www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4100040
Historia de nuestro cine - Perros callejeros II (Presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Qué tal, buenas noches.

Dos años después de que "Perros callejeros"

otorgara carta de naturaleza a un subgénero tan genuinamente hispánico

como el cine kinki, José Antonio de la Loma

decidió retomar a su personajes en una nueva encrucijada

entre ficción y vida, reflejo de una problemática realidad social,

el cine kinki proporcionó a la cultura popular española

una sólida mitología de barrio conflictivo y arrabal.

¡La cartera!

¡Aahh! -¡Aah!

-Hace falta un coche que jale bien, un tío como tú al volate

y a pirárselas con la pasta.

-Bastante liado estoy como para meterme en atraco.

Coño, Pijo, ¿también te soltaron? -Antes que a ti, qué te creías.

-Somos tan malos que no nos quieren ni en la trena.

-¡Basta! Le digo que basta.

-Se están riendo de nosotros. ¿No lo ha visto, jefe?

-Quieren que lo diga, ¿sabes?

Que tú venías conmigo.

Pero no lo diré.

No tienen derecho a vivir. -¿Sabes qué dicen?

Que aún son buenos chicos porque hace tiempo deberías estar criando malvas.

-Vete, vete enseguida. -¿Qué pasa?

-Al Pijo le han cogido esta noche, os están buscando por una muerte.

-La muerte, ¿qué muerte? -No lo sé.

-Pero si no hemos hecho na'.

Qué tal Jordi, buenas noches. Muy bien.

La secuela de "Perros callejeros" llega dos años después de la primera

¿en qué contexto surge esta segunda película?

"Perros callejeros", la primera fue un éxito de taquilla

realmente espectacular.

Fue una de las películas españolas más taquilleras de ese año

y su director, José Antonio de la Loma,

no era, vamos, una persona dispuesta a desaprovechar un filón, nunca.

Siempre tenía una vocación muy comercial

y muy de lo que se llamaba un cine, hasta de explotación.

De hecho, entre una película y la otra dirigió

"Nunca en horas de clase", que era una película que intentaba

hablar de la prostitución adolescente pero también reflejar

el fenómeno de la música disco de finales de los 70 en España

que con la brecha generacional que eso podía suponer

como alguien como José Antonio de la Loma

pero de repente él quería reflejarlo y estar al día.

Él se había acercado con una visión muy redentorista,

algo paternalista con una mirada muy muy social,

una voluntad de reinserción de estos jóvenes

que en realidad eran producto de un problema social grave de la época.

-Hice todo lo posible pero fracasé.

Se fueron fundiendo en sus malos...

Malos momentos y con mucha rapidez murieron todos.

Vamos, no se salvó ni uno.

Al año después del estreno de "Perros callejeros"

las detenciones en España de menores de 21 años

habían alcanzado los diecisiete mil caso.

Realmente no era una cosa anecdótica.

Estas películas eran películas de bajo presupuesto

pero la labor de los especialistas lucia especialmente bien.

Eso lo vemos tanto en la persecución que abre la película

como la persecución en moto de "El chino"

que son quizá los dos momentos de acción más espectaculares.

Y tanto, sí.

Es muy curioso que la película comienza

con la proyección del copión de "Perros callejeros"

la están viendo los protagonistas,

y es que eso va a estar muy presente todo el tiempo.

Realidad, ficción, cine dentro del cine...

Esta película tiene directamente casi una naturaleza de metalenguaje

y de hecho es una proyección a la que no puede asistir el protagonista

porque está en busca y captura,

que el subtítulo de la película era eso, "En busca y captura".

Ángel Fernández Franco no puede asistir a esa proyección

pero luego todo eso va a estar muy presente

en uno de los giros más sorprendentes de la historia,

sorprendente pero fue estrictamente real,

los personajes viajan a Zaragoza para poder ver la película

que se habían perdido el estreno y eso les proporciona

la coartada para demostrar que no estaban en un hecho delictivo

que al final es el motivo

por el que les persiguen las fuerzas del orden.

Al mismo tiempo, aparece un personaje que hace del director,

de José Antonio de la Loma.

Esa figura muy preocupada y con la vida privada muy comprometida

por su vinculación con todas estas figuras.

-Quiero que me digas la verdad, Ángel,

culpable o inocente te voy a defender.

De nuevo tenemos a Ángel Fernández Franco,

ahí lo estamos viendo, como protagonista de esta historia

en la primera parte era "El Torete" y ahora es "El trompetilla".

Sí, porque "El Torete" en realidad era una invención,

o sea, "El Torete" es la figura creada por José Antonio de la Loma

para contar por delegación las andanzas de "El Vaquilla"

que en ese momento no pudo protagonizar la película

porque estaba en prisión.

Estaba en prisión o estaba también en búsqueda y captura.

-Lo que hiciste tú lo hubiera hecho yo, que el papel el mío.

-Si ya lo sé, si lo que explico es tu vida.

To' clavao.

La figura de "El Vaquilla" que está interpretada por Bernard Seray,

que es un actor profesional, para mí demasiado delicado

y demasiado rubio para dar la imagen de Juan José Moreno Cuenca

que a raíz también del fenómeno de estas películas

y de cómo también lo reflejaba la prensa de la época

y cómo lo afrontaba cierta prensa sensacionalista

se convirtió en una figura mediática.

Juan José Moreno Cuenca no estuvo presente en estas primera películas

de la Loma a pesar de que cantaban sus hazañas

y contaban, por así decirlo entre comillas,

sus grande éxitos o los hechos delictivos por los que fue conocido

pero sí que era una figura muy mediática

de la que luego supimos que había estudiado derecho en prisión

y luego, desafortunadamente, tuvo una muerte temprana

por cirrosis a los 41 años "El Vaquilla".

Era un cine popular que se alimentaba mucho de la vida,

de lo que estaba sucediendo

y de hecho la famosa escena está del atropello de la anciana

fue realmente uno de los acontecimientos

que más persiguieron y más condicionaron luego la condena

que tuvo "El Vaquilla".

Para mí una de las grande sorpresas de la película

es ver a Agustí Villaronga

en uno de los papeles de amigos de "El Trompetilla".

Sí, bueno de amigo... De amigo, eso te iba a decir.

O de enemigo interior.

Vicente es un proxeneta muy violento y muy desagradable

y la verdad es que Agustí Villaronga lo hace estupendamente.

-Te voy a señalar pa' los restos.

Y al mal nacido del Ángel,

El Pijo te juro que le partirá el corazón.

¡Mierda!

Agustí Villaronga había hecho ya algunos papeles

a las órdenes de Juan José Porto, de Francesc Bellmunt

o de José Ramón Larraz pero yo creo que este es un papel

realmente con mucho peso y que tiene algo que ver

con un papel reciente que ha hecho Villaronga

que es también el malvado,

el villano de "Petit indi" de Marc Recha

que hace de otra figura turbia

en este caso asociada a la mafia de los Cantos de Jilgueros.

Pues muchísimas gracias, vamos ya a ver la película

y el viernes te espero en el coloquio,

que profundizaremos mucho sobre el cine kinki.

Estupendo.

Gracias, Jordi. Muchas gracias.

Delincuencia, ajustes de cuentas, persecuciones,

abusos, violaciones, prostitución...

En ese ambiente hostil que José Antonio de la Loma

situaba en la Barcelona de finales de los 70

trascurre la secuela de "Perros callejeros"

y la precuela de "Los últimos golpes de El Torete"

cine kinki en estado puro de la mano de uno de sus creadores.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Perros callejeros II (Presentación)

Historia de nuestro cine - Perros callejeros II (Presentación)

05 jul 2017

Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.049 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios