www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4939499
No recomendado para menores de 12 años Hospital Valle Norte - Capítulo 1: "Tiempo cero"- ver ahora
Transcripción completa

(Grillos)

¡Ah! (RÍE) -¡Cuidado, cuidado!

-¡Que me mato!

(RÍE)

-¡Ay! ¿Podemos mirar ya?

-No, todavía no.

-No me fío de ti. -Falta muy poquito.

Cuidado las cabezas. -¡Ah!

-Huele a motor. -Eso es una buena pista, Edu.

-A gasolina. -Eso es una buena pista.

Ya falta poquito.

-Bueno, ya.

¿Podemos ya? -Vale, vale.

Un momento...

Y...

-¿Y esto? -¡Hala!

(RÍEN)

-Bueno, ya sabes el tiempo que lleva queriendo volar.

No sé, surgió la oportunidad por un compañero de trabajo

y no he querido desaprovecharla. -¡Venga ya!

-Vale, sí.

Además, hay algo que quiero contaros,

pero he pensado que primero

podríamos ver amanecer desde el aire.

Quiero que sea especial su primera vez.

-¿Cómo que su primera vez?

¿Es por esto por lo que estabas tan raro últimamente?

¿Te has hecho piloto? -Que no,

que no es eso.

-Será mejor que de todo lo referente al vuelo

me encargue yo, ¿no?

-Os presento a Pedro, será nuestro piloto.

-Hola.

-¿Qué tal? -Encantada.

-Igualmente. -Mi mujer, Sofía.

-¿Cómo estás? -Muy bien.

-Y este de aquí... es Edu.

-Así que tú eres Edu, ¿eh?

(RÍEN)

Chócala.

Ya tenía yo ganas de conocerte a ti.

Bueno, ¿qué? ¿Estáis dispuestos?

-¡Venga! -¿Me ayudas a abrir las puertas?

-Por supuesto. -Vamos.

También os necesitaré a vosotros.

-Claro.

-Vamos a ver... A la de tres, ¿eh?

Una, dos y tres.

¡Qué bonito!

(RÍEN)

¡Mira, mira!

-¡Mira, mamá!

-¡Qué chulo! (RÍE)

Anda, ponte, que te hago una foto.

¡Mira, mira!

-Veréis...

Hay una cosa que quiero contaros desde hace algunas semanas

y no sabía cómo hacerlo.

-¿El qué? ¡Qué misterio!

¿Qué ha pasado? -Nada, nos hemos comido unos patos.

-Patos. -Chocamos con una bandada.

-¡Mamá, tengo miedo!

-Tranquilo, mi amor, tranquilo. Ven.

-Pan-pan. Pan-pan. Pan-pan.

Echo, Charlie, Echo, Hotel, India. -¿Qué pasa?

-Llamada de urgencia. Hemos colisionado con pájaros.

Temperatura del aceite muy alta.

Volvemos al aeródromo. Echo, Charlie, Echo, Hotel, India.

Vaya. -¿Qué?

-¿Qué pasa? -Se ha parado el motor.

Tranquilos. Arrancamos.

-Tranquilo, Edu, mi amor, tranquilo. -A ver...

Maldita sea.

¡"Mayday, mayday, mayday"!

Echo, Charlie, Echo, Hotel, India.

Parada de motor. Fallo en mandos de vuelo.

Hacemos aterrizaje de emergencia.

Pasamos a 7700.

Cambio frecuencia de emergencia 121.5.

Baliza Elbo armada.

Abrochaos los cinturones.

¿Bien sujetos? -¿Edu?

-Sí. Abróchale. -Sí.

¿Estás sujeto? -¡Abróchale bien!

¡Fuerte! -¡Está bien!

-Calma, calma, calma. -Vale, vale.

-Apagamos estos mandos. Tren de aterrizaje.

Bajado.

Flaps a tope.

(SUSPIRA) Bien.

-Tranquilo. -Chist.

-Interruptor de encendido apagado.

-Sujétate. Sujétate, cariño.

-¡"Mayday, mayday, mayday"!

Echo, Charlie, Echo, Hotel, India.

Última posición: 20 millas norte, Valmayor.

Preparaos para el impacto.

Lo siento, hijo.

(Alarma)

(APAGA LA ALARMA)

(Banda sonora)

(SUSPIRA)

(Continúa la banda sonora)

Me dijeron el sábado por la mañana y han pasado dos días.

Pero ¿cómo que perdido? ¡Si es un camión!

No, no, no. Me da igual el seguro.

Quiero mis cosas, mis muebles.

No me importa cómo lo haga, pero hoy quiero dormir en mi cama.

No, no lo está entendiendo.

Tengo una tarjeta con su nombre. Sé quien es.

Vivimos en la misma ciudad y yo soy médico.

¡Rece para que el destino no le ponga en mis manos

en algún momento de su vida porque tendré esto muy presente!

¿Lo ha entendido ahora?

Bien.

(Graznidos y trinos)

Oh.

-¡Eh!

-Eh.

-Anoche estuve increíble, ¿verdad?

Es una coña, lo vi en una película.

-Ya.

-Pero lo de anoche estuvo increíble, ¿verdad?

-Eh... Bueno.

Eso depende de con qué lo compares.

-Ah... Bueno, bueno, bueno...

Se me ocurre que si tienes alguna queja,

te puedes venir aquí

y yo me puedo esforzar mucho más.

-Muchas gracias, pero de verdad que no hace falta.

Ha estado bien y eso, pero ya está.

Y ahora, tengo clase.

-Clase.

Muy bien.

Ir a clase está muy bien.

-Pero, oye, que no te preocupes, ¿eh?

Que eres un tipo majete,

guapo... Tu casa... mola un huevo.

-Sí.

-Un poco creído. Hombre, no lo vas a tener todo.

Y estoy convencida

de que no te van a faltar oportunidades.

¿Y quién sabe?

Tal vez nos volvamos a ver.

(Móvil)

(APAGA EL MÓVIL)

Me ha colgado el tío.

Da igual, luego se lo cuento.

¿Se puede saber qué te pasa?

¿Qué te parece?

¿Eh?

(RÍE)

Le voy a pedir a Cristina que se case conmigo.

(RÍE)

Está pensando que... ¡No!

No. No, él...

No, de verdad, que...

El...

Eh... Bueno.

¿No dices nada? ¿No te gusta o qué pasa?

No, eh... ¿Eh? ¿No te gusta?

O sea, sí, sí, sí. Ah.

(RÍE) ¡Guau!

Bueno, es... Es precioso.

Es...

No, que pensé que tú y ella no estabais en un buen momento

y me ha sorprendido.

Estamos genial, Martita.

Además, ya tengo todo pensado para esta noche.

Vamos a ir a cenar a su restaurante favorito, ¿vale?

Y luego tengo un amigo que sigue en la tuna de Medicina.

Y me debe un favor.

¿En la tuna? ¿En serio?

Muy bien. Muy bien. Es el sueño de toda chica, Pablo.

Chica afortunada, sí.

Martita, lo sé, sí.

Que soy... muy tradicional para estas cosas.

Ya lo sabes tú también. Soy clásico, vale, ya está.

(RÍEN)

¿Tú estás contento? Claro.

Pues yo también. Sí.

Pablo, de verdad... (AMBOS) ¡Todos contentos!

(Busca)

Ahí va.

Eh... Dame el anillo.

Espera.

Un momento.

El anillo. Voy, voy.

Un segundo. Joder.

Tengo... El...

(Busca)

El... Da...

Martita, el anillo. Pablo, un segundo.

Un segundo. Bah, es igual.

¡No! No.

Me lo das luego. No me lo quedo.

¡Cuídalo bien! ¡No!

Pablo, por favor.

(Sirenas)

Paula. Mira, como en la facultad,

mi primer día y ya me estás acechando.

Ya estamos. No te acecho,

te vigilo. Llegas pronto. Demasiado.

Tranquilo, todo va a ir muy bien. Bueno.

Como no eres tú la que debe enfrentarse a la junta

cada vez que tomas una nueva decisión...

Bueno, si no confiaran en ti y en tu criterio,

optarían por su candidato.

No cuando pongo en baza mi apellido para que te acepten.

¿Qué te pasa?

¿Por qué estás haciendo esto? Tú me llamaste.

Me ofreciste el puesto. Te dije lo que pensaba

y estoy aquí.

Lo sé. Perdóname.

Te apoyo al 100 %.

Defenderé lo que hagas hasta las últimas consecuencias.

Muy bien.

Escucha. Escucha, Paula.

Lo que intento decirte...

es que me lo pongas fácil, ¿eh?

Hasta que te conozcan, ve con tacto.

Son cirujanos.

Tú eres una de ellos. Sabes lo que quieren oír.

De momento, no utilices mucho

lo de... jefa de cirugía.

Que no se sientan amenazados nada más llegar.

Entiendo.

Quieres que sea peor médico de lo que soy

para que las estrellitas puedan mantener su ego intacto.

¿Es eso?

¿Por qué tienes que darle la vuelta a todo?

Lo único que te pido es que no seas... una capulla.

Capulla.

¿Existe esa palabra?

Paula...

Gerardo... Oh, en serio.

Es tu equipo, los necesitas a tu lado.

Si queremos que funcione, tienen que respetarte.

A veces, tu carácter no ayuda.

(CARRASPEA)

¿Algo más?

Paula, en tu despacho tienes documentación

que debes revisar.

Vendrá a verte

el representante de la financiera de los robots quirúrgicos.

Y aprueba el programa de cirugía de los nuevos residentes.

Se incorporan la semana que viene.

Tenemos reunión con los jefes de servicio.

Paso por mi despacho y nos vemos. Bien. Oye...

¿Estás segura de que no echarás de menos tu antigua vida?

¿Estar al otro lado? No.

Me adapto a las circunstancias según me vienen.

Siempre lo he hecho. De acuerdo.

Quizá te vendría bien buscar un ayudante.

No va a hacer falta, en serio. Puedo con todo, no como tú.

Ya.

Es por ahí. Puedes con todo.

(LEE) "Experta en medicina familiar

y una de las mejores cirujanas e internistas del país".

Con menos de 40 años la tía.

-No sabéis las ganas que tengo de conocerla.

Por fin una mujer al mando, a ver si cambian un poco las cosas.

¿Tú te crees?

¿Cómo han podido reconciliarse después de la última?

Tú te acuerdas, ¿no? -Ajá.

Pues yo también.

A saber qué cojones le ha dicho la otra

para que le pida matrimonio ya.

Menuda...

Es que no lo entiendo.

La culpa es tuya, Marta. Supéralo.

No puedo, joder. -Pero si ni lo has intentado.

El anillo, que no sale.

Ah, bueno,

y otra cosa. Que se ha gastado un dineral.

¿Tú sabes cuánto vale este anillo?

(AMBAS) ¿Cuánto?

¿Cómo voy a saberlo si nunca me han pedido matrimonio?

Pero mucho, ¿eh? Mucho.

(Busca)

Me tengo que ir a la reunión.

¿A qué he venido yo?

Gracias.

Es que no miramos, ¿eh? Pepe, por Dios...

Aquí Echo, Sierra, Óscar, Tango a base.

Seguimos sin visual

de Echo, Charlie, Echo, Hotel, India.

-"Recibo, Echo, Sierra, Óscar".

"Mantengan búsqueda y reporten novedades".

"Cambio y corto".

Enséñaselo. Estamos en una reunión.

Un segundito. Un segundito. Mira qué bonito. ¿Qué te parece?

No, no. Ay...

El... Bueno.

Bueno. Bueno, es igual.

¿Casarte para qué, tío? ¿Por qué?

¿Por qué? ¿Por qué?

¿Porque es algo que se hace cuando estás enamorado

y quieres pasar la vida junto a ella?

-Buenos días. (CARRASPEA)

Hola. Buenos días.

Gracias por haber venido.

Bien.

Como ya sabéis,

vamos a entrar en una fase de reestructuración

del organigrama del hospital.

A mi lado os presento a la doctora Díaz.

Nueva jefa del departamento de cirugía y enlace directo

con la dirección médica. Cuando quieras.

Hola a todos.

Antes que nada, quería decir que es un privilegio

entrar a formar parte de un hospital de esta reputación.

Ha sido un centro de referencia, tanto para médicos

como para pacientes,

pero son tiempos complicados.

La competitividad en el sector es una realidad

y nos obliga a ir un paso más allá en nuestro servicio.

Como todos sabéis,

la situación económica del hospital no es la mejor,

así que debemos hacer un replanteamiento general

para alcanzar unos niveles de rentabilidad

que nos permitan tener el centro abierto.

Se ha diseñado un plan de actuación

que paso a comunicaros.

"Localizado Echo, Charlie, Echo, Hotel, India. Cambio".

-"Recibido, Echo, Sierra, Óscar, Tango".

"Inicie protocolo de salvamento".

"Vamos a potenciar la cirugía laparoscópica y robótica".

También dotaremos de más medios y cirujanos

al servicio de cirugía plástica

y maxilofacial.

Un servicio desaprovechado. Buenos días.

Buenos días. ¿Qué tal? ¿Qué tal? Hola.

Buenos días. ¿Qué tal, Gerardo?

Hola, Héctor. Hola.

Sí. Hola.

Eh...

Estaba diciendo que vamos a poner en marcha nuevas áreas.

La primera va a ser

la adquisición de un robot quirúrgico

de última generación.

¿Sí?

Soy el doctor Salgado, jefe de cirugía general.

¿Todo esto de lo que estás hablando

implica una nueva inversión?

Así es.

Es curioso, porque todos los que estamos aquí

sabemos que el hospital

no pasa por sus mejores momentos económicos.

Y que llevamos meses

sufriendo recortes. Claro, sí.

Sí, si hubiera llegado a tiempo, sabría que es lo primero

que he señalado al principio de esta reunión.

Ya, pero a ver si lo entiendo ahora.

Si el hospital no tiene medios,

¿cómo es que se plantea hacer nuevas inversiones?

(MURMURAN)

No es el tema a tratar.

¿Que no es el tema a tratar?

¿Cómo que no es el tema a tratar?

¡Dice que no es el tema! Ese es el tema a tratar.

Si se va a invertir, ¿también se va a despedir?

¿Va a despedir a los médicos con más experiencia

de este hospital?

No... O sea, ¿toda esta banda va a la calle?

¿Aquella señora? ¡La mitad nos vamos a la calle!

¿O me estoy equivocando? ¿Me estoy equivocando?

Por favor, calma.

Por favor, terminemos de escuchar. No se va a despedir a nadie.

¿De acuerdo?

Es cierto que hay previsto un plan de prejubilaciones,

pero es pronto para hablarlo.

¿Muy pronto para hablar...?

De lo que hay que hablar

es de alternativas.

Hemos propuesto una reducción general del salario

y otras medidas que la junta... ¿O no, Gerardo?

Que la junta no quiere ni discutir.

(Busca)

¿Es que es del sindicato? No, qué va.

Es el otro aspirante que había para tu puesto.

Escuchemos, por favor.

Un poquito de calma. Sí.

Este tema lo vamos a tratar de manera individual, no aquí.

Ahora hay pacientes que atender.

Quien quiera hablar de su caso,

estaré encantada de recibirle en mi despacho.

Hay uno fuera del avión. Juan, ve a por ese.

Vamos a ver qué hay dentro.

¡Vamos, señores!

Venga, señores.

Suave, pero muy técnico. Concentraos.

-¡Ah!

-Equipo de rescate.

-Oiga... ¿Cómo se encuentra?

-¿Qué pasa, chavalote? Mírame.

-Ella está inconsciente.

Ya están aquí los de tierra.

Primero ella, y después, el niño.

Vamos con el de fuera.

-Aquí tienes, Juan. -Está inconsciente.

Estamos en un momento crítico

y hay que establecer un plan de viabilidad.

A la doctora Lucas

le ofrecieron irse a Bruselas hace tres meses y dijo que no.

-No estoy de acuerdo, yo es que me voy.

Menuda putada.

(Voces)

Venga, Marta, por favor.

Tú sabes como yo

que la mayoría están chupando del bote

desde hace años.

Se dedican a pasar consulta

y dan las operaciones a los residentes.

No pisan el quirófano ni por error.

¿Y se hacen llamar cirujanos? No jodas.

Para eso, mejor que se vayan. Mira este...

Porque tu servicio sale ganando. No.

Ponte en su lugar. Se llama empatía.

Que no, hombre.

Si quieres un hospital puntero, necesitas a los mejores.

Para que haya competitividad.

Y aquí estamos rodeados de viejas glorias.

Yo cogía el dinero y me largaba.

Su tiempo ha pasado, es el nuestro. Las cosas cambian.

Bueno, me piro. ¿Adónde vas?

A cambiarme y a darme un ducha.

He estado follando toda la noche y huelo a sexo.

Madre mía.

Bueno, ¿me das ya el anillo?

Lo estoy intentando, pero no sale.

Marta, no me jodas, por favor. Te lo juro.

Déjame.

Me estás haciendo daño. No.

¡Oye! ¡Hostia!

Hostia, perdona. Perdona, perdona, perdona.

Hostia.

Tienes sangre. No.

Culpa mía por intentar recuperarlo.

Voy a por gasas.

Pablo, Pablo, de verdad, lo intento con jabón con vaselina.

Te lo devuelvo. Cuídalo como si fuera tuyo.

Como si fuera mío.

¡¿Cómo vais ahí dentro?!

-¡Perfecto! ¡Inmovilizando a la mujer!

-¡Vámonos! Muy bien.

Eso es.

-¡Uno, dos y tres! -Venga, prepárate, que nos vamos.

¿Por qué has tenido que hacer eso?

(Puerta)

¿Sí? Doctora Díaz,

¿puede venir al helipuerto?

El niño ha sufrido traumatismo abdominal.

La exploración indica una hemorragia interna.

Avisa a Fuentes. Hay que darle sangre.

La mujer está inmovilizada por un dolor agudo

a nivel de columna.

El aviso decía cuatro ocupantes.

Vienen de camino.

(Agua)

Mierda.

(Busca)

¡Mierda!

El niño pasa a quirófano. Hay que hacer más pruebas.

No hay tiempo. Necesita una laparotomía exploradora.

Tiene una hemorragia interna. Lo más...

¡Bajo mi responsabilidad!

Vamos.

Ya la he explorado.

Pérdida de fuerza global en extremidades inferiores.

Pediré un escáner. Podría tener una lesión medular.

Pediré un TAC craneal, de abdomen y de tórax.

Adelante, vamos.

Doctora Díaz,

el segundo helicóptero. Avisa a los anestesistas

para que prepararen al niño. De acuerdo.

Señores.

-¿Qué traes, Óscar? -Un milagro.

Politraumatismo en abdomen, brazos y piernas.

Ha venido estable. -¿El apósito?

-Se ha destrozado la nariz. Era la manera de sujetarle la piel.

-Muy bien. Vamos a quirófano tres. Mejor no hable.

-Aquí viene el piloto.

¿Qué tiene?

En una primera exploración, focalidad neurológica.

Y tiene una herida en la pared intestinal

por una esquirla metálica. Muy bien. Quiero TAC de cráneo,

tórax y abdomen.

Y analítica completa. A quirófano.

Hay que reparar la pared del abdomen.

¿Cómo están? En buenas manos.

Aquí todos sabemos lo que tenemos que hacer. Por cierto,

¿tú no deberías estar en un despacho?

-Doctora Díaz,

todo esto está pendiente de firma.

Y le espera el representante de la financiera.

Gracias.

Hematoma intradural que le comprime la médula.

La fractura del pedículo de la vértebra dorsal

no es completa, por lo que no hay colapso vertebral.

"No se ve daño cerebral"

y no hay alteraciones llamativas en el abdomen.

Tenemos, eso sí, las dos fracturas costales

en el hemitórax izquierdo.

Ya sabes lo que toca. Vamos a intentar drenar el hematoma

a ver si al descomprimir la médula, recobra la movilidad.

No hay lesiones pulmonares

y no hay ocupación pleural ni pericárdica.

Bien.

¿A quirófano, entonces? Ajá.

¿Te apuntas?

Mi turno acabó hace cinco minutos.

¿Eso es un sí? Por supuesto.

Pues llama al anestesista. Ya lo ha hecho la doctora Díaz.

Nos están esperando.

Viene con ganas la nueva jefa.

(Pitido intermitente)

Venga, chaval, aguanta. Chaval, aguanta.

No veo nada. Aspirador aquí, por favor.

¿Y mi mujer? ¿Y mi hijo?

¿Cómo están?

-Ahora lo más importante es que se esté quieto.

Voy a coserle la cara, no querrá que me quedé mal...

Vamos a cubrirlo

con amoxicilina clavulánico cada seis horas.

Como le decía,

lo más importante es que se relaje y se esté quieto.

No querrá...

que le deje como el Joker. Y no me refiero

a la película de Nolan, sino a la de Nicholson.

Estoy hablando en voz alta, ¿verdad?

Fantástico.

Vamos a empezar. Que alguien ponga música.

(Música)

("Crawl of grouting king")

Puedes dormirlo ya.

(Pitido intermitente)

Separador.

Aspirador aquí.

Abre.

Un poquito más aquí. Ahí.

Está bien.

¿Puedo empezar?

Porte y pinza de disección.

Clan.

Porta.

Compresa.

Batea.

Ya está.

Perfecto.

Vamos a cerrar. Pinza y puerta, por favor.

Nuestro robot quirúrgico

es la mayor tecnología jamás inventada por el hombre.

Hay más de 3000 unidades en hospitales solo de EE. UU.

El sistema lleva más de tres millones de operaciones

en todo el mundo.

Déjeme que le muestre las cualidades y entenderá por qué nuestro robot

es la mayor tecnología jamás inventada por el hombre.

Consta de tres componentes principales:

consola quirúrgica, cargo del paciente

y torre de emisión, que contiene la unidad central

de elaboración y procesamiento de la imagen...

"(Pitido intermitente)"

Hay que ver cómo evoluciona.

Avísame cuando despierte. Hecho.

Toma, Juana.

Gracias. A ti.

-¿Cómo ha salido? Bien.

Me alegro.

¿Qué, Gerardo?

¿Has salido de tu despacho

y has venido hasta aquí solo para eso?

(Pitido intermitente)

Mi mujer.

Mi hijo.

-Siguen en quirófano.

Prometo informarle en cuanto sepa...

No tiene pulso.

¡Ayuda, carro de parada!

(Pitido continuo)

-¿Qué tenemos, Lola?

-No sé, ha preguntado por su familia y se ha desvanecido.

No tiene pulso carotideo.

-Es una fibrilación ventricular. Carga palas.

Vale.

Carga a 200.

No responde. Carga a 270. -Ya.

(Pitido intermitente)

-Tenemos ritmo sinu.

Ponle oxígeno y suero. Reanuda el antibiótico.

-Sí. -Pásame su historial.

-Sí. -Y, Lola,

con cualquier cambio me avisas.

-"Verás...".

Me gustaría que las decisiones de la junta

no te las tomases de manera personal.

¿Y cómo quieres que me las tome?

Fuiste tú personalmente quien me desaprobó

para presentar a tu candidata. Fuiste tú personalmente

quien presionó para que la eligiesen a ella.

¿Cómo coño me las tengo que tomar?

Te di explicaciones. Que como ya te dije,

no me convencieron, Gerardo.

¿Hemos terminado? Solo queda una formalidad.

Usted y el doctor Valle deben firmar el papeleo,

y en solo unos días, podrán disfrutar de...

De la mayor tecnología

jamás inventada por el hombre.

Ya se lo he dicho. Sí.

Con esta han sido 18 veces.

¿Las ha contado? Sí, sí, sí.

Verá, una trata de ser educada, pero a veces no le sale.

Hoy es mi primer día

y me gustaría estar haciendo cosas más productivas

que no estar aquí perdiendo el tiempo.

Conozco muy bien el robot

porque he operado con él a más de 400 pacientes.

Buf... Incluso, su empresa me ha ofrecido

ser parte de su equipo de formación.

Ah... Si no le importa, cállese,

y deme los papeles que debo firmar

o me suicidaré aquí, delante de todos.

¡Doctora Díaz!

(PARA EL ASCENSOR)

¿Te puedo hacer una pregunta?

Claro.

¿A qué ha venido lo de antes? ¿El qué?

Lo sabes.

No sé a qué te refieres.

No sé si te refieres a los cortes que te he dado en la reunión

o en urgencias. No sé. Ya.

Simplemente por ir avisándote,

si vuelves a dejarme en evidencia...

¿Qué? ¿Qué vas a hacer? No me puedes despedir

y no puedes intervenir en mis servicios, así que...

¿Qué vas a hacer?

Bueno, puedo hacerte la vida imposible.

Ah... Te puedo cambiar al turno de tarde

o de fines de semana.

Lo puedo poner todo patas arriba mientras no estés.

De hecho, lo puedo hacer tan rápido,

que ni te darías cuenta.

En un par de meses, puedes estar muy lejos del foco de la junta

en cuanto me toques las narices. Estamos...

¿Qué pasa?

Es de muy poca... ¿En serio?

No sabe cómo me alegra oírlo.

Ya. No, no se preocupe.

Habrá alguien para recibirle.

Ajá.

Mira.

Me ha buscado en Google. Qué ilusión.

Hablando se entiende la gente.

Hablando se entiende la gente.

Ese puesto era mío.

Llevo trabajándomelo años y lo merezco.

¿No te has preguntado

que si te lo merecieras yo no estaría aquí?

A lo mejor no eres tan bueno como tú te piensas.

De todas formas, si necesitas explicaciones,

se las pides a alguien que te las pueda dar.

Ya.

Mira, sé que eres un gran médico y me encantaría contar contigo,

pero si no estás dispuesto a asumir mi presencia

o a respetar mi trabajo, deberías plantearte abandonar.

Seguro que ofertas no te faltarán. No lo dudes.

¿Y tú qué?

Resulta que eres una de las mejores cirujanas de España.

Que no te quepa duda.

¿Y qué haces aquí?

¿Por qué has dejado el quirófano por un despachito?

No es asunto tuyo.

Eh...

¿Me permite?

Esa era la jefa del departamento de cirugía.

Y él es el jefe del servicio de cirugía general.

Hay tomate ahí.

Se lo digo yo.

No sé dónde te metes,

pero necesito que estés a las ocho para abrir a los de la mudanza.

¿De acuerdo? Llámame cuando escuches esto.

(Pitido intermitente)

¿Qué ocurre?

He cohibido la hemorragia, pero está muy débil.

Tiene el hígado destrozado. Hay que hacerle un trasplante.

¿Y cuánto tiempo tenemos? En la UCI, 24 horas,

quizás un poco más, pero está en riesgo inminente.

Hay que conseguir un donante ya o morirá.

"No disponemos de un donante compatible en estos momentos".

"Y siento decir que por delante tenemos un receptor con prioridad".

Tiene solo ocho años.

"Conocen cómo funciona el sistema. No es un servicio arbitrario".

"Lo siento".

"¿Quizá algún familiar que pudiera donar?".

Sus padres iban con él. El padre está inconsciente,

y la madre, recién intervenida de una compresión medular.

No saben nada.

(Llaman a la puerta)

-Esto es todo lo que he encontrado.

No he encontrado nada más. Muy bien.

Avisa al juzgado para que manden a alguien.

A lo mejor tiene algún hermano o algún familiar que pueda donar.

¿Hay algo más que podamos hacer? -"Estén preparados".

"Activen los protocolos de pruebas

y hagan los análisis de compatibilidad".

"Mándenme el informe rápido

y les mantendré informados". Gracias.

Bueno, ya le has oído. El informe es cosa mía.

Haz el resto.

Soy la doctora Díaz, nueva... Sé quien es.

Bienvenida.

Doctor Arriero, jefe de urgencias en funciones.

¿Cómo está? ¿Ha despertado? No.

Está sedada, pero evoluciona bien,

aunque hasta mañana no sabremos el alcance.

Doctora Hoz...

Sí. ¿Qué ocurre?

Necesitamos un familiar que pueda donar al niño.

Le urge un trasplante de hígado.

Ya hemos activado los protocolos, pero no hay donante.

¿De cuánto tiempo disponemos? No disponemos de tiempo.

Pues con mi paciente no puedes contar.

Acabo de operarla.

Necesitamos 72 horas para que se recupere.

Lo sé, pero necesito hablar con ella.

Así que me avisáis cuando despierte.

Por supuesto.

("Ok", Marc Robillard)

¿Qué?

¿1500 pavos? ¿Estás flipando o qué?

¿Este tío es gilipollas o qué le pasa?

¡Joder!

¡¿200 euros más?!

¡Pero seréis cabrones!

Esto solo te pasa a ti, Marta, coño.

¡Que es más de medio sueldo, tía!

¡A la mierda el Comicon de este año! O sea...

¿Qué pasa, Marta?

¿Qué?

El mismo anillo que tenía Pablo, ¿no?

No. ¿No?

No.

Ah.

Lo estoy solucionando.

De hecho, ya lo he solucionado, Jon.

¿El qué estás solucionando? Las cosas.

Las cosas. Sí.

Ah.

(CARRASPEA)

Vale. A mí me suena a Martada. ¿Perdona?

Martada.

Sí.

Ah.

Bueno, a ver, a veces... (CARRASPEA)

...eres un poco...

(RÍE) ¿Un poco?

Ya sabes.

Haces cosas. Ya.

Raras, muy raras.

Ah... Y los demás

lo llamamos Martadas.

Los demás... Sí. Pero, vamos,

yo no me lo he inventado.

Así, ¿en plural quieres decir? (CARRASPEA)

¿Qué tenéis, un club contra mí?

No hay ningún club.

(Busca)

Me tengo que ir, Marta. ¡No, Jon!

Ahora no. ¡Jon! ¡Mercero!

Quiero explicaciones, ¿eh?

Martadas dice el...

Ay...

Joder.

Lola. -No sé lo que ocurre.

Hay flujo, pero no le está llegando.

Se está ahogando.

-Es un edema en la glotis. Prepara todo para una traqueo.

(Pitido intermitente)

(RESOPLA)

La saturación está subiendo.

Quiero que reviséis el tratamiento farmacológico.

Algo de lo que le damos le está matando.

Hay que averiguar el qué.

(Teléfono)

¿El piloto está consciente?

"Sí. El doctor Salgado ha ido a hablar con él".

Hemos conseguido sacarle una esquirla del abdomen.

No ha habido ningún daño.

Eso sí,

tenemos que dejarle en observación por la conmoción.

¿Cómo están los demás?

Pues...

¿Es usted pariente de Antonio Echegaray?

¿Por qué? ¿Qué le ha pasado?

¿Tiene algún lazo sanguíneo con él, sí o no?

Sí, sí, soy su padre, ¿por qué?

Ha sufrido un shock y ha habido que intubarle.

Aún no ha despertado, pero está estable.

El niño necesita un trasplante de hígado urgente.

Doctora, ¿qué está haciendo?

Necesitamos un donante compatible

y la familia tiene más posibilidades de serlo.

Ha entrado en tiempo cero. Si no le operan ya, morirá.

Paula... Muy bien. ¿Qué puedo hacer yo?

Necesito un trozo de su hígado.

Uh... (RÍE) Bueno.

Vale, suficiente.

¿Podemos hablar, doctora?

Por favor.

Pero ¿tú de qué vas?

No puedes coaccionarle así. No lo he hecho.

Le he expuesto la situación de una forma clara y concisa.

No sabemos si ese hombre aguantará otra operación.

¿Y cuál es la otra opción? ¿Que el niño muera?

¿Tú tienes hijos? ¡Tengo dos!

Pues piensa como padre, por favor. Estoy pensando como médico, ¿oyes?

¡Ese hombre es mi paciente, Paula!

Está tomando la decisión correcta.

Lo sé.

Espere un segundo. ¿Está seguro de saber

cuáles son los riesgos que corre con esto?

Haría cualquier cosa por salvar a ese niño, doctor.

Es mi nieto. ¿Lo entiende?

Mi nieto.

Aunque no lo sepa.

-¿Pido pruebas de compatibilidad

y activo el protocolo de donación?

No, no hace falta. Ya lo he hecho yo antes.

No se le puede trasladar, está en observación.

Hablaré con la unidad de trasplante para hacer la extracción aquí.

Yo ahora me voy a encargar del papeleo,

pero enseguida vuelvo y le explico cómo lo vamos a hacer.

Gracias.

-Entonces, ¿no va a hacer usted la operación, doctor?

No.

Los trasplantes solo se pueden hacer

en hospitales de la Seguridad Social.

Y como no se le puede trasladar,

vendrá hasta aquí un equipo especialista

en ese tipo de cirugía.

¿Y mi nieto?

A él sí le trasladarán.

Pero, escúcheme, no se preocupe,

están ambos en las mejores manos.

¿Sabe?

Nunca imaginé que iba a ser así.

¿El qué?

Pues el día en que vería a mi nieto por primera vez.

¿No le conocía? (RÍE) No.

Hasta hace unos meses, no me hablaba con su padre.

Nos lo encontramos en el funeral de su madre.

Pensé que no quería verme.

Había estado buscándome un tiempo y yo...

Yo ni siquiera lo había intentado

por miedo a...

Ya sabe.

Cuando has fracasado como padre no se hace una idea

de lo que es descubrir que tienes un nieto.

No me la hago, no. Al principio,

solo nos llamábamos.

Hablábamos mucho, horas.

Después, conseguí su perdón

y estuvimos viéndonos unas semanas hasta que,

bueno, decidió que ya era hora de presentarme a su familia.

Que ya estaba preparado para que formara parte de su vida.

(RÍE)

Y yo tenía tantas ganas de conocer a Edu...

Entonces, convinimos que tenía que ser un día muy especial, ¿no?

Y lo mejor era sorprenderle con un vuelo corto.

(SUSPIRA)

Cómo puede cambiarte la vida en un segundo.

(Pitido intermitente)

¿Me quiere usted acercar, por favor?

¿Me haría usted un favor?

Por supuesto, ¿qué necesita?

No tendrá un móvil...

Hola, Edu.

Cuando estés viendo este vídeo

es que ya te habrás despertado de la operación.

Y supongo que tus padres te habrán contado quién soy.

Pinzas.

Tijera.

Lo tengo.

Parece estar bien.

Vamos a cerrar.

-Señor Echegaray, ha sufrido una reacción alérgica

a la amoxicilina clavulánico,

el antibiótico con el que le estábamos tratando.

Lo hemos suspendido y tratado con glucocorticoides y adrenalina.

Se tendrá que quedar en observación, pero se recuperará.

-Quie...

Quiero ver a mi mujer.

-No me parece buena idea. Debe descansar.

-Debo pedirle perdón.

No debí mentirle.

Déjeme verla.

-Mire, Antonio, créame. Su mujer está bien.

Además, creo que debe ver algo antes.

Cójalo.

-"Hola, Edu".

"Cuando estés viendo este vídeo

es que ya te habrás despertado de la operación".

"Y supongo que tus padres te habrán contado quien soy".

"Grabo este vídeo

porque, como vamos a estar en hospitales distintos,

así te puedo contar cómo me siento".

"Hoy ha sido el peor día de mi vida".

"Y el mejor".

"El mejor porque te he conocido".

"Por fin".

"Y el peor porque casi te pierdo".

"(SUSPIRA)"

"¿Sabes?".

"Mi padre, tu bisabuelo,

decía que a veces deseamos cosas

que no nos damos cuenta que, en realidad, ya tenemos".

"Y yo creo que tenía razón".

"Yo siempre había deseado tener un hijo,

pero bueno, no lo hice muy bien, ¿sabes?".

"La fastidié un poquito".

"Pero la vida me ha dado una segunda oportunidad...

y un nieto con quien volver a empezar".

(Pitido acelerado)

Hay sangrado.

Déjame.

Déjame, por favor.

Es una esquirla.

"Hemos conseguido sacar una esquirla del abdomen".

Pero no ha habido ningún daño.

Se ha movido durante la extracción y ha perforado el páncreas. Pinzas.

¡No la encuentro, joder!

(Pitido continuado)

¡Se ha parado! ¡Juana!

¡Palas! Palas, Sergio.

¡Vamos, vamos, vamos!

(Pitido continuado)

Carga a 200.

¡Descarga!

¡Carga a 270!

¡Descarga!

-"¿Y sabes una cosa, Edu?".

"Que aunque no nos hemos conocido hasta hoy,...

¡Carga a 300!

¡Descarga!

"...a partir de ahora, vamos a estar siempre juntos".

¡Carga a 370!

¡Descarga!

"Porque un trocito de mí...

¡Descarga!

...va a estar dentro de ti".

¡Carga a 500, hostia! ¡Descarga!

"Y te va a curar".

"¿A que es un milagro?".

Héctor, Héctor, ya.

Ya está.

Ya está.

Ya.

(Pitido intermitente)

¿Hora de la muerte?

-18:44.

"Gracias".

(LLORA)

(Sirenas)

¿Hoy tampoco te vienes al Lion?

-No me veréis por allí ni de coña.

-Acaba de traer esto el mensajero.

Gracias.

(SUSPIRA)

¿Qué? ¿Me das el anillo o te vienes conmigo?

¿Eh?

Ahí está. Oye,

que...

Que vaya bien.

Gracias.

Pablo.

Suerte, tío.

A tope.

Martita.

¿Una cerveza?

O tres.

Venga.

Buenas noches.

-Emma, ¿qué haces aquí?

-He pasado a saludar.

He venido a recoger el coche.

Ha sido un viaje largo. Ya te contaré.

-Perdonad.

Paula Díaz, te presento a Emma Olivares.

Directora financiera y representante de la junta.

¿Qué tal?

-Claro, nuestra nueva jefa de cirugía.

Un gusto conocerte.

Me han hablado mucho y muy bien de ti.

Sí, a mí también de ti. Encantada.

Ah, ¿sí? ¿Y qué te han dicho?

Es broma. Tranquila. Me gustaría que nos reuniéramos.

Hay algunos temas que quiero hablar contigo.

Claro, cuando quieras.

Perfecto.

Pues, entonces, os dejo.

Estoy deseando llegar a casa.

Encantada.

Y bienvenida. Gracias.

-(SUSPIRA)

Hacer rentable el hospital nos va a salir caro.

Bueno, el crédito de los inversores está para usarlo.

Sí, pero si no sale bien, esa nos cruje.

("The good and the bad")

Todo el día con ella. Sí, sí.

-¿Qué pasa? -Hola.

-Todo el día como si fuera su puñetera secretaria.

No me ha preguntado ni mi nombre.

-Ya verás cuando lleguen los nuevos. Veremos si no prescinde

de más personal.

-No me extrañaría, parece capaz de todo.

-No es lo mismo llevar un hospital que operar.

Venga, vete a casa y descansa.

No ha estado mal para ser tu primer día.

Tampoco ha sido fácil para ti.

No dije que fuera a serlo,

pero esperaba una transición más tranquila.

No una rebelión

y renuncias el primer día.

Habrá que darle tiempo, ¿no? Ha sido su primer día

y tampoco ha estado tan mal.

¿Perdona? ¿Y ese cambio?

¿Después de lo que le has dicho y como te has comportado?

Y lo mantengo.

¿Qué hacemos con el doctor Salgado?

Porque él ha sido el que lo ha precipitado todo.

Ya lo hablaremos.

Ese niño hubiese muerto hoy si no fuese por ella.

Sí, a cambio de la vida de tu paciente.

Eso no ha sido culpa suya.

Ay, cariño...

(RESOPLA) Lo siento.

Teníamos reunión del AMPA.

Tranquila, estaba yo aquí pensando en mis cositas.

Qué guapo estás.

Claro, un poquito.

Tú también.

(SUSPIRA) Bueno, ¿qué?

¿Qué celebramos?

Es una sorpresa. Vamos a pedir primero.

Vale. Sí, porque me muero de hambre.

A ver... Ay, qué rico está todo aquí.

¿Y... de qué va esa sorpresa?

Pues la sorpresa va...

de que es una sorpresa.

Sabes que lo odio, Pablo. ¿El qué?

Que anuncies una cosa y te hagas el misterioso.

Bueno, te lo digo...

Te lo digo dentro de un ratito.

Te han dado la casa de Calahorra.

No. La de tu abuela.

No, no, no. Que sí, te la han dado.

No, no. Sí.

Que no es eso, de verdad, no es eso, cariño.

¿No? Es otra cosa.

De verdad. ¿Qué es?

Pues otra cosa.

Otra... Mira, te la digo con los postres.

Pedimos champán y te lo digo. No. Que no aguanto a los postres.

Va, dímelo.

Dímelo, va. Qué cabezota eres, de verdad.

Te lo digo, va.

¿Me lo vas a decir? Te lo voy a decir.

Te lo digo. A ver...

(CARRASPEA) Ay, qué nervios.

(Pandereta y bandurrias)

# El día en que yo me case

# habrá de ser con Cristina.

# El día en que yo me case

# habrá de ser con Cristina.

# Has de salir al balcón

# al tiempo de hacer yo pío, pío.

# Pío, pa, pío... #

Eh... (CARRASPEA) Cariño,

llevamos ya más de dos años saliendo juntos.

¿Cierto? Y...

-¿Esto qué es? Pues...

lo que te imaginas, cariño.

¿Me has comprado un anillo, Pablo?

Eso parece.

No.

Y...

# Pío, pío,

# pío, pa, pío, pa.

# Pío, pío, pío,

# pa, pío, pa.

# Me caso y tengo suegra.

# Ha de ser la condición.

# Me caso y tengo suegra.

# Ha de ser la condición. #

Cariño, todavía no te he preguntado nada.

O sea...

-Es que no me...

No me puedo casar contigo, Pablo. No.

No, no puedo.

Lo siento.

De hecho, tenemos que dejarlo. Va a ser lo mejor.

(Videollamada)

¡Hola, mi amor, qué sorpresa!

"Hola, mami".

¿Qué tal todo en casa de papá, cariño?

Guay, hoy hemos ido al Parque de Atracciones.

"¿Y tú qué tal en tu nuevo trabajo?".

Pues estupendamente.

Hoy... Hoy me he acordado mucho de ti.

"Mami, me tengo que ir".

Vale. Nos vemos este fin de semana.

Tengo muchas ganas de verte.

Es que papi me ha dicho que este finde no voy.

¿Cómo que no? ¿Por qué?

No sé.

Pásame con tu padre. "Vale".

Pero, porfa, mami, no discutáis.

No, mi amor.

No vamos a discutir. "¡Papi!".

¿Qué es eso de que no traes al niño?

-"Hola, Paula, ¿qué tal? Cómo me alegro de verte".

"Anda, Samu, cierra la puerta".

En el convenio pone que este fin de semana

me lo tienes que traer. "Y ya sabes mi opinión".

Samuel está mejor conmigo ahora mismo.

Tú no tienes tiempo para atenderle. "¿Y tú sí?".

Cuando tienes un día

te lo llevas al Parque de Atracciones

importándote una mierda si tiene colegio.

Paula, vamos a... "No, Paula no".

Vamos a ver, el niño necesita un orden,

una rutina, y la custodia la tengo yo,

así que o me lo traes este fin de semana o te denuncio.

Muy bien.

Pues que sepas que voy a pedir la custodia.

Muy bien.

Pero que sepas que no vas a conseguirla.

"Eso ya lo veremos".

("Blue shoes", Margo May)

"Hola, este es el buzón de Alba".

"Si quieres dejar un mensaje, hazlo después de escuchar la señal".

Hola, soy tu madre.

No se me ocurre qué puedes estar haciendo más interesante

que contestarme. Llámame cuando escuches esto.

Urgentemente. Hola.

(SILBA)

¿Qué llevas ahí? ¿Piedras?

Si lo sé, no la cojo. Son fósiles, lo pone escrito.

Ah. Te he llamado mil veces.

¿Dónde coño estabas? ¿Y Alba?

Pensaba que estaba aquí. Eso me dijo ayer.

¿Perdona?

¿Ayer?

Era su cumpleaños y quería celebrarlo a su aire.

Déjala, seguro que estará bien con sus amigos.

Hace tiempo que no los ve, se pondrá al día.

("México", Billy Momo)

La verdad es que la niña es monísima.

-¿Nunca os habéis imaginado

cómo debe ser estar tan buena? -Oye.

-¿Qué?

Me voy a mear la cerveza.

Cuidadme el bolso.

"¿Qué me estás contando?".

¿Que no sabes nada de ella?

No sabes dónde ha pasado la noche y estás tan tranquilo.

Bueno, dicho así suena un poco mal.

No irás a llamar a la policía. No quería recurrir a esto,

pero cuando le regalé el móvil

le instalé una app para tenerla localizada.

Ahora me tiene que llegar su ubicación.

Mírale cómo babea.

-Hombre, el vestido es monísimo. -El cuerpo.

Me voy.

Te quedas hasta que descarguen. Imposible.

He quedado con mi editora.

Escúchame.

Si no haces lo que te digo,

¡cojo mi coche y aplasto esa moto que has aparcado ahí fuera!

Me quedo.

(Pitido)

("México", Billy Momo)

Eh, hola.

Eh. -Hola.

Un ron cola, por favor.

-Menuda cara... ¿No me digas que te ha dicho que no?

¡Hostias, te ha dicho que no!

¿Puedes no gritar, por favor? Gracias.

Isa, un ron cola.

Marta, que le ha dicho que no. ¿Eh?

Que le ha dicho que no. ¡Tira!

¡Tira!

Eh.

Eh.

¿Una mala noche?

La peor.

¿Te puedes creer que Cris me ha dicho que no?

¿Qué? ¿Te lo puedes creer?

Bueno... Y no solo eso.

Me ha dejado.

¿Eh?

¿Tú entiendes algo? Yo no entiendo una puta mierda.

Puede...

¿Y todos esos te quieros de estos años qué eran?

¿Eh? ¿Una farsa todo? ¿No significaban nada?

¿Todo mentira?

Jo...

Y no será por falta de detalles,

porque hoy me he dejado un pastón, un pastón.

150 euros del restaurante, 300 de la tuna...

1700 del anillo. ¿Eh?

¿Eh? Qué co...

Yo no te he dicho cuánto costaba el anillo.

No.

Eh... No, no.

Es que... Marta.

¿Qué?

Es una historia muy larga, Pablo. ¿Que se resume en...?

Que se resume en...

que perdí tu anillo y compré otro para darte el cambiazo.

¿Que qué?

¡Que el anillo primigenio no sé dónde está! No lo sé.

No lo sé, puede que en los váteres del hospital, supongo.

No lo sé. En los váteres del hospital.

Jo, vaya Martada, por favor. Ya.

¿Cómo que en los váteres? Bueno...

Bueno, da igual.

A lo mejor era una premonición

de que todo se iba a ir a la mierda.

Joder.

Vaya Martada.

Perdona. Sí, ya lo sé. ¿Qué hacías en el váter con él?

Lo siento. Es que siempre la lías, por favor.

Ya hablaremos de lo de Martada.

Ah, bueno, y que sepas que te han timado.

No me ha costado 1700, sino 1500.

Ah, ya. 1500 del anillo y 200 de envío urgente.

Eres un desastre.

Ya.

Dime algo que no sepa. (RÍE)

Que me encantas.

Ojalá ella fuera como tú.

# Hace ya, # de un tiempo a esta parte,

# tú notas # que te están pasando cosas

# que antes no..., # no te habían sucedido jamás.

# Sabes que # te estás haciendo grande.

# Eso está bien,

# pero algo dentro tuyo # lo has perdido. #

"Hola, este es el buzón de Alba".

# Difícil de buscar.

(AMBOS) # Y el niño aquel que tú eras antes

# se fue, no está. #

Alba, oye, estoy en el bar que hay justo enfrente de...

# Pareces distinto.

# Debes buscar.

# No lo vas a encontrar.

# No, no, # que el tiempo no te cambie.

# No, no, que el tiempo... #

¿Te gusta Tequila?

¿Qué? ¿Que si te gusta Tequila?

No, no, para nada.

(Aplausos y vítores)

No esperaba verte. ¿Quieres algo?

No.

Gracias.

# Un café, un cigarrillo # y un ademán...

Oye, ¿es tu hija? # ...de hombre serio en su lugar. #

(RÍE)

# Y también... #

No te atreves a subir para no ser la comidilla.

Ah...

Más de lo que ya eres ahora.

Verás, me importa una mierda que hablen de mí,

pero no de mi vida privada.

Muy bien. ¿Y qué vas a hacer, jefa?

(AMBOS) # El niño aquel que tú eras antes,

# se fue, no está... #

Anda, sal fuera. ¿Qué?

Que salgas fuera y me esperes atrás.

Yo la saco. No se enterarán.

No me mires así, pienso como padre. Ya.

Pero imagino que querrás algo a cambio.

Que no te quepa duda.

La próxima vez que tengamos opiniones distintas

sobre un paciente, prevalecerá la mía.

Sabes que yo tenía razón.

# Los años pasan igual para ti. # Bueno, ¿qué?

¿Hay trato o no hay trato?

# La infancia # parecía no tener fin. #

Hay.

Pues sal fuera. Acaba la canción y yo la recojo.

# Antes quería ser grande y crecer.

# Y ahora pequeño te gustaría ser.

# Eh, eh, eh... #

Bueno, pues nos vamos.

Gracias.

De nada.

Y cambia esa cara.

No creo que la chica

haya hecho nada que no tenga solución.

Ella no, pero yo sí.

¿No tenerla suficientemente controlada?

Olvidarme de su cumpleaños.

Venga, no me jodas.

¿Te has olvidado del cumpleaños de tu hija?

¿Te has olvidado?

Nos vemos.

¡Qué buena cabeza!

¡Sí, señor!

Eso es tener cabeza y memoria. Por eso eres jefa.

(RÍE)

¿Sabes? Trabajar y criar dos niños tú sola no es fácil.

Hago lo que puedo. Por no hablar de cambiar de ciudad.

Yo no te juzgo. Pues muy bien.

Aunque no me haya acordado este año,

ella sabe que puede contar conmigo para lo que sea.

Siempre.

Hasta el día que me muera.

Lo sé.

También me ha afectado la historia de la familia.

He visto a mis hijos, a mi mujer... Me he visto a mí.

He visto a mi padre,

del que no me pude despedir cuando murió.

Yo también tengo mi cementerio interior.

Y también me llega la moraleja

del tiempo que pasa.

Me llega todo ese rollo existencial.

Me llega.

Entonces, ¿hay tregua entre nosotros?

No.

Voy a ser el primero que esté ahí cuando falles.

Permites que estas cosas te afecten y yo no lo permito.

Tienes muchos más puntos débiles de los que pensaba.

Muchos más.

No voy a fallar.

Ya veremos.

Alba.

Alba.

¡Mamá, qué asco!

Alba, habíamos quedado que pasabas la noche en casa de tu padre

y luego abrías a los de la mudanza.

Sí, y lo he hecho. ¿El qué?

Pasar la noche en casa de papá.

Oye, no intentes engañarme, lo sé todo.

Tu padre y yo nos comunicamos, ¿sabes?

Ah, ¿sí?

Ajá. Pues, enhorabuena,

porque ya es más de lo que haces conmigo.

Cariño, siento mucho no haberme acordado.

Sé que no hay excusa,

pero ha sido un día de locos en el hospital.

Te prometo que te lo compensaré.

¿Vale?

Pero ¿tú sabes las vueltas que di? Fuiste tú.

¡Tú! No, yo no...

Hasta luego, ¿eh?

¡Adiós!

Qué tía.

-¿Qué pasa, chicas?

Oye, Lola, ¿has visto a la chica

con la que estaba ahí arriba? -¡Isa!

-Tampoco pasa nada.

-Gracias. -Oye, Juana.

¿Qué pasa contigo?

¿Te tomas la última conmigo?

-Hasta mañana, donjuán.

Que algunas madrugamos. -Hasta luego, Jon.

-Venga, perfecto.

-Hasta luego, galán.

Me voy, que tengo que hacer un mandado.

-"Adeu".

-Oye, ¿tú tienes coche?

-Oye, Isa...

Nada, nada.

¡Ah!

¡Hostia! Perdona.

Marta, por favor. Perdona.

Perdona. Joder, me he dejado...

Ya lo sé. ¡Ah!

¡El botón, la nariz! Vale, un segundo.

Vale, voy, voy. Joder, por favor.

Ya está.

¿Estás bien? Estoy bien. Estoy bien.

Estoy bien. Estoy bien.

Que me caigo.

(RÍE)

(RÍE)

¿Qué pasa?

Hace dos horas, estaba con Cristina.

No, no, no, no, no. No se piensa. No se piensa.

No se piensa.

No pienso. No pienses.

No pienses. No pienses.

El sujetador.

El sujetador. ¿Qué haces?

Que no puedo. ¿Cómo va esto? Es que no es...

¿Eh? Es deportivo.

Que no tiene... Ah.

(RÍE) No.

No tiene.

Bueno.. Por lo menos, ya está todo aquí.

Hasta mañana, cariño.

¿Marcos?

(Banda sonora)

¡Llega la ambulancia!

Por aquí.

Tres.

¡Vamos! (TODOS) ¡Gol!

(RÍE)

(Claxon)

¡Ah! -¡Joder!

¡Vamos, señores, con energía!

-Tiene conmoción cerebral.

(Sirena)

(Sirenas)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 1: "Tiempo cero"

Hospital Valle Norte - Capítulo 1: "Tiempo cero"

14 ene 2019

La doctora Paula Díaz se incorpora a su nuevo puesto como Jefa del Área de Cirugía del Hospital Universitario Valle Norte (HVN). Ese mismo día, se estrella una avioneta en la que, además del piloto, viaja un matrimonio con su hijo. Heridos de gravedad, son trasladados al hospital.

ver más sobre "Hospital Valle Norte - Capítulo 1: "Tiempo cero"" ver menos sobre "Hospital Valle Norte - Capítulo 1: "Tiempo cero""
Clips

Los últimos 72 programas de Hospital Valle Norte

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos