www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4855486
Historia de nuestro cine - Coloquio: Mujeres - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches de nuevo,

como decíamos al comienzo,

el próximo domingo se celebra

el Día Internacional de la Eliminación

de la Violencia contra la Mujer.

Hemos querido dedicar el programa

al reflejo de la mujer en nuestro cine

y recuperar uno de los primeros títulos españoles

que plasmó la lacra de la violencia de género.

Para hablar de "Solo mía", la película que acabamos de ver,

nos acompaña su director, Javier Balaguer.

Es la primera vez que está aquí. Bienvenido.

Muchas gracias.

Un placer tenerte con nosotros.

Para analizar cómo nuestro cine ha reflejado,

no solo esta problemática,

sino a la mujer a lo largo de las décadas,

está con nosotros María Castejón, escritora, crítica de cine

y experta en representaciones de género en el mundo audiovisual.

No es la primera vez que vienes al programa.

No.

Encantados de tenerte de nuevo. Encantada de repetir.

Y le damos las buenas noches a Fernando Méndez-Leite,

director de cine,

historiador, crítico de cine, colaborador habitual del programa,

gran amigo.

Y anciano del lugar.

Al que queremos con locura.

Vamos a comenzar hablando de la película que acabamos de ver,

vamos a profundizar en "Solo mía".

Es un proyecto que llevabas tiempo queriendo hacer,

es tu ópera prima, desde el año 95 ya venías con la idea,

y una casualidad que es lo que te lleva

a poder hacer realidad ese sueño.

Sí, realmente el guion escrito por Álvaro García Mohedano y yo,

los que vivimos en el 95,

estuvimos cinco años para levantar un proyecto como este.

Realmente sucedió al final,

porque a nadie le interesaba este tipo de película y realmente

lo que sucedió es que a Sergi López

le dieron el premio europeo al mejor actor

y a partir de ahí, todo se aceleró.

¿Por qué a ti te interesaba hablar de este tema

ya en el año 95,

donde no había la conciencia social hacia este tema que existe,

por ejemplo hoy en 2018?

Leí una noticia un día de: "Hombre ha matado a su mujer"

y siempre al lado había una coletilla.

Por problemas de droga, por problemas de dinero, por problemas.

Entonces sí me entró la curiosidad un poco de saber

que eso no podía ser siempre lo mismo, y siempre clase media-baja,

siempre había una excusa.

Tampoco había mucha información en esa época realmente,

en ningún lado.

Ni siquiera en el Instituto de la Mujer, no había nada,

solo encontramos artículos de Canadá, Suecia y tal.

Ahí descubrimos un poco realmente

cuál es el problema de la violencia de género.

Lo que hicimos fue escribir una versión, un guion,

como nosotros nos salía con Álvaro, que lo escribió perfectamente.

Después sí lo llevamos a una asociación,

a Ana María Pérez del Campo,

que es una pionera y luchadora en esto desde los 40,

no sé si la conoces.

Y le pedimos consejo,

un poco si nos habíamos equivocado en algo,

si había algo que tal y nos dijo que estaba perfecto.

-Yo creo que hay una cosa muy interesante en la película

y es ese tramo digamos jurídico que hay en la película.

La incapacidad de defenderse

en el terreno judicial de esta chica, ante esta situación.

-Si le hace algo llame inmediatamente a la policía

o presente una denuncia en comisaría.

-¿Ah sí?

¿Y cómo lo voy a hacer si estoy muerta?

Sí que es interesante lo que apuntaba,

no es algo de suceda en las clases marginales,

el monstruo puede estar entre nosotros

y eso lo refleja bien la película.

Sí,

aparte de ser la primera película que habla sin ambages,

directamente de este tema, de la violencia de género,

de esta violencia que pasa

en el seno de la familia heterosexual.

Él es un publicista, ella es una chica bien,

no hace falta ser de una extracción social

baja para sufrir un problema estructural

como es el de la violencia de género.

-Oye, no es para tanto, a todos se nos ha ido la mano algún momento.

Una película dolorosamente realista,

en la que Javier apuesta por un final

que me gustaría que lo analizases.

¿Qué te parece esa apuesta?

-Pues es una apuesta arriesgada

porque choca un poco con todo el resto de la película.

No te esperas para nada ese final.

A pesar de que está anunciado por la estructura de la película.

Lo que sí me gusta mucho de este final, es que está ella ahí,

con los niños.

Eso me parece totalmente terrorista.

¿Qué os llevó a ese final?

-Bueno, teníamos varios finales.

Este final sí queríamos reflejar

nuestro punto de vista

de qué es la violencia y cuál es el camino para la solución

aunque realmente es muy complejo y muy difícil

de que esto se solucione.

Ese final con Sergi López

en medio de ese parque rodeado de gente,

donde nosotros, digamos,

promulgamos que la violencia hay que separarla.

Hay que aislarla, la violencia, los violentos hay que aislarlos.

Por eso él está solo,

él está en medio y cuando la cámara sube,

se queda solo.

La película también nos habla de la educación de una generación,

lo vimos en la madre de ella, de la protagonista.

-Sí,

es muy interesante la evolución de Ángela y de la madre también.

Terrorífico totalmente esa frase que además es muy de una generación.

-Pelillos a la mar.

Hay que pensar en el futuro. Este niño necesita un padre.

-Es una justificación total,

de esa violencia que pasa dentro de las casas

y que lo que hace la película

es convertir un problema que se suponía

que era personal en un problema político y problema de la sociedad.

La madre de alguna manera infantiliza un poco a Ángela

y también está esa evolución y la ruptura de las dos,

cómo luego le va mirando a él diciendo:

"Esto ya no es 'pelillos a la mar'".

Hablemos de otro de los aciertos de la película

esa pareja protagonista, Sergi López, Paz Vega,

¿cómo llegas a ellos?

Porque, en principio,

había quien no terminaba de ver a Paz Vega

aunque finalmente está estupenda.

Yo creo que nadie la veía.

No, realmente... ¿Por qué apostó por ella?

Nosotros teníamos dos personajes,

Sergi López y otra actriz,

y justo cuando ya se iba a hacer la película,

a la otra actriz le salió otro proyecto

más interesante e hice un casting y me decidí por Paz

porque realmente la prueba fue fantástica dentro de todas.

Sí fue una apuesta porque en ese momento me dijeron

que Paz no, que debía de ser alguien mucho más conocido,

y yo me planté un poco y dije que tenía que ser Paz.

-Yo pienso que Ángela representa la impotencia,

la soledad más absoluta.

El estar...

Sola ante tu enemigo que encima lo tienes en casa.

La violencia explícita está en la película

pero casi es peor la tensión que se genera,

en esa paliza que no vemos,

pero que podemos imaginar.

Cómo está tratado ese momento de la película,

resulta de los momentos más aterradores.

-Sí,

creo que tenemos una tolerancia

hacia la violencia contra las mujeres muy grande

porque el cine nos ha educado en ello,

violaciones, golpes, putas, que se asesinan sin más.

Entonces, creo que impresiona más esa violencia fuera de campo,

con esa puerta abierta cuando entras y esos gritos, sí, es sobrecogedor.

-¡Ven aquí, ven aquí!

¡Cállate, cállate, cállate!

¿Y qué importancia tiene el cine para dar visibilidad

a esto y acabar con esta lacra?

-Pues muchísima, por una parte es hacer eso,

un problema, concienciar a la sociedad

de que es un problema de la sociedad,

que no es un problema personal,

lo que decimos las feministas de que lo personal es político

y crear nuevos referentes.

Creo que también es muy interesante el personaje de Ángela

porque en otro tipo de películas que tienen esa buena intención,

porque "Te doy mis ojos",

son películas que son de las primeras junto con "Solo mía"

o "No estás sola, Sara",

que intentan visibilizar ese problema

pero que incurren un poco en ese "buenismo" de la linealidad,

de si denuncias todo se va a solucionar,

que en un principio,

pensábamos que solo con la visibilidad

se iba a solucionar, pero no es así.

Todo lo que tenga que ver con denunciar, visibilizar,

es muy importante y también hacer productos audiovisuales,

hablamos de la educación que ahonden en los buenos tratos.

En que a las personas hay que tratarlas bien

y que a las niñas no hay que subirles la falda en el recreo

cuando tienes siete años.

Un poco desde ahí.

Vamos a hablar de la película que vamos a ver a continuación,

"De espaldas a la puerta", de José María Forqué, de 1959.

Ya dejamos a un lado el tema de la violencia de género

porque esta película no tiene nada en esa dirección,

pero también hace un reflejo de la mujer en aquella época.

Vamos a situarla,

dentro de la filmografía de José María Forqué.

-Yo creo que es una película que está muy olvidada

y sin embargo creo que marca

precisamente un cambio en la trayectoria Forqué,

que hasta entonces era un director joven,

que había hecho distintos intentos,

había tenido un gran éxito con "Amanecer en Puerta Oscura",

que había ganado premios internacionales

y había hecho una adaptación de una obra de sastre,

"La noche y al alba".

Pero realmente "De espaldas a la puerta"

es la primera vez que le enfrenta con una trama,

digamos policial,

que va a ser un género en el que se mueva durante unos años muy bien,

con "091 policía al habla", "Accidente 703",

"Usted puede ser un asesino",

en clave de comedia pero también dentro del género.

Y es yo creo la etapa más interesante del cine de Forqué.

-A mí lo policiaco es una de mis grandes pasiones,

porque me parece que el esquema, no de lo policiaco,

sino del cine en negro-americano,

es un esquema dramático que es una gran

enseñanza de composición dramática.

-Yo lo que valoro muchísimo en esta película,

es todo lo que se refiere a puesta en escena, utilización del espacio,

a relación de los actores con la cámara

y con las angulaciones,

todo eso creo que está en la película

muy trabajado y muy conseguido.

Hay un casting muy bien hecho y muy bien utilizado,

yo realmente es una película que admiro mucho.

Si nos fijamos en los personajes femeninos,

¿cuál crees que es el retrato que hace de las mujeres de ese tiempo?

-Teniendo cuenta que es un bar o un cabaret,

las mujeres que salían en aquella época por la noche

o que trabajaban en un cabaret,

obviamente se dedicaban a lo que se dedicaban.

Y creo que incurre mucho que es algo

que el cine español ha hecho mucho,

en ese modelo de la buena prostituta,

que en el fondo tiene buen corazón, cuida a su hijo.

-Yo no he hecho nada.

Pero si van a llevarme quisiera

hacer algunos encargos para mi chico.

Javier, tú has descubierto la película ahora.

Los dos no la habíais visto y,

¿qué es lo que más te ha interesado?

Hablaba Fernando de la puesta en escena,

no sé por dónde van tus intereses.

-Yo creo que es una película muy interesante de ver,

no la conocía y realmente cómo presenta

a los personajes de inicio con ese ballet.

-Y ahora para ustedes, el ballet de la ratonera de oro.

-Cómo va creando ese misterio

sobre los que puedan ser el asesino

y va digamos desarrollando

y deshaciendo esa trama, me parece muy interesante.

Ese baile de "La chunga" jovencísima, me parece fantástico.

Es un momento maravilloso.

-Esa fuerza, ese poderío,

y es tan libre en contraposición a todas las mujeres,

las que se dedican a la prostitución

y otro de los modelos que hay en la película es la pobre chica

del pueblo que viene a la ciudad y que le engañan.

Entonces "La chunga" tiene un poderío

y rompe ahí de esa forma y cómo baila, descalza.

Es una bestia.

-La película tiene muy buenos diálogos, está muy bien escrita,

en el guion estaba además de Forqué y Luis de los Arcos,

Alfonso Paso cuando todavía no se había convertido

en una máquina de hacer comedias

como churros, que es lo que hizo a lo largo de la década siguiente.

Pero en esa época,

todavía Alfonso Paso era un joven escritor del que se esperaba mucho.

Y mucho dio.

-Yo vi un letrero luminoso y dije:

"Voy a tomar una infusión de tila o algo así",

entre y el local era esto, horrible, me dio vergüenza salir.

Más atractivos que tiene la película,

tenemos a Emma Penella,

que es una fuerza de la naturaleza.

Emma Penella, está fantástica,

además tiene una fuerza, una presencia con esa voz

y ese porte y luego actúa y hace un personaje fantástico.

-En aquella época hacía de casi todas las prostitutas

que había en el cine español.

Porque era una mujer de pelo negro, de voz ronca, alta,

un poco fuerte,

un poco exuberante y entonces era un poco digamos

que el prototipo o el tópico

de lo que podía ser una prostituta.

¿Cómo funcionó la película en su momento?

-Bien,

fue una película que venía coproducida

y distribuida por Chamartín,

que era una marca muy importante entonces,

que programaba el cine Coliseum de Madrid,

que era el mejor estreno que podía haber en la época era el Coliseum.

Con lo cual, la película se defendió bastante bien.

Y aunque estemos en un coloquio sobre la mujer

y yo quiero hablar de un hombre que es Luis Prendes,

es el protagonista de la película,

el inspector que hace toda la encuesta.

Era un actor extraordinario,

tuve la suerte de hacer tres películas con él

En TVE, de protagonista.

Era un hombre lleno de recursos, un actor muy dúctil,

muy sutil y al mismo tiempo muy extravagante.

-En la quietud, en el ritmo,

en el clima que yo quería imponer y que me permitió Forqué,

con lo inteligente que es, me permitió hacer,

es la primera película que yo hago algo de cine

como debe ser.

-En esta película está muy bien dirigido,

tiene además una caracterización muy distinta

de lo que habitualmente se le ve y creo

que todos los interrogatorios están muy bien hechos,

la relación con López Vázquez también funciona muy bien.

-Que cada uno ocupe el sitio que tenía

durante la actuación de "La chunga". -¡Vamos,

que cada uno ocupe el sitio

que tenía durante la actuación de la chunga!

¡Por favor!

Fue el debut esta película de María Luisa Merlo

aunque tuviera un papel pequeñito.

Sí,

es una de las prostitutas y luego están las dos actrices extranjeras,

Amelia Bence y Elisa Loti, por cierto,

doblada por María del Puy que es otra figura a recordar,

una actriz maravillosa que trabajó mucho en cine y en teatro.

Sobre todo en doblaje.

-He esperado tiempo y tiempo una carta tuya.

Unas líneas, ahora ya es tarde.

Vamos a dejarlo aquí porque si no veo

que vamos a contar demasiado de la película.

Pero antes de que os vayáis me gustaría saber qué estáis haciendo,

Javier.

-Bueno, ahí trabajando, intentando levantar un proyecto,

otro largo también una película social y, bueno, ahí estamos,

complicado.

Pero bueno.

Cuéntame con qué estás.

-Yo sigo con mis docencias y mis clases,

intentando escribir un nuevo libro también,

sí que tengo editorial ya lo que pasa

que me falta un poco de tiempo de centrarme,

me voy a centrar en bueno,

las mujeres que están un poco en los márgenes en el cine.

Estoy investigando mucho.

Y Fernando,

que hace poco estrenaba el documental sobre Carmen Maura,

"¡Ay, Carmen!", un documental maravilloso,

que se presentó en el Festival de Cine de Valladolid

en la Seminci,

que nos acerca de una manera muy diferente a Carmen.

-Carmen es que es, además de una actriz estupenda,

es una mujer maravillosa, muy inteligente, muy graciosa,

muy brillante.

Cuando terminé de grabar las entrevistas con Carmen,

no había mucho más que hacer.

Dijiste: "Ya lo tenemos". Carmen es el documental.

Muchas gracias a los tres

por haber estado esta noche con nosotros.

"De espaldas a la puerta", es el título

de la película que vamos a ver a continuación

y también es la posición en la que se encontraba la víctima

de esta historia en el momento de la agresión.

Hasta ahí puedo leer, merece la pena conocer el desenlace.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Mujeres

Historia de nuestro cine - Coloquio: Mujeres

23 nov 2018

Elena S. Sánchez charla con María Castejón, Javier Balaguer y nuestro colaborador Fernando Méndez Leite, sobre "Mujeres en el Cine Español" y las dos películas que emitimos hoy "Sólo mía" y "De espaldas a la puerta".

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Mujeres" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Mujeres"
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.089 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. carlos

    ¿Y por qué no cambiáis el nombre al programa y Le llamáis Presente de nuestro cine...? ¡Queremos ver la peli antigua preferentemente, aunque hoy pueda ser políticamente incorrecta!

    24 nov 2018