www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4463481
Historia de nuestro cine - Gritos en la noche (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

¿Qué tal? Buenas noches.

Bienvenidos una semana más a "Historia de nuestro cine".

Cuando se habla de cine de terror español

son muchos los nombres que se citan, pero sobre todo hay uno

que no se puede omitir, Jesús Franco.

Él, que desde pequeño había devorado las películas de Drácula,

se encargó de crear la primera película gótica de nuestro cine,

una historia con un doctor loco, una mujer atractiva

y un comisario enamorado. Parece un tópico,

pero es una de las cimas del cine español.

(Música)

(GRITA)

(Gritos)

Cinco mujeres desaparecidas en el espacio de tres meses

y en idénticas circunstancias:

una noche se esfuman sin dejar rastro.

-¿Estás ahí? (GRITA)

Unos ojos que hielan la sangre,

unos andares como ir detrás de un entierro,

un aspecto señorial...

-Has sacrificado cinco vidas. (SUSPIRA) -Sí...

Las vidas de unas mujerzuelas...

-Lo he visto, estoy segura. -¿Qué has visto?

-Al asesino.

-Asesino, sádico, parricida. (GRITA)

Tengo miedo de que le haya pasado algo,

que la hayan matado como a esas otras pobres chicas.

¿Qué tal, Luis? ¿Cómo estás? Muy bien.

En una semana dedicada al cine de terror

no podía faltar Jesús Franco.

Bueno, es que esta semana vamos a tener dos películas suyas

y la evolución va a ser muy interesante.

Mañana tendremos otro título de Jesús Franco.

¿Por qué decimos esto? Él era un director también bastante raro.

Sí, de hecho, el cine español es bastante proclive

a tener directores raros, pero el más raro de todos

es sin duda Jesús Franco por varias razones.

Primero, porque hizo más de 200 películas,

que ni siquiera Pedro Lazaga alcanzó una filmografía tan grande.

Después, por su dedicación casi exclusiva al cine de género.

Después, por su dedicación durante mucho tiempo

totalmente exclusiva al cine erótico.

Luego también, por dos cosas que en el cine español juntas

se han dado muy pocas veces, que por una parte Jesús Franco

tenía un gran conocimiento técnico, sabía muy bien cómo manejar

un rodaje porque había sido ayudante de dirección

en muchísimos títulos,

pero sobre todo porque era un director muy cinéfilo.

Conocía unos títulos desconocidos en España,

que él había conseguido ver en el extranjero.

Había vivido tres años en París y había frecuentado

la Cinémathèque Française casi todos los días.

Esto le hace un director muy especial y de hecho, todo ese conocimiento

tanto cinéfilo como técnico lo vuelca en "Gritos en la noche".

Aunque sea su quinta película, en muchos casos parece la primera

porque es la primera vez que da rienda suelta

a todas sus pasiones personales.

-Mucho tiempo... -Me gustas.

Es triste pensar que esa juventud, esa fragancia pueden ser segadas

por la muerte.

Hablas de la cinefilia de Jesús Franco,

es verdad que esta es una película muy deudora

de toda esa tradición, de todo ese cine,

también del cine clásico. ¿Qué influencias podemos apreciar?

Bastantes y sobre todo, lo que hace esta película especial

es que todas esas influencias son muy cosmopolitas

y además, únicamente cinematográficas.

Por ejemplo, podemos ver en estos encuadres tan oblicuos

y en esta iluminación con claroscuros tan contrastados,

la influencia del expresionismo alemán,

por ejemplo, "El gabinete del doctor Caligari",

que también influye un poco en el argumento.

Después están toda las series de películas de terror de Universal,

"Frankenstein", "Drácula" "La momia", que influyeron mucho.

Pero sobre todo, encontramos dos influencias clarísimas:

una es como el policiaco de serie B,

ese investigador buscando un crimen que está a punto de cometerse,

y también "Los ojos sin rostro", una película de Georges Franju,

que influyó mucho a toda esa generación.

¿Y cuál dirías que es la gran propuesta de "Gritos en la noche"?

A nivel mundial, digamos que es una de las primeras veces

que hay un mestizaje de personajes. Los personajes centrales

son personajes bastante arquetípicos, que habíamos visto varias veces.

Por una parte está el doctor Orloff, que es este doctor brillante,

pero loco, luego está el investigador enamorado,

que intenta evitar un crimen, y luego está ese ayudante, Morpho,

siniestro pero con corazón. Y lo que hace Jesús Franco

es repartir el protagonismo entre los tres,

hacer que toda la película pivote entre esos tres,

lo cual era bastante novedoso, ese mestizaje un poco de trama.

Después, a nivel nacional, lo que propone Jesús Franco

es la creación de un cine de terror español.

Aunque parezca mentira, porque después ha sido muy prolífico,

era la primera vez que se daba.

Además, un cine de terror en su variante gótica.

Después, en la carrera de Jesús Franco

también es el inicio de la serie sobre el doctor Orloff,

que hay ya cinco películas más.

Estamos ante una coproducción, el reparto es internacional.

Háblame de estos protagonistas.

Sí, acabo de decir que la película pivota sobre tres personajes.

En realidad pivotaría sobre cuatro porque también tendríamos que incluir

a la actriz protagonista, que es Diana Lorys.

Diana Lorys es una actriz española que tuvo una carrera muy corta,

de apenas 15 años, pero que tenía una belleza muy internacional,

lo cual hizo que fuese perfecta para esos papeles de coproducciones.

De hecho, hizo mucho cine de terror mucha coproducción con Italia,

mucho espagueti western. Aquí encarna perfectamente,

aquí encarna dos personajes y lo hace perfectamente:

esa mujer capaz de desatar pasiones y capaz de sacrificarse por un amor.

Junto a ella está Howard Vernon, que es un personaje,

es una persona fascinante porque su biografía ya es increíble.

Nació en la Suiza alemana, pero se educó entre Nueva York y París,

con lo cual era supercosmopolita, superpolíglota,

era bailarín de claqué en París, se alistó en la resistencia

para luchar contra los nazis y de una forma un tanto casual

acabó protagonizando películas de Jean-Pierre Melville y Fritz Lang.

Ya había actuado en cine español en coproducciones,

pero esta es la primera vez

que lleva él absolutamente todo el protagonismo.

-Llevo tres meses en una terrible lucha con la muerte,

pero yo venceré.

-Es increíble porque él encarna a ese doctor loco.

En sus rasgos tan marcados y tan fuertes

se ve toda esa frialdad. Y junto a ellos destacaría

a Conrado San Martín, que interpreta al inspector Tunner.

Conrado San Martín ya estaba un poco en decadencia,

estaba a punto de iniciarse en esos papeles secundarios

en las coproducciones, pero aquí vuelve a hacer un personaje

que había hecho mucho en el policiaco barcelonés,

ese comisario comprometido y brillante.

-Mientras el nuevo barba azul sigue su bola de terror,

el inspector que lleva la encuesta pasa sus horas

con una bailarina de la ópera.

¿Qué estará investigando con ella?

Y la película se convierte en un clásico de inmediato.

Sí, de hecho, hemos dicho que era una coproducción con Francia,

lo cual hace que también se estrene en Francia

con un montaje alterado, un poco más corto,

pero con escenas que no se habían visto aquí,

bastante más explícitas,

y es un éxito inmediato. De hecho, una revista muy famosa

que se llama "Midi-Minuit Fantastique",

declara que es un clásico, que esa película marca

un antes y un después y así es concebida.

En España también tuvo mucho éxito de crítica, de público,

pero sobre todo, la importancia de "Gritos en la noche"

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Gritos en la noche (presentación)

Historia de nuestro cine - Gritos en la noche (presentación)

05 feb 2018

Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.057 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios