Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5465547
Para todos los públicos Hacer de comer - Rollito de calabacín y sorbete de mandarina - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Y si lo pongo por aquí... Aquí no me cabe bien.

Vamos a ver en este otro ladito.

Va... justito, la verdad que en el fondo

me gusta mucho cómo está.

Muy buenos días a todos, estaba pensando en cambiar

parte de la decoración de la cocina,

pero creo que lo voy a dejar porque, en el fondo,

me gusta mucho cómo está. Lo que sí voy a hacer

es darle un toque de color con los dos platos

que vamos a preparar hoy.

Primero haré un rollito de calabacín con pollo

y después, vendrá a cocinar conmigo, Fabián,

finalista de la primera edición de "MasterChef"

y él me ayudará a preparar algo tan, sumamente, fresco

como unos sorbetes de mandarina y de limón.

Pero primero nos ponemos con los rollitos

de calabacín con pollo. Así que, me voy a ir lavando

las manos y os voy a contar los ingredientes

que vamos a necesitar para esta receta.

Aceite de oliva, sal, pimienta, contramuslo de pollo,

agua, calabacín, mozzarella, pimiento verde, rojo

y amarillo, zumo de lima, ralladura de limón,

vinagre de Jerez hierbabuena, albahaca,

cebollino y un poquito de rúcula.

Lo primero que voy a hacer es poner a calentar el aceite

en esta cazuela porque quiero freír el pollo.

Un día vamos a hacer un pollo frito de esos

de los de verdad, de los que nos gusta,

pero hoy lo vamos a hacer sin ni siquiera rebozar,

solo dándole un puntito más de jugosidad y además de jugosidad,

de sabor, ¿cómo? Tengo un bol, contramuslo de pollo,

agua y sal, lo que vamos a hacer

es disolver la sal con este poquito de agua.

Ya sabéis que siempre lo hacemos con pescado y lo tenemos,

aproximadamente, unos siete minutos.

En el caso de la carne lo tendremos un poquito más,

exactamente, una hora y media.

Bueno, así que disolvemos por aquí. Gracias a la salmuera

vamos a conseguir dos cosas: Una, punto de sal idóneo,

lo podíamos conseguir de una manera externa,

¿sin meterlo en la salmuera? Probablemente, si,

pero vamos a conseguir una segunda que es todavía

mucho más importante. Al final, el agua

en esta hora y media entrará dentro del pollo,

además, también de conseguir que el pollo tenga

un poquito más de cuerpo. Así que, contramuslo de pollo

a la salmuera y vamos a tenerlo aquí,

una hora y media. Pero, tranquilos, que no os haré esperar

porque yo ya tengo un pollo en salmuera aquí.

Y está, exactamente, listo para freír.

Lo que tengo que hacer primero, ya sabéis que esto

es una contradicción, pero en el fondo,

mientras... más humedad tenga el producto

con el que vamos a freír, más jugoso nos saldrá,

pero esa humedad tiene que ser siempre

un poco en el interior por eso vamos a secar

la humedad desde fuera. En una hora y media

vais a ver cómo todo el pollo por dentro está en su punto

de sal y también está en su punto de jugosidad

y textura. Bueno, tengo por aquí el aceitito

vamos a darle un poco de candela y lo que sí añadiré ahora

es pimienta, ahí, sin miedo, eh.

O sea, la pimienta cuando toca un poco el calor

es como que se multiplica su aroma.

Bueno, tenemos aquí y lo que voy a hacer

es sacarme un platito también para sacar el pollo

Ahí vamos, vamos a ver cómo está el aceitito.

Mientras se fríe el pollo me voy a ir sacando la mandolina

porque tengo que trabajar el calabacín.

La verdad que me encanta el calabacín,

creo que es tan, sumamente, versátil, lo encontramos

todo el año, se cocina de mil manera

y de mil formas. Ya sabéis que nos gusta

el calabacín aquí. Así que, bueno, mandolina por aquí

y aunque es cierto que podemos encontrar el calabacín

todo el año, también su precio nos indica cuándo está en temporada

y cuándo no. Cuando veis que de repente cuesta el doble,

que sepáis que es porque no es temporada

de calabacín. Es la única razón por la cual su precio

sube o baja muchísimo. Ahora, sí, sigue siendo un precio,

pues, relativamente, asequible para las posibilidades

que nos puede dar el calabacín que son, como digo, muchas.

Bueno, os cuento qué voy a hacer, voy a laminar el calabacín

y lo que vamos a hacer es un poco una especie de mini canelón,

entre comillas, o como queramos llamarlos,

o sea, rollito, etc. Pero lo que quiero

es sacar láminas, voy a ver cómo está de grosor,

es importante, estas primeras las guardaré

para cualquier otra preparación.

¿Vale? Creo que este grosor nos puede venir bien

Que no se nos olvide el pollito, eh.

Mira, creo que ya está, perfectamente, dorado.

Le falta un pelín solo por la textura

tocando aquí un poquito, mira, aquí.

Cuando cede un poco es que dentro está un pelín crudo

y no pasa nada porque sabemos que está jugoso,

pero necesito ese dorado, tiene que ser una fritura

sin harina ni, absolutamente, nada, en crudo, tal y como veis,

pero ese dorado importante, la verdad. Bueno, estoy cortando

de más y bueno, emplato a lo mejor un poquito más, pero, de momento,

vamos a empezar con cuatro.

Y esto, como digo aquí, ya sabéis que no se tira nada,

todos estos restitos de verdura, en el último, no sé,

la última posibilidad es meterla en un caldo,

pero se puede hacer de mil maneras.

Mirad, mirad, este crujiente.

Y me voy a traer hacia aquí esta planchita rallada

que también va a jugar un papel importante en la receta.

Bueno, eso ya es una cuestión muchísimo más estética

que otra cosa. Lo que sí necesito es que sea muy caliente, ¿vale?

Quiero darle un golpe al calabacín lo mínimo posible.

Por otro lado quiero que os fijéis en esta auténtica maravilla,

ese crujientito lleno de pimienta, el punto de sal sabemos

que lo tenemos, pero mirad aquí.

Mirad cuando presiono aquí, ¿qué es lo que pasa?

Jugos, jugos, jugosidad, importante, de todas maneras

como lo cortaré, lo vais a ver de sobra.

Yo creo que la sartén está lo, suficientemente, caliente

para ir marcando estas láminas de calabacín.

Como os he dicho, necesito ese punto rallado

y también, la verdad, importante en el calabacín,

yo aquí no echaría, absolutamente, nada de aceite

porque es muy poroso y esa porosidad

luego, hace que absorba demasiada grasa y eso es algo

que a mí, personalmente, no me interesa.

Mirad cómo, rápidamente, hay que tener mucho cuidado

porque veremos cómo, rápidamente, coge color.

Tened en cuanta que es muy, muy fino, eh.

Este lo voy a sacar ya, nos hemos ahorrado, incluso,

darle la vuelta. De verdad, este tipo de cocciones,

muchas veces tenemos esa, no sé, esa manía de sobrepasarla

y darle un poquito más así, mira, con este puntito

vamos más que de sobra.

Así, muy bien, ¿veis qué bonito queda?

Y esta por última, aquí.

¡Buah! Quema un poquito los deditos, pero, bueno,

yo también estoy, relativamente, acostumbrado.

Bueno, nos olvidamos del fuego, de momento, porque ya tengo

todo listo para empezar a hacer nuestro rollito.

Primero, cortaré el pollo y quiero que veáis aquí

ese momento extraordinario, ¿sabéis qué me pasa con esto?

Que me entra un hambre que no puedo más,

¿veo esta puntita ahí? Me la corto...

Probadlo, de verdad, mirad.

Mirad qué maravilla, yo os digo una cosa,

sea la hora que sea, cuando cocinas algo muy rico

entra a la perfección. Sea lo que sea, yo, no sé,

desayunar una cazuelita de angulas, ¿a quién no le gusta?

Seguro que pensáis lo mismo que yo. Bueno, vamos a hacer,

hemos hecho cuatro, así que haremos cuatro tiras.

Pero, de verdad, quiero que miréis ese puntito, ese toque crujiente,

esa jugosidad. Yo me voy a poner

las tiritas de calabacín aquí. Por otro lado hemos dicho

que teníamos mozzarella seca, en este caso, que es esto.

También os daré una idea porque a mí, por ejemplo,

me gustaría poder añadirle un poco de queso ahumado, ¿vale?

Lo quiero decir más que hacer porque hay gente que no le gusta

o es más difícil de encontrar y es un pelín más caro,

pero si os gusta un poquito

de queso ahumado, le viene perfectamente.

Mira, lo que voy a hacer es colocar un trocito

de la mozzarella aquí, el pollo veis que es muy fácil.

Tengo por aquí un poquito de cebollino

que le pondré a la vinagreta, pero esto que parece una tontería

que se hace muchas veces en rollitos vietnamitas,

cosas más asiáticas, pero le da mucha frescura

y le da mucho rollo, así que, lo voy a hacer también.

Así, voy a enrollarlo así, de esta manera

y quiero que se me quede así,

otra cosa ya es cuadrar aquí un poquito, ¿vale?

Por lo menos, una parte para poder ponerlo luego,

de pie y así queda perfectamente.

Así que voy a hacer lo mismo con el resto de rollitos.

(Música)

Bueno, voy a sacar una bandeja ahora, porque lo que quiero

y el siguiente objetivo es fundir el queso por dentro,

así que, voy a meter los rollitos en el horno

el tiempo justo que vaya, minutitos, muy pocos,

a 180 grados con tres, cuatro minutos

tenemos más que de sobra. Insisto, solo con un objetivo,

fundir el quesito por dentro.

Así que, mientras tanto, ¿qué voy a hacer?

Preparar la vinagreta con la que acompañaré

estos rollitos de calabacín. Aparte de pimientos,

lo que voy a hacer es meterle aromáticos, un poquito

de hierbabuena, un poquito de albahaca,

más cebollino, frescura, vaya, al fin y al cabo.

Mirad, algo tan, sumamente, sencillo como esto.

Pimiento rojo, pimiento verde, lo he dicho al revés,

y pimiento amarillo, pero, bueno, en este caso

el orden de los factores no altera el producto.

Tenemos aquí un poquito de zumo de lima

tan sencillo como esto, un poquito de vinagre, ¿a ver?

Me encanta, me encanta Jerez y me encanta el vinagre de Jerez.

Ralladura de limón, así, un poquito.

Y ahora, voy a añadir, sin miedo,

con las manos, mismo, rompemos un poquito de hierbabuena,

un poquito de albahaca, así.

Qué buena pinta que tiene esto, qué frescura,

usar aromáticos nos cambia la vida.

Nos da profundidad, nos da, yo qué sé,

coge un yogur, un simple yogur y le metes hierbabuena

y es como otra dimensión. Rompemos ahora cebollino.

En esta vinagreta la lima y el limón

nos va a dar, evidentemente,

frescura y eso es lo que nos va a aportar.

Evidentemente, por mucho que le echemos zumos,

el puntito de aceite de oliva le viene muy bien

y la ralladura le aporta otra connotación

que es importante. Bueno, a ver, esto está,

básicamente, tenemos la rúcula aquí,

me saco el platito por aquí

y mirad lo que vamos a hacer ahora ya.

Voy a poner la rúcula, tan sencillo como esto, así.

Voy a hacer una cosa, voy a coger también

un poquito así, que la rúcula vaya también empañada, digamos.

Esto ya está, voy a sacar mis rollitos

que seguro que el queso se ha fundido.

Ahí, no necesito más cocción, tened en cuenta que el pollo

ya estaba cocinado, el cebollino me gusta

que aporte frescura, de verdad, así que, así.

Vais a ver qué cosa más deliciosa,

sencilla, a ver si somos capaces

de ponerlas así, todo de pie, que se vea bien.

Ya tengo el quesito fundido, bueno, esto ya tiene buena pinta.

Finalmente, vamos a seguir poniendo nuestra vinagreta

de pimientos y aromáticos.

Primera receta de hoy terminada.

Aquí tenemos estos rollitos de calabacín que se la caído

una gotita de aceite aquí, la quitamos ahora mismo

o como os decía, aquí tenemos

nuestros rollitos de calabacín con pollo.

(Música)

Lo tenemos todo, ¿no, Fabián? A punto.

Creo que superpreparado para poder hacer estos sorbetes.

Genial. Supongo que os acordáis de Fabián,

la primera edición, ¿cuántos años han pasado?

Madre mía, desde el 2013, imagínate.

La primera edición de "MasterChef", en el 2013 y ahí estaba él

que era mucho más jovencito. 18 años.

No tenías ni barba aún. No, y temblaba como un flan.

Bueno, pues bien, lo que vamos a hacer ahora

es un sorbete de mandarina y un sorbete de limón

con un poquito de cava. Así que, si te parece bien,

te vas lavando las manos. Perfecto.

Yo ya las tengo limpias y diré los ingredientes

que vamos a necesitar para hacer estos dos sorbetes.

Para el sorbete de limón: Cava, agua, ginebra,

azúcar, zumo de limón huevo y limón.

Para el sorbete de mandarina: Mandarina, huevo,

zumo de mandarina, azúcar, un poquito de menta y agua.

Mira, para explicarlo bien, vais a ver, físicamente,

que hay cuatro, pero yo los voy a juntar, ¿vale?

Sería un poco el azúcar y al agua del jarabe del sorbete

de mandarina y el azúcar y el agua del jarabe del sorbete de limón.

Mientras tanto, mira, voy a coger un cacharrito por aquí.

Ve echando los dos. ¿Los dos juntos?

Sí, todo. Voy encendiendo por aquí y voy a contar todos los pasos,

para que no os perdáis,

porque es sencillo, pero hay que seguir unos pasos.

Vamos a hacer un sorbete con alcohol y otro sin alcohol,

pensando, también, un poco, en los niños.

El sorbete de limón al cava es algo que a todos gusta y disfrutamos,

que, en un momento dado, apetece. Totalmente, porque refresca.

Exacto. Que viene muy, muy bien.

Los pasos que vamos a seguir son los siguientes...

Jarabe, por aquí, este jarabe va a servir para los dos;

sabéis qué es un jarabe, básicamente, agua y azúcar.

Vamos a hervirlo, por aquí... Después, por otro lado,

tenemos, exprimidos, zumo de mandarina y zumo de limón;

en el caso del de limón, aparte de cava,

nos parecía poco y como Fabián tiene barba,

no es el niño que aparecía en "MasterChef I",

le echaremos ginebra. Te has venido arriba.

Aparte de cava, un poquito de ginebra.

Haremos esta primera parte, junto con las ralladuras,

que te voy a pedir que me vayas sacando, por ejemplo,

ralladura de la mandarina y del limón.

Perfecto. Genial. ¿En boles diferentes?

Te daré dos boles pequeños.

Esto le dará aroma, ¿no? Exactamente.

No tiene nada que ver el zumo con la piel,

os lo digo, merece mucho la pena.

Mientras tanto, voy a sacar unas julianas,

que es lo que usaremos para decorar, al final,

el sorbete de mandarina.

Estas julianas, tengo por aquí un poco de azúcar y de agua,

las vamos a cocinar en un jarabe, pero en el microondas.

Hago un repaso rápido...

Tenemos un sorbete de mandarina y un sorbete de limón;

hacemos la base del sorbete, con agua y azúcar, aquí;

lo separaremos en dos partes; y añadiremos los zumos

y las ralladuras de cada uno; lo echaremos en un cacharrito

y haremos una primera precongelación, entre comillas;

mientras tanto, montaremos las claras de huevo,

de estos huevos que tenéis aquí;

y emulsionaremos el sorbete con las claras.

Lo veréis ahora. Para que quede esponjoso.

Exacto, necesita un poco de textura.

Voy a ir sacando la piel de esta mandarina,

porque os quiero enseñar un truco que os dejará fascinados,

pero, mientras saco la piel, quiero que Fabián me cuente cosas.

¿Qué te cuento? ¿Qué ha sido de ti en estos años?

La verdad, salí de "MasterChef" y me lié a montar cosas.

Primero, montamos una "startup", Foodinthebox,

donde enviamos a casa los ingredientes y la receta.

El objetivo es que la gente cocine más en casa.

Claro. Como hace tú, ¿no?

Se echa de menos. ¿Verdad que sí?

Creo que hay una brecha generacional,

las abuelas enseñaban a las madres y padres,

pero, ahora, ya no nos enseñan tanto como antes a los jóvenes.

Yo aprendí a cocinar por Internet. ¿Sí?

Y, realmente, es algo que creo que debemos potenciar

e intentar que no se desperdicie tanta comida o alimento,

porque me he dado cuenta, últimamente,

de la cantidad de comida que se tira a la basura,

hecha o sin hacer, por una mala organización.

Eso no puede ser.

Al final, te quedas flipando, "¿qué nos hemos perdido?".

Tú, realmente, te dedicabas al mundo de la publicidad, ¿no?

Sí, cuando entré en "MasterChef" llevaba seis meses en la carrera,

luego, salí de "MasterChef", que había paralizado la carrera,

pero tenía que acabar la carrera, y la acabé hace nada.

La acabaste. Sí, de publicista.

Realmente, mis pasiones son la gastronomía, por un lado,

comer, sobre todo, me flipa comer. (RÍE)

Y, por otro lado, comunicar, hablar,

comunicar por diferentes vías.

Es a lo que me dedico, ahora, a enseñar a cocinar,

pero, ya te digo, a través de la comunicación,

recetas fáciles y sanas, para quien no tiene tiempo.

Estoy más especializado ahí.

Le he quitado la parte blanca, veis que la he puesto aquí,

porque os quería enseñar a hacer esto, estas julianitas,

que vamos a cocinar, ya veréis cómo quedan.

Es un truco que nos sirve para decorar...

Lo voy a probar en el canal y, luego, te menciono.

Sirve para decorar y sirve, evidentemente, para aromatizar.

Qué bueno.

Os recuerdo que tenemos por aquí el almíbar, que empezará hervir,

le queda un poquito, nada, le queda un minutito.

Os voy a enseñar a hacer el truco de la piel de la mandarina.

Voy a coger otro cacharrito...

Voy a meter el azúcar y este agua, que tenemos más que de sobra.

Mezclamos un pelín. Vale.

Voy a echar aquí la juliana de mandarina.

Fabián, quédate con el almíbar. Vale.

Me vengo al microondas,

que lo voy a poner 900 vatios, durante dos minutos.

¡Vámonos! 900 vatios, dos minutitos.

Ya veréis como esas julianas se convierten en algo diferente.

A ver si somos capaces... ¿Has visto lo que he adelantado?

¡Perfecto! Pero ya está integrado.

Lo que vamos a hacer será quitar esto de aquí, ¿vale?

Dame... Tengo ahí dos cacharritos de cristal.

La mandarina pelada me la tomo para merendar.

¿Estos? Exacto.

A ver si somos capaces de hacerlo a partes iguales.

Nos vamos a fiar del "ojo de buen cubero", ¿no?

Vamos a ver qué tal.

Yo no arriesgo, ¿eh? Voy a ir mirando...

Ahí, yo creo que...

Va la cosa bien, ¿eh? Sí, sí.

¿Cuál quieres? ¿El de limón o el de naranja?

(RÍE) El que tenga más. El que tenga más.

¡Perfecto! Bueno, este es el nivel, ¿eh?

Quédate el de limón. Venga.

Vamos por partes, para que vayan viendo.

Tienes el jarabe caliente aquí. La ralladura de mandarina.

A mí no me gusta hervir el zumo, porque pierde mucha frescura.

Toma, para mezclarlo un poco.

Zumitos... Fabián tiene el de limón

y yo tengo el de mandarina, para adentro.

Ralladura... Fabián la de limón y yo tengo la de mandarina.

Dani, esto... Hay que mezclarlo.

Lo hacemos con limón y mandarina,

pero se puede hacer con lima u otro cítrico, ¿no?

Con lo que quieras, hasta un mojito.

Eso te iba a decir, un granizado de gin-tonic.

A Fabián le veía edad de mojitos y de estas cosas.

Tengo 25 años, me alegra que me digas eso,

si me llegas a decir güisqui...

El güisqui es con mi edad, ¿sabes qué te quiero decir...?

Como en las películas, ¿no?

¿Habéis visto las películas americanas?

Todo el mundo tiene una bandeja con un brandy, un coñac...

En las oficinas. La gente de mi edad, pero bueno...

Sorbete de limón y de naranja, ya hemos mezclado la base, ¿vale?

Todavía no está hecho, esto sería la base;

así que, ahora necesitamos que se semicongelen.

Lo vamos a dejar tres horas en el congelador

y no olvidéis que tenemos en el microondas la mandarina.

(Música)

(Música)

Bueno, ¿cómo lo llevas? Lo llevas bien.

Casi a punto de nieve. Ya te veo, ya te veo.

Pero, bueno, lo tenemos, prácticamente, ¿no?

Como veis, lo que estamos haciendo es batir y montar las claras

a punto de nieve; Fabián tiene dos y yo, otras dos.

Sí. Aquí, como muestra...

Para que lo veáis.

Tenemos las cuatro yemas que nos han sobrado.

Como veis... A ver, tengo esto... Espera, te pongo un platito.

¿Sí? Perfecto. Hagamos las cosas bien.

Me gusta que hacer así...

Sí, pero bueno... Ahí está, listo.

A ver, hemos sacado del congelador

el sorbete de naranja y el sorbete de limón;

ahora, se trata de añadir las claras a punto de nieve dentro,

pero quiero que veáis la textura, ahora mismo es, básicamente,

lo que llamaríamos un granizado, o sea, es esa, básicamente.

Ahora es el momento de, poquito a poco, ir mezclando.

A ver, esto es, solo, una cuestión de textura.

Claro.

Lo que viene siendo esponjosidad, como he dicho antes.

¿Cómo llegaste a "MasterChef"?

Ahora es muy fácil, todo el mundo quiere ir,

pero fuiste a la primera edición, la de los valientes.

La de los conejillos de indias.

Los que, sin saber adónde iban, ahí se metieron.

Nos dijeron que era un programa que iba a salir, nada más,

pero me hizo mucha ilusión. A mí me apuntaron, ¿eh?

¿Te apuntaron? Sí, mi padre es jefe de cocina

en un hotel de Mallorca, y lo apuntaron a él,

porque no sabían que era de cocineros "amateurs",

y mi prima dijo: "si no puede el padre, el hijo,

que tiene un blog de cocina". Antes tenía un blog de cocina.

En aquel momento, ¿qué edad tenías? Eras un niño, ¿no?

Dieciocho años. Dieciocho añitos...

Entré por semanas. Claro.

Yo cumplo en octubre y entré en enero.

De todas las ediciones habrás sido el más joven.

Creo que sí, pero no sé, no lo he comprobado.

Pero es verdad que al entrar tan joven me cambió,

a nivel externo y, también, a nivel interno.

Para mí fue un "máster" de vida, fue flipante.

No hace falta que se integre todo, porque, luego, al congelarse,

poco a poco, se unificará, y lo vamos a emulsionar.

Claro.

Lo primero que vamos a hacer es, antes de meterlo en el congelador,

os quiero enseñar cómo ha quedado la mandarina,

esa mandarina que metimos en el microondas.

¡Brutal!

Y que tenemos aquí, estas julianitas.

Mira qué bonitas. Qué bonitas.

Cómo cae, perfectamente, ese jarabito,

que nos va a dar ese puntito

semiamargo, dulce y aromático de la mandarina.

Incluso, lo puedes hacer para el roscón, ¿no?

Para lo que quieras. Más fácil que estar confitando.

Eso o comprar la fruta escarchada. Bueno, vale, claro.

El roscón tiene complejidad. Es verdad, es verdad.

Bueno, ahora sí que necesitamos que esto congele bien;

así que lo vamos a volver a meter en el congelador tres horas,

pero podemos ir comprobando cada hora, más o menos,

para ver si va congelándose, depende de cada congelador, ¿no?

Lo que sí os voy a enseñar será la textura que debe tener.

(Música)

A ver cómo está...

Os enseño la textura que ha quedado en el congelador,

gracias, precisamente, a las claras de huevo.

¿Veis? Básicamente, os lo podéis comer así,

Échalo, ve echándolo. Vale.

Hay que tener en cuenta que un sorbete de limón al cava

es, básicamente, una bebida helada;

no llega a ser un sorbete, propiamente dicho.

Os recuerdo que el de Fabián va a ser la versión alcohólica.

Va a tener chispa. Voy a echar el cava por aquí...

Tampoco te pases, ¿eh? Quiere que acabe borracho.

Esto depende, también, de cada persona, ¿no?

Lo mezclamos y a él se le va a quedar

una especie de bebida helada.

Como habéis visto, he echado el cava y la ginebra,

mientras que yo, por ejemplo, lo voy a varillar un pelín,

porque lo que busco es una textura más cremosita,

de sorbete puro y duro; para que no tengamos esa escarcha,

esos trocitos de hielo que suelen ser incómodos.

Tienes hierbabuena por ahí. Genial.

Cava, ginebra... Prácticamente, de todo, ¿no?

Llega el momento de emplatar este sorbete.

Mirad, el mío lo meto aquí.

¿Habéis visto qué fácil es hacer un sorbete en casa?

Solo necesitamos tiempo.

Vamos a culminar...

Con estas maravillosas...

Estas maravillosas julianas cocinadas en un almíbar.

Así, las vamos a ir poniendo.

Lo ves bien, ¿no? Lo veo fenomenal.

En el de cava debe quedar líquido, y lo vas bebiendo, poco a poco.

Te invito, no solo a que te lo bebas,

sino, a que termines con un poco de hierbabuena.

Que le pega muy bien. Ahí está.

Incluso, le podríamos poner a este albahaca, ¿no?

A mí me encanta, pero a la gente le da cierto pavor.

A usar la albahaca en el dulce.

Yo hacía una "crème brûlée" de albahaca, no digo más.

Un día la haremos aquí. Bueno, Fabián...

El mío está terminado, el tuyo, también...

Aquí tenemos nuestras dos opciones de sorbete,

el de mandarina y el de limón al cava. ¿Comemos?

Venga, solo faltaba. Venga, pilla el tuyo.

Al lío. Ahí está...

("Pretty Woman", Roy Orbison)

("Pretty Woman", Roy Orbison)

¿Has estado a gusto? He estado súper a gusto.

Muy bien. Muy a gusto.

Me ha encantado que vinieras. ¿Sí?

Sobre todo, para hacer el sorbete de mandarina y de limón al cava.

Primero, vamos a comer los rollitos de calabacín con pollo,

que he preparado con mi cariño, espero que te gusten.

Fijo.

A vosotros, en casa, os animo a que probéis

este menú ligero y refrescante. Sí.

Como siempre os digo: haz la comida y mejora tu vida.

Vamos a por el canelón. Vamos a hincarle el diente.

Canelón o rollito, como queramos llamarlo.

Lleva mozzarella, he curado el pollo, lo he frito...

Al final, parece algo sencillito, pero tiene su...

Lleva curro. Tiene su gracia.

Es un curro sencillo, a veces, lleva más...

"A veces", digo, a ver, es más conocimiento que trabajo,

que el trabajo merezca la pena. Claro, que luzca.

Qué bueno. Sí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Rollito de calabacín y sorbete de mandarina

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Hacer de comer - Rollito de calabacín y sorbete de mandarina

13 dic 2019

Rollito de calabacín con pollo será el primer plato que Dani García nos enseñará hoy en Hacer de Comer. Además, acompañará este plato con una vinagreta de pimientos. Para la segunda receta contará con la ayuda de Fabián, finalista de la primera edición de MasterChef, para preparar unos refrescantes.

ver más sobre "Hacer de comer - Rollito de calabacín y sorbete de mandarina " ver menos sobre "Hacer de comer - Rollito de calabacín y sorbete de mandarina "
Programas completos (191)
Clips

Los últimos 763 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios