www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3875026
Historia de nuestro cine - Colegas (Presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Bienvenidos un día más a Historia de nuestro cines.

Decía Eloy de la Iglesia,

que la marginación es una caricatura desgarrada

de la normalidad social.

Una dura realidad sobre la que vuelve en "Colegas"

aunque de un modo más templado.

La cita esta noche es con ese cine quinqui

que arrasó en las salas españolas en los 80

y que a juzgar por las audiencias,

sigue sumando adeptos en 2017 gracias a este programa.

Estoy embarazada.

Me parece muy bien que hayas dejado preñada a la Rosario,

podrías haber dejado preñada a tu madre.

Me parece que te estás pasando. - ¡Que no me des!

Pero, ¿cómo vamos a tener el niño?

25.000 y cobro por adelantado.

Que necesito que me dejes 25.000 pelas.

Pero, ¿qué dices?

Yo me sé un rollo para pillar pelas, pero no sé si os atreveréis.

Pues están buenísimos.

¡Venga, la pasta! Que esto es un atraco.

Pero os habéis vuelto locos.

¡Sinvergüenza, canalla! ¿Estarás contento?

Qué tal, Luis. Buenas noches. Buenas noches.

Para hablar de "Colegas" tenemos que viajar hasta los años 80

Nos situamos en ese cine quinqui,

del que ya hemos hablado en el programa.

El director es Eloy de la Iglesia,

dispuesto a incomodar al espectador, como de costumbre.

Sí. Las películas de Eloy de la Iglesia,

siempre se movían por dos motores, uno era la urgencia social

y otra la necesidad de intervenir

o la voluntad de intervenir socialmente.

Por eso, el cine de Eloy de la Iglesia

se puede encuadrar dentro de una inquietud

por mostrar las contradicciones de la sociedad española

de esos momentos.

Y eso le llevaba siempre a incomodar, como tú has dicho.

De hecho, "Colegas" y "Navajeros" son dos pelis muy incómodas

que se pueden encuadrar dentro del cine quinqui.

"Navajeros" fue todo un exitazo enorme de público.

Y de hecho, en la película se bromea con esto,

pero a Eloy de la Iglesia,

no le movió el éxito para hacer "Colegas",

sino sobre todo la persistencia de ese mismo problema.

Me han dicho que es una película sobre la delincuencia juvenil.

Pues ya sabes, si necesitan extras, me avisas.

Vale. Pero tú para hacer de navajero no creo que valgas.

El año pasado, veíamos precisamente "Navajeros",

tuvo mucha audiencia la película.

¿Hay muchas similitudes entre "Navajeros" y "Colegas"?

Pero, ¿cuáles son las diferencias?

Quizá, qué hay más ternura.

Sí. "Colegas" es una película mucho más tierna.

"Navajeros" es una película muy violenta

sobre una causa que ya se daba por perdida.

En cambio, en "Colegas" sobre todo es una película sobre la amistad,

como dice el título,

sobre la ternura y sobre la necesidad de salir adelante

en una forma colectiva, juntos.

Mientras que en "Navajeros" se intentaba mostrar

como una persona puede llegar a cometer delitos,

aquí lo que vemos, es,

como una persona tiene que cometer delitos aunque no pueda,

vemos a una persona que es incapaz de hacer un atraco

o que vomita solo con pensar en un atraco.

Es que, lo que menos le interesa a Eloy de la Iglesia

es el delito en sí,

sino sobre todo el origen del delito.

Creo que la película confía mucho en la espontaneidad,

confía mucho en ser una crónica muy directa

de lo que es la juventud de nuestros días

en los barrios periféricos, en las grandes ciudades,

acosados por problemas tan graves, tan terribles como el del paro,

como el del aborto, como el de la insolidaridad familiar,

como el de la necesidad de romper esa marginación

en la que se encuentran.

Es que he quedado con Antonio, porque vamos a ir...

¿Adónde? ¿A golfear por ahí y a meteros droga?

Que no, Esteban.

Que han quedado para ir a buscar un trabajo.

¡Trabajo!

Malditas las ganas que tienen estos de currar.

Una vez más, Eloy de la Iglesia toca temas escabrosos

más allá de la delincuencia juvenil.

Sí. Ese es uno de los puntos más importantes

del cine de Eloy de la Iglesia, que no escatimaba ningún tema.

Aquí, por ejemplo, está el tema del aborto,

que se había tratado ya mucho, no, no mucho,

pero se había tratado ya en el cine español,

pero siempre de una forma o muy morbosa o muy maniquea.

Aquí, te lo muestra de una forma más o menos natural

y sobre todo mostrando que el abortar o no,

también depende mucho de la clase social a la que pertenezcas.

En estos casos, colega, lo mejor es llevarse la piba al extranjero.

No jodas, si no tenemos ni un puto duro.

Por una parte está, este tema del aborto,

pero a mí, lo que más me ha impactado

es como se muestra la especulación con la juventud,

ese abuso y uso de la juventud

ejemplificado por el personaje de Quique San Francisco.

Si no tenéis antecedentes penales, no hay ningún problema.

Me dais los datos, que yo os sacaré el pasaporte.

Ya sabéis,

que esta semana la dedicamos a la figura del guionista.

Esta película está escrita por Gonzalo Goicoechea,

que colaboró hasta en nueve ocasiones, creo recordar,

con Eloy de la Iglesia.

Sí, la verdad,

es que Gonzalo Goicoechea y Eloy de la Iglesia

eran como dos almas gemelas condenadas a conocerse

y a trabajar juntos.

Gonzalo Goicoechea había estudiado periodismo

y había empezado como periodista escribiendo en Interviú y en Triunfo,

de hecho, en Triunfo había llegado a escribir hasta críticas de cine

con un seudónimo de Eugenio Luquin,

y los reportajes que escribía ya sobre estos temas,

digamos entre comillas, escabrosos, las cárceles o la droga,

temas que después pasarían al cine de Eloy.

Hay como una afinidad común,

sobre todo en mirar eso que está proscrito,

eso que está escondido en la sociedad española.

Colabora hasta en nueve ocasiones,

y se hicieron películas como "Navajeros", "El pico I",

"El pico II", "El diputado", películas muy, muy polémicas.

Aunque la última colaboración que hacen juntos

es una película rarísima en la filmografía de los dos,

es una adaptación de la obra de Henry James,

de "Otra vuelta de tuerca".

Yo creo que un guión no es una cosa que tiene finalidad en sí misma,

sino que es un trabajo para hacer otro trabajo

que es el definitivo,

entonces, es una cosa que lógicamente el director tiene derecho a cambiar,

a modificar, a arreglar, y los actores también, claro.

Y uno de los encantos de esta película, es el reparto,

la naturalidad que transmiten los actores,

de nuevo, José Luis Manzano,

que ya hemos visto en otra de sus películas

y Rosarillo y Antonio Flores.

De hecho, ese triángulo es muy natural y es muy tierno,

en esos sentimientos que comparten,

en ese espacio que crean donde se construye la película,

donde se construye ese mensaje final de la película,

digamos, que ninguno de los tres son actores profesionales

aunque sí han tenido relaciones tangenciales con el cine.

José Luis Manzano venía de hacer "Navajeros", por ejemplo,

que si comparas su papel con el de "Navajeros",

es un papel casi diametralmente opuesto,

está el malo malísimo y el chico tímido,

por decir de alguna forma.

Rosario Flores y Antonio Flores también debutaron con el cine

en una película totalmente distinta que es "El taxi de los conflictos".

¿Qué me atrajo de la historia?

La historia en sí, de hacerla con los amigos,

de trabajar con un equipo que no iba a tener ninguna mala onda,

ningún mal rollo.

Es un papel a priori, como muy difícil,

que son esos hermanos muy unidos,

pero que a la vez tienen que estar unidos para salir adelante

frente a condiciones muy adversas.

Bueno, pues por eso, lo cuento en casa y se acabó.

Los tres lo hacen súper bien, muy bien

y de hecho, es, en esa naturalidad,

en esa fuerza que integra al personaje

donde se construye la peli.

Lo bueno de estas películas es que no dejan indiferentes,

o crean filias o crean fobias, el cine quinqui es así.

Sí. De hecho, esta película creó filias y fobias ya desde el estreno,

digamos, que volvió a ser un éxito de taquilla,

muchos espectadores fueron a verla, pero las críticas fueron malísimas.

Las críticas también fueron malísimas con "Navajeros",

pero aquí fueron incluso peores.

De hecho, un crítico llegó a decir,

que Eloy de la Iglesia con esta película

había creado la estética del calzoncillo.

Pues "p'a mí",

todas las pelis que se han hecho de rollos de macarras y tal

son "una full de Estambul".

Al día de hoy, sigue siendo una peli de culto,

pero más allá del culto o no que pueda tener la película,

es que, el retrato sociológico

que hace de ese momento y de ese Madrid, Eloy de la Iglesia,

sigue siendo vigente.

Gracias. A ti.

En este paisaje pesimista que dibuja Eloy de la Iglesia

sobre la realidad de los adolescentes

que habitan los suburbios de las grandes ciudades

también hay espacio para el amor y la amistad incondicionales.

De la mano de este cronista de mundos subterráneos,

viajamos a la España marginal de principios de los 80.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Colegas (Presentación)

Historia de nuestro cine - Colegas (Presentación)

19 ene 2017

Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.064 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios