www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3940371
Historia de nuestro cine - Coloquio: Mujeres - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Bienvenidos al coloquio de "Historia de nuestro cine".

Anteayer celebramos el Día Internacional de la Mujer

y esta semana la hemos dedicado a 5 películas donde ellas son

las protagonistas. Vamos a analizar

el tratamiento de los personajes femeninos

en estos cinco títulos estrenados en décadas muy distintas.

Antes de nada recordemos a las cinco protagonistas.

Qué mujer. Qué mujer.

Si te casaras conmigo serías la mujer más feliz de la playa.

¡Ah, déjame en paz!

Algún día encontrarás un muchacho y formarás un hogar

y tendrás hijos cumpliendo así tu...

natural función de mujer.

Y lo voy a tener sola. Ha ocurrido y ya está. Se acabó.

Además yo estoy muy contenta.

Tener un hijo sin estar casada

va contra la ley de Dios.

Estudié, aprendí, trabajé,

me casé, tuve un hijo.

De momento no tienes marido, ni hijo, ni nadie.

Qué pocilga, cómo se nota la falta de mano de mujer.

Tienes que convencerte que las mujeres tan guapas como tú

necesitan un hombre que imponga respeto.

Para eso me basto yo.

No quisiera dejar de trabajar.

Eso me ayudaría muy poco a reencontrar mi equilibrio.

He venido para estar sola, para vivir sola.

Eres el pecado vivo.

La que quita el sueño a hombres y la paz a las mujeres.

Me pregunto por qué no se casó.

Eso es asunto de ellas y de nadie más.

¿Qué piensas de mí?

Que estás muerta.

A mí nadie me enseñó a vivir.

(RÍEN)

(GRITAN)

Eres una mujer fantástica, valiente, absurda e inesperada.

Para hablar de mujeres en el cine hemos invitado a cuatro mujeres.

Una es la directora Marina Seresesy.

El año pasado estrenó "La puerta abierta",

una potente historia de mujeres

que sinceramente me encantó. Buenas noches.

Buenas noches. Gracias. Un placer tenerte.

También está con nosotros Carmen Peña Ardid,

filóloga e historiadora de cine, autora de varias obras

sobre literatura y cine.

En los últimos años ha estudiado el papel de los personajes femeninos

en el cine español. Bienvenida.

Buenas noches.

Qué interesante el coloquio que tenemos.

Promete mucho. Apasionante.

Nos acompaña una actriz muy joven y con mucho talento,

Ingrid García Johnsson, a la que podemos ver desde hoy

en "Zona hostil", ópera prima de Adolfo Martínez,

película que ya está en cartel

y en la que participa TVE.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Buenas noches. Muy bien.

Teníamos ganas de tenerte. Muy contenta.

Hablando de papeles de mujeres que de eso sabes mucho.

Y damos la buenas noches a Virginia García, periodista

de "La historia de nuestro cine"

y de "Días de cine". ¿Cómo estás, Virginia?

Muy bien, buenas noches.

Comenzamos con un dato.

Invita a la reflexión.

Según un estudio de CIMA,

que publicó en septiembre de 2016,

solo tres de cada diez películas españolas están protagonizadas

por mujeres.

Es el dato tal y como tú lo has dicho,

lo que pasa es que el estudio es más amplio

y muestra que de los personajes de esas películas

el 80 % son hombres.

Y solo el 20 % son mujeres.

La mujer sigue ocupando un ámbito más familiar.

Como si se prescindiera de su faceta laboral.

Hay otro dato que dice que las mujeres

son más propensas a salir en ropa interior

cuatro veces más que los hombres.

Es bastante curioso.

Me gustaría comentar a raíz de los Goya de febrero,

se publicó un estudio muy curioso,

que se llama Bestner,

que mide la presencia femenina en las películas.

No quiere decir que las películas sean feministas.

Sí mide la presencia femenina.

El test es muy sencillo. Hay que cumplir tres parámetros.

El primero es que aparezcan dos personajes femeninos.

El segundo es que haya algún diálogo, alguna interacción.

Y el tercero que ese diálogo no verse sobre los hombres

que estén alrededor de ellas en las películas.

Y solamente 13 de las 31 películas que han ganado los Goya

pasan este test.

No quiere decir que sean feministas,

porque lo pasan desde "Te doy mis ojos" que sí es feminista

o el "Bosque animado" o "Tesis".

A mí me parece un dato muy curioso.

Ya que Virginia ha citado los Premios Goya

vamos a ver alguno de los momentos en los que la pasada edición

se reivindicó

más presencia de las mujeres en el cine,

sobre todo en papeles protagonistas.

Es verdad que todos los años se reivindica, pero es necesario.

Creo que hay que seguir potenciando

el papel de la mujer en todos los puestos de la sociedad.

"Tampoco llego a comprender por qué a las mujeres aún

nos cuesta tanto trabajo que nos reconozcan

al mismo nivel que a los hombres.

Incluso en una profesión tan liberal como la nuestra.

Ya sé que estamos mejor que 50 años atrás,

solo faltaría.

Pero se me escapa la razón de por qué hay tan pocas mujeres en el cine".

Y en el cine sigue haciendo falta

mujeres que hagan películas.

Mujeres que hagan películas sobre mujeres para todo el mundo.

A veces pienso

que si no se necesitasen mujeres

para interpretar

a esas mujeres, ni siquiera estaríamos las que estamos.

¿Y por qué digo esto? Porque me sale de los tacones.

Veíamos esos dos momentos protagonizados por Dani Rovira

y Ana Belén, Premio de Honor de este año.

¿Por qué creéis que a estas alturas tenemos que seguir reivindicando

más presencia de la mujer en el cine?

Hay que seguir reivindicándolo porque el cine es

por su carácter industrial y artístico

refleja muy bien la realidad

de la sociedad que todavía

vivimos,

donde hay más apariencia de igualdad

que igualdad real y efectiva.

Y el cine por sus características donde hay que tener,

donde se manejan

un gran volumen de dinero,

donde hay que demostrar autoridad

y poder porque la figura del director

o de la directora tiene que responsabilizarse

de un grupo muy grande de personas.

Encuentra unas dificultades

muy especiales

relacionadas con esa situación.

Y con el hecho de que a las mujeres

no se les conceden los mismos presupuestos

que a los varones.

Esto está confirmado por muchas directoras jóvenes

que se quejan de estas cuestiones. Tenemos a una directora joven.

Que me quejo de eso.

Es verdad, queda mucho camino por hacer.

Se está haciendo de a poquito.

Realmente lo que se necesita para avanzar

en el cine, sobre todo, es educación y visibilidad.

Creo que son las dos claves para que esto se desarrolle

y para que haya más personajes femeninos.

Esta visibilidad a través del cine es muy importante.

El cine es un escaparate muy grande

que ayuda a las nuevas generaciones

y creo que hay ir poniendo granitos de arena.

Porque si hay mujeres protagonistas

esas niñas que van a ir al cine,

esas mujeres jóvenes van a ver que pueden ser protagonistas

de sus vidas y esto es muy importante.

Yo creo que hay que hacer.

Aunque no nos ayuden... Yo acabo justo acabo de terminar

de rodar una película, ópera prima, directora joven.

Al final hicimos la película sin un duro y la sacamos adelante.

Sin estrenar ya parece que está funcionando bien.

Entonces creo que hay que hacer, no hay que dejarse vencer

por ese señor que te dice que no te da el dinero suficiente

y con lo que tengas tira.

Si no se van haciendo estos pequeños avances de a poco

y no vamos obligando a la gente a vernos

sino que esperamos que nos den la misma oportunidad

que a un hombre

la cosa no va a salir, no podemos estar paradas.

La cosa no va a salir para adelante. Pero sí es

tremendo que todavía

haya tanta diferencia de papeles

cuando somos la mitad de la población.

Es completamente absurdo que no estemos representadas

y que a partir de cierto rango de edad ya

prácticamente desaparezcamos. Yo estoy

agobiada cada vez que cumplo años

porque sé que mi carrera laboral se va acortando

a pasos agigantados. Y es una cosa que me asusta muchísimo.

Tenemos ahí a Emma Suárez.

Que ha sido una alegría para todos que ganase el Goya.

A propósito de los Goya querías apuntar algo.

Esto de acuerdo con lo que decían, es una cuestión de educación

y de exceso de prejuicios

En los Goya este año hemos visto en el apartado de dirección

solamente había una mujer nominada, Nely Reguera

en el apartado novel.

Sin embargo hemos asistido a una imagen histórica.

Y es ver por primera vez a una mujer en solitario

recoger el Goya a mejor película. Beatriz Bodegas

por "Tarde para la ira".

Yo creo que es la imagen de esta gala.

Y ganara quien ganara iba a salir una mujer. Eso está bien.

Las cinco estaban producidas por mujeres pero en este caso

quizá podía haberse unido alguien del equipo.

Tuvieron la elegancia de cederle el sitio.

Que estuviera solo ella me parece muy bonito.

Sí, es un buen gesto.

Y es increíble cuando las protagonistas son

mujeres se tiende a decir

que es un cine para la mujer.

Eso quería preguntaros.

Conceptos como cine para mujeres

o mirada femenina.

¿Esto qué es?

Porque cuando protagoniza un hombre nadie dice película para hombres.

Yo hago una película donde la protagonista es una mujer,

pero quiero que sea una película para todos.

Claro, tengo una mirada femenina,

es inevitable. Soy la guionista, soy la directora.

Pero tenemos que dejar

de hacer un cine de protagonista femenina para mujeres.

Que son para mujeres y para hombres.

Sino tendremos que decir que los personajes masculinos

son solamente para hombres.

Y eso está lejísimos de ser real.

Es un camino difícil ese porque

da la sensación que muchos varones

en cuanto ven en pantalla a más de una mujer

ya automáticamente les parece

que es un universo femenino y limitado.

No es cuestión de que las películas

estén protagonizadas por mujeres,

sino, como has dicho tú, que

esas mujeres estén acompañadas de otras mujeres

en el guión para que se represente

realmente un mundo en el que...

las vidas de las mujeres y las experiencias

tengan sentido, tiene que ser en plural.

Porque si solo hay una protagonista,

en el cine

hay una larguísima trayectoria

con grandísimas protagonistas femeninas.

Había una mujer y todo lo demás eran varones.

Y no solo dan trabajo a las actrices

que solo dan trabajo a una actriz,

sino que se falsea el mundo.

Vamos a analizar el reflejo de la mujer en nuestro cine.

Comenzamos con los años 40

que es la década de la película que vimos el lunes,

"Ángela es así".

Es de 1945, de Ramón Cuadreni.

Tito, en serio, ¿por qué no me dejas que me quede a tu lado?

Ya verás qué bien te organizo.

¿Cómo vas a estar en esta casa si estoy solo?

Más sitio tendrás.

¿Y cómo justifico que una señorita? -Yo no digo como señorita.

¿No necesitas a una doncella que te cosa y planche?

¿Cómo es esta Ángela que se presenta en la película?

Insoportable.

A mi entender

es toda la imagen de mujer que uno detesta.

Claro, se entiende la época,

se entiende donde empieza, donde llega.

Pero a mí me resulta una mujer insufrible.

¿Por qué?

Por esta cosa tan manipuladora, aniñada.

Es lo que uno no quiere ser ni transmitir

a las mujeres para conseguir el amor.

Ni siquiera sabemos si es el amor lo que quiere conseguir esta mujer.

Pero a mí me ha parecido detestable.

La pobre con todo el cariño.

Soy huérfana, tú lo sabes.

"¿Qué haré?", me decía yo. -Pobre.

Tengo una sensación... ¿La perdonaría en el 45?

¿O la perdono ahora? No.

No me parece bien que una chica tan mona, tan joven,

y con un futuro tan próspero por delante

con esa educación lo que quiera es casarse con un señor

bajito, calvo y gordo que ni siquiera trabaja.

Es una cosa... ¿De verdad esta es la aspiración en la vida?

¿Estás son tus armas de mujer para avanzar?

El mensaje que transmite para mí es muy triste.

Me imagino que habrá a quien le valga pero es algo.

Llevo luchando toda la vida

para que no se me trate como la típica niña

tonta que no sabe lo que hace, vamos a dejarla que esté a gusto

en su casa. No sé hay algo ahí...

Ese tío...

¿Si fuera un pibón?

Dices que está enamorada. Pero es un señor...

Hasta lo dice él.

Los cánones de belleza han cambiado.

En esa época los guapos seguían siendo guapos.

¿Y esa Ángela dentro del cine de los años 40?

Bueno, esta película

hay que pensar que no se dirige solo

a mujeres sino también a los hombres.

En el sentido de que forma parte de un ciclo,

hubo más títulos,

que están protagonizados por un solterón

rico y ocioso

al que hay que llevar al redil

de la vida familiar.

Y esto se logra gracias al amor

o a la figura de la mujer redentora.

Lo que ocurre que esta es insoportable

porque viene de Arniches

que tiene ese toque misógino

antiguo, de principios de siglo.

Esto viene de una obra de teatro que se estrenó en 1924.

Y ya en "La señorita de Trevélez"

ya los diminutivos que utiliza, llama a su tío, tiíto,

todo el tiempo.

Es una heredera de la obra de Moratín,

"El sí de las niñas". En cierto modo

Moratín era más moderno relativamente.

No estaba a favor de este desequilibrio

entre el viejo y la niña.

No es un viejo, es un cuarentón.

Pero de lo que se trata es que lo redima.

Solo una cosa quería añadir,

lo que es más sorprendente

son los valores que le atribuyen a la joven

con tal de que acceda al matrimonio.

Porque es casi una carrera delictiva.

Comienza siendo falsificadora.

Falsifica la carta del tío.

Comienza instigando a que falsifiquen la firma.

Es una mentirosa compulsiva.

O sea, tiene unos valores morales

que son vistos de manera muy positiva

porque el fin es el matrimonio

y él que vuelva al redil, a la profesión y al trabajo.

El matrimonio es el fin

de todas las mujeres de la película

y parece que no se entienden ellas

sin ellos.

Se nos explican los personajes femeninos

a través de los masculinos.

Efectivamente. Sin embargo yo, sin gustarme ni película ni personaje,

quiero romper una lanza a favor de película y personaje.

Muchas veces las películas

que no son de denuncia

muestran más de la vida, del momento,

que películas que son más de denuncia.

Y en esta película no olvidemos quien es el director

y quien la protagonista.

Ramón Cuadreni en el año 37

dirigió un documental anarquista.

Es un hombre de mente muy liberal.

Pero vive en una época en el que tiene que hacer el cine que se hace.

En época de crisis el género que triunfa es la comedia

porque es una forma de escape.

El público quiere escapar de la tragedia que viven.

Él tiene una película anterior protagonizada por Josita Hernán

que se llama "La chica del gato"

que es muy parecida pero se atreve a mostrar

la miseria que hay en Madrid

y si que rompe una lanza a favor de la mujer.

Mostrando como la mujer se somete a los hombres

y no es dueña de su destino.

Y luego toma un rumbo cómico. Y en este caso yo

hasta fantaseo con una doble lectura de "Ángela es así".

Porque es cierto que esa clase social

en ese momento era así.

No eran consciente de lo que había a su alrededor.

Casi te la puedes tomar como una crítica social.

Josita Hernán me despierta una profunda pena.

Me parece una estupenda actriz,

pero era lo opuesto al personaje.

Era independiente, pintora, escritora...

Y dejó el cine porque estaba harta de hacer estos personajes.

No puedo remediar sentir cierta simpatía hacia la película

por lo que digo. -Y la película tiene una cosa

que para mí es maravillosa.

Tiene unos actores secundarios

gloriosos. Para mí

es glorioso lo que hacen esos actores secundarios.

Hasta me parece muy moderno.

En cuanto a las réplicas, a la manera de actuar.

Repítemelo, sultana. -Ya se marcha lejos, hala.

No me da la gana. Que Dios ha soltado un talego de gloria

y no pierdo ni un cuarto kilo.

Ven acá, trolebús al paraíso.

En el cine de Ramón Cuadreni vemos

muchas películas, citabas "La chica del gato,

protagonizadas por mujeres.

¿Qué tipo de mujeres mostraba en su cine habitualmente?

La mayoría vienen de la novela rosa.

De Pérez y Pérez y de Concha Linares Becerra.

De alguna de las autoras de más éxito de los 40 en novela rosa.

Presentan a figuras femeninas que a pesar de derivar al matrimonio

por lo menos han tenido

unas formas de vida más independientes

que esta. Es que esta trama

está muy condicionada, para bien y para mal,

también lo que decías que te gustaba,

los diálogos chispeantes de los criados,

está muy condicionada por el origen teatral

de Arniches. Repito, en lo bueno

y en lo que es más desfasado.

Hablamos de la película del martes,

"Fedra" de Manuel Mur Oti, estrenada en 1956.

Con esta estrella que vuelve loca a los hombres

pero que produce un odio terrible entre las mujeres.

¿Qué tendrá esa mujer que no tengamos las demás?

Ya lo ves, poca ropa y mucho orgullo.

Las mujeres me odian.

Y los hombres.

¿Te han dicho que eres muy hermosa?

Demasiadas veces.

¿Cómo habéis visto esta adaptación del mito de la tragedia?

A mí me ha gustado mucho verla a ella tan joven,

a Emma Penella.

Me he reconciliado

con esa época del cine. La película me parece,

me ha gustado mucho esa película. Creo que

como valores tengo cosas cuestionables

pero a nivel cinematográfico es una gran película.

En cuanto a encuadres.

Es una película muy apetecible

de ver y de recuperar.

Ese pueblo, esas mujeres de negro

y ella tan bella en medio de esas casi brujas

que la persiguen.

Esa es la culpable.

Esa es la que le volvió loco.

Esa, la de siempre.

Esa es la que acabará con nosotros.

Cinematográficamente me parece maravillosa.

Sí es verdad que como personaje

da rabia que se enamore

de este señor que es el único que le dice que no.

Dices: "¿Por qué?".

Si todos le dan su amor ella va y se enamora...

Pero es parte de esta tragedia

de Fedra, creo que le da una dimensión muy grande.

Yo le debo mucho a Mur Oti y a Fedra. Mucho, mucho.

Y fue una película muy dura, pero muy hermosa.

Estamos ante un persona más salvaje,

sí fuerte también, decidida.

Que persigue lo que quiere, que dice que no a los hombres.

A Ingrid este personaje no le ha cautivado.

Más que fuerte me parece inconsciente.

No sabe lo que hace, donde se mete. No valora las consecuencias

de lo que hace y va para adelante apisonando

y acaba muerta.

Aquí Estrella es muy guapa, muy buena,

de pronto cuando se casa empieza a vestir recatada.

Toda esa libertad de un principio y esa fuerza

se la come el marido de pronto.

Y además no piensa.

Nada.

Suelta un caballo

en medio de la cuadra porque sí.

Hay algo ahí de la mujer incontrolable

que creo que tiene Ángela

que las mujeres no solo piensan, las personas

no solo pensamos en una dirección.

Yo creo que el amor la ciega.

El amor la hace volverse... Pero

a mí sí me interesa esta primera parte de "Fedra"

donde sí que vemos una mujer que por la época

tan libre, vistiéndose como quiere

a pesar de ese pueblo que la margina

y que no la quiere,

las mujeres. Hay una secuencia en la que se sube al barco

y baile y te parecer rarísima.

¿Qué le pasa? ¿Por qué se sube? Pero, sin embargo, hay una libertad

en esto que a mí me llama la atención para la época.

Es verdad que después el amor la descentra.

La escena de ultramarinos del principio está muy bien.

El principio es muy esperanzador. Dices: "Esta tía...

Está tirando para adelante". Y de pronto...

se enamora del más imbécil de todos

y la caga profundamente.

Qué atrevimiento el de Mur Oti, el de hacer esta película

en esa época.

¿Cómo es esa visión de "Fedra"?

Se ha discutido bastante

esta cuestión del atrevimiento

y de cómo sorteo la censura.

En cierto modo se explica

el que pudiera sortear la censura.

No solo porque se apoya en Séneca,

en un gran autor, muy respetado.

Sino porque a fin de cuentas

lo que está ilustrando desde mi punto de vista

es una película que se ajusta perfectamente a la moral católica

que defiende

el mostrar el mal para predicar el bien.

Tuve problemas al principio porque el argumento de "Fedra"

lleva implícito naturalmente el suicidio

de ella al final.

Y yo quería que se suicidara.

Y la censura me dijo que esto era imposible.

Y entonces me mandaron a un sacerdote

y me dijo que quedaba muy bien incluso sin que se suicidara.

Que podía arrepentirse, por ejemplo.

Y yo le dije, pero no es "Fedra".

Yo no puedo quitar el suicidio, lo que puedo hacer es esto...

Me dijo: "Hágalo usted, pero hágalo lo más suave posible".

Esta película que es profundamente misógina. Mucho más

que las versiones de Eurípides, de Séneca,

de Unamuno por supuesto,

porque junta la tradición clásica

y la católica.

Entonces es la encarnación del diablo, la mujer impúdica.

Es la mujer que no está domesticada.

Que no está domada bajo el control

masculino y por lo tanto

está comparada con la sirena, es un animal salvaje.

Hay momentos en los que es un animal. Al final

se subraya mucho. Va reptando

la llaman el demonio, el demonio vivo.

A mí me recuerda con humor

"Simón del desierto" de Luis Buñuel.

Es la antítesis. Cuando Simón está

subido a la columna y Silvia Pinal

va avanzando como una de las tentaciones.

Lo que pasa es que Luis Buñuel lo trata esto con humor.

El hombre casto, la castidad,

del personaje de Fernando

puede pensarse que hay una homosexualidad larvada

pero entre otras cosas a los curas

les tuvo que parecer de perlas

porque este es un hombre que sabe mantenerse firme y domar,

azotar literalmente

a quien es la encarnación del diablo

y del mal.

Plásticamente es muy hermosa

pero ideológicamente dan ganas de llorar.

Estoy de acuerdo con Carmen, es misógina. Pero es

pretendidamente misógina.

Yo creo que Mur Oti que está obsesionado con la figura de la mujer

lo veo más como aliado de la mujer que como un crítico.

Incluso llego a plantearme que él que es una persona

que es de ideas avanzadas,

estuvo en un campo de concentración, escribió en "El socialista".

Es abierto de mente, pero volvemos a lo de antes

hace cine donde lo hace.

Me planteo que la obsesión por las mujeres

es para mostrar el tiempo que se vive en España.

En una dictadura una mujer sufre una doble dictadura,

la política y la patriarcal.

Creo que a veces pretende identificarse con esas mujeres.

Y en el caso de "Fedra"

muestra a un personaje libre, como decía Ingrid.

Pero, sin embargo, ella es deseada por todo el pueblo,

es libre y no quiere someterse, pero cuando ella

se enamora,

cuando se convierte en objeto deseante

es cuando sufre castigos. Eso se condena

No creo que Mur Oti condene a Fedra.

Creo que refleja lo que le pasa a una mujer que no decide por sí misma.

No tiene derecho a desear.

Esta película la veo más como denuncia

de que una mujer cuando se sale de su papel y se atreve a desear

tiene que ser castigada.

Me llama mucho la atención en esa época

que sorteó hábilmente la censura.

Y le obligaron a cortar un beso final.

El beso final de Fedra al cadáver de Fernando.

Y, sin embargo, la escena de los latigazos no le pidieron

que la cortara.

Eso no les llamó la atención, ¿cómo es posible?

Ahora sería políticamente incorrecto poner una escena así.

En ese momento era el castigo efectivo.

Que a nadie le quepa duda

que eso tenía que ser castigado.

Lo que más me llama la atención es que desde el primer momento

esta mujer que es la que no...

la que está descalza, más libre, es un problema.

Es un problema soltera y casada.

No es el caso de la tragedia de Fedra

que ya aparece casada y tiene ese conflicto.

Es un ser asocial.

Es deseada por los varones, odiada por las mujeres.

La insolidaridad femenina y el hecho de que sean todas las mujeres

la arrastren no me parece a mí

que sea estar al lado de las mujeres precisamente.

Cuando digo lo de Mur Oti es la mujer que se sale de la norma.

Es la que le interesa. La que siempre va a estar castigada.

Se acaba yendo al infierno como le vaticina.

Qué apasionadas os veo pero tenemos que seguir

con la evolución de la mujer en el mundo del cine,

de nuestro cine.

En los años 60 comenzamos a ver personajes femeninos

más cosmopolitas, independientes,

ya la mujer trabajadora entra en acción.

Estás en el mal camino.

En el peor camino diría yo.

Piensa en el amor.

En el auténtico amor que has de encontrar con un hombre.

Ahora las chicas quieren saber cómo conseguir

anticonceptivos milagrosos.

Y de qué forma satisfacerse a sí mismas.

Y les cuentas que marido no hay más que uno

y que la autoridad de los padre está por encima de la razón.

"Al servicio de la mujer española" estrenada en el 78,

dirigida por Jaime de Armiñán

y decías que era la que más te había gustado.

¿No, Ingrid? Sí, esta es mi favorita.

Me gusta mucho como destruyen a esta mujer.

Es genial como ella misma

empieza a replantearse cosas por el simple hecho de

conocer a otra persona y de ver

más mundo. Y el final

en el autobús con todas las niñas cantando.

riéndose de la profesora,

saltándose las normas por completo,

me daban muchas ganas de ver una segunda parte.

¿Qué pasa con ella? ¿Y qué cosas nuevas

empieza a experimentar?

Creo que ella está genial. Es un personaje muy bonito

y aquí sí veo denuncia.

Claramente. Igual soy muy cuadriculada

para las pelis e intento sacar

ver solo la película y no pensar quien la ha hecho.

Me gusta que el mensaje sea claro.

Y aquí está muy claro lo que se denuncia y de lo que habla

y creo que está contado de una manera muy tierna.

Hay que hacer tonterías, por lo menos cuando una está sola.

¿Tú has hecho alguna tontería acompañada?

Y no me vendría mal, mira tú.

Irene es un personaje muy contradictorio,

una cosa es lo que predica en su programa y otra sus inquietudes.

Creo que es muy interesantes este viaje que hace ella.

De a poco la ves sufrir

pero sobre todo es muy interesante lo que le pasa

con su hermana, este romper con todas las creencias de su hermana.

Y sobre todo me parece maravilloso

estas actuaciones.

Creo que tanto Marilina Ross,

por la que tengo debilidad,

porque además pasaba por una época buena de hacer mucho cine

que tiene esa naturalidad avasalladora

en dupla con Amparo Baró...

que es lo más grande.

Tengo mucho cariño a Amparo.

Esa dupla es maravillosa.

Y yo creo que en esta película

está la secuencia de todas las películas que hemos visto

que a mí como directora

y guionista me hubiera gustado escribir y dirigir.

Esa secuencia de las dos hermanas en la cama,

empezando a decir esos tacos,

y palabrotas... -¡Cojones!

¡Me cago en la leche que te han dado!

Me hubiera encantado escribir y tenerlas

diciendo esos tacos en la cama.

Me parece maravilloso.

Interesante la hermana que interpreta Amparo Baró.

Representa a la mujer castrada por el momento

que le ha tocado vivir.

Me fascina el personaje de Amparo Baró.

Me parece de una generosidad extrema.

Es verdad que ella se ha educado en una forma de vida

y ha ejercido de madre con su hermana,

ha tenido que cuidarla.

Lo que más quiere es a su hermana.

Marilina Ross vive anclado en el pasado,

pero quiere ser moderna y no sabe cómo conseguirlo.

Amparo Baró es un producto de su época, educada de una manera

en concreto, pero

no quiere que su hermana siga siendo así.

Esa secuencia es impresionante.

Cuando la ve bailando desnuda ante el espejo

Amparo corre a su habitación y dice:

"Perdóname, mea culpa". A mí eso

me encanta porque no está censurando a su hermana.

Se está culpando a sí misma

porque ve que su hermana no es feliz.

Le ha fallado.

Yo le prometí a mamá que cuidaría de ti.

Tranquilízate.

No ocurre nada, estoy muy bien. -No.

No, soy mala contigo.

Déjame, márchate.

Aún estás a tiempo.

El gran salto como personaje es el de Amparo Baró.

El cambio más grande

es el de ella. El otro es verdad

que va cambiando, pero romper con ese pasado,

eso que hace el personaje

de Amparo Baró me parece muy adelantado.

Voy a ser una vez más la abogada del diablo.

Nos encantas que lo seas.

Estoy completamente de acuerdo en todas las escenas

que habéis destacado y en todo lo que os ha gustado.

Yo sí tengo una objeción muy importante

que hacer teniendo en cuenta

que nos hemos reunido en una conmemoración como esta,

que para mí es muy importante.

Es muy interesante el tema que aborda

y que afectó a muchísimas mujeres de la edad

del personaje de Irene

en la Transición.

Se enfrentaron a cambios muy importantes

que venían materializándose desde finales de los 60.

Pero me parece un ejemplo de soberbia

tremendo que sea el varón

el que tenga que conducir, el que sea

el que redima a las mujeres.

¿Estás tratando de decirme que eres homosexual?

¿Te parece horrible?

¿Por qué? -Va en contra de la ley de Dios.

No hago un programa religioso.

Va en contra de la ley natural.

Eso dicen.

¿Estás bien así?

No.

No comprendo qué es lo que quieres de mí.

El personaje de Marsillach

es un personaje simbólico, divertidamente simbólico.

Y utiliza distintas estrategias. Primero se finge mujer.

Luego homosexual para acercarse a ella

y conseguir desinhibirla sexualmente.

Y romper con sus represiones.

Además tiene pinta de sátiro,

es un personaje que va más allá del tiempo,

que ha jurado odio eterno a la educación religiosa

y a la represión. Y que entonces

se lleva a la cama a Irene y la libera.

Esto me recuerda, no lo puedo remediar,

esto me recuerda un texto magnífico de Montserrat Roig

en "Vindicación feminista" en el 78

cuando hablaba del destape y decía

hemos padecido durante 40 años el que se considerara

el cuerpo de la mujer como algo pecaminoso,

odioso, repugnante, que había que ocultarlo.

Y ahora los hombres nos dicen

que tenemos que liberarlo, que estar disponibles siempre

sexualmente.

En el 78. El mismo año.

Entonces esta película

a mí me ha interesado muchísimo

porque me ayuda a mis investigaciones y ha sido un descubrimiento.

Efectivamente es un varón intelectual

y atractivo que le descubre

a la ingenua Irene

como es, como es su camino, qué es la felicidad.

Cuando verdaderamente la liberación sexual para las mujeres

es algo mucho más complejo

de lo que parece.

¿Por qué has llegado hasta aquí?

Ni siquiera sabes hacer el amor.

Márchate.

Lo que me gusta es que no es un hombre de primeras heterosexual.

Es un hombre homosexual el que viene a cambiarle las cosas.

Creo que eso es interesante.

Si hubiera sido un hombre desde el principio

o que ella piense que la está cortejando, enseñando

una vida distinta

para mí el mensaje sería distinto.

Pero que él lo aborde desde la homosexualidad

y que se trate de esa manera tan normal

para la época en la que era me gustó mucho.

A mí me parece que es una película sencilla,

como las que hago.

No tiene claves, entre otras cosas, porque las claves no las sé hacer.

Directa. De breve anécdota, pero hecha muy a gusto.

Hecha muy honestamente y con un grupo de actores importante.

Ayer cumplía precisamente 30 años.

Así que le felicitamos.

Vamos a hablar de la película de José Antonio Salgot,

estrenada en 1980, "Mater amatísima".

Aquí tenemos a la mujer madre.

Mi hijo vivirá conmigo.

Entiendo perfectamente tu posición, Clara.

De hecho es natural y profundamente humana.

Pero... -Mira, te agradezco tu interés.

Y reconozco tu gran capacidad.

Para ser feliz me necesita a mí.

Y quería preguntarle a Marina

puesto que "La puerta abierta" habla de maternidad.

¿Cómo es esta relación entre madre e hijo?

Es una faceta muy importante en la plasmación como mujer en el cine.

A mí me parece muy importante lo que hablábamos antes.

No solamente que haya escenas entre dos mujeres, este test.

Sino que haya escenas que no hablen del amor

ni del amor del hombre.

Hemos visto películas en las que el amor del hombre

era lo principal.

Aquí se desplaza a la maternidad

y a esa relación con el hijo

que a mí me parece apasionante.

Hablar de la maternidad no desde el lugar que solemos verla,

que es un poco idealizado,

sino adentrarnos en este mundo,

en este viaje que hace esta madre con esta claustrofobia.

Sí tiene cosas parecidas a "La puerta abierta"

porque es una relación metida para adentro

en un lugar cerrado

y que suele desatar unos dramas

muy grandes.

Me gusta mucho esta película. Me parece muy moderna.

Muy moderna

con un lenguaje cinematográfico muy moderno.

Lo que hace Victoria Abril me parece sorprendente.

Tan joven... Es una película que requiere una hondura

y un meterse en un personaje con un drama

y lo resuelve maravillosamente.

Porque está ella y el niño, no hay nada más en esta película.

Es una historia de amor llevada a las últimas consecuencias.

Y por ser justamente muy insólita

no hay muchas ocasiones de ver una historia de amor así.

Quiere estar siempre solo con mamá.

Solo ella y yo y los electrones en mi cabeza.

Como ahora,

rodeados de aparatos que ni hablan.

No soy madre, pero entiendo que se quiera a los hijos así.

Y que te pueden destruir de esa manera.

si te aíslas tanto del mundo. Creo que está...

muy bien esta peli.

Cuando empecé a verla pensé, puf,

la van a castigar por ser madre soltera.

Creo que ella se...

redime. Me gustó mucho.

Me gustan mucho los planos de las máquinas, el niño,

su amiga psicóloga, esa relación

que se genera entre las dos.

El novio... Todo estaba muy bien.

Disfruté mucho esta peli. Luego tiene cosas muy fuertes.

Ella masturbándose. El niño masturbándose con la madre...

Hay cosas muy oscuras vistas de una manera casi clínica

y no... La comprendí mucho.

Ingrid apuntaba algo, una madre soltera.

Estamos en los 80 y se nos muestra una madre trabajadora,

madre soltera. Informática también.

No tiene un oficio típico. -Además de ciencias,

ver a una mujer relacionada con el mundo de las ciencias

no a otros mundos que estamos acostumbrados a ver a las mujeres.

En esta película además creo

que me resulta más extraña porque se ponen en escena

teoría y conceptos y preocupaciones

de los 70 y 80. Me refiero a

por supuesto a la tecnología

en el nivel que nos parece más primario

si lo comparamos con la actualidad.

Pero también las teorías psicoanalíticas.

Está Lacan por todas partes,

me refiero a la maternidad y a las relaciones madre e hijo.

Desde estas interpretaciones y desde lo que se llama

las teorías del objeto.

A mí me parece que es una visión de la maternidad

desde luego de un punto de vista muy masculino

y desde los terrores, anhelos y deseos

del niño fundamentalmente.

De tener a la madre para sí.

Y al mismo tiempo temer el poder de la madre que al final

lo ejerce.

Me hacer gracia la contraposición del personaje de Clara,

la forma de confrontar la maternidad, como madre soltera,

sabe que su hijo tiene problemas, se entrega a él.

Y el contraste con su madre.

Los padres de Clara me parecen muy interesantes como reflejo

de lo que eran los padres de una generación.

Son absolutamente arquetípicos.

El padre niega cualquier problema

cuando se queda con el nieto y hay un problema espera a la madre.

"Estás insoportable, lo tienes que arreglar".

Se mete en su habitación

y no le vemos el pelo en el resto de película.

Sin embargo la madre siempre está presente.

No para de discutir con su hija, pero para ella todo está bien.

Tiene que fingir que todo es normal.

Lo cual me parece muy triste.

Para una vez que te lo dejo esto es lo que haces.

Lo ha roto todo... -¡Me importa una mierda

la dichosa colección de barcos, coño!

No hemos hablado de la otra mujer que es la psiquiatra.

Que terminas odiándola.

Por lo menos yo. Odiándola muchísimo.

No empatizas con ella, ni haces ningún esfuerzo por empatizar

con el dolor de esta madre.

Entonces inmediatamente haces así, "pero por qué".

¿Cuál es su objetivo?

Sí, sí, es un personaje bastante controvertido.

"Tengo la intención de volverme a mirar atrás.

Quiero buscar a mi marido.

Quizá a mis padres.

No sé por qué ni para qué.

Seguramente debería buscarme a mí.

perdida en mi trabajo intentando sobrevivir".

Vamos a hablar de la película de esta noche

"El pájaro de la felicidad",

dirigida por Pilar Miró, estrenada en 1993.

Podemos hablar poco de la película,

sin desvelar nada importante porque la tienen que ver los espectadores.

Pero aquí sí vemos a una mujer de nuestro tiempo,

que era mujeres que aparecen en el cine de Pilar Miró,

que hizo un cine con mujeres protagonistas

en la mayor parte de las ocasiones.

En esta película ya tenía una larga trayectoria Pilar Miró

y se la considera de su segunda época.

En la primera estaría "La petición" o "El crimen de Cuenca".

"Gary Cooper que estás en los cielos".

"Beltenebros" incluso. Y esta de la última etapa

en la que ya las figuras y las problemáticas femeninas no solo

se enriquecen,

sino que se plantean desde otras perspectivas.

También se le ha puesto mucho en relación

con "Gary Cooper que estás en los cielos"

por los componentes autobiográficos.

Y esta película sí que me satisface...

desde el punto de vista de que aquí sí hay un punto de vista

femenino.

Hablar de qué ocurre a una mujer.

E introducir muchos temas.

Sin duda estoy relacionada con "El pájaro de la felicidad"

y sin duda hay una manera de pensar o de actuar

en la protagonista, en Mercedes Sampietro,

que tienen relación conmigo.

Pero no es algo que yo me proponga cuando hago una película.

Estaba pensando que estas dos últimas películas

hablan de malas madres.

De mujeres que fallan...

a sus familias, a lo que se espera de ellas.

Y de repente me parecen las más reales

y con las que me puedo identificar,

la verdad. Este personaje

se aparta de alguna manera de todos los pilares

que han constituido la base

de todas las anteriores, bueno, no de "Mater amatísima".

Yo creo que esta es su gran lucha.

Es la gran lucha de este personaje.

No voy a desvelar, pero la enfrenta

a "tú no tienes las cosas que hay que tener para ser mujer".

Una buena mujer. Y ella lo que va a hacer

es enfrentarse a estas cosas

y ver cómo se puede vivir sin ellas

o con ellas pero eligiendo.

No por imperativo, sino decidiendo.

Yo creo que esta restauración que hace

de ella misma, como ella misma es restauradora,

lo que intenta en toda la película es muy interesante

seguirla.

Yo la definiría como una mujer que huye.

Una mujer que aparentemente puede considerarse una triunfadora.

Aparentemente ha conseguido una posición...

estupenda en la vida.

Pero que no ha encontrado su sitio.

Mario Camus escribió el guión, pero ella lo reescribió,

le dio algunas pautas.

Y la versión de ella es más dura, tengo entendido.

Era un guión que estaba en un cajón desde el 81.

Ella lo recuperó una vez había dejado sus funciones públicas.

Primero como directora de cinematografía y luego de televisión.

Rescató este guión,

habló con Camus para introducir algunos cambios.

Y, como dices, era más poética la versión de Camus.

Ella se la llevó a su terreno, aunque luego

se ha rechazado el hecho de que fuese autobiográfico

lo cierto es que hay elementos que tienen que ver con ella.

Y para empezar es una mujer que en un momento dado,

que eso tiene en común con "Gary Cooper que estás en los cielos",

tiene que hacer balance de su vida.

En la primera es por una enfermedad

muy grave. Y en este caso es por un hecho dramático.

Que eso sí se puede identificar con el propio momento vital

que está viviendo Pilar Miró.

Y otro dato que hay que lo lleva a su terreno,

es como una presencia constante de la muerte

a través de las propias palabras de la protagonista

o de citas de Pío Baraja o Ángel González.

Pilar Miró siente fascinación por ambos escritores.

Ella lo quiso hacer un poco más duro.

Quizá porque su experiencia previa a hacer la película había sido dura.

Veo mi existencia como algo que ha sido y ha llegado a su devenir.

Ahora la soledad no me entristece.

Y como es muy difícil analizar una película sin desvelar cosas

aquí dejamos el análisis de la película que veremos luego

y no sé si os voy a pillar, pero...

sí que me gustaría saber desde los 90 hasta ahora

si así a bote pronto os viene a la mente algún título

que creáis que refleja a la mujer de una manera

que os gusta, que decís qué bien esa apuesta de ese director,

de esa directora... No sé por quien empiezo.

Virginia. A mí me gusta muchísimo

"Solas" de Benito Zambrano.

Aquí enlazaríamos con la mirada femenina, masculina.

Creo que la mirada femenina es una etiqueta creada

para meter el cine dirigido por mujeres en un cajón desastre.

No estoy de acuerdo con la mirada femenina.

Creo que la mirada de un director depende de más factores

que el hecho de su feminidad. El entornos, la educación...

En este caso la película de Zambrano

está escrita por él, dirigida por él.

Y a mí me gusta mucho

su aproximación al mundo de las mujeres

y me puedo identificar con cosas

más que películas dirigidas por mujeres.

Otras dirigidas por mujeres me encantan.

Otros títulos. Voy a hacer un cliché.

A mí se me ocurre un director que durante muchos años

ha recogido la bandera de retratar una mujer maravillosa

que es Pedro Almodóvar.

En distintas facetas, de distintos lugares

creo que ha hecho un gran trabajo con la mujer.

Paso mucho tiempo... Una mujer sufridora.

Sobre todo.

Sufridora, pero creo también disfrutadora.

Ha habido de todo.

Pero ha sido de los pocos que en todas sus películas

ha habido mujeres protagonistas,

mujeres que tienen más de 50 años

y esto hay que agradecérselo.

Carmen. A mí se me ocurren

muchos títulos.

Me gustan algunas de las mujeres de Isabel Coixet,

"Mi vida sin mí".

Me gusta una película como "Elisa K" de Colel.

Me gustan algunas figuras de Almodóvar,

sobre todo "¿Qué he hecho yo para merecer esto?".

De bastantes directoras, incluso Icíar Bollaín

de "Hola, ¿estás sola?".

Su primera película.

Has dicho muchos. Ingrid.

Yo barro para mis dos últimos personajes.

Barro para casa. Pero justo "Zona hostil" que se estrena hoy

es una peli bélica,

de guerra y de pronto todos los personaje femeninos son

estupendos y están en igualdad de condiciones con los hombres.

Se cumple el test de Bestel, todo.

Hubo igualdad salarial. Y luego "Ana de día"

también fue un personaje superinteresante para interpretar.

Porque es una chica que rompe con los esquemas

y de pronto empieza a vivir la vida que quiere,

que no es posiblemente la que se espere.

No sé, como que todo lo que voy viendo

que me va llegando a mí me gusta.

Me quedo con esos que los he vivido.

Me gustaría citar una películas muy reciente

que es "Las amigas de Ágata" dirigida por cuatro directoras.

Cuatro directoras muy jovencitas, catalanas,

que es una película tan bonita.

Formalmente, temáticamente es una preciosidad.

Igual que "La puerta abierta" que habla de mujeres.

¿Estás escribiendo la próxima?

Es una peli de terror.

¿Una mujer escribiendo terror?

Y sí y un thriller.

Y estamos apuntito de las próximas.

Muchísimas gracias a las cuatro

por haber estado con nosotros en este entretenido coloquio.

Ha sido un placer.

Invitamos a los espectadores a que vayan a ver "Zona hostil",

una película estupenda.

Y ya nos tenemos que despedir no sin antes reivindicar

de nuevo más papeles femeninos

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Mujeres

Historia de nuestro cine - Coloquio: Mujeres

10 mar 2017

Elena S. Sánchez charla con Marina Seresesky (Directora Cine), Carmen Peña-Ardid (Profesora y Escritora), Ingrid García Jonsson (Actriz) y nuestra colaboradora Virginia García; sobre "Mujeres en el Cine Español".

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Mujeres" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Mujeres"

Los últimos 623 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios