www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4399649
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 02/01/18 - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenas noches y feliz año a todos,

también a Anthony Blake. Buenas noches.

Buenas noches. Feliz año.

¿Qué tal? Alejandra Castelló.

Buenas noches. Alejandra, ¿qué tal?

Antes de que entren en materia,

y deseando que hayan tenido una feliz salida

y mejor entrada de año, decir que empezaremos el programa de hoy

con alguien muy especial, Manel Atserias,

que ha sufrido TOC, trastorno obsesivo-compulsivo.

Se llegaba a lavar las manos 50 veces al día

o, por ejemplo, tenía que escribirlo todo 25 veces,

incluidos exámenes.

25 veces hasta que entregaba el examen.

De todo el mundo TOC vamos a hablar en nada, en unos minutos,

y, además, con expertos, pero ¿qué tienes para nosotros?

Pues mira, una pequeña historia de Navidad. Buenas noches a todos.

Como estamos en la fecha en la que estamos

y estamos muy próximos a los reyes magos, eh...

Esto tiene que ver con el primer juego de magia

que a mí me enseñaron en mi vida, que fue mi padre.

Y a mi padre parece ser que se lo enseñó su padre,

es decir, mi abuelo.

Unas Navidades me enseñaron cuáles eran los juguetes

con los que mi abuelo había jugado

y con los que mi abuelo había trabajado

y, curiosamente, me encontré con que había uno que sonaba

y había otro que hacía ruiditos, sí.

Sí. Pon la mano encima,

pon la mano encima, aprieta. (RÍE)

Sí, es obvio, es obvio. Mira, cógelo por ahí.

Movemos así. Una maraca. Sí, sí.

Vale, déjalo aquí.

Y, entonces, lo que sí vamos a hacer es una cosa,

quiero que los dos pongáis la mano encima de cada uno de los juguetes

y que hagáis que cogéis el sonido.

Exacto.

Y ahora, por favor, cambiaros de lugar.

Vale.

Yo ahora voy a decir las palabras mágicas que me enseñó mi abuelo,

pero, evidentemente, no las voy a decir en voz alta.

Quiero que pongáis las manos encima y abráis vuestra mano

y apoyéis encima del juguete que tenéis debajo.

Perfecto. ¿Quieres apretar?

(Silencio)

¿Quieres cogerlo y moverlo, por favor?

(Silencio)

No... No se oye nada.

Alejandra, ¿quieres coger en tu mano y moverlo?

(Maraca)

Pero ¿esto no lo hacía esto? ¿Quieres, por favor, apretarlo?

(Pelota)

(Aplausos)

(Música)

Qué fuerte.

Con esta ilusión quiero desearles a todos

que este próximo año es el bueno.

Sí. De verdad.

Si puedes imaginarlo, puedes conseguirlo.

Feliz año a todos. Javier.

Y no se pierdan a Anthony Blake en directo

en cualquiera de sus actuaciones porque se irán a casa diciendo:

"Pero ¿qué he visto? ¿Y cómo es posible?"

Gracias, Anthony. Muchas gracias.

Gracias. Y entramos en materia.

El programa de hoy se centra hablando

de los trastornos obsesivos-compulsivos.

La verdad es que hay mucha gente que lo sufre en España

y no es un tema, no es un tema menor,

no es un tema que tenga poca importancia. Atentos.

El trastorno obsesivo-compulsivo

es una de las cinco patologías psiquiátricas más frecuentes

y según la OMS una de las 20 enfermedades

más incapacitantes.

-Hablamos de pensamientos, imágenes o impulsos

que acuden a la cabeza sin que la persona lo desee

y que desencadenan una serie de rituales.

Las obsesiones más frecuentes son las de comprobación,

orden y simetría, y los rituales más frecuentes

son los de higiene o limpieza.

-Uno, dos, tres.

-Estamos acostumbrados a que el cine lo trate como algo cómico.

-Uno, dos, tres. Tengo muchos tics.

-Pero este trastorno atormenta a las personas que lo padecen.

-Tenía pensamientos obsesivos cada dos minutos.

Tenía que comprobar las cosas mínimo 50 veces,

era esclavo de mis pensamientos obsesivos.

(Música)

Y ya está con nosotros el protagonista, Manel Atserias.

Buenas noches. Un placer. Gracias.

También Valentín Villagrasa, buenas noches.

Teresa Bueyes, abogada. Feliz año a todos, lo primero.

Feliz año, Teresa. Y Xavi Collado.

Feliz año, Javier.

Pero, claro, lo decía anteriormente,

mucha gente lo sufre en España, muchísima,

más de la gente que esperamos o que pensamos.

Incluso hay gente que no sabe que tiene un TOC, ¿verdad?

Exacto.

En tu caso, tú eras capaz, o tenías, mejor dicho,

que escribir 25 veces un examen antes de entregarlo.

Sí, yo me acuerdo que cuando estaba en la carrera,

en los exámenes, por ejemplo, cuando tenía un pensamiento intrusivo,

que siempre tiene un carácter negativo.

Imagínate: "Va a suceder una desgracia",

por el mero hecho de pensarlo.

Si no pronunciaba un conjunto de números o de palabras,

que era como una especie de fórmula para sacar este pensamiento

y poder continuar, si no lo hacía y continuaba escribiendo,

el pensamiento se quedaba enquistado aquí.

Toma ya.

Hasta que llegaba un punto

en el que tenía una necesidad imperiosa de decir la fórmula

y cuando llegaba ese momento tenía que volver al momento

donde tuve ese pensamiento y volver a reescribir

todo de nuevo.

Perdona, Manel, tú eres abogado. Sí.

Por tanto, ha tenido que ser un infierno para ti la carrera.

Parecía que cuando me veían los compañeros en la escuela,

porque yo empecé a tener la primera sintomatología

a los seis años.

Era muy leve, lo típico de pisar determinadas baldosas,

tocar según qué si tenía determinado pensamiento

para contrarrestar los efectos.

Esto, perdón, yo creo que nos ha pasado un poquito a todos.

Simplemente que pensábamos que era una manía.

Una cosa son manías, que tenemos todos, todos.

La cuestión es desde el momento en que estas manías

ya empiezan a interferir en tu vida diaria,

en tus quehaceres diarios, aquí es donde ya empieza

a haber un problema.

Es decir, cuando te domina la manía. Exacto.

Cuando tú tienes una necesidad imperiosa de llevar a cabo,

por ejemplo,... Por ejemplo, si me permites,

lo que te pasaba a ti también,

que te lavabas las manos 50 veces al día.

Sí.

50 veces como mínimo, pero también, por ejemplo,

cuando cerraba la puerta de mi casa y me tenía que ir a la universidad,

pues tenía que volver 25 veces.

Mi núcleo duro ha sido el pensamiento mágico, es decir,...

¿Qué quieres decir?

Es decir, por ejemplo, voy andando por la calle,

yo andaba por la calle y, de repente, pum,

me venía un pensamiento de: "Va a suceder una desgracia".

Entonces, yo no me podía permitir el lujo de tener ese pensamiento.

Todo el mundo tiene pensamientos intrusivos al cabo del día,

lo que pasa es que la diferencia es que una persona que tiene TOC

este pensamiento permanece y no se va hasta que la persona

lleva a cabo un ritual.

En mi caso, paseo de Gracia, Barcelona,

iba andando, me cruzaba con una persona

y si tenía ese pensamiento en ese momento,

tenía que girarme, volver en el punto

donde había tenido el pensamiento obsesivo,

hacer como una especie de fotografía mental

de parpadear dos veces y pronunciar una fórmula.

Perdón, perdón, perdón. Mira, ¿puedes repetir otra vez?

Te lo agradecería porque me parece muy interesante,

pero me he perdido en un momento determinado.

O sea, tú vas caminando por cualquier calle.

Sí. Pongamos, paseo de Gracia,

lo conoce todo el mundo, igual que la Gran vía de Madrid, ¿no?

¿Y qué ocurría en ese momento?

Es decir, tú veías a una persona,

¿y por qué te fijabas en esa persona?

No, no, o sea, tú vas caminando, haciendo tu marcha

y, de repente, aparece el pensamiento.

Te llega el pensamiento. Claro.

¿En tu caso, qué era?

Normalmente, bueno, lo más horroroso que te puedes imaginar,

pues accidentes, muerte, etc., etc. De golpe.

Sí, sí. Vale.

Entonces, cuando este pensamiento entraba y yo cruzaba,

digamos que esa persona como que quedaba contaminada,

contaminada en el sentido de decir:

"No quiero que a esta persona le ocurra".

O sea, tú creías que la persona que se cruzaba contigo,

digamos que le afectaba lo que a ti te pasa

y a él o a ella le podía ocurrir algo malo.

Exacto. Entonces, ¿qué hacías?

Entonces, yo lo que tenía que hacer era el ritual.

Claro.

Y el ritual es el mecanismo que elaboramos las personas

que padecemos TOC para que este pensamiento que permanece

se diluya y la ansiedad...

Es decir, hacías como un conjuro. Como un conjuro, exacto.

Como una fórmula mágica.

Y en tu caso era volver al lugar donde el pensamiento

te había invadido, pestañear dos veces.

Sí. Y con eso se iba.

Y decir unos números y unas palabras.

Dios mío, increíble lo que estás explicando.

Porque, además, claro, hablamos de que eres abogado,

que eres una persona formada,

porque mucha gente puede pensar que esto a gente

con un cierto nivel intelectual o una formación no le ocurre,

que está a salvo, y no, el TOC no entiende de eso.

En mi profesión ya conozco a algunos. (RÍEN)

-Bueno, de hecho, yo quería... Teresa, por alusiones, abogada.

Por alusiones, sí que es verdad que yo creo que en el colectivo,

por ejemplo, de la abogacía, me parece entender

que sí que hay mucho,... ese trastorno se da sobremanera.

¿No es así?

-Sí, pero además no solo este trastorno,

sino también otros problemas de salud mental.

Por eso creé el Instituto de Salud Mental de la abogacía recientemente.

El drama que tiene esta patología es el diagnóstico tardío

Es decir, la media me parece que está en siete años,

desde que empiezas a manifestar la primera sintomatología

hasta que hay el diagnóstico. En mi caso fueron 14 años.

O sea, cuando el TOC ya estaba... Muy claro.

Sí. Estaba totalmente desatado.

Sí, yo estaba prácticamente rozando, rozando,

la incapacidad porque el TOC llegó a condicionar mi vida.

Imagínate tener pensamientos de esta naturaleza

cada dos o tres minutos desde que te levantas

hasta que te vas a dormir.

Pues es imposible, quizá,

tener una relación personal con nadie, ¿no?

O sea, afectiva. Tuve...

Es complicado que te aguanten todo eso, ¿verdad?

Sí, repercute en todas las facetas de la vida de aquella persona.

O sea, yo era esclavo de mis pensamientos obsesivos.

Claro, no eres libre. No era libre.

¿Sabes el favor que estás haciendo a muchísima gente

que te está viendo y que ahora mismo va a darse cuenta

de que no son bichos raros, si no que le pasa a mucha gente?

Además, tiene un tratamiento, evidentemente.

Aunque eso ya lo sabrán, evidentemente,

pero gente como tú, abogado,

que además tienes unas altas responsabilidades,

que le ocurre esto y que además tiene la valentía de explicarlo.

Yo estoy convencido que ahora mismo mucha gente se siente aliviada.

Yo creo que es el momento ya de normalizarlo,

de que por el mero hecho de padecer un problema de salud mental,

eso no quiere decir que la persona no sea apta para ejercer,

para trabajar, para estudiar, etc. Solo faltaría.

Hay el estigma, la lacra del estigma.

De hecho, si te parece, vamos a avanzar un poquito más

en esta historia porque, Alejandra, lo que explicaba hace un momento

nuestro invitado tiene que ver con el siguiente vídeo.

Para entender lo que sufre una persona con un TOC

vamos a ver una recreación que ha hecho un cineasta americano

que también sufre TOC para entender lo que sufre esta gente

con algo tan sencillo como puede ser el hecho de salir de casa.

(PIENSA) "¿Cuántas horas dormí?"

(ECO) "¿Cuántas horas dormí?"

(PIENSA) "Dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete.

Me siento mareado.

No sé si me voy a tomar mi medicina. ¿Debería tomarla?

¿Debería tomar mi medicina?

La medicina va a funcionar, no debo dejarla.

¿Cómo sé si está funcionando?

¿Estoy tomando la cantidad suficiente?

No dormí lo suficiente.

Dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho.

¿Mi corazón está latiendo rápido o lento?

¿Está bien eso?

No tengo apetito. No tengo hambre, ¿por qué?

Estoy enfermo. No estás enfermo, estás bien.

Quizá tenga demasiada hambre, no debería tener hambre.

Tengo demasiada hambre, podría ser por mi corazón.

Cuatro, cinco, seis, siete, ocho.

Estarás bien, es solo tu ansiedad.

Respira".

Tremendo el vídeo, esto es lo que nos cuenta

este director de cine de Búfalo que sufre un TOC.

Es increíble, ¿eh? Increíble.

Salir de casa cada día, ¿eh? Imagínate.

Pero para hablar de esto, profundizar en el tema,

tenemos a la psicóloga de la clínica Teknon de Barcelona,

Blanca Bueno, que además es presidenta

de la asociación TOC 2.0. Blanca, buenas noches.

(Aplausos)

Buenas noches.

Esto, entre otras muchas cosas, es lo que sufre una persona con TOC.

Sí, es increíble.

En alusión un poquito, hay que entender que el TOC afecta

al 3% de la población y sabemos, además, que está infradiagnosticado.

Claro.

Una de las cosas que hemos visto en este vídeo es que, además,

es una cosa muy típica dentro del TOC,

es decir, los pacientes no solo presentan un tipo

de síntomas obsesivos.

Es lo que llamamos nosotros la miscelánea

dentro de los síntomas clínicos propios del TOC,

que es que son pues algo comprobadores, algo limpiadores,

y una cosa que además es un síntoma muy central

dentro del trastorno obsesivo que es esta duda, ¿no?

Cuando él no sabía muy bien si se había tomado la medicación

o no me la he tomado, a pesar de que la tiene

completamente dividida entre lunes, martes, miércoles,

y por más que lo mire, pues no se puede quedar tranquilo.

Tienen que sufrir muchísimo, imagino.

Sí.

De hecho, es que dentro de la OMS se las considera

una de las 10 principales más incapacitantes,

porque además cuando los pacientes lo padecen de forma aguda,

eso no significa que a lo mejor luego puedan pasar a ser TOC más leves

o más moderados, ¿no? Hay que entender que...

Está claro, pero, por ejemplo, Manel, yo creo que en tu caso,

tú cuando estabas a punto de terminar un libro,

lo borraste entero para volver a comenzar.

Sí.

Por esa manía de hacerlo todo 25 veces.

Sí, cuando tenía un pensamiento de esa naturaleza

y no pronunciaba esa fórmula,

yo podía estar dos horas estudiando y subrayando un libro

y, como no había dicho esta fórmula,

y, o sea, tenía que volver a empezar de nuevo.

Luego tenía que coger una goma, tenía que borrar todo y empezar.

-A mí hay una cosa que me preocupa después de lo que ha dicho Manel

y de lo que has explicado tú, Blanca.

¿Las familias tienen...?

¿Os habéis encontrado que las familias

tienen tendencia a esconder el TOC?

-Depende de la familia.

Claro, a mí me costaría mucho, es decir, en los pocos estudios...

-Pero es muy fácil para un padre decir:

"No, el niño tiene manías". -Sí.

-Hay que entender que normalmente cuando el niño tiene manías,

muy probablemente el padre o la madre también tienen manías.

Ah, ¿sí? Precisamente, los TOC de inicio...

¿Es hereditario?

Hay un componente genético importante.

-Oye...

-Y cuando estás en una situación normal,

por ejemplo, viendo una película,

¿ahí puedes también tener que parar en seco por el trastorno?

-Ah, para terminar una película a veces, madre mía,

tenía que volver para atrás.

Claro, estaba viendo una película y, de repente, viene ese pensamiento,

un pensamiento intrusivo.

Claro, si yo no paraba el vídeo y no pronunciaba esa fórmula,

entonces lo que tenía que hacer era volver atrás

y volverme a tragar otra vez los 30 minutos.

Una pregunta, si me permitís, en nada, Teresa.

Si me permites una cosita, por favor.

Y es que el otro día, justamente cuando teníamos

en esta misma mesa a un grupo de superdotados

que nos decían que al final los superdotados se atraen

y, de hecho, las chicas se habían casado

con otros hombres superdotados y sus hijos eran superdotados.

Sabéis por dónde voy, ¿no?

¿Te entiende más una persona que tiene otro TOC?

Me refiero, ¿tendéis a juntaros más las personas que tenéis TOC

o es otra historia o al contrario, es peor?

A mí cuando me lo diagnosticaron lo primero que hice

fue divulgarlo, pero indiscriminadamente.

-Manel, yo sí quiero agradecer que hagáis visible este problema

porque la gente tiende a asociarlo siempre con la locura.

Una pregunta, Blanca.

Cuando le he hecho la pregunta, os he hecho la pregunta

de si las personas con TOC, digamos, se atraen más,

te has quedado así y te has callado, has dejado que hablara Manel.

Pero he tenido la sensación de que querías decir algo.

(RÍE) Ah, bueno.

Es que...

No, es curioso, porque me ha parecido muy dato,

me ha parecido muy curioso el dato de los niños superdotados.

Y de las parejas superdotadas. Y de las parejas superdotadas.

Que se atraen entre ellos. Pero...

No... conozco estudios epidemiológicos,

o estudios que hayan valorado

en este o en otros trastornos de ansiedad, o en el TOC mismo,

y me ha llamado mucho la atención.

Sea como sea, Blanca Bueno, muchísimas gracias, de verdad,

por haber estado con nosotros. Manel, ¿qué te voy a contar?

Me parece de una valentía maravillosa

que estés aquí dando la cara, explicando todo esto,

así que, de verdad, gracias de todo corazón, en serio.

(Aplausos)

Blanca, gracias. En serio, un placer.

Presidenta de la asociación TOC 2.0.

Pero atentos a estas imágenes, son impresionantes

y están producidas por un jabalí urbano,

sí, sí, como lo oyen.

En este caso, lo sufrió una vecina

de un barrio colindante con Barcelona,

una zona... colindante con un bosque,

la zona de Collserola,

pero tenemos a un experto y, de hecho,

es el experto Carles Conejero. Carles, buenas noches.

Buenas noches.

Porque es responsable del control de plagas,

el proyecto jabalí en Cataluña, control de plagas.

Pero, justamente, antes de hablar con nuestro experto,

quiero que veamos un vídeo que va a dejar bien claro

lo peligrosa que puede llegar a ser la superpoblación de jabalíes.

Un tema que a veces parece que sea poco importante,

pues atentos a estas imágenes.

1980, se cazan en España 30 000 jabalíes.

2016, la caza del jabalí aumenta en un 1000%.

Se capturan la friolera de 300 000 animales.

Aún así, la especie experimenta un crecimiento sin freno

que provoca que ya no vivan solo en la naturaleza.

2017, la invasión de los jabalíes es una realidad.

Se apoderan de carreteras y municipios cercanos

a Madrid y Barcelona.

Un peligro público que ha provocado accidentes de tráfico,

pero que no parece asustar a los vecinos.

Algunos incluso les dan de comer.

Quizás por eso campan ya a sus anchas,

hurgan en la basura, vuelcan contenedores

y se comen los restos.

Estos cerdos salvajes han llegado incluso

a atacar a personas.

Como veíamos al inicio justamente del programa

y, como decía, tenemos al responsable del proyecto jabalí,

que es Carles Conejero.

Carles, es tremendo.

Hace unos años 30 000 se mataban, ahora 300 000.

¿De qué número estamos hablando de sobrepoblación?

Bueno, pues los números son alarmantes, ¿no?

Pues en Collserola, Collserola... Yo hablo de lo que conozco más.

Collserola, la gente que no esté habituada

a lo que es la zona de Barcelona, es la zona perimetral

con uno de los mayores bosques que colindan barrios,

barrios de Barcelona, con esa zona boscosa.

Claro.

Pues allí, Collserola debería albergar

unos 300, 500 jabalíes como mucho y ahora mismo puede haber

una población en Collserola de unos 1000, 1500 fácilmente.

O sea, puede triplicar perfectamente.

Tres veces. Claro.

Es increíble. -No solamente en Barcelona,

en Salamanca, en Asturias, o sea, están con este mismo problema

que casi los estamos haciendo animales domésticos.

¿Cómo es posible que la gente participe en darles de comer

a estos animales? Perdóname, Teresa.

Es muy interesante,

casi los estamos haciendo animales domésticos,

pero, claro, el jabalí no se domestica.

No.

Y, de hecho, vamos con un ejemplo, vamos con la vecina justamente

de la zona en la que se encarga Carles de controlar

y que es una zona, como decíamos, perimetral entre el bosque

y Barcelona, Collserola,

Heike Tellmann, a la cual un jabalí le abrió la pierna por completo.

De repente me dice una de mis hijas, entonces 10 años, dice:

"Mamá, un jabalí".

Lo teníamos aproximadamente a 50 m.

No nos dio mucho tiempo ni a apartarnos ni nada,

que yo ya noté que me había pinchado algo,

una incisión rápida del colmillo, que son como cuchillas,

que te cortan en un segundo,

y me rasgó toda la pierna inferior y me abrió unos 15 cm.

Los jabalíes son muy listos, saben tumbar los contenedores,

incluso en nuestro pueblo, el ayuntamiento ha hecho anclajes

para que no los tumbaran

y en cuestión de 10 días aprendieron a tumbarlos.

Se han vuelto un peligro.

Siempre han sido y son animales salvajes,

lo que pasa es que creo que algunos conciudadanos

los tratan como si fueran animales domésticos.

Yo creo que los vecinos tenemos parte de responsabilidad

de lo que está pasando porque, por un lado,

hay personas, como hemos dicho antes, hay personas que dan de comer

a los jabalíes, que esto está muy mal hecho.

Claro, estamos viendo otra vez la herida brutal

que le produce el jabalí.

Ella casi no se da ni cuenta, no se da cuenta de la gravedad,

pero es que la abre por completo, ¿eh?

Sí, a ver, hay que tener claro que un jabalí...

A ver, los jabalíes ya sabéis que tienen un par de dientes aquí,

se los afilan con los de arriba, entonces, ¿qué pasa?

Que a la mínima que roce,

eso tiene un poder cortante bastante potente.

Hagamos una cosa, vamos a avanzar un poquito más

y así vamos a ver cómo le ocurrió a Heike Tellmann,

esta vecina de Barcelona, a la cual hemos visto

cómo un jabalí le abrió la pierna por completo.

No es un hecho aislado, atentos a estas imágenes.

El de Heike Tellmann no es un caso aislado,

cada vez son más los ataques de jabalíes.

Vean la terrible consecuencia con la que se encontró este cazador.

-Luego para que digáis que los jabalíes no,

que los jabalíes no, mira, mira. Mira lo que hacen los jabalíes.

Mira, para que se vea que no es mentira.

Mira, hostia, macho...

Te ha hecho buen desgarre, macho. -Hostia...

-La mordida es tan fuerte que incluso le rompe el pantalón.

La agresión se repite en otras personas heridas en piernas y brazos.

Cada vez son más, se sienten amenazados

y muchas veces responden de forma violenta

a la presencia humana.

Una situación de extrema gravedad.

Perdón, ya sé que no es para reír, pero es muy gracioso ver el tío

cómo va saltando. Yo también saltaría.

No, pero es que...

Y hay un perro, que habitualmente parece

como que el jabalí debería huir. No, el jabalí sigue tras él.

Las heridas son como de un cuchillo, perfectamente incisivas,

como si te hubieran dado una navajada.

-Los que hemos vivido en pueblos sabemos perfectamente

cuando el cazador lo primero que te dice es:

"Cuando dispares a un jabalí, acaba con él",

porque como dejes un jabalí herido, te va a perseguir hasta que te pille.

Yo he visto situaciones en las que el jabalí

ha ido detrás del cazador, el cazador en el árbol

y el jabalí esperando a que bajara el cazador, ¿eh?

¿Qué se puede hacer para controlar al jabalí

y que podamos seguir disfrutando de un animal maravilloso,

pero, claro, que no sea un peligro?

Pues concienciar a la gente, alimentas un jabalí

y le estás haciendo el peor mal que puede tener este animal,

lo estás acercando al único sitio

donde únicamente puede morir a manos humanas.

Carles Conejero, de verdad, apasionante este tema

porque vemos que es un problema que va para largo

y que expertos como vosotros decís,

claro, es que sin la comprensión de todos nosotros es imposible

poder hacer que el jabalí esté mejor,

que es como tiene que estar, y nosotros más seguros.

Lo decía Félix Rodríguez de la Fuente,

todavía está en su programa del jabalí, que habla del jabalí,

pues allí ya comentaba que las poblaciones de jabalíes

iban creciendo, iban creciendo, y es un problema

que no se le ha hecho caso hasta ahora.

Carles Conejero, muchísimas gracias, de todo corazón.

(Aplausos)

Gracias también a la mesa,

Valentín Villagrasa, Teresa Bueyes, Xavi Collado.

Buenas noches.

Y a ustedes, un placer que se hayan quedado con nosotros,

pero aún continua la programación de La 1,

no se la pierdan. Gracias.

(Música créditos)

  • Hora punta - 02/01/18

Hora punta - 02/01/18

02 ene 2018

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Cuenta con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentan las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 02/01/18 " ver menos sobre "Hora punta - 02/01/18 "
Programas completos (275)
Clips

Los últimos 463 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos