Frontera Europa La 2

Frontera Europa

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4665047
No recomendado para menores de 7 años Frontera Europa - 15/07/18 - ver ahora
Transcripción completa

El Estrecho de Gibraltar, una franja de agua

de 14 kilómetros donde el Atlántico

y el Mediterráneo se dan cita.

Más de cinco millones de personas cruzan por aquí cada año,

mientras cuatro millones y medio de contenedores

pasan por el puerto de Algeciras,

el de mayor actividad de España.

Con este flujo tan intenso, las probabilidades

de transgredir la ley aumentan.

Para evitarlo, diferentes cuerpos velan

por la seguridad de una zona

cuya situación geográfica la convierte en una

de las más estratégicas del planeta: la frontera Europa.

Una patrulla marítima de la Guardia Civil detecta

varias lanchas de contrabando de tabaco en el Estrecho.

Los inspectores de Sanidad interceptan

en el puerto de Algeciras

ejemplares de pescados pertenecientes a especies

muy peligrosas para el consumo humano.

Dos contenedores procedentes de Bélgica son revisados

por el personal de aduanas,

que descubren que transportan vehículos robados.

Voluntarios de la Cruz Roja atiende a los ocupantes

de una patera con 23 inmigrantes, que ha sido rescatada

después de diez horas de travesía en el mar.

La Guardia Civil despliega en cada provincia

los centros operativos de servicios para la seguridad ciudadana,

los llamados COS. Aquí los ordenadores no se apagan

y los teléfonos se descuelgan a cualquier hora

y en cualquier día del año.

Nos encontramos en el COS: Centro Operativo de Servicios.

Estamos 24 horas, los 360 días del año.

Esta es una sala donde estamos gestionando

todo tipo de incidencias, tipo emergencias,

tipo llamadas telefónicas.

Pero, además, estamos en el SIVE:

Sistema Integral de Vigilancia Exterior.

El SIVE es un sistema de sensores, radares

y equipos de comunicación coordinados en un centro de mando.

Desde el SIVE se controla todo el tráfico marítimo

de la zona del Estrecho, un total de 112 kilómetros

que comprende desde Barbate hasta Sotogrande.

El SIVE se constituye en estaciones sensoras,

que son tanto radares, como ópticas de día y de noche.

La comandancia de Algeciras tiene 112 kilómetros de costa.

Y en estos 112 kilómetros, ya digo,

hay varias estaciones sensoras, que, por motivos lógicos

y de seguridad, no podemos decir dónde están ubicadas.

Bueno, nuestro sistema está diseñado

para todo tipo de embarcaciones.

Desde un mercante, hasta una pequeña patera.

Vamos a ver aquellas embarcaciones que traen

una velocidad excesiva y un rumbo como sur-norte.

Entonces, el operador tiene que estar pendiente al radar.

Y una vez que detecta una embarcación

procedente de Marruecos...

Puede ser una embarcación, lo que llamamos una goma,

gomón, como vulgarmente le llamamos.

Y lo vamos a ir detectando y siguiendo

hasta que consigamos verla con las cámaras,

bien sea de día o bien sea de noche.

Si él considera que es una embarcación sospechosa,

vamos a poner en marcha un protocolo.

Si es inmigración, mandaremos a nuestras patrulleras

y a Salvamento Marítimo y a Cruz Roja.

Si es droga, la vamos a articular al Servicio Marítimo

y también a las patrullas territoriales,

para que se pongan en tierra a fin de poder interceptarlas.

Si tenemos en esa zona algún helicóptero del cuerpo,

también lo vamos a tener.

Desde aquí se van a gestionar todos esos recursos.

Además, se coordina también el seguimiento

de la embarcación sospechosa, utilizando los medios marítimos,

aéreos y terrestres con los que cuenta

la Guardia Civil y otras fuerzas de seguridad.

Estamos viendo el mapa de todas aquellas embarcaciones

que los radares de las estaciones sensoras nos están señalando.

Como ven aquí, una de ellas nos marca en rojo.

Nos quiere decir que, o bien por rumbo,

o bien por velocidad, el sistema por sí solo

nos va a decir: Oye, cuidado. Esto puede ser peligroso.

Pero al operador ya le da una idea

y se va a ir a aquella cámara que le interesa ver.

Pero, bueno, ya el operador lo que ha hecho,

precisamente, es irse a ese punto rojo.

Es una embarcación. Está fondeada.

Y probablemente esté pescando.

Pasamos a otra. Y así estaríamos constantemente.

El objetivo del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior

es mejorar la vigilancia de la frontera sur de nuestro país.

Esta tecnología permite dar respuesta

a dos de los principales retos

a los que nos enfrentamos en la actualidad:

la lucha contra el narcotráfico y la inmigración irregular.

Dos contenedores sospechosos han llegado

al puerto de Algeciras procedentes de Bélgica.

Su contenido viene declarado

como vehículos y objetos personales.

Pero el Servicio de Vigilancia Aduanera,

tras un cruce de información de datos

con otras aduanas europeas, tiene serios indicios

de que pueden transportar coches robados.

El contenedor ha entrado en el puerto de Bélgica.

Puede haberse cargado donde sea.

Pero el contenedor ha cargado en Bélgica.

La unidad nuestra es compartida, combinada

de funcionarios de Vigilancia Aduanera,

entre los que me incluyo, y Guardia Civil.

Ellos tienen la base de datos europea de vehículos.

Ahí meten el bastidor y le sale

si está denunciado. Es sencillo.

Los agentes van a proceder a desprecintar los contenedores

y comprobar su carga.

Esto es buena señal. Eso es que son coches de valor.

Esto es lo bueno. Vienen con colchón.

Los coches sin matrícula. Tienen buena pinta.

Está claro. Se nota que son... A simple vista...

A simple vista, tienen buena pinta.

¿Cuántos vienen? Tres, ¿no? -Tres.

Al abrir el primero, se aprecia que trae

tres coches de gama media y por la forma

en que vienen dispuestos,

todo apunta a que pueden ser robados.

Tras una primera inspección ocular,

llega el momento de inspeccionar el interior de los vehículos.

Rápidamente, los agentes se topan con objetos personales

que evidencian que se trata de vehículos sustraídos.

Los ladrones ni siquiera se preocuparon de vaciar

el maletero de las pertenencias de los dueños legítimos del coche.

No les importó dejar un rastro evidente de su delito.

Hay que sacarlo, ¿no? Dale caña, Ramón.

Se procede a sacar los vehículos.

A partir de ahora, se abre una investigación

en la que intervendrá la Policía Judicial,

que tomará huellas del interior

y recabará cualquier otra pista que pueda resultar útil.

El modus operandi suele ser siempre el mismo.

Tras robar el coche, generalmente, de gama media,

manipulan la matrícula y otras características,

falsifican la documentación

y envían los vehículos a países

del norte de África para ser vendidos allí.

Estos contenedores tenían como destino Togo,

en el continente africano.

Vamos a confirmar que son robados.

Vamos a ver el bastidor, el chasis.

Si se confirma que son robados y que está interpuesta la denuncia,

se levantará un atestado

por delito contra el patrimonio y robo.

Se pondrán los vehículos a disposición judicial.

Lo normal es que el juez, es lo que pediremos,

autorice el retorno de los vehículos a origen,

para que los recuperen los dueños respectivos.

En el segundo contenedor, aparecen tres coches más,

con una disposición parecida. Protegidos por colchones,

aunque uno está colgado del techo.

Carlos, ¿le puedes ir diciendo a Nuria que esto parece positivo?

Tienen pinta. En cada contenedor vienen tres vehículos.

Pero seguro, vamos. Está claro que están robados.

No está comprobado aún por bastidores.

Tiene pinta. Está robado seguro.

Nuevamente, en su interior aparecen

efectos personales de sus propietarios,

lo que reafirma las sospechas de los agentes.

En uno se encuentra la documentación

donde aparece el número de matrícula

y los datos del propietario, lo que facilitará saber

su origen y fecha de sustracción.

De no ser así, la investigación sería más complicada

y la identificación se demoraría,

ya que la mayoría de estos vehículos robados

vienen manipulados para que no se sepa

el número original del bastidor.

Esto es seguro. El certificado de asegurado

del 17 de abril hasta el 31-12.

Y la fecha de sustracción es el 18 del 12 del 2017.

Vamos a terminar que son vehículos sustraídos,

viendo el número de bastidor y metiéndolo

en las aplicaciones corporativas.

Lo que han hecho, es quitarlo todo. Han quitado el panel trasero.

Tiene que tener muy pocos kilómetros, ¿no?

Vamos, está... está impoluto.

Es que está impoluto. Vemos que han quitado

toda la chapa esta del frente,

donde el compañero dice que ahí aparece el troquel,

que es el DNI del vehículo.

Lo hacen para poner el troquel nuevo

y ya el vehículo no...

Para que no conste como robado.

En la última década, el número de coches robados

en España se ha reducido a la mitad.

Pero las cifras aún siguen siendo altas.

Solo en 2016, se sustrajeron

en nuestro país casi 44 000 vehículos.

Sí. Si está sustraído, como nos tememos,

vamos a instruir el correspondiente atestado.

Ponemos los vehículos a disposición judicial.

Y le pediremos al juez que autorice el retorno

de los vehículos a origen.

Cuando dispongamos de la autorización judicial,

ya procederemos a la devolución.

Las fuerzas de seguridad disponen de unidades especiales

que se afanan en perseguir estos delitos contra la propiedad

y en desmantelar las redes dedicadas a ello.

El incremento del flujo comercial en el mundo, colocó en un reto

mayor a las administraciones aduaneras que deben continuar

desarrollando su labor de control

y verificación sin afectar

al normal desarrollo del comercio exterior.

Para agilizar los procesos de control surgió ya hace

unos años, la posibilidad de usar el diagnóstico

por imágenes como herramienta de control aduanero

para los contenedores que entran o salen de los puertos.

Es lo que, comúnmente, se conoce

como escáner o inspección no intrusiva.

Ahora tenemos dos contenedores tras la barrera, le abrimos.

Antes de escanear un contenedor tiene que solicitar cita

a través de la página de Teleport

que es un página de la autoridad portuaria.

Cada 15 minutos hay una cita.

El escáner permite obtener información de un contenedor

sin abrirlo ni manipular la mercancía de su interior.

Cada día pasan por el puerto

de Algeciras unos 7000 contenedores,

vigilancia aduanera los coteja con la base de datos de la agencia,

una de las más avanzadas del mundo.

Antes de que un barco zarpe de su puerto de origen

con destino España, envían al servicio de vigilancia

aduanera la documentación

de la mercancía que tiene cada contenedor.

De esta manera, los inspectores conocen con antelación

las mercancías que llegan a puerto. Cruzan estos datos

con el resto de información y le añaden su parte de experiencia

e intuición para trazar un perfil de riesgo.

Al escáner van los contenedores y remolques que fueron catalogados

como circuito naranja o rojo, es decir, aquellos sobre

los que se tienen algunas dudas.

Este viene de Malasia y va para Granada

y tiene film de polietileno.

Ya dio mi compañero el aviso

de estar listo para empezar a escanear.

Mientras está la alarma sonora emitiendo es cuando se escanea.

Efectuada la inspección, el contenedor se traslada

a la zona de espera hasta la comunicación

del resultado del análisis de imágenes.

Aquí se ven unos rollos. -Colocados de distinta manera.

-Van archivados en horizontal y vertical.

Los agentes del servicio de vigilancia aduanera

analizan las imágenes y las comparan

con la información declarada en la aduana.

Cuando te viene un contenedor con efectos personales, ves de todo

y hay mercancías, muchas veces, que no sabemos qué es

y lo buscamos en Internet.

Esto es estar un ratito ahí con los distintos filtros

que tiene el escáner y jugando con los filtros.

La variedad de filtros muestran densidades diferentes

y observándolos, un agente experimentado puede descubrir

anomalías en la carga declarada.

Si existieran inconsistencias entre

las imágenes captadas y lo declarado o de que haya

algún indicador de riesgo, el funcionario aduanero

requerirá que se proceda

al reconocimiento físico de la mercancía.

Estos son rollos de textiles

y viene de La India con destino Portugal.

Hay varios parámetros que puedes ir jugando con ellos,

cambias la densidad, de color, enfocarlos, quitarles capas,

entonces tú vas, digamos, jugando

con los diferentes parámetros para ir mirando la mercancía.

También se mira la estructura del remolque, en el depósito

que venga algo, en la cabina también hay veces

que se ha cogido tabaco.

También según de dónde venga el remolque o contenedor.

Si viene de Marruecos, sobre todo, hachís,

si viene de la parte de Sudamérica, pues cocaína,

si viene de la parte de China y es solo contenedor, pues tabaco.

-Esto está bien. -Está todo correcto.

-Sí, mira aquí por si hay algo que sea más...

Pero no veo ninguna densidad distinta.

Cada día pasan por el puesto de inspección no intrusiva

del puerto de Algeciras decenas de contenedores.

Lo más habitual es que no se encuentre nada que haga saltar

las alarmas, pero, a veces, los agentes detectan

densidades sospechosas en la carga. Esas zonas se marcan

y es cuando se procede a la inspección física.

Parece que lleva distinta mercancía aquí de la que viene aquí.

-Y aquí, aquí parece que lleva

como una... una especie de caja.

-Sí, claro, aquí.

Pues lo voy a marcar.

Las imágenes que el escáner proporciona del contenedor

presentan unas anomalías a ojo de esta funcionaria de aduanas.

Se trata de un remolque

de verduras procedente de Marruecos.

Se propondrá para inspección física porque mi compañera

no ve claro la parte de abajo del remolque,

la parte inferior donde va la mercancía,

ahí parece que hay como distintas mercancías

o como si viniera como una especie de cajón.

La zona que vemos sospechosa se marca con un cuadro rojo,

se le notifica a los gestores que está marcado

y ahora lo que se hace

es abrirlo e inspeccionarlo, físicamente,

Los remolques o contenedores que se marquen para inspección

física se les pone un precinto

para asegurarnos de que no se abre el remolque.

La inspección física determinará si existe delito

de evasión, contrabando o tráfico de mercancías prohibidas,

peligrosas o restringidas.

Para ello, el camión es trasladado

hasta el puesto de inspección fronterizo.

Abrimos los precintos.

Sí, los vamos a abrir.

Abrirlos.

Para no tener que descargar toda la mercancía,

los agentes se centran en la zona marcada en el escáner

y se sacan, solamente, dos palés del interior del contenedor.

Si es por la... yo qué sé.

Podéis cerrarlo. -Es más por el suelo, ¿no?

Podemos hacer un corte por el lateral mismo, por aquí.

Se comprueba el contenido de las cajas, exhaustivamente,

y de momento parece que la mercancía

es acorde a la declarada.

Cogemos las dos de la esquina por si fuera de la parte...

De la parte izquierda.

Viene todo en un paquete único, ¿no?

La agente del servicio de vigilancia aduanera

examina el lugar exacto que marcó el escáner

como susceptible de una posible anomalía en su contenido,

pero parece que todo está en regla.

Ya este está visto, si lo queréis cargar.

Si no existe inconsistencias en la inspección

a través del escáner o no se detecta incidencia alguna

en la inspección física,

los agentes de aduana proceden a autorizar

el retiro del contenedor que podrá salir sin problema

de las instalaciones del puerto hasta su destino final.

En un puerto que recibe cada año cuatro millones y medio

de contenedores, la existencia de esta tecnología en las aduanas

es una garantía para el control de la mercancía y, por tanto,

esencial para la prevención de delitos.

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil es la unidad

dedicada a la vigilancia

de las aguas territoriales españolas.

Esta noche acompañamos a una patrulla a realizar

una ronda de vigilancia rutinaria. A los mandos de la embarcación

la primera mujer patrona de barco del cuerpo.

Sí, libra.

El sitio de servicio será por la zona del Rinconcillo,

Guadarranque, Acerinox y refinería.

Después iremos a la zona de levante.

Sí, las condiciones del mar están muy buenas,

entonces, seguramente, son condiciones propicias

para el contrabando de tabaco, narcotráfico...

hoy podemos encontrar cualquier cosa.

Nada más salir, la patrulla

comienza a recibir los primeros avisos.

Me ha parecido algo, no sé si... Ahí hay algo, seguro.

-¿Dónde? -Ahí, a las 11.

-Sí, ya, si está ahí el coche, yo he visto algo a las 11,

míralo en el radar, Miguel.

Van de vuelta dos, hay tres, hostia, que hay seis por lo menos,

mira, hay seis, Miguel, ten cuidado.

Parece que la noche va a presentarse complicada.

Mira, una, dos... Varias lanchas sospechosas

de estar haciendo contrabando de tabaco aparecen.

Nunca había visto tantas juntas. Miguel díselo al COS.

-Están justo enfrente del campo de fútbol.

El COS, centro de coordinación de operaciones de la Guardia Civil,

se pone en marcha y alerta a las patrullas terrestres

y aéreas de la zona.

-Ahí, ahí, ahí.

No lo han podido sacar, no, intentarán por otro sitio.

Son embarcaciones legales, en este caso, nada,

ni tabaco ni nada. Si los compañeros de tierra

llegan a interceptarlas,

le denuncian por navegar de noche sin luces y demás, pero

otra cosa no se puede hacer.

La Guardia Civil localiza

e identifica a algunos de los huidos

que intentaban sacar la embarcación del agua.

Mientras, la patrulla de mar sigue su persecución

a las demás lanchas, centrándose en la que creen

que podría estar cargada.

Estos llevan cascos, tío.

Sí, la última creo que va cargada, la que está metida en el recoveco.

La que está cargada es aquella, esa que está ahí, ahí escondida.

Mira, van a un metro de tierra.

En su huida, la embarcación pone rumbo hacia Gibraltar

donde los agentes no tienen jurisdicción.

Ahí está, va por la orilla, vamos.

La goma tabaquera navega muy cerca de la orilla

e intenta llevar a la patrullera, de mayor calado,

hacia una zona peligrosa para navegar.

Voy a intentar acercarme pero aquí está en banco de arena.

-Sí, ahí está. -Sí, saben latín esta gente.

Ya, voy para afuera.

-¿La ves? -Sí, ahora, sí, perfectamente.

Los contrabandistas han devuelto el tabaco a Gibraltar.

En esta ocasión, la patrullera ha sido disuasoria,

impidiendo que pudieran descargar la mercancía en suelo español.

Mira el coche, ¿ves?

Una embarcación con tabaco y lo han devuelto a Gibraltar,

lo han cargado en un coche.

Como veis, estamos aquí... al pie del peñón, exacto.

Con esta embarcación no podemos acercarnos a tierra

y, menos a Gibraltar, evidentemente.

Nada, han devuelto las cajas, pues ya está.

Seguramente llevan el número justo de cajas

para que no llegue a ser delito.

Como ves, es nada... Vienen aquí, cargan ahí

desde un coche, o una furgoneta o desde cualquier casa.

Cargan y solo tienen que hacer un trayecto de menos de 1 km.

Descargan ahí en La Línea.

Ante la insistencia de vigilancia del Servicio Marítimo,

los contrabandistas sacan el resto de lanchas de la playa;

por ahí, desisten de su intento.

Normalmente, sí los tienen, pero la lleva un tercero.

Tienen propietario, están en regla, matrícula...

Le quitan la pegatina con la matrícula y trabajan.

Imagínate que cogemos la lancha; no tiene folios ni nada,

mañana se presenta en el cuartel una persona con la documentación

diciendo que la embarcación es suya y que se la han quitado o robado.

¿Dónde?

La noche puede deparar más sorpresas,

los agentes reciben el aviso de una goma

cargada de hachís alijando cerca.

La Guardia Civil cree que el contrabando de tabaco

ha sido una maniobra disuasoria

que los narcotraficantes usan para desembarcar hachís en la playa.

Voluntarios de la Cruz Roja recibirán a un grupo de inmigrantes

que han sido rescatados por la Guardia Civil.

Al parecer, son todos varones y podría haber menores de edad.

La embarcación Río Tormes, tras un aviso

de Salvamento Marítimo los localizó a varios kilómetros,

tras una travesía de más de diez horas.

Desde allí se avisó a los servicios de Cruz Roja

que acuden para prestar atención sanitaria y humanitaria.

A las once menos cuarto nos llamó nuestro

Centro Autonómico de Coordinación, en la que nos avisaba

de una llegada de inmigrantes al puerto de Algeciras.

Movilizamos el equipo, llegamos y nos encontramos la activación,

o sea, la patera. Vienen unos 23 marroquíes.

Venimos con ambulancia y furgón porque hay un equipo humanitario

y otro sanitario; si viniese alguno

en malas condiciones, por decirlo de alguna manera,

pudiese ser trasladado o tratado aquí In situ.

-¡Viva España!

-Gracias.

La patrullera entra en el puerto del Saladillo, Algeciras,

a primera vista parece que todos llegan en buenas condiciones.

Los voluntarios de Cruz Roja empiezan a preparar su operativo;

el primer paso será un reconocimiento físico de cada uno.

Entre los recién llegados se origina una discusión

que los agentes intentan controlar.

(GUARDIA CIVIL) ¡Eh!

(HABLAN EN ÁRABE)

(HABLAN EN ÁRABE)

Dado que el riesgo de fuga es alto, participan miembros

de la Policía Nacional y el FRONTEX,

Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas.

Se cree que proceden de Marruecos, de una localidad cerca de Ceuta.

Por los acuerdos firmados entre España y el país magrebí,

los mayores de edad que sean identificados con esa nacionalidad

son automáticamente deportados; por eso hay riesgo de fuga.

¿Diez horas? ¿De dónde salisteis?

-¿Qué? -¿De qué parte salisteis?

-De Ceuta. -¿Ceuta?

-Sí. ¿Del mismo Ceuta o por fuera?

-Desde dentro. -¿Dentro de Ceuta?

-Sí. -Ah, vale.

¿Sois todos del CETI? -¿Qué?

-¿Del CETI? No, estábamos en Marruecos.

Los voluntarios cuentan con una nueva incorporación;

sus compañeros le explican cómo deben hacer

el proceso de identificación de los que han llegado.

Ellos vienen de... -Allí debe haber, pero es fácil.

Provincia: Cádiz. -Piel normal: Sí.

-Puerto: Algeciras.

Se atiende en el puerto y son todos magrebíes.

Uno de los hombres rescatados parece que está lesionado,

los voluntarios deberán hacerle un reconocimiento

para determinar si precisa de cuidados médicos allí

o si hay que llevarlo a un hospital.

Ahora atendemos a los inmigrantes sanitaria y humanitariamente;

hacemos una asistencia primaria, comprobar que todo sea normal,

que las constantes estén bien; se les repartirán mantas,

kit de alimentos y ropa.

A aquellos que han necesitado asistencia sanitaria

se les coloca una pulsera roja.

Estamos rellenando un parte diciendo que le hemos asistido,

que las constantes son normales y se les asiste dándole ropa seca.

Ponemos un número identificativo, de dónde viene y el sexo.

Cuando llega la Policía Nacional tienen la redacción

de que todo está bien, dentro de lo normal.

Al del cabestrillo se le rellena un parte únicamente para él

diciendo que se le atendió en Marruecos por un dolor

en el hombro y se le colocó allí;

que ha llegado atendido por Marruecos.

-Traumatismo en hombro derecho,

diagnosticado en Marruecos con un cabestrillo.

Dile que su pulsera es roja porque tiene lo del hombro.

El problema del cabestrillo, que no es por otra cosa.

Seguramente, estas personas han pagado mucho a las mafias

que se encargan de cruzar inmigrantes.

Pese al incremento de los precios esta ruta es la más asequible,

frente a las del Mediterráneo oriental y central,

debido a la corta distancia entre las dos orillas.

No, no, allí; habla allí.

Los voluntarios atienden al hombre que siente escozor en la piel.

Normalmente, es del traje de neopreno, del calor del traje.

-¿Qué es lo que tiene? -Sarpullidos, pero del neopreno.

-¿Esto? Nada, limpieza con suero.

Son frecuentes los casos en que no revelan su edad verdadera

e intentan hacerse pasar por menores de edad;

ya que eso, les haría acogerse

al Protocolo de Menores Extranjeros no Acompañados,

el conocido como Protocolo MENA, que les permitiría quedarse

en nuestro país hasta cumplir la mayoría de edad.

Si hubiese algún rescatado menor de siete años,

se le asignaría una familia de acogida.

Marruecos.

Tras el reconocimiento físico y la identificación,

llega el momento de suministrarles alimentos, ropa y calzados.

Tú comida, «manger».

No, tiene, pero aquí no tienes. -No.

-Número de zapatos. -Espera, que ahora vienen.

-¿Qué número?

-42. -Tráeme un 42.

Por parejas y unidos entre sí para evitar una posible fuga,

son conducidos al furgón de la Guardia Civil,

que trasladará a algunos a dependencias de La Línea

y a otros, a la localidad de San Fernando,

donde se tramitarán sus expedientes de expulsión.

Un grupo de cuatro menores de edad es apartado del resto,

si en la identificación se sospecha que mienten sobre sus edades,

habría que acudir al hospital y mediante un protocolo

proceder a un análisis del codo y del metacarpiano;

de este modo, los médicos establecerán su edad

con un margen de error de seis meses.

¿Edad? (CONTESTA EN ÁRABE)

-¿Cómo? (CONTESTA EN ÁRABE)

-Eres menor, ¿diecisiete? -Te está diciendo diecisiete.

¿Vienen señalados los menores? -Sí.

-Pero aquí no, los tendrás tú. Más lo de allí.

-Sí. Ahí no hay ningún menor.

-Vale. Estupendo. Ahora, lo termino y ya está.

Aplicando el Protocolo MENA

irán a un Centro de Internamiento de Extranjeros

y quedarán bajo tutela del Estado español hasta los 18 años,

a no ser que algún familiar en Marruecos los reclamase,

cosa que facilitaría el retorno a su país de origen.

Aunque, rara es la vez que estos niños son devueltos a su país,

la situación de necesidad que atraviesan sus familias

hace que sean ellas las que impulsen a los jóvenes

a intentar dar el salto a Europa.

Todo ha concluido con 23 inmigrantes marroquíes:

cuatro son menores y uno de ellos se considera herido

porque venía con un cabestrillo desde Marruecos;

había asistido por una caída y tenía dolor en el hombro.

Nosotros finalizamos con un reparto de alimento.

No hemos asistido a nadie sanitariamente,

solo la primera asistencia; control de constantes solamente.

Para muchos de ellos el sueño de Europa termina aquí,

regresarán en horas a Marruecos desde donde, con toda probabilidad,

volverán a intentarlo.

Los productos de origen animal dirigidos al consumo humano

procedentes de terceros países que quieren entrar en la UE,

tienen que pasar por un control sanitario en un puesto

de inspección fronterizo autorizado.

El de Algeciras es el de mayor actividad en España, por aquí pasa

gran parte del pescado que se consume en España y Europa.

Uno de los aspectos más importantes a los que prestan sus atención

los técnicos de sanidad, es que las partidas de pescado

no contengan ninguna de las especies prohibidas para consumir.

Hay ocasiones en las que de modo fraudulento

y aprovechando el parecido con especies permitidas,

se intenta introducir en el mercado un tipo de pescado prohibido.

Esto es epinephelus aeneus,

comúnmente conocido como cherna.

Vale, la podéis identificar fácilmente.

Es un tipo de mero pero tiene estas líneas blancas

en los lados de la cabeza.

Este pez tiene interés porque tengo un ejemplo ahí

que enseñaros de un camión que llegó hace no mucho tiempo

en el que nos declaraban estos peces

que son propios del Atlántico

y no tienen ningún riesgo específico.

Pero lo que había en el camión era otra cosa

que vamos a ver ahora en la sala de inspección.

Lo que encontrábamos en el camión eran estos otros.

Por ejemplo, este.

Dices: "Bueno, es otro tipo de mero."

Es un pez muy parecido.

A priori tampoco parecería muy grave.

Sin embargo este en realidad procede de una zona

del Pacífico en el Mar de China que es endémica

de una toxina bastante grave que es la ciguatoxina.

Por supuesto todo este camión se rechazó.

Y lo camiones que vengan del mismo origen

y del mismo establecimiento llevan una serie

de controles reforzados porque les hemos pillado

en un intento de fraude bastante importante.

Esta barracuda que también se rechazó por venir

en el mismo camión y por el riesgo de ciguatera.

Tenemos otra serie de toxinas

que tenemos que tener en cuenta.

Porque si la ciguatera es una toxina grave,

existen otras que incluso son más peligrosas

y que hacen que lo peces que pueden traerlas

estén completamente prohibidos en la Unión Europea.

Son ejemplares enormemente peligrosos para la salud humana

que la mayoría de las ocasiones debido a un error

a veces aparecen en algunas de las cajas

que llegan hasta aquí.

Aquí nos hemos encontrado algunos casos de especies

altamente tóxicas que han intentado entrar.

El caso más grave sería este, el de los peces globo.

Este apareció entiendo que por error,

porque era un ejemplar aislado.

Pero obviamente se rechazó.

Se realizó una investigación de este camión.

Al final no se encontraron más. Y aún así se establecieron

un serie de alertas para que esto

no pueda entrar en la Unión Europea.

¿Por qué querría alguien traer un pescado tan tóxico a Europa?

Bueno, pues hay dos motivos principalmente.

O bien por desconocimiento, por accidente,

que fue este caso, apareció

un ejemplar aislado en una de las cajas.

O bien porque en Japón

se consideran una delicatesen, se consumen.

Y tiene que ser preparado por una serie de cocineros

especializados con unos títulos especiales,

que aún así en Europa no nos valdría

porque está completamente prohibido.

No obstante, como producto de lujo alguien podría intentar

introducirlo fraudulentamente.

Lo comúnmente conocidos como peces globo serían

la familia tetraodontidae,

molidae, diodontidae y cartilasteridae.

Estas cuatro familias tienen una toxina

que se llama tetradotoxina.

Y lo que produce es una parálisis

del sistema nervioso que afecta a los pulmones

y al corazón, por lo tanto es mortal

en un alto porcentaje de casos.

Además, una vez que la ingieres no existe antídoto.

La única opción es conectarte a un respirador artificial

y esperar que sobrevivas.

Tengo que decir que en Japón a pesar de estar regulado

por una legislación muy estricta,

preparado por cocineros con un título especial,

mueren más personas por este tipo de intoxicaciones

que por los accidentes de tráfico.

¿Cómo podemos distinguir uno de estos pescados?

Tenemos que fijarnos en tres cosas,

tres características que lo diferencian

de cualquier otro tipo de pez.

En primer lugar si veis

un pez normal tiene una agalla...

que es como un corte, es como una media luna, ¿vale?

Tenemos la agalla normal de cualquier pez.

Estos peces no tienen una agalla normal.

Si veis aquí no hay ningún corte.

No es más que un agujero justo delante de la aleta.

Por lo tanto estos peces no tienen una agalla normal.

Si luego nos fijamos en la boca,

tiene una boca muy curiosa.

Porque tiene los dientes

fusionados en placas como si fueran un pico.

Y además si nos fijamos en sus aletas

vemos que son muy simétricas

y que tienen una base muy estrechita.

Por lo tanto si tenemos un opérculo redondo

que no es un corte, dientes como un pico

de algún tipo de ave y unas aletas simétricas

y estrechas, muchísimo cuidado con ellos

porque van a ser peces tóxicos y no tenemos que arriesgarnos.

La ley dificulta que un pez globo

llegue a la mesa de un restaurante en España

porque está prohibido bajo normativa Europea.

No es posible consumirlo incluso bajo pedido.

Aún así la existencia de ejemplares

en aguas del Mediterráneo pone permanentemente

en alerta a las autoridades.

Existen otras especies similares.

Por ejemplo aquí tendríamos una

que comparte algunas características.

Por ejemple podríamos ver que este también tiene un pico.

Pero sin embargo tiene ese opérculo

que es como un corte claramente.

Y las aletas no son estrechas.

¿Sus parientes más cercanos? Por ejemplo los que por aquí

en Andalucía se consumen bastante,

los que llaman peces ballesta o peces escopeta.

Aquí sí que tendrían un opérculo redondito,

que no llega a ser un corte. Esto nos haría sospechar.

Pero sin embargo los dientes...

no están fusionados.

Son dientes perfectamente...

perfectamente separados.

De hecho los de este dan bastante miedo.

Y las aletas vemos que tienen una base muy muy ancha.

Esto sería una especie de pez ballesta.

Este es un pariente lejano, pero no tiene capacidad

de producir tetradotoxina.

Las partidas de pescado que salgan de aquí

con el visto bueno se consumirán en poco tiempo

en cualquier punto de Europa.

De ahí que los controles que llevan a cabo

los inspectores de Sanidad Exterior

sean muy rigurosos y estrictos.

De ellos depende en gran parte

la seguridad alimentaria de nuestros hogares.

Una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil

en una ronda rutinaria ha detectado a varias lanchas

que pretendían llevar contrabando

desde Gibraltar a la costa española.

La presión de las fuerzas de seguridad

les han hecho desistir. Pero un nuevo aviso

acerca de unas posibles gomas cargadas de hachís

por las inmediaciones hace pensar a los agentes

que el contrabando de tabaco eran un anzuelo

para que las narcolanchas pudieran entrar

en la Bahía de Algeciras y alijar en la playa.

La Guardia Civil refuerza su ofensiva con el apoyo

de la patrulla aérea que controla desde las alturas

las intenciones de los narcotraficantes.

En el argot policial una colla es una de las más 30 bandas

que operan en esta zona del estrecho.

La cámara térmica del helicóptero

muestra imágenes de miembros de una de estas collas

preparados para la descarga de la droga en la orilla.

Ante la presencia de los agentes

los componentes de la colla salen corriendo.

Sólo han podido alijar parte de la mercancía.

La lancha rápidamente se da la vuelta

e intenta ponerse a salvo,

pero la patrulla de la Guardia Civil

inicia la persecución por mar y aire.

Mientras, las patrullas de tierra intentarán apresar

a los miembros huidos de la banda.

El hostigamiento hacia la goma es máximo,

pero los narcotraficantes son muy conscientes

de que pueden alcanzar más velocidad

que la patrulla de la Guardia Civil.

¡A las once!

¡Ahora, ahí va! ¡Ahí, en la proa!

Tras varios minutos de tensa persecución

la patrulla tiene que desistir.

En esta ocasión no ha sido posible interceptar la goma,

pero los agentes de tierra sí han conseguido

un éxito importante al interceptar

en los controles de carretera los coches que los narcos

usaban en la operación, incluido además otro vehículo

que habían abandonado en la playa.

La introducción del hachís en nuestro país se lleva

a cabo fundamentalmente por mar.

Catorce kilómetros separan la costa española

de la marroquí, una distancia que hace muy atractiva

para las mafias explotar esta ruta de la droga.

La coordinación de las diferentes patrullas

de la Guardia Civil ha conseguido incautar

dos importantes alijos de hachís

que intentaban llegar a nuestras costas.

Con motivo de un dispositivo montado al efecto

se han intervenido tres vehículos de alta gama

relacionados con el narcotráfico.

Y a la vez se ha intervenido

una cantidad importante de droga.

Y ahora mismo pues estamos siguiendo con la investigación.

Esta droga venía en dos embarcaciones

semirrígidas en principio.

Sí, en la zona de poniente de La Línea y Puente Mayorga.

Nuevamente ha sido fundamental el trabajo realizado

por los cuerpos de seguridad, que velan día y noche

por proteger la Frontera Europa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Frontera Europa - 15/07/18

Frontera Europa - 15/07/18

15 jul 2018

Hoy acompañaremos al Servicio Marítimo a patrullar las aguas del Estrecho, veremos cómo se vigilan las partidas de pescado para que no contengan ninguna especie prohibida para el consumo humano y veremos la apertura de varios contenedores sospechosos de contener vehículos de alta gama robados.

ver más sobre "Frontera Europa - 15/07/18" ver menos sobre "Frontera Europa - 15/07/18"
Programas completos (13)

Los últimos 13 programas de Frontera Europa

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos