FAS, Misión en ... La 1

FAS, Misión en ...

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3480918
Para todos los públicos FAS - Misión en Irak - Ver ahora
Transcripción completa

En situaciones de alto riesgo, siempre armados,

la seguridad en su punto de mira.

Entre sus misiones: Vencer el terrorismo,

dentro y fuera de nuestras fronteras.

Son las FAS y así trabajan.

Nos dirigimos a Iraq,

el segundo país más violento del mundo

por detrás de su vecino Siria, un estado en guerra abierta,

su objetivo: impedir el avance de los radicales islamistas.

Puede atacar a 10-12 kilómetros,

es el arma más destructiva con la que pueden contar.

-El frente está a 40 kilómetros.

Por primera vez, un equipo de televisión

está con los que combaten en primera línea

contra la organización terrorista más conocida.

La mayor amenaza ahora mismo no está en campo abierto,

ellos tienen que meterse en ciudades,

que es donde están combatiendo ellos contra el Daesh.

Luchan por recuperar un territorio conquistado por el Daesh.

Aquí realiza sus brutales decapitaciones

y gestan algunos de sus radicales atentados

en Occidente a golpe de Kalashnikov y chalecos bomba.

Fuerte, entramos fuerte. En Iraq están los nuestros,

más de 300 españoles de la brigada paracaidista

se encargan de llevar a cabo

la operación en marcha más peligrosa,

armar al ejército iraquí en su lucha contra el Daesh.

El ángel guardián lleva siempre la mano en la empuñadura del arma,

la reacción debe ser inmediata. -Alarma, refugio.

-Logan de Harry, despliegue, posición de tiro Alpha.

-(RADIO) Recibido.

Tenemos cuatro días para descubrir la Misión Iraq.

Llegamos a Bagdad,

allí permanecemos unas horas hasta que cae la luz.

Desde el aeropuerto y bajo estrictas medidas de seguridad,

un aeropuerto americano nos traslada de noche

y custodiado por francotiradores.

Tras numerosos controles llegamos hasta Besmayah,

ciudad a 30 kilómetros al sur de la capital.

En esta zona de alto riesgo

se encuentra la base española Gran Capitán.

Hola, bienvenidos. Muchas gracias.

¿Qué tal el viaje? Ha sido duro, largo.

Iraq es un país complicado. Lo hemos comprobado.

Soy el comandante González de Quevedo,

soy jefe de seguridad de la agrupación española en Iraq.

Cada vez que salgáis de la base

tenéis que hacerlo con el casco y el chaleco puesto.

Aquí dentro no es necesario que lo tengáis puesto,

pero sí que lo tengáis siempre a mano,

también se os va a dar una tarjeta con un santo y seña,

que es diario, que tendréis que saber, para que,

en caso de que la guardia

o algún miembro del contingente os pregunte

os podáis identificar como fuerzas amigas.

-Ya podemos empezar a trabajar.

Muchísimas gracias por todo. Adelante.

Nuestro primer contacto con la operación de apoyo a Iraq

es la entrega de armamento

al ejército iraquí que lucha en el frente.

¿Qué tal, Arias? -Muy bien, mi comandante.

-Procura aumentar la seguridad ahora para el tema

de que no haya ningún infiltrado. -Sí, mi comandante.

-Vamos a proceder a la entrega del armamento colectivo

al personal iraquí.

Lo tenemos fuera por motivos de seguridad,

no se puede permitir el acceso excepto a los jefes,

que son los que van a hacer la contabilidad

del material que se les va a dar y la firma.

(Habla en inglés)

-Soy el comandante Escalonilla,

pertenezco a la brigada paracaidista y estamos

en la operación Alpha India II, con el ejército iraquí.

Todo el material que tenemos aquí es armamento colectivo,

entre el cual se encuentran diferentes tipos de ametralladora,

luego la famosa recortable, que se le llama en España,

que sería para abrir puertas y demás.

Esto es una ametralladora de 7.62 milímetros,

es un nuevo modelo y es muy buen arma.

Es un arma de procedencia americana.

El teniente Michael Dion, es el encargado del material,

él recibe el material del ejército americano,

nos lo entrega a nosotros,

para nosotros entregárselo al ejército iraquí.

Aquí estamos controlando detectores de minas

y él estaba haciendo la comprobación

y esperando a que vengan los iraquíes.

(Habla en inglés)

-Está explicando que es una máquina

para detectar minas en el suelo y es una buena máquina.

(Habla en inglés)

-2.000 dólares, 1.500-1.800 euros.

(Hablan en inglés)

-Estamos con el jefe del batallón

del cuartel general de la Brigada 72 iraquí.

¿Por qué es tan importante para ellos

llevarse hoy este armamento de mortero?

Con este mortero tienen mucha capacidad de destrucción,

lo que hacen con él es disparar al enemigo,

destruir todo lo que pueden y luego entrar a la zona.

Realmente es el arma

más destructiva con la que pueden contar.

Este armamento es todo de procedencia estadounidense,

nosotros somos los intermediarios. Lo que hacemos es repartírselo,

porque son gente a la cual les instruimos nosotros,

con este mortero pueden atacar a 10-12 kilómetros,

al Isis, al Daesh, les sorprende un poco todo por la cantidad

y porque es todo nuevo.

Muchas gracias.

Ya está entregado todo el material al ejército iraquí,

procedemos a la carga del material en sus camiones.

Como veis están fuera de la base,

podría ser un camión en el cual hubiera cualquier tipo de explosivo

y podría haber un incidente en el interior,

por el explosivo que puede haber una explosión

o algo que fuera ajeno a nuestras circunstancias.

A poco más de dos kilómetros de la base española

están los campos de instrucción donde nuestros militares trabajan.

Hasta allí nos desplazamos

para saber qué hacen y en qué condiciones.

-Buenos días.

¿Todo bien? Muy bien.

A dar una vuelta para ver las actividades de instrucción,

con mi equipo, el cabo mayor Mesa,

es el que me vigila y el que me protege,

así me puedo mover con tranquilidad por la zona.

Yo hago todos los días

una visita de inspección de todas las actividades.

Voy viendo que el programa se va cumpliendo,

si hay algún problema y mantener el contacto con mi gente,

que es fundamental,

como con las autoridades iraquíes o los mandos iraquíes,

para que vean que hay que estar presente

en todas las actividades, que muchas veces les cuesta.

Tenemos alrededor de unos 60 instructores en este momento.

Cada uno trabaja con un batallón diferente.

Dile: "¿Cómo va todo?".

¿Bien? ¿Cuánta gente ha venido hoy?

165, muy bien.

Vamos a dar un paseo por allí.

-Han elegido los mejores de la compañía,

que son francotiradores para este tipo de ejercicios.

De momento solo entrenamiento, sin munición.

-Poco a poco irán progresando y el objetivo final

es que sean capaces de disparar a un objetivo

a una distancia superior a 1.000 metros

y, poco a poco, lo van a conseguir.

Es importante que se vayan haciendo

con el armamento y que respeten lo que se les dice.

-Ha dicho que todo lo que el instructor español

está diciendo, lo están haciendo.

-Van a tener los mejores tiradores del ejército iraquí, seguro.

-En la misión he venido como tirador del vehículo del Coronel.

Siempre que el Coronel sale,

nuestra misión es estar pendiente de él,

vigilar lo que no cubren nuestros ángeles guardianes,

que nunca se sabe lo que puede suceder,

porque el frente está a 40 kilómetros.

Sabemos que el Daesh

está combatiendo con la gente que nosotros instruimos.

Esta es mi última misión porque, si Dios quiere y no pasa nada,

en septiembre del año que viene pasaré a la reserva.

Esta es una despedida buena para mí,

que llevo toda la vida en esta unidad.

Cuando vienes a estos sitios

eres consciente de los riesgos que asumes, sí lo somos.

-Vamos a hacer el ejercicio de tiro,

el pasillo de tiro con diferentes posiciones.

Donde veas un número yo te diré

desde qué número quiero que dispares.

Estamos realizando un recorrido de tiro

con diferentes posiciones de tiro,

que es lo que se pueden encontrar dentro de una población,

que es donde están combatiendo ellos contra el Daesh.

Tienen posiciones como puede ser una ventana,

una puerta, por los que tienen que disparar a través de ellos,

la mayor amenaza ahora mismo no está en campo abierto,

ellos tienen que meterse en ciudades y combatir contra ellos.

Yo, como sargento, instruyo a una sección de 28 "jundis".

Aquí vienen sus jefes a verles y vienen con este soldado,

que es una escolta, viene siempre muy equipado.

-Los problemas que tienen del terrorismo,

si hay cualquier enfrentamiento, ellos salen primero.

Por eso siempre van escoltados.

Soy la cabo para la instrucción,

soy la traductora, estoy ayudando a los jefes de pelotones de sección

para poder comunicarse con los iraquíes.

Mi padre es marroquí, mi madre es española,

yo he estudiado árabe francés,

y por eso tengo el nivel de árabe bastante alto.

La relación entre el español y el iraquí es buena,

porque se están ayudando mutuamente para hacer la labor más fácil.

En principio les cuesta trabajo que haya una mujer en el ejército,

pero bien, después ya lo toman muy bien.

Tenemos otros traductores, que son locales,

que no pueden mostrar su imagen por su seguridad,

porque ellos viven aquí, en Iraq.

Llevo tres semanas aquí, acabo de ser mamá hace seis meses,

pero estoy aquí, estoy contenta,

he dejado a mi bebé de seis meses y mi niño de seis años,

psicológicamente estamos preparados.

-Estamos preparados para iniciar el ejercicio.

Cuando quiera dele la orden al jefe de pelotón

y comenzamos el ejercicio.

Pelotón, formado por ocho "jundis",

va a hacer un reconocimiento de la casa,

en la que hemos recibido información

de que posibles elementos insurgentes del Daesh

se encontrarán dentro.

Establecerá una posición de apoyo,

una vez establecida la posición de apoyo

realizarán un avance por saltos

ocultándose mediante lanzamientos de granadas de humo.

Una vez establecida esa cortina de humo que les oculte,

realizarán un reconocimiento y registro del citado objetivo.

(Hablan en árabe)

-Muy bien.

Cuando los militares terminan su jornada

comienza la vida en la base.

A más de 5.000 kilómetros de España

se unen como una familia para sentirse más cerca de casa.

Los sevillistas podéis ir a llorar a la cantina.

Espero que luego no tenga que llorar yo.

Este es el ambiente que hay cuando juega el Madrid.

Cuando juega el Sevilla solo hay dos.

En el destacamento podemos ser la mitad del Madrid,

dos del Sevilla,

una cuarta parte del Barcelona, y el resto no se sabe.

Mañana me levanto a las 06:00.

Hoy vamos a ver si trasnochamos un poquito por el futbol,

si no, ya estaríamos en la cama.

Dios mío, qué sufrimiento.

Carvajal, técnicamente es muy bueno.

El día que deje de chupar tanto, como chupa a veces.

Él es del Betis.

-¿De qué color es el césped? Verde. Del Betis.

-(TODOS) ¡Gol!

-Sabemos que ha dicho que Sergio Ramos ha metido un golazo de chilena

y se ha lesionado, eso lo hemos entendido.

-(TODOS) ¡Gol!

-A ver si...

-Va por ti, Emilio. -Gracias.

-Motivo de tu jubilación.

-(CANTAN) Feliz en tu día, amiguito que Dios te bendiga.

-Es el Cabo Mayor más antiguo de la brigada paracaidista,

en este momento es un bastión.

-Que se va dentro de muy poco, mi coronel.

-Una vida entera. -Una vida entera, mi coronel.

Muchas gracias y podemos empezar.

-Luego te pasamos la factura. -Cuando quieras.

San Paqueto le llamamos cuando llega el avión con todas estas viandas

que mandan las familias desde España,

entonces hacemos un día a la semana,

aprovechamos para juntarnos y hacer el San Paqueto,

es decir, consumirlas.

Que sigan mandando las familias, jamón, lomo, chorizo, queso.

-Yo he aportado queso, que me ha mandado mi mujer.

-Yo he aportado unos patés, que ya se han comido,

que estaban con un toquecillo al estilo de mi mujer,

que tiene un estilo picante, como siempre.

-Yo no he aportado nada,

llevo una hora paseando con el mayor por la base,

hasta que me han dicho: "Ya podéis entrar".

-Nos han dado la oportunidad de poder dirigirnos a ti

mandándote este vídeo para darte un apoyo moral en esta recta final

y lo que vamos a decirte es que tires para adelante,

tienes que tener tristeza porque sabes

que será tu última misión, no te preocupes,

que yo tengo una nieta que te puedes acercar con ella.

-Si no te gusta la nieta de Alberto te vienes a casa,

que Pili ve la novela y tú friegas la casa.

-Para alegrarte un poquito,

lo que vamos a hacer es que te vamos a mandar un obsequio, eres un crack.

-Un abrazo.

-¡Hombre! No me esperaba nada, ni esta pequeña despedida

ni este regalo ni ver a estos dos melones ahí.

Mis mejores amigos dentro y fuera del ejército.

Llevamos toda la vida juntos y seguimos juntos.

Estar todo el año moviéndote y de golpe y porrazo

tener un frenazo en seco, va a ser difícil de asimilar.

Lo intentaré, igual me voy a jugar al golf.

Entonces te quedas con todos los recuerdos buenos

y en la brigada, te puedo asegurar, que tienes muchos.

Dentro de lo mal que lo pasas, hay cantidad de ratos excepcionales,

podría escribir tres libros, igual lo hago también.

Voy a llorar.

En la base el día empieza muy temprano

para aprovechar las horas de luz.

BPs, ya. Paracaidista.

-(TODOS) Ante el puesto difícil que elegimos voluntariamente

venimos aquí porque queremos ser el mejor soldado de la patria,

porque tenemos sentido del riesgo, cara a la muerte,

ante el vértigo del instinto y del mundo.

Optimismo espiritual para conseguir que sean nuestros el valor,

amor al sacrificio,

dureza, fortaleza, generosidad y auténtico compañerismo.

-Gritad conmigo. ¡Sobre nosotros! -(TODOS) ¡Dios!

-Con nosotros. -(TODOS) La victoria.

-En nosotros. -(TODOS) El honor.

-Triunfar. -(TODOS) O morir.

-Rompan filas, ¡ya!

Soy el capitán Carlos Espinosa, jefe de la Unidad de Protección de BPC-2,

vamos a realizar un circuito de ejercicios,

es corto pero intenso, como todo en esta vida.

Realizaremos 1:30 minutos de trabajo en cada estación

y 30 segundos de transición entre una y otra.

Vamos a trotar un poquito.

¡Ya! Detrás de mí están parte de mis hombres,

ellos son paracaidistas,

son los ángeles de la guarda de este BPC-2,

son los encargados de velar por la seguridad y protección

de todo el personal del contingente.

Como se suele decir, en nuestra vigilia está su descanso.

¿Se pasan momentos duros? Sí, pero uno sabe que,

después de esos momentos, siempre sales reforzado.

Especialmente en las misiones, cuando los lazos de hermandad

entre camaradas y compañeros de armas se estrecha muchísimo más.

-Buenos días, recuerdo a todas las unidades

que las medidas de seguridad de este BRC

nos exige llevar vuestros medios de protección individual.

Por ese motivo, todo el personal debe llevar chaleco y casco,

eso va precisamente por vosotros.

Es imprescindible que fuera de la base

siempre se lleve casco y chaleco, medidas de protección individual.

Nunca se está exento de una posible amenaza interna,

además de una intrusión.

Caballeros, ¿alguna duda? A los vehículos.

El equipo de televisión, por favor, acompañadme.

El convoy está formado por tres vehículos tipo lince.

Estos vehículos, tipo lince, los LMV, llevan una torre

operada por un paracaidista,

con la posibilidad de colocar diferente tipo de armamento.

En concreto, en este convoy

llevamos una ametralladora pesada Browning de 12,70.

Una ametralladora media MG42 de 7,62,

y un lanzagranadas automático LAG-40.

Que la amenaza en este caso es elevada,

por tanto abrid bien los ojos y en todo momento realizaremos

reconocimientos necesarios

para evitar que nos sorprenda un artefacto explosivo.

Reducimos la velocidad por esta zona,

si hace falta pararemos para realizar

algún tipo de reconocimiento por si vemos algo sospechoso.

Aquí es Tango.

De Tango recibido.

-Vale, haz alto.

Parece un cable blanco, voy a comunicarlo al capitán.

Tango, Tango, aquí Sierra 01.

Le informo que se divisa parece un cable blanco.

-Tango para toda la valla, rompemos a retaguardia número 100 metros.

-El capitán ha dado la orden de que todos los vehículos

rompan hacia atrás.

Siempre tenemos que estar alerta

y emplear todos nuestros procedimientos.

Dos lo que hacen es salir para mirar tanto debajo del vehículo

como en las proximidades.

Dentro de nuestro despliegue

muchas veces colocamos en un segundo y esperamos a que la gente saliera

para realizar el reconocimiento y lo explosionaban.

Con eso son capaces de causarnos bastantes bajas.

Así ha pasado tanto en la guerra de Afganistán como en Iraq.

-Aquí Sierra 01.

-Tengo la vista del posible indicio, no son más que un montón de botellas

y lo que parecía ser un cable es un cordón de bota, cambio.

-(RADIO) De Sierra 01 recibido mensaje, inicien repliegue.

-Recibido.

-Aquí Sierra 01, reconocimiento realizado sin novedad,

se trata de un falso indicio.

-(RADIO) Entiendo que se trata de un señuelo.

-Sí, correcto, es un señuelo. -(RADIO) Tango, recibido,

continuamos movimiento, embarcamos en los vehículos...

-Dentro de las actividades que se realizan a diario,

que incluyen la instrucción del ejército iraquí,

la unidad de protección siempre participa.

Generalmente todo el personal que sale fuera de la base

tiene siempre un paracaidista preparado para reaccionar

y proteger en caso necesario.

En este momento vamos a ir a una de las zonas más críticas,

que es el campo de tiro,

en el cual se efectúan ejercicios de fuego real.

Siempre que se maneja armamento el riesgo existe.

Pero el riesgo siempre es mayor

cuando estamos hablando de personal ajeno a nuestro ejército,

en muchos casos no sabemos cuál es su procedencia,

no sabemos cuáles pueden llegar a ser sus intenciones.

Este es el campo de instrucción,

ahora mismo la unidad de protección está dando un anillo interior

al personal instructor y, por otra parte,

un anillo exterior materializado con los vehículos y personal,

para repeler una posible amenaza procedente del exterior.

No hay que olvidar que nos encontramos en Iraq

y es un país inestable.

El ángel de la guarda jamás puede desprenderse

de sus herramientas de trabajo, que son casco, chaleco y armamento,

fúsil, pistola, ametralladora o lo que tenga asignado.

¿Qué tal, Raúl? ¿Cómo lo tienes?

-Hemos desplegado un hombre por línea,

tenemos un hombre en la zona de espera

y la zona está totalmente asegurada.

-Perfecto, muy bien. No hay que bajar la guardia,

ya lo sabes, como siempre, buen trabajo.

-Con su permiso, continúo. -Muchas gracias, Raúl.

-Mi capitán, sin novedad. -Muchas gracias, continúa.

-Muy bien, la gente está tranquila, está esperando sus prácticas.

-¿Se portan bien?

-Se portan bien, el batallón ha venido con ganas de trabajar.

-Eso se agradece. -Y están aplicados.

-Andrea pertenece a la segunda sección,

a pesar de que su puesto táctico es conductora de vehículo LMV,

todo el personal de la unidad pasa a ser ángel de la guarda

cuando es necesario.

-Normalmente siempre empezamos la jornada a las 07:00,

nos venimos para aquí,

esperamos a que venga el batallón que tenemos que instruir.

Mis ojos siempre miran a los soldados iraquíes,

que no hagan ningún gesto raro,

que no se peleen entre ellos y pueda haber una trifulca.

¿Miedo? No, tienes respeto.

Siempre hay que tener respeto. El miedo es malo.

-¿Alguna novedad o algo extraño? -Nada, capitán.

-Lleva cuidado con las armas blancas,

que tengo entendido que alguno hay por ahí que lleva algún cuchillo.

-Sí, ya me han informado.

Llevo cuatro meses y lo llevo bastante bien.

Antes de venir aquí pensé que iba a ser un poquito peor,

porque era la primera vez,

pero entre los compañeros y los mandos,

esto es como una segunda familia.

Mis compañeros aquí son como mis hermanos.

-Ahora mismo nos encontramos en la línea de tiro.

Vamos a efectuar un ejercicio de fuego real.

Este es el momento más crítico, porque es el único momento

en el que el ejército iraquí porta armamento con munición.

En este momento, los ángeles de la guarda

se colocan siempre a retaguardia para ser capaces de reaccionar

en todo momento ante cualquier tipo de agresión.

El ángel guardián lleva siempre la mano en la empuñadura del arma,

que puede emplear en caso de ser necesario.

Como nos podemos imaginar, en una línea de tiro,

es el momento en el cual la reacción debe ser inmediata.

Cualquier personal iraquí que quiera realizar

una acción hostil contra la fuerza

se lo pensará dos veces antes de hacerlo,

aunque tenga éxito su acción, sabe que no saldrá vivo de esta.

-Bueno, 13:00, ha sido un día productivo.

Nos hemos ganado una canción.

-Hola, ¿cómo estás? -Mira el padrino.

Dile: "Hola, padrino". -Ya nos queda poco para vernos.

-Sí, 38 o 39 días, los llevo contados.

Vamos a ir a verte y a abrazarte, tenemos muchas ganas.

-Qué lástima, y yo a vosotras.

-Al final celebré el cumple de la cría.

-Claro.

-Pero cuando tú vuelvas también lo vamos a celebrar,

una fiesta por todo lo alto.

-Si antes de irme ya le dejé su regalo comprado.

Ya hablamos. -Que te queremos mucho.

-Y yo a vosotras. Un beso.

¿Con quién hablabas? Con mi hermana y mi sobrina.

Hecho bastante de menos a mis padres, a mi hermana,

a mi sobrina que va a cumplir 1 año el día 19, y sobre todo a mi novia,

que se hace duro estar aquí y no estar con ella.

Cuando les dije que me iba de misión,

mi madre lo pasó muy mal y mi novia también.

Al principio, cuando llegué aquí,

siempre que hablaba con ella por teléfono eran llantos

y yo lo pasaba mal, porque no tiene por qué llorar.

Pero la familia te pregunta: "¿Cómo estás?".

Siempre vas a decir que estás bien,

a ellos no los vas a poner en sufrimiento,

y si pasa algo aquí o fuera, en el BDE o en Bagdad,

uno no cuenta lo que ha pasado para no preocuparlos.

Esta sábana me la hicieron mis amigos

y mi familia una semana antes de salir para aquí.

De todo lo que hay aquí me quedo con lo que puso mi novia:

"Te deseo la mayor suerte en tu nueva aventura,

saber que te espero y te esperaré para siempre.

Mientras tanto te echaré muchísimo de menos.

Cuídate muchísimo, te amo, buen viaje, Elena".

Esta es mi mesilla, la foto de mi novia

y de un almanaque que me hicieron mis amigos,

de los meses que íbamos a pasar aquí.

Cada uno de ellos con una foto.

Voy tachando día a día y, parece que no, pero julio,

esto es con mi novia.

Mis amigos de Murcia de toda la vida,

el bautizo de mi sobrina y estamos en noviembre,

ya nos queda la última foto, que son mis padres y yo,

esto fue la Navidad del año pasado.

Lo que más me ha impresionado de esta misión

es la humanidad que he descubierto en mis compañeros.

Que se pudieran crear tantos vínculos con personas

en tan poco tiempo y conociendo a gente tan poco tiempo.

Los compañeros te hacen olvidar donde estamos, qué pasa.

Porque aquí, cualquier problema que en España es insignificante

o es un grano de arena, aquí se transforma en una montaña.

-Juan, mira, he hecho algunas fotocopias más.

-Pater, a la orden.

-¿Esto se podría hacer con una frase sola?

-Sí, pero esta la gente no se la va a saber.

Podemos ensayarla. -¿Cuál es la que estabas tocando?

-Esta se llama "Un día de noviembre".

¿Cómo va todo? ¿Cómo llevas la misión?

-Bien, hoy el día se me ha hecho muy largo.

-Estarás acostumbrado, llevas ya unas cuantas misiones de estas.

-Pero esta ha sido distinta.

-¿Cuántas llevas ya? -Yo creo que llevo ocho o nueve.

-Ya entrando en el último tramo de la misión.

-Esta última lluvia

también ha estropeado un poco la cosa.

-Se ha mudado a la capilla a dormir.

-Dentro de la sacristía he estado durmiendo cuatro noches.

Poquito a poco ya va saliendo el sol, ya se va despejando.

-¿Quién nos lo iba a decir, pater? A 57 grados hace 2 meses y medio.

-¿Te acuerdas del Policía Nacional que se le quedó

pegado la piel al vehículo? Del calor que hacía.

-Yo iba con el fusil y me acuerdo de tocar el fusil y arder,

no podías tocarlo sin guantes. -Empieza a llegar la gente.

-En un par de minutos tienen que empezar a llegar.

-Bueno, Juan, me voy a ir para allá, me voy a ir preparando.

-A la orden, pater. -Hasta luego.

Soy Jesús María, soy el capellán de la misión de ayuda a Iraq.

Me quito esto para no estar incómodo con el alba,

que es lo primero que me pongo. La estola, y esto se llama casulla.

Esto es como llevar el chaleco antibalas,

el que llevan los militares fuera en estos campos de Iraq,

lo que pasa que esto es más fresquito.

Yo creo que algunas balas me van a detener.

Son formidables, muy trabajadores, muy disciplinados, muy educados,

muy cercanos, sencillos, son personas muy cercanas.

Cuando me ven que no canto y que estoy serio:

"Pater, ¿te pasa algo?".

Siempre hay alguien que está cuidándote.

Son distintos porque son duros, tienen que saltar desde un avión

y tienen muchísima preparación física.

Tienen una cohesión enorme y hay también un sentido

de la pertenencia grandísimo.

El ser "paraca", yo no llevo el "rokiski",

que es unas alitas que llevan aquí ellos.

Yo no lo tengo, a mí me insisten:

"Pater, tiene que hacer el curso de paracaidista".

Digo: "Si tuviera 20 años menos lo haría,

pero me voy a pegar un porrazo y va a haber una baja,

entonces no lo hago".

Yo soy paracaidista en espíritu, llevar el "rokiski",

que es el símbolo invisible de que tú perteneces a algo distinto,

eso aúna mucho.

Ilumíname, Señor, con tu espíritu.

Ilumíname y transformarme, Señor.

Y déjame sentir el fuego de tu amor.

-Señor Dios nuestro,

concédenos vivir siempre alegres en tu servicio,

te lo pedimos por Nuestro Señor Jesucristo,

tu hijo.

Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,

y es Dios por los siglos de los siglos.

-Hola, chicos.

¿Qué hay de cenar hoy? -Tenemos sopa.

-¿Cómo va? ¿Estará bien? -Bien, bien.

Todo bien, controlando la sopa de ave y la ternera

a la tailandesa también. -Vale.

Hoy tenemos una cena especial, que viene el general iraquí.

-Tenemos cuscús con el pollo y con el cordero,

mitad pollo y mitad cordero.

-Vamos a ver cómo está esto, le falta un poquito.

Vale, perfecto.

-Ella ya está con la tailandesa, está haciendo la verdura.

-¿Cómo va? -Bien, todo bien.

-Qué buena pinta tiene.

Soy Sara, dirijo esta cocina y aquí está mi equipo.

Damos comida para 350.

Dar de comer a los militares es difícil,

porque la cocina es muy pequeña, no tenemos freidoras,

tenemos un pequeño horno pero les damos de comer y muy bien.

En esta cocina, agua de grifo no podemos utilizar,

todo es agua mineral.

Plato estrella, la pechuga, chicos. La verdura y el pescado,

tenemos tela con ellos, pero tienen que comerlo.

Yo casi he hecho más misiones que cualquier militar,

porque llevo 13 años de misión.

-Al principio lo hemos pasado un poquito mal, porque nosotros

nunca hemos trabajado en una cocina así,

porque los fuegos son de gasoil, son llama de fuego que sale de aquí,

entonces hay que estar pendiente de la comida,

si no, se quema toda la comida.

Esto es pollo entero pero partido en cuatro trozos,

cebolla, aceite, pimienta, un poquito de tomillo y nada más.

En este horno cocinamos para 350 personas.

No para de trabajar desde las 05:00.

Lo más difícil de esta cocina es el potaje, cuando hacemos el potaje,

lo tenemos que subir con la grúa y bajarlo y sacarlo de ahí,

pesa mucho.

Esto es para subirla y para sacarla de aquí.

Luego lo arrastramos hasta aquí

y luego lo bajamos para abajo para ponerla.

Esta olla es para 400 personas, en esta olla.

Voy a seguir haciendo la cena porque en breves llegan

los militares y vienen con hambre y tienen que tener la cena hecha.

-Qué aproveche.

Salimos de la base para ver cómo los militares se preparan

para enfrentarse a la mayor amenaza aquí, estamos en un país minado.

Soy Gabaldón, son las 08:00 y hemos venido a realizar

la prueba de explosivos con el ejército iraquí.

Hoy les vamos a explicar la maquinaria ligera explosiva,

para cuando nos encontremos con un obstáculo sobrepasarlo.

Por ejemplo, si el ejército iraquí se encontrara un campo de minas,

se puede lanzar la maquinaria explosiva

y se abre una brecha de 1m de ancho y 100 metros de largo.

Una vez abierta la brecha,

pasaría el pelotón de infantería y ya, según la misión,

atacarían el objetivo o se replegaría en alguna posición.

En Iraq es muy importante las instrucciones en explosivos,

puesto que ha habido muchas guerras, hay muchas minas,

mucha munición lanzada que no ha sido detonada

y están inertes, pero pueden detonar en cualquier momento.

Ha habido muchos ataques con IED,

que es un artefacto explosivo improvisado.

Tiene un coste muy bajo de fabricar

y es la principal amenaza en este país.

Aquí tenemos un pelotón de la Unidad de Protección,

que nos está dando protección

todo el rato durante la práctica de explosivos,

para que nosotros podamos estar concentrados en nuestro trabajo.

En todas las prácticas siempre tenemos

un equipo de enfermería, por si pasa cualquier problema

o hay cualquier accidente y podamos reaccionar con rapidez

y atender al herido lo más rápido posible.

Esta es la primera manguera explosiva

que ha lanzado el ejército iraquí

después de la instrucción que han tenido.

¿Qué te ha parecido hoy la práctica de explosivos?

-Fue bastante bien el tiempo,

sin ninguna falla y todos estamos bien.

-Este es un instructor americano, un compañero con los que trabajamos.

-Soy Arturo Mota, soy suboficial en el ejército americano,

llevo cuatro años de servicio, dos misiones anteriores en Afganistán,

es mi primera vez en Iraq. Llevamos un mes de entrenamiento,

estamos trabajando junto a los españoles,

entrenando al ejército iraquí. -Mira el tamaño de la brecha.

-El metro y medio de cada una, casi unos cinco metros en total.

-Nos hubiera limpiado todo este trozo.

-Está bien hecho entre equis, y ahí termina, están cruzadas.

-Ha sido una buena práctica.

-Enhorabuena, habéis hecho un buen trabajo.

(Habla en inglés)

-Aquí Tango.

Tango, para toda la malla,

hacemos salto, continúo, nos colocaremos a vanguardia

para proporcionar un perímetro de seguridad, continúo.

Vehículo de retaguardia del RG

procederá a la recuperación con la barra de transporte.

Durante la realización de una escolta

al equipo de explosivos,

uno de los vehículos ha quedado abarrancado en un lado del camino.

Para proceder a su recuperación

estamos utilizando otro vehículo del mismo tipo,

al mismo tiempo se ha montado

un despliegue de seguridad a vanguardia

y a retaguardia para poder cubrir todo el sector,

en caso de que haya una posible amenaza.

Contamos también con personal americano,

que se encuentra en las proximidades,

en el campo de tiro, si hubiera que actuar ante una amenaza

nos encontramos con el apoyo de nuestros compañeros de armas.

-Qué buena, muy buena y rápido. Sí, señor.

-¿Qué pasa, colega? ¿Qué horas son estas?

-He tenido un día movidito. -No me cuentes películas.

-Necesito desestresarme un poco, darle duro hoy.

-Pues empieza haciéndote 50 flexiones por llegar tarde.

Venga, dale caña.

-Esto es el pan de cada día, he venido tarde y es lo que toca,

los militares es lo que hacemos. Se nos dicen las cosas,

se dan las órdenes y las cumplimos sin rechistar,

estamos acostumbrados.

Un militar tiene que estar, por su trabajo, en forma,

hacemos deporte, nos desestresamos físicamente y psicológicamente.

Si no os importa voy a empezar a darle duro al boxeo.

-Permiso, mi comandante. Entre 50 y 100 hombres

se están aproximando con armamento ligero en pick-up,

parece que están desplegando y se dirigen hacia nuestra posición.

-Activa la alarma, rápido. -A la orden, son su permiso.

-Eco para toda la malla, activamos perímetro de defensa.

-Romeo, Romeo, aquí Quevec. -Aquí Romeo.

-Se informa que se ha detectado un grupo de entre 50 y 100 personas

en vehículos pick-up, llevan armamento pesado

y están desplegando en dirección a nuestra posición.

Se encuentra a unos cinco o seis kilómetros

al norte del destacamento.

-Alarma, refugio, alarma, refugio.

-Logan de Harry, despliegue, despliegue, posición de tiro Alpha.

-(RADIO) Recibido.

-Despliegue en todo el perímetro,

mantenga observación y posiciones de armamento pesado.

-(RADIO) Recibido, procedo.

-Vamos a ocupar la posición.

En esta posición podemos aguantar

el tiempo que nos parezca conveniente.

Simplemente dando pequeños descansos a la vista,

en caso de que me encontrase excesivamente cansado

haría relevo con mi compañero

y así no perderíamos nunca la observación sobre el objetivo.

-(RADIO) Aquí Yankee, me aproximo hacia el sector Whiski,

interrogo si ocupo posición Delta. -Es afirmativo.

-La función del tirador es efectuar el disparo como tal y el observador

es el que se ocuparía de todas las mediciones,

de temperatura, viento y demás y haría los cálculos para dar

las correcciones que él introduciría en estos tambores del fusil.

Con esta serían seis misiones,

de las cuales dos ocupando puesto de tirador de precisión.

Yo abriría fuego en caso de que recibiera fuego,

es decir, si empezaran los otros a disparar hacia nosotros,

ya podría abrir fuego.

Luego siempre que recibiera la orden de mis jefes, por supuesto.

Se convierte en que te están tirando a ti y tú tienes que defenderte.

Cuando disparo, prefiero pensar que son objetivos simplemente,

no piensas en ellos como personas.

-Voy a mirar aquí.

-Hemos desplegado tanto ametralladoras,

como francotiradores y también hemos lanzado el UAV,

es un avión no tripulado,

cuya misión es obtener imágenes a tiempo real

que nos permita tomar decisiones lo más acertadamente posible

para la conducción de la operación.

-De Sierra 11, zona este limpia. -(RADIO) De Sierra 01, recibido.

-Le informo que no tenemos novedad en el puesto, cambio.

-Unidad desplegada.

-Quebec, aquí Eco, perímetro asegurado sin novedad.

-Aquí Quebec, recibido. -(RADIO) Es correcto.

-Esto que acabamos de realizar

es uno de los simulacros que hacemos habitualmente,

ponemos a toda la unidad que participa en el mismo

ocupando la posición y siguiendo el plan de seguridad

que tenemos establecido, lo hacemos habitualmente.

Este tipo de alarmas se activa en cualquier supuesto

en el que se detecte que hay una amenaza

que puede poner en peligro la integridad

del material o del personal que estamos en el destacamento.

La otra vez que estuvimos desplegados en Iraq, en 2003 y 2004,

sí que hubo que activar

varias alarmas por ataque a los destacamentos españoles.

-Venga, dejad el equipo, vamos,

que en dos minutos entramos en antena.

¿Qué tal la patrulla? ¿Todo bien? -En tres minutos tenemos que entrar.

-¿Estamos todos? -Buenas tardes, compañeros.

Buenas tardes, camaradas, de la Base Gran Capitán en Besmayah,

algunos creían que el barco de Uprot Fm había naufragado

entre tantas aguas torrenciales.

Otros pensaban que el virus había hecho

mella en la compañía y nos encontrábamos junto

al caimán del váter químico. No es así, señores.

Aquí seguimos más vivos que nunca,

bienvenidos otra tarde más a la Mesopotamia paracaidista.

Esto es Uprot FM y otra semana más prepárense para recibir

un poquito de cera.

-Vamos a empezar nuestro programa, el tiempo de monólogos.

-Iker Jiménez y Santi Rodríguez,

buenas tardes, bienvenidos de nuevo a la Base Gran Capitán.

-Buenas tardes, queridos amigos. -Buenas tardes, compañero.

-Bienvenidos a la nave del misterio.

Hemos tenido unas semanas duras, comienza "Milenio 13".

-"13 milenio", compañero. -"13 milenio", queridos amigos.

Un increíble diluvio ha azotado a la base de Besmayah.

Los habitantes salían nadando de sus camas, querido amigo Santi.

-Así es.

-Quería realizar una pregunta al compañero Iker,

¿dónde estaba el "Pater" cuando Dios intentaba conectar

con él para informar sobre el diluvio universal

que se avecinaba a la base?

-Muchas gracias, queridos amigos,

por escuchar la nave del misterio, la semana que viene mucho más.

-Vamos a continuar con nuestro siguiente espacio

"El paraca y la tierra", con Félix Moreno de la Fuente.

-El paraca ha demostrado ser descendiente

directo de los infantes de los tercios españoles,

al igual que ellos no rehúsa de luchar,

trabajar o morir en las condiciones más adversas.

Para terminar, decir que después de conseguir sacar

los millones de litros que inundaban la Base Gran Capitán

con solo palas y cubos, vamos a desecar el Mar Menor

para ubicar un nuevo campo de maniobras,

más cerca de Murcia, por lo que ahorraremos

bastante dinero en gasoil.

-Uprot FM acaba, el viernes nos vemos de nuevo.

Muchas gracias, hasta el siguiente programa.

Este es el programa de radio "Uprot FM",

lo hacemos todas las semanas, todos los viernes,

estamos trabajando fuera a diario,

con los soldados iraquíes, con los instructores,

dándoles seguridad, equipados con el casco, con el chaleco,

como habéis podido ver, que la gente venía de patrulla.

Es llegar aquí y nos olvidamos de todo

y pensamos en pasar un buen rato, en reírnos y, sobre todo,

en dar alegría al resto de personal, que también lo necesita.

Señores, hemos acabado por hoy, nos vemos en el siguiente programa.

Las condiciones de vida en esta base son austeras,

desde el uso controlado del agua, que escasea,

hasta el lugar donde duermen. Con Andrea nos colamos

en la única tienda de campaña femenina de esta base.

Hola, chicas. ¿Qué tal?

Vengo ya del campo de maniobras.

¿Esta es tu tienda, Andrea? Esta es mi tienda.

Aquí llevamos cuatro meses y nos pusimos las cosas ordenaditas

y estamos muy a gusto las tres.

Es como vivir allí, pero en un piso de solteras.

-Ha sido duro al principio con las temperaturas altas,

después ha ido mejorando.

Ahora con las inundaciones

hemos tenido una de cal y otra de arena,

pero bien, se ha superado y ya está.

-Aquí tengo recuerdos, de mi familia, de mi madre,

de mi hermana, mensajes de voz.

Cumpleaños feliz.

-Me caso el año que viene,

estoy haciendo las invitaciones de boda,

no las tengo acabadas, pero estoy en ello.

Si tengo dos horas al mediodía,

en vez de dormir la siesta me pongo a pintar.

Cuando me dijeron que tenía que venir a Iraq,

porque costó mucho,

había mucha gente en nuestro cuartel que quería venir

y éramos pocos los que teníamos la posibilidad de venir,

una alegría todos.

Porque mi familia sabe que mi trabajo es muy importante

y que venir a Iraq era una misión internacional,

como el que estudia una carrera y luego necesita

su puesto de trabajo con esa carrera.

Mi madre cada vez que me dice que está muy orgullosa,

eso gusta siempre.

Los "paracas", como decimos siempre, el miedo es una sensación mala,

a las situaciones complicadas hay que tenerles respeto.

Cuando llegamos aquí,

lo peor que se llevó fue bajar del avión

y nosotros pensábamos que era por las turbinas del avión,

yo he llegado a estar trabajando en campo de maniobras con el equipo,

con lo que pesa y el calor que da, a 57 grados.

Cuando llegue a España lo primero que voy a hacer

es abrazar a mi familia, que tengo muchas ganas de verlos,

a mi sobrino, que ha pegado estirón y no lo voy a conocer,

me acuerdo mucho de él, que siempre me llama

y me escribe por mensajes de voz, diciendo:

"Tía, te quiero mucho como la trucha al trucho".

Tengo muchas ganas de verlo, es mi primer sobrino.

Estar en casa, disfrutar de la familia, es eso, familia.

Es nuestro último día con los militares españoles,

con ellos y mientras amanece en Iraq

nos dirigimos a la instrucción de 300 iraquíes que,

en pocas semanas, se irán a luchar contra el Daesh.

Buenos días a todos.

Vamos a llevar a cabo la misión número 1018 y 1019,

antes de nada, como todas las mañanas,

vamos a ver que estamos todos los que tenemos que estar.

¿El parte está, mi capitán? -Sin novedad.

(Habla en inglés)

-Por parte de Quebec 01 estamos todos.

¿Están?

El itinerario será por el camino más corto.

¿Listo? -Embarcamos.

-Charlie 01, preparados para iniciar movimiento.

-Son las 06:00, nos dirigimos a recibir al batallón iraquí

al que estamos instruyendo.

En cinco minutos llegaremos al campo de instrucción

para iniciar la jornada de instrucción con ellos.

Soy el capitán Torres, soy el jefe de uno de los equipos instructores.

De 01 le informo que,

cuando la cuarta compañía inicie movimiento,

comenzará el movimiento con los vehículos a Romeo 6, cambio.

Lo primero que se hace por la mañana con los iraquíes es el control

del personal para comprobar la asistencia

a la instrucción de todo el personal iraquí de las compañías.

Él es el teniente coronel Mohamed, es el jefe del primer batallón,

es el teniente coronel al que estoy instruyendo.

Dos compañeros a Romeo 8, y dos compañeros nos vamos a Romeo 6,

para hacer la instrucción de combate.

-Se ha reconocido todo el campo de tiro, sin novedad.

Se han reconocido las edificaciones,

en las que se va a realizar la instrucción,

y así mismo el perímetro exterior.

-Muchas gracias.

-Dile que tiene que captar una amenaza,

una puerta y le tiene que indicar a ellos dónde tiene que ir.

Fuerte, fuerte, entramos fuerte.

Te tienes que acordar de marcar por qué lado quieres que entren.

Vamos a hacerlo otra vez.

-Soy el intérprete, estoy con el capitán Torres,

ayudándolo a la traducción con los iraquíes,

somos unos 20 intérpretes militares,

no había intérpretes militares españoles,

pero actualmente el mando ha decidido

incorporar militares intérpretes en la fuerza.

-Estos ejercicios se realizan a diario,

nosotros en estos cuatro meses,

ya es el segundo batallón que instruimos,

se compagina con todo tipo de actividades,

como puede ser tiro, instrucción de armamento colectivo,

de vehículos o instrucción en campo abierto.

Está sacando humo ahora para cruzar la calle.

Ahora avanzan para entrar.

Ahora empieza el registro del enemigo.

Lo han levantado para ver si lleva explosivo en el chaleco.

Los instructores somos profesores, tenemos que trabajar con el ejemplo

y en cualquier momento puede haber algún infiltrado o algún ataque

y la amenaza puede venir desde dentro.

Le cubren la cabeza.

Muy bien.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Misión en Irak

FAS - Misión en Irak

09 feb 2016

Más de 300 paracaidistas están en Besmayah, a 30 kilómetros al sur de Bagdad. Aquí se encuentra la Base Gran Capitán, sede del Centro Operativo que lidera España dentro de la coalición internacional creada para luchar contra el terrorismo islámico.

ver más sobre "FAS - Misión en Irak" ver menos sobre "FAS - Misión en Irak"

Los últimos 11 programas de FAS, Misión en ...

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Ana

    Emocionante y admirable la labor de nuestro ejército. Me siento más segura al saber que tenemos gente tan preparada en nuestro país.

    13 feb 2016
  2. Silvia

    No se puede ver el de irak

    10 feb 2016