Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5151508
Para todos los públicos Hacer de comer - Pollo Tandoori. Curry de langostinos - ver ahora
Transcripción completa

Dani, me tienes que levantar el ánimo, ¿eh?

(Sintonía)

Dani, me tienes que levantar el ánimo, ¿eh?

Vengo mosqueado. Es raro en ti, ¿no?

Ayer fui a cenar con mi novia

y ahora voy a sacar las llaves y no las tengo.

Llamo al cerrajero, tarda dos horas y me cobró un pastón.

¿Pero al final pudiste entrar, no?

Entré, entré. ¿Pero sabes qué pasa? En el coche estaban.

¡Adiós...!

Estas cosas sólo te pasan a ti. Ya, pero levántame el ánimo.

Bueno, te lo voy a levantar. Venga.

Buenos días, hoy vamos a hacer un menú dedicado a la cocina india.

Vamos a hacer un pollo tandoori y unos langostinos al curri.

¡Y ojito, eh, porque vamos a tener aquí a Nadeen Siraj,

del restaurante Tandoori Station de Madrid.

De nivel. ¡De nivelazo!

(Timbre)

Voy a ir lavándome las manos.

Y la verdad, me apetece muchísimo porque yo tampoco soy

un grandísimo experto en la cocina india,

pero me gusta comérmela.

¡Bienvenido, eh, un placer! -El placer mío, encantado.

Tenemos a Nadeen aquí. Nadeen, bienvenido, ¿cómo estás?

-Muy bien. Un placer tenerte aquí.

-El placer es mío.

Veo que nos traes algo. -He traído... sí, he oído que vas

a hacer cocina india. He traído un poco de naan.

Enséñalo ahí. -No está completa la comida sin...

Yo me comería quilos cada día. -Y yo.

¡Madre mía! ¡Cómo me gusta!

-No es nada complicado.

Sólo es harina, un poco de sal y agua.

Y agua. -Y temperatura de horno,

esa es la clave.

Te hemos traído, para que lo hagas, pollo tandoori.

-Pues sí, todo el mundo habla de pollo tandoori.

Si tú asimilas rápido indio, aparte del naan y del pan,

lo que piensas es en tandoori y en pollo, ¿no?

Mientras te lavas las manos, voy a contar los ingredientes

que yo te he preparado. -Perfecto.

¿Vale? -¿A ver?

Vamos allá. Para este pollo tandoori vamos a necesitar:

pollo, ajos,

jengibre fresco, zumo de limón,

yogur natural, lima, cebolla morada y cilantro fresco.

Bueno y las especias, que es donde está todo ese...

Aroma que tanto tiene que ver con India, ¿no?

-En la cocina india es la base.

En este caso usaremos: semillas de cilantro, semillas de comino,

garam masala, macis, nuez moscada,

fenogreco, colorante,

pimienta negra en polvo, cayena en polvo y sal.

Lo que no sabíamos es que nos ibas a traer

naan para acompañar. y de arroz hemos preparado

un arroz basmati, ¿te parece bien?

-Con arroz siempre acompañamos. Para el arroz:

arroz basmati, caldo de ave, cebolla, pasas y piñones.

¿Nos ponemos a ello? Bueno, tú mandas,

aquí tienes a dos pinches, a Antonio y a mí.

-Primero quitaría... ¿La piel del pollo?

-Y luego, Antonio, vamos a hacer una pasta

de ajo, jengibre y cilantro.

Y ponemos un poco de cebolla. ¿En la pasta?

¿Un poquito? ¿Un cuarto? -Un poquito.

Un toquecito de cilantro. Un toquecito.

-Y el jengibre... sí, está bien así.

Vale. ¿Todo este jengibre? -Sí.

¿Con el mortero? -Claro.

¡Tengo una mano derecha...! -¡Ah, sí? Pues bien.

Ya te darás cuenta. -Vamos a ver.

Cuéntanos, lo que vamos a hacer

es macerar el pollo. -Macerar, porque lo importante

es que penetren las especies dentro de carne, hasta el hueso.

Por eso vamos a hacer unos cortes.

¿Qué año montaste tú el restaurante?

-EL restaurante lo monté en el 95.

Y la gente tenía miedo de cocina india.

No todas las especias son picantes.

Por eso utilizamos un poquito de chile o algo para hacer picante.

Pero especias dan sabor, o jengibre da un toque picante,

pero no todos los platos...

Podríamos hacer un tandoori que no fuera picante.

-Tandoori no es picante, es especiado pero no es picante.

¿Qué te parece si, mientras Antonio termina

ahí esa mezclita superaromática,

vamos haciendo el arroz? -Perfecto.

Te voy a sacar un cacharrito... Mira,

te voy a dejar este y te pongo, por si quieres...

No sé si has visto "A diez metros". -Ah, sí.

¡Vaya peliculón! -Muy buena película.

Él es un cocinero indio

que, además dice que no al mundo de la alta cocina.

-No. A mí me recuerda a alguien.

-Sí. Me aficioné a la cocina por mi madre.

Y veía que con las mismas especias, cada día

preparaba diferentes platos y distintos sabores.

Y ahí yo me... para mí era una magia.

¿Cocinar te recuerda a los sabores de tu madre?

-Eso es lo que hago, porque intento crear estos sabores... recrear

estos sabores, eso es lo que hago.

A mi padre le parecía muy mal

que en este momento ser un cocinero no estaba bien visto.

Y él me decía: qué le voy a decir a mi familia

y a todos mis amigos...

A mí eso también me lo decían mis padres.

-Sí, en este momento hacía a escondidas,

yo cocinaba en Australia...

¿En Australia vivías? -Sí, he crecido en Australia.

¡Qué bueno! Entonces,

siempre digo que para mí no es una profesión.

Es una pasión. -Tienes que tener pasión

para cocinar, así haces una obra de arte.

Le he puesto aceite de oliva, ¿lo utilizas?

-Sí, intento utilizarlo.

Un descubrimiento para ti, ¿no?

-Para mí era un descubrimiento aquí.

Y cuando probé cocinando con aceite de oliva,

dejé de utilizar...

Porque da un sabor, un toquecito.

Nadeen, yo creo que esto... ¿Cómo va el majado?

-Está perfecto. Ya le hemos echado el ajito,

cebolla, jengibre y un poco de cilantro.

-Perfecto. Eres un buen pinche.

Es excepcional. ¡Sí!

-Te vienes conmigo. Tienes que tener buen seguro para las manos.

¿Qué más hay que hacer?

Tenemos la cebolla para el arroz, tenemos el majadito...

-Primero... tostamos piñones.

Tostamos un poco los piñones. Para que suelte aroma.

-Y después echamos, arroz, caldo

y cuando se está haciendo el arroz, echamos las pasas.

Me gustaría, si podemos moler... esto.

¿Quieres molerlo o en el majado? -Pasta la sacamos fuera.

Oye, ¿es verdad que las especias tienen propiedades

beneficiosas para la salud? -Cada especia tiene su propiedad.

Y por eso, yo siempre intento buscar,

cuando hago mi receta, no sólo que sea sabroso el plato,

que sea saludable. Y eso es lo que hago. Por ejemplo, cúrcuma.

Cúrcuma es muy bueno para alzhéimer y la memoria.

Le voy a poner a Antonio cúrcuma todo el día.

Hoy se le han olvidado las llaves en el coche.

¡Una cucharada de cúrcuma...! -Eso, en el desayuno.

Y así, jengibre es también antiséptico, antioxidante...

Oye, los indios son muy listos.

Ya veo. Claro, imagínate.

Para acordarse de estas especias...

Claro. Me duele la rodilla: pollo al curri.

Quiero decir... se me ha olvidado una cosa: algo con cúrcuma.

¡Eso es absolutamente genial! -Claro, farmacia en casa.

Total, total. -Pues vamos a echar

un poquito de semilla de cilantro.

Sí. -Un poco de comino

en semilla y... un poco de macis.

¿Listo? -Sí, con esto ya vale.

Antonio va muy bien. ¿Encuentra todo

en España, todas las especias indias las tienes?

-Al principio era muy difícil, muy complicado.

En el 95, cuando empezaste... -Era muy complicado.

Pero ahora, cada vez más gente está utilizando especias

Son saludables. -Porque también dan sabor.

Además, las especias son... sustituyen a la sal.

Si tienes algún problema de sal...

Porque te engaña también al paladar,

te llega al paladar. -Claro, tiene tanto sabor...

Hay que cambiar completamente. Ya mismo estamos allí Antonio y yo.

-Pues nada, encantado.

Yo digo que esto lo tengo ya.

-Muy bien. Bueno, ahora echamos piñones...

Piñones. La lima habrá que ir sacándola.

-Sí, la lima vamos a echarla al pollo cuando marinamos.

Vale. Voy a echar aquí los piñoncitos para el arroz.

-Vamos a echar lima en un bol grande. Echamos yogur,

echamos mezcla de especias... Mientras Antonio hace la lima,

ya ha tostado un poco... -Sí, está muy bien,

tiene color. ¡Y ya huele! Voy a echar el arroz.

Nadeen, una preguntita. -Sí.

¿Lima aquí o limón? -No, lima.

Oye, ¿sofreímos... se sofríe el arroz como aquí?

-Sí. Un poquito.

-Bueno, Antonio, echamos aquí... echamos yogur.

Yogur. ¿Entero, todo esto?

-Sí, échalo todo.

Luego echaremos la pasta.

Mientras voy a echar el caldito aquí para el arroz...

Nadeen, si no tenemos caldo, agua. -Sí, puede ser con agua.

¿Qué hacemos con el pollo? ¿Va así, cortado...?

-Hay que hacerle unos cortes y vamos a echar la pasta.

Nadeen, yo he escuchado alguna vez, que me han dicho,

que el yogur ablanda la carne. -Sí, es verdad.

Es verdad, por eso marinamos

para que, como dije antes, así empezamos

el proceso de cocción del pollo. Vale, vale.

-Así se cocina rápido. Todo tuyo.

-Lo que vamos a hacer...

Unos cortecitos ahí, para que entre la marinada.

-Ahora vamos a empezar...

Lo que hemos molido: comino, cilantro...

Y tenía macis. Vamos a echar ahí. Vámonos.

-Vamos a echar un poquito de pimienta negra.

¿Te gusta más picante o menos?

¿A ti te gustas picante o no? -Yo, sí...

Me encanta picante. Yo creo que estoy inmunizado.

-El comino picante

prolonga la vida también. ¡No me digas eso!

-Sí, sí, se vive más. ¡Antonio!

Hasta el 114 vas a tenerme aquí aguantándome.

Cúrcuma y picante. -Perejil.

Y además quemagrasas natural.

(RÍE)

Eso ya... me ha llegado al corazón.

Hoy lo estás bordando.

Cuando comes comida picante, empiezas a sudar.

Mira cómo estoy yo.

Y quemas grasas, es lo que se hace en un gimnasio, sudar.

Es más fácil que salir a correr.

A partir de ahora, solo recetas indias.

Además, otra cosa, la enfermedad de Alzheimer la conocí aquí.

Sí... ¿allí no pasa? No, la conocí aquí.

¿No hay nadie con Alzheimer en la India?

Lo que yo te diga. Es la cúrcuma.

Y la comemos todos los días.

Es una enfermedad que conocí aquí, yo no conocía esta enfermedad.

Es una enfermedad tremendamente dura.

Sí, es dura, es dura. Sí.

Por eso digo, a partir de ahora, empezad a utilizar la cúrcuma.

Haznos un repaso de todo lo que hemos hecho.

Hemos echado un poco de algunas especias que teníamos.

Como dije, tiene que estar equilibrado;

si una especie es muy fuerte, echamos menos,

si otra especia es más aromática, echamos un poco más.

Ahora, vamos a echar fenogreco, que se usa para dar aroma.

Una cosa es la especia y otra es el aroma.

Sí, otra cosa es el aroma.

Si queréis saber las cantidades que hay que usar,

están en la receta; si no, lo consultáis

en nuestras redes sociales, como en @hacerdecomertve.

Las pasas. Sí, vamos a echar las pasas.

Las pasas de Málaga. (RÍEN)

Vamos a echar las pasas...

¿Y por aquí? Ya está, echamos el pollo.

¿El pollo? Por eso eres mi pinche,

voy a echar más colorante, que es más rojo, y está muy blanco.

Vamos a echar, un poquito, para que le dé más color

al clásico tandoori.

Antonio, creo que ya está muy bien, que tiene muy buena pinta.

Dejamos marinando de doce a veinticuatro horas,

cuanto más tiempo, mejor. Mejor.

Además, así cogerá más intensidad de color

y se pondrá más rojo, como el clásico pollo tandoori.

Nosotros hemos tenido uno 24 horas. Perfecto, mejor.

Antonio... Así no tenemos que esperar.

Te lo llevas y estamos dos días comiendo y mejorando todo.

Mejoramos la dieta, la...

Comemos dos días; el de ayer lo comemos ahora y este, mañana.

Dani, no quiero estar 120 años a tu lado.

¿Por qué no? Que sean noventa.

Podemos estar separados.

Lo llevo a la nevera. Muy bien.

Y el arrocito ya está. Sí, ya está hecho.

Este es nuestro pollo tandoori.

Perfecto, tiene muy buena pinta, está muy bien hecho.

Como tú decías, ha cocinado. Sí.

Porque un marinado ya es cocción. Solo necesita un poco de horno.

¿Cuánto tiempo en el horno?

Si el horno está entre 200 grados o 250 grados, precalentado,

en unos quince minutos está hecho. Vale.

El tandoori es muy rápido, pero se hace en un horno que cocina

por todos lados; aunque en casa se puede hacer sin problemas.

Lo metemos así al horno, sin aceite ni nada.

Es lo bueno de este plato, no tienes que añadir grasas;

además, en el horno se le va toda la grasa,

la que tiene la carne, también, y es un plato saludable.

Y con el pollo, más saludable, todavía.

A ver, Antonio. ¿Cuánto tiempo hemos dicho de horno, Nadeem?

Horno precalentado a 200 grados o 250 grados,

durante quince o veinte minutos, y ya estará hecho.

Bueno, Nadeem, ¿cómo tenemos el pollo?

Dani, el pan, reservado, y el pollo, en el horno.

¿Te lo saco? Claro.

La verdad es que tengo un hambre bestial.

Porque huele... Dani, el pollito.

Espera, ponlo ahí. Cuidado, que quemo.

Qué bueno. Oye...

Qué bien huele, ¿no? Parece pollo tandoori y todo.

(RÍEN A CARCAJADAS)

Mira, estoy colocando el pollito como me ha salido...

Bueno, está muy bien.

Esto se le echa por encima, ¿no? Sí.

Esto es local, ¿no? Eso es lo mejor.

Esto es global, como la urta a la roteña,

lo que voy sobra aquí... Pero, voy a hacerlo bien.

A Dani le gusta terminar con verde. Por eso echaremos cilantro.

¿Cilantro? Vale. Dani, voy a por cilantro.

Mira, y le ponemos un poquito de limón, que teníamos por ahí.

Un poco de limón...

Mira, pongo esto aquí...

Como en todas las casas, el cuchillo, en el primer cajón.

(RÍEN)

Puedes cortarlo ahí, Nadeem. Vale, mejor.

Vamos a poner aquí un poquito de naan.

El limón le da un toque fresco, cítrico, ácido...

Sí, un poquito de frescura. Ahí tenéis las hojitas.

Le ponemos un poco de verde encima para la estética. Perfecto.

Ha sido un placer, aquí tienes tu casa, para cuando quieras.

Cualquier cosa que necesites ya sabes dónde estoy.

Y vamos curando más enfermedades. (RÍEN)

Con cúrcuma, esto y lo otro.

En vez de ir a la farmacia, es mejor tener especias.

Viva India y su cocina, de verdad. Muchísimas gracias.

Nadeem, te acompaño a la puerta. Muy bien.

Me tienes que invitar un día. Claro, tienes que venir.

Vaya pintaza que tiene este pollo tandoori,

con este arroz basmati con pasas, piñones y pan naam.

(«Ringa, ringa» de A. R. Rahman)

(«Ringa, ringa» de A. R. Rahman)

(«Ringa, ringa» de A. R. Rahman)

Desde el respeto y el cariño, ¿no? Que nos perdonen.

Después de haber hecho esta receta con Nadeem...

Claro. Nadeem ha sido brutal, la verdad.

Tengo miedo, Dani. Haremos un curri de langostinos

o unos langostinos al curri, tirando, un poco, hacia Occidente.

Hacia Occidente. ¿Vale?

Porque vamos a usar nata y una serie de cosas

que en la cocina real y pura de la India no utilizan;

utilizarían, a lo mejor, leche de coco, como en Tailandia.

Yogur. Exactamente, exactamente.

Para este curri de langostinos vamos a necesitar: jengibre, ajo,

cebolleta, limón, zanahoria, pimiento rojo, langostinos,

curri, azúcar moreno, tomate frito, nata, sal y cilantro.

Antonio, manos a la obra. Dime.

Todo esto hay que picarlo; hay que sacar el zumito del limón,

vamos a picar la cebolleta, la zanahoria, el pimiento

y el jengibre con el ajito, ¿vale? Vamos.

Yo, mientras, voy a marcar los langostinos;

aparte de explicaros, un poco, cómo se limpian, entre comillas.

Voy a sacar una tablita. Mira, Dani.

Y he reservado un par para enseñaros cómo se hace.

Cuando estaba en la Escuela de Hostelería hacía...

Sorpréndeme. Hacía carreras de pelar gambas.

¿De pelar gambas? Sí, sí, sí.

Y hacía una broma a los novatos. ¿Cuál era?

Ahora te la explico, voy a decir cómo se pelan.

Mirad, cojo de aquí y pego un pellizquito aquí;

una vez pegado el pellizco, lo cojo por aquí

y saco la mitad del langostino del tirón;

ahora, tiro de aquí y saco el armazón entero.

Te digo que soy una máquina. Qué fácil, ¿no, Dani?

Simplemente, le he quitado el capirucho

y no se lo vamos a quitar, para dejarlo así,

para que quede mucho más bonito.

La gente cree que es fácil pero hay que pelar unos pocos...

He pelado muchos. Hay quien los corta con cuchillo.

No, mira, yo... ¿El qué? ¿Pelarlos?

Los langostinos. Sí que son unos artistas.

Con tenedor y cuchillo. Son unos artistas de la pista.

Yo voy a abrirlos aquí, un poquito,

y vais a ver, cuando los marque, que quedan preciosos.

Voy a cortar estos que tengo aquí y voy a hacer esa incisión.

Antonio, te voy a contar la típica broma de los becarios.

No tienes por qué contarla, me la puedes hacer,

(Risas) soy tu becario, soy tu becario.

Ve a por el pelagambas.

¿Cuál es el pela...? ¡Ah!

(RÍEN) Vale, vale, vale.

Hay veces que un restaurante quedaba con otros, ¿no?

Y decíamos: «Te voy a mandar al becario a por el pelagambas».

O no le decías nada: «Vete al restaurante de mi amigo,

que el otro día se llevó el pelagambas y no lo ha traído».

Y llegaba allí el pobrecito...

Llegaba allí el pobrecito, nunca mejor dicho, y decía:

«¿Me puedes dar el pelagambas?». Y se partían de risa, claro.

Y el tío volvía indignadillo.

Voy a marcar esto, un poco, a la plancha.

¿Tú cómo lo llevas? Yo, bien.

Lo primero, para que lo saltees, cebolleta, ajo y jengibre,

te lo tengo listo. Vale, perfecto.

Mientras, voy a echar, un poco, de aceite a esto,

de sal y de pimienta.

Dani, cuando viajas a un país y comes la comida de allí,

¿no te pasa que llegas a España y quieres comer esa comida?

La echas de menos porque la has probado...

La comida que más me gusta es la japonesa.

Sí. Pero si estoy cuatro o cinco días,

al quinto día, digo... Ya no te digo una tortilla de papas

o un plato de jamón, te digo hasta una pizza.

Ya... Porque, al final, todo cansa.

Meterme en la cultura diaria y comer poco a poco, sí;

pero si fuera a India, creo que al quinto día,

ya estaría saturado, ¿no? Sí, saturado.

Estás saturado pero con diez años más.

Eso sí es verdad. Eso sí que es verdad.

Mira. Sal. Un poco de pimienta.

Ahora, qué maravilloso es conocer mundo

y qué maravilloso es conocer cultura, recetas y comerlas.

Ahora, si te has acostumbrado a comerte

unas gambitas al pilpil cada día, pues...

Es que tú también eres de buen comer, Dani.

Yo es que lo vivo, vaya.

"Lo vivo". Como aprovecha, eh. "Lo vivo".

Oye, te veo rápido, eh.

Es que estoy fino. Te veo fino.

Voy a empezar con las dos cosas, ¿vale?

Venga. Por este ladito voy a empezar

este sofrito para ese curri de langostinos,

cómo no, con el ajo.

Lo que voy a hacer, es marcar un poco los langostinos.

Voy a intentar que quede un poco crudo en el centro.

Porque quiero terminarlo en la salsa.

¿Que podríamos hacerlo en crudo y echarlo en la salsa? Sí.

Pero os digo una cosa y lo digo de corazón.

Si tú coges el producto y lo echas crudo en la salsa,

la textura no va a ser la misma.

Además, corres el peligro de que al no cerrar poros,

se vuelva como más chicloso.

Bueno, ya tenemos aquí el ajito, que está cogiendo colorcito.

Y voy a echar la cebollita.

Venga. Dani, una cosa que te quiero

comentar que no lo he dicho antes delante de Nadeem.

¿Sabes qué significa "basmati" en hindi?

Pues no lo sé. "Reina de la fragancia".

Yo creo que allí tiene que haber algún perfume.

"Eau de toilette basmati".

De arroz, ¿no? ¿Quieres oler a arroz?

¿Quieres oler a arroz?

Cómprate este nuevo perfume llamado Basmati.

Qué bueno. Mira. Voy a echar esto ya,

los langostinos a la sartén.

Aquí los voy a separar bien.

Y los voy a dejar el mínimo tiempo posible.

La sartén muy caliente. No me hace falta echarle grasa,

porque ya le he echado al langostino.

Y vais a ver qué formita más bonita.

Dani, hay que ver lo que le llama la atención

a la gente cuando el langostino

lo compras crudo y lo ven color grisáceo.

Y ahora, de repente, lo cocinas y se vuelve color...

La gente ve... Mucha gente. Te lo juro.

Mi novia, la primera vez que vio un langostino crudo,

que fuimos al mercado de Barbate.

Fui al mercado de Barbate, Cádiz.

Pescado y lo típico. Y yo digo: "Gordi, te voy a hacer

hoy una comida especial". ¿Sabes qué le hice?

Carrilleras. (RÍEN)

En el mercado, ¿no? Mi zona de confort.

Oye, si fuera carrillera de atún, por lo menos,

o de algún pescado. Vio el langostino crudo.

Era gris y me dijo: "Gordi, ¿eso qué es?"

Digo: "Un langostino, una gamba, lo que sea".

"Ah, ¿pero no son naranja?" Digo: "No, chiquilla.

Cuando están cocinados, cambian el color".

Oye, ¿tu novia te llama "gordi"? Hombre... Dani...

Por favor. Me llama "gordi" en plan cariñoso.

Me llamaba "gordi" cuando estaba canijo.

Qué curioso, ¿no? ¿Qué es curioso?

¿Que me llame "gordi"?

Los motes de las parejas. A ver, "gordi"...

No soy muy de "cariño". Soy después muy soso, Dani.

¿Sí? Soy buen tío, buena gente,

pero después soy muy malaje.

Me parezco a mi madre. Mi madre es muy malaje.

Ahora sí le he echado un poco de aceite.

Y fijaos, de verdad, qué bonito nos va a quedar

con ese corte que hemos hecho aquí.

Le voy a ir dando la vuelta.

He echado también el jengibre, para que vaya ya cogiendo cuerpo.

Fijaos aquí.

A mí me pasa muchas veces en los restaurantes.

Usamos mucho la quisquilla y la ponemos cruda.

Y las huevas de la quisquilla cruda es azul,

que el azul nunca se come.

Y hacemos una salsita con la hueva de la quisquilla

que le ponemos encima, que es azul.

Y la gente alucina. "¿Esto qué es?"

La hueva de la quisquilla,

en cuanto huele el calor, se vuelve naranja.

Mirad qué bonito. A ver. Yo como pocos productos

que son de color azul, eh. Hay pocos, ¿verdad?

Yo nada más que conozco el queso azul.

(RÍEN) A mí me enseñaron siempre

que el azul no se come.

Si hay una cosa azul, no la comas.

¿Qué cosas de la naturaleza que sean de color azul?

¿Qué cosas? Las setas de pié azul.

¡Ah, los pies azules! Claro. Los pitufos.

Pero otro producto. Los pitufos están en la naturaleza.

Otro producto. No hay. Roquefort...

No sé. No me suena. La patata violeta.

Porque mucho pescado azul, pero de azul tiene...

De azul tiene la grasa.

Bueno.

Oye, si sabéis alimentos que la naturaleza

nos lo dé azules, nos lo comentáis

en nuestras redes sociales, en @hacerdecomertve.

Antonio, ¿me das el pimientito? Voy.

Dame un segundo. Termino.

Voy a hacer aquí una pequeña sección

y voy a echar la zanahoria para que se haga en ese ladito.

Oye, y qué de ventajas el picar finito, eh.

Tiene su trabajito pero luego nos lo ahorramos

en tiempo de cocción. Claro.

Venga, echo aquí el pimientito.

¿Vale? El pimiento lo voy a dejar aquí un poquito.

Y luego lo voy a juntar con la zanahoria.

Hay que ver, Dani, estas mezclas de especias

como el curri, que se emplean para muchísimos platos,

tales como, por ejemplo, un postre.

Es verdad. Él hablaba del cardamomo.

El chocolate de cardamomo se utiliza mucho.

A lo mejor, los helados de chocolate los terminan

con un poco de curri espolvoreado y un poco de sal Maldon.

Las especias no son ni dulces ni saladas.

Son especias.

Mi tía le echaba canela a las lentejas, Dani.

No me digas. A las lentejas.

Le echaba un poco de arroz también, ¿no?

Hay muchos guisos de lentejas

que se les echa arroz. Hombre, sí.

¿Cómo que muchos guisos de lentejas? Casi todas, ¿no?

Todas las veces no. Mi madre lo pone aparte.

Lo pone aparte, hervido y tú te echas un poco de arroz.

Al final, mi padre se come arroz con lentejas,

no lentejas con arroz. Eso es lo que pasa.

Pero bueno. Esto ya casi está.

La salsita de tomate, ¿vale?

A ver. Déjame limón, que voy a usar solo la mitad.

Con la mitad, tenemos de sobra. Exprímemelo.

Venga. Aquí tenemos azúcar moreno.

Que ya, en cuanto ha reducido el tomatito, me viene genial.

¿Por qué? Vamos a echar nata en vez de leche de coco.

Y la leche de coco, en muchas ocasiones,

tiene ese punto dulzón. Y ese azúcar moreno

nos va a dar un toque diferente.

Así.

Curri sin miedo, eh. Que sepa a curri de verdad.

Venga. Antonio, la nata. Dame la nata.

Espérate, que lo vamos a hacer fino y elegante.

Zumito de medio limón y la nata.

Échamela, sin miedo. Del tirón.

Vamos a reducir ya.

Ahí. Fijaos.

Zumito de limón.

Vamos a esperar a que esto hierva. El cilantro, Dani,

¿qué necesitas? ¿Solamente la soja?

El cilantro al final. Como tú quieras.

¿Quieres picarlo? ¿Te apetece?

(RÍEN) Mientras hierve.

Me apetece. Sí. ¿Te apetece picarlo?

¿O ya pelar gambas?

(RÍEN) Si quieres picadito,

yo te lo pico. No hay problema. Esto tiene buena pinta, eh.

Y ya está cogiendo colorcito, eh. Ya está burbujeando.

Yo voy a probar aquí.

¡Hum! Está muy bueno, pero está soso.

¿Está soso? Está sosete.

Y está muy bien ese punto de limón, ese punto de azúcar.

El jengibre superaromático.

Esto está brutal, Antonio.

Huele bien, eh. Huele muy bien.

Hoy estoy en India.

Voy a volver a probar con otra cucharita.

Dani, a ver si cuando comamos, vamos a pesar menos.

Nos vamos a mirar en el espejo y diremos: ¿Qué nos ha pasado?

Qué maravilla cuando entras en restaurante

que tienen un olor característico. Sí.

Que entres y digas: Estamos en India.

Ahí, ahí. O estamos en México.

En México, sobre todo, por el maíz.

Estos restaurantes quieren transportarte

al lugar de origen.

¿Cómo está? Brutal.

Brutal. Perfumado, ácido, dulce.

Tiene todo.

Mira. Podemos hacer dos cosas. A ver.

Poner aquí unos langostinos y salsearlos, pero no.

Ya que estamos en el punto ahí de verdad,

voy a echarlos aquí.

Y les voy a dar, nada, un hervor. Uno, eh.

Sí. Que suba un poco y listo. Uno. Ya no dos.

Lo que estoy deseando, es coger el pan "naan"

que nos ha traído. Ellos lo utilizan como cuchara.

Qué tíos más listos. ¡Hombre, por favor!

Y ahora cogemos. Aunque, ojito, que no solo

se come en la India ese pan.

Ese pan proviene de Pakistán, Uzbekistán...

Todos los países que acaban en "stan".

(RÍEN) "Hacerdecomerstan".

A ver. Te digo una cosa. La comida de la India muy bien,

pero nosotros también comemos con pan.

Yo no sé si eso es típico de ello o no.

Nosotros mojamos, vaya... Fijaos qué bonito

va a quedar estos langostinos al curri o curri de langostinos.

No lo tengo muy claro cómo llamarlo, la verdad.

Vamos a inventar hoy los sopones de "naan".

Y voy a ponerlo en un plato.

Barquitos de "naan". Por ejemplo, tú pones

un poquito de... Unas gambitas al curri

y después, un poco de arroz,

y yo le pondría al lado dos huevos fritos

y dos o tres trozos de "naan".

Yo creo que el huevo frito,

no hay plato tradicional del mundo que se le resista.

Lo pones encima de lo que quieras.

¿Pero eso lo comerán por allí?

No he visto hacer huevo frito. Tenemos que ir a hacerlo.

No he visto allí a nadie que haga huevo frito.

Lo fácil que es enseñar una receta en la India.

Huevos fritos con patatas y triunfas.

Lo pueden flipar. Pueden flipar, eh.

Mira. Esto es cilantro.

Bueno, hemos hecho la receta a nuestra manera,

pero el cilantro lo respetamos.

Porque nos gusta.

Y ojito, porque aquí tenemos este curri de langostinos.

Con una pinta... ¡Vaya hambre que tengo!

Entre el arroz basmati, el pollo...

Aquí tenemos este maravilloso y suculento, ojito,

curri de langostino.

(Canción "Feel It Still")

Oye, Dani, qué ganas tengo de probar este pan "naa".

Ay, de verdad. La frase "para chuparse los dedos"

creo que nunca ha estado tan bien aplicada.

Pues sí. A ver. Quién se resiste a este pollo "tandoori"

y a este curri de langostinos con el arroz basmati

que hemos hecho y el pan "naan" que nos ha traído Nadeem.

Yo no me resisto. Soy de poca resistencia.

Bueno, me voy a dar prisa para despedir,

que si no, Antonio me deja sin nada.

Ya sabéis. Haz la comida y mejora tu vida.

Me pongo a comer porque Antonio me deja a dos velas.

Por favor, moja, moja. Un poco de pan.

Sí, sí. Moja, moja.

Olvídate de todo. Disfruta de la vida.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pollo Tandoori. Curry de langostinos

Hacer de comer - Pollo Tandoori. Curry de langostinos

17 abr 2019

Nadeem Sarij, chef y dueño del restaurante Tandoori Station en Madrid, viene hoy con un programa dedicado a la cocina india. Cocinan, en primer lugar, un pollo Tandoori con pan Naan, un plato con muchas técnicas e ingredientes propios de la cocina india, que Nadeem nos enseña.

ver más sobre "Hacer de comer - Pollo Tandoori. Curry de langostinos" ver menos sobre "Hacer de comer - Pollo Tandoori. Curry de langostinos"
Programas completos (54)

Los últimos 214 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios