www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4059302
Historia de nuestro cine - El Tiempo de la felicidad (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad RTVE.

Ya estamos de vuelta, a medio camino entre la comedia inteligente

y el drama vital, se sitúa El tiempo de la felicidad,

la cuarta película del director Manuel Iborra,

al que acabamos de escuchar hace unos instantes en el coloquio

Historia de nuestro cine.

Encontraba lejos de la ciudad, en la Ibiza salvaje y hippy de los 70

el escenario perfecto para contar los conflictos, las dudas,

las miserias y también las grandezas de una familia tan atípica

como encantadora.

Lo que voy a contar ocurrió en el verano de 1970.

Mi padre era un famoso actor, y nos llevó a toda la familia

a pasar la vacaciones a Ibiza mientras rodaba una película.

Mamá, lo de ser actor es para maricones o vanidosos.

Hala.

No sé si me gustan los hombres o las mujeres.

No digas tonterías.

Selena tú estás como una cabra,

como le quites el novio a tu hermana, de verdad...

Tú vete, cerda.

Te la cargas.

Creo que me echado una novia.

¿Otra?

Qué pasa, papá.

Nada.

Qué pasa.

Pasa que tu madre se ha cansado de mí.

Y pasa que quiere que me vaya de casa.

Qué tal, Elsa, buenas noches. Hola, qué tal.

Hoy vamos a zambullirnos en la Ibiza hippy y libre de finales de los 60

y principios de los 70

que es donde transcurre esta historia de felicidad.

Sí, está esa Ibiza que en esa época era un mundo aparte

comparada con el resto de España

y que de alguna manera reflejaba el sueño de una vida diferente,

de un espacio de libertad

que no se correspondía con lo que era el resto del territorio nacional.

La película cuenta la llegada de esta familia a la isla,

contada desde el punto de vista de una de las hijas,

una hija adolescente, que hace un poco de portavoz

de lo que le ocurre a esa familia durante ese verano.

Yo creo que esta película trata de las cosas pequeñas,

porque no es una película con un argumento muy grande

donde pasen cosas muy complicadas.

El argumento es, aunque pasan cosas,

pero son cosas del mundo interior de cada uno.

El tiempo de la felicidad, pero una felicidad que no lo es tanto.

No, efectivamente,

la película habla de una felicidad que en realidad no existe.

Llegan a esta islas y se enfrentan con un conflicto familiar

que básicamente es que los padres, todas sus frustraciones salen a flote

nada más llegar a ese lugar paradisíaco.

Él es un actor que está rodando un spaghetti western,

con Yul Brynner y Claudia Cardinale.

Y ella es una actriz

que ha renunciado a su vocación de actriz de teatro por su familia.

¿Es que nunca voy a poder volver a hacer teatro?

Son..., vamos, tiran para adelante y si tienen..., son alegres.

La película sí tiene un punto nostálgico que es cuando arranca,

tiene un punto en supero 8, la música, Satí por un lado

y luego la música de la época, Dylan, Neil Young, Leonard Cohen,

todo eso nos lleva a la nostalgia,

pero en realidad lo que cuenta no tiene nada de idílico.

Entonces, hay cierta nostalgia formal, pero no en el fondo.

Y luego, es curioso,

la isla se presenta un poco como un territorio hostil,

por ejemplo, el mar, llueve, no es esa cosa como ideal, idílica del sol,

no no, llueve muchísimo, y el mar hasta te produce cierta angustia.

Y Verónica Forqué que está en el centro de esa familia,

como esa matriarca tan comprensiva, un papel de esos estupendos.

Bueno, es que es una de las cosas más que mejor funcionan de esta película

es la relación de ella con los hijos,

porque creo que demuestra, además, mucha sabiduría

el retrato de una madre moderna para la época

y como ella opta por educar a sus hijos respetándoles mucho

en un territorio de libertad y de amor,

y es muy bonito como los hijos responden a ese amor,

no solo con ella, también con el padre

que básicamente es un impresentable y un plasta,

y ella es la que sostiene la familia del todo.

Es una madre muy amorosa, muy entregada a sus hijos

y muy preocupada por lo que sus hijos están sintiendo y viviendo

y sobre todo, es un personaje que yo creo que escucha.

Otra de las cosas que funcionan muy bien es el feeling que existe

entre los actores, sobre todo entre las actrices,

y es que antes estuvo la serie.

Claro es que esta película..., Pepa y Pepe fue una serie de televisión

que a los que no lo recuerden tuvo muchísimo éxito,

que pintaba una familia española más, más..., era una cosa más cómica,

más costumbrista, y en el que Verónica Forqué era la madre,

era una madre más maruja, más típica familia española.

Esta es una familia más moderna, más de profesionales libres,

son actores, él cree en el amor libre, por ejemplo,

y Pepa y Pepe no iba por ahí,

pero tiene mucho de esa serie,

y sobre todo tanto Silvia Abascal como María Adanez, eran las hijas

de Verónica Forqué en esa serie.

Y esa complicidad entre las 3, yo creo que se ve en esta película.

Mamá, Nuria Espert va a montar Divinas palabras.

Podrías llamarla para que me hiciese una prueba.

Ya veremos.

El caso de Silvia Abascal era su primera película,

María Adanez también, no es la primera, pero es de las primeras.

y que efectivamente están muy bien, y luego también los 2 hijos,

Pepón Nieto que siempre...

Un papel muy complicado.

Tiene mucha gracia, muy, bueno, muy al límite todo el rato,

pero que está muy bien.

A que se me está rizando el pelo

Uy, sí, es verdad, se te está rizando el pelo.

Es un espástico que es feliz que está rodeado de cariño,

y que se siente totalmente integrado en su familia

y en relación a la sociedad también, porque él le han dicho desde pequeño

que no va tener ningún problema nunca

y que puede hacer en la vida todo lo que quiera y él lo tiene así de claro

Y luego Carlos Fuentes que yo no sé si te acordarás, era el protagonista

¿Cómo no me voy a acordar? Exacto que todas caímos enamoradas

de él desde el primer momento.

Y bueno, yo creo que los 4 componen un retrato muy bonito

de lo que es la adolescencia o esa primera o segunda adolescencia

según cada uno de los hermanos.

Se complementan muy bien los 4.

No hay nostalgia, pero también hay mucha felicidad en la película.

Sí, yo creo que al final la película tiene..., es una película positiva.

Sí, y bueno, está bien, pues como la vida, tiene sus cosas buenas

y sus cosas malas.

Gracias, Elsa.

El tiempo de la felicidad podría titularse también

El verano de la madurez,

no solo la de los 4 hijos de la pareja protagonista,

también, y muy especialmente, la de sus padres.

Entre risas y llantos,

y al ritmo de Bob Dylan, Janis Joplin y Leonard Cohen,

esta atípica familia española de los 70 va encontrando su lugar

  • El Tiempo de la felicidad (presentación)

Historia de nuestro cine - El Tiempo de la felicidad (presentación)

09 jun 2017

Programas completos (5)
Clips

Los últimos 788 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios