www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4602564
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 15/05/18 - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenas noches.

Bienvenidos a "Hora punta". Alejandra, buenas noches.

Vamos a tener con nosotros al que fue el hombre más obeso de España.

En España una de cada cuatro personas padece obesidad.

Nuestros indicados llegaron al extremo.

Es una enfermedad que sufre el 25% de la población en España.

Juan Manuel ha conseguido casi lo imposible.

Ha pasado de 307 a 117 kilos.

Brenda pesa 117 kilos y está desesperada. Lleva cinco años

esperando a ser operada. Valentín ha empezado a perder

peso tras sufrir un infarto.

España es el segundo país de Europa con más personas con sobrepeso.

¿Qué talla en nuestros hábitos alimenticios?

Juan Manuel está con nosotros. Buenas noches.

Es tremendo.

¿Qué se siente al ser la persona más obesa de España?

Al principio...

No me daba cuenta de lo que era.

A los 12 años pesaba 166 kilos.

Ya pesaba eso con 12 años.

¿No eras consciente de que algo iba mal?

Me daba cuenta de la gente.

Por las cosas que me rodeaban.

Por el desprecio y el acoso escolar.

Imagino.

Los niños no quería jugar contigo. Te dejaban apartado.

No podía hacer lo que ellos hacían.

Ni correr ni tener educación física. Insultos, desprecios...

Es lo habitual cuando un niño es diferente a otro.

Yo llegué a no caber en el pupitre.

Me hicieron un especial.

¿Tenías un problema físico o comías muchísimo?

Siempre comía lo que yo quería.

Pero tenía una enfermedad. No era normal.

Yo comía a cada momento.

Sin embargo, tus padres tenían que saber que no era normal

que a esa edad pesases 166 kilos.

Me llevaron a médicos mis padres, pero yo era muy cabezota.

No me daba cuenta.

¿Con qué edad te diste cuenta de que tenías un problema?

Con 28 años. Antes no era consciente.

Vamos a dar la bienvenida a un hombre que me ha sorprendido.

En su primera operación,

lo denunciaron porque no estaba bien visto el tipo de operaciones

que a ti te ha salvado la vida.

Recibimos al doctor Carlos Ballesta. Carlos... Bienvenido.

Gracias a usted.

Parece mentira, en su primera operación,

le denunciaron.

Consideraron que era mala praxis médica a operar a un paciente obeso.

¿Cómo se tenía que tratar a un paciente que tenía

semejante problema?

Estaba mal visto que se operara.

¿Qué se debía hacer?

En ese momento, se pensaba que no tenía voluntad

que tenía que dejar que tener, pero hay unos factores hormonales

que ya conocemos hoy mejor. Desde hace muchos años.

Tampoco tantos.

Los conceptos en medicina evolucionan rápido.

La primera fue en el año 95.

Ya habíamos tenido una olimpiada en Barcelona y una expo Sevilla.

Después de conocerla en el 87, en Toulouse,

desarrollé instrumentos y técnicas.

Supongo que tuvo mucho miedo por el riesgo de esa primera operación.

Podría fallecer el paciente.

A pesar de que la mayoría son éxitos.

Imagino que en la primera operación usted debió sentir algo de temor.

Siempre, cuando abres camino,

siempre tienes tus inquietudes

y dudas. Los pros y los contras.

En una mano pones los beneficios y en otras los riesgos.

Si los beneficios son más que los riesgos, no hay que dudarlo.

En el caso de nuestro invitado, ¿era operarse o morir?

El corazón es una bomba.

Lanza agua, en este caso, sangre a través de una cañería.

Si pisa la cañería de salida de la bomba, entonces,

el corazón late muy fuerte y se fortalece.

Lo tenemos publicado en Estados Unidos.

El ventrículo se hipertrofia.

Se puede provocar el infarto.

Pues no, no se ha muerto de infarto, se ha muerto de obeso.

Tenemos otra invitada con problemas parecidos a los tuyos.

Brenda ya está con nosotros.

¿Qué tal? Bienvenida.

Gracias.

(Aplausos)

Ponte con nosotros.

Hemos oído la historia de nuestro primer invitado

y estamos en shock. La tuya no fue tan extrema.

129.

Y hace poco, ¿eh? Y una altura de 1,58.

¿Tuviste problemas en el colegio?

Pues sí.

Los niños obesos son rechazados por sus compañeros.

Sus compañeros lo consideran tonto y torpe.

Lo consideran todo lo negativo. Hay estudios sobre eso.

Lo que acaba de decir es muy importante.

Si eres obeso a esa edad, ¿eres tonto?

También me decían que apestaba.

Al final, cuando lo oyes todos los días, te lo crees.

Y te entra la paranoia. Ducharte cada dos horas.

Y llevar toallitas.

Nosotros mismos somos más enemigos que los demás.

Y este pueden insultar,

pero a veces eres tú el que más mierda te echase encima

que los demás. Por decirlo de mala manera.

En tu caso, estás casado. Tienes una niña.

Es de mi pareja.

La acogí desde muy chica. Se llama Delia. La quiero mucho,

la verdad. La mando un saludo desde aquí.

¿Cómo llegaste tú con tu mujer?

--ligaste

Con mi mujer ligué a través de redes sociales y fue ella.

Yo pesaba 260 kilos.

Yo tenía una trampa en la redes sociales.

Mi hacía fotos de aquí para arriba. De aquí para arriba,

no es por presumir, pero soy un poco llamativo.

(Risas)

(Aplausos)

¿Qué pasó cuando ella se conoce y ve que pesas 260 kilos?

A mi mujer no la importó.

¿Se lo dijiste antes de conocerte?

No, la engañé.

¿Qué pasaba por tu cabeza?

¿Que pudiera darse la vuelta?

Exactamente.

El rechazo.

El no ya lo tenía.

Una vez que pasó eso,

pues intenté usar la magia del palique, como decimos en Cádiz

y tuve suerte.

Vamos hablar con un nombre que se ganan la vida en un taxi.

Se llama Valentín. Buenas noches. Un placer. Adelante, por favor.

Claro, en tu caso, Valentín, es complicado,

porque pasas muchas horas sentado frente a un volante.

¿Agrava mucho más tu situación?

¿O no tiene nada que ver?

Tú no podías coger un taxi.

Me cargaba las camas.

Cada vez que hacía el salto del dragón...

Hasta que dije que se había acabado.

Ahora, por favor, cama de ladrillo.

Y solución total.

¿Es fácil mantener el humor cuando se tiene ese sobrepeso?

Pero él es muy bueno.

Que nos tiene que cantar antes de que termine el programa.

-Voy a contar cómo sucedió eso, ¿vale?

Los primeros meses, estuve abatidos.

Después de la operación, más rápidos.

--batidos

Hace un hambre que le compuse una canción al doctor.

Doctora, me va a matar.

No comas, no bebas, no fumes más.

La mortadela y el choped me tocan las palmas...

(Aplausos)

(Risas)

Fíjate el hambre que pasé yo cuando el doctor me operó.

(Risas)

De verdad, es genial.

Claro, Valentín, tú llegaste a pesar 190 kilos.

¿Cómo llegas a esta situación? ¿Cómo no lo pudiste frenar?

Estás siempre comiendo bien.

Y comiendo por la noche.

Yo reventé con 190 kilos. Me lo dijo el corazón.

No era consciente.

Siempre pensada en trabajar y pasármelo bien.

Y cenaba como un señor.

Brenda, ¿por qué pasa esto?

¿Os llegáis a autoengañar?

La verdad es que toda la vida estado a dieta.

--he

Pero tú también encontraste pareja.

Bueno, yo le encontré por la PlayStation.

Y también el engaño de la foto de aquí para arriba.

¿Tenías tu técnica para decirle a tu novio lo que pensabas?

Al principio, de fotos, poder nada.

Jugábamos en la PlayStation.

Hablábamos por el micrófono.

Primero, la cara.

Pero no le enseñabas esta foto y le decías peso tanto

y tengo este problema.

Estuviste así dos años. Hoy es extraño.

¿Por inseguridad?

Por miedo al rechazo, básicamente.

Tengo la suerte de que es de Valencia.

Y yo soy de aquí, de Barcelona.

En tren son dos horas y media.

Pero si pones excusas,

como estaba en el centro de trastornos,

la verdad es que pones excusas.

¿Qué sucede cuando os veis?

¿Le hablas de tu peso?

Le había dicho que estaba en un centro para adelgazar.

La verdad es que yo di el paso después de mucha terapia.

Cogí el tren.

En el tren pensaba en darme la vuelta.

Bueno, al final vas allí...

¿Te esperada en la estación?

Claro, y su madre.

--esperaba

Claro, y su madre.

Cuando llegas allí, ¿ves algo extraño en sus miradas?

Aparte de enfrentarme al novio, me tenía que enfrentar a la madre.

Aparte de enfrentarme al novio, me tenía que enfrentar a la madre.

Pensé que no le iba a gustar.

Das el paso, vas a Valencia.

Dos años hablando. Y todo es normal, todo fluye.

Llegaste a pesar 128 kilos.

Ahora estoy en 117.

¿Hay prevista operación?

Llevo cinco años esperando.

En lista de espera.

Todavía no he visto al cirujano.

Según el endocrino, me quedan como mucho tres años.

-Yo estaba en espera. Pero no llegué.

Me dio el infarto.

-Quería mandar un saludo. Mañana es el aniversario

de mi primo. Un saludo para mi primo Jesús y su mujer, Cristina.

Yo pensé que nos ibas a hacer otra canción.

Oye, se queda muy bien lo del cante, macho.

Más o menos.

Se te da muy bien la canción.

Pero tenemos Luis del Olmo,

que se le da muy bien la palabra. Y pon el final del programa.

Por el 5 de enero ponía mi calzado cabrero a la luz del día.

Mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos ni trajes ni palabras,

siempre tuve penas y cabras.

Me vistió la pobreza, me lamió el cuerpo del río.

Me limpiaba la cabeza el rocío.

Por el 5 de enero,

para el seis yo quería el mundo entero

fuera una juguetería.

Dando unas vueltas, mis abarcas sin nada,

mis abarcas desiertas.

Gracias, Luis, como siempre.

Ustedes, muchísimas gracias por estar ahí en La 1 de TVE.

  • Hora punta - 15/05/18

Hora punta - 15/05/18

15 may 2018

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Cuenta con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentan las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 15/05/18" ver menos sobre "Hora punta - 15/05/18"
Programas completos (305)
Clips

Los últimos 493 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos