www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4076124
Historia de nuestro cine - Cara de acelga (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE Accesibilidad.

Bienvenidos.

Esta noche tenemos una nueva cita con el José Sacristán actor.

Pero lo más importante y excepcional es que esa cita es también

con el José Sacristán director y guionista.

"Cara de acelga" fue su segunda película, tras las cámaras.

Cuenta la conmovedora y tierna historia de Antonio,

un hombre de mediana edad con cara de acelga

que camina por la vida sin rumbo fijo.

Y en ese tránsito se irá topando con una variopinta galería de personajes

interpretados por geniales actores de la historia de nuestro cine.

¿Dónde vas?

-Por ahí.

¿A dónde va usted? -De momento, a donde vaya usted.

-¿Qué es lo que he hecho en la vida, verdad?

Pues le diré: Antes, pensaba que de todo,

y ahora pienso que bastante menos.

¿Acacia? -Sí.

-¿Así que tú eras ese? -Mmm.

-¡Hombre, usted! Dios los cría y el dentista los junta

-Soy torero, lo llevo en la sangre.

Lo que pasa es que no he tenido mucha suerte

porque como tengo los pies planos y veo poco,...

Pero a cojones, a cojones, no ha habido quien me gane.

Por Dios, señor,...

¿Te gusta la copla, chata?

Ya, venga, eres un buen chaval.

¿Qué tal, Carlos? Buenas noches. Estupendamente, buenas noches.

En primer lugar, ¿cómo llega un actor tan exitoso

y con tanto talento, como es José Sacristán,

a dirigir su segunda película? José Sacristán había dirigido ya,

en 1983, su primer largometraje, como director, "Soldados de plomo".

Que además, había sido un notable éxito.

Y posteriormente, además, entre otras películas,

había interpretado tres obras muy importantes

de la historia de nuestro cine: "Epílogo" de Gonzalo Suarez,

"La vaquilla", con Luis González Berlanga,

y "El viaje a ninguna parte", con Fernando Fernán Gómez.

Es decir, que en ese momento, gozaba de un enorme prestigio,

y estaba en condiciones de levantar prácticamente cualquier proyecto.

De ahí, que se pudiera plantear una película

que realmente tenía muy poco que ver.

Bastante diferente a todo lo que se hacía en aquel momento,

en el cine español.

-La sinopsis o una forma de resumir la historia de "Cara de acelga"

es una serie de gente que se desconocen tanto como se necesitan,

que andan por ahí desperdigados, reclamándose los unos a los otros,

y a veces rechazándose.

Si no fuera un tópico decirlo y no importa, como la vida misma.

¿Qué singularidades tiene la película

y de qué trata en definitiva? Lo que cuenta esa historia

es la trayectoria de Antonio, ese personaje con cara de acelga,

que va pasando por la vida de muchos otros personajes

y, de alguna manera, ejerciendo una cierta influencia benéfica

sobre todos ellos.

Quizás, de ahí viene, Carlos, la dedicatoria final.

Sí, esa dedicatoria dice que la película está dedicada

a Lorenzo Llober-Gracia y su vida en sombra.

Y alude, con toda evidencia, a la importantísima película

de Lorenzo Llober-Gracia que se titulaba: "Vida en sombras".

Es una película de 1957,

que es un pilar esencial de la historia del cine español.

Probablemente, José Sacristán encontraba en la vida

de ese cineasta amateur, desconocido,

que hizo una película que en su día pasó desapercibida,

y que estuvo ignorado durante muchísimo tiempo,

una especie de metáfora de la vida de esas personas humildes

que no reclaman especial protagonismo,

que no llaman la atención de nadie, y que bueno, tiene una existencia

más o menos anónima y humilde.

Algo equivalente, de alguna forma, al protagonista de su ficción.

Una de las cosas más bonitas que tiene la película

es esa galería de personajes que, además, tienen muchas cosas en común

unos con otros. Sí, son personajes que comparten,

de alguna manera, su fracaso, su marginación,

su derrota o su frustración, sus anhelos vitales o existenciales.

Y también tienen en común el hecho de que todos ellos, de alguna manera,

se han refugiado en ciertos mundos imaginarios.

Unos, por la vía del silencio y la introspección,

es un personaje muy bonito de Amparo Soler Leal, Acacia,

que toma el nombre del personaje al que ella interpretaba

en una representación de "la mar querida",

una pequeña compañía de cómicos.

U otros, por la vía de la picaresca y en el borde de la delincuencia,

como el personaje del propio Fernando Fernán Gómez.

A esos, hay que añadir todos los demás personajes:

La viejecita moribunda que interpreta Rafaela Aparicio,

el personaje que le recoge en la carretera,

los dueños del restaurante del comienzo,

el personaje de Rellán, su mujer Amparo Baró,...

Toda una galería de personajes medio lunáticos, medio excéntricos,

medio fracasados, un poco patéticos,

más o menos como el propio personaje de la película.

La película tiene una estructura muy relajada y difusa.

Y eso es un poco su principal atractivo,

porque no es una película que cuente un misterio a resolver,

no hay tensión dramática.

De alguna manera, no hay el típico nudo dramático.

Es una película que va pasando libremente de unos personajes a otros

Nosotros acompañamos al protagonista.

Con cada uno de ellos, vive algunas experiencias.

En unos casos, más intensas.

En otros casos, de diferente naturaleza.

Y eso le da mucho encanto a la película,

porque realmente es una película que camina de forma muy relajada y libre

hacia su desenlace que también es igualmente muy abierto.

La película fue un tanto incomprendida en su momento,

¿por qué?

Probablemente, también por esa estructura,

por esa falta de estructura dramática tradicional.

José Sacristán decía en una entrevista que la película

estaba llena de claves muy personales.

-En "Cara de acelga", había demasiadas cosas mías.

Había como... Corría el riesgo... A mi me gusta la ternura

y me gusta, bueno, las vidas sencillas y simples.

Y a lo mejor, estuve rozando el ternurismo,

en vez de la sencillez que hay en la simpleza.

Es posible que la mirada que yo puse sobre "Cara de acelga"

era como demasiada ingenua.

-Vista hoy, es una película que tiene una frescura envidiable,

que se conserva muy bien, que sabe trasmitir una ternura fantástica

hacia sus personajes, y que realmente funciona admirablemente.

Gracias, Carlos. A vosotros.

Conozcamos ya a esa variopinta galería de personajes soñadores,

pícaros, excéntricos y fracasados,

que acompañan a Antonio en su deambular por la vida.

Mañana, José Sacristán nos acompañará

en el coloquio de "Historia de nuestro cine",

para hablarnos de "Cara de acelga"

y de los otros cuatro títulos de la semana.

Os esperamos, como cada viernes, a las 9 de la noche.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cara de acelga (presentación)

Historia de nuestro cine - Cara de acelga (presentación)

22 jun 2017

Programas completos (6)
Clips
Apache Tomcat/6.0.20 - Informe de Error

Estado HTTP 404 -


type Informe de estado

mensaje

descripción El recurso requerido () no está disponible.


Apache Tomcat/6.0.20