Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5179316
Para todos los públicos Hacer de comer - Rabo de toro y empanadillas - ver ahora
Transcripción completa

¡Uy, Dani! Vaya tela la boda de ayer.

(Sintonía)

¡Uy, Dani! Vaya tela la boda de ayer.

De verdad, te lo juro. ¡Madre mía! Eso sí.

Un bailoteo, las cosas...

Pero el problema fue a la hora del baile,

que pusieron bakalao, reguetón.

Yo fingí que me dolía el tobillo para no bailar.

Entonces, no bailaste. Sí, sí.

Al final, mi abuela me sacó

con "Paquito el Chocolatero". (TARAREA)

Eso es otro nivel. Y me vine arriba.

Y mis primas con el cachondeíto conmigo. Brutal.

Buenos días a todos. Hoy vamos a hacer

rabo de toro y empanadillas de atún.

Y va a venir Poty porque tiene

un pequeño problema con las empanadillas.

Además, espero que te enseñe

algún... Un bailecito.

Voy a lavarme las manos. Al lío.

A ver si me enseñas algo y en la próxima boda

me puedo pegar un "dancing" y me puedo lucir.

Le podemos pedir una nueva coreografía

de "Paquito el Chocolatero". Siempre es la misma.

Bueno, pero es un clásico. Es un clásico.

Con tu permiso, voy a sacar la tabla, por si acaso.

Clásica, clásica sí que es la receta

que vamos a hacer hoy de rabo de toro.

Y lo que vamos a necesitar para la receta, es:

rabo de toro, harina, pimentón,

orégano, un poquito de cacao, pimienta, clavo,

aceite de oliva, vino tinto.

Caldo de carne que tenemos de nuestra despensa

congelada, hemos descongelado hoy para ellos.

Un poquito de brandy.

Luego ajo, puerro, cebolla, tomate, apio y zanahoria.

Y para un puré de patata, un poco de leche,

mantequilla, sésamo blanco, sal, chalota, patata y pimienta.

Y por último, como sabéis que nos gusta aromatizar

las cosas en condiciones, pondremos romero y tomillo.

¿Vamos allá? Venga, Dani. ¿Con qué me pongo?

Primero, antes de nada, haremos una cosa

que poca gente hace a la hora de hacer un rabo.

Primero, limpiarlo. Claro, claro.

Hay que limpiarlo un poquito.

Y luego, prepárame... Antes de la verdura,

prepárame una mezcla. Mira. Vamos a hacer esta mezcla,

que queda superbién. Un poquito de harina.

Pimentón dulce. Sí.

Y el orégano seco. Ojo con lo que vamos a hacer.

Vamos a coger el rabo. Le vamos a echar

un poquito de sal y de pimienta.

Y luego, con esta mezcla que estáis viendo aquí

de misma cantidad de harina,

de pimentón dulce y un poco de orégano,

vamos a rebozar el rabo de toro.

Y eso lo vamos a marcar en nuestra olla,

antes que nada. Y en esos juguitos

es donde vamos a empezar a hacer el sofrito.

Porque, además, ¿por qué se hace este tipo de cosas?

Para que esa harina trabe

y ligue un poco la salsa. Antonio, me pongo

con el rabo de toro y tú con la verdurita.

Ajo, cebolla, apio, zanahoria y tomate.

Por ese orden, ve pelándolo. Y ojo con el rabo de toro.

En muchas ocasiones, tenemos,

como vais a ver aquí, exceso de grasa.

Ponemos aquí.

Quitamos por aquí.

Ahí vamos.

Mira. Sal.

Venga. Un poco de sal aquí. Pimienta.

Dani, el rabo de toro hay que ver que antiguamente

se representaba, digamos, como casquería.

¿Sabes lo que te digo? Ahora es un producto casi de lujo.

Es un producto barato que podemos hacer en casa.

Ojito, porque podemos hacer mil preparaciones.

Tened en cuenta que nosotros vamos a hacer este guiso,

pero a partir de este guiso, se pueden hacer millones de cosas.

Las empanadillas las vamos a hacer de atún.

Pero si nos sobra, la metes dentro y queda genial.

No hay problema. No sé si sabes

que el rabo de toro, los pobres se ponían

fuera de las plazas de toros

a que terminara... Para que se lo dieran.

Claro. Se ponían allí y les daban...

Esperaban a los toreros para que les dieran

el rabo, las orejas, las vísceras, todo.

Pasa como con los carabineros. Cosas que antes nadie quería

y ahora... Todo el mundo quiere carabineros.

Todo el mundo quiere y paga mucho más.

Hay demanda, pues hay precio. Ahí está.

Ya estamos calentando esto y vamos a echar...

Llego a un sitio donde guisan rabo de toro

y ya sé que es rabo de toro. Los aromas que suelta...

Pero tú fíjate ahora. Y el sabor.

Ahora que dices "aroma", ven aquí. Ven. Mira.

Voy, voy. El pimentón.

Es que ya ahí... Claro.

Es vital, de verdad. Pimentón, harina y orégano seco.

Por favor, en casa, usadlo.

También se puede hacer para albóndigas,

para cualquier cosa.

Vamos a acompañar este rabo de toro con puré de patata,

con poca mantequilla y con un poco de chalota.

Me vas a ir cortando la chalota. Voy ya.

Mira. ¿Me pelas la patata primero mejor?

Pelo la patata y después vamos con la chalota.

Las pelas en casco. La típica patata de casco.

Vale. Importante esto por aquí.

Aquí no se para. Bien doradito. Y mirad ya.

O sea, ya tenemos aquí un aceitito

con sabor a pimentón.

Échame el ajo aquí.

Ahora el ajo se tiene que hacer solo, siempre.

Que suelte el perfume, que suelte el aroma. Eso es cocinar.

El uno. Solo. El paso uno.

Luego, tenemos la cebolla, el puerro y el apio.

A ver. Es cierto también que es el típico guiso

que se pueden echar otras verduras.

Voy a añadirle un poquito de caldo.

Un poquito aquí para que se nos cocine antes

y, además, no se nos pegue.

Esto ya está un poco fondeado. Vamos a añadir ahora la zanahoria.

Bueno.

Vamos. Venga, cazuelita, Antonio.

Un poquito de agua, un poquito de sal

y, evidentemente, las patatas que Antonio está cascando.

¿Sal cuándo es mejor echarla? Aquí en el agua.

Luego haremos el puré y volveremos a salar.

Pero aquí solo en el agua.

Nunca se le puede echar sal a la patata cuando vas a freír.

Dani, esto ya está.

¿Cómo lo tienes? La lavo ya un poquito y listo.

Bueno, voy a ir echando el tomate.

Patatita por aquí. Venga, Dani.

Voy a echar el tomate mientras.

¿Qué más necesitas? ¿Me pongo con la chalota?

Sí. Corta la chalota.

Pequeñito, ¿vale? Como una juliana.

Tampoco hace falta que te... Repasamos, ¿vale?

Estamos sofriendo toda la verdura

donde hemos marcado el rabo de toro

con esa harina, pimentón y orégano,

que le va a dar un toque especial.

Voy a flambear un poco cuando esté la verdura fondeada.

Y en ese momento, vamos a añadirle

el rabo y luego el vino tinto para reducir.

Dani, no abras más la cazuela,

que me dan ganas de hincar el diente ahí.

No has echado todavía el rabo de toro.

La cazuela está dura. Me da igual.

Pero si es el aroma que ha dejado de los jugos.

Verdurita ya pochada en su justa medida.

Como además ahora sabemos que va a seguir cociendo,

hoy tampoco es el día que tú tienes que dejar pochar

y sudar hasta el final.

Porque ahora va a seguir cociendo.

Pero sí vamos a meterle ese toquecito, que a mí me gusta,

que está ahí... ¿Ya empiezas con el fueguecito?

Lo que haré será echarlo en un lado,

porque hay un poco de líquido.

¿Vale? Y aquí... ¡Ten cuidado, Dani,

que se te quema la cocina! Ahí.

Aquí, como hay más caldo, pues ya no...

Y lo chulo que tiene que estar eso en la tele, Dani.

Es que te gusta. Y lo hago porque hay que hacerlo,

pero también por él.

A ver. Nosotros tenemos

un extintor preparado. Claro, claro.

Tenemos a todos los cámaras muertos de miedo.

Bueno, es muy facilito. Le añado el clavo.

Y unos granitos de pimienta.

Romero. Romerito.

Tomillo.

Voy a echar el rabo, ¿vale?

Lo entierro aquí bien.

Lo entierro aquí bien.

Como veis, ahí con nuestra verdurita.

Otro poquito más. Venga. Vinito.

Yo voy a cubrir y a reducir a la mitad.

A mí me encanta reducir a la mitad.

En esta reducción es donde está el secreto.

Si no, nos sabe a vino crudo.

Pasa como la bechamel cuando hacemos la harina.

No debe saber a harina cruda.

Un guiso no debe saber a vino crudo.

Para que no sepa, hay que reducir.

Dani, yo tengo una pregunta del pueblo.

Muchas personas el rabo de toro lo hacen en ollas rápidas.

El proceso de olla rápida es, ahora mismo, el mismo.

Y la reducción del vino hay que hacerla abierto

Si no, no reduce. Claro.

La reducción se produce por evaporación.

Y esto no se debe tapar. Necesito que la reducción salga.

Dani, ¿esto va a la cazuelita? Va a la cazuela.

Venga. Lo pongo ya y así vas terminando.

Mira.

Os recuerdo que hemos puesto agua con sal.

Con 20 minutos tenemos suficiente para cocer la patata.

Y ahora lo que nos queda es reducir a la mitad el vino tinto.

Han pasado diez minutos, de momento.

Tenemos aquí en la sartén un poquito de mantequilla

y voy a echar ya la chalota que me ha picado Antonio

y que luego vamos a añadir a ese puré de patatas.

Quiero la chalotita a fuego flojo, ¿vale?

La patata, que lleva diez minutos,

le quedan otros diez minutos. Y ojito. Yo voy a echar aquí.

Mira qué color tiene este rabo de toro.

A más reduzca, más oscuro que se nos va a ir poniendo.

Claro. Y más rico.

Ya hemos echado el caldito y ahora a reducir.

Hay que tener paciencia ahora.

Ese proceso es el mismo que hubiéramos hecho

en una olla rápida, como hablábamos antes.

Ahora vamos a cerrar.

Estilo olla lenta.

O sea, tres horitas y media, aproximadamente.

Esto es así. Ahora sí que tenemos tiempo.

El mismo proceso, exactamente el mismo,

hubiéramos cerrado. "Cla, cla, cla".

En 60 minutos o menos, 45-50 minutos,

tendríamos el rabo de toro en una olla rápida.

Antoñito de mi alma. Mira.

Lo del caldito es ya algo sublime. A ver.

Tres horas y media. ¿Puedes quitarme eso, Antonio?

¿El qué te quito?

Esto. ¿Esto?

¿Cómo te vas a llevar lo mejor?

Ya sé que quieres mojar. ¿Qué quieres que haga?

Lo he colado. Lo primero que he hecho,

ha sido sacar el rabo y ponerlo aquí.

Es un proceso que hay que hacer rápido,

porque el rabo de toro es la típica carne como el cordero

que se seca muy pronto.

Por lo tanto, rapidito. Mirad.

Es que esto ya casi es una "glasa".

Hemos colado. Hemos separado ya la verdura.

La desechamos o la guardamos en el congelador

para hacer un día cualquier cremita de verduras.

Bueno, he machacado las patatitas.

Todavía no le he echado sal. Vale.

La mezclamos con la chalota y con la mantequilla

que la hemos fondeado como veis aquí.

Y ahora yo voy a dejar que Antonio lo ponga

a punto de sal, pimienta y si necesita,

un chorreón de aceite de oliva virgen extra.

Vamos a calentar un poco de leche en el microondas.

¡Ah! Para no hacer tanta fuerza, ¿no?

Dar cremosidad, Dani. No hacer tanta fuerza.

Lo tengo todo aquí, Dani.

Mira. Yo mientras voy a "glasear". Me encanta el efecto del glaseado.

Y el brillo que tiene, Dani. Y el brillo.

Lo que voy a hacer, es probarlo.

¿Cómo está eso? No necesita ni sal.

Dani, ¿le voy incorporando la leche poco a poco?

Venga, pégale. Métete, que yo estoy ya casi listo.

Cómo huele, de verdad. No puedo resistirme.

Antonio, que me está entrando hambre.

Venga, Dani. Nada más que me falta

el toque de aceite de oliva y lo tenemos bordado.

¡Lo tenemos bordado! ¡Oh, Dani!

Vamos a hacer una cosa que hacía yo antiguamente

y que me gusta hacerlo

con algún que otro guiso como el de hoy.

¿Os acordáis del cacao que hablamos?

Nos va a dar un toque amargo y vamos a ver aquí

cómo se va diluyendo.

¿Cómo está eso? Esto está listo.

¿No habías terminado? Vamos.

Un plato clásico en un plato clásico.

¿No? Ah, vale. Me mola, me mola.

Mira. Vamos a hacer lo siguiente.

Por todo estíramelo en una misma capa.

Y ahora le damos formita al puré.

Mientras, yo ya termino de integrar el cacao.

Y la pintaza que tiene esto.

Alguna hierbecita podemos, ¿no, Antonio?

Mira. Tráeme un poco de tomillo.

Un poco de tomillo. Bueno, tenemos aquí.

A mí me gusta hacer esto porque así ya el plato se integra.

Así. Mira qué pintaza. Bueno, Dani, por favor.

Venga, dame más. Ponle ahí ahora

hojitas de tomillo. ¿Vale?

Brillante. Lo del olor es algo...

¿Le puedo echar yo arriba

el tomillo al rabo de toro? Sí.

Es brutal, eh.

Brutal. ¿Y si nos lo comemos antes de que llegue el invitado?

¿Qué te parece? Estoy... Vaya.

¡Ay! Que se me ha olvidado otro detalle.

¿Os acordáis del sésamo que teníamos ahí? Aquí.

Juzguen ustedes mismos. Aquí está nuestro rabo de toro

guisado, glaseado. Perfecto.

Perfecto. Con puré de patatas.

(Canción "Favorite Song")

Tenemos la visita de Poty, porque tiene un problema

al hacer empanadillas.

Y es que se les abre. Eso os pasará a muchos de vosotros.

Y hoy os vamos a explicar por qué.

Y para las empanadillas vamos a necesitar:

masa de empanadillas, una cebollita,

un pimiento rojo y un pimiento verde,

tomate natural rallado, un poquito de atún,

dos huevos duros, una hoja de laurel

y un poquito de sal.

Y es la única licencia que me tomo de hacer

atún de lata caliente. Ojo, eh.

(Timbre) Eso del atún caliente...

Bueno, voy. Yo no concibo, como dice Dani,

el atún caliente en ningún lado. Las cosas como son.

Te voy a presentar, que tengo un pinche que es un crac.

Un poquillo despistado. ¡Vaya pinche! ¿Qué pasa?

¿Cómo estamos? ¿Qué tal?

¿Coti o Poty? Antonio, Coti es el de...

¿Cantas o bailas? Coti es el de:

"Nada de esto fue un error".

# Nada de esto fue un error. #

Y tú eres... Yo soy Paulina Rubio.

Hala. (RÍEN)

Es que os confundo. La rubia. Soy Poty.

Poty. Yo bailo, entre otras cosas.

Antonio, me haces quedar fatal. Dani, que no.

Que yo lo conozco. Lo que pasa...

Traigo a amigos a mi casa y me haces estas cosas.

De verdad, que me perdone. Vaya ayudante.

Te traeré un delantal,

para que veas que te quiero. Venga. Qué chulo.

Dani, qué alegría poder estar aquí contigo.

Oye, estás en tu casa. Un placer. Para mí.

Poty, por favor. Yo bailo poquito o mal.

Lo poco que bailo, lo bailo mal.

Oye, pues... Y lo poquito que baila,

se lo he enseñado yo. Tenemos una coreografía

Antonio y yo. Pero es solo zigzag.

Oye, pues luego, si queréis, os enseño.

Me enseñáis a cocinar y yo os enseño a bailar algo.

Venga. Antonio, dale aquí...

Antonio me dijiste, ¿verdad? Pues toma, Antonio. Átame.

Ahora mismo, Poty. Venga.

Bueno, a ver. Tu problema con las empanadillas es

que se te abren.

Cuéntame. Venga. Las empanadillas yo las hago

con mucho arte. Pero a la hora de freírlas,

pones el aceite caliente

y se te va todo el relleno por un costado.

Haremos el relleno. Pero creo que sé qué te pasa.

Hago un desastre cada vez que hago empanadillas.

Bueno, vamos a ir sacando la tabla para hacer el relleno.

Antonio se va a llevar la masa a la nevera.

Espera, Antonio. Déjame una a mí.

¿Te dejo una a ti? Sí. Me gusta...

Es que me gusta que la masa esté a temperatura ambiente.

Siempre lo hago así. Si la haces así, déjala ahí.

Hago lo que quieras, pero me gusta tenerlas a temperatura ambiente.

Perfecto. Ya que voy a rellenar,

pues fenómeno. Te solucionaré el problema.

Pero aquí hay que currar.

Soy un trabajador nato. Lo que necesites.

Vale. Te voy a poner a cortar.

¿Antonio va a ir haciendo la cebolla y tú el pimiento?

Venga. Que llore Antonio.

Yo reconozco que llevo haciendo empanadillas toda mi vida.

Hoy vamos a hacer un relleno relativamente tradicional.

Un poquito de cebolla bien fondeadita.

Luego añadiremos los pimientos, fondearemos bien

y añadiremos el tomate con un toque de laurel y de sal.

Y el huevo duro nos va a ayudar a trabar

un poco esa salsa. Le dices "trabado".

Bueno, que quede espesita, con cuerpo.

Que quede con cuerpo es importante.

Y luego... Mira, no lo hemos dicho,

pero a mí me encanta ponerle

un poquito de hierbabuena a este relleno.

¿Cocinas mucho en casa? Hago muchas cosas.

Soy muy cocinillas. ¿Con quién vives?

Vivo con mi mujer, con Isabel,

con mi hija Martina, con Gus, el perro.

Y siempre tenemos invitados. ¿Y le cocinas Gus también?

Sí, sí. Un poco más pequeño, un relleno.

Sí. Estamos hablando de un relleno.

Eso para una paella vale. Pero para un relleno,

un poco más pequeño. ¿Recién llegado

me vas a reñir, Dani? No. Tengo esa tendencia.

Fíjate cómo huele. ¿Está mejor picado lo de Antonio?

Es que Antonio ya... es un pinche de élite.

Bueno, bueno. No es cualquier pinche.

Esto... Fíjate cómo huele

el laurel, cómo se nota.

Es impresionante. Qué productos tenemos en España.

Ese aceite de oliva... Aceite de oliva, laurel y genial.

Yo lo que he hecho ya, es añadirle la cebolla

a ese aceite que he calentado un poquito el laurel.

Eso también es importante, ese toque de calor al laurel

antes de echar la cebolla

para que suelte también todo su aroma.

Y ahora pochar bien, en condiciones,

antes de añadir los pimientos.

Oye, Poty, has trabajado mucho en EE.UU., tengo entendido.

Hasta presentaste unas campanadas en EE.UU.

En Times Square, en Nueva York.

Qué gozada. Hicimos la gala de fin de año

para Univisión, donde trabajo, la bajada de la bola.

¡"Clin, clin, clin"! Brutal.

Times Square. Único.

Supermaravilla. Cebolla fondeada, ¿vale?

Importante que veáis que ya está cocinada.

Siempre somos defensores en este programa

de que hay que fondear las cosas, hay que sofreír de verdad.

¿Está bien así o no? Está bien. Perfecto.

Dame instrucciones. Sin problema.

En este caso, la cebolla sí dejamos que fondee sola.

Pimientos son exactamente iguales. ¿Vale?

La misma cocción. Por lo tanto, lo podemos echar junto.

Yo tengo un reto para ti. Esto es un reto como coreógrafo.

Antonio venía de una boda y me venía hoy diciendo

que ha bailado "Paquito el Chocolatero".

¿Tú crees que podremos cambiar la coreografía?

Es tan sagrada esa coreografía de esta canción,

que no se puede tocar.

Vamos a ir dejando el pimiento fondear.

Nos apartamos a un ladito. Y... Enséñanos algo, ¿no?

Sí. Os puedo enseñar algo. Pero eso no lo toquemos.

Os pido por Dios, eh. Lo de "Paquito el Chocolatero".

Bueno, pues otra. Algo facilito, eh.

No mucho más allá de lo que hemos hecho.

Hay una canción de Georgie Dann.

Como estamos en la edad los tres, en la edad de Georgie Dann...

¿"Mayonesa"? Esa no es de Georgie Dann.

Cultura musical cero, Dani.

# La barbacoa. # "La barbacoa" no.

Hay una que hizo, que la estrené yo,

que se llama "Los huevos".

Ya que estamos en la cocina...

¿Vamos a utilizar huevos para la empanadilla?

Sí. Claro. La música es un chachachá.

Yo os digo una cosa. El paso sería... Mira.

Un, un, chachachá.

Dos, tres... Eso es mucho para mí.

Venga. La última, Poty.

Mira. # Los huevos

# valen para hacer una tortilla. #

# Los huevos tienen personalidad. #

# Los huevos valen para hacer mil maravillas. #

Mira. # Y a mí me valen

# para hacer un chachachá. #

¡Oh, qué arte!

Oye, pues ni tan mal. Ni tan mal.

Mucho arte. Parece fácil.

Os he visto un poco "dos pies izquierdos".

Yo soy muy torpe. Soy un tío torpe.

Qué lástima. ¿Los tíos no bailamos o qué?

A ver, Antonio, el tomate, ¿vale?

Y ve cortando ya los huevos duros.

Ya tenemos bien fondeada, como veis,

la cebollita y los pimientos. Uno cada uno.

Uno cada uno. Uno cada uno. Picadito, ¿vale?

Picadito. Y vamos a echar el tomatito.

Venga. Acabo de echar el tomate. Vamos a reducir.

Ponerlo a punto de sal y de pimienta y dejarlo enfriar.

No le echéis nunca, jamás el atún en caliente,

porque luego lo vamos a freír.

Has dicho "no echar nunca el atún en caliente".

O sea, vamos a echarle el huevo duro y el atún

cuando esté frío. ¿Por qué?

Porque el atún... ¿Para qué? Si ya está cocinado.

Vale, vale, vale.

Sofrito listo. Hemos dejado enfriarlo media horita.

¿Vale? Atún: intentar evitar esa grasita que hay abajo.

Que es genial para aliñar una ensalada,

pero aquí ya sería demasiada grasa.

Me has puesto a bailar. Ahora te pondré a cocinar.

Llega tu gran momento. Te termino el relleno.

Antonio, un poco de hierbabuena.

Un poco de hierbabuena. Ojito, Poty.

He puesto el aceite a calentar. Preguntas mías.

Me imagino que en casa habrá gente que lo pregunte.

¿Lo has echado en frío? He dicho al principio

que es la única licencia

que hago al atún caliente de lata.

Vale. La única es la empanadilla.

Le voy a echar sal. Échale hierbabuena.

No le he puesto en mi vida hierbabuena.

Tu momento. Ahí tienes una cucharilla.

¿Qué quieres que haga? Como lo haces tú.

Como hago la empanadilla. Exacto.

Por cierto, lleva un rato ahí ya.

Bueno, pues yo cojo... Claro.

Corrígeme. No te voy a corregir.

Como tú lo haces, Poty. Vale.

Yo es que las cargo mucho. Igual, eso influye.

No pasa nada. ¡Dani, hombre!

¿Has vivido en Argentina? Parece una empanada argentina.

Bueno, tiene su cosa. Por eso he dicho "corrígeme".

Hombre, ahora parece un taco.

Un taco. Poty, que vas bien. No pasa nada.

¡Qué presión! Tú a lo tuyo.

¿A que me voy sin aprender a hacerlas?

No te preocupes. Te voy a enseñar.

Quieto ahí parado. "Racacá".

Le quito el... O sea, tú ves esta...

Qué bonita. Tú lo ves,

¿y esto es una empanadilla preciosa o no?

Bonita es. Pero ya se está saliendo

el relleno sin haberla empezado. Se empuja para adentro.

Vale, vale. Se empuja para adentro.

Bueno, venga, a ver.

A mí me gusta cerrarla como he visto a mi madre,

que empieza a cerrarla y tal...

¡Ostras! La he pinchado. No pasa nada.

No pasa nada porque te la voy a arreglar.

Vamos a ver cómo queda. Termínala.

¡Ay! Termínala y echaos

tres metros para acá. ¿Por qué?

Porque va a saltar. Esto salta.

Tú vente conmigo, Poty. Disfruta del espectáculo.

Yo me pongo aquí.

Bueno, Poty, tranquilo. No va mal.

Y eso que Dani la está friendo, que es fino.

Bonita está. Tiene efectos especiales y todo.

(RÍEN)

Borbotones. La coreografía... Pero la coreografía es buena, eh.

Van todos a la vez. Los bailarines van al unísono.

Míralo. Este es el protagonista.

Es el primer bailarín. Pero está muy bien.

¡Oh!

Lo vamos a sacar ya porque...

No.

Bueno, yo te voy a contar ahora verdaderamente...

Antonio. Dime, Dani.

Oblea de la nevera. OK.

Horno a 180. Báteme un huevo.

OK. ¿Por qué le has pedido

al pinche lo del horno?

Lo del horno es básico, porque sé

que hay gente que ha dejado de hacer empanadillas

porque no quieren comer frito.

Vamos a hacer la mitad al horno y la mitad...

¿Y la oblea se hace bien al horno? Se hace bien.

Se hace perfectamente al horno. Ahora lo verás.

Poty, mira lo que te ha pasado.

Varias cosas, ¿vale?

El papelito que trae la empanadilla no es

porque se presente así. Es por una razón muy sencilla.

Que se seca. El papel se seca.

No. La masa. La masa se seca. Ah.

Tú fíjate esa masa que está totalmente protegida

de la humedad. ¿Vale? Efectivamente.

Yo lo que hago es lo siguiente. Mira.

Esto lo hago así. Lo hago así en mi casa,

que monto ahí un tinglado. ¿Y la sacas a última hora

del frigo? La voy haciendo así.

Sí, casi. Venga, vamos a hacer doce.

Ahora vamos a adentrarnos más en los errores.

Pero uno de ellos: humedad y temperatura de la masa.

Y dos: a la hora de pinchar.

Eso es fundamental.

Ahora te enseñaré cómo hacerlo bien. ¿Vale?

¿Tienes masa para todas estas? Sí. De sobra.

Ese es otro error. Le has echado mucho.

Dime cuatro o cinco que haya cometido.

A la nevera. Mira lo que yo hago.

Donde está el papel le doy la vuelta.

Y me aseguro que aquí hay humedad suficiente para pegar.

Vale, vale, vale.

Lo primero.

Echo aquí. Hay un truco, que es echarle agua.

Mucha gente moja el dedo en agua

y pone. ¿Por qué? Porque se le ha secado la masa.

A mí no se me ha secado y no tengo necesidad de hacerlo.

Y lo que hago es esto. Ahora él reparte con el dedito.

Yo le puse ahí un puñado. Claro. Tú le pusiste mucho.

Y ahora yo, además... Mira.

Este pliegue que tú lo has dejado abierto.

Sí. Estos pliegues para adentro.

Los dos picos para adentro.

Los dos picos para adentro. Todos. Y ahora empiezas así.

Dani, ¿te importa que yo vaya poniendo masa?

Pones el tenedor en el pico. Claro.

En el pico también, por si acaso.

Riesgo cero. Riesgo cero.

No hay riesgo. Y luego, lo que hago

es balancear hacia la empanadilla.

Balanceo. No pinchéis.

Hablas como un coreógrafo. Balanceo.

Yo me balanceo mal, pero el tenedor y esas cosas

sí que... Ahí te veo.

Mira.

Lo que vamos a hacer, es seis meterlas al horno.

Estas seis las vamos a pintar con un poco de huevo.

Y las otras seis las vamos a freír.

¿Siempre le pones huevo? Solo a las de horno.

Vale, vale. Solo a las de horno.

Última empanadilla del aceite. Y ahora vamos a ver

que son diferentes. Mira qué diferentes son.

Cómo han quedado las del horno.

¿Cómo lo ves? Qué espectáculo.

Claro. El brillito este es el rollo del huevo, ¿no?

Claro. Si no, se quedan más blancas. Bueno, facilito.

¡Ay! La presentación me encanta. Poty, di la verdad.

Ahora, cuando llegues a casa, vas a hacer empanadillas.

Te juro que el método este... No lo he hecho nunca.

Pero lo del tema del huevo lo voy a hacer.

La presentación. Qué maravilla.

Con cuidadito. El remate del maestro.

Bueno, es poner empanadillas. Tampoco...

Vamos a ver, Dani. No desluzcas la maravilla

que has hecho. Si esto lo tiras ahí,

no es lo mismo que colocado así.

Eso es verdad. Las cosas hay que hacerlas con cariño.

Es espectacular, ahí colocadito.

No te quemes. No me quemo.

Pues nada.

Empanadillas fritas. Empanadillas al horno.

Y aquí hay tres tíos que tienen un hambre,

que están salivando, igual que vosotros,

por comerse estas empanadillas, que es lo que vamos a hacer.

¡Hala! ¿Nos vamos? Vámonos.

(Canción "Never Gonna Give You Up")

Venga, Poty, prueba a ver. ¡Qué barbaridad!

¿Qué prefieres? ¿Del horno, fritas? Empiezo por las del horno.

Come, come. Tú come. Maestro.

Come tranquilamente.

Me voy a poner rabo de toro.

Esa es la del horno. ¿Qué te parece?

¿Cómo están? Pruébala las fritas ahora.

Prueba las fritas. Automática.

La frita ya.

A ver. Ahí está.

¿Con cuál te quedas de las dos?

Qué diferente la textura del hojaldre.

Yo voy a coger rabo de toro, empanadillas.

Un poco más crujiente.

Un poco de rabo de toro. Ponme.

Me voy a ir dando prisa, porque al final

tendré que hablar de platos virtuales.

Hoy hemos hecho un rabo de toro guisado

y unas empanadillas de atún.

Si queréis consultar estas o algunas de las otras recetas

que hacemos en el programa,

las tenéis en la web rtve.es/hacerdecomer.

Y como siempre os digo: haz la comida y mejora tu vida.

Dejadme algo, que si no...

Moja, Dani. Moja. Moja.

Oye, podéis mojar la empanadilla en la salsita del rabo de toro.

Ya he mojado la empanadilla. Moja.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Rabo de toro y empanadillas

Hacer de comer - Rabo de toro y empanadillas

03 may 2019

Dani García cocina un rabo de toro junto a Antonio en la primera receta del día. Después, recibimos la visita de Javier Castillo, conocido como Poty, un famoso bailarín y coreógrafo que viene porque tiene un problema con las empanadillas: se le abren y se les sale el relleno.

ver más sobre "Hacer de comer - Rabo de toro y empanadillas" ver menos sobre "Hacer de comer - Rabo de toro y empanadillas"
Programas completos (98)

Los últimos 390 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. GLADYS

    Buenas: Antonio no aporta nada.Solo mal rollo. Dejen al Chef Dani con su buena vibra y su invitad@. Gracias.

    20 jun 2019