FAS La 1

FAS

Fuera de emsión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3938278
Para todos los públicos FAS - La guardia del aire - ver ahora
Transcripción completa

Vamos a conocer en profundidad el Ala 12,

una de las principales unidades aéreas de combate

del Ejército Español.

Esto es un traje Anti-G.

Evita que la sangre se te desplace por el cuerpo

en las aceleraciones fuertes.

No solo nos protegen desde el aire,

en tierra, los centros de control del espacio aéreo vigilan

los movimientos de todo lo que sobrevuela

en nuestro territorio.

Ese es el avión del Rey, el Airbus del Rey.

Las estaciones radar controlan, desde lugares inhóspitos,

las rutas de esas aeronaves.

Los reporteros de FAS quieren dirigirse a su posición.

Sus pilotos están alerta 365 días al año

para despegar en sus Cazas y enfrentarse a cualquier amenaza.

Nosotros vamos a saber qué siente el piloto de un avión de combate

cuando vuela a la velocidad del sonido.

Mantener orden en bloque, uno o inferior.

En la Base Aérea de Torrejón de Ardoz vamos a conocer

a una de las unidades de élite del Ejército del Aire, el Ala 12.

Su misión: Proteger el espacio aéreo español.

Más de 600 personas trabajan para ello,

mecánicos, pilotos, armeros, controladores.

Los protagonistas nos lo van a mostrar de primera mano

y nosotros se lo vamos a contar en primera persona.

Antes de cualquier operación aérea,

los pilotos se reúnen con el jefe de misión

para recibir las instrucciones sobre los objetivos a cumplir.

Hoy, el equipo de FAS va a ser testigo directo

de una misión de pilotos del Ala 12.

Vamos a volar en un F18 del Ejército del Aire.

Sergio, ¿cómo estás? Hola, ¿qué tal?

Vas a ser mi piloto, me han dicho que voy a volar contigo.

Vamos, tengo que dar el briefing de la formación,

un primer briefing de coordinación.

Ahora vamos a hablar con la gente con la que volamos.

¿Me acompañas? Vamos a ver qué sale.

En principio, recuperación a Getafe, combustible 2.5,

lo cual nos deja saliendo de la zona,

nos cogemos 4.5.

Vamos a ir Dario Rico Lopera, con la reportera en cabina B.

Ponemos 45X, 108X, 45 Yankee, 108 Yankee.

Me siento como la alumna que se copia.

Esto es muy difícil.

El abastecimiento, el tanque va a ser Jumbo...

Esto es vital para volar, saber todos estos datos es necesario

para que la misión funcione.

El problema de todo esto es que en el suelo es muy fácil,

pero cuando estás volando

y todas las neuronas están tocando otras cosas,

estás pendiente de otros temas,

te hace falta echar un vistazo rápido porque se olvida.

Ahora lo veré.

Mi misión, de momento, es vestirme. Sí, te acompaño.

¡Pablo!

Hola, buenos días. Buenos días, Jorge.

¿Qué tal? Vengo a vestirme.

No sé si vamos bien de tiempo. Hay que darnos un poquito de prisa.

¿Por qué es tan importante la ropa?

Es una ropa especial, no es una ropa normal,

es una ropa ignífuga.

¿Todos los pilotos tienen su propia ropa?

Sí, en todos los puestos que hay, cada uno tiene su equipo de vuelo.

Todos equipos están hechos a medida.

Esto es un traje Anti-G,

que evita que la sangre se desplace por el cuerpo

a unas aceleraciones fuertes.

Me lo estás pintando precioso.

No pasa nada, para eso está esto, para evitarlo.

-Dale las bolsas para vomitar. -Sí, lleva unas cuantas.

¡Madre mía!

El casco lleva una máscara, tenemos oxígeno,

ya que a la altura que vais a volar puede ser que sea irrespirable.

Ahora tenemos una máquina donde vamos a probar

el oxígeno y las comunicaciones.

¿Puedes respirar? Respira normal. -Que te ajuste bien la máscara.

-Ahora puedes hablar y te oyes tú misma.

¿Te escuchas por los auriculares?

Eso quiere decir que las comunicaciones van bien,

está probado el equipo.

En el avión debe funcionar igual.

No hemos subido al avión

y con el oxígeno, con el chaleco, con el casco,

con todas estas cosas me siento muy nerviosa,

me sudan las manos, no lo veo nada claro.

Aquí tienes al piloto preparado.

¿Nos vamos? Vamos.

Las condiciones meteorológicas nos han impedido volar,

pero los pilotos se han comprometido con nosotros

en intentarlo de nuevo cuando el viento lo permita.

El fuerte viento ha impedido que volaran los aviones.

Los pilotos aprovechan esta situación

para una celebración pendiente,

las 1.000 horas de vuelo del Capitán Tenorio.

¡Enhorabuena!

-Gracias a vosotros.

Muy buenas en varios grupos.

-Se nota quién te enseñó. -Se nota que has sido muy pupilo.

Hace tiempo que no recordaba un viento como el de hoy.

40 de cruzado era bastante complicado.

-Yo creo que era la reportera, que iba con la máquina del viento.

-No quería volar. -Se le ha metido algo en los ojos.

-Un buitre.

-Tengo la última foto para incorporarla.

Esta es de Zaragoza.

Vamos a ponerla en el mural. -Vamos a ponerla.

-¿Aquí? -Aquí, aquí.

Una fotito más para el muro de la fama.

-Buenos momentos, que habrá muchos más.

-Habrá que brindar por este hombre.

Después de un día movido en la base de Torrejón,

la jornada finaliza para los pilotos.

Acompañamos al Capitán Curiel en su vuelta a casa.

Allí le espera su mujer y sus dos hijas,

una de ellas de solo tres meses.

No te reconocía de civil. Cambia la cosa.

¿Vamos para casa?

¿Cómo vamos? En mi coche y directos para casa.

El Caza ya se queda aquí.

Sí, aquí lo dejamos, aquí vamos más tranquilos.

¡Hola!

¿Quiénes son?

Hola.

¿Qué tal? Buenas tardes. Hola, ¿qué tal?

¿Cómo estás? Muy bien.

¿Y la pequeña? ¿Has visto? Cristina.

¿Cuánto tiempo tiene? Tres meses hace ahora.

-Este es el amarillo.

Acabáis de tener un bebé.

¿Cómo lo lleváis? Bien, bastante bien.

Carmen está ahora de baja y se le acaba ahora la baja

y el permiso de lactancia me lo cojo yo.

Una experiencia nueva para mí.

-Los colores. ¡Qué guay!

Vas a estar ahora tú con las dos.

Ahora me toca a mí estar con las dos.

-Le toca lidiar.

¿Cómo llevas tú su trabajo?

Piloto de un F18, que va muy rápido y tiene sus riesgos.

No se va a una oficina, como me voy yo, se sube a un avión.

Me gustaría que se dedicase a otra cosa.

Me voy a ir, os dejo aquí y que vaya muy bien.

Muchas gracias, María.

¿Vamos al baño? -No, aquí.

-¿Dónde trabaja? ¿En un avión? -Sí.

-¿Cómo vuela el avión?

Empieza un nuevo día, como cualquier trabajador,

los miembros del Ala 12 se trasladan hasta la base

para comenzar su jornada laboral.

Acompañamos a la sargento Elena Jiménez,

armera y expresentadora de televisión.

¡Elena! Hola, buenos días.

¿A trabajar? Ya me toca.

Tempranito.

Es la hora, muy temprano, a las 07:30 hay que estar allí.

¿Te puedo acompañar?

Claro, vamos al coche, que lo tengo aquí.

¿Es este? Este, aquí.

Limpito lo tienes.

Ha llovido, porque si no, estaría negro de lo blanco que es.

Elena, ¿a qué te dedicas?

Estoy en el taller de armamento del Ala 12.

Lo que estoy haciendo desde hace un par de meses,

que me cambié,

es estar en la secretaría del taller de armamento.

Un poco logística, movimiento de armamento

y todo relacionado con el F18, con el avión de Caza de la unidad.

Te estoy mirando, ¿por qué me suenas tanto?

Me suena tú cara muchísimo.

Presenté un programa de niños, un programa infantil, "Club Disney".

Pero es que no me ha cambiado mucho la cara.

Por eso me suena, yo he crecido con ese programa de pequeña.

Por la edad, sí.

¿Te puedo buscar? Sí.

Mírate, qué pequeña.

Estás igual. Los mismos rizos.

¿Cómo alguien que se dedica a la tele decide ser militar?

Lo del Ejército, me gustaba mucho la Policía,

es desde muy pequeña.

11 años después no te cambias por mí ni de lejos.

No.

Ya estamos. Entrando en la base.

Llegamos bien de tiempo.

Hola, buenas.

Esta es la base militar, es muy grande.

Es muy grande. Cosa muy americana.

Sí, esta base de origen era americana.

Trabajamos en conjunto hasta que se fueron los americanos.

En el año 92 ya la dejaron.

¿Aquí viven militares?

Solo puedes ser militar,

sobre todo gente que lleva mucho tiempo destinada.

¿Estás casada?

Estoy casada, mi relación con el Ejército ha ido a más.

Él es piloto, es un poco "Top Gun".

Es muy de peli también. Es un poco de peli.

Aquí trabajas tú. Esto es el Ala 12, aquí empieza.

Este es mi hangar. Tu oficina.

Sí, este es el hangar 4, aquí es donde me voy a cambiar,

me voy a poner el uniforme y a empezar.

A empezar la jornada. Vamos para dentro.

-Arranca y te acercas despacio,

te voy indicando y nos vamos para el avión.

Sigue, sigue, vale, quieto, sube.

Vale, quieto, tira para atrás.

Sigue, sigue, sigue.

Nos vemos en el hangar y montamos esto en el avión.

-Mi Sargento 1”, ¿qué tal? -Hola, Elena, buenos días.

-¿Mucho lío?

-Hemos empezado con un entrenamiento para apuntar un avión a armamento.

-¿Tenéis allí el avión?

-Tenemos el avión, el armamento y la gente.

-No va a haber hueco para el café hoy.

-Hoy no, va a haber mucho lío.

-Vale, yo me voy para la ofi, que tengo también cosillas.

-Quieto, sube.

Señores, buenos días. Hola, buenas.

¿Con qué os pillo? ¿Qué estáis haciendo?

Estamos montando un misil Maverick

y nos has pillado con un entrenamiento.

Esto son los ojos del misil,

se manda información desde el avión,

donde quiere que vaya el misil,

a través de un proceso se guía con las aletas traseras

y llega al objetivo donde previamente le han marcado.

¿Es armamento real? No, son bombas inertes.

Solo es para entrenamiento nuestro.

¿Qué tenéis que hacer cuando trabajáis con armamento real?

Seguimos las normas de seguridad,

no llevar relojes, móviles, no tener cámaras cerca.

¿Por qué?

Tienen espoletas que funcionan eléctricamente

y cualquier aparato que emita radiofrecuencias puede interferir.

Ni siquiera un anillo, un colgante, algo metálico,

podemos llevar para montar este tipo de armas.

Una vez que lo tenéis todo montado, ¿qué tenéis que hacer vosotros?

Una vez que está todo montado, lo único que nos queda es

revisar qué hemos puesto y está todo correcto.

Lo que llamáis "prevuelo".

Ahora, si no te importa, voy a continuar con el prevuelo.

Muchas gracias, que vaya muy bien. Hasta luego.

En estas instalaciones bunkerizadas,

un mecánico, un armero y un piloto del Ala 12

hacen guardias de 24 horas para enfrentarse,

en menos de 15 minutos,

a cualquier violación de nuestro espacio aéreo.

Sergio. ¿Qué tal?

¿Qué te he pillado haciendo?

Mirando un poco la meteorología,

a ver cómo está el espacio aéreo español,

en caso de que me saquen hoy.

¿Qué es este sitio? ¿Qué se hace aquí?

Este es el barracón de alarma,

estamos de servicio 24 horas al día, los 365 días del año.

Listos para salir en cualquier momento.

¿Por qué os activan?

Porque puede haber una traza no identificada,

un avión que ha perdido comunicaciones o por entrenamiento,

para ver si estamos listos.

Eres el piloto de guardia.

Eso es, hoy estoy de guardia, tengo mi equipo listo con mi casco.

¿Cuál es el procedimiento?

Si suena la alarma, ¿qué hay que hacer?

Si suena la alarma, que está ahí arriba,

me pondría mi traje Anti-G,

el chaleco salvavidas

y me pondría el casco con la mascarilla de oxígeno.

¿En cuántos minutos tienes que estar subido al avión?

Tenemos un avión listo para despegar en menos de 15 minutos

y somos un equipo que está de alarma compuesto por 3 personas,

el piloto, un armero y un mecánico.

¿Cómo vives esas guardias de 24 horas?

¿En una tensa calma? Eso es.

Puede ser una guardia tranquila,

que pasa el día normal y no pasa nada,

entonces nos relajamos viendo alguna película,

estudiando manuales,

que siempre hay que estar repasando información.

¿Estás siempre con la cosa de: "Me pueden sacar"?

Es un momento de alta tensión,

pero si las cosas salen bien, es muy reconfortante.

Esta es tu zona.

Tenemos un ordenador conectado a la red para estudiar.

¿Eso es para videojuegos? Sí, tenemos ahí la Play.

Te evades un momento,

no puedes estar en todo momento en tensión.

Hay que estar lo justo, relajado pero con esa tensión

para poder hacer las cosas bien.

Estás solo en esta parte, pero hay más gente.

Esta es la parte donde está el piloto,

si me acompañas vamos a ver

a los otros dos integrantes de este grupo de trabajo,

que son un mecánico y un armero.

Ven que te presente al resto de los que forman

el grupo de alarma.

Aquí tenemos al armero y al mecánico.

Armero y mecánico. ¿Son dos figuras importantes?

Indispensables para poder poner en marcha el avión y despegar.

Nos podemos sentar un poco. Sí, por favor.

¿Qué se hace cuando salta la alarma?

Como mecánico, ¿qué tienes que hacer,

aparte de correr?

Una vez que salta la alarma, salimos fuera,

mi misión es arrancar el avión,

y él, en cabina, lo que él no puede ver,

yo le voy ayudando.

Revisamos cómo está el avión

y se va a hacer la misión que le dicen,

justo cuando se sube al avión.

Porque no sabéis dónde vais.

No, salta la alarma y no sabemos sobre qué va.

¿Si falla ese avión que tiene que estar en 15 minutos?

Si fallara el avión de 15 minutos,

rápidamente baja del avión,

nos subimos al otro y saldría con el otro.

El mecánico prepara el avión,

el armero también tiene un papel importante.

Las armas del avión.

Todas las mañanas se inspecciona para asegurar que todo está bien

y nos dedicamos a montar y a desmontar misiles, cañón,

y comprobar que funciona bien.

¿Lleváis un exhaustivo control de esas armas?

Sí, sí, el arma, cuando vuela, también lleva su planning,

su número de hora, de vuelo, minutos, se controla todo.

-Igual que cuando pasó lo de Perejil,

lo mismo, nos activaron a todos, todos salimos corriendo,

nos tuvieron que activar, montarnos en un avión

y montar un despliegue a nivel nacional.

-De un día para otro.

-Estamos dispuestos siempre 24 horas.

-Charlie Tango 01.

Un F18.

(Alarma)

Falsa alarma.

Un vuelo comercial no ha facilitado sus datos,

pero ha podido ser identificado.

Las misiones de los pilotos no son siempre tan sencillas.

En muchas ocasiones se enfrentan a amenazas

de las que no tienen información hasta que no están en pleno vuelo.

Cada día sobrevuelan nuestros cielos más de 20.000 aeronaves,

todo el espacio aéreo español es controlado

por el Grupo Central de Mando y Control de la Defensa Aérea,

el Grucemac.

Estamos en una de las dos unidades que actúa dentro de la península

como cerebro del sistema de defensa aérea.

Observando todo el cielo, controlándolo.

Sí, tenemos como misión principal la vigilancia

y el control del espacio aéreo.

¿Dónde estáis?

En una instalación bunkerizada, si me acompañas.

Vamos a por ello.

Hay bastantes medidas de seguridad.

Hay medidas de seguridad de todas clases.

Este es nuestro puesto de seguridad en la entrada,

y aquí os tengo que pedir que dejéis los móviles

por razones de seguridad.

¿Esto me lo guardo?

Eso guárdatelo para recuperar el móvil,

si no tenemos mercadillo de móviles a final de año.

Esto es el cerebro del sistema de defensa aéreo español.

Recibimos información de un montón de sensores,

generamos una imagen de lo que hay volando sobre España,

para saber si existe algún problema,

ser capaces de intervenir sobre ese problema.

Como aviones de Estado rusos, que se han acercado mucho

y que podéis haber visto en la prensa hace poco,

un avión secuestrado por terroristas,

que podría ser usado como un arma.

¿Quién asocia los datos al Grucemac? Los escuadrones de vigilancia aérea.

Son los ojos del sistema de defensa aérea,

la mayoría están en la península, en montañas muy altas la mayoría

y en sitios de condiciones muy adversas climatológicamente

y, sobre todo, en esta época.

Uno de los que nosotros tenemos,

como sitios más adversos para trabajar,

es el Escuadrón de Vigilancia Aérea número 12, entre Santander y Burgos.

¿Es ese punto azul que vemos ahí? Está en el centro de ese punto azul.

Hoy tenemos trabajando a la sargento Vanessa Rivero,

que te puede explicar cuál es su trabajo,

el trabajo de identificación

mientras yo atiendo otras cosas que he dejado pendientes.

24 horas al día, 7 días a la semana. Sí, todos los días del año.

¿Qué haces aquí tú? ¿Cuál es tu trabajo?

Este es el puesto de identificación, nos encargamos de identificar

todas las aeronaves que están sobrevolando

el espacio aéreo en España.

Eso es España y todo eso que vemos son naves.

Son aviones que están volando ahora mismo en tiempo real

y nosotros tenemos que saber qué vuela en España.

¿Cómo sabes quién es quién

en los aviones que están pasando por España?

Cada tráfico tiene un código numérico de cuatro números

y es como el DNI de la aeronave.

El problema viene

cuando ese tráfico no tiene ese código.

¿Alguna vez has vivido alguna situación real?

Una vez de madrugada, un tráfico que no codificaba nada,

todo el mundo aquí nervioso.

Tanto fue así que se sacó un "scramble",

salió un Caza y se determinó que era un globo meteorológico.

Al final no era nada, pero estuvo todo el mundo en tensión.

¿Y cada cuánto tiempo paráis?

Estamos una hora sentados de puesto y una hora de descanso.

Yo he hecho ya el relevo con los compañeros.

Ahora tú no estás trabajando.

Si no, no estarías aquí dándole a la lengua.

No podría estar hablando contigo.

Ahora, si quieres, tomamos un café y te enseño dónde descansamos.

Vamos pues.

¿La gente de tu entorno sabe la importancia de tu trabajo?

Cuando explico lo que hago te llena

porque ves que esa persona que está escuchando lo que haces

ve que es importante.

Es la defensa de España. Es muy exigente.

En el momento en el que dejas los móviles en la cajonera

dejas también tu vida de fuera.

Desconectas completamente.

Hay mucha gente trabajando en esta unidad.

Muchísima.

¿Qué tal las relaciones de compañeros?

Muy buenas.

Una de las cosas muy buenas de la unidad

es el compañerismo entre la gente que hay aquí.

Guti, ¿qué tal va lo del rugby? -Muy bien.

¿Qué es eso del rugby?

Estamos empezando un equipo de rugby del Ejército del Aire

y ahora empezamos ya

con los entrenamientos adelante y a competir.

Muy contentos, la verdad.

¿Tú eres el creador del rugby del Aire?

Yo soy un poco el que ha tirado con otros compañeros,

pero sí.

Luego a ver si hay un equipo femenino,

que además es muy bueno.

Aquí no solo hacéis una relación laboral,

sino que además sacáis buenos amigos.

Sí, de hecho,

yo he quedado para comer con unas amigas ahora de aquí,

del trabajo.

-Me han mandado ahora las fotos de Navidades.

-Un poco tarde, ¿no? -Un poco. Salimos guapetonas aquí.

-Cómo cambiamos de militar a civil.

-Tú ves este moño y luego te lo sueltas

y te llega el pelo por aquí.

-Con el pelo repeinado para atrás.

Hablando de temas de pelos,

tenemos un compi que ha pasado por Turquía.

Al parecer hay turismo de injerto de pelos en Turquía.

-¿En serio? -Sí.

-Se ha puesto pelo.

Se le nota un poco. Tiene la cabeza un poco inflamada.

En Turquía son unos máquinas con el injerto.

Por lo que cuenta él,

estaba en el aeropuerto e iban todos a lo mismo.

Iban todos calvos y venían todos con pelo.

Dejamos a Vanessa y a sus compañeras disfrutando de la sobremesa

para ser testigos

del primer entrenamiento de los chicos del equipo de rugby.

Hoy yo creo que lo primero es un poco de pase

para que vean cómo es el tacto del balón,

para que sepan cómo funciona esto.

He pensado que nada de teoría con el frío que hace.

La gente viene aquí a desahogarse, a olvidarse un poco del trabajo.

-Objetivo para hoy,

saber que se corre hacia delante con el balón

y que se pasa hacia atrás.

-Perfecto. Vamos a hablar con ellos.

Buenas tardes, señores. ¿Qué tal?

Bienvenidos a este primer e incipiente equipo de rugby

de la Base de Torrejón.

Hoy vamos a hacer un entrenamiento muy sencillo para aprender,

para pasarlo bien y para que probéis esto

y al que le guste que siga para adelante.

Empezaremos con un poco de pase, luego contacto

y luego hacemos un tocata,

que es jugar simulando un partido pero tocando,

que es lo más divertido y es como se aprende.

Chicos, vamos a ello.

Viajamos hasta el norte de la provincia de Burgos.

Sometido a unas duras condiciones meteorológicas,

se encuentra el Eva 12, una de las 22 estaciones radar

que proporciona datos al centro de control del Grucemac.

A 1.700 metros de altura,

el Escuadrón de Espinosa, en la provincia de Burgos,

controla un radio de 500 kilómetros.

Vamos a intentar llegar hasta allí, pero no es nada fácil.

La dificultad para alcanzar el Eva 12 es máxima.

Después de un peligroso viaje, las máquinas quitanieves

nos facilitan el acceso hasta la estación radar,

que se encuentra a más de 1.600 metros de altitud.

Buenos días. Buenos días.

Bienvenida al Escuadrón de Vigilancia del Eva 12.

¿Podemos entrar? Por favor.

¿Dónde vamos ahora?

Te voy a enseñar una de las partes más importantes,

que es el conjunto de antena.

Que de normal ahí no puede entrar nadie.

Está radiando. Está operativo.

Cuidado con la cabeza. Para altos no está esto.

Es una de las partes principales del radar.

Este es el corazón. ¿Qué hace este radar?

Genera una señal, la lanzamos y la recibimos

y con ello obtenemos procesando tres datos,

que son distancia con respecto a nosotros,

orientación con respecto al norte y altura a la que vuela.

Todo lo que hay a 500 kilómetros a la redonda...

Desde el nivel del mar hasta más de 60.000 pies

lo detectamos.

Si se estropea este radar, ¿hay una segunda oportunidad?

Cualquier parte de nuestro espacio aéreo

está siempre cubierto por dos radares.

Aquí las condiciones climatológicas son adversas,

pero en días como hoy, o en ratos como el de ahora,

tenéis unas vistas maravillosas.

Eso es el interior de la Península,

a nuestra espalda estaría el mar Cantábrico...

¿Veis el Cantábrico desde aquí? Sí, se ve.

En días despejados

se llega a distinguir el Palacio de la Magdalena.

Es un trabajo duro pero esta es la mejor parte.

Sí.

-¡Vamos, gente! ¡Que se mete la niebla, venga!

El Eva 12 cuenta con un equipo de especialistas de montaña

que se encarga de instruir a sus compañeros

para que sepan desenvolverse por el exterior de la Base

sin dificultad.

Una vez que cogemos el material venimos para acá.

Vamos a hacer la práctica del plan de instrucción de montaña.

Chequeamos que llevamos todo el equipo de seguridad,

gafas, protección contra el frío...

Estamos a siete bajo cero ahora mismo.

-Prima la seguridad del personal. Prima la seguridad.

Se trata de que aprendáis, sepáis y tengáis claro que,

en caso de que no estemos nosotros, saber orientaros,

por dónde ir, por dónde pasar, pero todo como un equipo.

Nunca se queda nadie atrás.

¿Alguna duda? -No, mi sargento.

Me han dado crampones y bastones.

Se supone que están por aquí

el equipo de montaña y de seguridad del Eva 12

haciendo una práctica.

A ver si los encontramos,

porque yo muy lejos no voy a llegar.

Para hacer la transición nos vamos a poner los crampones

y así tenemos que hacer un poco de paso lateral, ¿vale?

-Entendido, mi capitán.

-Esto es un día entre mil.

-Normalmente los días suelen ser mucho peores.

-Esto es un lujo hoy.

-Ha respetado hasta el viento y todo.

-Ayer en este mismo sitio sensación térmica de -30.

-¿Estamos?

Rafa, buenos días. Por fin te encontramos.

Por fin os encuentro yo también.

El equipo de seguridad de montaña del Eva 12.

Estamos dando una vuelta. Al completo, ¿no?

Haciendo plan de instrucción.

¿Me enseñas cómo moverme por la montaña?

Soy una inexperta.

Vamos a dar un paseo. Aquí tenemos cuidado.

Baja detrás de mí siempre, déjame a mí primero.

Vamos a bajar en esta diagonal.

Si me caigo me frenas. Sí, no te preocupes.

¿Vosotros qué hacéis?

¿Cuál es vuestra misión dentro del Eva 12?

Somos los encargados

de darle la instrucción al resto de la unidad

y aparte lo que hacemos es asegurar

la operatividad de la unidad en época de aislamiento.

Hay veces que tenemos que subir víveres,

piezas del radar si ha habido algún tipo de avería...

Que eso es importante.

Eso es lo más importante. Para eso estamos aquí.

Nosotros no estamos para esquiar, estamos para que el radar gire.

-Águila 1, aquí Nido. -Nido, aquí Águila 1. Adelante.

-Regresen al nido.

-Copiado. Regresamos al nido. Gracias.

¿Regresar al nido es regresar a la base?

Afirmativo.

Tenemos que volver ya para allá, que ya nos reclaman.

Ya nos reclaman. Vamos pues. Vamos para allá

Regresamos a la Base.

Los miembros del Eva 12 han finalizado su jornada

y aprovechan para compartir café y anécdotas de su vida personal.

Con la puesta de sol,

el arriado de bandera da por finalizado el día.

Toca regresar a la Base de Torrejón

para ver si por fin podemos volar con los pilotos del Ala 12.

Regularmente,

los pilotos tienen que pasar exhaustivos controles médicos

para comprobar su estado de salud.

En las instalaciones del CIMA pueden recrear las condiciones

de la cabina de un avión en pleno vuelo.

¿Qué tal, Fernando? ¿Cómo estás? A entrenamiento, ¿verdad?

Vamos a hacer el entrenamiento en hipoxia.

Lo que queremos es demostrarte qué se sentiría

en el caso de que tuvieras que respirar

un aire ambiental a 25.000 pies sin presurizar.

¿Se puede? Por favor, adelante.

Buenos días. Buenos días.

Fernando y Beatriz, piloto y doctora.

Aquí estamos. Estaba explicándole a Fernando.

Esto es casi la parte más importante del entrenamiento

de las tripulaciones y de pilotos como él de caza,

que vuelan solos, incluso más todavía.

María, lo que deberías hacer es experimentar tú también tú misma

qué se sentiría en el caso de hipoxia,

porque es una cosa que todo el mundo antes de volar

debería de pasar por este entrenamiento

para el caso de que el piloto que te lleva

no sea capaz de reconocer sus síntomas de hipoxia

tú sí lo seas.

Si te parece bien, hacemos el entrenamiento.

Vamos a probarlo.

Fernando, ¿cuántas veces has entrado en la caja?

Por lo menos ya tres veces.

¿Funciona?

¿Cuando estás en vuelo y tienes esa sensación

eres capaz de reconocerla?

Eres capaz de reconocer tus situaciones límite.

-Estos son vuestros asientos, el cinco y el seis.

El vuelo va a consistir en un ascenso hasta 25.000 pies

durante el cual iréis respirando oxígeno al 100%.

Una vez que lleguéis allí

os avisaremos de que ya estamos a 25.000 pies

y comienza la demostración de hipoxia.

Lo único que tienes que hacer es quitarte la máscara,

desconectar el regulador y ponerlo en posición de off.

Vas a empezar a hacer estos test, que son muy sencillos,

pero ya verás que bajo los efectos de la hipoxia

vas a hacerlos como si estuvieras borracha.

Si estáis preparados quiero ver los pulgares arriba.

Perfecto. Vamos a empezar el ascenso.

Vamos a subir hasta 25.000 pies tranquilamente.

Estamos en 25.000 pies.

Te quitas la máscara por el lado derecho.

Puedes aprovechar para rascarte la nariz,

que habrás estado incómoda con el casco.

Eso es lo que tienes que hacer.

Cuando quieras, el tiempo ya ha empezado a contar.

Vamos a empezar a hacer

esa sencilla prueba de demostración de hipoxia

que tienes ahí.

Llevas un minuto ya

y ya puedes empezar a notar una sensación de falta de aire.

Puedes empezar a notar también como que te cuesta pensar,

que te cuesta más hacer esos test que estabas haciendo.

Fernando, estate muy atento a María,

que es la primera vez que hace la hipoxia,

y puede tener los síntomas antes que vosotros,

que estáis acostumbrados ya.

María, puedes notar también la visión borrosa,

que te cuesta enfocar el test que estás escribiendo.

Lo que noto es que... Como que...

Dinos qué síntomas estás teniendo.

Como que estoy muy lenta.

Eso es un síntoma de hipoxia.

Y probablemente el tiempo de reacción.

Si yo te digo: "María, mírame, mira hacia fuera",

tardas en hacerme caso y eso es otro síntoma de hipoxia.

Ya llevas más de dos minutos.

Si fueras capaz tú sola de ponerte la conexión al oxígeno

sería perfecto,

pero si no te puede ayudar Fernando.

Tienes que poner la mano plana, las palancas hacia arriba

y con eso tendrás oxígeno al 100%.

Ya ha bajado mucho tu saturación de oxígeno,

como corresponde a estar respirando a 25.000 pies.

Ahora mismo estás recuperada.

Muy bien, el pulgar arriba.

Si estás listo, Fernando, empezamos contigo.

Te quitas la máscara y apagas el regulador.

-Yo ahora noto el corazón un poco más acelerado.

-Y esa respiración profunda

es un síntoma muy claro de hipoxia también.

-Fernando.

Le estoy llamando y ya no me contesta.

Yo creo que tienes que ayudarle ya a que se conecte.

La palanca esa arriba y le pones la máscara.

Me dais el OK con el pulgar arriba. Descendemos.

Podemos descender tipo paracaidista o...

Iremos despacito, no te preocupes.

Las condiciones meteorológicas

impidieron nuestro primer intento de vuelo.

Hoy por fin vamos a cumplir nuestro objetivo,

volar en un escuadrón del Ala 12.

Buenos días. María, ¿qué tal?

¿Cómo tenemos hoy las condiciones meteorológicas?

Hace un día espectacular, fenomenal.

Hoy volamos, ¿no? Sí.

Hoy te tienes que dar prisa porque, como sabes, aquí...

¿A qué velocidad podemos ir con el avión?

He leído que rompe la barrera del sonido

y eso asusta mucho.

Puede volar a 1,7-1,8 veces la velocidad del sonido.

La velocidad del sonido

está en torno a los 1.200 kilómetros por hora.

Hazte una idea.

2.000 kilómetros por hora podría coger.

Hoy verás lo que es volar supersónico,

que dentro del avión ni te enteras.

¿Cabe la posibilidad de que me desmaye?

Cabe la posibilidad.

Si tú te encuentras mal o sientes algo que no va bien,

lo dices.

No se produce el desmayo instantáneo,

está primero la visión túnel.

Tú empezarás a perder la visión periférica,

empezarás a tener chiribitas por los lados.

Es lo que llamamos visión túnel porque vas viendo como un túnel.

En ese momento me dices: "Sergio, para, por favor".

¡Me quiero bajar!

Y yo aflojaré un poco.

Tu casco, tu bolsa.

El avión marea por definición,

es inestable porque tiene que serlo.

Nosotros para movernos o para mirar movemos todo el avión

y si a ti te pilla mirando para otro lado

te va a desorientar y te vas a marear.

Es poco habitual que un civil suba a un F-18, ¿no?

En contadas ocasiones y por motivos muy especiales

se autoriza.

Pero si no, nada. Solo montan pilotos.

Bendito privilegio. Vamos a ver cómo sale.

¿Vamos? Vamos.

-Hasta luego. Buen vuelo. Adiós. Gracias.

Vamos a vivir desde el interior de la cabina de un avión del Ala 12

un ejercicio real de instrucción

en el que se va a recrear un combate entre dos escuadrones de cazas.

Verás lo que es estar atado en la cabina

y lo que supone esa claustrofobia.

Tienes que disociar por una parte tu cerebro de tu cuerpo.

Para eso tenemos cinco años de academia

y luego estamos cuatro o cinco años en el escuadrón

hasta que estás operativo 100%.

¿Al principio disfrutabas cada vuelo o ibas como voy yo?

Voy temblando. Al principio no se disfruta.

La primera vez que vuelas en un caza...

Lo vas a ver,

vas a desear morir nada más entrar en la pista.

-¿Qué tal? Buenos días. Buenos días.

Normalmente cuando llegamos al avión dejamos las cosas al pie.

Ellos son los mecánicos y armero y ya han prevolado este.

Lo único que hacemos es ir comprobando e ir chequeando.

Es un doble chequeo de lo que han hecho ellos.

Ellos ven estos remaches

y nosotros comprobamos el estado general.

Líquidos, relojitos... Agárrate.

Me habéis dejado la primera.

¿Puedo poner aquí el pie? Sí, sí.

¿Quieres que me suba yo primero y te lo enseño de verdad?

Te agarras a los lados y subes.

Qué fácil lo ves tú.

Ya estamos.

¿Este es mi asiento? Sí.

Cuando tú me digas en vuelo: "Arma el asiento",

yo tendré que hacer así y bajarlo.

Tú y yo podemos hablar

y si yo me desmayo tú eres consciente.

Sí, sí. No toques nada, que explota.

Temblando. Temblando.

Con el motor no oía nada.

Revuelta ahora mismo, un mareo... Cansancio...

No sé cómo podéis hacer esto todos los días.

Haciéndolo todos los días. Enhorabuena.

Ha aguantado como una campeona.

Me has puesto al revés.

Claro, porque este avión para bajar

no lo podemos bajar bajando el morrete así,

porque si no metemos G negativas

y toda la sangre se te va a la cabeza,

entonces lo que hacemos es dar la vuelta al avión

y darle para abajo.

¿Nos subimos otra vez?

Yo mañana. Yo no.

Ahora te espera una siesta que es la mejor del mundo.

Después de volar es la mejor siesta del mundo.

Y tres días de cansancio,

porque hemos subido hasta 40.000 y pico pies,

hemos bajado al suelo, hemos subido...

Esos cambios de presión

tu cuerpo está expandiéndose, comprimiéndose...

¿Quién ha ganado? ¿Hemos ganado nosotros?

Yo creo que sí. Lo hemos hecho muy bien.

Nos hemos vuelto

cuando ha dicho el líder ya que nos volvíamos.

Hemos completado misión. Totalmente.

Hemos cumplido objetivo.

Una de nuestros objetivos era,

como teníamos menos armamento y teníamos menos potencial,

estar a baja cota, estar muy bajitos,

para intentar que sus radares

no nos pudieran detectar al estar tan bajos.

Conseguido, ¿no?

A la charca, a la charca.

Ha sido muy suavecito. O que yo soy una campeona.

No dabais un duro por mí, ¿no? Cero. Digo: "Baja en camilla".

  • La guardia del aire

FAS - La guardia del aire

08 mar 2017

"La Guardia del Aire" muestra la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), presenta a los militares que vigilan el espacio aéreo español desde el GRUCEMAC (Grupo Central del Mando y Control) y les acompaña en sus momentos de descanso y ocio dentro de la base. 'FAS' es testigo de la preparación de los pilotos para resistir el vuelo en caza en el CIMA, el Centro de Instrucción de Medicina Aeroespacial. La reportera María Pérez se somete a la prueba de la cámara hipobárica, que entrena a los pilotos contra la hipoxia, la deficiencia de oxígeno en sangre. El equipo tiene la oportunidad, normalmente vetada a los civiles, de volar en un F18 en un ejercicio de maniobras y sentir las gravedades que soportan los pilotos cada día.

ver más sobre "FAS - La guardia del aire" ver menos sobre "FAS - La guardia del aire"
Programas completos (14)

Los últimos 19 programas de FAS

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios