www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3513975
Historia de nuestro cine - Un hombre va por el camino (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Buenas noches, bienvenidos.

Mañana martes se celebra

el día internacional de la mujer trabajadora

y con esa excusa, en "Historia de nuestro cine"

hemos programado una semana dedicada

al reflejo de esas mujeres trabajadoras

en el cine español en cinco épocas muy distintas.

Comenzamos rescatando la ópera prima de Manuel Mur Oti,

"Un hombre va por el camino" fue estrenada en 1949

y a pesar de su título nos habla de una mujer fuerte, independiente,

luchadora y adelantada a su tiempo.

¿A dónde va por aquí?

-Pues yo no voy a ninguna parte,

soy un hombre que va por el camino sin pensar a dónde pueda llegar.

-Puede quedarse aquí. Vivo completamente sola

desde que murió mi marido

sin tener a nadie que me ayude a labrar estas tierras.

-La viuda de la cumbre tiene un hombre en su casa.

-Cuando salga vestido con la ropa de papá, se parecerá mucho a él.

-Consigues independizarte, llegas a ser un vagabundo magnífico

y de pronto zas... Se te pone delante una campesina cualquiera.

No estoy por la agricultura.

Qué tal, buenas noches, Carlos. Muy buenas noches.

Vamos a hablar, en primer lugar, de Manuel Mur Oti,

un director libre, podríamos decir, un francotirador independiente

alguien sin parangón en la historia de nuestro cine

y más en esa época.

Sí, ciertamente Manuel Mur Oti es un caso bastante raro

y bastante atípico en el cine español.

En parte porque no provenía de ninguna de las familias

o tendencias del cine español.

Él se había formado en su juventud en Cuba,

luego tuvo una vida accidentada, cuando regresó a España

fue movilizado en la Guerra Civil,

pasó por un campo de concentración en Francia,

comenzó escribiendo guiones para Antonio del Amo,

y efectivamente dirige su primera película en 1949,

en "Un hombre va por el camino".

-Es un poco Manuel Mur Oti el hombre que va por el camino,

que siempre irá por el camino,

No buscando al felicidad, la felicidad ya la tengo.

Buscando, tal vez, la otra cara de la felicidad,

o buscando, tal vez, eso que yo llamaría

el octavo color del arco iris.

Después ya, de alguna manera, toda su trayectoria

va a ser la trayectoria de un francotirador.

De alguna manera, sobre todo, durante los años 50

especializado en el campo del melodrama,

y con melodramas tanto rurales, como "Un hombre va por el camino"

o "Condenados" u "Orgullo"

o intensos y maravillosos melodramas urbanos como "Cielo negro"

o "El batallón de las sombras".

¿Por qué la crítica y también la industria

le miraba con cierto recelo? Bueno, Mur Oti no ocultó nunca

sus ambiciones estéticas,

y esas ambiciones estéticas se ven en sus películas.

La personalidad de Mur Oti es la de un hombre que le pone pasión

intensidad física, desmelene, capaz de contagiar esa intensidad

esa fuerza casi telúrica a las imágenes,

y eso hace que su cine sea muy distinto

al de casi todo el cine español de los años 50.

Aquí vemos un guión muy personal y anticipa un poco

algunas de las características que veríamos después

a lo largo de su cine.

Sí, la película cuenta en esencia en el encuentro entre un hombre

que va recorriendo los caminos de la España rural

aparentemente sin ningún propósito y una mujer viuda,

pero todavía muy atractiva que vive sola con su hija

y que intenta sacar a flote las tierras, y la labranza de las tierras

en un paraje muy aislado, cerca de unas cumbres montañosas.

Y eso conecta con un tema muy de Mur Oti,

que es ese vínculo fortísimo entre la mujer y la tierra.

Las mujeres en el cine de Mur Oti parecen una emanación de la tierra,

parecen casi el reflejo de la tierra con su dureza,

de carácter indomable y con su fecundidad y con su fuerza.

Mur Oti aquí utiliza los elementos característicos

del melodrama rural español. Sí y del melodrama en sentido puro.

En definitiva, se nos cuenta una historia de amor

obstaculizada por las fuerzas sociales conservadoras por un lado,

que es lo que expresan

las mujeres mayores vestidas de negro siempre en el pueblo

y por otro lado, todos los traumas y todo el peso del pasado

que arrastran los dos personajes. Es verdad que el pasado

condiciona mucho a los dos protagonistas,

a Luis y a Julia. Efectivamente.

En el pasado de Julia está su marido muerto,

hay una cosa muy bonita y muy curiosa y es que el retrato del marido muerto

es el retrato del propio Mur Oti, el propio director,

lo cual tiene su gracia porque se habla del marido como un intelectual

y un escritor preocupado por mejorar a la humanidad

y se pone Mur Oti ahí delante,

mientras que en el pasado del personaje de Luis

él arrastra un trauma, un trauma devastador para él

que solamente se va a curar

cuando se produzca la catarsis melodramática final

y se repita, de alguna manera,

una situación equivalente a la de ese trauma que arrastra.

-Procure por no pasar por Tierra Vieja,

soy el alcalde y no quiero allí vagabundos.

-Vagabundos... Va.

Continuamos reivindicando a Mur Oti aquí en "Historia de nuestro cine",

gracias. Encantado.

Si tenéis curiosidad por descubrir el secreto que arrastra Luis,

conocer a Julia y sumergiros en el ambiente rural de Monte Oscuro

quedaos a ver "Un hombre va por el camino"

el melodrama que supuso el debut en la dirección

de ese francotirador independiente del que os hablábamos,

llamado Manuel Mur Oti.

Historia de nuestro cine - Un hombre va por el camino (presentación)

07 mar 2016

Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.057 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios