www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3127855
Historia de nuestro cine - Los Santos Inocentes - ver ahora
Transcripción completa

Esta noche vamos a ver una película brillante.

Todo un ejemplo de adaptación literaria

de una novela de Miguel Delibes.

Con una magnífica dirección, la de Mario Camus,

y unas interpretaciones llenas de verdad.

De hecho, dos de los actores protagonistas

fueron premiados en el festival de Cannes.

Alfredo Landa y Francisco Rabal.

"Los santos inocentes"

Milana bonita.

Milana bonita.

Tú oír, ver y callar.

A mandar, don Pedro, para eso estamos.

Que hijo de la gran puta.

¡Dios mío!

Unos abajo y otros arriba, es ley de vida, ¿no?

Milana bonita, Milana bonita.

"Los santos inocentes" es una de esas películas

que lo tiene todo, Fernando Méndez-Leite

vamos a empezar por el guión, por el principio

esa adaptación literaria es todo un ejemplo de adaptación.

Efectivamente, es un ejemplo de adaptación

porque Mario Camus con sus guionistas,

Manolo Matji y Antonio Larreta

cambiaron la estructura de la novela,

pero manteniendo una extrema fidelidad, realmente,

al sentido y a la literalidad del texto,

mantienen muchos, o la mayor parte de los diálogos de Delibes

que son estupendos, verdaderamente.

Y a Delibes le gustó esa adaptación, ese cambio de estructura.

A Delibes le gustó mucho porque es muy efectiva,

es más, Delibes no creía que su novela fuera cinematográfica,

mientras que Mario Camus pensó enseguida lo contrario,

la novela está escrita creo que en el 81, me parece,

y en cuanto Mario empezó a leerla dice que a la tercera o cuarta página

pensó que allí había una película.

Creo que si, que es muy cinematográfica,

porque yo la he visto así, si no no la hubiera hecho, claro.

Camus lo ha traducido muy sabiamente en unas imágenes poéticas,

al mismo tiempo muy duras, como yo creo que es la novela.

Qué tremenda la realidad que muestran "Los santos inocentes",

sobre todo también

para las generaciones que no hemos vivido esa época.

Algo debe quedar, pienso yo, de esa realidad,

pero, realmente España ha cambiado radicalmente

desde entonces, ¿no?

Son los tiempos, son las postrimerías del franquismo,

supongo que más o menos fines de los 60, primeros 70

quizás lo que refleja la película,

y, si, es un tiempo en que, seguía habiendo latifundios,

seguía habiendo amos y siervos,

era un poco la reproducción

de los siervos de la gleba de la Edad Media, ¿no?

el mantenimiento de esa estructura en que los siervos

están adscritos a la tierra

y los amos pueden hacer con ellos lo que les da la gana,

Mario es uno de los mejores

directores de la historia del cine español,

no cabe la menor duda,

porque es un estilo muy directo, muy seco, muy funcional,

pero, al mismo tiempo, muy personal,

hay un punto de vista todo el tiempo en la puesta en escena,

en la realización.

Decía yo al principio, que es brillante

en todos los aspectos esta película,

pero, qué importancia las interpretaciones,

cómo están todos,

esa veracidad, autenticidad que le dan al personaje.

Si, bueno, yo creo que el cine es un buen guión

y unos buenos actores

y que los demás estamos ahí, o estábamos, en mi caso,

- Quién sabe, Fernando - para no estropearlo, ¿no?

y yo creo que Mario debe pensar más o menos lo mismo.

Y, realmente, estos actores

es que estaban en ese momento en estado de gracia,

yo creo que cuando cogieron el guión vieron tan clara la película,

todos ellos,

son actores todos, además, muy inteligente,

entonces, si uno conocía a Paco Rabal y a Alfredo Landa

tenían muy poco que ver con esos personajes, ¿no?

pero no son solo ellos, sino que también los señoritos,

que son personajes muy desagradecidos,

- Claro. - porque son desagradecidos,

porque son tan, tan malos.

Yo, es que no tengo palabras

para expresar lo que mi corazón siente,

porque lo tengo, tac, tac, tac,

yo creo que es un triunfo del cine español

y que demostramos que los españoles cuando salimos fuera,

somos los mejores también.

Alfredo y yo somos la representación de Juan Diego, de Terele Pávez

y, sobre todo, de Mario Camus y de tantísima gente.

Alfredo Landa y Paco Rabal fueron reconocidos por sus interpretaciones

en el Festival de Cine de Cannes,

¿cómo fue el paso de la película por ese gran festival?

Si, la película tuvo un gran éxito en el festival de Cannes

y se sabía que en ese momento iba a tener algún premio,

estaba más o menos claro, y, aparte, claro,

las interpretaciones eran tan incontestables, ¿no?

el jurado lo presidía el gran actor inglés Dirk Bogarde,

el protagonista de "Muerte en Venecia", por ejemplo,

que unos años después se lo encontró Mario Camus en París

y en un café, de pronto, vio de lejos a Dirk Bogarde

y Dirk Bogarde le mandó un papelito con el camarero,

el papelito decía: "milana bonita".

Esa impresión que comentabas Fernando

que la película causó en el actor Dirk Bogarde

y también esa acogida calurosísima que tuvo en los cines

se repita en sus casas, que disfruten de "Los santos inocentes".

  • Los Santos Inocentes

Historia de nuestro cine - Los Santos Inocentes

14 may 2015

Elena S. Sánchez y Fernando Méndez-Leite, Director de Cine y escritor cinematográfico, presentan la película "Los Santos Inocentes" (1984).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Los Santos Inocentes" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Los Santos Inocentes"
Clips

Los últimos 764 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios