www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4711839
Historia de nuestro cine - Sex o no sex  (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

La revolución utópicas de finales de los años 60

trajeron consigo una liberación sexual

que no pudo germinar con la misma libertad

en todos los territorios.

En el caso español,

el espejismo aperturista del tardo franquismo

chocó con el legado

de varias décadas de profunda represión.

En ese contexto Julio Diamante propuso con "Sex o no sex"

propuso una incisiva farsa sobre las miserias del español medio,

que encontró en el rostro de José Sacristán

su más eficaz vía de expresión.

-¡Paquito!

Recuerda hijo,

los enemigos del hombre son tres:

El mundo, el demonio y la carne.

(RUGIDO)

-¿El tigre?

-¡Eyyyyyyyyy!

-El mundo está erotizado.

¿Quién lo deserotizará?

-¡Hombre! mira un Sex shop.

Voy a echar un vistazo.

Tu espérame fuera porque esto no es para señoras...

-¡Ah!

La señora quiere jugar un poquito.

(GONG)

-¡Lo mato!

¡Lo mato!

Jordi, Buenas noches. ¿Qué tal?

Muy bien. Buenas noches.

En primer lugar, quería hacerte una pregunta.

¿Tu crees que un personaje como Don Paco,

el protagonista de esta película,

dice mucho de la educación sexual

que hemos tenido en un país como España?

-Yo creo que Don Paco es un como un libro abierto

del estado de la cuestión sexual en la España de principios de los 70.

Físicamente, al principio de la película,

recuerda a un personaje de Forges,

un señor con bigotito, poquita cosa, apocado

y que ha recibido una educación muy represiva

la educación del franquismo,

una educación religiosa

en la que se demonizaba todo lo que tenía que ver con los sentidos

con el erotismo y con el placer.

-¿Le duele mucho?

-Al contrario, da un gustirrinín.

-Je, je.

¿Yo no se si esta película tiene que ver con el cine de destape,

pero probablemente no podamos situarla dentro de ese subgénero?

Lo que los expertos del cine de destape,

consideran la primera película oficial del cine del destape

se rodaría ese mismo año,

que era "Chicas de alquiler" de Ignacio Iquino.

"Sex o no sex", yo creo que no es propiamente una película de destape

porque no hay desnudos,

pero si forma parte de una corriente de películas de la época

en la que se empezaba a jugar

muy intencionadamente con la carnalidad de las actrices,

lo que ocurre es que el cine de destape,

no llegaría hasta mucho más tarde

y si que es verdad, que se inmortalizan dos arquetipos:

que es la mujer objeto

y el hombre salido

preferentemente en calzoncillos

y sin poder librarse de esa represión.

-¡Striqui!

-¡Oh!

Julio Diamante aplica una capa más.

Él está mirando todo ese proceso de una manera bastante irónica,

poniendo el dedo en la llaga

de un cine erótico que en el fondo

estaría a punto de llegar y manifestarse ya con la democracia.

Hacia el tramo final de la película vemos como las fantasías sexuales

del personaje protagonista están tratadas desde la parodia.

Háblame de eso.

Sí, Julio Diamante

lo que hace son microparodias de géneros cinematográficos.

Casi al principio de la película hay un momento "peuplun"

bastante grotesco

en el que aparece una muñeca hinchable

pero luego hay un momento en el que José Sacristán

decide poner en práctica una serie de fantasías sexuales,

y es muy interesante porque se ilustra que una fantasía sexual

es como una especie de puesta en escena.

El erotismo siempre es una puesta en escena.

Hay incluso referencias a lo que se llamaba entonces "el terror de bipas"

ese cine de terror español

y hay referencias a las películas de Paul Naschy haciendo de hombre lobo,

que curiosamente,

ese era uno de los subgéneros

donde se manifestaba tibiamente ese erotismo

en la España del momento.

La película también alude a situaciones muy arquetípicas

del cine porno,

de un cine porno que aquí en España tardaría aún en consolidarse

pero bueno, hay la típica situación

del fontanero que llega a casa

y se lía con la señora que le abre la puerta.

Hay un referencia muy directa y explícita al "Ultimo tango en Paris"

que es una película que aquí tardaría aún mucho en estrenarse

pero que algunos españoles ya habían podido ver,

haciendo viajes a Perpignan.

-Que derroche de imaginación.

He aquí el escenario.

Ahí también hay una cosa bastante testimonial

que es la abismal diferencia que había

en las cuestiones eróticas entre Francia y España.

Hay un momento en que los personajes viajan a Paris

y es un Paris de sex shop, de parejas liberales

donde reaparece el personaje de Antonio Ferrandis,

que ha sido el jefe de oficina del personaje de José Sacristán

y se ha convertido en una especie de hippi libertino

que se ha transformando completamente.

-A pares, ¿eh señor director?

¿Las dos para usted? ¿eh?

-Es preciso tener un concepto moderno y no exclusivista del amor.

Hablemos de los actores y de las actrices

citabas a José Sacristán, a Antonio Ferrandis,

hablemos también de ellas.

Ellas son Ágatha Lys, que explota el parecido que en ese momento

que varios intentaban asociarla con la imagen de Marilyn Monroe.

En la película tiene un apartamento decorado con posters de Marylin

y se crea ese efecto espejo

y ella hace de mujer objeto de una manera muy autoconsciente y divertida

Pero la gran sorpresa de la película

y es el corazón de la película

es Carmen Sevilla.

-Yo aprendí mucho de ti.

Aprendí mucho de muchísima gente

y tu eres mucho más joven que yo ¿eh?

-No tanto...

Es igual, ahí andamos.

En ese momento estaba ampliando muchísimo sus registros como actriz.

Había trabajado ya con Eloy de la Iglesia

en películas como "Nadie oyó gritar"

y "El techo de cristal"

y el mismo año en el que hizo "Sex o no sex" de Julio Diamante

protagonizaría "La loba y la paloma" de Gonzalo Suárez,

que también era una película muy arriesgada.

Y Carmen Sevilla está fascinante

porque hace una evolución de niña de luto casi...

a mujer permanentemente enlutada a esposa a la fuerza de José Sacristán,

que decide participar en estas fantasías sexuales delirantes,

donde vemos que el personaje de Don Paco es muy torpe,

no tiene ni idea de cómo tratar a una mujer.

-Pero Paco ¿no crees que te estás pasando?

Y en el plano de la nota anecdótica

hay que recordar un pequeñísimo papel de don Jaime de Mora y Aragón

haciendo de exhibicionista, que es digno de ser mencionado.

Muchas gracias Jordi.

Gracias a vosotros.

La dictadura estaba agonizando

pero el español medio aún tardaría en liberarse de cintura para abajo.

Sobre esa tensión entre moral impuesta e instinto amordazado

Julio Diamante formuló el dilema

que condiciona las vidas de Don Paco y Angélica.

Os dejamos con "Sex o no sex".

Subtítulos realizados por Elda Hidalgo Castañeda

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sex o no sex (presentación)

Historia de nuestro cine - Sex o no sex (presentación)

28 ago 2018

Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.064 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios