Fugitiva La 1

Fugitiva

Jueves a las 22.40 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4627458
No recomendado para menores de 12 años Fugitiva - Capítulo 9: La fuerza - ver ahora
Transcripción completa

Ya, ya, ya. Ya, tranquilo.

Ya estamos aquí.

Oigo coches.

Seguro que hay una carretera cerca. Ahora paro a uno.

¡Estoy partido por la mitad! ¿Qué?

Hay que llevarte al hospital.

Cuidado. Escúchame.

Dame la mano.

Debes llevarme al agua.

No. Llévame al agua...

para que no encuentren mi cuerpo.

No...

No. No me pidas eso, por favor.

No te lo estoy pidiendo.

Estoy reventado.

Magda, estoy reventado.

¡No puedo más!

(LLORA)

(Sintonía de "La fugitiva")

# Rompo cadenas. El miedo se va.

# Camino y me alejo de la oscuridad.

# Me sigue la noche de nunca jamás.

# Mis pasos son firmes. Ya no hay vuelta atrás.

# Atrás mi silencio, atrás mi dolor,

# y la última lágrima por tu desamor.

# Levanto cabeza, salgo a respirar.

# Te dejo en el fondo. En el fondo del mar.

# Voy hacia delante. La vida en presente.

# Ya quemé mis naves. Ya crucé mis puentes.

# Aprieto los dientes, los ojos al frente.

# Si tengo las llaves todo es diferente.

# Todo es diferente.

# Rompo cadenas. El miedo se va.

# Mis pasos son firmes. Ya no hay vuelta atrás. #

Son cuatro: un padre y sus hijos.

Es un tema de custodia, pero nada ilegal,

fuera de que tienen que salir del territorio discretamente.

Perpiñán son... 500. Un poco más de 500 kilómetros. 560.

Si salimos a las 14:00 llegamos a destino

sobre las 17:30. -Hecho.

Toma.

Lo tuyo. Cuéntalo.

(Música en TV)

(Teléfono)

(Teléfono)

(Teléfono)

(Teléfono)

(Teléfono)

(Tonos de espera)

(Llaman a la puerta)

Buenos días. Vengo a por su equipaje. No.

¿Perdón?

Deja esas maletas.

Pero me dijeron que llamó usted...

Deja esas maletas. Aún no estoy lista.

Yo te avisaré cuando pueda.

Por supuesto, señora. Oye.

¿Tú quieres a tu madre?

Claro. ¿Por qué?

Bueno, pues no sé. Supongo que...

¿Porque os llevamos nueve meses en el vientre?

Puede ser por eso, ¿no?

Le ruego me disculpe, pero... Sí, ve, ve.

Hay un coche de la Policía fuera.

Nos llevarán a declarar a comisaría directamente.

He preguntado por el mexicano, pero...

sigue en la UCI. No me han dicho nada.

-(SUSURRA) Vaya...

Y... y Magda, que...

que aún no ha vuelto a llamar.

-Igual ya está fuera del país.

-Oye, Edu:

lo vamos a contar todo.

Le he estado dando vueltas, y es absurdo hacer otra cosa.

Debemos decir la verdad.

-Mamá, fui yo.

-No fuiste tú.

Fue Tobías. -No, fui yo.

Yo estaba dentro. Sé qué pasó. -Fue Tobías. No hay más que hablar.

-Yo solo quería proteger nuestras vidas.

-Te digo que no hay más que hablar.

Hay que proteger a tu hermana sobre todo.

Hay que explicar el infierno que vivió.

Su marido la amenazó.

Es un delincuente, debe ir a la cárcel.

¿Entiendes lo que te digo?

-Sí, te entiendo.

Que lo vas a soltar todo.

-Hay que desviar la atención hacia él.

Toda la responsabilidad. Toda la culpa.

(Teléfono)

(Teléfono)

Hola, jefe. Buenos días.

Estás cabreado, me imagino.

-Me vas a dar una explicación de por qué no estás en Madrid.

-Guzmán prepara algo gordo, estoy segura.

Y no me quedaré a 500 kilómetros esperando que me pase por delante.

-Tu caso es el de la mujer que murió en la piscina: Isabel Lafuente.

Por ahora no tenemos nada contra Guzmán.

-Pero ¿cómo que no? Ayer burló nuestra vigilancia...

-Se os escapó, y se abrió una investigación en Benidorm.

"Así que coges a Valdés"

y salís cagando leches para contarme todo en persona.

Los dos en mi despacho antes de mediodía. No lo repetiré.

(Teléfono)

Hola. Buenos días, Alejandro.

¿Has resuelto lo de Velasco? "Lo de Velasco"

lo resuelvo hoy mismo, tranquilo. Por fin tengo a tus hijos.

¿Tienes a mis hijos?

Tú me pides una cosa y yo te ofrezco dos.

Pero claro, el precio varía.

"¿Dónde están mis hijos?".

Eso no te lo puedo decir.

No te creo. No los tienes. Sí.

Sí, los tengo, y tú lo sabes.

Mira, si quieres recuperar a tus hijos,

debes ir a los apartamentos donde estaban alojados,

"vas a la zona de ocio y junto a la piscina"

habrá una fiesta muy grande con mucha gente.

Es ahí donde debes ir.

Allí te devolveré a tus hijos sanos y salvos.

Salgo para allá ya mismo.

No, no. No lo has entendido.

"El tiempo lo controlo yo. Hasta las 12:00 no".

¿Por qué tan tarde?

Necesito tiempo para preparar mi salida de todo este circo,

y asegurarme de que me pagarás el doble de lo que me dijiste.

El doble, así de fácil.

Bueno, creo que es un precio justo por todo lo que te ofrezco.

Tú me pides muchas garantías, y a mí no me das ninguna.

Quiero hablar con mis hijos.

Espera un momento.

Escucha, vas a hablar con tu hijo. Tus hijas no quieren hablar contigo.

Rubén no puede oírme.

(SUSURRA) Es tu padre.

Necesito que hables con él.

Es tu padre. Necesito que oiga tu voz.

Dile que estás bien.

¿Cómo que no? Dile lo que te dé la gana,

pero que oiga tu voz, por tu bien y por el de ellas.

Vamos. Vamos.

Eres un hijo de puta. No te perdonaré nunca

"lo que le hiciste a mamá. ¡Nunca!".

¿Has oído a tu hijo? Está bien. Te han salido juiciosos.

¿Y Magda?

Magda ya no está.

¿Cómo que ya no está?

Hazte a la idea de que está muerta. Hasta las 12:00 no quiero verte.

No te retrases.

Quiero agua.

-Tienes aquí.

Date la vuelta. Debo atarte las manos.

Siéntate.

Bueno, familia, esto se acaba pronto.

¿Tienes ropa para mí? Mira a ver en el armario.

-(MASCULLA)

¿Qué? ¡Quiero agua!

¿Agua? Ajá.

¿Qué hacemos aquí? ¿Qué nos vas a hacer?

No quiero preguntas, Paulina.

¿Y mi mamá?

Bebe, por favor.

Si nos dijeras qué quieres, podríamos entenderte.

Quiero que se sepa la verdad.

La verdad nos hace libres.

Aunque a veces duele.

Disfrutadlo.

"Durante más de 20 años trabajé para la familia Guzmán, de México,

dueña de una de las cadenas hoteleras más importantes.

He sido testigo y autor

de sobornos extorsiones, secuestros

y asesinatos, todos ellos ordenados por la familia Guzmán.

Por supuesto, tengo pruebas de sus lazos

con los cárteles, la prostitución y el juego.

Sus hoteles han servido durante años de refugio para encuentros,

acuerdos económicos, coartadas, evasiones de capital...

En este vídeo detallo con fechas y lugares todo tipo de pruebas.

Más de una docena de delitos imputables a Esperanza Estrada

y a su hijo, don Alejandro Guzmán".

Buenos días. ¿En qué puedo ayudarle?

Alejandro Guzmán. ¿En qué habitación está?

No puedo darle esa información.

Claro que puede. Soy su mujer.

(Teléfono)

(Teléfono)

(Teléfono)

¿Hola?

Señor Guzmán, por favor, dis...

Alejandro, soy yo. ¿Dónde estás?

¿Magda?

¿Estás en el hotel?

Sí.

(Pasos acercándose)

¿Magda Escudero?

Se equivoca. Puedo ayudarte.

¿Por qué iba a hacerlo?

Ven. ¿Qué está pasando aquí?

No digas nada y ven. Magda.

¿Qué te ha pasado? ¿Y tus hijos?

¿Y usted qué hace aquí? No, esa pregunta la hago yo.

Se le advirtió que no podía irse de Madrid.

Estoy aquí solo porque ese hombre tiene a nuestros hijos.

Sí, hablé con él, y me dijo que tú estabas muerta.

Te digo que está loco.

¿Y te dijo dónde estaban? No. No sé dónde están.

Solo hablé con Rubén. ¿Qué le metiste en la cabeza?

¿Está bien? No, está muy enojado.

Solo me insultó. ¿Qué le metiste en la cabeza?

Me equivoqué viniendo aquí.

No. Te equivocaste huyendo de mí. Es ahí donde te equivocaste.

No aprendemos, ni tú ni yo.

¿Hasta dónde crees que puedo aguantar?

¿Aguantar?

Yo he aguantado muchos años.

¡Que no me toques!

No me trates así. No soy un monstruo.

Tú no sabes lo que eres. Vale, vale...

Dijo que me daría a los niños en los apartamentos a las 12:00.

No lo va a hacer.

A cambio de dinero. Ya estoy preparando la transacción.

No nos los va a entregar.

¿Por qué?

Porque los quiere para él.

Y a mí también.

Pero es un mercenario. Quiere dinero.

No, Alejandro. No quiere dinero.

Quiere tu vida.

¿Mi vida? Sí, tu vida.

Tu familia, todo.

A ver, pasa, por favor.

¿Está enamorado de ti?

No empecemos.

¿Por qué le conoces tan bien?

Te digo que no empecemos.

¿Tuviste algo que ver con él?

Alejandro, no entiendes nada.

Acudo a ti como padre de nuestros hijos,

para que juntos salgamos de esta situación.

No se trata ni de ti ni de mí.

Ellos son lo más importante ahora.

¿Cómo sé que no es un plan que tienes tú con él?

(Llaman a la puerta)

¿Quién? Luis Ricardo, señor.

Tengo el coche listo para su cita en comisaría.

Bien. Espérame abajo. Sí.

Consígueme una pistola.

Sí, señor.

¿Te quieres duchar?

Háblale al gerente para que te traiga ropa nueva.

(Teléfono)

¿Hola?

Ya tiene lo que quería. "Muy bien".

Es un helicóptero.

¿Qué autonomía tiene? De sobra para cruzar la frontera.

Muy bien. Vamos a ser cinco pasajeros.

Dijo cuatro. Usted y sus hijos.

Sí, pero ahora viene también mi esposa.

¿Su mujer?

Sí. Volvemos a estar juntos.

Vale, a las 14:00 como máximo. Perfecto.

Hasta luego.

Abre, por favor.

Magda, con una chingada, ¡abre!

¿Podemos hablar?

Por favor.

¡Ábreme, por favor!

¡Magda, puta madre! ¿Por qué no abres?

No puedo.

(LLAMA A LA PUERTA)

¡Magda!

¡No puedo, estoy en la bañera!

(Gritos)

(Gritos)

¡Mamá, vuelve aquí!

¡Rubén!

¡Espérame en el puerto! ¡En cuanto acabe vuelvo a por ti!

¡Tobías!

No... no puedo más.

Vete.

Vete.

Oye... Ha estado bien, ¿verdad?

Ha merecido la pena.

Ha estado bien.

Vete.

Vete.

(LLORA)

Y llévame al agua.

Llévame... al... Llévame al agua.

(AUTORITARIO) No te vuelvas a encerrar.

(Puerta abriéndose)

Magda.

Te guste o no, sigues siendo mi mujer.

No. Ya no.

¿Cómo que ya no?

Volveré a México, pero no viviré contigo.

¿Y con quién vas a vivir?

Sola.

No, eso sí que no.

Vas a vivir en mi casa... y en mi cama.

Estás muy equivocado.

Tienes una capacidad infinita de humillarme.

¿Y tú no?

¿Qué has hecho conmigo esos años? ¡Quererte!

¿Quererme?

Tú no sabes lo que es querer.

¿Quieres que te lo demuestre?

Ni se te ocurra.

Te digo que no des un paso más.

Perdón. Perdóname.

¡No me vas a volver a tocar en tu vida!

¡Hija... de la chingada!

¡Te llevaste a mis hijos!

Te llevaste mi dinero.

Te juntaste con otros hombres. Eres una puta.

Casi me muero por tu culpa.

Abra, que sé que está ahí.

¿Cuándo va a dejar de molestarme?

Cuando hable con su mujer.

Mi esposa... Su esposa

está ahí dentro, y quiero hablar con ella.

Se está duchando.

Espero.

Espérela ahí abajo.

No se escapará por el balcón. ¿No sería más fácil

que me contara todo este disparate?

Un compañero suyo me espera en la comisaría.

Así que no me haga llegar tarde.

¿Qué le ha pasado ahí?

(RESPIRA AGITADAMENTE)

(Foto)

Ya sabéis la historia de vuestra familia.

A ver si desde ahora me respetáis un poco.

En un tiempo entenderéis lo que hago por vosotros.

Y todo es bueno.

Vuelvo en un par de horas.

Vale, pero no tardes, que tengo invitados y no quiero

a estos niñatos aquí. Y no me rayes el coche. Están las llaves puestas.

No creo que le oigan, pero si le da por gritar,

tápale la boca al niño.

Adiós, familia.

A ver, bonito. -(MASCULLA)

-Así.

¿Qué?

¿Qué?

-¡Oh! -¿Qué?

-¿Cuánto te pagan por tenernos aquí?

-¿Qué te crees, que lo hago por dinero?

K es mi amigo, le hago un favor.

-Nuestro papá tiene mucho dinero. -Ah, ¿sí?

Entonces seguro que es un hijo de puta.

-Sí, sí.

Pero es una persona muy generosa. -Ya...

¿Qué me propones?

-Que si nos dejas salir, te damos 10 000 euros.

Solo debes decirle dónde estamos. -Chis.

¿Qué pasa? Que en tu mundo todo se compra y se vende, ¿no?

Pobrecita.

(Notificación)

(Teléfono)

(Teléfono)

Ale.

Soy yo, doña.

¿Qué se te ofrece, Velasco?

Solo llamé para decirte que...

hoy se termina todo.

No serás capaz.

"Tú fuiste capaz".

Yo soy peor persona que tú.

Eso es verdad.

¿Quieres el nombre de quien lo hizo?

Ya me lo dijiste, pero no me sirve, Esperanza.

Es solo un empleado.

No, no, no. Es más que un empleado.

"Está donde está mi hijo, donde estás tú".

Donde estáis todos. "Ya he jurado"

que lo voy a hacer.

Y lo haré.

"Y tú no vas a poder dormir dos horas seguidas..."

nunca más. "Ya no las duermo".

Pierde cuidado. "¿Sabes qué es lo más absurdo?".

Que aunque mate a tus nietos,...

no voy a encontrar consuelo en ello.

"Vicente...".

(Comunica)

Vicente.

(Ruido en la puerta)

¡Hijo de puta!

(Notificación)

(Teléfono)

Recepción, dígame.

Soy la señora Guzmán.

A sus órdenes.

"Necesitaría que me trajeran"

algo de ropa.

Unos pantalones, una camiseta, zapatillas, ropa interior...

Eh... Sí, sí. ¿Quiere que le ponga con la boutique?

Sí, por favor.

Y necesito un coche para dentro de media hora.

"Un coche. Perfecto".

Un momento.

¿Sí? "En el vestíbulo,"

¿hay una mujer rubia de unos 40 años?

Es policía.

Sí, la estoy viendo.

Dígale que suba, por favor.

(MASCULLA)

-¿Qué te pasa?

¿Qué te pasa?

¿Qué te pasa? ¡Que qué te pasa! ¿Qué te pasa?

¡Ah!

-¡Está muerto!

Magda Escudero. Por fin.

Pasa.

O mucho me equivoco o eres la pieza que lo une todo, ¿no?

Necesito garantías.

Si están en mi mano...

Quiero desaparecer con mis hijos.

No puedo hacer nada si no me cuentas todo.

Puedes confiar en mí.

Todo el mundo me ha engañado.

Yo no te voy a engañar.

Solo una persona me ayudó sin pedir nada a cambio.

Esas marcas son recientes, ¿no?

Esas marcas son mi vida.

Yo te voy a ayudar.

En esta ciudad... hay un hombre con un fusil.

Y en menos de dos horas lo va a utilizar.

No se preocupe, es puro trámite.

Lo que ha declarado ante la Policía,

los jueces no lo aprecian. No tiene ninguna importancia.

¿Y tú que vas diciendo de mí?

Que le haces la vida imposible a mi hija.

Esa es tu versión. Eres un miserable.

¿Cómo puedes vivir así, abusando de todo el mundo?

Creo que no me conoces. Y tampoco conoces a tu hija.

Es posible.

Pero te juro que si puedo hacerte daño, te lo haré.

Cuidado con lo que haces.

Atrévete. Hazlo.

(SUSPIRA)

Magda y yo hemos vuelto.

Eso es mentira. Me está esperando en el hotel.

Es mentira.

Está tan acostumbrada a vivir como una reina

que ha vuelto conmigo.

Gracias.

¿Qué hora es?

Las 10:45. Debemos ir a la comisaría.

No. Yo no pienso ir a ninguna comisaría.

Así no puedo ayudarte. Es imposible.

No pondré a mis hijos en peligro. Dices que los tiene ese hombre.

Sí.

¿Y tienes idea de dónde?

En el barco no. Fue el primer sitio donde busqué.

Cuando llegué a tierra, paré un coche y me llevó al puerto.

Estaba amarrado pero vacío.

¿Y crees que puede hacerles daño?

Ese hombre... es capaz de cualquier cosa.

Tengo que avisar.

No. Es un edificio público.

Si hay riesgo de tiroteo, debe desalojarse.

¡Magda!

Hay que salir de aquí y pedir ayuda ya.

-¿Y el celular? -Tenía un móvil. Búscalo.

(Quejidos)

-¡Uf! -¡Mierda!

-Se despierta. Vámonos.

-Agarra. ¡Toma, Paulina!

¡Vámonos!

¡Corre!

(SUSURRA) Hijos de puta...

Esto es un ensayo. Probando.

Bienvenidos al Encuentro Internacional

de FreeTubers Ciudad de Benidorm.

Oye, súbeme más el micro, que no me oigo.

(Música rock)

Falta media hora.

Se agota el tiempo. ¿Qué quieres hacer?

Ver si K ha llegado.

¿Cómo te vas a ir sin nada? -Me da igual.

-Vamos a hablar. -Ya está todo hablado.

-Tomamos algo y lo solucionamos.

¿Eh? Sin gritos, con gente alrededor.

Te prometo que... -No. Más promesas no.

Más promesas y me pongo a gritar.

-Me has estado engañando. -Sí, lo hice.

-Lo reconoces. -No tengo nada que reconocerte.

Se acabó.

-¿Y me dejas y ya está?

Por favor, no te vayas.

Buenos días. Buenos días.

Parece despejado, señor.

Vamos.

Agua con gas, por favor.

-¿Con hielo y limón?

Vaya...

¿Qué quiere? Está todo hecho. La chica se fue.

Como tú y yo ya nos conocemos, no tengo que convencerte.

Te vas a ir ahí atrás con él.

¿Quién es usted?

Eso no importa.

Métete allí y no salgas hasta que llegue la Policía.

¿La Policía? Pero debo ir al médico. Mi hijo vendrá a buscarme.

No, tranquila. No te pasará nada.

Te juro que no te haré ningún daño.

La Policía vendrá, te preguntará, y todas las respuestas... Ven.

Están aquí, ¿vale? Coges esto y se lo das.

Es muy importante.

Dilo en voz alta. ¿El qué?

"Es muy importante". ¿Qué es muy importante?

No, que digas "es muy importante".

Es muy importante. Más alto.

Es muy importante.

Dos veces más. Es muy importante.

Muy bien. Déjame el móvil.

¿Qué va a hacer?

Tu teléfono, déjamelo.

¿Qué va a hacer? Mi trabajo. Allí.

Gracias.

¡Te he dicho que no quiero verte aquí!

-Vengo a recoger a mi madre.

-¡Pues espérala fuera!

-¿Qué te han preguntado? -No, nada. Cosas sin importancia.

Rutina. -Vale. Mamá, espérame aquí.

Voy a por el equipaje y bajo ya. -Sí. Oye,

no pienso irme sin hablar antes con Magda.

-Hablar con Magda... ¿dónde? -No lo sé.

Alejandro dice que están juntos.

-Eso es mentira, mamá. -¿Y si no lo es?

-Solo quiere hacerte daño. Nada más.

-¿Y si la tiene retenida?

-Entonces ¿subo, no subo...? ¿Qué?

-No, no. Sí, sube.

-Vale.

(Teléfono)

Dime, Valdés. ¿Dónde estás?

"Yo estoy en el parking".

-Velasco acaba de llegar.

Lleva tres hombres, y creo que armados.

-Puede que haya un francotirador en alguna parte.

¿Qué está pasando? Nada.

Simplemente, hoy tendrás compañía.

Vas a descansar. Y pase lo que pase no te muevas de ahí.

No, llama a los compañeros. Pregunta por Forner.

"Cuéntale la movida".

-Para ser un curro rutinario, está dando mucho por culo.

Este es el coche que vi ayer.

Ayer ¿dónde? Quizá mis hijos estén allí.

¿Dónde?

Cerca de una torre derruida. A unos cinco kilómetros de aquí.

Pero debo ver si K ha llegado.

Magda, escúchame. Para un poco.

Vamos a hacer las cosas bien. Tú y yo solas no podemos hacer nada.

Magda, ¿me estás escuchando? Magda.

Eh... Perdón.

¿Hay algún baño cerca?

-Sí. Al fondo a la derecha.

-¿Al fondo? -Sí.

-Bueno...

(Teléfono)

(HABLA EN ÁRABE)

Pide ayuda.

Perdone. Estoy buscando a una persona.

Un momentito. Es urgente.

Es un hombre alto, fuerte, cabeza rapada.

Sí, perdone, pero aquí hay docenas similares.

Ya... ¿Tiene un mapa de la zona? Sí, claro.

Debo ir a una torre en ruinas. -¡Por favor!

¡Ayuda, por favor! ¡Avisen a la Policía!

¡Un hombre secuestró a mi madre y hará algo muy malo!

Tiene que ser él. -¿Dónde está?

-En la séptima planta, en la 7025. -7025... ¡No, no!

Tú te quedas aquí. Y tú también.

-Tranquilo, tío. Tranquilo.

Decidamos de una vez.

¿Papá... o la Policía?

Magda.

Claro que es usted.

Mis hijos no tienen culpa.

Los míos tampoco la tenían. ¿Y pagar una injusticia con otra?

Magda... Por favor.

Estamos en un mundo injusto.

Porque está dominado por hombres como usted y como Alejandro.

¿Hola?

¡Papá! "¿Claudia?".

"Ayúdanos, por favor. Estamos en peligro".

¿Estás con tus hermanos?

-Estamos juntos. Pero ¿dónde están?

En una cala que baja de la carretera. Busca tus coordenadas en el GPS.

Sí.

Es una trampa.

Mejor en compañía. No. Pero si yo no les sirvo de nada.

Usted es el deseo de su marido. Claro que me sirve.

Por favor, déjeme. Déjeme ir.

Usted es el cebo.

También será el escudo.

Mi amor.

Espera un momento.

Bonita reunión familiar.

¿Qué hacen juntos?

Debemos irnos cuanto antes.

No dejaré que le hagas algo a mis hijos.

Escúchame, por favor. Ese hombre está ahí.

(Gritos)

¡Abra, Policía!

Ve a por ellos.

¡Ah! ¡Ve a por ellos!

(GRITA)

"¿Qué pasó? Estamos en una cala que baja de la carretera".

Usted gana.

Váyase.

Tirad el arma o le vuelo la cabeza.

No lo haga. La Policía está llegando.

He dicho que tiréis el arma o le vuelo la cabeza. ¡Ya!

Entrad aquí dentro. ¡Rápido!

Vámonos. Vamos, vamos.

(Sirenas)

Tendré que desalojar el edificio.

(SUSURRA) Ven.

Tranquila. No te voy a hacer nada. Nunca te haría daño. Tranquila.

Recuérdalo: es muy importante, ¿vale?

Recuérdalo. Chis.

Vamos a necesitar refuerzos.

Sigue en el edificio con un rehén. Lleva un buzo marrón y va armado.

-Tranquila. ¿Estás bien?

-¡Vuelve al apartamento! -¡Rápido, tira!

(Chirrido de ruedas)

¿Estás bien?

-Es muy importante.

¡Chicos!

¿Cómo estáis?

¿Estáis bien?

¿Sí? Mi amor, ¿estás bien? ¿Qué te ha pasado?

Nada. ¿Y mi papá?

-Hablamos con él por teléfono, y sonó un disparo.

Está bien.

Ahora os hablo en el coche, pero debemos irnos cuanto antes.

¡Vamos!

Magda.

No entiendo por qué huis de mí.

Os he tratado como si fuerais mi propia familia.

Os he protegido, os he cuidado.

Os he abierto mi corazón de par en par, y no he conseguido

que sintáis por mí ni un poco de amor.

Solo os pido eso. ¿Vais a huir toda la vida?

Dejaos de tonterías y al coche los cuatro ya.

No.

No sé lo que haremos, pero lo haremos sin ti.

Al coche los cuatro.

¡Por favor, de una puta vez! ¡Al coche!

(GRITA) ¡Vamos!

¡Corred!

(CONTINÚA GRITANDO)

Mamá.

Todo va a acabar muy pronto. Os lo prometo.

¿Y Tobías?

Mamá...

(Inaudible)

¿Son ustedes los que van a viajar? Sí.

Salimos en cinco minutos.

Ya tengo los pasaportes. Alejandro dijo que estaba arreglado.

Nos vamos.

¿Y él?

Él se queda.

Ya, ya. Me acabo de enterar.

¿Y qué más le han dicho? ¿Está bien?

Solo sé que está en quirófano.

¿Se va a ir sin él?

Yo era su cliente,

y usted ha jugado a dos bandas.

No es quién para juzgarme.

Ya tiene su dinero. Estamos en paz.

Paulina.

Rubén.

Claudia.

Yo no sé... si me vais a perdonar...

lo que os he hecho pasar.

No lo sé.

Pero lo que sí sé es que volvería a hacerlo.

Y también sé...

que sois muy valientes, y que sois muy fuertes.

Lo habéis demostrado.

Os habéis ganado el derecho a decidir.

Así que ni una mentira más ni un engaño más.

Sois libres.

Si queréis, podemos quedarnos aquí quietos

y esperar, a ver qué pasa y...

Y quizá volver al punto de partida.

A lo que conocíamos: a la casa,...

al dinero, a la comodidad...

o podemos coger ese helicóptero y salir del país,

y empezar una nueva vida.

Pero esta vez de verdad.

Yo me quiero ir contigo.

-Yo también.

# No soy la misma que era ayer.

# Puedo arriesgar, puedo salir.

# No tengo nada que perder.

# Y así camino.

# Cuando me alejo del dolor

# rompo el cristal de tu color.

# Soy yo la que marca el compás de mi canción.

# Salí del agujero,

# del pozo profundo en el que caí.

# Siento que vuelo.

# Que vuelvo a ser libre y a confiar en mí.

# Porque siempre se puede volver a empezar.

# No me gusta tu juego. Te lo voy a cortar.

# Ya no me haces efecto. Lo tuyo expiró.

# He salido de esta cárcel que tú llamas amor.

# Esta cárcel que tú llamas amor. #

¿Qué hora es?

-Es la quinta vez que me lo preguntas, hija.

-Pues esta es la sexta. ¿Qué hora es?

-Todavía faltan tres minutos.

Vendrán a llamarte, como siempre.

-Es que se están retrasando.

-No se están retrasando, hija.

Te traen tu dosis a las 9:15, como un reloj.

-Es a las 9:00.

-Es a las 9:15.

-Nunca me das la razón. -Es que no la tienes.

-No entiendo por qué estás conmigo.

-Estoy contigo porque te quiero. Y porque soy tu padre.

Es muy sencillo.

-¿Lena?

Qué no haremos por los hijos. ¿Verdad, Simón?

Magda...

Vengo a por el dinero que me robó.

¿Cómo me ha localizado?

No tengo mucho tiempo.

Quiero mi dinero ahora.

Es usted otra persona.

De eso se trata.

He tardado 40 años en darme cuenta de quién quiero ser.

(PAUSADAMENTE) Mi dinero, ahora.

Acompáñeme.

(Sintonía de "La fugitiva")

  • Capítulo 9: La fuerza

Fugitiva - Capítulo 9: La fuerza

07 jun 2018

Amanece en Benidorm y todos se preparan para la gran cita a mediodía. José K pone en marcha su siniestro plan: convoca a Alejandro en el hotel Dynastic con la promesa de devolverle a sus hijos, a la vez que confirma con Velasco la entrega de los chicos para que el empresario pueda saciar por fin su sed de venganza. Paulina, Rubén y Claudia luchan por escapar de su cautiverio mientras la inspectora Trujillo estrecha el cerco a los Guzmán.

De nuevo sola y con el tiempo en su contra, Magda decide jugárselo todo y recurre a la última persona con la que desea verse. Ha llegado el momento decisivo: ¿logrará la fugitiva salvar su vida y la de sus hijos?

Contenido disponible hasta el 6 de julio de 2018.

ver más sobre "Fugitiva - Capítulo 9: La fuerza " ver menos sobre "Fugitiva - Capítulo 9: La fuerza "
Programas completos (1)
Clips

Los últimos 79 programas de Fugitiva

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Luis Delac

    De acuerdo con Paul Fisher. Por que no puedo verlo en RTVE.es? somos televidentes de tercera categoria?

    12 jun 2018
  2. Marisa

    No pudimos verlo en directo en Uruguay y tampoco nos permite verlo en esta plataforma. ¿Por qué?

    12 jun 2018
  3. Paul FIsher

    Capitulo 9 no fue trasmitido en USA. La fecha original fue anunciada pero reemplazada for reportaje sobre Rajoy. Si fue transmitido otro dia, no fue anunciado en las guias. Y ahora esta bloqueado si uno trata de verlo en otros paises. Por favor, arregla esta situacion!

    11 jun 2018