www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3605362
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Hola, qué tal buenas noches.

Hay quienes se han atrevido a decir que Madrid perteneció,

cinematográficamente, a Neville, y por eso,

su nombre no podía faltar en una semana

dedicada a cinco títulos que transcurren en la capital.

Para esta noche hemos seleccionado "Mi calle",

la última película de su dilatada trayectoria,

un maravilloso retrato costumbrista del Madrid de comienzos de siglo XX

y para presentarla hemos llamado a alguien

que no sólo adora su cine, también lo conoce bien

porque ha sido el último en adaptar una de sus obras, "El baile",

el actor Pepe Viyuela, qué tal, cómo estas.

Muy bien, Elena. En primer lugar, enhorabuena

por ese premio Max que recibías hace unas semanitas.

Muchas gracias, todavía lo estoy disfrutando.

Me alegro mucho.

Vamos a ver esas imágenes de "Mi calle"...Con mucho gusto.

y entramos directamente.

Lo malo es que la pobre cree que se va a casar con él

y a mí me parece que lo que él va buscando es otra cosa.

Usted perdone, señor marqués, es que no tiene maneras.

-¿Es que le han faltado? -Que me han robado una chuleta.

-Uy, eso le pasó a nuestro padre Adán y sacó novia.

Y qué le voy a hacer yo si no me mira. ¿Me quito la ropa?

Por Dios, si es Petra. -Venga pronto esa fotografía.

Explosión

Ahí va, ¿ha sido usted con la máquina? -Yo no.

Será un cohete. -A ver si ha sido una bomba.

Vamos a hablar ya de la última película

en la trayectoria de Neville, ¿por qué te gusta tanto,

qué es lo que te interesa de su cine?

Yo a Edgar Neville no le conocía de nada

hasta hace relativamente poco,

hace unos años de pronto descubrí su teatro,

conocí la función "El baile" y me enamoré de esa función,

entonces, digamos,

que por una cuestión de prurito personal y profesional

me dediqué a buscar y me di cuenta de que había un tesoro

en el cine, en la biografía en la historia de Neville

y en todo lo que supone tanto para el cine como para el teatro

como para la intelectualidad del siglo XX en España.

Hizo un cine que está por descubrir y que muchos jóvenes

que ahora mismo, digamos, buscan en la vanguardia,

nuevas formas de hacer y demás, deberían beber

en esos momentos, no solamente en "Mi calle"

esta "domingo de carnaval", está "El último caballo",

esta "La ironía del dinero",

"La torre de los siete jorobados" que me parece un monumento al cine.

Es una especie como de expresión, expresionismo castizo

muy difícil de encontrar, son piezas de cine únicas,

y yo lo descubrí por casualidad. Vamos a hablar de "Mi calle"

la película que tenemos por delante esta noche,

Madrid está muy presente en el cine de Neville

y aquí, qué te parece ese Madrid costumbrista que nos plantea.

Neville es a Madrid

lo que Woody Allen podría ser a Nueva York,

retrata Madrid como nadie,

es un Madrid, evidentemente, de otra época,

pero nos da la posibilidad de visitar a través de unas postales increíbles

el Madrid de esa época.

Intenta contar esa historia a través de una calle, esa historia nuestra,

esa historia de España desde finales de siglo XIX

hasta después de la Guerra Civil y pasamos por todo ese túnel del tiempo

a través de una misma calle que no cambia tanto

él juega con el cambio del suelo, el cambio del adoquinado

para mostrarnos esa calle llena de baches

y llena de tropiezos que yo creo que es una metáfora.

Neville en el fondo era un poeta,

el cine de Neville no es un venero muerto

es un manantial muy vivo con un montón de ideas.Absolutamente

Es una película también muy coral, como muchas otras

que hemos visto a lo largo de su trayectoria

y con personajes también con muchos contrastes.Sí.

En esta película en concreto. Sí, si uno quiere además, por ejemplo,

beber de la historia del cine, de nuestro cine,

pues tiene aquí la oportunidad de ver a actores

representando personajes

pero más allá de los personajes están las caras,

está la posibilidad de ver a un Adolfo Marsillach

jovencísimo, brillante, a un Rafael Alonso estupendo,

a una Conchita Montes que da gusto verla.

Me hizo una peluquera muchísimo muchísimo muchísimo...

le pegamos unos... horrorosos, la pobre Gracita Morales, horrorosos

porque yo la peinaba con con las tenacillas, con todo,

entonces yo empezaba joven y bonita

dentro de lo que cabe,

y terminaba muy vieja muy vieja muy vieja en la guerra

y me decían, di lo que te de la gana.

Me da usted unas pipas. -Toma, hija, unas pipas ahumadas.

-Muchas gracias.

Una Gracita Morales que a mi me parece que está asombrosa,

con una gracia... de lo que luego en el cine de los 60

vamos a ver ya más desarrollado, con esa voz tan característica

que la hace adorable.

-Me ha dicho una amiga del colegio... -¡Niña! -Aunque me pegues,

ella lo que quiere es que le toque el "Canta, vagabundo".

Yo cuando veo a Gracita Morales en esta película tengo que volver atrás

para volver a ponerme sus escenas porque me parece maravillosa.

Y luego tengo un recuerdo muy muy especial

por el momento personal que tuve de compartir con ella

en el cine con María Isbert, que está aquí con una juventud espledida

en esa escena en la que se mete debajo de la cama y habla,

precisamente, con Gracita Morales, con una gracia,

con un... no sé, esa naturalidad que ahora yo busco también

en la forma de trabajar.

Pero si los hombres no se casan porque se lleve un cuellecito blanco

o no se lleve, ni por saber hacer las cosas o no saber.

Muchísimas gracias, y sobre todo

por haber hablado tan bonito y con tanta pasión de Edgar Neville

que aquí tenemos absoluta debilidad. Es que le adoro y creo que de verdad

a quien no conozca Edgar Neville, por favor, que lo haga.

Lo tiene muy fácil, a través de internet,

a través de su cine... Y a través de La 2.

De la "Historia de nuestro cine" que le reivindicamos semana tras semana.

Que se queden y que disfruten, es un regalo.

Muchas gracias, un placer tenerte. Gracias.

La última película de Edgar Neville

posee muchas de las cualidades de su cine,

riqueza, costumbrista y de personajes,

el reflejo impecable del Madrid más castizo,

ese toque de comedia pintoresca y desenfadada

y un maravilloso plantel de actores.

Hoy soplamos la vela de nuestro primer aniversario

rindiendo homenaje a Edgar Neville, uno de los grandes de nuestro cine

y al que "Historia de nuestro cine" ha reivindicado desde el primer día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mi Calle (Presentación)

Historia de nuestro cine - Mi Calle (Presentación)

11 may 2016

Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.064 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos