Frontera Europa La 2

Frontera Europa

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4622678
No recomendado para menores de 7 años Frontera Europa - 03/06/18 - ver ahora
Transcripción completa

El estrecho de Gibraltar.

Una franja de agua de 14 km donde el Atlántico

y el Mediterráneo se dan cita.

(Música)

Más de 5 millones de personas cruzan por aquí cada año

mientras 4 millones y medio de contenedores

pasan por el puerto de Algeciras, el de mayor actividad de España.

Con este flujo tan intenso,

las probabilidades de transgredir la ley aumentan.

Para evitarlo, diferentes cuerpos velan por la seguridad

de una zona cuya situación geográfica la convierte

en una de las más estratégicas del planeta.

La frontera Europa.

¿Este es el sitio?

La patrulla del servicio de vigilancia aduanera

ha detectado una lancha sospechosa en la bahía de Algeciras.

Se inicia una peligrosa persecución.

La Guardia Civil cree que este hombre intenta cruzar

la frontera con hachís dentro de su cuerpo.

Una radiografía aclarará la situación.

Algunos juguetes que no cumplen las normas europeas,

son interceptados en el puerto de Algeciras

por los inspectores fronterizos.

(Música cabecera)

(Música)

En la base de las patrulleras de mar del servicio de vigilancia aduanera,

se preparan para una ronda rutinaria por la bahía de Algeciras.

Su misión es la de detectar las lanchas que intentan

cruzar la droga por el estrecho

e impedir que lleguen a suelo español.

Vamos a salir ahora de patrulla.

Vamos a dar un rastreo por la zona de bahía

y después saldremos para fuera a ver qué encontramos,

como siempre, ¿vale? Salimos poco a poco

y estaremos atentos con la gente de tierra, helicópteros

y todo lo que haya para ver si tenemos suerte y cogemos algo.

Todo debe de estar preparado en la embarcación.

Cada vez más los agentes se enfrentan a unos narcotraficantes

muy violentos y que ofrecen gran resistencia.

Por lo que resulta imprescindible en cada misión

contar con medidas de autoprotección.

(Música)

Nosotros somos abordo cinco.

Jefe de embarcación, tenemos un jefe de máquinas,

que se encarga de la propulsión, de los motores,

y después tenemos tres agentes marítimos.

Hacen funciones de marinero y de dotación de presa.

Cuando hay que saltar a una goma, hay que asaltar algún barco,

nos quedamos normalmente el jefe de máquinas y yo abordo aquí,

y ellos saltan.

La bahía es una zona bastante caliente, muy caliente.

De entrada y descarga de goma, muchísima.

La base de Algeciras, es la que más jaleo tiene

de toda España en ese sentido, lógicamente.

Vamos, en cuestión de hachís, del mundo te diría,

porque es lo que tenemos.

Ahí enfrente, está el primer productor.

Ellos lo que suelen buscar más o menos,

es sitios que estén poco vigilados, lógicamente.

Son embarcaciones que tienen mucha potencia

para el poco desplazamiento que llevan.

¿Qué ocurre? Que alcanzan unas velocidades muy grandes

y son embarcaciones muy maniobrables con mala mar.

Se adaptan bien a la mar. Hay algunas que llevan dos motores,

pero lo normal son tres motores de 350 caballos.

Entonces, es muy complicado alcanzarlas.

Con este patrullero, es prácticamente imposible.

La lancha apaga todas sus luces para evitar ser detectados

por las mafias que operan en la zona.

Esta es una embarcación de la serie Águila

y es una embarcación de alta velocidad, como podéis ver,

con diferentes aparatos. Toda la información que te puede dar

la carta náutica, barcos, sistema de identificación de los barcos,

coordenadas donde podemos ir si nos dan una información

de un punto, en que coordenada se encuentra,

lo podemos incluir aquí para ver qué rumbo tenemos que coger

más rápido. Y aquel del medio, es un radar con función ARPA.

Nuestro elemento básico de detección. ¿Por qué? Porque el radar

lo que nos va a dar es todos los ecos que están dentro

de nuestro radio de alcance

y vamos discriminando, sobre todo ecos pequeños.

Si hay buena visibilidad y la goma es grande

te puede dar un eco parecido a esto.

Esto es una boya. Pues un eco así sería, más o menos, el de una goma.

Acaban de recibir una valiosa información

de la patrulla de tierra.

Una embarcación semirrígida sospechosa está merodeando

por la bahía.

La zona más o menos se supone que está por allí, cerca de Palmones.

Y vamos a ver si la podemos ver desde el agua.

Y nos ponemos de acuerdo para ver cómo actuamos con ella.

En estos casos la coordinación entre los diferentes Cuerpos de Seguridad

del Estado es fundamental.

Vigilancia Marítima de la Guardia Civil sigue de cerca la goma.

Quillo, que la acaba de corretear a la Marítima.

-¿Viene para afuera? -Sí, venía para afuera, ha dicho.

Que la tenemos que ver.

Tras ser perseguidos por la Guardia Civil,

es ahora Vigilancia Aduanera quien intentará interceptarla

antes de que consiga escapar a mar abierto.

(Música)

La tripulación sube a cubierta para localizarla visualmente.

(Música)

No logran establecer contacto visual.

Pero la patrulla de tierra les proporciona

unas posibles coordenadas.

(Música)

Las coordenadas llevan a la patrulla hasta una lancha oculta detrás

de un marco, iniciándose una arriesgada persecución.

Mírala, mírala, mírala.

(Música)

Por el Puesto de Inspección Fronterizo del Puerto de Algeciras,

conocido como PIF,

pasa un gran volumen de mercancía importada de terceros países

que quiere entrar en Europa.

En las instalaciones del PIF se lleva a cabo una inspección física

de productos industriales, tales como componentes para coches,

textiles, material eléctrico o juguetes.

Pablo es uno de los inspectores encargados de asegurar

que los juguetes que llegan de un país fuera de la Unión Europea

cumplan con todas las normativas comunitarias.

Cada día Pablo examina partidas de aquellos juguetes que, por su tamaño

o composición, puede suponer un peligro para los consumidores.

(Música)

Estamos el servicio de inspección seguridad de Algeciras.

Hay que tener en cuenta que no se puede inspeccionar el 100 %

de la mercancía que se introduce en un mercado, por definición.

Entonces, estamos... Sí aplicamos un análisis de riesgo,

para dirigirnos más eficazmente hacia qué tipo de control,

qué tipo de juguetes se deben de controlar.

Cuáles son los que más probabilidad de presentar deficiencias

debemos de controlar. Por ejemplo,

en Algeciras, del total de las partidas que se presentaron en 2017,

acabamos controlando física o documentalmente

un porcentaje aproximado del 35 %.

Es un porcentaje bastante elevado. España aparece

como uno de los países que más notificaciones presenta al RAPEX,

que es la Red Europea de Productos de Seguridad.

Tiene el mayor número de notificaciones.

Esto hay que interpretarlo de la siguiente manera.

Que el control que hace la Aduana, apoyada por el servicio de inspección

SOIVRE sobre este producto, pues es muy efectivo.

Previo una inspección física del juguete, se lleva a cabo

una inspección documental donde se analiza la información

que el importador ha declarado acerca de la mercancía.

Es el primer paso para detectar si alguno de los juguetes presenta

alguna anomalía administrativa o un riesgo sanitario.

Nosotros detectamos problemas de juguetes en la importación

desde distintos puntos de vista. Normalmente son por...

Por cosas menores: por etiquetado,

por el marcado, que está mal colocado. Eso es la mayoría

de los problemas. La primera parte de la inspección de un juguete

es la inspección documental.

Se requieren dos documentos principales. Que es,

que es la declaración CE de conformidad, en la que existe

una persona responsable que rubrica la garantía de conformidad

con la normativa armonizada. Y luego la segunda parte.

Que son los informes de ensayo. Estos informes de ensayo

sobre esa normativa armonizada testan el juguete para distintos aspectos.

Pueden ser físicos o mecánicos.

Una parte de inflamabilidad. Y finalmente una parte química.

Vamos comprobando punto a punto que se cumplen efectivamente,

que pasan todos los ensayos que deben de superar.

Pablo nos explica alguno de los casos en los que,

tras un examen físico, los juguetes han sido rechazados y por tanto,

se ha impedido su comercialización en la Unión Europea.

Aquí podemos observar, en este juguete que fue alertado

en la red europea RAPEX,

que bueno, se presentan los datos del importador,

del fabricante, con su dirección completa.

También aparecen advertencias de seguridad.

Sin embargo, una de las advertencias específicas,

la de restricción de edad, no se respeta, ya que indica

que está prohibido para menores de tres años

y sin embargo, es un juguete claramente destinado a estas edades.

Para este juguete, se envió al laboratorio

y finalmente, se determinó que la composición química

del perrito que tenía dentro, tiene una sustancia tóxica

que se llama talato.

Los talatos son sustancias plastificadoras

que se añaden a estos plásticos con objeto de flexibilizarlos,

de tal manera que bueno, el niño al chuparlo, lo introduce

y se produce una ingesta diaria que si supera los límites,

puede ser perjudicial para la salud.

Finalmente, vimos que lo esencial, en la parte en este caso química,

pues no cumplía, ¿vale?

Este producto fue alertado en la red europea

y retirado del mercado, obviamente, sí.

Los inspectores prestan especial atención a los juguetes

para menores de tres años, por si sus piezas pudieran

desprenderse y entrar en la garganta de los niños.

El impactómetro es un aparato que deja caer un peso

sobre los juguetes para determinar si producen pieza pequeña.

Por ejemplo, podemos coger este juguete,

que está claramente destinado a un niño menor de tres años.

Colocamos el peso del impactómetro.

La pesa, focalizamos sobre el punto en el que pensamos

que se puede producir una rotura, y golpeamos.

Se tiene que provocar este golpe en cinco ocasiones, ¿vale?

Para que se produzca un resultado favorable o negativo en la prueba.

(Música)

Después de aplicar la prueba del impactómetro,

hemos determinado que se produce la rotura de una de las piezas

del juguete y pasamos a comprobar si efectivamente

cabe en la galga de pieza pequeña,

que es una representación de la orofaringe de un niño.

Como podemos ver, efectivamente, queda dentro y no sobresale,

por lo tanto, este sería un rehúso definitivo a la importación.

Luego tenemos otro tipos de juguetes, también enviados al laboratorio,

de los que obtuvimos finalmente un resultado no favorable.

En este caso, se le aplicó en el laboratorio

la prueba de dinamómetro, que lo que hace es una mordaza

que presiona una parte del juguete y ejerce una fuerza.

En esta fuerza, era inferior a la que debe cumplir

en la normativa. De tal manera, que se desprendía

y efectivamente, de nuevo encontramos que esta pieza

entraba en la galga de pieza pequeña

y es otra prohibición a la introducción en el mercado.

También este juguete, por la misma razón.

Se le aplicó el dinamómetro, y se vio que se desprendía

las ruedas, no tenían la suficiente adherencia al juguete

y se desprendían de ella generando de nuevo pieza pequeña.

Por aquí tenemos otro tipo de juguetes.

Una pistola con proyectiles con ventosa.

También se envió a laboratorio y las analíticas determinaron,

el dinamómetro de nuevo, en este caso, que tras una tracción,

no tenía la fuerza suficiente, los suficientes newton

como para quedarse adherida y en este caso,

utilizamos otra galga, que es la galga E

y vemos que pasa completamente a través de ella.

También fue un rehúso.

Este es otro juguete que hemos seleccionado como un incumplimiento,

se prohibió la importación a la Comunidad Europea.

Son un puzzle que está destinado para niños de todas las edades,

para menores de tres años con unas formas simples

y dibujos atractivos.

Vemos claramente que entran en la galga de pieza pequeña.

Por lo tanto, sería otro rehúso definitivo a la importación

por riesgo de atragantamiento o asfixia.

El control de este tipo de productos

que pueden afectar a la seguridad de los niños,

es muy exhaustivo y no debe terminar aquí,

ya que también es responsabilidad del consumidor final

saber qué es lo que está comprando.

Debe de basarse principalmente en el etiquetado.

Tiene que dirigirse al etiquetado para comprobar que todos los datos

son correctos, que existe una persona responsable,

un importador, un fabricante que aparezca bien detallado,

con su dirección, el marcado CE, que es la garantía

y atender a las recomendaciones de uso para la edad recomendada,

qué tipo de juguete es, en fin, ver que el etiquetado es conforme.

El trabajo de inspectores como Pablo, es fundamental

para garantizar que todos los juguetes que pasan por aquí,

se van a vender en nuestro país

cumpliendo con todos los requisitos necesarios.

(Música)

Los agentes del servicio de vigilancia aduanera

en misión rutinaria por la bahía de Algeciras,

reciben de la patrulla de tierra

la posición de una posible planeadora

que en estos momentos opera en la zona.

(Música)

Ya está muy cerca de la zona y el patrón detiene la embarcación

para contrastar la información acerca

de la última posición de la goma.

(Música)

La patrullera del servicio de vigilancia aduanera

permanece escondida.

Los narcos disponen también de radares y necesitan

ocultar su rastro detrás de la boya para no ser detectados.

(Música)

Tras unos momentos de deliberación, el capitán decide pasar a la acción.

Toma el timón en cubierta,

preparándose para una posible persecución.

(Música)

Muy lentamente se aproximan al barco que sin saberlo,

está proporcionando un escondite a los narcos.

La comunicación con tierra es fundamental para conocer

en todo momento los movimientos de la lancha.

(Música)

El juego del ratón y el gato ha comenzado.

Las fuerzas de seguridad lo tienen todo controlado.

Si la información es correcta, tras el petrolero,

encontrarán una embarcación semirrígida

posiblemente cargada de fardos.

(Música)

La lancha inicia una huida kamikaze que pondrá en peligro

la vida de los agentes de aduanas.

(Música)

La Guardia Civil controla el tráfico de personas

que llegan al puerto de Algeciras en los ferris desde Tánger y Ceuta.

Miles de viajeros que cruzan el estrecho cada día

tienen que pasar por aquí.

Se trata de un puesto fronterizo complicado,

por lo que los agentes extreman la vigilancia para impedir

que entre mercancía ilícita en nuestro país.

Amigo.

¿Cuánto tabaco lleva usted? -Dos.

-¿Dos? ¿Viaja solo o acompañado? -¿Quién?

-¿Viaja usted solo o acompañado? -No, uno para mí, uno para mi mujer.

-¿Dónde está su mujer? -Está en Barcelona.

-¿Dónde? -En Barcelona.

-¿En Barcelona? -Sí.

-Solo puede pasar un cartón de tabaco.

-¿Tiene residencia? -Sí.

-Déjamela. Usted lleva 400 cigarrillos.

Por la aduana solo se pueden pasar 200 cigarrillos,

que es un cartón. -¿Solo 200?

-Solo. Es lo único que está permitido.

Esto no tiene multa, ¿vale? -¿No tiene multa?

-No.

-¿Por qué? -Esto es un abandono

que se hace a la aduana. La aduana registra

que usted ha pasado por aquí con esta cantidad de tabaco,

se lleva el suyo, porque tiene derecho a él,

y este se destruye.

Es muy habitual que los viajeros procedentes sobre todo de Tánger,

de Marruecos directamente, no de Ceuta,

vengan con más tabaco del que la aduana permite pasar.

La franquicia por viajero en la aduana de Algeciras,

permite 200 cigarrillos, lo que es un cartón de tabaco.

Entonces, cuando los viajeros llevan más de esa cantidad

se les informa de que no pueden pasar con esa cantidad de tabaco,

que se les permite su franquicia, que son los 200 cigarrillos,

que se la llevan sin ningún problema, y el otro tabaco se les ofrece

la oportunidad, bien de abandonarlo sin sanción

o la posibilidad de pagar la franquicia que corresponde

a esa marca de tabaco.

La Guardia Civil continúa con sus controles rutinarios.

Buscan algo que también es muy común intentar pasar por esta frontera:

las bellotas de hachís.

Amigo.

Déjame el pasaporte. Pon ahí la mochila.

¿Dónde vives? -Murcia.

-¿En Murcia? ¿Cuántos días has estado en Marruecos?

¿Cuántos días has estado? ¿Una semana? ¿Un mes?

Qué llevas, ¿un año en Marruecos?

¿Desde febrero de 2017?

Estate aquí sentado un momento, ¿vale?

Siéntate ahí.

Este joven ha levantado las sospechas del agente,

cree que puede haber ingerido las conocidas bellotas

para introducir el hachís en España dentro de su cuerpo.

Son las llamadas mulas o boleros.

Te vamos a hacer una placa, ¿vale?

Vale, pero lo vamos a ver.

Vente, son dos minutos.

Solo una radiografía podrá sacarnos de dudas.

Son las típicas mulas. Aquí se les llama mucho

por un nombre un poco más vulgar, que son culeros,

porque claro al ir como se dice vulgarmente tragados

de bellotas de hachís, pues después tienen que expulsarlas

en deposiciones que se hacen en el baño.

Entonces, de ahí ese nombre un poco más escatológico.

(Música)

Los portadores idóneos son individuos delgados y altos

y suelen llevar de 500 g a un kilo de droga

en el interior de su organismo.

Si la radiografía resulta positiva, se vería claramente

el aparato digestivo de este individuo repleto

de cápsulas de hachís.

De lo que determine la radiografía, dependerá que este hombre

sea detenido por posesión de drogas.

El resultado no dejará lugar a dudas.

(Música)

El número de menores que cruzan el estrecho solos de manera ilegal,

ha aumentado de manera preocupante los últimos años.

en 2017 la cifra de menores inmigrantes

que llegaron a las costas andaluzas,

se incrementó en un 240 % respecto al año anterior.

Un volumen que ha colapsado los dispositivos de atención.

En su mayoría son adolescentes que proceden de las regiones

más pobres de Marruecos.

Tras ser detectada a la deriva en alta mar

por el avión de salvamento marítimo,

hoy la Guardia Civil ha rescatado una patera

en la que viajaban 46 varones,

De los cuales se sospecha que un alto número

son menores de edad.

(Música)

La Cruz Roja ha movilizado a un enfermero, un técnico

y un amplio equipo de voluntarios

debido a la cantidad de personas que transportaba la patera.

(Música)

Son todos inmigrantes marroquíes

y dado que los convenios con Marruecos ponen en marcha

un protocolo de deportación inmediata,

para aquellos que sean mayores de edad,

se ha activado un amplio efectivo policial

ante el riesgo de fuga.

A medida que los rescatados van descendiendo del buque,

se comprueba que en efecto, muchos son niños y adolescentes.

Ahora mismo hemos encontrado varios menores,

que son los primeros que estamos intentan atender

para cambiarlos de ropa y que estén bien abrigados.

Ahora procedemos a valorarlo, a hacer un triaje,

comprobar que están bien sanitariamente.

Vemos que está todo bien, los cambiamos de ropa

y les damos alimentación y también los filiamos,

les cogemos nombre, edad, país de procedencia y demás.

(Música)

Se les traslada a una zona habilitada por Cruz Roja

para un chequeo sanitario, darles ropa nueva y algo de comida.

Parece que uno de los inmigrantes se ha lesionado

y precisa una atención médica especial.

(Música)

Posteriormente se procede a identificarlos

y miembros de Cruz Roja le colocan una pulsera verde o roja

según hayan necesitado algún tipo de asistencia sanitaria.

(Música)

La mayoría de estas personas irregulares

han llegado a pagar entre 1500 y 3000 euros a las mafias

por llegar en panteras atestadas como esta.

(Música)

Con toda probabilidad, el patrón que pilotaba

la embarcación pertenece a una de estas organizaciones criminales

y se encuentra camuflado entre el resto de inmigrantes.

Por lo que ahora, sin pruebas gráficas ni testimonios,

será complicado saber quién es y acusarlo de un delito

de tráfico de personas.

En este despliegue, colaboran miembros de la Policía Nacional

y del Frontex, la Agencia Europea de Guardia de Fronteras y Costas,

que proporciona apoyo técnico a los países de la UE que,

como España, sufren mucha presión migratoria.

(Música)

Finalmente, de los 46 varones rescatados,

16 son menores de edad. Los adultos, en cuestión de horas,

serán, probablemente, deportados. Los menores quedarán

bajo la tutela del Estado español y, hasta que cumplan 18 años,

permanecerán en un centro de internamiento para extranjeros.

Solo si sus familias en Marruecos los reclamasen,

estos jóvenes podrían ser devueltos a su país de origen,

pero las estadísticas demuestran que esto ocurre en pocas ocasiones.

(Música)

La Guardia Civil tiene sospechas de que este hombre

podría estar cruzando la frontera con hachís dentro de su cuerpo.

Por eso, acaban de hacerle una radiografía cuyo resultado

será esclarecedor.

Abdellatif, muchas gracias, ¿vale? Está todo bien, ¿vale?

Venga... -Yo gente buena.

-Tú buena gente, sí, señor. Venga, buen viaje.

Afortunadamente, para este hombre, el resultado ha sido negativo

por lo que podrá seguir su viaje sin ningún problema.

La Guardia Civil hace uso de su olfato y experiencia

para detectar a posibles portadores de hachís.

En esta ocasión, han puesto su atención

sobre este hombre del pantalón amarillo.

Por el aspecto, no hay un perfil fijo de sospechosos,

ya que son personas que dan una apariencia de total normalidad

porque saben que la única forma de descubrirles la droga

es a través de una radiografía. Ante la duda,

los agentes deciden someterle a la prueba radiológica.

El hombre muestra sus reticencias a hacerse la radiografía.

Es muy habitual que los portadores de droga

se muevan durante la prueba con el objetivo de enturbiar

la imagen que salga en la placa.

(Chirridos)

(RESOPLA)

La radiografía es concluyente,

este hombre lleva hachís en su cuerpo.

Traes una cantidad, ¿vale? Entonces, tenemos que proceder

a tu detención, ¿vale? Ya sabías a lo que te arriesgabas

cuando venías así.

Entonces, nos tienes que acompañar. Ahora te vamos a informar...

Mejor que lo lleve él. Sobre los derechos que te asisten

y los motivos de la detención. Coge tus cosas.

Pasa por aquí, deja allí tus cosas. Sobre él pesa ahora

un delito contra la salud pública. Su situación se agravará

si, además, es reincidente. Te informamos que quedas detenido

por un presunto delito contra la salud pública, ¿vale?

Por llevar dentro del organismo

sustancias supuestamente estupefacientes.

Tienes derecho a guardar silencio o a no declarar si no quieres.

Nosotros, aquí, nos encargamos de lo que es el control

y aportar las pruebas necesarias y las sustancias

que esta persona lleva. Entonces, una vez en sede judicial,

son los jueces los que tienen que decidir, junto con la Fiscalía,

la forma de proceder con el detenido. Venga, siéntate ahí

y busca el número de teléfono al que quieres amar.

¿A quién vas a llamar?

Queda por determinar la cantidad total de hachís

que este hombre había ingerido. Para ello, posiblemente,

haya que esperar varios días.

Bueno, como es la primera vez, el juez que va a decir

que te vayas a tu casa. Pero durante los otros dos años,

no puedes cometer otro delito porque, si cometes otro delito,

entonces vas a prisión. Claro, es como reincidencia.

Durante la detención, pues irá a un retrete

que está totalmente preparado para separar esas bellotas

de las heces de esta persona... Ahí se van limpiando

se va haciendo un recuento y un pesaje

las veces que hagan falta hacerlo.

Te hemos leído tus derechos, has avisado y hablado con una persona

de tu interés... Entonces, tienes que entrar en el calabozo.

¿De acuerdo? Ya sabes que, dentro del calabozo,

hay un timbre. Cuando tengas ganas de ir al baño

para hacer una expulsión, nos lo dices.

¿De acuerdo?

-Vamos por aquí.

Este nombre arriesgó y le salió mal la jugada.

Se trata de un delito muy frecuente, conocido como bajarse al moro.

Cada día, la Guardia Civil se afana por impedirlo,

aunque su detección no resulte fácil.

Una persona aseada, bien vestida, educada...

En fin, lo que pasa es que aquí son muchos años

los compañeros trabajando con el mismo tipo de delito

y saben, más o menos, identificar qué persona

tiene probabilidad de dar positivo en estos controles.

Marruecos es el mayor productor de hachís.

Prácticamente, la mitad de esta droga que se interviene

en todo el mundo se lleva a cabo en España.

De ahí, la importancia estratégica de este puesto fronterizo.

(Música)

En el puerto de Algeciras, un contenedor ha levantado

las sospechas de los cuerpos de seguridad.

Debido a la información que maneja la Aduana española

acerca de las mercancías que llegan cada día al puerto,

este contenedor ha sido catalogado como de riesgo.

Vamos a proceder a inspeccionar este contenedor. Lleva aguacates,

viene de Sudamérica y tenemos sospechas...

Por determinados parámetros, criterios,

lo hemos seleccionado para inspeccionarlo

por si lleva alguna mercancía ilícita que no viene declarada

en la documentación aduanera. Existen acuerdos de colaboración

entre los diferentes cuerpos de seguridad y, entonces,

ahora mismo nos encontramos con Policía, Guardia Civil

y con nosotros, Aduanas, el Servicio de Vigilancia Aduanera.

Tenemos información en conjunto. Entonces, se llega a un acuerdo,

que es el llamado acuerdo CICO.

Tomamos fotos para identificar el precinto que lleva

y para comprobar que es el mismo que aparece en la declaración.

Si viene diferente, a lo mejor, ha sido manipulado.

Eso nos da indicios de que, probablemente,

la mercancía ha sido manipulada.

Los contenedores con frutas se han convertido

en el escondite ideal que los narcotraficantes utilizan

para ocultar la droga e introducirla en nuestro país.

Un primer vistazo, que la atmósfera de frío esté cerrada,

no está manipulada, está sellada. El plástico este

no ha sido manipulado, no lo han tocado.

De las cajas de aguacates, empiezan a salir

abundantes chorros de agua.

La tarea será ardua. Tendrán que revisar

las cajas una a una. Durante varias horas,

los diferentes agentes se afanarán en buscar algún tipo

de contenido ilícito entre los aguacates.

En un principio, vamos a proceder a descargar el contenedor al completo.

Exactamente cómo viene estibada la mercancía,

si viene reflejada correctamente, si viene algún tipo de marcas...

Cajas que sean diferentes a otras, algo que nos llame la atención.

(Música)

Una vez descargadas todas las cajas, empezarán a pasarlas una a una

por el escáner.

El cartón de las cajas también es minuciosamente inspeccionado

por si pudiese contener droga impregnada

o escondida en finas láminas.

(Continúa la música)

Los escáneres, un escáner de paquetería,

nos permite ver más exhaustivamente la mercancía que trae

dentro de los palés, dentro de las cajas.

Entonces es más eficiente para dar con cualquier sustancia diferente

a la que venga declarada.

(Música)

La funcionaria de aduanas busca en el escáner

alguna forma irregular, una tonalidad diferente

que pueda resultar sospechosa.

¿La solapilla? Oye, ¿esta solapilla?

Mira a ver esto. Este parece que con más rayitas.

Este, por ejemplo, no. Este sí, este no.

Los agentes están acostumbrados a que los narcos

usen los métodos más creativos para camuflar la droga,

por eso revisan cualquier resquicio. Nada.

En la solapa de la caja vi como que era diferente al resto.

Lo hemos comprobado, lo hemos mirado físicamente,

pero nada, falsa alarma. En otras ocasiones hemos visto

que hemos hallado sustancias ilícitas,

sustancias estupefacientes en las solapas de las cajas.

En un principio no sabemos si la sustancia ilícita vendría

o bien a parte de los aguacates,

o bien imitando la forma del aguacate.

Hay muchas veces que nos podemos encontrar

con que la mercancía es falsificada.

En otras ocasiones hemos visto como que la sustancia

está dentro de una piña o la sustancia

está no dentro de un plátano, sino el plátano es de plástico

y la sustancia dentro del plátano.

Aquí si fuera falso, sin duda alguna, se vería en el escáner.

No solo se limitan a inspeccionar la mercancía,

la propia estructura del contenedor es también objeto de análisis.

Toda precaución es poca. La estructura del equipamiento

también suele ser manipulada muchas veces.

Nos hemos encontrado casos en el que el techo,

el fondo, el suelo viene petado. Entonces también hay que revisarlo.

Si están manipulados los tornillos, los ensambles.

(Música)

El contenedor está limpio,

pero los agentes continúan comprobando los aguacates,

prácticamente, uno a uno.

Todavía quedan cientos de cajas por abrir.

Ellos están convencidos

de que en alguna de ellas se esconde la droga.

¿Ah, sí?

¿Dónde lo has visto? ¿Te refieres a estas manchas?

-No, a las cajas, mujer.

No tiene el fleje cruzado.

-Ya, este, por ejemplo, no tenía fleje.

-Venga, este va a ser, Fernando.

En la mayoría de las ocasiones en los palés no vienen identificados.

Entonces, depende de las mafias, de las organizaciones.

En otras, a lo mejor, te encuentras algún palé "paletizado"

de diferente manera o, como bien el compañero ha dicho,

cajas de diferentes colores.

Nos hace sospechar de que esa mercancía,

ese palé ha podido ser manipulado.

(Continúa la música)

Estamos devolviendo la mercancía al contenedor,

puesto que la inspección ha dado negativa.

Procederemos a guardarlo de nuevo, precintaremos y por nuestra parte,

por parte nuestra unidad, liberaremos el contenedor y ya se despachará.

Tras un trabajo exhaustivo parece que en esta ocasión

todo ha sido una falsa alarma y tanto el contenedor

como su mercancía no han sido manipulados.

A pesar de haber resultado negativo, la coordinación entre aduanas,

policía y guardia civil consiguió que solo en 2017

se incautaran en Algeciras casi 10 toneladas de cocaína

y más de 50 toneladas de hachís.

(Música)

Tras recibir la información de que una embarcación sospechosa

podría estar actuando en la bahía de Algeciras,

la patrulla marítima del Servicio de Vigilancia Aduanera

pone rumbo hacia las coordenadas marcadas

en busca de una goma semirrígida.

Ahí está. ¡Mírala, mira, mírala, mírala!

Descubren la planeadora escondida tras un buque mercante

fondeado en la bahía.

Rápidamente emprende la huida, seguida muy de cerca

por la patrullera del servicio aduanero.

(Continúa la música)

En cuestión de minutos la velocidad que alcanzan las dos embarcaciones

es cercana a los 60 nudos, casi 120 kilómetros por hora.

Mantenerse firme en cubierta a esas velocidades

resulta todo un reto para los tripulantes.

La planeadora realiza continuas maniobras evasivas.

En estos casos la habilidad y los reflejos

del capitán de la patrullera son fundamentales.

Apenas hay tiempo de reacción.

Argos 1, el helicóptero de vigilancia aduanera,

acude en ayuda de la patrullera y se incorpora al hostigamiento

de la goma sospechosa.

(Continúa la música)

Desde la cámara térmica del Argos se distingue

que la planeadora tiene problemas,

ya que solo dos de sus tres motores desprenden calor.

Ahora se observa con más claridad que la lancha está vacía.

No porta droga, por lo que lo más probable

es que esté sirviendo de operativo disuasorio

o de apoyo para otras semirrígidas que quieren alijar.

(Continúa la música)

Aunque no transporte droga, la embarcación podrá ser requisada

por los agentes de la autoridad si existe la sospecha

de que está siendo utilizada con fines delictivos

y los narcos no están dispuestos a perder una goma

cuyo valor puede rondar los 200 000 euros.

(Continúa la música)

Con una peligrosa maniobra el lanchero logra despegarse

por unos instantes de la patrullera y pone rumbo hacia un mercante

que navega por la bahía con el consiguiente riesgo

que conlleva para el buque.

(Continúa la música)

Con un motor averiado y, posiblemente,

con escaso combustible, la goma no puede escapar mar adentro

y emprende camino hacia tierra como única opción de fuga.

(Continúa la música)

Aún así, la planeadora efectuará un último intento de desembarazarse

de la patrullera de vigilancia aduanera.

Amparándose en la oscuridad

y en su profundo conocimiento de la zona,

el lanchero pone proa hacia uno de los espigones

de la bocana del puerto de Algeciras

con la intención de que la patrullera

que los hostiga se estrelle contra él.

(Continúa la música)

Milagrosamente el patrón de la embarcación

se percata de la trampa y cambia el rumbo en el último momento.

Por el contrario, es la goma de los narcotraficantes

la que está a punto de colisionar con el espigón,

quedándose a pocos centímetros de las rocas.

Esta agresividad con la que actúan los pilotos kamikaze

es la tónica habitual a la que se enfrentan

los agentes públicos en el cumplimiento de su deber.

La persecución continua. La estrategia de huída

no ha dado resultado y la lancha entra en el puerto,

donde le va a ser mucho más difícil escapar.

El helicóptero ha detectado una segunda embarcación

que acude en ayuda de la goma averiada y acorralada.

Los equipos de seguimiento se dividen

y el Argos 1 intenta dar caza a esta segunda semirrígida.

(Continúa la música)

Mientras, la patrullera cada vez está más cerca de la primera lancha.

Perseguidor y perseguido

se encuentran muy cerca de la orilla.

Allí los delincuentes saltarán para intentar huir corriendo.

El cerco está a punto de estrecharse cuando un golpe de mar...

acaba con nuestra grabación.

(Música)

La persecución culmina con la detención de dos tripulantes

de la goma por parte de los agentes

del Servicios de Vigilancia Aduanera.

Un tercer sospechoso consiguió huir.

Les da igual. Ellos también apuran

y a veces se juegan muchísimo la vida.

Ellos y nosotros también, lógicamente.

Nosotros siempre intentamos cuidar de no poner en excesivo riesgo

la vida de los tripulantes que van en la semirrígida,

ni, por supuesto, la nuestra. Intentamos que paren

e intentamos acecharlos lo máximo posible,

pero sin poner en riesgo la vida de las personas

que van en la semirrígida

Piensas que no te hagan una mala maniobra

o que no pare maquina porque a mí

no me da tiempo a reaccionar, porque los paso por encima

y nadie aquí quiere matar a nadie.

A veces los propios tripulantes

que van tanto en las gomas semirrígidas,

como en las tabaqueras, no son conscientes del riesgo

que a veces llevan. Apuran demasiado.

El litoral es muy grande. Ellos nos tienen muy controlados.

Las organizaciones que operan en la zona,

sobre todo, el estrecho, tiene muchos medios.

Últimamente se están empezando a ver ya armas de fuego.

De hecho vamos muchas veces con chalecos antibalas

porque ya se están empezando a encontrar armas de fuego

a bordo de las embarcaciones que prendemos.

(Continúa la música)

En aguas del estrecho el narcotráfico

es una realidad preocupante ante la que el trabajo diario

de nuestros cuerpos y fuerzas de seguridad

intentan hacer frente.

Su misión es impedir que las mafias que aquí operan

puedan cruzar la "Frontera Europa".

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Frontera Europa - 03/06/18

Frontera Europa - 03/06/18

03 jun 2018

Hoy una patrulla de vigilancia aduanera detectará una lancha sospechosa de narcotráfico, veremos también a Salvamento Marítimo, recatando a 46 inmigrantes de una patera, 16 de ellos menores de edad, activando el protocolo de protección a menores . Estos y otros temas conformarán nuestro programa.

ver más sobre "Frontera Europa - 03/06/18" ver menos sobre "Frontera Europa - 03/06/18"
Programas completos (13)

Los últimos 13 programas de Frontera Europa

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos