una cosa, con un niño, buscando pareja, con 40 años...

igual se te complica el triple.

No tiene por qué. Eso es una tontería, ¿vale, Jon?

Marta es una tía de la hostia. Sí, y es mi amiga y quiero lo mejor

para ella. Eso está claro.

Pero quiero decir que hay mucho tío muy cabrón,

que los tíos son así.

Tengo casi 40 años, soy hijo de padre desconocido...

A lo mejor no eres un imán. Escúchame.

Ni se te ocurra contarle nada ni a Marta ni a nadie.

Me lo contó en confianza

y si se entera, pues te mato a ti antes de que me mate ella.

¡Y olvídate de ser mi padrino!

¿Estamos? ¿Voy a ser tu padrino?

¡No me jodas, que estoy nervioso!

(RÍE) ¡Que sí, hombre! Tengo un regalazo para Cris y para ti.

Y Marta lo contará cuando quiera. Espero que antes de que se note...

(Busca)

Ahí va. El deber me llama. Vale.

(AMBOS) ¿Qué haces aquí?

-Yo reimplantar un dedo. ¿Tú? -Recibí yo el aviso.

-Y yo y he llegado antes. -Ya, pero acabas

de salir de quirófano. Vete a casa o al parque

a tocar una cancioncita. Sigo yo.

-Mi turno sigue. Si no te importa.

-Sí me importa. Sí, sí. No sé si haces esto por el puesto,

pero no es necesario que te esfuerces.

¿Recuerdas lo que dijo la Dra. Díaz? La decisión está tomada.

-No significa que seas la elegida. -Ya lo veremos.

-¿Cómo que no te han dicho lo que tienes? ¿Cuándo lo sabrás?

-Perdona...

Por favor, estoy buscando a Mateo Armero, mi pareja.

Ha tenido un accidente y lo han traído aquí.

-Vale, está en la uci, avisaré a su médico.

¿Qué...? ¡Lola! Mira quién está de guardia en Ginecología?

¡Miguel, la silla de ruedas!

¿Se encuentra mal? Apóyese en mí.

-Estoy un poco mareada.

-¿Tiene ganas de vomitar? Respire hondo, siéntese con cuidado.

Ahí está. Vamos para dentro, no se preocupe.

Mira, tú encárgate de la bajista. Rotura de tibia y peroné.

¿Sabes escayolar?

(Busca)

-Me voy. -Lo que decía, que tú te ibas

y yo me encargaba del dedo. -Quédate también con este.

-Puro ingenio, Dra. Rubio. -Siempre.

Es solo un dedo, ¿eh? Solo un dedo.

-Un dedo es un dedo.

Gracias, Rosalía. -Que estoy bien.

No hace falta que me ingresen, solo estoy nerviosa porque querría

saber cómo está Mateo. -No se preocupe.

Enseguida la informan.

-¿Lili? -¡Ana!

-¡No! ¡Oiga! Oiga, no...

-¿Cómo estás? -(LA BESA)

-¿Estás bien? -Pues no sé.

Me han hecho un TAC, pero aún no sé nada.

¿Sabes algo de Mateo? -Iba a preguntarte lo mismo.

(Llamada)

"Paula, ¿cómo estás?". Eh, muy bien, muy bien.

Oye, sé que te dije que iba a encargarme

de organizar la fiesta de cumpleaños de Samuel,

pero no... no... "Paula".

"No tienes que preocuparte de nada,

está todo solucionado". ¿Cómo?

"Lo entiendo, es normal. Este mes ha sido muy complicado

con lo de Marcos y Gerardo".

"Tienes demasiadas cosas en la cabeza,

así que Albita, Andrea y yo"

nos hemos encargado ya de todo, vas a flipar.

El grupo de padres de Whatsapp ha confirmado que vienen todos

los de la clase, menos Jorge, que tiene piojos.

Espera, ¿hay un grupo de padres? "Tú ocúpate de llegar a las 6.00,

a tiempo"

para el fiestón.

(Móvil)

"Me llaman del Registro de Patentes,

debo colgar". Sí, pero ¿no hago nada?

"Nada. ¿Tienes regalo? Pues ya sabes. Venga, chao".

La presión no disminuye pese al coma.

Y su estado se agrava.

En la intubación, ha aspirado contenido gástrico en los pulmones.

Neumonía por aspiración, lo peor que podría pasarle.

No se está oxigenando la sangre en los pulmones.

Está con oxígeno 100% y antibióticos, no podemos hacer más.

A ver si remonta.

Hablaré con la familia. Vale.

-La presión arterial está alta

y hemos detectado proteínas en la orina

en una cantidad superior a la deseable.

-¿Y eso qué significa?

-Puede haber surgido alguna complicación en tu embarazo

relacionada con la hipertensión. Se llama preeclampsia.

Elisa, sé que pasas un momento complicado y tienes mucho estrés,

pero es muy importante

para ti y para el bebé que te mantengas tranquila.

-Ya, pero es que... si quieren que me mantenga tranquila,

tienen que decirme cómo está Mateo.

Ha sufrido un traumatismo craneoencefálico severo.

Hemos tenido que inducirle un coma.

¿En coma? Su cerebro está muy vulnerable.

Necesitamos darle tiempo para conocer el alcance de la lesión.

Tiene problemas para que la sangre se le oxigene lo suficiente.

¿Y... puedo verle?

Esperaremos a los próximos análisis y te prometo que haré lo posible

para que puedas verle, ¿vale?

Vale. (SUSPIRA) Que no se muera, por favor.

Es que... yo no puedo estar sin él.

No quiero hacer esto sola, no puedo.

Y no puedo hacer eso si... Todavía ni hemos elegido el nombre.

Voy a salir un segundito.

-Marta.

¿Qué tal estás? ¿Cómo va...? ¿Cómo va todo?

Pues genial, estupendamente, ¿y tú qué tal?

Marta, siento muchísimo todo esto.

Bueno, pues nada, fenomenal, asunto arreglado.

Por favor, Marta, vale ya. ¡Por favor!

Entiende mi reacción.

Bueno, ¿qué quieres?

Sé que dijiste que no irías a la boda, pero...

necesito que vayas a la boda.

¿Perdona?

Sí, como no has confirmado, Cristina me ha preguntado

y quiere hablar contigo y claro,

obviamente le he dicho que no lo haga.

Que eres mi mejor amiga y que por supuesto, estarás allí.

Aunque no sea nuestro mejor momento.

(RÍE) Que no sea nuestro mejor momento.

La verdad es que no lo describiría exactamente así.

Marta, por favor.

Mira, Pablo, necesito pensármelo, ¿vale?

Tijeras.

-Deberíamos estar aprovechando y descansando, no aquí.

-Joder, pues yo tengo aún el subidón de anoche.

Me sentí más médico que nunca, que ahí me siento médico,

pero estar sobre el terreno, cuando todo acaba de pasar,

me pone a cien. -Ya ves, yo me sentí más seguro

y con más confianza que nunca. -¿Más?

Estamos apañados entonces. (RÍEN)

-Me alegro mucho de que estuviésemos juntos nuestra primera vez.

-No exageres, habrá muchas primeras veces juntos.

La tasa de oxígeno en sangre de Mateo es muy baja.

¿Y ahora qué?

Necesito el consentimiento para retirar la sedación unas horas.

Lo llamamos "abrir una ventana".

Así podría valorar los posibles daños cerebrales.

¿Y... qué secuelas podría tener si le despiertan ya?

No podría decírtelo, lo siento.

Para valorar el daño neurológico,

necesito que esté fuera del coma inducido.

-Pero abrir esa ventana, ¿qué riesgos tiene?

A ver, cuanto más tiempo esté en el coma inducido,

más oportunidades tiene el cerebro para recuperarse, pero si ya tiene

lesiones cerebrales irreversibles por el edema y la falta de oxígeno,

no habrá nada que hacer.

Pero también podría sufrir una crisis

y ya no habría nada que hacer por él.

Sí, es una posibilidad. -Hay que despertarle.

Le conozco y lo hemos hablado.

No querría vivir conectado a una máquina.

-A Mateo no le gustaría despertarse y no ser el mismo. Hay que esperar

y aguantar lo necesario para que su cerebro se recupere.

-Ana, ya has oído. Si los pulmones fallan, no se recuperará.

-Conozco a mi hermano bastante mejor que tú.

Si hay posibilidad de que su cerebro se recupere

estaría dispuesto a intentarlo. -Me parece injusto que digas eso.

Me conoces muy bien y sabes cuánto le quiero.

Nos contamos todo, no tenemos secretos.

-¿Ah, sí? ¿Os contáis todo? Sabrías que dejaba el grupo.

Y por tu culpa, además. -¿Qué?

No. Yo no... -A lo mejor

no le conoces tan bien como pensabas.

Eh, no tenéis que tomar la decisión ahora mismo,

podéis tomaros un tiempo, ¿vale?

Pero recordad: es Mateo quien necesita que os pongáis de acuerdo.

¿Te importa ir adelantándote?

-Claro que no, te espero en el coche.

¿Estás bien? -Sí, sí.

-¿Seguro? -Seguro.

No, no, Héctor, no te levantes.

Será solo un momento. Ay...

¿Cómo lo llevas? La verdad es que bien.

Salvo los efectos de la quimio, los dolores parecen ir remitiendo.

Me alegro.

Gracias.

Bueno, ¿y tú qué tal? ¿Cómo va todo por aquí?

Pues como siempre.

Pero con Emma al mando. Ya.

Bueno, me marcho, solo quería saludarte.

Rosa me espera. Por cierto, nos veremos en la boda de Fuentes.

Claro. Allí estaré.

Bien.

Héctor, ¿sabes por qué no te elegí a ti en vez de a Paula

como jefa de Cirugía?

(SUSPIRA EXTRAÑADO)

¿Por qué?

Porque siempre pensé en ti como mi sustituto.

Siento haberte fallado.

Tú a mí no me has fallado en la vida, Gerardo.

Gracias por todo.

¿Qué me estás contando? ¡Bah!

¡Venga, lárgate!

¿Sabes cómo está Mateo?

Aquí no me dicen otra cosa que pronóstico reservado.

-Ahora tienes que centrarte en ti.

En ponerte bien y coger fuerzas. -Venga, Lúa,

me has contado cómo están Ana y Pando.

(RESPIRA HONDO)

Eso es que Mateo está peor, ¿verdad?

-Está en coma.

Y sé que está mal,

pero ojalá el cabrón que nos embistió no la hubiera palmado,

para decirle a la cara lo que pienso de él.

-¿Ha muerto?

-¡No es culpa tuya! ¿A qué velocidad iría

para destrozarnos así? Igual venía de fiesta, Rafa.

-(LLORA) Fui yo, Lúa.

Cerré los ojos, solo un segundo,

un segundo...

No estaba cansado, te lo juro, Lúa, no sé qué pasó.

Cerré los ojos un segundo, solo un segundo.

Lúa... -No.

-Lúa, espera, por favor, no te vayas. ¡Lúa!

¡Lúa! (LLORANDO) Por favor, no te vayas.

Por favor, no te vayas.

Mira, ¿ves ese hilo? (ASIENTE)

Es la rotura que tienes en el bazo.

Pero como puedes comprobar, casi es imperceptible.

Eso quiere decir que ha dejado de sangrar.

¿Entonces vais a darme el alta para que pueda estar con mi hermano?

En tu caso, una doble rotura es improbable, pero no imposible.

Te necesitamos controlada y en reposo.

Pero ahora vendrá un celador,

que te llevará a la uci para ver a tu hermano.

Gracias.

Muchas gracias.

Y no te preocupes,

podrás estar a su lado

cuando la Dra. Hoz le retire el tratamiento del coma inducido.

Un momento.

¿Le vais a despertar? ¿Por qué? No he firmado el consentimiento.

Habrá firmado su esposa.

Lisa y él no están casados, ni son pareja de hecho.

Aunque le hayamos retirado el tratamiento, sigue sedado.

Hay que esperar para valorar su estado.

Quiero ir. En tu estado,

no deberías alterarte y menos levantarte.

Quiero ver a mi hermano.

-Mateo quería

esperar un poco para ser padre, pero... (SUSPIRA)

Yo sentía que había llegado el momento.

Se ha movido la pierna. Ha sido un segundo, pero la ha movido.

¿Significa que está despertándose? No. Es un reflejo primario.

No era intencional, no responde a ningún estímulo.

Tendría que habértelo dicho. ¿Si le pido repetirlo y lo hace?

Perdón, hay que volver a inducirle el coma, Marta.

¿Qué? Ana, por favor.

Tenemos que ver cómo está Mateo.

Tengo el consentimiento de su mujer.

Ya, pero no están casados.

No es válido legalmente, no sé. No entiendo por qué haces esto.

Sabes que es como si estuviésemos casados.

Nunca nos importó un papel. -Mateo es mi hermano.

No dejaré que le despiertes. Marta, hasta saber quién puede

firmar el consentimiento hay que inducirle el coma.

Según el departamento legal, ninguna puede firmar

el consentimiento unilateralmente.

Por no estar casada y por no ser ascendiente ni descendiente.

¿Y los padres? Murieron.

¿Y que acepten el criterio médico o lleguen a una decisión conjunta?

Me temo que ese barco ya zarpó.

Entonces no tenemos más remedio que avisar al juzgado de guardia

y que nos manden un juez.

O... puedo probar otra cosa, pero no es que sea muy ortodoxo.

Aunque igual funciona y no tendríamos

que esperar a alguien.

¿Me dais unos minutos?

Sí, por supuesto.

¿Qué?

Nada, que... me gusta esta versión impredecible

y espontánea de la Dra. Díaz.

Que quede claro que esto no sustituye ninguna acción legal.

El juzgado está avisado, pero dada la urgencia,

pensé que sería provechoso escuchar a un experto.

Experto no, suena a tertulia televisiva.

Juez emérito, hay que hablar con propiedad.

Estoy jubilado, vengo a dar mi opinión.

-¿Entonces esto de qué servirá?

El juez emérito puede darnos una visión de qué esperar

si se inicia un procedimiento legal.

-En ningún caso es vinculante.

¿Estamos de acuerdo?

Por lo que sé del caso, legalmente ninguna

de Vds. dos tiene potestad para afirmar

o rechazar el consentimiento.

Tengo una pregunta. ¿Dejó el paciente...?

Mateo. El paciente Mateo Armero,

¿dejó testamento vital?

-No, por escrito no, pero justo cuando supe que estaba embarazada

y él se marchaba de gira de nuevo, pues lo hablamos.

Hablamos de lo que queríamos ambos en el caso de que nos pasara algo.

Vamos, que lo hablamos sin pensar que pudiera pasar de verdad.

-Eso lo dices tú. -No tengo motivos para mentir.

-A efectos legales, no podríamos tenerlo en cuenta.

-Mateo es lo único que me queda. Hemos estado solos, él y yo.

Se hizo cargo de mí hasta nuestra mayoría de edad.

No podéis decidir sin mí. -Desgraciadamente,

tampoco la justicia tendría en cuenta ese deseo.

Solo nos queda una última parte a la que escuchar.

¿Yo? En caso como el que nos ocupa,

la jurisprudencia dice que prevalece el criterio médico.

Siempre respetando la dignidad del paciente.

Y bien, ¿cuál es su criterio?

(RESOPLA INCÓMODA) Pues el paciente tiene un distrés respiratorio...

En cristiano, por favor. Perdón, sí.

Tiene un trastorno respiratorio y aunque está intubado y con oxígeno,

las tasas en sangre no son suficientes.

¿Y qué determina que hay que hacer, doctora?

Abrir una ventana de sedación

para comprobar sus funciones neurológicas.

-Pero el coma está salvándole el cerebro.

-No sabemos si hay algo que salvar, ni si Mateo sigue ahí.

-Calma, por favor. He venido para evitar esto.

Pueden esperar al juez de guardia,

pero les garantizo que su dictamen coincidirá con el mío.

Criterio médico.

Es la ley.

Bueno, pues muchas gracias, señor juez emérito.

Por habernos concedido su tiempo. Creo que ya puede

llamarme Cristóbal, si va a hacerme esa vasectomía.

-Ya está, conseguiste lo que querías.

¡Paula, eclampsia!

Juana, un Guedel.

Hay que hacer una cesárea.

Tranquila, está controlada, no te preocupes.

Llama a la Dra. Rubio. -Voy.

¿Qué ha pasado? No lo sé.

En la rectoscopia salían

hemorroides sangrantes. Déjame ver.

Se quejaba de dolor torácico, pero el electro salió normal.

Acabábamos de hacerle un TAC cuando perdió el conocimiento.

Mira, el mediastino ensanchado, hay una fisura en la aorta torácica.

Nos vamos al quirófano 2. Vale.

Lola, avisa al Dr. Salgado, rotura de aorta torácica.

-Enseguida, doctora. -¿Le preparo yo también?

No es necesario, gracias.

¡Voy a por ti! -¡Que viene!

-Pi, pi.

(Risas y griterío infantil)

Lo vas a flipar.

-A ver si se explota.

(Teléfono)

-Hola, Paula. "Oye,"

antes de que digas nada, no voy a llegar, ¿vale?

Pero entro a quirófano. "Vale".

Tranquila, Samuel ni ha notado que no estás.

¿Ah, no?

Tranquila, está todo bien.

Por lo que oigo, están pasándolo genial.

No te preocupes, está todo bajo control.

Tú ocúpate de llegar para la tarta.

Sí, sí, a eso llego. Pásame con Samuel.

Sí, venga. ¿Dónde está Samu?

¡Samu! ¡Samu! Es mamá, quiere hablar contigo.

"¡Samuel! ¿No?". -"No".

Luego, luego. -Ahora no puede ponerse.

Eh...

Acaban de terminar con el "escape room",

están con el castillo hinchable y ahora empieza el "paintball".

(TITUBEANDO) Te dejo...

Bisturí. Bisturí.

¿Empezamos? (ASIENTE)

No te preocupes por el aspecto. Es normal la hinchazón.

Aun así, te diré una cosa. Tiene muy buen riego. ¿Hm?

Dime si sientes esto.

-No.

-Tranquilo.

Es normal. Eh... Es pronto.

Muy pronto, ¿okay?, pero vamos a intentar moverlo.

A ver qué pasa.

-(RESOPLA) Joder. -Ya está.

Es normal.

Tranquilo. Es normal.

Ya verás cómo con la rehabilitación irá todo mejor.

-Sí. No volveré a tocar como antes ni de coña.

-La verdad, no creo que debas preocuparte de eso ahora.

Míralo así: estás vivo.

Todo lo que venga a partir de ahí, es mejorar.

-(ASIENTE) -Y la recuperación te irá muy bien.

-Ahora a tocar a garitos de mierda, donde importan más las copas

que la banda que está tocando. Me cago en mi puta suerte.

-Mira, Pando, voy a decirte una cosa.

De música sé. No tanto como tú, pero algo sé. De hecho, fui a veros

el año pasado a la Cubierta y muy bien.

De verdad, muy bien. Tengo vuestros dos discos

y está claro que un grupo del montón no sois.

No lo seas tú ahora.

Bisturí.

Y ahora voy a hacer la incisión transversal inferior.

Separadores.

Y ahora nos preparamos para dar la bienvenida

a un bebé.

Venga, venga, venga. Va, va, va.

Va, va.

Vamos, vamos, vamos. (EL BEBÉ LLORA)

-(SUSPIRA ALIVIADA)

¿Qué? ¿Esto supera o no supera lo del dedo?

-Sí, sí. -Totalmente.

-(LLORA)

Pues sí que te pasaba algo, sí.

¿Estás así por la paciente embarazada?

Una cesárea de urgencia. Bueno, mujer, pero tampoco

es para ponerse así, ¿no? No sé.

Lloro por ella, pero también lloro por mí.

¿Y si me pasa como a ella?

Hasta ahora no me había parado a pensar en eso.

Y si me pasara algo, ¿qué?

¿Quién cuidaría de mi hija?

¿Pablo, que ni me ha preguntado el sexo ni cómo estoy?

No, mejor Cristina, que seguro que me odia.

Hija, pero ¿desde cuándo sabes que es niña? ¿Cómo no me dices nada?

¿Con eso te has quedado de todo lo que he dicho? ¡Juana!

Ah... (RÍE)

Marta, si es que estás tomándotelo todo a la tremenda. (RÍE)

Marta, escúchame.

No te va a pasar nada, y si te pasara algo,

te aseguro que todos los que queremos, y somos muchos,

íbamos a cuidar y querer a esa niña más que a nada.

¿Vale?

Es que no sé qué me pasa con las hormonas.

Que no puedo dormir. Me levanto 80 veces

para ir al baño. Vale, vale.

Vale de dramas y de chocolate.

Tienes que cuidarte por Martita. No, Martita no voy a llamarla.

Ah, pues Juana. Sí, Juana, seguro.

Oye, que Juana es un nombre muy bonito.

(RESOPLA)

Pues esto ya estaría.

Tijera.

Si vienes a preguntarme lo de la boda, no lo he pensado.

Si quieres respuesta ya, sería no.

Y ya te he dicho que a este bebé puedo criarlo sola, ¿vale?

Vale, primero, he venido a por café y no sabía que estabas aquí.

Y segundo, también es

mi bebé y no voy a desaparecer de su vida.

Ni de la tuya, Marta.

¿Y cómo vamos a hacerlo?

¿Crees que me fue fácil encontrar el momento para decírtelo?

Haz lo mismo, joder. Lo he intentado.

De verdad, pero lo que ha pasado Cristina, la operación, los...

Y ahora la boda, imagínate. Es que no es el momento.

Esto lo cambia todo. Tengo un cacao en la cabeza...

Te juro que estoy intentando hacerlo bien.

Lo estoy intentando,

pero solo necesito un poco más de tiempo para preparar el terreno.

Y... después, pues ya normalizaremos las cosas y...

Acabará yendo todo bien.

¿De verdad crees que encontrarás el momento?

Sí, tendré que encontrarlo.

Pero lo que necesito ahora mismo es que vengas a la boda.

Marta, por favor te lo pido, ¿eh? (SUSPIRA)

Pablo, ¿crees que no notará que estoy embarazada dentro de 15 días?

Estoy en el segundo trimestre. ¿Ya?

Sí, cuenta... Joder.

¿Crees que será la única en darse cuenta?

¿Qué digo cuando pregunten por el padre?

Que es inseminación artificial y es donante anónimo. ¿Hm?

Joder, qué nivel de improvisación. ¿Lo tenías pensado?

Con la inseminación artificial no preguntan por el padre.

Por favor.

Vale, voy a la boda.

Gracias.

Muchas gracias, de verdad. Perdón.

(RESOPLA)

¡Dra. Díaz!

¿Tiene un minuto? Sí.

Dime. Disculparme

por no darme cuenta de la lesión del paciente.

No tienes que disculparte, es poco frecuente en accidentes así.

Ya, pero tenía que haberlo visto. Lo siento.

Narváez, ¿sabes cuál es tu problema?

Que crees saberlo todo o que tienes que saberlo. Siempre.

Eso te impide seguir aprendiendo.

Por cierto, el paciente está crítico, pero estable.

(SUSPIRA ALIVIADO)

Marta.

¿Cómo va? Bien, bien.

La hermana del paciente también está de acuerdo

y ha firmado los papeles del departamento legal.

Bien. Si necesitas algo, me llamas. Vale.

¿Tú estás bien? Sí.

Gracias. Gracias.

¿Cómo estás?

Bien.

Eh... ¿Le han quitado la medicación?

Sí. Hace una hora.

(Balbuceos)

¿Te importaría...? ¿Puedes...?

¿Puedes ponerle con su padre?

Sí, por supuesto.

Es precioso. (RÍE)

-Y un luchador,

como su padre.

Necesitaba estar aquí. ¿Puedo?

-Claro. Nosotros también te necesitamos.

Os dejo a solas.

Mateo, mi amor,

está aquí toda tu familia.

Y te estamos esperando, así que despiértate por favor.

(Puerta)

Con permiso.

-Hola.

-Vengo a revisar el riego otra vez.

E insistirte en que empieces con la fisio

para la recuperación del dedo.

Déjame ver. -¿Para eso has traído la guitarra?

¿Para convencerme?

-(RÍE) No, no, no. Estoy doblando turno.

La llevo para poder ensayar.

Mi mejor amigo se casa y voy a tocar el último tema.

Déjame ver.

-Nunca se toca el último tema.

Se toca siempre el penúltimo.

Eso dice Mateo al acabar los conciertos.

-Bueno, el riego está muy bien. Mejor de lo que esperaba.

-(SUSPIRA)

¿Así que eres músico también? -Sí.

Bueno, de esos que tocan en garitos donde interesan más las copas

que escucharme, pero sí.

-A ver, yo soy pianista, ¿eh? La guitarra la toco regular.

Enséñame la tuya, a ver qué tal suena.

-Hecho.

-Muy guapa, tío.

(Suaves acordes)

Parece para los Reyes Magos.

Hola a todos. -¡Hola!

¿Qué tal?

Perdonad, lo siento. No he llegado ni a la tarta.

En fin, ¿cómo ha ido? ¿Dónde está Samuel?

-¡Samu!

¡Mi amor!

¿Qué tal? (RÍE)

-Te lo has perdido, mami. ¡El mejor cumpleaños de mi vida!

¿En serio? Sí.

Hasta había un castillo hinchable. ¿Sí?

Dale las gracias a papá.

-No, ha sido todo idea de mamá, solo hemos ayudado, ¿verdad?

-Y han venido todos sus amigos de clase, hasta se sabían su nombre.

-¡Alba! ¡Alba!

-Si Samu sabe que se lo digo para picarle, ¿verdad? De buen rollo.

(SUSPIRA)

Eli, perdóname.

No debí decirte que Mateo quería dejar el grupo por tu culpa.

No era verdad.

Al menos, no de la manera en que lo dije.

Me dijo que... no iba a ser feliz

si se perdía a su hijo por malvivir en la carretera.

-¿Y te dijo cómo quería llamarle? -Ya sabes,

Elvis, Tyler, Lou... (RÍE) Dylan.

-(RÍE)

-Algo roquero y con personalidad.

Ya tenemos los resultados.

El electroencefalograma no muestra actividad de funciones superiores.

-¿No va a despertar?

(SOLLOZA)

Lo siento mucho.

(LLORA)

(SUSPIRA)

Hola.

Hola. ¿Estás bien?

He oído que has tenido un caso difícil y...

Bueno, si necesitas hablar, podemos ir a tomar una cerveza.

No, una cerveza no...

¿No? No.

O sea, no en plan...

No en plan como la otra vez que casi te vomito encima.

En plan de que no quiero estar contigo...

O sea, tampoco estoy diciendo que no quiera...

(CARRASPEA) Lo que quiero decir es...

¿Quieres venir de boda conmigo?

(RÍE NERVIOSA)

Olvídate, olvídate

porque en realidad...

Olvida lo que acabo de decirte porque es una tontería.

No, porque además, ni iba a ir yo. Vale.

¿Vale?

Sí, que voy contigo.

Es la boda de Pablo y Cristina, ¿no?

Andan todos locos cambiando turnos en Cirugía.

Bueno, entonces... nos tomamos la cerveza en la boda.

No puedo beber, estoy embarazada.

Iba a decírtelo, porque al final, estas cosas se notan.

O sea, no digo que fuera a decírtelo porque...

lo fueras a notar... O sea...

Estoy intentando ser sincera, me está costando,

pero estoy intentándolo.

¿No dices nada... tú?

Enhorabuena.

(RÍE)

¿Y el padre no quiere ir contigo?

Eh... ¿El padre...? El padre...

Fue un rollo de una noche.

Eh... Fue antes de que tú y yo

nos reencontrásemos y no he estado con nadie más. O sea, que fue...

puntería.

Pero, vamos, que no...

No pretendo verlo más, así que no te preocupes,

porque no creo que aparezca.

Ahora entiendo por qué casi me vomitaste encima.

(RIENDO) Sí. Ya. (RÍE)

Pones los ojos en los lados.

-Bueno, ¿qué? Habrá que dar ya el regalo de la familia, ¿no?

-¡Claro! Ay, que ha llegado, Samuel, el momento de tu regalo.

¡Tu regalo! ¡Que llega ya! -El mejor regalo.

-Sí, ¿qué será, cariño?

Cariño, hoy es tu cumpleaños y tienes que entender,

porque ya eres mayor, que a veces a tu madre...

(AMBOS) "Tanti aguri". (JALEAN)

-¡Felicidades! -¿Qué es eso?

¡Cuidado! -Cuidado con el regalo, ¿eh?

-Sh, sh... -No lo estropeéis. A ver, a ver...

-¿Qué es? -¡Tachán!

-¡Oh! -Qué bonito.

-¿Qué te parece? -Míralo.

Eh, Samuel, una cosita, oye, tienes que entender una cosa, ¿sí?

Si tienes un perro, vas a tener que responsabilizarte tú, ¿vale?

Porque a tu madre lo que le hacía falta era

(SUSURRA) un puto perro. -Bueno, ¿qué?

¿Cómo le vas a llamar? -Se va a llamar...

Copérnico. -¡Cómo mola!

-¡Copérnico!

-Si es muy largo ese nombre, Samu. -Un diminutivo.

-Co. -Coper.

-Coper. -(CON ACENTO ITALIANO) Copérnico.

(Ladriditos)

-Qué familia tan bonita has formado. Preciosa.

Te he guardado en la nevera un trocito de tarta.

Puto perro. De chocolate y moka. Muy rico.

(EMMA) Adelante.

Enseguida estoy contigo. No hace falta.

Solo venía a dejarte esto.

Son los papeles de mi excedencia.

Me voy en 15 días.

¿Algo más?

No.

¡Anda!

Hola.

(RÍE COQUETEANDO)

¿Qué haces tú aquí? Venía por un café.

¿Solo? Sí.

¿Sin azúcar? Sí.

Tu café. Gracias.

¿Tú qué haces aquí? ¿O han vuelto a pasarme mal la lista de turnos?

No, yo... Estoy pagando deudas.

De guardias.

Claro.

Pues... te veo muy bien. Muy...

Eh... Muy relajado, como si no estuvieras trabajando.

Tienes aquí un...

(RÍE) No tienes nada.

(Busca)

Es el mío. Es...

Y tú, Cristina Pérez de Tudela,

¿aceptas a Pablo Fuentes Alcorta como esposo?

-Sí, acepto. -Una unión que comienza

en la Tierra y perdura en el cielo. Esa unión es amor.

Amor auténtico, como en verdad,

muy pocos hombres pueden concebir.

Amor que es una religión.

Que deifica al ser amado

cuya vida emana del fervor y de la pasión

y para el que los sacrificios más grandes

son los gozos más dulces.

Por la autoridad que represento, yo os declaro marido y mujer.

¡Felicidades!

Enhorabuena.

-¡Vivan los novios!

-¿Estás bien? Sí... Sí, sí, sí.

Que no... Que me...

Que quería esperar a... que pasara un poco el mogollón.

¿Vamos? Sí.

-¡Lo sabía!

(CRISTINA) Te ha gustado todo, ¿verdad?

¿Qué tal por aquí? Y una boda lleva

a otra boda... Y ahí va. (RÍE)

¡Hola! Quería daros la enhorabuena.

Que es... bueno, una boda preciosa.

Muchas gracias. Muy emotiva.

Veo que vienes acompañada. Sí, sí. (RÍE) Eh, sí.

Muy bien, la verdad. Qué bien.

La pena de no poder beber por... ¿Ah, no? ¿Y eso por qué?

¿Eh? Ah...

El... Ah, ¿que has pillado el virus este tontorrón?

Ah, ya.

Ha sido eso, ¿no?

Eh... Bueno...

Es por lo del embarazo.

¿Estás embarazada? Sí, inseminación artificial.

(TITUBEANDO) De... de... de un donante anónimo.

Sí. ¡Pero bueno!

Enhorabuena. (RÍE) Sí.

¿Cómo no me has dicho nada, cariño?

Bueno, acabáis de enteraros

los dos. Claro.

Es una sorpresa.

¡Sorpresón! ¡Sorpresa!

Me he quedado igual que tú. Loquísimo. Enhorabuena.

Gracias. Lo celebraremos.

Bueno... Anda, nos está llamando tu madre.

Nos vemos después de los saludos.

Claro. Me alegro muchísimo.

Gracias, estáis muy guapos. Gracias.

Chao.

(Mensaje de móvil)

Por Pablo y por Cristina. Sí. Por su primer matrimonio.

Por nosotros.

Mira...

No soy mucho de hablar de sentimientos.

Pero es que tú...

haces que me sienta cómodo haciéndolo.

Y no es lo único que me haces sentir.

Pero no me voy por eso.

¿Cómo que te vas? ¿De la fiesta?

Me voy del hospital.

Hay algo que tengo que hacer y sé que me vendrá bien.

Pero... ¿cuándo te vas? ¿Dónde?

¿Cuánto tiempo te vas?

Me voy a África.

Me voy dentro de dos días.

Y no sé muy bien cuándo volveré.

Pero sí sé

que volveré.

Seguro.

Es que no sé muy bien qué esperas que te conteste.

¡Hola a todos!

Soy Jon, el padrino,

y bueno, tampoco os voy a soltar un rollo muy grande.

Mejor tocamos un tema.

Bueno, pues este es mi pequeño

regalo para lo novios y para todos vosotros.

Así que va por ti, "Péibol", por ti, Cristina,

y qué coño, por el amor, ese veneno tan necesario.

(Música rock)

# Tengo una mala noticia: # no fue de casualidad.

# Yo quería que nos pasara

# y tú y tú

# lo dejaste pasar.

# No quiero que me perdones

# y no me pidas perdón.

# No me niegues # que me buscaste.

# Nada, nada de esto,

# nada de esto fue un error.

# Nada fue un error.

# Nada de esto fue un error.

# Uoh. Nada fue un error. #

-¡Uh! (RÍE)

Huy, me has pisado dos veces.

¿Qué te pasa, Fred Astaire? -A mí nada.

Es que mandas mucho y no te dejas llevar.

-A veces eso no parece molestarte. -Otras veces sí.

-Vamos a sentarnos, que estoy cansada.

-Porque tú quieres, si no, yo te sigo enseñando.

-Vale. Perdón.

-(GIME)

Estoy cansado. -Es que las bodas son muy cansinas.

-Es muy pronto todavía esto para mí. -Sí. Ven.

-Ya.

(RESPIRA HONDO) -Voy a por agua.

-No tardes.

-# Nada fue un error. #

¿Desde cuándo?

Desde hace dos días.

Ahora mismo pedimos las pruebas.

No, no, no. Tú no tienes que hacer nada.

Sé que te marchas.

Al menos, aún me mantienen al tanto de los trámites administrativos.

Pues se cancela y listo. No, Héctor.

Es una batalla que tú no puedes luchar por mí.

Tú sigue tu camino.

Si me necesitas,

cojo el primer vuelo, me vengo nadando, o lo que haga falta,

¿está claro? (RÍE) Lo sé.

-¡Huy, perdón, perdón! Perdón, perdón, perdón.

¡Ay! -Huy, perdona.

Perdona. -Ay...

Nada. Si estoy... Eres el que viene con Marta, ¿verdad?

-Sí. -¿Trabajáis juntos con Pablo?

-Sí, trabajamos juntos. Soy Santi.

-Ah, Santi, eso. -Enhorabuena.

-Muchas gracias. ¿Te está gustando? -Sí, mucho.

-Bueno, me voy. -Venga.

-Ay, perdona. Enhorabuena a ti también, ¿no?

-¿Por?

-Por el embarazo. -Ya,

bueno, en realidad no soy el padre. Por ahora solo somos buenos amigos.

-Claro, perdona. Era inseminación, ¿no?

-¿Inseminación? -(ASIENTE)

-No, no. Qué va. Si conoce al padre,

pero por lo visto fue cosa de una noche y no acabaron muy bien.

"¿Qué decirte?".

"Aquí nunca hay suministros ni material suficiente".

"Los turnos parece que no se acaban nunca".

"Pero nunca me había sentido tan satisfecho con mi trabajo".

"Me siento yo mismo, ¿sabes?".

Y he tenido tiempo para pensar y ver las cosas con perspectiva.

"Tienes que venirte, Paula".

"No solo por lo que pasó

sino porque aquí...". -"Docteur,"

"s'il vous plaît, pouvez-vous venir un moment?".

"D'accord".

Como ves, mi francés sigue siendo igual de malo. (RÍE)

"Bueno, piénsatelo, ¿vale?".

"Y si no puedes quedarte, al menos, hazme una visita".

"Te echo de menos".

#Ahora sí.

# Es la hora.

# Buen momento pa' mirarme, # enfrentarme cara a cara

# con mis cosas.

# Sola yo...

# trago humo.

# Enfadada me hago un nudo,

# para sentirme aún peor # enfado al mundo.

# Subo bajo.

# Subo bajo.

# Subo bajo.

# ¿Qué más da si yo no sé # abarcarlo todo?

# ¿Qué más da

# si yo me busco # un problema tras otro?

# Voy sintiendo lo que soy.

# A veces no me equivoco.

# Y otras no me sale bien.

# Porque no soy perfecta.

# Otra vez

# soy pequeña.

# Ando y pierdo el equilibro, # me confundo de camino

# y mi voz tiembla.

# Hoy soy yo

# la que no pesa.

# La muñeca de ojos tristes # que ha parado su mirada

# y que va a tientas.

# Subo bajo.

# Subo bajo. #

-Qué mayor ya, ¿eh?

¿Cómo era la "insalata"?

Mira la "insalata".

-# ¿Qué más da

# si yo no sé abarcarlo todo? #

-Todo va a ir bien, ¿eh?

Van a estar...

Vamos a estar muy bien.

Y yo también... voy a pelear. Sí.

A ver, más tortilla de patata. -¡Más tortilla de patata!

-# Y otras no me sale bien

# porque no soy perfecta. #

Me encantaría ayudarte, pero no sé si seres consciente

de que tu contrato tiene varias cláusulas de penalización.

Ah, no.

¿No te avisó Gerardo?

Es que no suelo fijarme mucho en la letra pequeña.

Ah. Bueno, pues en este caso,

si te vas antes de la finalización,

no podrás ejercer el tiempo que permanezca en vigor,

que es algo más de... cuatro años.

Ya.

No puedo ejercer en España, pero sí puedo trabajar fuera.

Espérate, igual sí recuerdo lo que firmé.

El Dr. Mercero se hará cargo de todo mientras yo no esté.

Todo irá bien. Y yo necesito hacer esto.

Paula.

Emma.

Vas a volver, ¿verdad?

En principio, sí.

Creo que sí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 10: "Última canción"

Hospital Valle Norte - Capítulo 10: "Última canción"

18 mar 2019

Un grupo de rock de gira sufre un accidente en la carretera. Tras su ingreso en el hospital, uno de ellos entra en coma. Mientras, Paula trata de llegar a todo, Héctor decide irse a África como cooperante, Marta sigue adelante con su embarazo y se acerca el momento de la boda de Pablo y Cristina.

ver más sobre "Hospital Valle Norte - Capítulo 10: "Última canción"" ver menos sobre "Hospital Valle Norte - Capítulo 10: "Última canción""
Clips

Los últimos 72 programas de Hospital Valle Norte

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Beatriz

    Excelente la serie. Para cuándo la temporada 2?

    07 ago 2019
  2. Francisco Ignacio Pérez Sánchez

    Maravillosa Serie. Por favor más temporadas. Gran calidad con temas totalmente actuales. Gracias por vuestro trabajo.

    02 jun 2019
  3. Mariang

    La serie es la leche!!! Que vuelva por favor!!!!! Por favor!!!

    14 abr 2019
  4. Migdalia Álvarez Ruiz

    Desde Puerto Rico quiero saber si la serie tiene continuidad. Me encanta.

    14 abr 2019
  5. Angela

    Me ha encantado la serie, genial!!! Quiero más!!!

    22 mar 2019
  6. Mercedes Cara

    El capitulo de ayer estuvo genial¡¡ Que lástima fuera el último...No habrá continuidad de la serie????

    19 mar 2019