www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3810412
Historia de nuestro cine - Navajeros (Presentación) - Ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches.

"Navajeros" es

el título de la película que vamos a ver a continuación.

Decimoquinto largometraje de Eloy de la Iglesia,

uno de los máximos exponentes del denominado "cine quinqui",

género que gozó de una gran popularidad

en el cine español de finales de los 70

y principios de los 80

y que narraba las vivencias de jóvenes delincuentes

que habían alcanzado la fama gracias a su historial delictivo.

Pon la música, que voy a bailar con el rubito de la escopeta.

-¡Venga! Id sacando la tela, los relojes, los anillos

y todo lo de valor.

¿Dónde duermes? -En portales en bugas reventaos

o en la quel de alguna puta.

-Hay que llamar a los de la banda del Menque,

a los del gasolina,

a los del Quique.

-Hay quien piensa

que si no existiesen ni la delincuencia ni el terrorismo,

no faltaría quien se dedicara a inventarlo.

-Es mi hijo. -¡Coño! El famoso Jaro.

-¡Es el rey de la noche! -¡El Jaro en persona!

¿Qué tal, Carlos? Buenas noches.

Contentísimo de volver.

No se si sabes

que la película que emitimos esta noche es la número 400, ya,

de "Historia de nuestro cine".

No, ni idea. Pero me parece maravilloso.

Ese es el adjetivo: maravilloso.

Pues tenemos "Navajeros" por delante,

película de Eloy de la Iglesia,

un director muy singular, pero no siempre comprendido,

¿verdad?

Bueno, se le tachó de efectista, de sensacionalista y demás,

pero con toda razón. Él se lo buscó.

Lo que pasa que él se defendía alegando que no,

que él no quería escandalizar a nadie,

que, simplemente,

se limitaba a mostrar todo aquello que los demás cineastas ocultaban.

-Creo que, realmente, hago un cine un poco diferente

al cine que habitualmente se hace.

Eso, pues, siempre implica unas complicaciones y unos problemas

que tienen todavía, en este momento, en este país,

unos elementos censores que las juzgan.

Ayer, en la presentación de "Perros callejeros",

hablábamos del cine quinqui y de lo que había supuesto

y Eloy de la Iglesia es un nombre importante

dentro de ese subgénero tan autóctono.

Sí, absolutamente.

Fue una moda, un boom, que hubo en el cine español,

dentro del cual, cada cineasta dio su punto de vista particular.

Es decir, una cosa es De la Loma, otra cosa es Eloy de la Iglesia

y otra cosa es Carlos Saura.

Pero todos forman un cuerpo común, que es este cine quinqui,

que fue una denominación que se acuñó después.

Estamos ante una coproducción entre España y México.

Esto, ¿en qué lo notamos en la película?

Efectivamente. Era una época en que,

por extrañas razones administrativas,

se hicieron muchas coproducciones con México y España.

Entonces, México aportó, básicamente, a la actriz, Isela Vega,

que era una actriz que allí era muy importante.

Acababa de trabajar con Peckinpah, por ejemplo,

en "Quiero la cabeza de Alfredo García".

Lo que pasa que en la película, aún haciendo de mexicana,

está doblada en castellano de Valladolid.

-¡Coño, la mexicana! -¿Qué es de tu vida?

-Ya veis, había quedado aquí con este chamaquito,

que es mi sobrino. ¿Cómo estás, niño?

José Luis Manzano es el gran protagonista de esta historia,

ese joven que da vida a un joven delincuente, al Jaro,

y era un chico de la calle.

Sí, Eloy de la Iglesia lo que quería era

chavalotes sin ninguna experiencia ante la cámara;

entonces, pues, hizo una serie de castings,

una serie de pruebas,

para encontrar esta gente que pudiera dar la autenticidad que él buscaba.

Entonces, claro, así surgió José Luis Manzano,

que el pobre, entonces,

pues apenas sabía siquiera leer ni escribir.

-Yo he vivido en el ambiente ese.

Y estoy viviendo en el ambiente ese.

Entonces, pues, sé, más o menos, de lo que es y de lo que va eso.

-Y en la película está doblado, claro;

le dobla Ángel Pardo,

que es un actor que también había trabajado con Eloy, ¿no?

Y, entonces, así surgió una relación entre Manzano y Eloy,

que fue personal, que fue profesional

y que acabó fatal

por culpa de la drogadicción en que cayeron ambos.

Y rodarían más películas juntos.

Hicieron más películas

a lo largo de esta relación tempestuosa y extraña.

También vamos a ver en la película

a José Sacristán y a Quique San Francisco,

en personajes secundarios.

Sí. José Sacristán ya había trabajado un par de veces

con Eloy de la Iglesia

y Eloy, además, fue un director importante

en el cambio de imagen profesional que se opera en José Sacristán,

hacia el año 74 - 75.

Es importante destacar que Sacristán, en esta película,

hace un papel secundario, pero trascendental,

porque concreta la conciencia ideológica y social

que tiene como mensaje.

-Cuando un ciudadano normal, un trabajador, va por la calle

y se encuentra con un muchacho de 15 años

que, en lugar de darle las buenas noches,

le pone una navaja, es que...

algo muy grave está pasando.

-En cuanto a Quique, debuta aquí con Eloy,

luego hizo bastantes más películas,

y siempre hacía personajes turbios, extraños, así.

-Hola, Jaro. Por fin volvemos a encontrarnos.

Cogedle.

Tranquilo, hombre.

Tranquilo,

que esta vez no me pillas tan desprevenido.

¿Cómo refleja Eloy de la Iglesia ese mundo turbio?

Es muy interesante ver

que Eloy de la Iglesia refleja este mundo

sin ningún tipo de moralismo y con una cierta complacencia.

O sea, se nota que le gustan.

Le gustan sus protagonistas y, en cierto sentido,

por decirlo vulgarmente, le ponen.

Es una película dura.

También lo era la película de ayer, la de "Perros callejeros".

Sí, no es una película para todos los gustos, desde luego,

pero es una película muy representativa

de un momento histórico absolutamente particular

en el cine español.

La censura había caído y, entonces, era, digamos, asumible

reflejar todo este tipo de personajes

y plasmar esta clase de imágenes.

Pues vamos ya a celebrar que "Historia de nuestro cine" emite

su película número 400.

Son buenas noticias para el cine español.

Gracias. Un placer.

Cuando se estrenó "Navajeros", hace ya 36 años,

Eloy de la Iglesia la definía

como una película entre la crónica y el cómic,

con elementos testimoniales sobre la delincuencia juvenil

y las peripecias de un joven marginado

contadas a ritmo de tebeo.

Lo cierto es que el desparpajo con el que el director hablaba

de las injusticias sociales y la ausencia de discurso moralista

no solían gustar a muchos sectores de la sociedad española del momento.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Navajeros (Presentación)

Historia de nuestro cine - Navajeros (Presentación)

23 nov 2016

Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.066 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios