www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4616674
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 28/05/18 - ver hora
Transcripción completa

Buenas noches, bienvenidos a "Hora punta".

Hoy hablaremos de dos casos que son tremendos.

Están vivos de milagro.

Nuestro primer invitado fue atacado por un tiburón.

Estuvo a punto de perder la vida, en nada hablamos con él.

También estará con nosotros la protagonista de un vídeo

que tiene imágenes muy duras.

Iba a coger el metro

y se cerraron las puertas del vagón y quedó atrapada.

Atentos a estas imágenes, son realmente duras.

La escena es estremecedora.

La puerta del vagón del metro de Barcelona se cierra

y una pasajera se queda con el brazo atrapado.

El convoy arranca, la mujer se resbala

y su pierna termina entre el hueco y el andén.

Luego es arrastrada durante 50 m.

El accidente casi le cuesta la vida y la secuela son terribles.

¿Cómo puede ser que los indicadores marcaran

que las puertas estaban cerradas? ¿Falló el sistema?

Tres años después del accidente,

Nuria sigue pidiendo una indemnización

por sus graves lesiones.

En unos minutos hablamos con Nuria Carrera,

que nos cuente esta situación, cómo se puede superar este trauma.

En pocos días habrá una resolución a esta reclamación.

Entramos en materia con Jordi Gracia.

Estuvo a punto de perder la vida por el ataque de un tiburón.

Así quedo el tobillo de Jordi

--quedó

después del ataque de un tiburón por el que casi pierde la vida.

Surfear va en las Islas Fiji

cuando un escuálido intentó arrancarle una pierna.

El mar se tiñó de rojo mientras intentaba salvar su vida.

Hoy en "Hora punta",

nuestro invitado nos cuenta cómo logró huir de uno de los animales

más peligrosos de la fauna marina.

Ya está con nosotros Jordi, bienvenido.

Gracias.

(Aplausos)

Entenderás que llame mucho la atención tu caso.

Hablamos de uno de los animales que más miedo da.

Y eso que, pobre animal,

cada año matamos a muchos y ellos rara vez matan humanos.

Es algo que todos tenemos pavor por culpa de "Tiburón".

Estaba haciendo un clásico allí. Estaba yendo a buscar las olas

y de repente notas que te cogen el pie.

El tiburón tiene los dientes finos

y enseguida notas que recoge el tobillo. Y gira.

Hacen dos o tres tiros

y tiran para abajo. Ellos están cómodos debajo del agua.

Tuve la suerte de poder agarrarme al agua y no caer debajo.

Seguro no lo hubiera contado.

Es curioso porque creo entender que no se siente dolor.

Está fino el diente del tiburón, que no se siente dolor en ese momento.

Juega un papel importante la adrenalina.

Pero es verdad que el primer pacto es doloroso, pero a partir de ahí

produce pavor ver de golpe y porrazo que el agua se llena de sangre.

Eso sí que es como las películas, impresionante.

A partir de ahí te saltan todos los temores.

Todo lleno de sangre,

estás mar adentro y tienes que volver a salir.

El pie me quedo colgando.

¿Eras consciente de que tenías un pie colgando?

En ese momento no tienes tiempo de racionalizar casi nada,

es pura supervivencia.

¿Enseguida supiste que era un tiburón?

El tirón es tan bestia que no se te ocurre otro animal.

Y el drama es que estás mar adentro con una tabla pequeña,

no tienes estabilidad y tienes que volver a la costa.

¿Estabas solo o con amigos? Estaba con un local de allí

y había uno que era profesor de surf.

Fue el que se atrevió a venir hacia mí y cambiarme la tabla.

¿En ese momento que hace la gente?

¿Huyen porque hay sangre y hay un tiburón?

El tema solidaridad en estas situaciones es el justo,

y yo lo entiendo.

Ahora, qué valor tuvo este chico.

Creo que había sido atacado también por un tiburón.

Ese fue el punto que hizo que se pusiera en mi lugar y fuera por mí.

Hace cuatro años le había atacado tiburón mordiéndole el brazo.

Ver la sangre, los daños, ves que tienes un pie colgando.

Supongo que el mayor pavor es que va volver.

Además, miras a la redonda y hay sangre, no mar.

Y cuando hay sangre... Los tiburones se excitan.

Era época de apareamiento de tiburones.

Estaba junto a un río, el doblete peligroso.

Estaba junto a un río, el doble de peligroso.

Llegas a la costa y ahí no acaba el problema.

Ahí empieza la odisea de verdad. ¿Por qué?

Hacíamos surf en un lugar

donde estábamos a 30 minutos del primer poblado.

Un lugar poco turístico y no podían llevarme a cuestas.

Además, cuando me tumbaron allí...

De todo lo que me acuerdo, fue lo que más me impresionó.

La sangre salía como a chorro. Como un aspersor, el ruido.

Has dicho al equipo que escuchabas tu propia sangre salir.

Aterrador.

Escribe la sangre subiendo para arriba. Te imaginas 1000 cosas.

Sabes que no puedes volver.

¿Pensaste en algún momento que nos salías de esa?

Sí, porque no podía volver andando.

Fue un pescador el que, por suerte, nos dejó la barca.

Todo es una concatenación de pequeños milagros

que todo hace que puedas estar aquí con nosotros.

La parte local de allí es otra historia.

Me tienen ocho horas en la sala de espera como si no pasa nada.

¿Cómo aguanta más el dolor?

Tus compañeros robaban... Sí, morfina.

Imagínate las ocho horas con un globo tremendo.

Un colocón guapo.

Cuando entre a quirófano...

--entré

(Risas)

Adelante, hagan lo que quiera.

Salió más o menos bien y luego se complica.

Se equivocan y en lugar de limpiarte cada día la herida, cada tres días.

¿Has visto algún talón podrido?

Pues es como una naranja que se vuelve verde.

Al hacer así sale como un polvito.

Pues el talón es lo mismo cuando se pudre.

Se me pudrió y aparte de la herida que estaba infectada.

Nos fuimos a Australia. Te atienden de misericordia.

No nos querían atender

porque no tenía la seguridad de que pudiéramos pagar los servicios.

Nos van derivando de un hospital a otro hasta que encontramos

a una irlandesa que nos dijo que estaba fatal.

Criticamos mucho España, habrá cuando vamos a otros países...

Virgencita, virgencita.

Yo soy un friki de los documentales, los he visto todos.

Enric Sala es un gran amigo mío

han conseguido crear un gran parque en Galápagos.

Hablo mucho de él porque es especialista en tiburones.

Cuando tenéis frío, hacéis pis.

Se descubrió que él tenía algo en el PSC atraía a los tiburones.

Se descubrió que él tenía algo en el pis que atraía a los tiburones.

Ya no lo hace y sobrevivió a los tiburones.

Enhorabuena por esa vitalidad que te sigas metiendo en el agua.

Gracias por contar tu historia.

Algo que es mítico.

Cuando llega esta época del año y vas al mar, se habla de tiburones.

Jordi, un millón de gracias. A ti.

Cuidate.

Son héroes.

Dos veces es imposible. Es admirable.

Hablamos de un tema que ha tenido secuelas.

Nuria sí que tiene secuelas.

Fue atrapada por las puertas de un vagón de metro y pasó lo siguiente.

La escena es estremecedora.

La puerta del vagón se cierra

y una pasajera se queda con el brazo atrapado.

El convoy arranca, la mujer se resbala

y su pierna termina entre el hueco y el andén.

Luego es arrastrada durante 50 m.

El accidente casi le cuesta la vida y las secuelas son terribles.

¿Cómo puede ser que los indicadores marcaran

que las puertas estaban cerradas? ¿Falló el sistema?

Tres años después,

sigue pidiendo una indemnización por sus lesiones.

Se suma a la mesa Xavi Collado y Nuria Carrera. Buenas noches.

Bienvenida. Gracias.

Me sorprende el ánimo que tienes,

el espíritu que tienes después de vivir lo que has vivido.

Tú, que has escuchado la historia de Jordi Gracia,

imagino que hubieras referido ser mordida por un tiburón.

Sí.

Las imágenes son tan impactantes...

No las había visto hasta ahora. ¿Y qué has sentido?

Todavía no he reaccionado.

Estuviste en coma inducido.

La pierna estaba completamente quemada.

La pierna se cayó en el agujero

que hay entre el andén y el convoy.

Hay un hueco. Es como una guillotina.

Sí, y ahí se arrastró.

Se quemó y se llevó parte de la carne.

¿En qué momento te desmayaste del dolor?

¿Recuerdas lo que te ha pasado?

Sabía que había pasado algo, pero no sabía el qué.

Un accidente, había pasado algo con el metro y que había más gente,

pero nada más. Enseguida reaccioné cuando salí del coma.

Pensé: "Estoy viva. Podía haber muerto".

A partir de ahora voy a volver a vivir.

O sea, es un regalo para mí volver a vivir.

Qué bonito lo que estás diciendo, te lo digo en serio.

Mucha gente podría venirse abajo por tener que ir en silla de ruedas.

Encima, llevas tres años reclamando una indemnización que no Terán.

Encima, llevas tres años reclamando una indemnización que no te dan.

Que no me dan.

Yo no soy ningún perito, ni aspiro a hacerlo,

pero en las imágenes...

Aunque haya sido una pequeña imprudencia.

Cuando se cierran las puertas hay carteles que nos avisan

que no entremos ni salgamos del metro.

Hay una pequeña señal acústica.

Pero todos hemos corrido para entrar en un vagón de metro,

sin excepción.

Tiene unos mecanismos.

En teoría, existen esos mecanismos.

Hasta que no están totalmente cerradas,

el conductor no puede poner en marcha el metro.

Pero no es lo que hemos visto. Es verdad.

Hay algunos modelos que, aunque no estén del todo cerradas las puertas,

como han reconocido los abogados, que pueden comenzar a caminar.

-Pero imagínate.

Es que no sé... Puede ser un tropezón de un niño.

Es muy peligroso.

Tú misma, lo que te ha pasado.

Por cierto, que no puedes entrar en quirófano

porque no puedes ponerte inyección.

Estuve seis meses en el hospital,

me hicieron más de 12 operaciones. La última fue la de la cadera.

La prótesis que me pusieron se ha infectado.

En el quirófano cogí una bacteria muy resistente, la peor.

No hay ningún antibiótico que pueda con ella.

No puedo poner los pies en un quirófano

porque la volvería a coger. La bacteria de hospital.

Hablando de poner los pies,

tienes que volver a aprender a andar después del accidente.

Sí, es muy duro.

Me parece que tú tienes más ánimo que tu hija, en serio.

¿Cuántas operaciones has dicho? 12.

¿Cómo estás así? Dime el truco.

Me encanta poder hablar con dos personas como vosotros con ese

ánimo. Hay que decir una cosa. ¿Quién para el metro?

¿El conductor o pasajero? No lo sé muy bien.

No le conozco al chico.

Le debes la vida a un pasajero. Sí, se quedó a 10 m del túnel.

Es decir, te hubieses quedado... Es increíble.

-Ha sido como una obligación moral.

Yo no quería venir a televisión ni dar noticias,

pero encuentro que moralmente tengo que explicarlo,

que la gente se entere porque es muy peligroso.

Por supuesto que sí, es que esto no ha sido cualquier cosa.

Puede pasar a cualquier persona, claro que sí.

Es decir, hacer lo correcto. Cuidado.

Y lo que dice Xavi, has podido cometer esa pequeña imprudencia,

pero a ella no se la ve forcejeando con las puertas en ningún momento.

Intenta entrar, se cierran.

Repito. Tiene que haber un mecanismo para evitar...

Además, Nuria es adulta.

¿Pero cuántos niños que tienen esa inconsciencia lo hacen?

Yo estoy contigo,

claro que tienes que decirlo, alto y claro.

Por cierto, ¿has vuelto a subir a 1 m?

No. -Eso pensaba yo.

¿Tienes a un tipo de secuela por la noche?

Tengo una psicóloga

que me vino a ver al hospital y me hace un seguimiento.

Cuando me preocupa algo y no veo algo claro,

ella le quita importancia. Qué bonito.

Es normal porque esa imagen casete puede borrar de la mente.

Es normal porque esa imagen no se puede borrar de la mente.

Pero es verdad que se reconoce

que algún sistema de seguridad ese día falló.

Cada vez se busca más seguridad en el metro

y una de las cosas más claras son las bandas rocosas del suelo.

y una de las cosas más claras son las bandas rugosas del suelo.

Antes muchísimas personas ciegas caían entre vagón y vagón

porque, al querer entrar con su bastón, tocaban suelo,

pero tocaba lo que había enfrente y no había suelo.

Con esas bandas se ha solucionado. Pero en tu caso falló esa seguridad.

-Tiene que haber algún sistema que lo mejore o que lo perfeccione,

no sé, que lo evite.

¿Te sentiste como un poquito abandonada cuando pasó todo esto?

Un poco sí.

Me sentía abandonada

porque nadie me ha venido a ver ni me han preguntado nada.

Un poco de humanidad. Debe de haber alguna persona...

Tras 12 operaciones.

Yo creo que has hecho muy bien al venir a contarnos tu historia.

Te creo felicitar, como antes decía a Jordi,

por el estado de ánimo que tienes,

que es maravilloso como un ejemplo de superación.

Felicidades, de corazón. Muchas gracias.

En serio.

(Aplausos)

Ojalá podamos encontrar una solución para que tengas esa cadera.

Eso ya no, me lo ha prohibido el médico.

Con una sonrisa en la boca.

Me parece increíble cómo lo explicas todo.

No vienes a hacerte la víctima

teniendo en cuenta que hay una sentencia en el aire,

ni tienes interés en... No, no, vienes con una sonrisa.

Una opinión positiva, es genial.

Porque la vida la vivo yo y es mía, mía, mía.

Si yo no estoy bien...

El mensaje que está dándole es tan maravilloso...

"Me queda lo mejor y pienso vivir la vida a tope".

Por eso te digo que gracias y felicidades. Y hasta siempre.

Ponemos el final con Luis del Olmo. Cuando quieras.

Ni te juzgo ni te absuelvo. Allá tú y tu conciencia.

Solo tengo dolor y decepción y rabia.

Y la extraña sensación de haber errado entregándome a ti

con el amor por medio.

Ni te juzgo ni te absuelvo, allá tú y tu conciencia.

Manifiestan mis ojos cuando evoco tu nombre

y sonríen mis labios a conjuro del beso.

Ni alondra sen las manos en torno a tus caricias,

ni un proyecto cristalizando afectos.

Solo albergo en el alma un oscuro cansancio.

La tristeza perenne que hay en la flor marchita

y este sabor de azufre que me quema la boca.

Qué mal pagaste, amor,

qué mal pagaste a quien hubiese dado tu vida por la suya

sin dudar un instante.

Y tú sabes que es cierto.

Ni te juzgo ni te absuelvo, allá tú y tu conciencia.

No soy juez ni Dios.

Al fin y al cabo,

todo aquel que hace daño se denigra a sí mismo.

Y es bastante castigo soportar la tortura de vivir cada día

con los remordimientos.

(Aplausos)

Gracias, Luis.

Nuestros invitados nos han demostrado que se puede hacer todo

y dejarnos ese buen sabor de boca.

Gracias por su atención y quédense que llega "MasterChef".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hora punta - 28/05/18

Hora punta - 28/05/18

28 may 2018

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Cuenta con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentan las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 28/05/18" ver menos sobre "Hora punta - 28/05/18"
Programas completos (311)
Clips

Los últimos 500 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos