www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3891988
No recomendado para menores de 12 años Hora Punta - 30/01/17 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a "Hora Punta". Saludamos a Alejandra Castelló.

Buenas noches. Àlex Casademunt.

Buenas noches. David Miquel.

Hola, ¿qué tal? Xavi Collado.

Buenas noches. Periodista de investigación.

Bueno, este es un programa donde colaboran actrices

y actores muy conocidos, artistas en general,

y donde, como os decía anteriormente,

estos días yo iba recibiendo todo tipo de mensajes

que me alertaban de que tenían imágenes

de un colaborador del programa

de un alto contenido... privado, dejémoslo en privado.

La verdad es que, obviamente,

como comenté, no me interesa la vida privada

de la gente que trabaja en mi equipo.

Me interesa la vida profesional, que es como debe ser.

Claro. Evidente.

Si os parece... Dime, Xavi. Haces muy bien denunciándolo,

además, públicamente. La vida privada,

en este caso, de una persona conocida,

vale dinero.

Esto si le pasara a cualquier hijo de vecino,

no valdría absolutamente nada. Por eso...

No valdría nada, pero, de todas formas, Xavi,

también sería totalmente punible. Un delito.

-Evidente. No es necesaria la condición de famoso

para que se produzca el delito.

De hecho, lo vemos de forma habitual.

Por eso, siempre se dice en los medios

y lo repetimos una vez más,

no enviéis, sobre todo a según qué edades,

que estáis en el colegio, os ilusionáis con un chico

o con una chica, enviáis un vídeo o una foto,

porque, ¿cuántas veces, después, por desgracia,

esas fotos han corrido por todo el colegio?

Es algo que no tenía que haber hecho. -Y empieza el acoso también ahí.

En los colegios. -Yo llevo 15 años en este mundo,

por suerte, y que queden muchos más, y recuerdo que, al principio,

cuando estaba con una cantante, que es Merche, la conoceréis...

Es superconocida. Tuve un problema bastante grave

porque ella perdió el teléfono. Nosotros somos pareja,

y la intimidad de cada uno es la intimidad de cada uno.

Es sagrada.

Incluso es denunciable, así que ahí está encima del papel.

Es cierto que una fan, además, un poco perturbada,

se quedó el teléfono y empezó a amenazarnos

de forma bastante violenta.

Se presentaba en los conciertos de Merche,

sin saber quién era esta chica, le amenazaba,

le decía que pondría fotos de contenido, etc., etc.

Al final, hablamos con una abogada y nos dijo que, si eso iba a más,

era completamente denunciable y teníamos las de ganar.

Eso se quedó ahí, pero pasó un mal trago Merche.

Evidentemente. Yo no tengo dinero,

pero te aseguro que a mí me pasa esto,

y lo poco que tengo me encargo de poner esto en manos de un...

De ir hasta el final. Hagamos una cosita.

Vamos a ver un poco lo que pasó durante estos días

cuando yo hablo con David Miquel y le explico, básicamente,

lo que ha pasado.

Obviamente, le enseño los vídeos que nos envían,

porque nos envían el material donde se ven los vídeos.

Son varios, y esto es un poco lo que comienza a pasar.

David, sabes que voy desbordado.

La verdad es que me supera esta situación,

porque que alguien trate de hacer chantaje a un compañero,

que además es un amigo, a través de un programa de televisión,

me parece ridículo, y quiero que tú veas las imágenes

para que nadie pueda creer que estamos creando algo de la nada.

Así que te las cedo, y mira el vídeo para que tú decidas.

Bueno, lo que se ve aquí es un vídeo de contenido sexual

que afecta directamente a la honorabilidad de una persona.

Un vídeo privado. Sí, sí, sí.

Es un vídeo privado, pero que afecta a la intimidad

de la persona y a su honorabilidad.

En ningún momento hay comisión de ningún delito en el vídeo.

Yo creo que estamos delante de lo que sería

una amenaza condicionada, que está tipificada en el Código.

¿Qué significa, "tú haz esto, y si no, llega lo otro"?

Eso es. Vale.

"Si no haces esto que te estoy pidiendo,

entonces esto verá la luz". Esto es increíble.

Que nos envíen estos vídeos a nosotros.

Es que yo creo que tenéis el deber y la obligación

de presentar una denuncia sobre este tema.

Bueno, hay que decir que enseñamos el vídeo a David

con el beneplácito, obviamente, de la persona...

Implicada. Protagonista. Solo faltaría.

Porque quería saber qué podía hacer. Estaba totalmente perdido

y quería saber qué podía hacer. Perdido o perdida, vaya.

Hombre, es normal, porque no es plato de buen gusto.

A nadie le gusta, sea famoso o no, que su intimidad

y algo que se ha mandado de manera privada

entre dos teléfonos salga a la luz. Entre dos personas.

Claro, vamos a ir un poco más allá, y nos va a explicar Albert Barba,

que es coordinador de invitados de este programa,

cómo, después de que se pongan en contacto conmigo

para tratar de comenzar la extorsión, el chantaje,

se ponen en contacto con él. Y pasa esto.

Nos encontramos en la redacción de "Hora Punta".

Estamos con Albert Barba, encargado de la coordinación de invitados.

Albert, tú eres la persona con la que se ponen en contacto

para hablar y hacerte saber que tienen una información

que es básica para nosotros y que afecta a un compañero.

Exacto. Lo primero que recibimos es un tuit,

que recibe nuestro community manager.

En este tuit se habla de que tiene material vergonzante

y muy grave, digamos, de uno de nuestros colaboradores,

sin decir de quién.

Nosotros nos ponemos en contacto con esta persona

y preguntamos de qué se trata.

No podías ni imaginarte de lo que se trataba.

No, no teníamos ni idea.

Ese mismo día yo había hablado con un paparazzi

que me había dicho lo mismo

y al cual dije que no estaba interesado.

Ellos ven que yo no estoy interesado

y se ponen en contacto con vosotros. Exacto.

Empezó a hablar. No sé decirte si era un hombre o una mujer,

porque tenía una voz rara. Se identificó con un nombre

que yo creo que era masculino, pero la voz era femenina,

y no concordaba con el icono de la imagen del Twitter.

¿Qué es lo que quieren?

Ellos me dicen que se trata de una chica,

una chica que es actriz de aquí, de Barcelona,

que se ha puesto en contacto con ellos para que la gestionen

el tramitar esta posible denuncia.

¿No es mejor con la policía si hay una denuncia?

Habla con un representante para que tramite la denuncia.

Les comento que es muy extraño el hecho de que ellos

son una empresa de representación artística.

Digo: "No acabo de entenderlo".

Ellos me dicen que no quieren dinero en esto,

pero que como saben que es difícil gestionar este tipo de temas,

lo que han pensado es, una cosa que me sorprende mucho,

el decirnos que si nosotros invitábamos a un grupo musical

que ellos representan, que esta empresa representaba,

ellos matarían el tema y destruirían los vídeos.

Espera, a ver si entiendo bien.

Si nosotros traemos al programa un grupo musical...

De Granada. De Granada, para promocionarlos.

Exacto. Ellos destruyen los vídeos.

Exacto.

Me quedé helado cuando me dice: "Es que tú ya sabes

el dinero que cuesta para que radios y televisiones

puedan traer a grupos musicales".

Dije: "Te puedo asegurar que nosotros no pagamos nunca

a ningún grupo para hacer promoción". Claro.

"Ni, que yo sepa, en ningún sitio se paga para este tipo de temas".

Mejor dicho, no cobramos por hacer promoción a nadie

ni hacer entrevistas a nadie. No sé si se hace en otro sitio,

pero donde yo he trabajado te aseguro que no.

Yo me planteaba, cuando me lo dijiste, Albert,

de qué forma puede ir un grupo musical

pensando que vienen por una extorsión de carácter erótico.

¿Cómo pueden venir aquí a actuar? Yo me sentí insultado,

porque me pareció una cosa desproporcionada,

deshonesta y fuera de todo sentido.

Lo que hice fue hablar lo menos posible,

dejarle hablar a él o a ella, no sé si era hombre o mujer,

y entonces fui a hablar contigo, te lo comenté,

y quedamos en que veríamos qué hacíamos.

En que el grupo no venía. Desde luego.

Hay que decir que Albert Barba está curado de espanto.

Has trabajado en programas como "Crónicas Marcianas",

donde ocurrían cosas raras cada noche,

porque yo también estaba. Sí, sí, sí.

Es decir, vivimos historias realmente raras,

pero como esta, ninguna.

Yo juraría que esta es de las más raras que he vivido.

Me planteo cómo se tomaría Sardà esta situación, cómo la gestionaría.

No lo sé. ¿Verdad que no?

Entonces, pensé...

Hombre, lo trataría seguro.

Pero yo digo: "¿Cómo gestionaría el que fue nuestro jefe algo así?".

No sé cómo lo gestionaría Sardà,

pero, realmente, cuando recibes una llamada de este tipo,

el cuerpo no sabe cómo reaccionar. Te quedas durante unos minutos...

frío, porque dices: "No puede ser lo que escucho".

Tú que pensabas que después de aquella época

no volverías a ver nada más raro.

Además, un programa como el nuestro, que es blanco, que no vamos de esto.

"Si traemos un grupo musical, entonces no extorsionamos".

Ah, muy bien.

Albert, gracias. A ti.

(Aplausos)

De verdad, entenderéis que cada vez es más bizarro,

más ridículo, toda la historia. Es muy cutre.

Es muy cutre lo que piden, traer un grupo.

Creo que Sardà traía al grupo seguro.

Parece de Pajares y Esteso. Totalmente. De película mala.

Aparte de ruin, que tenga cuidado ese grupo de Granada,

que cambien de representante urgentemente.

Así no van a salir muchos conciertos.

Serían conscientes de que vienen a actuar

porque nos han chantajeado con un vídeo...

Yo creo que no.

A un colaborador del programa de carácter erótico.

Como sospecho que no los vais a traer...

Me parece que no. Por lo que os escuché.

Nunca digas nunca, ¿eh?

Por lo menos, como fruto de este intento de...

Está bien que quitemos hierro al asunto.

La pena baja tres años.

Si no se ha conseguido el objeto que ellos buscaban,

y al final no habéis accedido, de uno a cinco años, esto bajaría.

Si traigo el grupo, ¿aumento la pena?

Sí. -Sí.

Bueno. Vamos a pensarlo.

Hagamos una cosa. Vamos a poner punto final a esto de momento,

porque, evidentemente, los vídeos están en poder de la Policía,

que es lo que teníamos que hacer, ni más ni menos.

Te agradezco mucho cómo te has involucrado con el tema.

David Miquel, mil gracias.

Continuamos, porque, claro, es el pan nuestro de cada día

entre los famosos. Y si no, atentos.

(VOZ EN OFF) "Muchos famosos han sido víctimas de extorsión

por la filtración de fotos y vídeos privados de alto contenido sexual.

Como el famoso 'Celebgate',

donde actrices como Jennifer Lawrence,

Scarlett Johansson o cantantes como Rihanna

vieron cómo imágenes y vídeos íntimos suyos

corrían como la pólvora en Internet". -¿Puedo verlo?

-"El culpable, Ryan Collins.

Un hacker que accedió a sus smartphones

y colgó las imágenes en un portal público.

Un delito por el que se le condenó a 18 meses de prisión.

Aquí, en España, actrices como Cristina Alarcón

también fueron víctimas.

Finalmente, la Policía Nacional acabó con el culpable.

Un hombre cordobés que robaba su intimidad a cambio de intereses".

Impresionante, de verdad.

Me parece increíble que alguien tenga la vida tan triste

de dedicarse a extorsionar a gente.

Y que puede acabar en la cárcel, destruir su vida por esto.

Hacemos una cosita, vamos a hablar con un hombre

que es especialista, justamente, en famosos,

es uno de los cirujanos de las estrellas en España,

como es el doctor Jorge Planas.

Buenas noches, Jorge. Buenas noches.

Un placer.

Queremos tratar contigo un tema muy especial,

y es..., no me des la espalda, que vean tu esplendor,

y es las operaciones que hemos visto en países como Japón para la nariz.

Vemos el vídeo y lo comentamos. Vamos a verlo.

Perfecto.

"Atención, porque ha llegado el nuevo y peligroso sistema

para modificar la nariz sin necesidad de pasar por el quirófano".

-No lo puedo abrir.

-"Se llaman 'nose lifters' y consta de unos pequeños ganchos

de plástico que se introducen en los orificios nasales.

El objetivo es muy claro: conseguir una nariz más respingona.

Pese a que los ganchos apenas te dejen respirar,

todo son ventajas".

-No respiro.

-"Valen unos 25 dólares y en apenas 30 segundos

tienes tu nariz como recién operada. Además, si no te gusta el resultado,

siempre podrás coger unas pinzas y sacarlos.

Así que si quieres tener la nariz de Michael Jackson,

este es tu método. Y si no, siempre podrás ponerlo como excusa

para meterte el dedo en la nariz".

(Aplausos)

Es impresionante. La verdad es que el método da grima.

Bueno, no es un tratamiento. No es una operación, es verdad.

Es un gadget que se compra y que tú colocas

dentro del orificio nasal para, sobre todo los orientales,

que tienen el cartílago alar más débil y, por lo tanto,

la punta con menos proyección, más chata,

dar un poco más de nariz más respingona.

¿No es peligroso? Bueno, no se pone dentro de la piel.

Se pone dentro del orificio.

Pero si te lo dejas durmiendo por la noche...

Bueno, te lo puedes sacar y poner cuando quieras.

Claro. En su momento, hubo un aparato

que utilizaban para los ronquidos que se metía como dentro.

No, era uno exterior y uno interior. Es una cosa parecida.

La gente se lo acababa tragando y hubo casos de gente que falleció

por culpa de que se asfixiaron.

Son maneras, supongo, de modificar el cuerpo

sin una intervención quirúrgica. Claro.

Vemos mucha gente que se hace, sin intervención quirúrgica,

esos pendientes para dilatar las orejas.

-Los dilatadores. -Son dilatadores.

¿Puede ser que algo como esto se esté usando en España

con gente en la tele? De repente, he empezado a ver

que famosos que veo en la televisión tienen la nariz más finita.

¿Cómo lo han hecho de un día para otro?

De hecho, esto es China, y muchas hablan en hispano.

Yo creo que por Internet podríamos hacernos con uno de estos

y probarlo aquí. A mí me encanta mi nariz.

Son gadgets que compras por Internet. -Claro.

Hagamos una cosa, Avanzamos más,

porque quería estar con el doctor Jorge Planas,

ya que estos días, en Florida, hemos conocido otro caso más

de una mujer que ha acudido a una...,

digamos, clínica clandestina, si se puede decir clínica a eso.

Va para que le aumenten los glúteos, pero le inyectan aceite de avión.

Es increíble. Es alucinante.

Da mucho miedo esto. ¿Cómo la gente puede seguir...?

Estamos viendo, de hecho, las imágenes.

¿Cómo la gente puede jugarse la vida yendo a una clínica ilegal?

Por incultura. Ni tan siquiera es una clínica.

Normalmente, son autoinyecciones. Es gente que...

He visto casos en mi consulta, después de tantos años,

de aceite de baño que se han inyectado

no solo en el glúteo, sino en el pecho.

¿En serio? Pero eso no es incultura,

porque sabes que el aceite de avión no es sano para el cuerpo.

O de baño, inyectarte aceite de baño.

Y que te lo hagas tú mismo... Te puede provocar la muerte.

Depende de cómo te pinches. Te puede provocar la muerte,

te puede provocar grandes necrosis, deformidades de la piel,

infecciones... Un montón de problemas.

Pero que parece como que es de sentido común.

Pues no. No son casos aislados.

Se ven, sobre todo, en algunos países más que en otros.

Es verdad, no son casos aislados.

Vamos a ver justamente el caso de esta mujer,

a la que le quedaron los glúteos realmente ridículos.

Aquí estamos viendo... Da mucha impresión.

...cómo le da la vuelta. Da la vuelta a la prótesis.

Está mal puesta. Exactamente.

Parece que tenga un plato. Sí, sí. Una olla, sí, sí.

Porque la prótesis es diferente desde atrás o desde delante,

pero esto sí que ha sido una cirugía, lo que pasa que mal realizada.

Claro. El implante, en vez de ponerlo

debajo del músculo, lo han puesto encima,

o sea, justo debajo de la piel. Por lo tanto, la piel da de sí

y tiene juego, y ella misma, como vemos...

-Doctor, no sé si este implante es de madera, porque se ve duro.

-Son siliconas más sólidas. Lo que da es grima.

Hagamos una cosa. Vamos a avanzar más

y vamos a ir a algunos famosos arrepentidos por algunas cirugías

que los han desgraciado.

"No me gusta mi nariz, ahora quiero más labios,

estas patas de gallo me están matando...

Es un no parar. Son muchos los famosos

enganchados a la cirugía estética, pero algunos se arrepienten".

-¡Una vergüenza!

-"Por ejemplo, Mickey Rourke. Él mismo se lo dice".

-Soy un viejo trozo de carne podrida. -"Carne podrida.

Rourke confiesa que ha perdido la expresión de la cara

para toda la vida, y, de hecho, nunca sabes si ríe o llora.

En su día, Cameron Diaz pinchaba más que David Guetta,

pero no discos, sino Botox en la cara".

-Qué locura.

-"Y llegó a la conclusión de que no quería ser así

y que no deseaba envejecer con una cara que no le pertenecía.

Courtney Love, la viuda de Kurt Cobain.

Era ver un bisturí y se le hacía la boca agua.

Hasta que un día se pasó con el aumento de labios

y quedó tan arrepentida que clamaba por sus labios originales.

Nicole Kidman parecía tener un cutis perfecto,

hasta que empezó con la chapa y pintura.

Llegó a reconocer que se le había ido un poco la mano

y que sufría parálisis provocada por los pinchazos de Botox.

Casi nada".

Es tremendo.

Pero hay algo que aún sigo sin entender

de lo que pasa en Hollywood,

y es que parece que las opere a todas el mismo cirujano.

Totalmente. Es decir, en España,

hemos visto a famosas que se han hecho retoques,

y sigue cada una con su propio estilo.

Pero allí todas parece que pasen por el mismo.

Se llama hacerse un Renée Zellweger, porque todo está igual.

Eso es bastante americano.

En España, tenemos un nivel de cirugía, en general...

Muy alto. Muy alto.

Y prima la naturalidad.

Y la naturalidad es, evidentemente, personalizada para cada cara.

No puedes hacer siempre la misma nariz

o siempre el mismo tipo de estiramiento facial.

Y sí que es verdad, nosotros lo comentamos,

los colegas, cuando vas a congresos fuera,

que en algunos países tienden más a estereotipar un mismo resultado.

-Pero también, doctor, es muy normal que venga un paciente

a decir: "Yo quiero la nariz de Pamela Anderson", por ejemplo,

y cuando hay cinco, seis, ocho, diez, veinte,

hay un montón de narices iguales a la de Pamela Anderson.

-Una cosa es lo que te pidan y otra lo que tú aceptes hacer.

Claro. Y la gente lo entiende.

Cuando a la gente le explicas que para su caso

va a quedar más natural otro tipo de nariz,

se lo muestras, la convences. -Mientras no haya una obsesión,

porque hemos visto gente que quiere parecerse a algún actor,

incluso a muñecas, a la Barbie. -Sí, sí, sí.

-Últimamente hemos visto a una chica que es la muñeca Barbie

de las operaciones que se ha hecho para ser exactamente igual.

-Es más psicológico, imagino yo. Ya lo hemos tratado.

Exactamente. Hagamos una cosita.

Avancemos, y lo vamos a hacer con un chico muy conocido

que tiene operaciones, que él lo reconoce,

y que veremos en quién se ha basado para hacérselas.

Erik Putzbach. Erik, buenas noches.

Muy buenas. ¿Qué tal?

¿Qué tal, Javier? ¿Todo bien? Encantados de estar contigo.

Pero la pregunta es, tú, por ejemplo,

te has retocado la nariz. Sí, solamente la nariz.

No, no. Pero, por ejemplo... Eso es mentira.

¿En quién te basaste para hacerte esa nariz?

Cuando fuiste al cirujano, no digo que sea Jorge Planas...

En este caso no fue Jorge Planas. ¿Qué le dijiste?

"Quiero la nariz de...". De Brad Pitt.

¿Es la nariz de Brad Pitt? Si me cogéis de perfil...

"Si me cogéis este perfil". Me encanta.

Este perfil es bastante la nariz de Brad Pitt.

Lo que pasa es que los cirujanos mismos te piden...

El doctor Planas se ríe. No me río, sonrío.

Por la explicación, cómo lo explica. Es gracioso.

Pero los cirujanos te piden un referente.

Tú dices: "Quiero una nariz respingona".

Pero ¿respingona como qué? ¿Como Michael Jackson,

como Brad Pitt, o como quién? Te piden que lleves fotos

de un referente de lo que quieres. Estoy viendo a Nicole Kidman detrás,

y te pareces más a ella que a Brad Pitt.

Digo la nariz. Menos mal que tenéis confianza.

Es muy amigo. Por eso te lo digo.

Digo la nariz, digo la nariz. Me encanta.

Por eso te lo estoy diciendo. Como de perrito pequeño.

Si te quiero meter un zasca, sabes que no te hago esto.

De verdad que lo parecía. Te estaba viendo, mira,

y te pareces mucho. Jorge, yo lo admito,

yo me he puesto pelo. Lo digo públicamente

porque no tengo ningún problema. ¿Tú te has puesto pelo también?

-Últimamente, unos injertos. -¿Ah, sí? ¿También?

No te hacía falta a ti.

Fue a consecuencia de otra operación que me hice antes

y que me dejó unas cicatrices. Eres muy ansiosa.

No ha explicado lo del pelo y ya dices: "¿Qué más?".

¿Cuántas, cuántas? Hazme una lista.

¿Qué edad tienes?

¿Lo tengo que decir en serio delante de la cámara?

Bueno, bueno, bueno.

Es que mis ligues piensan que tengo 24.

En realidad tengo 36 años. Pero pareces 24, 25...

Oye, tú no te rías, no seas malo. Una cosita.

Céntrate en mí, céntrate. ¿Qué más te has operado?

Me he operado la nariz, los labios, los pómulos,

la mandíbula, las orejas, me hice un levantamiento de cejas...

¿Por qué? ¿Estamos ante...? No he acabado.

Vamos a dejarlo aquí. Tenemos muy poco tiempo.

¿Conoces a alguien que tenga una adicción a la cirugía?

Bueno, vamos a ver, hay que diferenciar

lo que es un dismorfofóbico, que es cuando la persona

nunca está a gusto consigo misma siempre quiere cambiar

porque no está feliz, y una persona que hace un uso...

Excesivo. No excesivo, pero bastante uso

y continuado de la cirugía. Yo creo que Erik es feliz

y está contento, y es feliz en su vida.

Te lo aseguro. Si tuviera tu dinero, también sería feliz.

Te vas a quejar. -¿Te ves bien o te harías más?

-Yo me veo muy bien. Pero siempre que veo algo

que no me gusta, es como ir a comprar unos zapatos.

Aunque tenga 150 pares en el armario, si veo uno nuevo que me gusta,

voy y me lo compro.

Y si veo algo nuevo en mi cara que no me gusta...

Entenderás que haya mucha gente que te acuse de frivolidad.

Mucha gente dirá: "Qué rabia me da que un tío que es guapo de por sí

hable de esa forma. Es un frívolo".

Y todos esos que acabáis de enseñar, todo Hollywood,

toda la gente que trabaja en televisión que conozco...

Solo pregunto. Se ha operado.

Oye, perdona, toda la gente que conoces...

A mí me conoces y yo no me he operado de nada.

Casi todos. Y Alejandra tampoco.

Bueno, tú has reconocido que el cabello.

Pero tengo 35 y estoy muy bien. Por cierto, te han dejado muy bien.

Pero no vayas por ahí. No, pero "frívolo".

Yo hago con mi cuerpo lo que quiero.

¿Qué le importa a la gente lo que haga con mi cuerpo?

¿Acaso les importa? No, no, no. Eso es verdad.

Erik Putzbach, gracias por estar con nosotros.

¿Ya me tengo que ir? Bueno, por favor.

Te obsesionas con todo, con las operaciones, con la tele...

Estáis hablando de mi tema estrella.

Te aseguro que esta semana volverás a estar con nosotros.

Fenomenal. Gracias, Erik.

Te tomo la palabra. Desde luego.

Vamos a conocer el caso de una chica que se operó las orejas

para parecerse a un elfo. Atentos.

"El fanatismo puede llegar a límites insospechados,

como el de Melynda Moon, una modelo canadiense

que, en pleno siglo XXI, se siente tan elfa

que se operó las orejas para sentirse un ser mitológico más.

En quirófano, le limaron la parte superior

de sus cartílagos y tuvo que pagar 250 E por la operación".

-No puede ser... "Eso sí, Melynda,

que ya tiene facciones semejantes a las de un elfo,

se siente más que orgullosa de su cambio".

¡Más fuerte!

"Pero esta mujer no es el único caso. Mara Kristine,

una joven estadounidense de 22 años, también se transformó sus orejas

para que lucieran como las de este ser mitológico.

Y sí, lo ha conseguido.

Ahora solo le faltan la capa y la espada.

Aunque para locuras estéticas, está el caso de Erik Sprague.

Bautizado mundialmente como el Hombre Lagarto,

tiene la lengua bífida, casi todo su cuerpo está tatuado

con escamas del reptil y, para colmo, tiene los colmillos afilados.

Para conseguir ser un lagarto, Erik ha pasado más de 700 horas

en tatuajes y cirugías. Lo curioso de todo es que no sabe

cuánto le ha costado su nuevo cuerpo. Una compañía aseguradora

lo valoró por 250 000 dólares. Toda una obra de arte".

(Música)

(Aplausos)

Para hablar del tema, tenemos al psicólogo forense Bernat Tiffon.

Hola, buenas noches. ¿Qué puede llevar a que una chica

haga ese tipo de cosas? O, como por ejemplo,

este hombre que se hizo operar para parecerse a un lagarto.

¿Qué puede llevar a nivel psicológico?

Son casos muy graves estos.

Desde un punto de vista psicológico, está el concepto

o la etiqueta diagnóstica del trastorno dismórfico corporal.

Son personas que tienen una atención focalizada

hacia una parte concreta de su cuerpo,

ya sea que sea alterada de forma objetiva o, bien, imaginada.

Que el propio sujeto se lo imagina.

Si se lo imagina, ya estamos hablando de una patología mucho más seria,

que serían los delirios o las alucinaciones.

Hagamos una cosa. Como patología más seria es

romperte dedos de la mano. Exacto.

La última moda en Internet es cómo romperse el pulgar.

Romperse el pulgar por divertirse. Desde luego.

Empezaron unos amigos en las redes sociales...

Me rompo el pulgar y, ahora, hay titulares

de cómo romperte el pulgar. Es alucinante.

De hecho, estamos viendo imágenes justamente.

Nos están dejando alucinados. No entiendo, no entiendo.

Como psicólogo, como forense...

Jorge Planas, como cirujano plástico...

Bueno, como ser humano simplemente. Menuda locura.

El experto es el psicólogo. -En este caso, es masoquismo.

La persona se siente bien, se excita...

en el sentido de que disfruta haciéndose daño.

¿Pero tanta gente?

Es porque por el canal YouTube quieren llegar a que sea viral,

tenga muchos millones y eso vale la pena romperse un dedo.

Es muy fuerte, ¿eh? -Esto empezó en Virginia.

Hay una moda que es peligrosa, es el "ab crack",

la línea que todo el mundo quiere tener ahora en el estómago

Y partir el estómago en dos. De verdad, hay cada cosa...

Esta me la voy a hacer yo, a ver si me queda bien.

(RÍEN)

Es una moda, la línea. ¿Pero es peligroso?

Es muy peligroso. Jorge, ¿esto es peligroso?

Vamos a ver...

-Es para enmarcarla, hace falta sacar toda la grasa...

-No, creo que es sacar un poco de grasa,

mucha más grasa en la línea alba, en la línea que une

los dos músculos rectos abdominales. En su caso, un poco más de grasa.

Es como los "six pack", pero en vertical.

Dejémoslo claro porque hay mucha gente

que quiere marcarlo, yo también lo he escuchado.

¿Puede ser peligroso? Peligroso para la salud no.

Si luego engordas, engordas la parte grasa que tienes,

que ha sacado en extremo... Queda muy raro, ¿no?

Entonces, va a quedar una cosa rarísima.

Avancemos un poco más. Bernat Tiffon,

vamos a ver también gente que se está quemando la piel

de una forma rarísima. Con sal y con hielo.

Lo dejas varios segundos, te quemas y, luego, compartes quemaduras

con tus amigos o con las redes sociales.

No entiendo nada. Esto sería equiparable o compatible

con un masoquismo y una piromanía hacia sí mismo.

¡Una piromanía hacia sí mismo! Podría ser posible.

Un momento, nunca lo había escuchado.

Podría ser posible. Una piromanía, una autopiromanía.

¿Aunque no haya fuego de por medio? Bueno, si se quiere quemar...

No, no, lo hace de una forma que es con hielo y con sal.

A ver, no sería el fuego como tal en ese contexto...

Pero es una piromanía igualmente. A fin de cuentas,

desde el punto de vista médico, lo que hacen es quemarse la piel.

-Sí, lo que queda es una quemadura. ¿Para qué?

No lo entiendo. ¿Qué se consigue con esto?

¿Cómo se pueden sentir realizados haciéndose eso?

Son personas que disfrutan, disfrutan haciéndose daño.

Entonces, puede ser por un trastorno masoquista

de la personalidad o una variante de los trastornos de personalidad,

que es el trastorno límite de personalidad,

que se autoinfligen daño por su propia patología mental.

¿Un caso que quieras destacar, que hayas vivido?

Y que hayas dicho que no te veías capaz de solventar esto.

Son difíciles estos casos de los trastornos límites

de personalidad que se autoinfligen un año hacia sí mismos.

Son difíciles de canalizar y de intervenir psicológicamente.

Recuerdo un caso de un trastorno dismórfico corporal

de un sujeto que se pensaba que tenía dos narices.

¡Oh! Y cuando se miraba en el espejo,

veía que no. Se miraba al espejo,

entonces, claro, como tenía una distorsión de la realidad

en relación a la visión de su propio aparato nasal,

él mismo creía que tenía dos narices cuando, realmente, tenía una.

¿Cuando se tocaba no veía que solamente había una nariz?

Tenía desvirtuada, digamos, su visión en relación a dos...

Qué fuerte la mente, que llegues a ver dos narices.

Algunas, como bien dice el doctor, deben ser patologías.

Pero otras son modas. Lo estamos viendo.

-Claro. Lo otro son muchas. -Son modas pasajeras

que con el tiempo cambiarán. -Exactamente, correcto.

-Él se compara un poco con el cactus o el que se exponía

a esa traca de petardos y se ponía a ponerse fuego.

-Correcto. Bernat Tiffon,

como psicólogo forense, ha sido un placer enorme

que nos hayas acompañado esta noche. Te lo agradezco mucho.

Gracias.

Al doctor Jorge Planas, exactamente igual.

Buenas noches. Gracias por todo.

(Aplausos)

Vamos a recordar lo que pasó hace escasos días

con David Otero en el programa. Ocurrió esto.

Ya está no mires tanto. Venga, aquí. Ponemos la muñeca.

¿El público la ve? Sí, sí. Muy bien. Ya está.

(PÚBLICO) ¡Sí!

Es un número de espadas.

A la muñeca, es que la muñeca...

¡ha desaparecido!

Abre la puerta a ver si sale.

(GRITAN)

Me ha dado un susto el tío espectacular.

(Aplausos)

Bueno, lo cierto es que David Otero venía conmigo hacia la mesa

y me decía: "Me he cagado". Es que da mucho miedo.

Aparece de repente. -¿No viste nada?

No estaba mirando, no miraba y salí corriendo...

Además, no nos quiso explicar lo que iba a pasar,

lo cual me encanta, pero avancemos. En Estados Unidos,

en una tienda de televisores, pasó algo muy especial.

Entrando a ver unos televisores, curiosamente,

estaba la película "The Ring". Se estaba emitiendo y pasó esto.

(Gritos)

(Aplausos)

Qué bueno, por favor. Alguno dirá: "Qué exagerado".

No, no. Estás desprotegido,

no piensas en esto. La gente tiene mucho miedo

como para correr así. No piensas que es una broma.

Si me pasa, me muero y salgo corriendo.

Hablando de entrar corriendo, que entre Albert Lesán con nosotros.

¡Buenas noches!

(Aplausos)

¿Qué tal estás?

Bueno, hemos hablado mucho de estética durante el programa.

Quiero saber si habéis tomado nota, si habéis aprendido la lección.

Muchas cosas. Alguna cosita, sí.

Vamos a ver a esta... Todos estamos operados.

Sí, muy operados. Ahora comprobaremos...

Lesán, ¿de qué te has operado? Dime la verdad.

Todavía nada, pero después de ver a Erik...

Qué mentiroso es. De nada que se vea.

La rótula. Vamos a ver...

Esa exmodelo coreana se sometió a una operación de rostro

porque no acababa de verse del todo bien.

¿Creéis que la operación acabó bien o acabó mal?

¿Mejora o empeora? Hombre, creo que debe empeorar.

Porque, realmente, ya es guapa. Muy guapa.

Creéis que empeora, ¿eh? Este es el antes, ¿no?

Empeora, empeora. No, mejora, mejora.

-Acaba mal.

Veamos cómo acaba después de la operación.

¡No, no! No me lo puedo creer.

No, no me lo creo. Te digo una cosa,

esto es realmente para denunciar y creo que nos quedamos cortos.

¿Pero cómo va a ser esto? Al cirujano que le destrozó la vida.

De verdad, el cirujano le hizo un pequeño retoque

porque fue ella misma, después, que se autoinyectó aceite,

como hemos visto algunos ejemplos. ¡Qué dices!

¿Ella se autoinyectó? Sí.

Se me ha puesto piel de gallina. Era guapísima.

Esto no es acabar mal, esto es acabar muy mal.

Ahora, deberíamos saber hasta qué punto ella

se ve bien o se ve mal. Cuando hay este tipo de problemas,

como nos explicaba hace un momento nuestro psicólogo forense,

se suelen ver guapos o guapas. Si tiene esa distorsión,

a lo mejor se está viendo bien. ¡Madre mía!

Horrorosa. Modelo letona.

Se gastó 40 000 E para aparecer una muñeca.

Era fan de un tipo de muñeca y quería parecerse.

Bueno, ya lo es un poco. Es un poco muñequita, sí.

Un poco Barbie también. ¿Creéis que después de la operación

habrá mejorado o habrá empeorado? ¿Acaba bien o acaba mal?

Bueno, yo te conozco, acabará mal. Habrá empeorado.

Habrá empeorado mucho. Yo os puedo engañar, ¿eh?

Una cosa, ¿qué puede puede llevar a decir me voy a retocar el qué?

Como mucho, me voy a poner cejas. Vale, sí, lo entiendo.

Se ha retocado todo, el cuerpo, la cara...

Empeorado. Que acaba mejor.

¿Que acaba mejor? ¡Vamos!

Fatal. ¡Dios mío!

¿Pero esto qué es? A saber si a ella le gusta más así,

que podría ser perfectamente. Bueno, estos moros de Frankfurt...

-Yo pensaba que como Carmen de Mairena ninguna,

pero lo acaba de superar esta mujer. Impresionante.

Nos hemos quedado sin palabras. Mira que era guapísima.

Exactamente. Un buen maquillaje.

Nos vamos porque llega a La 1 "El gran reto musical".

No te lo pierdas. ¡Hasta mañana! ¡Gracias!

(Aplausos)

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hora Punta - 30/01/17

Hora Punta - 30/01/17

30 ene 2017

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Contará con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentarán las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora Punta - 30/01/17" ver menos sobre "Hora Punta - 30/01/17"
Programas completos (311)
Clips

Los últimos 500 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios