Drogas, armas, gasolina, tabaco, alcohol, bienes de primera necesidad e incluso personas cruzan a diario y de forma ilegal las fronteras de la mayoría de los países del mundo. 'Fronteras al límite' es una serie de diez programas grabados en las fronteras y aduanas más candentes, problemáticas y peligrosas del mundo.

En cada capítulo, el equipo de 'Fronteras al límite' desvela cómo actúan los contrabandistas de las fronteras, cómo operan los narcotraficantes o los traficantes de armas y personas. Son muchos los que viven ilegalmente de las prácticas de contrabando en las ciudades fronterizas... Por primera vez un equipo de televisión se adentra en las fronteras más peligrosas del mundo y descubre un mundo clandestino de crimen y contrabando.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3239678
No recomendado para menores de 16 años Fronteras al límite - La frontera de la narcoguerrilla - ver ahora
Transcripción completa

Esta zona montañosa y selvática pertenece

a una de las fronteras más agrestes del continente americano.

Colombia comparte con Ecuador

esta abrupta frontera de más de 500 kilómetros.

Es un territorio tan inhóspito

que se utiliza como escondite y refugio

de delincuentes y contrabandistas.

Ecuador y Colombia están separados por un río,

y por esta frontera, que está en medio de la selva,

cruzan a diario contrabandistas y guerrilleros.

No se les puede detener porque no tenemos ninguna prueba.

La constante presencia

de grupos armados ilegales del narcotráfico y el contrabando

hacen de esta frontera

una de las más peligrosas del mundo.

Hay ciertos lugares donde sí hay presencia guerrillera

y a los que solo podemos ingresar hasta cierto punto

porque automáticamente empiezan a disparar a las patrullas.

Un equipo de Televisión Española se ha desplazado hasta aquí

para mostrar cómo delinquen los contrabandistas

y para ver cómo el Ejército

trata de poner fin al contrabando y a la guerrilla colombiana.

Por primera vez, un equipo de televisión

llega a los escondites fronterizos de la narcoguerrilla colombiana.

Estos grupos armados se financian con el tráfico de cocaína

que cruza al país vecino, a Ecuador.

Ellos tienen plantaciones de coca

a lo largo de toda la frontera con nosotros, con Ecuador.

A su vez, los grupos terroristas colombianos compran armas...

Ellos tienen granadas de mano, sirve para realizar trampas.

Combustible.

¿Es cierto que aquí la mayoría de la gente

vive del contrabando?

Y alimentos a los contrabandistas ecuatorianos de la frontera.

La mercancía, por no tener documentación,

procederá la aprehensión.

Para cruzar de un país a otro por los pasos ilegales,

los contrabandistas utilizan barcas y caballos.

Un equipo de Televisión Española

logra localizar a los contrabandistas

que suministran mercancías y combustible ilegal

a la narcoguerrilla colombiana.

La narcoguerrilla es la que financia

la compra de combustible que sale desde acá, desde Ecuador,

y que va para el lado colombiano.

-Para el procesamiento de la droga.

Es una frontera controlada por la guerrilla

y son muchos los colombianos que, amenazados de muerte,

y son muchos los colombianos que, amenazados de muerte,

la cruzan para refugiarse en Ecuador.

¿Es cierto que aquí la mayoría de la gente

vive del contrabando?

El problema del narcotráfico, el contrabando...

(SUSURRA) Espérate. ¡Bájate, bájate!

(SUSURRA) Aunque no vamos hasta arriba.

La constante presencia de grupos armados ilegales

crean un clima de tensión

tanto para Ecuador como para Colombia.

Es la frontera de la narcoguerrilla.

La frontera terrestre que separa Ecuador de Colombia

es una frontera muy difícil de controlar,

ya que transcurre por lugares montañosos

y zonas de selva muy poco accesibles,

por eso esta frontera es utilizada

por los grupos guerrilleros de Colombia

para abastecerse de productos de contrabando.

Nuestro objetivo es llegar a los contrabandistas

que suministran mercancías a la narcoguerrilla,

como el combustible, los alimentos o las armas que se esconden

en los pueblos fronterizos de Ecuador.

Esta zona fronteriza es el territorio de las FARC,

el grupo guerrillero y terrorista más antiguo de Sudamérica.

Las FARC es un grupo armado que se dedica a la extorsión,

el secuestro y la guerrilla contra el Ejército colombiano.

Desplazarse por aquí es muy arriesgado:

si caemos en manos de los narcoguerrilleros,

podrían secuestrarnos, o algo peor.

Para financiarse,

los narcoguerrilleros controlan los campos de coca colombianos,

elaboran cocaína y trafican con esta droga.

Queremos seguir la frontera de Ecuador-Colombia

hasta llegar a los escondites de la narcoguerrilla.

Un camino que puede costarnos la vida

y que comienza aquí,

en la localidad ecuatoriana de Tulcán.

Queremos conocer esta actividad de contrabando

y, para ello, acompañamos al Ejército ecuatoriano.

Buscamos a los contrabandistas que cruzan la frontera

para abastecer a la guerrilla colombiana.

Al tratarse de una zona andina, debemos dejar el coche.

La única manera posible de transitar por aquí

es hacerlo a pie o a caballo.

En este momento nos vamos a dirigir exactamente

hacia el punto de espera.

En el avance, vamos a estar en completo silencio

y vamos a ir controlando nuestros costados,

el frente y la retaguardia.

Moverse por esta zona es muy arriesgado,

ya que vamos al descubierto y podríamos correr peligro.

Este camino está plagado

de pasos ilegales que los grupos armados controlan

y aprovechan para dominar el territorio,

por eso, el silencio es imprescindible

para transitar por estos caminos.

Solo se escuchan los cascos de los caballos.

(Cascos de los caballos)

¿Cómo actúa la guerrilla en zona fronteriza?

Gracias.

Los contrabandistas controlan todos nuestros movimientos.

Nos sentimos observados.

No podemos bajar la guardia, en cualquier momento

podemos ser sorprendidos por algún miembro de la guerrilla.

¿Esta sería una de las rutas

por las que bajan los caballos con el contrabando?

Este es uno de los pasos ilegales que utilizan los contrabandistas

para llegar hasta Ecuador, donde ahora mismo nos encontramos;

y este, el río que separa los dos países.

Lo que tenemos al otro lado es Colombia

y el terreno que nosotros pisamos es Ecuador.

Los contrabandistas traen el combustible a caballo

por estas rutas prácticamente imposibles

en medio de esta frontera selvática.

Para no ser vistos, nos camuflamos entre dos de estos pasos ilegales.

En este momento estamos justo en el límite fronterizo

entre Ecuador y Colombia. ¿Qué riesgos corren ustedes

por tener que trabajar en terrenos como este?

El riesgo básicamente es el momento de la evacuación

porque, cuando nosotros capturamos, son cantidades muy grandes,

y el momento en el que volvemos a los vehículos

es un esfuerzo grande donde también podemos ser víctimas

de alguna captura por parte de ellos,

por eso debemos hacerlo de manera rápida.

O sea, este niño vendría a ser lo que ustedes llaman un "campana".

Entonces es probable que este chaval haya pasado

para observar si ustedes todavía siguen aquí

y esté dando la información a los contrabandistas.

Es muy probable.

La presencia del Ejército ha conseguido

que los contrabandistas no crucen el río esta noche.

Pero hay que seguir alerta,

vigilan en todo momento nuestros movimientos.

Cualquier punto fronterizo

es susceptible de ser utilizado para el contrabando.

Dejamos al Ejército

para adentrarnos en uno de los poblados fronterizos.

Queremos conocer cómo operan aquí los contrabandistas.

Este es uno de los poblados ecuatorianos

que abastece a las FARC.

Aquí, el grupo guerrillero compra alimentos y combustible.

Estamos en el origen del delito, es la despensa de los subversivos.

Nos acercamos a hablar con los vecinos de este barrio,

pero no es fácil.

¿Cómo te llamas?

La sombra de las FARC planea entre los vecinos de este barrio

que trabajan para ellos.

¿Me ayudas?

Gracias, amigo.

Encontramos a dos jóvenes

que se muestran reacios a hablar con nosotros.

Conseguimos que uno de estos vecinos

nos hable finalmente.

Este hombre acepta que le grabemos

con la condición de no mostrar su rostro.

¿Es cierto que aquí la mayoría de la gente

vive del contrabando?

Aunque no quiere entrar en detalles,

al final confiesa que el contrabando

se ha convertido en su forma de vida.

¿Y a qué se dedica usted?

¿Y quizá usted tiene personas que le compran productos

para luego llevárselo a Colombia?

Cruza el río con el caballo y ya llega a Colombia.

Y ya llego a Colombia.

¿Me lo enseña? No.

Se dedican los dos a esto, ¿no?

Son agricultores, tienen sus patatas...

Mientras hablamos con otro de los contrabandistas

que suministran a las FARC, aparece un caballo

cargado hasta arriba de combustible.

Quien lo guía no quiere ser descubierto por las cámaras

y tira del caballo para dar la vuelta y huir.

Esperará un momento mejor, posiblemente al anochecer,

para cruzar el río

con las provisiones para la guerrilla.

Antes de seguir grabando,

tenemos que pedir permiso a los propios contrabandistas.

Vamos a dar una vueltita para ver el terreno, ¿de acuerdo?

Hola, señora, buenos días.

Mucha gente nos cuenta que recurre a vender en el lado colombiano

porque no ha encontrado un trabajo mejor.

Es que por aquí sí es una vía bastante comercial

de productos legales e ilegales, como se puede decir.

Si usted saca esto al aire...

Esta mujer nos habla también

con la condición de ocultar su identidad.

Entonces es algo que usted ve a diario.

Sí, sí.

¿A qué horas? A cualquier hora,

a la hora que se pueda trabajar, a la hora que la ley no nos sigue.

Entonces vienen colombianos y le hacen a usted un encargo.

Sí.

Usted prepara lo que le han pedido y lo tiene que cruzar al otro lado.

¿Cómo lo cruza?

Pues de pronto por aquí lo más es en caballos.

¿Cada cuánto pasa usted a Colombia? Pues es casi a diario.

¿Hoy ha cruzado ya?

No, no, ahorita estamos esperando un encarguito.

¿Le merece la pena? Es que no hay más en qué trabajar,

en qué educar a nuestros hijos para que el día de mañana

ellos no pasen lo que nosotros pasamos.

Todo el poblado vive del contrabando para las FARC.

La casa de esta mujer es una despensa del combustible

que los caballos transportan para el grupo rebelde.

Lo descubriremos en unas horas, cuando se haga de noche.

El combustible, subvencionado por el Gobierno ecuatoriano,

es cinco veces más barato en Ecuador que en Colombia.

Es el principal producto de contrabando

en este centro de abastecimiento de las FARC.

Óscar es colombiano.

Cada día cruza la frontera para comprar gasolina,

que servirá de combustible

para las motos y las lanchas de la guerrilla.

El contrabando y suministro para las FARC

es el modo de vida de la mayoría de la gente

de estos pueblos fronterizos.

¿De dónde sacas este combustible?

Aquí, en Ecuador.

¿Y cómo lo llevas?

¿Te sale rentable? ¿Cuánto dinero ganas con esto?

Cada viaje, seis dólares. ¿Y cuántos viajes haces al día?

(RÍE) Un viaje. Es que te juegas la vida también

solo por el hecho de ir conduciendo una moto por ahí.

Este contrabando que hemos visto a plena luz del día

es solo una muestra de la actividad delictiva de la zona,

porque, cuando llega la noche,

este contrabando que abastece a los narcoguerrilleros colombianos

se vuelve más intenso.

Queremos comprobarlo y volvemos al poblado

en el que hemos estado durante el día,

acompañados esta vez por agentes secretos

de la Policía ecuatoriana.

Ellos trabajan de incógnito y no pueden mostrar su rostro,

además nos han pedido que no vengamos

con un equipo de cámara profesional.

Ya nos están esperando aquí y vamos a ver

si efectivamente podemos ver ese contrabando del que nos hablan.

¿Cómo vamos a acceder al barrio?

El niño que pasa a nuestro lado es un campana,

una de las personas que vigilan el lugar

y avisa a los contrabandistas de la presencia policial.

La casa de la mujer con la que hablamos durante el día

resulta ser uno de los almacenes de combustible para el contrabando.

Esa casa, la que grabaste esta mañana,

ahí es el acopio.

O sea, en esa casa se almacena la mercancía

y, cuando llega la noche, la sacan,

porque está ubicada justo al lado del paso fronterizo.

Aquí quietos.

¿Y desde aquí podemos ver sin ser vistos?

(SUSURRA) ¡Mira, mira! ¡Caballos, caballos, caballos!

Y van cargados, ¿eh? (SUSURRA) Vienen para acá.

¡Ya, párate! ¡Bájate, bájate!

¡Cuidado! Calladitos.

Los caballos van cargados con bidones de combustible.

Parte de ese combustible será usado

en el proceso de fabricación de la cocaína.

Los contrabandistas están en plena acción,

es entonces cuando por sorpresa aparece la Policía ecuatoriana.

La Policía. La Policía viene, ¿sí ves?

Ya viene la Policía, por eso ellos mandaron a los caballos.

Ellos salieron porque la Policía ya les estaba siguiendo.

O sea, la Policía llegó al barrio, los campaneros dieron el aviso

y ellos salieron corriendo. Con lo que tengan.

Es la forma como operan siempre, todos los días.

Pero en cuanto la Policía se marcha,

los contrabandistas vuelven a actuar.

¡Mira, mira, mira, mira!

Se acaba de ir la Policía,

dos caballos van cargados hasta arriba.

Pero no han tardado ni dos minutos en volver a salir.

Mira, más, más. ¡Ese va solo, ese no lleva jinete!

¿Viste? En cuestión de segundos, pasaron.

Y los caballos conocen ya la ruta, supongo, porque está oscurísimo.

Los caballos, cuando nosotros detenemos a los dueños,

se quedan ahí, pero les golpean y los caballos saben por dónde ir.

Ya están entrenados para eso.

Y se van y tú te quedas ahí esperando,

pero al caballo no lo puedes coger, y por eso...

O sea, muchas veces detenéis al contrabandista,

pero la mercancía sí que llega.

Comprobamos cómo la actividad delictiva se intensifica.

Caballos cargados con combustible de contrabando

cruzan la frontera al lado colombiano.

En menos de 20 minutos, han cruzado la frontera

una veintena de caballos de forma ilegal.

Los contrabandistas han logrado su objetivo,

el combustible ya está en Colombia.

Cada vez nos acercamos más

a los escondites fronterizos de la narcoguerrilla.

Cuando ellos se percatan de la presencia de la Policía,

empiezan a dispararles a las patrullas.

En los territorios donde operan las FARC,

sufrimos amenazas directas.

Los contrabandistas y los guerrilleros nos vigilan,

saben que estamos cerca.

Cruzamos a tierras colombianas.

En este lado de la frontera, acompañamos a la Policía Nacional

en uno de sus patrullajes, pero hay que tener cuidado,

en esta zona ya hay presencia de las FARC.

Estamos en sus dominios.

Hay ciertos lugares donde sí hay presencia guerrillera

y a los que solo podemos ingresar hasta cierto punto

porque ya es bastante peligroso.

Cuando ellos se percatan de la presencia de la Policía

que van ingresando,

automáticamente empiezan a disparar a las patrullas.

Transitar por estos caminos es complicado.

La guerrilla elige precisamente estos pasos

por la dificultad de acceder a ellos

para las autoridades.

Esta quebrada divide los países.

Esta es la frontera natural entre Ecuador y Colombia.

Sí.

Nos cruzamos con una furgoneta.

La Policía la encuentra sospechosa y le da el alto.

Pero cuando estamos junto a ella, el conductor se da a la fuga.

Vuélvete, vuélvete.

¡Vuélvete!

La persecución es difícil,

los caminos están llenos de charcos y barro.

Parece que la furgoneta lleva una carga ilegal.

Tras unos minutos de persecución, comienza a granizar.

Y el coche que se ha dado a la fuga se detiene.

(Sirena)

¡Buenas! ¿Cómo le va, caballero?

¿Me permite los documentos de la carga, si es tan amable?

-Pues la mercancía, por no tener documentación

que acredita su legal introducción al territorio,

procederá a la aprehensión.

¿Lleva usted estas cebollas a Ecuador?

No es suyo, pero lo transporta usted.

¿Le pagan a usted por llevar las cebollas? ¿Sí?

¿Cuántas cebollas ha perdido? ¿Cuántos kilos de cebolla?

Como unos 15 sacos de cebolla.

¿Y qué explicación va a dar a la persona que le ha contratado?

¿Le va a tocar pagarlo a usted?

Nuestra función es esa, hacer cumplir las leyes,

y ahí sí, le queda a uno muy difícil y muy complicado

ponerse en esa situación.

De nuevo en Ecuador, continuamos nuestro viaje

hacia la zona dominada por los guerrilleros de las FARC.

Llegar hasta ellos no es fácil,

este territorio es montañoso y selvático

y los caminos, poco accesibles.

Hola, ¿qué tal? Buenas tardes.

Buenas tardes. Mire, estamos buscando la frontera

de Ecuador con Colombia en el punto de Lago Agrio.

Pero ahí en la frontera dicen que es peligroso, ir allá.

¿Y por qué? Hay presencia de la guerrilla y eso, ¿no?

Por esta zona, ¿hay mucha presencia del Ejército?

Sí, pero eso es bueno, para que no pase gente peligrosa.

Pero antes de cruzar de nuevo a Colombia,

llegamos a Sucumbíos, una localidad ecuatoriana

donde nos encontramos con la consecuencia más dura

de la presencia de la guerrilla en la frontera.

Más de 14.000 refugiados colombianos que viven en Ecuador

son las víctimas de la violencia de las FARC.

Es el caso de esta familia de agricultores colombianos.

Aseguran que cultivaban cocaína para las FARC

y todos los meses tenían que pagar el impuesto revolucionario.

Se han quedado sin dinero y han tenido que huir.

Solo llevan seis días en este lado de la frontera

y viven en esta habitación llena de humedades.

O sea, ganáis 300.000 pesos y ellos os están pidiendo 500.000,

más de lo que ganáis. Sí, obvio.

¿Qué pasa si te niegas, si les dices que les dan el dinero?

Este puente une Ecuador y Colombia.

Se levanta sobre el río San Miguel,

la frontera natural entre ambos países.

Estamos en una zona caliente

donde los narcoguerrilleros operan a sus anchas.

Aquí nos encontramos con Jackson,

un periodista amenazado por los grupos guerrilleros.

Él es nuestra llave de entrada a Colombia.

Sin él, sería imposible entrar en este territorio

con una cámara de televisión.

Este sitio ha sido atacado constantemente por la guerrilla

a la Policía que está habitando aquí,

por eso la población civil sufre algunas consecuencias

al momento de verse en medio del combate.

Inicialmente, la guerrilla se organiza, digámoslo así,

siendo un poco de campesinos.

Se ve que los partidos o quien gobierna el país

en ese momento tenía reprimidos a los pobres.

Se crea este grupo de fuerzas revolucionarias de Colombia,

ejército del pueblo, con la firme intención

de defender a los pobres a través de las armas.

Luego, con el pasar de los tiempos y de los años,

las FARC han perdido ese horizonte

y entonces se han dedicado al tema del narcotráfico,

al tema de minería ilegal, al tema, por ejemplo, del secuestro.

Eso ha llevado que la gente y el pueblo

ya no tengan la misma confianza en las FARC.

Aquí ha habido muertos, aquí, donde estamos parados,

han matado policías desde el lado ecuatoriano.

La guerrilla se hace al lado ecuatoriano

y desde allá ataca a la Policía aquí.

Sí, es delicado,

uno sabe qué tipo de personas puede haber alrededor.

La frontera cierra a las 18:00 porque puede suscitar

que vehículos extraños o embarcaciones

vengan a dinamitar el puente.

La guerrilla sabe que estamos aquí.

Debemos volver a Ecuador antes de que cierre el puente,

no podemos estar mucho tiempo en territorio colombiano.

Aquí, el miedo en la gente de la zona se palpa,

la mayoría de ellos no quiere hablar.

El barrio está totalmente tomado por la guerrilla.

Preguntamos a algunos vecinos,

pero el temor a represalias por parte de la guerrilla

hace que no puedan hablar libremente.

Es cierto que existen grupos armados ilegales, ¿no?

Existen como existió en el Perú el Sendero Luminoso,

que, así como aparecen, desaparecen.

¿Ha vivido con miedo por este conflicto?

Nos adentramos en este pueblo en busca de Menandro,

un contrabandista de la zona

con el que Jackson nos ha puesto en contacto.

Movernos por aquí no resulta fácil.

El tiempo se agota y las cámaras no son bienvenidas.

-Está la Policía ahí y me ha dicho que sí puedo grabar.

La Policía nos ha dejado pasar, caballero.

Vaya usted a hablar con el policía.

-Mire, yo asumo las consecuencias. Lo que quieran hacer, contra mí.

¿Por qué no se puede grabar aquí?

Por fin encontramos a Menandro. Jackson negocia con él.

Hablar con nosotros puede suponer un problema a este contrabandista,

pero quiere que se sepa que tienen que dedicarse a esto

porque es la única manera de sobrevivir.

¿Cómo llega hasta aquí?

¿Cuál?

¿A qué hora cierran la aduana? A las 18:00.

Cuando quedan pocos minutos para las 18:00,

oímos advertencias a lo lejos.

Ante las amenazas, volvemos a la frontera.

El puente está a punto de cerrar.

Debemos darnos prisa.

Si no llegamos a tiempo,

nos quedaríamos atrapados en este territorio colombiano

dominado por la guerrilla.

Vamos en busca de los escondites fronterizos

de la narcoguerrilla.

Solo podemos acceder junto al Ejército.

Aquí la guerrilla opera a la luz del día,

huyen de las lanchas del Ejército.

La narcoguerrilla es la que financia

la compra de combustible que sale desde acá, desde Ecuador,

y que va para el lado colombiano.

Esconden armas y drogas en las poblaciones fronterizas.

Por fin llegamos a nuestro objetivo.

Entramos en el dominio de las FARC.

El río San Miguel es un corredor

por donde los grupos ilegales colombianos

se surten de alimentos y material de guerra.

Solo con el Ejército ecuatoriano podríamos entrar

en el lugar más peligroso de esta frontera, el río.

Estamos cerca de llegar al Puente Internacional,

que es el paso fronterizo con Colombia.

Es por aquí principalmente por donde las FARC ingresan armas

al territorio colombiano y también componentes químicos,

como la gasolina, para la fabricación de la droga.

Ahora mismo estamos navegando

por una frontera dominada por la guerrilla.

Afirmativo. Hay presencia de las FARC.

En todo el frente, así es.

En el caso de esta embarcación,

acaba de cruzar combustible de contrabando.

Pero el Ejército ha llegado tarde,

los contrabandistas ya están en Colombia.

La norma internacional solo nos permite patrullar

hasta la mitad del río, ya no me puedo pasar a esa orilla

porque en ese momento me metería en territorio colombiano

y eso podría causar problemas internacionales,

entonces ellos ya pasaron,

pero es un combustible que viene de acá, de Ecuador.

Continuamos el patrullaje por el río

donde los contrabandistas,

al mando de pequeñas embarcaciones con potentes motores fueraborda,

lo cruzan a diario.

Es el caso de esta lancha.

El Ejército se aproxima a inspeccionarla

ante la sospecha de que su dueño pertenezca a la guerrilla.

Inmediatamente, al verles, el hombre se cubre el rostro,

no quiere que los militares lo reconozcan.

Muchas gracias, caballero. Que tenga buen día.

Ellos llevaron algo para el otro lado

y simplemente regresaron.

¿Y el perfil del contrabandista es este, chicos jóvenes?

Sí. Le estuvimos filmando y él se tapó rápidamente el rostro,

para que no se le vea en la filmación.

Una persona que no tiene nada que ocultar

no tiene por qué taparse la cara,

entonces ellos sí tienen mucho que ocultar.

¿Qué relación tienen

las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia

con el contrabando que se produce en este río?

Yo considero que un 80 % o 90 %, abastecimientos para ellos.

La narcoguerrilla es la que financia

la compra del combustible que sale desde acá, desde Ecuador,

y que va para el lado colombiano.

¿Para qué necesitan ese combustible?

Para actividades administrativas, como movilización,

pero también para el procesamiento de la droga.

Droga que, una vez procesada,

será exportada a Ecuador también por esta misma vía.

Ellos actúan en el lado colombiano con su conflicto armado,

pero cuando ellos tienen necesidad de abastecerse o de curarse

o de descansar, lo hacen pasándose a través del río San Miguel

a nuestro lado,

entonces no se les puede detener si no tenemos ninguna prueba.

Desde el lado ecuatoriano, nos observan,

e incluso uno de sus vecinos

graba nuestros movimientos con una cámara.

Los habitantes de estos barrios viven a merced

de las actividades ilícitas de las FARC.

¿Todos los que nos miran viven también del contrabando?

El 99 %, creo yo.

¿Y cómo reaccionan ante la presencia del Ejército?

Nosotros no somos muy bien vistos en este lugar

porque no les dejamos hacer sus actividades cotidianas,

que es el contrabando. ¿Toman represalias contra ustedes?

Sí, nos tiran piedras, nos apedrean.

Damos el alto a otra embarcación.

Pero esta vez se da a la fuga.

Estamos ante una persecución a posibles miembros de las FARC.

La lancha logra cruzar al otro lado del río,

han logrado escapar.

Con sorna, los fugitivos saludan a sus perseguidores.

Saben que el Ejército ecuatoriano,

al estar la embarcación ya en aguas colombianas del río,

no puede hacer nada.

Los supuestos miembros de la guerrilla

empiezan a grabar al Ejército y sus caras.

Las imágenes que recogen son material

que servirán a los rebeldes para futuras operaciones.

Ahí está grabando. Pueden ser miembros de la guerrilla

que ya tienen alguna orden de detención previa.

Claro. ¡Vamos!

Acabamos de comprobar

lo fácil que es para los miembros de la guerrilla

cruzar de un país a otro y hacerlo a plena luz del día.

Esta selvática frontera es un corredor estratégico

a través del cual estos grupos insurgentes colombianos

se aprovisionan de todo, especialmente de armas.

La facilidad de pasar de un país a otro

ha hecho que desde hace unos años las FARC establezcan

centros de abastecimiento y campamentos

en la frontera ecuatoriana.

(Silbido)

El Ejército ecuatoriano lucha contra la guerrilla colombiana

por tierra, mar y aire.

Estos hombres llevan toda la mañana trabajando

en una operación antiguerrilla que se desarrolla en plena frontera

y su objetivo es encontrar armas y munición

enterrada en suelo ecuatoriano,

pero perteneciente a guerrilleros colombianos.

Este helicóptero

se desplaza a la zona fronteriza del río San Miguel

en busca de uno de esos asentamientos de las FARC.

Por motivos de seguridad, nos dicen

que no podremos subirnos a ese helicóptero y acompañarles.

Se trata de una misión de alto riesgo.

Las FARC podrían recibir al Ejército a tiros.

Las únicas imágenes a las que tenemos acceso

son las grabadas por el propio Ejército.

Escondido bajo tierra, debajo de una de las viviendas

de este poblado situado al norte del río,

el Ejército halla todo un arsenal de armas,

municiones y material explosivo.

La documentación que encuentran

apunta claramente su pertenencia a las FARC.

Fiscalía y Ejército registran y recogen el material incautado.

La operación ha sido todo un éxito.

Ya de regreso,

el Ejército al mando de esta misión nos muestra orgulloso el hallazgo.

Todas estas armas pertenecen a grupos ilegales colombianos

y estaban enterradas en territorio ecuatoriano,

el Ejército de este país ha conseguido confiscarlas.

¿De qué estamos hablando? ¿De qué mercancía se trata?

Ellos tienen granadas de mano; esta no es solo para lanzar,

esto también sirve para realizar trampas.

Esos son frascos de pólvora negra,

ellos la utilizan para realizar sus morteros caseros.

Fusiles de francotiradores.

Presumimos que este material fue capturado

a un personal de Fuerzas Especiales de los grupos ilegales armados.

Estos de aquí son cartillas de explosivos

de doctrina de las FARC.

Aquí está... Bueno, no se distingue.

Son instrucciones para explosivos,

trampas, fundición de los explosivos...

Estas son granadas de 40 milímetros,

es utilizada en este armamento.

¿Cuál es el valor aproximado de un fusil como este?

Las FARC tienen su negocio de narcoguerrilla.

Ellos tienen plantaciones de coca

a lo largo de toda la frontera con Ecuador.

Aparte de eso, tienen la extorsión, los secuestros.

Desde hace unos años, las FARC han incluido

a las poblaciones fronterizas ecuatorianas en su mapa de guerra.

Este armamento lo entierran en territorio ecuatoriano

en vista de que ellos pasan a nuestro sector a descansar,

a reabastecerse o a entrenarse.

¿Y esto cómo puede afectar a Ecuador?

Esto está afectando a Ecuador por el tráfico ilícito

que tenemos en la frontera de gasolina blanca,

que ellos utilizan para realizar la cocaína;

adicional a eso,

ellos tienen amenazados al personal de la frontera,

entonces se ha expandido bastante la delincuencia organizada.

¿Cuál es el objetivo de las FARC?

Hace aproximadamente 50 o 60 años,

era hacer un país socialista.

Posteriormente, se juntaron con grupos ilegales

y vino la narcoguerrilla.

Reclutan a niños de 13 o 14 años;

si no quieren apoyarles a ellos,

les matan a la mamá, les matan al papá.

A las chicas de 13 o 14 años de igual manera les incluyen,

sirven como prostitutas,

entonces se tergiversó ya su idea de socialismo en su país.

Tráfico ilícito de armas, de combustible, extorsiones.

Es el resultado del control y el dominio que ejerce

una de las guerrillas más antiguas del mundo

en el frágil territorio fronterizo entre Ecuador y Colombia.

Fronteras al límite - La frontera de la narcoguerrilla

05 ago 2015

Clips

Los últimos 68 programas de Fronteras al límite

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios