www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3626217
Historia de nuestro cine - Brigada criminal (Presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Buenas noches, bienvenidos.

Comenzamos esta semana dedicada al cine policiaco

con "Brigada criminal", la película de Ignacio F. Iquino,

que está considerada como una de las obras fundamentales

de lo que se denominó, a principios de los 50,

el cine policiaco catalán.

Vemos unas imágenes y Javier Ocaña que ya está aquí, a mi vera,

nos habla de la importancia que este título ha tenido dentro del género

en nuestro cine.

-¡Don Fernando Olmos Sánchez!

-Servidor.

-Y para no infundir sospechas

fingiremos que entra como empleado un agente novato y con cara de tonto.

-Y el novato con cara de tonto soy yo.

-¡Manos arriba!

-¡Atrás!

-Yo podría dar con esos hombres.

-Es posible.

-¿Usted cree que para ir a buscar a una chica necesito esto?

-Es que me interesa que esa chica no llegue a Madrid.

-Brigada criminal.

Yo le buscaré un buen refugio.

-¿Es la comisaría?

Quiero denunciar a los asesinos de Celia Albéniz.

No importa quién soy...

Qué tal, Javier, buenas noches.

Muy bien, buenas noches.

Lo decía al principio:

estamos ante una de las dos películas fundamentales

de aquello que se consideró el cine policiaco catalán.

¿Qué era exactamente?

En los primeros días de diciembre de 1950 se estrenan seguidas

"Apartado de correos 1001" de Julio Salvador, que ya vimos aquí,

y esta "Brigada criminal" de Ignacio F. Iquino.

-Es una película de gangsters, de robos, de asesinatos,

de trucos maquiavélicos.

Películas fundacionales de lo que luego se dio en llamar

el cine policiaco catalán o cine policiaco barcelonés.

Una serie de películas de los años 50 y 60, ambientadas en Cataluña,

con Barcelona como centro de producción,

y un sistema de producción de bajo presupuesto

al que se fueron incorporando una serie de nombres

muy importantes en la historia de nuestro cine,

como Julio Coll o como Antonio Isasi Isasmendi.

Este movimiento legó películas muy importantes

que vamos a ver aquí, en el programa, dentro de poco,

como "Distrito quinto" de Julio Coll

o como "A tiro limpio" de Francisco Pérez-Dolz.

Una de las características

de este tipo de cine del que estamos hablando

es el rodaje en exteriores naturales

y aquí lo vemos, sobre todo, en la ciudad de Madrid.

Es casi la única película de este movimiento

que se ambienta fundamentalmente en Madrid,

aunque tiene algunas escenas en Barcelona.

Esas escenas de calle marcadas por una verosimilitud tremenda,

muy bien rodada.

Algunas secuencias,

con los protagonistas en medio de gente de la calle

y algunas secuencias casi de documental,

en las que no salen los protagonistas

y parece que han sacado la cámara casi de improvisto

para dar esa verosimilitud.

Y luego, no solo en las escenas de exteriores,

sino también en las escenas de interior,

se intentaba que los escenarios fueran reales,

por ejemplo, como en la secuencia del atraco en el banco,

que es un banco real.

Aquí, Ignacio F. Iquino

se luce con una puesta en escena que está plena de recursos.

Muy llamativa.

He leído críticas de la época

y comentarios de especialistas actuales

que critican un tanto ese empeño por el contrapicado,

que es muy típico del cine de Ignacio F. Iquino

y que ya vimos aquí en "El Judas", en aquella película de semana santa.

A mí me parece perfecto, me parece fenomenal,

con la cámara siempre por debajo de la mirada de los protagonistas,

a veces más o menos en la cintura, a veces muy abajo, desde los pies,

y que es una puesta en escena muy del cine negro americano,

muy, por ejemplo, de Orson Welles.

Estamos en una semana en la que nos estamos centrando

en títulos de cine policiaco.

Muchas veces es difícil saber

dónde están los límites entre el cine negro y el policiaco.

¿Dónde situarías "Brigada criminal"?

Es una película absolutamente policiaca;

policiaca, en su variante de infiltración.

¿Por qué es policiaca y no cine negro?

Porque no tiene las características propias del cine negro, que son:

una desesperanza en los personajes, un fatalismo dentro de los personajes

finales relativamente amargos.

Hay una serie de características que no se cumplen.

Aquí solo hay arquetipos.

En el cine negro hay personajes con doble cara

y aquí solo existen dos arquetipos:

los buenos y los malos.

El protagonista es José Suárez.

Le hemos visto en varias películas ya a lo largo de este año,

pero aquí estaba en sus inicios.

En sus inicios.

Una de las características también del cine policiaco catalán

es que, debido a su bajo presupuesto, empleaba a actores de segunda fila.

Lo que pasa es que aquí coincide

en que José Suárez luego se convertiría en una estrella,

sobre todo a partir de "Calle Mayor".

Y en el resto del reparto destaca Manuel Gas,

que era cantante de ópera y cantante de zarzuela

y es el padre de Mario Gas, director y actor teatral.

Y luego, Pedro de Córdoba, que es un actor con un físico muy particular,

que a mí siempre me gusta mucho

y que en realidad solo hizo cuatro películas,

pero dos de ellas son del cine policiaco catalán:

una es ésta, la otra es "Distrito quinto"

y él en realidad era bailarín y en ambas películas sale bailando.

Vamos con este homenaje a las fuerzas del orden,

como rezan los títulos de crédito.

Gracias.

De nada.

Deudora del cine negro de los años 30,

"Brigada criminal" sirvió, a su vez,

de guía para otras películas del género que vendrían después.

Y, como curiosidad,

os contaré que llegó a estrenarse en los cines de Francia y Bélgica,

pero con un título muy distinto:

"Los asesinos de Madrid".

Os invitamos a comenzar la semana con buen cine español.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Brigada criminal (Presentación)

Historia de nuestro cine - Brigada criminal (Presentación)

06 jun 2016

Los últimos 714 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios