Frontera Europa La 2

Frontera Europa

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4678037
No recomendado para menores de 7 años Frontera Europa - 29/07/18 - ver ahora
Transcripción completa

El Estrecho de Gibraltar, una franja de agua

de 14 kilómetros donde el Atlántico

y el Mediterráneo se dan cita.

Más de cinco millones de personas cruzan por aquí cada año,

mientras cuatro millones y medio de contenedores

pasan por el puerto de Algeciras,

el de mayor actividad de España.

Con este flujo tan intenso, las probabilidades

de transgredir la ley aumentan.

Para evitarlo, diferentes cuerpos velan

por la seguridad de una zona

cuya situación geográfica la convierte en una

de las más estratégicas del planeta: la frontera Europa.

Varios buzos de la unidad de los GEO de la Policía Nacional

inspeccionan el casco de un barco

que podría contener un alijo de droga.

Agentes de la Policía en el Transporte intervienen

ante la comisión de varios delitos

que tienen lugar en las estaciones de la ciudad.

Dos jóvenes son retenidos en la frontera

por no disponer de una reserva hotelera en vigor

ni de medios económicos suficientes.

Acaba de llegar al puerto un cargamento de marisco vivo

que deberá pasar los controles sanitarios oportunos

antes de poder venderse en los mercados.

La Policía Nacional cuenta con una unidad especializada

en la custodia y prevención de delitos

en los medios de transportes. Es la conocida como Brigada Móvil.

Los efectivos de esta unidad vigilan las terminales

de metro, trenes, autobuses y, en el caso de Algeciras,

en los ferris que hacen los trayectos

desde Ceuta a la Península.

Hoy acompañamos a dos agentes en sus controles rutinarios

por la estación de autobuses de la localidad gaditana.

Como Brigada Móvil en Algeciras,

una de las funciones que tenemos, es la de velar

por la seguridad en la estación de autobuses.

Su primera acción es la de identificar a una persona

que no lleva la documentación,

por lo que tendrán que verificar sus datos desde la central.

Nueve, siete.

Los agentes deben inspeccionar las instalaciones de la estación

en busca de cualquier objeto sospechoso.

Cualquier lugar donde pueda esconderse un artefacto,

cualquier cosa susceptible de cometer un atentado,

porque es una zona especialmente sensible

por la afluencia de pasajeros.

Las consignas por lugar delicado también, por el tema de...

pases de drogas, narcotráfico para hacerlo personalmente.

Una persona viene, aloja aquí lo que sea.

Y otra tercera viene y la retira.

Aparte de eso, es una zona en la que se puede ocultar algo

de una manera muy sutil. Eso siempre también para revisar.

Encima de las taquillas, escondido, los policías encuentran

un objeto contundente que creen que podría haber sido empleado

en la comisión de un delito.

Han escondido un garrote.

Seguramente, no lo usaban como bastón.

Por eso está ahí escondido, porque el que lo use,

no lo va a poner ahí tan alto. Es susceptible de utilizarlo...

Para un robo con violencia, intimidar o agredir.

El que la ha colocado, sabe que está ahí.

Bueno, pues nosotros lo vamos a retirar.

Luego lo tiraremos a la basura, pero en otra parte.

Evitamos que alguien pueda utilizarlo.

La seguridad privada de la estación da el aviso

de que un joven está armando revuelo

en uno de los mostradores de billetes.

La brigada móvil acude a la petición de ayuda.

Hay una persona que está protestando

a la taquillera por no aplicarle el descuento de familia numerosa

en la compra de su billete.

La documentación que presenta para acreditar que es beneficiario

de este descuento no es la original,

sino una fotocopia. De ahí la negativa.

Déjame tu documentación.

Pero la reacción del joven provoca la intervención de los agentes,

que tras intentar convencerlo de que se calme,

proceden a identificarlo y, posteriormente,

le piden someterse a un cacheo.

La policía sospecha que podría estar llevando

algún tipo de estupefaciente.

Percibíamos el olor de la sustancia estupefaciente.

Le conminamos a que la entregue,

si no, vamos a tener que cachearle para obtenerla.

Para proteger su intimidad,

la brigada móvil acompaña a los jóvenes

a un lugar más reservado donde proceder al cacheo.

En varias ocasiones, les preguntan si llevan

alguna sustancia ilegal encima,

pero ellos lo niegan en todo momento.

Cuando estamos interviniendo,

siempre intentamos de que todo sea de la forma más sutil posible.

Entonces, intentamos ser lo menos intrusivos

en lo que es la persona a la hora de realizar cacheos.

Intentamos darles la oportunidad de facilitar

este tipo de situaciones.

A pesar de que insistían en que no,

la policía encuentra hachís

entre las pertenencias de uno de los chicos.

Ahora tendrán que someterse a un cacheo en mayor profundidad.

El resulta es de nuevo positivo

y la policía encuentra pequeñas cantidades de hachís.

Toca el turno de inspeccionar el equipaje.

El agente les vuelve a preguntar si va a encontrar

más estupefacientes en el interior.

Al no portar una gran cantidad de droga,

no tendrán que enfrentarse

a un delito contra la salud pública.

Pero la policía sí presentará cargos contra ellos

por posesión de estupefacientes,

con la consecuente sanción administrativa que conlleva.

Los agentes de la Brigada Móvil atienden un caso de atropello

ocurrido en las inmediaciones del puerto.

Los técnicos de Sanidad del puesto de Inspección Fronterizo

del puerto de Algeciras van a examinar

un camión cargado de marisco procedente de Marruecos.

Se trata de una mercancía viva,

por lo que los inspectores tienen que asegurarse

de que las condiciones en las que estos animales

son transportados sean correctas.

Camión de la puerta 20, que abra las puertas, por favor.

Camión de la puerta 20, que abra las puertas.

Esta noche vamos a controlar una de las partidas

que hacen de Algeciras un puerto diferente

a otras fronteras españolas.

Lo que tenemos aquí es un camión

que viene con mariscos vivos en su interior.

Está condicionado. Hay una serie de piscinas

en las que tenemos langostas,

bogavantes, centollos y percebes vivos.

Lo que haremos en un primer momento,

será comprobar que los 600 animales estén

en buenas condiciones, que se encuentren vivos.

Y luego, vamos a vaciar algunas de las piscinas.

Vamos a vaciar una de centollos

porque existe el riesgo de que debajo vengan

otros productos escondidos.

Podrían venir almejas o distintos bivalvos vivos,

que son un riesgo por las biotoxinas.

Eso sería contrabando y sería un rechazo de todo el camión.

Podría considerarse un delito contra la salud pública

al nivel de tráfico de drogas.

Entonces, los moluscos, por su riesgo específico,

están muy controlados y tenemos que tener cuidado.

Así que vamos a ir viendo el camión.

Vamos a sacar algún ejemplar de estos.

Sácame esta caja y aquella. Alguno que sea...

Estos parecen grandes.

Vamos a depositarla en la mesa y la abrimos ahí.

Cada caja del marisco que pretende ser comercializado,

debe ir acompañada de una etiqueta indicando

el nombre comercial del género adquirido, el método de producción

y el nombre de la zona de captura o cría.

Estos, concretamente, son bogavantes europeos.

Son de un tamaño bastante considerable.

Lo primero que hacemos, es comprobar

que los animales estén vivos.

Aunque aquí los veis muy apretados, no es un problema

en cuanto al bienestar animal.

Ellos mismos tienen tendencia a apretarse, a juntarse,

y meterse en huecos estrechos,

por lo que se encuentran cómodos.

Como veis, esto es una hembra. Es el tamaño que tiene,

las placas así tan redondeadas y, por supuesto, las huevas.

Los animales se encuentran bien. Reaccionan cuando los tocamos.

Por lo tanto, no tendríamos mayor problema.

Como veis, tiene un tamaño considerable.

Se encuentran bien. No aparecen parásitos adheridos.

No aparecen heridas. No aparecen signos de enfermedad,

que es lo que tenemos que controlar antes de dejarlos pasar.

No obstante, un tamaño enorme en uno de estos mariscos

no significa necesariamente que sean mejores.

De hecho, un bogavante de un par de kilos

está más cotizado que estos tan grandes.

Estos pesarán unos cinco kilos, más o menos.

Vamos a mirar alguno más.

Ahí hay uno tamaño familiar.

Hay que tener cierto cuidado con las pinzas,

porque esto, si te pilla uno de los dedos,

por mucho que vayan atadas, te puede dar un disgusto.

Esta pinza mucho más gruesa es la que ellos utilizan

para triturar alimentos duros: conchas, crustáceos de otro tipo,

incluso, a otros bogavantes,

porque tampoco les hacen asco a los de su propia especie.

Y, en cambio, esta otra pinza mucho más afilada,

con este borde mucho más aserrado,

es lo que ellos utilizan para cortar presas más blandas.

Porque no olvidemos que estos animales son carnívoros.

Vamos a devolverlo a su piscina

para que siga el viaje lo más cómodamente posible.

En este caso, vienen de Marruecos.

La mayoría del marisco vivo que vemos por aquí,

va hacia el norte de España.

Fundamentalmente, País Vasco, Asturias, Galicia y Cantabria.

Estos van para Gijón, concretamente.

Aquí tendríamos, por ejemplo, percebe, en este caso, marroquí.

Vamos a comprobar el etiquetado.

El establecimiento de origen. Vale.

51-08.

A pesar de ser la misma especie de percebe

que podríamos encontrar en las costas gallegas,

podemos ver una diferencia

que nos permite distinguirlos con relativa facilidad.

Si veis el tipo de piedra que viene asociada a este marisco,

en el caso de Marruecos es una piedra de color marrón

con aspecto de arenisca, que se desmenuza

con relativa facilidad, a diferencia del percebe

de las costas gallegas o cantábricas,

que es una roca más dura, granítica o calcárea.

Yo creo que nuestro percebe nacional posiblemente esté

entre los mejores del mundo.

Por el tipo de agua, la bravura del mar.

En mi opinión personal, creo que marca

una diferencia de calidad.

Bien. Vamos a pasar a ver el interior del camión.

Vamos a sacar también unas langostas

para ver exactamente de qué especie son.

Y vamos a comprobar también que se encuentren vivas,

igual que los bogavantes.

La Unión Europea es, con diferencia,

el mayor importador mundial de pescado, marisco

y productos de la acuicultura.

Las normas de importación de estos productos

están totalmente armonizadas. Es decir, todos los países

de la Unión Europa aplican reglas idénticas.

Pues estas son langostas.

Lo primero, comprobar que están vivas.

Se mueven perfectamente. Estos animales hay que tener

cuidado, especialmente, con la cola.

Si veis cómo mueve la cola,

con esta zona de pinchos que tiene aquí,

si te pilla el dedo, te puede hacer daño.

De las tres especies de langostas, esta es la más valiosa.

Esta es la langosta europea: Palinurus elephas.

La distinguimos fácilmente

de cualquier otra especie de langosta.

No tiene nada que ver con las langostas del Caribe,

o incluso otras langostas que encontramos en Marruecos

pero de mucha menor calidad.

Como vemos, tiene estas coloraciones marrones

y siempre estas pintas blancas simétricas en la cola.

Una cola de color marrón y una serie de manchas simétricas

que están en todos los segmentos de la cola.

A diferencia, por ejemplo, de la langosta verde,

que sería Panulirus regius, la de menor valor,

que tiene una bandas blancas que recorren toda la cola.

Vamos a dejarla aquí, que parece

que no quiere colaborar más con el programa.

Como veis, vienen estupendamente. Vienen vivas. Vienen activas.

Entonces, están perfectamente aptas para el consumo.

La langosta europea, el Palinurus elephas,

es de todas las especies de langosta la de mejor calidad

y de mayor valor con diferencia.

No te sabría decir, exactamente,

el precio al que está en el mercado,

pero baratas en ningún caso.

Bueno, las dejamos, que se ponen nerviosas.

Existen condiciones específicas para moluscos,

bivalvos vivos o procesados,

por ejemplo, mejillones y almejas.

La importación de estos productos solo se autoriza si proceden

de áreas de producción aprobadas.

El motivo es excluir la posibilidad de contaminación

con determinadas biotoxinas marinas

que pueden ser perjudiciales para el consumo humano.

Bueno, como veis, estas piscinas que vemos burbujear el agua

están llenas de centollos vivos.

Aquí tenemos uno, concretamente, un macho, vemos que es macho

por el tamaño de las pinzas

y porque tiene el apéndice caudal bastante estrecho, como veis,

están activos, están vivos,

y no se ve que tengan parasitosis ni ninguna enfermedad.

Ahora lo que haremos será vaciar

el agua de esa piscina y mover los centollos.

Como podemos ver, el agua de todas las piscinas,

aunque burbujea y no es clara, pero no tiene grandes cantidades

de espuma, no hay nada que indique que pueda haber animales muertos

en el interior o que los animales

hayan tenido problema durante el transporte.

Sobre todo está fría, que es muy importante,

y al ser marisco vivo, como veis, la rapidez

en las actuaciones es importante.

Nosotros siempre intentamos que el tiempo de espera

en la frontera sea lo más breve posible teniendo en cuenta

lo de siempre, que estamos aquí para proteger a los consumidores

y para asegurarnos de que estos alimentos son seguros.

Esa es nuestra principal obligación.

Vamos a moverlos un poco hacia allá, simplemente,

para ver esta esquina de aquí

que esté toda libre también, y ya está.

A veces es complicado porque tienden a mantenerse

donde hay agua y ya podemos ver el fondo, perfectamente,

vemos que no hay nada raro por abajo

más que las barras que proporcionan el aire,

así que nada, esta inspección sería favorable y podría proseguir

su camino hacia destino.

Los ciudadanos tienen altas expectativas en materia

de seguridad y calidad alimentaria.

Para lograrlas, la legislación de la Unión Europea aplica

controles exigentes a lo largo de la cadena alimentaria

que van desde las condiciones de captura del animal

hasta que el producto llega al plato del consumidor.

Este camión, como comprobasteis, no encontramos ni mercancía oculta,

los animales estaban perfectamente, así que, puede proseguir

su camino hasta destino.

Solo nos faltaría llegar al despacho,

entrar en nuestro sistema TRACES y validarlo para que la información

quede registrada en toda la Unión Europea.

Pues este es ya el último paso por el que pasan todos

los expedientes que atraviesan una frontera si todo va bien.

Validamos en nuestro sistema TRACES toda la información, le damos el OK

y les imprimimos unas copias para que acompañe

a la mercancía hasta destino.

Total, que este marisco, una vez yo eche los sellos,

se puede ir hasta Gijón sin mayores problemas.

La entrada en España de ciudadanos marroquíes

para estancias no superiores a 90 días en el semestre,

está sometida a la condiciones

que la Unión Europea establece en el código de fronteras

Schengen y resume que el visitante debe estar en posesión

de pasaporte y visado en vigor

y que pueda justificar el objeto de su estancia,

así como la suficiencia de medios económicos

para su sostenimiento en su estancia en España.

En algunas ocasiones, se le podrá pedir que presente

una reserva hotelera, así como un billete de regreso a su país.

En esta ocasión, la Policía tiene serias dudas a la hora

de permitir la entrada a estos jóvenes marroquíes.

En la verificaciones pertinentes se comprobó que la reserva

de hotel que tenían fue cancelada ya que no se pagó.

Estas dos personas las acabamos de parar

en un control de segunda línea

para mirarle más, detalladamente,

la documentación que portan. Presenta visados por una entrada

y 30 días y les pediremos los medios económicos, residencia

carta de invitación, billete de vuelta.

El agente le solicita que le muestre la cantidad

de dinero que llevan en metálico.

Al problema con las reservas se une que tampoco poseen

un billete de vuelta a Marruecos.

Al no tener el regreso cerrado

no es posible saber si con 800 euros

podrán hacer frente a los gastos durante su estancia.

La normativa sobre los medios económicos que deben demostrar

los extranjeros para hacer su entrada

en España, establece que la cantidad mínima

a acreditar es de 73,59 euros por persona y día

con un mínimo de 661,50 euros

o su equivalente legal en moneda extranjera.

En este caso son dos personas quienes viajan con ese dinero

y al no poder demostrar

otros recursos la cantidad es insuficiente.

Los requisitos de entrada son muy exigentes,

pero es la función de estos agentes la de prevenir el acceso

a personas que puede ser susceptibles

de querer quedarse de manera ilegal en territorio europeo.

Hablando con él comprobamos vía telefónica también

que la reserva que nos presentó estaba cancelada,

no presenta billete de vuelta y los medios económicos

que nos enseñó no son suficientes para entrar en territorio nacional,

con lo cual le denegamos la entrada y llamaremos a un abogado de oficio

para que lo asista y lo más rápido posible

lo enviaremos a Marruecos en el siguiente barco.

Él me ha dicho lo que vienen diciendo todos,

vienen con una reserva que la solicitan, no está pagada

y se la cancelan porque no la pagan

para enseñárnosla y creer que pueden así pasar.

Los visados cuando no nos dan... es la primera vez que entran

a territorio Schengen, hacemos un control más exhaustivo

los pasamos a segunda línea y ahí verificamos todo,

medios de subsistencia, reserva, carta de invitación policial,

billete de vuelta, etc.

El trabajo de la policía continúa en este puesto fronterizo.

El servicio de vigilancia aduanera español está coordinado

con las aduanas del mundo para el intercambio de información

relativa a los buques y mercancías que se transportan

y que recalan en el Puerto de Algeciras,

el de mayor tráfico de nuestro país.

Nosotros, prácticamente, a diario recibimos avisos

internacionales sobre cualquier objetivo,

embarcaciones, portacontenedores,

veleros, pesqueros...

camiones, contenedores y, bueno, se hacen

esa comprobaciones a diario y, normalmente, pues son negativas,

pero también hay una tasa alta de éxito, vamos,

en base a esa información que se obtiene.

Recibimos una información que nos señalaba que,

muy posiblemente, en el casco de un barco

portacontenedores que llegaba al puerto,

pues pudiera estar contaminado

con una cantidad indeterminada de cocaína.

Entonces Policía Nacional, evidentemente, fruto

de la colaboración policial internacional,

también recibió el mismo aviso, alerta.

Pues organizamos un operativo conjunto con lo cual,

tú tienes los buzos, nosotros ponemos los patrulleros,

acordonamos la zona por tierra para asegurarnos que nadie

se acerque al casco y procedemos a su inspección.

Para esta delicada misión, el servicio de vigilancia aduanera

contó con la colaboración de la unidad de élite

del Cuerpo Nacional de Policía, el grupo especial de operaciones

conocido, popularmente, como GEOS y especializado

en operaciones de alto riesgo.

Dentro de esta unidad destacan los especialistas

submarinos, los buzos, que participan con asiduidad

en el asalto a embarcaciones vinculadas con el narcotráfico.

Se trata de los mismos profesionales que intervinieron

en operaciones tan delicadas como la búsqueda del cuerpo

de Marta del Castillo en aguas del río Guadalquivir.

Todo el dispositivo se prepara porque el barco

hará su entrada por la terminal en pocos minutos.

El GEO se divide en especialidades, todo el mundo hace de todo,

pero una de ellas es buceo.

Sí, ya llevamos muchas veces búsquedas en el casco,

múltiples, de barcos más grandes, más pequeños, pesqueros, etc.

-¿10 minutos? -El barco, dentro de nada,

llega a la terminal.

¿Vale? -Está aún en la maniobra.

-Sí, así que os informo, ¿vale?

-Seguiremos aquí. -Venga.

Los buzos ultiman los preparativos para realizar la inmersión.

En todo momento están coordinados con los agentes de aduanas

que son quienes dirigen la operación.

Pues, en principio, haremos una colaboración

con la Policía Nacional.

Somos un grupo de vigilancia aduanera

perteneciente al departamento de aduanas

que vamos a hacer un operativo

de control y registro de un buque que va a entrar

aquí en la Bahía de Algeciras, en principio va a atracar,

tenemos información de que va a atracar.

Se van a echar unos buzos al agua y registrar a ver si tiene

algún doble fondo por el fondo del casco.

Hay sospechas que traiga cualquier material ilícito.

Embarcarán con nosotros cuatro GEOS que son submarinistas,

especialistas de los grupos de los GEOS

y son quienes realizarán lo que es el registro del casco

lo que es el exterior, el forro exterior del casco.

En principio, irán al barco mercante,

hablarán con el capitán comunicándole el control

que se hará sobre el barco

y cuando nos den el OK pues nos acercaremos,

nos pondremos al lado y los grupos de los GEO

harán su trabajo, se echarán al agua

y estaremos todos coordinados

y estableceremos el operativo, la zona.

Y nosotros les asistiremos en lo que ellos necesiten

y a ver si hay suerte y encontramos algo.

El equipo se dirige hacia el barco

que está entrando en la terminal

de contenedores del Puerto de Algeciras.

Se trata de un buque procedente de Colombia

y declara transportar contendores vacíos.

Los agentes se aproximan a su objetivo.

Miembros de vigilancia aduanera se adelantaron para dar el aviso

al capitán del barco e informarle que procederán a la inspección.

Según la normativa internacional,

el patrón del buque tendrá que colaborar

en todo momento con la operación.

Los GEO se colocan a pocos metros de la embarcación,

están preparados para recibir órdenes

y realizar la inmersión.

Sin embargo, la maniobra de lanzarse al agua es arriesgada

ya que el barco debe tener los motores apagados.

De no ser así, podrían arrastrar a los buzos hacia las turbinas

y ocasionarles graves daños.

Todo parece conforme y reciben la orden de inmersión.

De los cuatro buzos,

dos son los primeros en sumergirse.

Sin embargo, a los pocos segundos

de lanzarse al agua, uno de los GEO debe regresar

con problemas con el scooter que le ayuda a moverse por el agua.

Esta embarcación no va por hélice y puede haber una succión por jet

y en ese momento se tiraron los buzos y contamos con el factor

de que hay derivas, vientos.

El barco se desplaza hacia el muelle y ese momento

fue un momento crítico porque los buzos estaban

muy cerca del barco, no se habían desplazado,

teníamos que arrancar máquinas

porque nos veíamos el muelle encima.

Toda precaución es poca ya que, además, las condiciones

climatológicas no acompañan en una noche de lluvia y viento.

Lo que están haciendo es un seguimiento

de todo el casco del barco desde la proa hacia la popa

y están intentando a ver si localizan algún bulto

u objeto sospechoso que no pertenezca a la embarcación

y a la estructura del barco por supuesto.

Finalmente, los buzos culminan su aproximación

al casco del barco y comienzan a inspeccionarlo.

Dado que la superficie del casco es muy grande,

la inspección será larga por lo que los GEO llevan a cabo

esta misión por turnos.

Tenemos un plan que es que en 15 minutos

los buzos tienen que estar en la popa del barco.

A los 15 minutos tendremos que esperar a los buzos

y si no aparecen, algunos de sus compañeros

tendrán que ir a por ellos

a ver si tienen algún tipo de problema.

Tras varios minutos sin noticias de los buzos,

comienza el nerviosismo

por si tendrán que acudir en su búsqueda.

Finalmente, los GEO aparecen,

pero sin rastro de ningún tipo de objeto sospechoso

oculto en el casco del buque.

Dale. -¿Vale?

-¿Embarcas? -Sí.

-Vale, vale.

-Me voy a poner de popa para pararlo.

Queda, aún, mucha superficie por cubrir y el segundo turno

se prepara para la inmersión.

La segunda inmersión de los buzos arrojará un hallazgo sorprendente.

La Brigada Móvil es la unidad de la Policía Nacional

destinada a la vigilancia de los medios de transporte;

esta noche, dos de sus agentes patrullan las principales

estaciones de Algeciras para realizar controles.

Cerca de la estación de autobuses los miembros de la Brigada

han detectado un vehículo de alta gama circulando por la ciudad,

que les ha resultado, enormemente, sospechoso.

Los agentes van a realizar las verificaciones necesarias

para comprobar que el coche no esté denunciado por robo.

Por la zona donde estaba, ha salido cerca del varadero,

y las horas que son, un coche de alta gama

tiene probabilidad de ser cargado con estupefacientes,

además, ha salido de ese callejón a esta hora, pues...

Lo pasamos y si no está sustraído o no hay datos en su contra...

Consultamos y salimos de dudas.

(RADIO DEL COCHE) ...ML. No figura.

Desde la central les comunican que no pesa ningún requerimiento

sobre ese número de matrícula.

Nosotros, todo lo que trabajamos, cualquier filiación a las personas,

cualquier vehículo...

Todas las comprobaciones que solicitamos a la sala,

la información, tenemos que apuntarlas en un parte de servicio

para que, en todo momento, haya constancia del trabajo que hacemos.

-Normalmente, son vehículos robados y, a veces, doblan las placas.

Doblar las placas es poner las placas de un vehículo

del mismo modelo, color y gama pero que no le figure nada,

de una persona que no sepa que le han doblado las placas.

Yo tengo un vehículo de las mismas características,

cambian las placas y no figura como robado.

El trabajo de la Brigada Móvil es muy variado ya que, también,

prestan su apoyo a otros cuerpos de seguridad;

esta vez, durante la patrulla, los agentes se encuentran

con un atropello a un peatón en una rotonda de poca visibilidad.

La víctima es una mujer que se encuentra bien

pero en estado de "shock" por el susto que ha recibido.

Dentro de lo que hacemos, como somos de Seguridad Ciudadana,

intentamos colaborar con los compañeros,

por si pueden necesitar cualquier tipo de ayuda.

En este caso, ha ocurrido un atropello aquí en la zona,

entonces, nos hemos acercado por si podemos ayudarles.

Han prestado la primera asistencia los compañeros del Z,

hasta que llegue la ambulancia; así que, vamos a esperar.

En esta zona, como es muy oscura y tiene poca iluminación,

se repiten, muchas veces, casos de atropellos.

En esta ocasión, el primero que ha atendido a la víctima

ha sido el mismo conductor del vehículo;

se ha quedado, la ha atendido y ha solicitado la ayuda al 112.

Mientras llega la ambulancia los policías asisten,

tanto a la víctima como al conductor del coche,

aunque no es el responsable de lo sucedido,

rompe a llorar debido a la tensión del momento.

Ya está, eso es lo de menos, podría haber sido peor.

-Relájate, ¿vale?

Una vez que llega la ambulancia y se han asegurado

de que la situación no presenta gravedad,

los agentes se retiran de la zona y continúan con su trabajo.

Ahora, van a la terminal de llegadas de las embarcaciones

procedentes de Marruecos y Ceuta.

Durante la noche hay mucha actividad en esta parte,

ya que es cuando llegan los ferris con mayor número de viajeros.

El último barco de Ceuta acaba de hacer su entrada,

los pasajeros comienzan a salir y aquí empieza, precisamente,

la misión de la Brigada Móvil.

Buenas noches, permítame su documentación.

Venga por aquí, por favor.

Deberán controlar el flujo de personas que desembarcan

y localizar a las que puedan resultar sospechosas

para proceder a su identificación.

Jamal, muy bien.

Los agentes apartan a algunos de los pasajeros;

puede parecer una elección aleatoria, pero los policías

están poniendo a funcionar su instinto y su experiencia

a la hora de filtrar a las personas sobre las que tienen sospechas.

Jamal, ¿tienes el pasaporte ahí?

Voy para abajo, compañero. Acompáñenme, por favor.

Vamos a realizar un control policial.

¿Has estado detenido? -¿Qué?

¿Te ha detenido la Policía o la Guardia Civil?

Tras comprobar sus identidades la Policía va a realizarles

un registro en profundidad.

Creen que estos dos hombres pueden estar transportando

algún tipo de sustancia ilícita, por lo que los llevarán

a las dependencias policiales de la terminal donde se les hará

una radiografía para ver si llevan droga en su interior.

¿Cuánto tiempo habéis estado? -Más de dos semanas.

-¿"Dos semanas"? ¿Y usted? -¿Yo? Me fui el 20 y ahora...

-Y, ahora vuelve, ¿no? Sentaos, por favor, sentaos.

-Vamos a hacer una radiografía para ver si lleva oculto algo.

¿Tiene inconveniente en hacerlo?

-No. -No tiene inconveniente.

El primero de ellos accede a realizarse la prueba,

que da un resultado negativo; mientras, el otro viajero

comienza a manifestar signos de nerviosismo,

algo que hace incrementar las suspicacias de los agentes.

El pasajero libre de sospecha podrá continuar su camino,

ahora, llega el turno de hacerle las placas a este hombre.

Vamos para adentro.

En este tipo de personas lo que más nos llama la atención

es que van muy arregladas, intentan pasar desapercibidos

entre la gente; es lo que nos ha llamado la atención.

-Jamal, vamos a hacerle una radiografía

para ver si lleva oculto algo dentro del cuerpo.

Estamos buscando drogas. -Vale.

¿No lleva usted nada, no?

Mire, necesito que nos autorice, firmando este documento,

para poder hacer la radiografía.

-Vale. -¿Vale?

Pase por ahí, por favor.

¿Se quita la chaqueta y la deja ahí encima?

Positivo.

-Ya, pero... -¿Y para qué haces eso?

El hombre se justifica explicando que se trataba

de la primera vez que lo hacía y de que portaba poca cantidad,

pero los agentes deberán detenerlo y a acusarlo de un delito

contra la salud pública.

Estás detenido por un delito contra la salud pública, ¿vale?

Por portar sustancias estupefacientes en tu organismo.

Jamal. -Sí.

-Llevas bolas anales. -¿Cómo?

El detenido parece haber ingerido bellotas de hachís

pero la radiografía muestra que, además, algunas bolas de droga

de mayor tamaño han sido introducidas por vía anal.

Pero tienes en el ano, no todas están aquí.

-No, no. -Esa es una bola anal.

Lo niega pero las evidencias se ven al mostrárselas en la radiografía.

Esa es una bola más grande, tengo vistas muchas ya, amigo.

A pesar de ello, el hombre insiste en que eso no ha sucedido

tal y como dicen los agentes, por lo que le practicarán

un registro en profundidad.

Estas personas son captadas por una organización

que es quien recopila esa droga y la va a vender después;

o sea, ellos son una mula, son, simplemente,

el medio de ocultación de la droga; en este caso, son personas.

-Torres Cero para Nauta.

Para informarle que hemos procedido a la detención de Jamal...

-Alega que es para uso particular pero bueno, eso son cosas

que tendrá que decidir ante la autoridad judicial.

-Vamos al centro de salud, como estipula el protocolo,

una vez, que el doctor nos diga que está bien para su ingreso

procederemos al ingreso en el calabozo y al atestado.

Antes de llevarlo hasta los calabozos, los miembros

de la Brigada Móvil trasladan al detenido al ambulatorio.

El protocolo dice que es un doctor quien tiene que confirmar

que su estado de salud es bueno para su ingreso en el calabozo.

Una vez que nos tomen declaración, él quedará en el calabozo

y puesto a disposición judicial, que se hará

en la mayor brevedad posible dentro de las 72 horas que tenemos.

Ahora, será un juez quien determine si debe permanecer en prisión

o podrá salir en libertad con cargos a espera de juicio.

El Servicio de Vigilancia Aduanera en colaboración con

el Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional

lleva a cabo una complicada misión

en la terminal de contenedores del puerto de Algeciras.

Sospechan que en el casco de un buque procedente de Colombia

puede haber mercancía ilícita oculta.

Un grupo de cuatro buzos que van con los agentes de Aduanas

han realizado, sin éxito, una primera inmersión

y se preparan para realizar la segunda.

La nueva pareja de buzos se dirige hacia la popa del buque,

a la complicación por el movimiento del barco se une que se trata

de un carguero de más de 200 m de eslora por 40 m de manga,

por lo que la superficie a registrar es muy grande;

el equipo espera, pacientemente, los resultados de la inspección.

La Aduana española tiene enormes sospechas de que el casco del barco

podría contener droga; cada vez es más frecuente

el uso de buques comerciales procedentes de Sudamérica

para el tráfico de importantes cantidades de cocaína.

Escondidas en el conducto de ventilación de los motores

auxiliares del barco aparecen varias mochilas.

Son cuatro bolsas de deporte de gran tamaño,

que deberán trasladar hasta la superficie,

aunque la escasa visibilidad supone un problema añadido;

el peso de cada una de las mochilas dificulta las tareas de extracción.

Deben tener cuidado para que no se suelte la carga,

con la poca visibilidad que tiene el agua,

podrían perder, definitivamente, la mercancía.

Más que la oscuridad, se solventa con los focos que llevamos,

los cánister y demás, el problema ha sido la falta de visibilidad;

el agua estaba muy turbia y había que pegarse al buque,

y el buque llevaba bastante calado.

Picaba en quilla, aproximadamente, a 11, 80 o 12, eso es bastante

con una visibilidad nula, por eso, ha sido tan lento.

-En un lugar determinado del casco se han hallado una bolsas alojadas

y no pertenecían a la embarcación, al portacontenedores.

Cada bolsa, cuando las hemos sacado mojadas, estamos hablando

de casi ochenta u ochenta y pico kilos de peso.

Finalmente, consiguen subir hasta la barca los cuatro macutos,

que transportan en su interior hasta ocho envoltorios

con siete pastillas cada uno.

A falta del recuento y el pesaje final, las pastillas de cocaína

intervenidas son 280, con un peso bruto aproximado de 380 kilos.

Se inicia, a partir de ahora, una investigación donde habrá

que delimitar la responsabilidad de la tripulación del barco

en la comisión del delito.

En principio, no se presume que nadie de la tripulación

esté involucrado porque hablamos de que es una contaminación

del barco bajo el agua y sin que haya una obra

que pudiera ser detectada y, por lo tanto, que pudiera

presumir que hay alguien de la tripulación vinculado.

En este caso, hablamos de que han quitado una rejilla

y tras esa rejilla, en un conducto, han podido colocar las bolsas.

Pero no tenemos indicios de quién podría haber recogido la droga,

no sabemos nada y no creemos que investigando los sepamos,

por ahora, pero estaremos pendientes a los datos recabados.

La llegada de este cargamento de cocaína a nuestro país

obedece al manejo de una infraestructura muy precisa

que las organizaciones del narcotráfico internacional

tienen asentada en esa zona del estrecho.

Desplazan, digamos, a un notario de la organización,

el cual se encarga de contactar con alguien a nivel local

que es el que busca la infraestructura.

Hay distintos escalones y compartimentos estancos,

en los que cada uno tiene un nivel de conocimiento determinado

de quién participa en este operativo.

El puerto de Algeciras tiene el tamaño que tiene

y los flujos comerciales que tiene con Sudamérica,

y ellos los suelen utilizar o lo intentan utilizar.

Se han extraído las pastillas, se ha hecho el narcotest

y ha resultado que es cocaína. Hablamos de un lote muy importante,

son 380 kilos brutos aproximados de cocaína

hallados y aprehendidos en esta operación.

La rápida reacción que produce el test en la droga

evidencia que se trata de una cocaína de enorme pureza.

El modus operandi empleado pone de manifiesto

las técnicas, cada vez más originales,

que usan las mafias internacionales para introducir la droga.

Una misma organización puede usar diferentes sistemas

para intentar introducir la droga, diversificando la actividad

y teniendo en cuenta costes. Se convierten en empresas,

en este caso, organizaciones criminales

teniendo en cuenta su cuenta de resultados.

Si pueden abaratar el precio de poner un kilo de cocaína pura,

prácticamente, pura aquí, lo harán; si en vez de costar X,

les cuesta cincuenta menos, eso van a buscar.

La colaboración entre los cuerpos siempre es deseable,

siempre hay que buscarla y, desde luego,

en lugares como este con más motivo porque estamos en un lugar

con mucha carga de trabajo para todos y, realmente,

todos tenemos carencias de medios humanos y materiales,

ya sean puntuales, ya sean de forma más estable.

En la medida en la que podemos todos aportamos:

"¿Qué te hace falta hoy?, te pongo el helicóptero,

te pongo Unidad Canina, te pongo escáner, te pongo tal".

En ese trabajo continuo y diario yo destacaría

la colaboración a nivel local porque la considero excelente.

El Servicio de Vigilancia Aduanera y la unidad de élite

de la Policía Nacional han cosechado otro éxito

en su lucha contra el tráfico de droga en el Campo de Gibraltar.

Nuevamente, la colaboración entre los diferentes

cuerpos de seguridad se ha revelado

como esencial a la hora de proteger la frontera Europa.

¿Veis cómo mueve la cola?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Frontera Europa - 29/07/18

Frontera Europa - 29/07/18

29 jul 2018

Hoy en Frontera Europa veremos la colaboración entre el Servicio de Vigilancia Aduanera y la unidad de élite de la Policía Nacional inspeccionando un barco que podría contener un alijo de droga.

ver más sobre "Frontera Europa - 29/07/18 " ver menos sobre "Frontera Europa - 29/07/18 "
Programas completos (13)

Los últimos 13 programas de Frontera Europa

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos