www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4551484
Historia de nuestro cine - Mamá es boba (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Los infiernos cotidianos que en una ciudad de provincia

sufre un niño hipersensible, víctima de acoso,

se multiplican cuando sus padres se convierten en protagonistas

de una cruel ceremonia del ridículo.

La humillación y la vergüenza ajena

se convirtieron en los arriesgados materiales

para construir una comedia agridulce en "Mamá es boba",

la ópera prima de Santiago Lorenzo.

Mis padres siempre hacen el ridículo allí donde van.

Siempre me da vergüenza de ellos.

-Hemos venido aquí a poner en pie "Teleaquí"

-Ahora que tenemos teléfono y todo,

solo falta que nos den trabajito a alguno.

-Ay, que boba.

-Como el lunes no haya aquí una tía de limpieza,

yo me vuelvo a Madrid.

-¡Trabajo!

-Ya tenemos estrellona para el cachito de la danza.

-Tu eres presentadora de Teleaquí.

-Asiste así a una rogresiva descalificación.

Ay, como se tenían que aburrir aquí antes de que llegáramos nosotros .

-Pero aquí en Teleaquí te traen en palmitas.

Esto es corruptela.

¿Qué tal, Jordi? buenas noches. Muy bien.

"Mamá es boba" es una película que tiene una cierta aureola

de obra maldita.

¿Cuál es la singular naturaleza de esta película?

La verdad es que es una película que para mí supone

la síntesis perfecta del universo de Santiago Lorenzo,

que como sabes, es un universo que empezó

en lo cinematográfico y ha ido derivando hacia lo literario

¿Qué es el mundo de Santiago Lorenzo? Bueno, yo creo que,

que de repente hay un interés

que aparece como una constante en su obra

por reflejar de alguna manera la melancolía

y la desconexión de una ciudad de provincia

o de un extrarradio urbano

y en el centro aparecen siempre personajes que están...

justamente marcados también por ese desamparo

y por una cierta aureola también de inocencia ¿no?

Creo que en la película hay un dispositivo muy complejo

en el que el director no mira a sus personajes

ni con condescendencia ni con amabilidad,

empezando por la voz narradora que es la del niño protagonista,

que habla de sus padres de una manera bastante severa.

-Cada vez mi madre queda más como una idiota

delante de todo el mundo.

-Todo lo que está ahí escrito me ha pasado a mí, o sea que,

no es autobiográfico, es ultra, híper, súper... autobiográfico.

-La película se presentó por primera vez en la Seminci

y la verdad, que la recepción crítica que tuvo fue un poco problemática.

O sea, la crítica no la recibió bien.

¿A qué crees que se debió en su momento ese desencuentro

entre la película y la crítica?

Yo no sé si es por cuestiones de limitaciones de producción

o por cuestiones de inexperiencia del propio Santiago Lorenzo,

que era su primer largo.

Hay algunas deficiencias técnicas notorias, especialmente,

en la mezcla de sonido,

hay partes de la película que cuesta...

escuchar o descifrar.

Tenía una trayectoria ya importante en el campo del cortometraje

y había hecho un corto como "Manualidades"

que era una reflexión sobre el cine,

en clave también bastante cruel.

Era una idea negra muy... muy dura, ¿no?

La verdad es que Santiago Lorenzo a los espectadores

que esperaban algo convencional

no se lo ponía fácil.

O sea, la película es rara en todo,

empezando por el uso de trampantojos.

Hay una secuencia increíble, donde, Cristina Marcos

dirige a una serie de personajes por los interiores

del edificio de esa televisión local

y cada cambio de planos es un espejismo

que desorienta al espectador.

La escena de la fiesta hay una manifiesta desincronización

de la música, del sonido, que, también es un gesto intencionado.

Luego hay pequeños detalles en el diseño de producción

hay unas escobas angulosas,

hay puertas de diseños absurdos,

que de repente son elementos que coloca ahí, Santiago Lorenzo,

para sumar un poco de extrañeza a toda la textura de la película.

-Yo moralmente estoy hecho un lío y éticamente también.

Y esta película es un fantástico lío.

Santiago Lorenzo no deja muy bien parado al medio televisivo.

¿Se estaba fijando en algún fenómeno mediático del momento?

La verdad, es que sí, la película es del año 97

que justo es el año en el que Carmen Sevilla

deja de presentar el Telecupón.

Carmen Sevilla en el Telecupón,

de alguna manera, abre una especie de tapa extraña

dentro del estrellato televisivo,

donde de repente, el sentido del espectáculo está

en la confusión, en la torpeza, en el error,

en no encajar dentro de los patrones profesionales,

y un poco, la película habla de eso

de como los medios de comunicación

de repente descubren el filón,

de esta fama envenenada ¿no?

De la estrella, que no sabe que está ahí

para ser cuestionada, para ser señalada etc.

Y la película yo creo que establece un vínculo muy directo

entre el acoso, de patio de colegio, que es lo que le ocurre al niño,

y esta gran humillación pública

de la que es víctima tanto, Genma Perduli,

tanto la madre como el padre

cuando concursa en un programa televisivo.

Eduardo Antuña y Faustina Camacho son los actores

que dan vida a la pareja protagonista.

Todo un hallazgo.

También están muy bien rodeados, pero es que esa pareja,

representa la perfección del papel.

Yo creo que el gran hallazgo, efectivamente es esa pareja.

Lo cierto es que Eduardo Antuña luego ha tenido bastante fortuna

como actor cómico,

podemos verle, sin ir mas lejos mañana

en una película como la "Comunidad"

y también aparece en la programación de esta semana en "Carne de gallina"

Le hemos visto en series como ¿Qué fue de Jorge Sanz?

y realmente ha encontrado ahí su lugar,

y yo creo que hubiese sido también un grandísimo secundario,

en manos de Berlanga o en manos de cualquier director italiano.

-Que no, que no, que no que me da vergüenza, que no.

-Imagínate...

-En la piel de Genma Perduli, Faustina Camacho está...

no menos grandiosa ¿no?

Tiene ese personaje, y esa mujer es increíble.

Lo triste es que Faustina Camacho no llegó a ver la película estrenada

porque murió víctima de un cáncer

mientras estaba ultimando el proyecto.

Y Faustina Camacho que venía del ámbito teatral

yo creo que hubiese tenido también un gran futuro por delante.

Frente a ellos está Cristina Marcos y Ginés García Millán,

que interpretan un poco a los malos de la película,

los que montan esta cadena televisiva.

En la película realmente no hay arquetipos ni elementos simples,

o sea, que los personajes victimizados

también tienen su lado oscuro.

De alguna manera,

a quien no salva de ningún modo Santiago Lorenzo es...

es a esos poderosos

que utilizan un poco su pequeña parcela de poder,

para convertirla en una especie de prolongación mediática

de las crueldades de patio de colegio.

Bueno, vamos a ver la película, gracias, Jordi.

¿Quién dijo que la comedia era un género idóneo para el escapismo?

Con una mirada lúcida que no excluyó ni la tristeza,

ni el dolor,

Santiago Lorenzo propuso en "Mamá es boba"

una de las sátiras más feroces

sobre un mundo de despiadada explotación mediática,

pero también, una obra universal

acerca de los infortunios de la virtud

y su alta capacidad de supervivencia.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mamá es boba (presentación)

Historia de nuestro cine - Mamá es boba (presentación)

04 abr 2018

Programas completos (5)
Clips

Los últimos 1.110 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios