FAS, Misión en ... La 1

FAS, Misión en ...

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3480978
Para todos los públicos FAS - Misión aérea - Ver ahora reproducir video 52.57 min
Transcripción completa

En situaciones de alto riesgo, siempre armados,

la seguridad en su punto de mira, entre sus misiones:

vencer el terrorismo dentro y fuera de nuestras fronteras.

Son las FAS y así trabajan.

A 2.000 kilómetros por hora interceptan aeronaves sospechosas.

Sobrevolamos el espacio aéreo español con los cazas de combate.

Abandonando el término de Sevilla con dirección norte.

A Yankee Lima 371. -A las 08:51 autorizado.

Llegan a cualquier lugar en conflicto del mundo,

son los Hércules.

Vivimos una de las operaciones más complejas en estos aviones

de transporte militar.

Toda esta misión se hace con comunicaciones cero,

para que así sea mucho más difícil de interceptar

si hubiese un bando enemigo. -Ya se han desconectado,

me lo indican en las luces que ya están fuera.

Así actúa la Unidad de Operaciones Especiales Aéreas,

son los paracaidistas.

Se lanzan al vacío para llegar a zonas infranqueables.

Si pasas a una cierta altura a una cierta velocidad saltaría

un sistema que cortaría y sacaría el paracaídas.

Podría haber una caída o un accidente,

hay que tener un sistema de seguridad que te pueda salvar la vida.

Tienen entre sus manos las armas aéreas que nos defienden,

descubrimos cómo se preparan controladores,

mecánicos y pilotos.

Ningún aeronave, sea de transporte o sea de caza,

se acerque a esta posición,

que la tenemos que defender a toda costa.

-¡Fuego!

Estamos en la misión aérea de las FAS.

Estamos en uno de los centros operativos del Ejército del Aire,

aquí se preparan los pilotos de caza

para combatir en un escenario de guerra.

Hoy tenemos "food walk".

Ala 15, rompan filas.

-Intentad ir alineados.

Soy el capitán De Arriba, destinado en el Ala 15 de Zaragoza.

Ahora mismo estamos haciendo un "food walk",

es una actividad que hacemos alrededor de una vez al mes,

en el que recogemos cualquier resto que encontramos en la plataforma,

para evitar la ingesta de este tipo de piedras,

lo llamamos "food" en avión.

Estamos evitando que los aviones sufran averías

por este tipo de piedras.

Lo hacemos muy rápido porque ahora nos vamos al "briefing"

y tenemos muchas cosas que hacer todavía.

-En tres, dos, uno... 08:30:00. Buenos días a todos,

soy el "Mission Commander" para la misión que tenemos hoy.

Nuestra tarea es hacer un ataque sobre las posiciones

que puedan estar defendiendo la zona de personal aislado

y nuestro objetivo primordial es recuperar a ese personal.

Dos parejas de F18,

un helicóptero que va para intentar recuperar al personal.

Para ayudarnos en esta misión

tenemos a reabastecimiento,

tenemos a nuestro jefe y a las cuadrillas de control aéreo.

La amenaza que esperamos es una pareja

en frente, posiblemente una pareja de aviones.

Nada más, que tengáis buen vuelo y buena caza.

¡En pie!

-Yo soy una de la pareja de F18, vamos a atacar la posición

donde estarían el posible personal que queremos rescatar.

Lo que vamos a intentar hacer es limpiar la zona

de posibles amenazas aire-suelo, que nos puedan derribar.

El siguiente paso es irnos a vestir, lo que llevamos es un pantalón antig,

va todo conectado al avión por aquí.

Se mete aire a presión y se nos hincha.

De esa manera evitamos que la sangre se nos baje

a las extremidades inferiores y podamos tener visión negra,

incluso, en el peor de los casos, perder el conocimiento.

Chaleco salvavidas, lleva equipo de supervivencia con dos balizas,

bengalas, una manta térmica.

¿Cada uno tenéis vuestra propia equipación?

Sí, esta es personal e intransferible,

igual que el casco está hecho a medida.

El casco con visera negra para hoy, de día,

y con nuestra máscara de oxígeno, que va conectada al avión,

la cual lleva integrada un micrófono

para actuar con los controles y con mis compañeros en vuelo.

Gracias. Recibimos esto,

en el que se nos actualizará la información.

De ahí nos vamos directos al avión a arrancar y a volar.

-La asignación de aviones,

tenéis el 32 para Juan Herrera, y para ti el 41.

-¿El reserva? -El 33.

¿Por qué estás entre rejas?

Es un estándar de seguridad de la OTAN,

hay sistemas confidenciales, entonces está siempre protegido.

-Gracias, Álvaro.

-En este momento ya solo te queda repasar la misión

e intentar disfrutar,

a veces, estando tan ocupados arriba es difícil disfrutar

del vuelo. En mi caso, llevo cinco años.

¿Y Juan? -Siete.

¿La vida de un piloto de caza es muy cortita?

Sí, es muy corta, de ahí lo de disfrutar,

hay que intentar aprovecharla lo máximo posible.

Digamos que en el acceso a Comandante es cuando termina

nuestra vida operativa, aunque hay algunas excepciones,

pero ahí se acaba el volar y pasamos a hacer otras tareas.

En nuestro caso nos pillará sobre los 35.

-Buen vuelo. -Nos vemos en la radio.

Siempre arrancamos con un mecánico y con un armero.

Es a elección del piloto, nos solemos poner tapones,

aunque el casco te aísla mucho, hay mucho ruido en la cabina.

Ahora le pasamos una revisión exterior al avión,

vemos que todo está bien, no tiene nada suelto, fugas...

Nos montamos y arrancamos.

Dependemos de la máquina,

si un día falla o nosotros fallamos puede implicar

que nos ericemos o que salgamos del avión.

El mecánico me ayuda a atarme,

nos ponemos muchas cosas encima

y la sensación puede llegar a ser un poco agobiante.

Pero la costumbre de hacerlo todos los días te ayuda y, a veces,

se agradece el estar uno solo e intentar hacer la misión.

Este avión Hércules es el encargado de abastecer

de combustible a los cazas, nos permiten volar con ellos,

vivimos desde dentro la misión.

Estoy chequeando cosas de la cabina,

que los sistemas funcionen correctamente.

Durante el vuelo el que más trabaja es el mecánico.

Problema eléctrico, ajustado.

-¿Está libre? Poniéndose en marcha.

-Vamos a despegar.

Estamos en el aire.

-Se posiciona el avión desde atrás,

por la izquierda, y se pone en posición de observación.

A partir de ese momento

nosotros tomamos el control de la situación.

-Ahora lo que vamos a hacer es cruzarnos con nuestro líder

para ir los dos juntos hacia el abastecimiento.

-Tenemos contacto radar con el avión.

-Pegaso, Pegaso...

-Lo que vamos a hacer es aproximarnos por su izquierda.

-En este momento ya tenemos los aviones de la cola

y yo ya tengo preparado el panel de abastecimiento en vuelo,

en el cual tengo las mangueras extendidas,

tengo las dos mangueras y tengo la alimentación lista para los dos.

En el panel de combustible conecto

las bombas de lanzamiento para que tengan suministro

de combustible en las mangueras de repuesto.

Estoy pasando el suministro a los aviones

y ahora es esperar a que vayan trasvasando combustible

de nuestro avión a su avión.

En todo momento es combustible controlado,

vamos viendo lo que le vamos pasando.

-Vamos recibiendo combustible,

vemos cómo aumentará el peso de nuestro avión.

-Estamos pasando a nuestro avión entre 4.000 y 5.000 libras,

que estamos hablando de unos 1.500-2.000 kilos,

dependiendo del avión, de lo que lleva cada uno.

Ya se han desconectado,

me lo indican en las luces que ya están fuera.

Los dos aviones están completos, terminado el reabastecimiento.

Es una maniobra de riesgo,

pero se efectúa mucho y con mucha seguridad,

todo está muy controlado, todo lo que hay que hacer.

Situaciones que nos puedan ocurrir y cómo solventarlas.

Son tres aviones a mucha velocidad y trasvasando combustible.

Toda esta misión se hace con comunicaciones cero,

para que así sea más difícil de interceptar

si hubiese un bando enemigo o cualquier avión rival

que nos pudiera estar buscando en ese momento.

Esto hace que se garantice la operatividad de la misión.

-Procediendo a desconexión y desconectándose el avión.

-Como había bastante viento en la zona hemos terminado

el reabastecimiento y como estaba todo planeado.

Hemos conseguido dar combustible a todos los aviones

y todo ha salido bien.

-Listos para pasar a la acción.

Ya en pista conocemos el interior de este gigante del aire

capaz de transportar equipos pesados,

suministros y ropas a cualquier lugar del mundo.

Soy el subteniente Jesús Javier García,

mi misión a bordo de este avión es ser el mecánico de vuelo del avión.

Ahora voy a abrir la rampa y puerta para poder extraer la carga,

los vehículos que salen con sus paracaídas

hacia el exterior.

Se lanzan por esta puerta de rampa.

Subo un poco.

Es un Hércules C-130,

de fabricación americana y es de transporte militar y táctico.

Podemos llevar en la configuración de este modelo hasta 92 pasajeros.

¿Dónde van los pasajeros? Van en estos asientos,

que ahora están desmontados porque es configuración

de lanzamiento, depende el número de pasajeros

y de carga se puede poner mitad de pasajeros y mitad de carga.

Los asientos normalmente van en un lateral

y ponerlos es tan sencillo como esto.

No son muy cómodos, pero son bastante funcionales.

El servicio, hablar de servicio es un poco complicado.

Hay unos urinarios, pero son para un hombre.

Para mujer y para necesidades diferentes,

este de aquí, que se bajaría, se desmontaría,

se bajaría, quedaría a la altura y se tapa.

Este tiene intimidad.

¿Para qué son esos bidones?

Son contenedores de agua para supervivencia,

si el avión cae en algún sitio.

Lleva muchos más sistemas porque hace repostaje

en vuelo a otros aviones, porque lanza paracaidistas,

lanza vehículos y cargas, como habéis visto.

Todos esos sistemas, un avión comercial no los tiene.

Se ha llevado a un pasajero con ébola,

se murió a los pocos días, era un misionero en Sierra Leona,

lo trajimos de Sierra Leona a Madrid.

Se murió cinco o seis días después.

¿Estabas tú en ese vuelo?

Sí estaba en ese vuelo.

Traíamos algo que era peligroso,

pero venía en una situación bastante aislado,

con equipos que aspiran,

para que todo el aire entre hacia dentro,

nos dio la tranquilidad que la situación estaba muy segura

y muy controlada.

Uno de los muchos de los aviones de la esperanza

que hay por el mundo circulando.

Gratifica, porque aunque sea muy poca la colaboración,

hemos ido a terremotos a Irán, se ha ido a muchísimos sitios,

muchas inundaciones, sabes que estás ayudando a la gente.

Este avión pertenece al Ala 31,

que es una unidad del Ejército del Aire,

es del mando aéreo transporte, porque son aviones de transporte.

Lleva en Zaragoza desde el año 74, los primeros que llegaron.

Todos operan desde aquí, salvo cuando están en destacamento,

como puede ser en Dakar, en Afganistán,

pero la base es aquí, donde se mantienen es aquí.

Aparte de misiones de entrenamiento, que las tenemos,

hacemos muchas misiones reales de transporte logístico,

llevar pasajeros a un sitio, llevar carga a un sitio,

o táctico, que ya es en zonas como en África ahora mismo,

entrar en zonas de conflicto para llevar ayuda a las tropas

que tenemos allí, comidas, llevar repuestos para los vehículos,

todo lo que se programa se lleva y se entrega allí.

Es un avión muy bueno,

ha entrado en situaciones complejas y el avión se comporta muy bien.

Hay que cuidarlo para que él nos cuide a nosotros.

-Soy el sargento José Antonio Gil Pérez

y estoy destinado en el Ala 31,

en el escuadrón de mantenimiento,

a diario realizamos averías, las revisiones del avión.

Esto sería el tren principal derecho del Hércules.

¿Cuánto mide esa rueda de altura? De normal un metro o metro y medio.

¿Cuánto pesa esto?

Alrededor de 700 kilos cada una, montada con la llanta.

Tendríamos aquí el tren de aterrizaje principal

y por aquí van sistemas de combustible y sistemas hidráulicos.

¿Cuál es tu parte del trabajo? La parte estructural, los planos,

el sistema de combustible, los depósitos.

Cada ciertas horas el avión cumple igual que un coche,

tiene unas revisiones,

y cada ciertas horas entraría al hangar de mantenimiento

para hacer las revisiones que le corresponderían.

Esto está dividido en talleres, cada taller tiene su cometido.

Esto es un motor de un Hércules.

Aquí es todo a lo grande.

Sí. ¿Cuánto tiempo lleváis?

-Esta mañana ha sido difícil,

porque nos han pasado una avería

de desgaste excesivo de los rodamientos,

estamos trabajando en el motor desde la primera hora,

ahora estamos preparándolo para volverlo a instalar en el avión.

-Es algo muy específico, el plan de mantenimiento es así,

cada uno tenemos nuestro sitio, cada uno tiene su taller

y cada uno está especificado en una cosa.

-Un orgullo y una responsabilidad también.

Es un avión muy importante, que realiza muchas misiones

y sí que dices:

"Estoy tocando algo que no es una broma, no es un juguete".

Pero gusta, sobre todo cuando hay una avería,

sale bien, lo pruebas y sale todo perfecto,

dices: "Ole", perfecto.

-Ahora me voy a poner el mono de trabajo

para realizar la faena.

Estamos de 07:30 a 15:00.

La costumbre, día a día, siempre que entre en fases,

haríamos una inspección visual de que todo estuviera bien.

Está muy bien,

tiene todos los remaches en orden, no hay ninguna abolladura.

Si viéramos alguna cosa rara avisaríamos

a un segundo escalón, que son los que tendrían

que hacer la reforma o arreglarlo o lo que hiciera falta.

Ahora mismo tenemos 11 Hércules, es un todoterreno.

Hay que cuidarlo como a un niño pequeño.

Sí, día a día.

Veníos, vamos al andamio de motor.

Este avión entró ayer.

Cuando un avión entra a revisión puede estar dos semanas dentro,

donde lo tenemos que mirar todo.

Me voy a poner el arnés para ver la parte superior del avión.

Es un avión en el que he volado muchas veces,

es un avión muy especial para nosotros.

Es un avión muy seguro, con sus cuatro motores.

Detrás de los motores, el plano sufre mucha temperatura

y suele ser una zona problemática donde los remaches se suelen saltar.

Está todo en orden, como tiene que estar,

y esto sería una revisión.

Han pasado más de 40 años

desde que el Hércules entró en servicio en España.

Este museo alberga algunas de sus anécdotas más curiosas.

Vamos a ver el museo, que está dedicado

al general García Matres, que fue de los primeros

miembros de esta unidad

y luego fue jefe general del mando aéreo transporte

que está situado en Zaragoza.

Aquí está situada toda la historia del ala, por donde hemos pasado.

Muchos son regalos, donaciones, cosas tomadas prestadas.

Tenemos la chaqueta de un Comandante,

que estuvo esposado en un puente en la guerra

de la antigua Yugoslavia, lo tenían amenazando para que,

si disparaban al puente, lo matarían a él.

Al final se le rescató, lo sacamos nosotros de allí,

tiene algo dedicado a nosotros: "A mis amigos, los Dumbos,

que me llevaron a casa tras pasar unos días de descanso.

Rehén de los serbo-bosnios".

El Hércules ha transportado varias veces el papamóvil.

En uno de los vuelos que se llevó a Benín,

misteriosamente se calló esta matricula

y ya forma parte del Ala 31.

"Recuerdo".

Es un recuerdo, una donación,

quizás no muy voluntaria, pero sí una donación.

En un momento dado si alguien lo exige se devuelve,

nadie ha pedido nada por esto.

Sigue siendo nuestro baúl de los recuerdos.

-Venga, adelante.

Estamos en una de las escuelas de élite del Ejército del Aíre.

Aquí se forma el relevo que ocupará posiciones estratégicas

en el mando aéreo.

¿Cómo habéis pasado la noche? Estarían de maniobras.

Buenos días.

Buenos días. Yo soy David Mora,

vengo de Plasencia y estamos destinados aquí.

Hemos estado dos meses haciendo el Fores,

es la primera vez que estoy en el ejército y, de momento,

va bastante bien la cosa.

Nosotros nos hemos conocido aquí, los 40 que estamos

en nuestra sección nos llevamos bien y cada uno se hace sus grupitos,

pero bastante bien. Hoy el día va a estar entretenido,

porque vamos a tener tiro con el fusil.

¿Os podemos acompañar? Nos podéis acompañar perfectamente.

-¡Firmes!

Descanso.

-Al principio lo que nos costaba

era ponernos de acuerdo todos con el paso.

Aun así, muchas veces se puede perder.

Pero damos un pequeño salto rápido, como me ha pasado ahora.

La disciplina y la jerarquía que tienen aquí es bastante buena

y es lo que más inculcan.

-¡Izquierda!

-¡En pie!

-Somos 52.

-Muchas gracias.

Siéntense, por favor.

Buenos días.

-(TODOS) Buenos días, mi Teniente.

-Tenemos que retomar el tema de la protección de información,

nos situamos en el tema de destrucción.

Estos recursos los tiene la unidad.

-¿Si en alguna unidad no se disponen de esos recursos?

-Siempre podemos recurrir al primer caso, la incineración.

¿Qué tal la clase?

-Ha estado bien,

a mí me gusta Seguridad de la Información,

es entretenida, es muy provechosa.

-Acabar la clase y ahora al tiro, a ver qué tal se da.

-Es la última jornada de tiro de fusil.

-Vamos a ver si formamos. -Venga, vamos a formar primero.

-Unos ríes y otros cantan.

-(TODOS) Unos ríen y otros cantan.

-Vamos a coger los ceñidores y vamos a bajar a la armería.

¡Alto!

¡Rompan filas!

-451.

Te asignan un número a cada uno y así cada uno tenemos

nuestro arma y no hay problema de que uno pierda un arma.

Ahora tenemos que comprobar que está descargada,

en el que caso de que estuviese cargada,

para eso está el bidón.

-¡Descanso!

-Cada día uno de los compañeros ejerce la función de jefe de clase,

tiene que estar pendiente de que todos estemos,

hacer el recuento.

¿Te hacen caso? Sí, si no, daría parte de ello.

-Ahora vamos a la galería de tiro a practicar el tiro con el fusil.

-Soy el brigada Del Toro,

estoy destinado en la Escuela de Técnicas de Seguridad,

Defensa y Apoyo, estoy para un ejercicio de tiro

como instructor de tiro, lo que van a aprender

ahora es soltura en el manejo del armamento

y que sepan manejarse ellos solos.

-A la orden, mi brigada.

-Es mi compañero, el brigada Ortega.

¿Qué tal, Ortega? Instructor de tiro también.

¿Os acordáis, ahora que estáis enseñando

a estos chavales, de la primera vez que os tocó coger un arma?

Sí, además lo hicimos juntos,

porque entramos de reclutas en Manises, Valencia.

Nosotros ya tenemos el arma como una herramienta

y comprendemos que ellos, como nosotros cuando iniciamos,

tienen ese respeto, ese temor al arma,

que no conocen y que pretendemos que conozcan y que se desenvuelvan

con ella con soltura, porque eso va a hacer que eviten accidentes

y que sean eficaces a la hora de utilizarlas.

-Vamos a iniciar el tiro, por favor, enumerarse.

-Uno. -Dos.

-Tres. -Cuatro.

-Cinco. -Seis.

-Siete. -Ocho.

-Hoy es un blanco,

en el futuro este blanco será un enemigo que estará disparándoles.

Con lo cual es importante que cada uno sepa

a quién le tiene que disparar.

-Toco el silbato, subo el arma, quito seguro, hago un disparo,

pongo el seguro, bajo el arma otra vez a la posición de espera.

-A cada pitada, posición y un solo disparo.

-Liberas bastante tensión.

-Repetición, repetición y repetición.

Así es como se consiguen hacer buenos tiradores.

-Las características de un tirador es ser una persona segura,

equilibrada mentalmente sobre todo,

no se le puede dar un arma de fuego a cualquiera.

-¿No había tirado nunca con un arma? ¿Ni perdigones?

-Nunca.

-Es increíble la tirada que ha hecho, muy buena tirada.

-Muy bien, macho.

-Usted pone la nota, mi brigada.

-La nota está aquí, no es que la ponga yo.

¿Este ha sido el primero? -Sí.

-Los demás muy bien. Si este hubiese estado aquí...

-Por la tarde vamos a subir a las escuadrillas

y así podéis ver las camaretas

donde nos alojamos por la noche y podemos dormir.

Podéis ver las habitaciones donde dormimos.

Esto no puede estar así, tiene que estar como la silla de al lado,

encima del pupitre, porque nos pueden echar la bronca.

En cualquier momento pueden venir y pasar revista.

Y si pasan revista y te pillan con la habitación descolocada

te pueden poner algún arresto. Mi cama es esta.

Está impoluta.

Eso lo miran mucho.

¿Y por qué un civil se hace miliar a los 25 años?

Es un poco complicada la respuesta.

Es una manera de buscarse la vida también.

Tal y como está la situación ahora mismo en el país,

lo que tiene que hacer cada uno

es buscarse la vida de la mejor manera posible.

¿Cuál es tu sueño dentro de la carrera militar?

El sueño es ascender lo más alto posible.

¿Merece la pena pasar por todo esto? Sí merece la pena,

son experiencias nuevas en tu vida, así que hay que aprovecharlas.

Cada año, entre 15 y 20 privilegiados obtienen

el título que les certifica como pilotos de aviones de caza.

Sus capacidades están continuamente a prueba para que,

en cualquier momento y circunstancia,

puedan interceptar a un posible enemigo.

-Vamos al simulador.

Realmente en el escuadrón operativo y volando como piloto

operativo de nuestra unidad, llevo cuatro meses.

Da la casualidad que soy el piloto más joven,

entré aquí con 23 años, me han llamado "el niño",

"the kid", "Justin Bieber", pero lo lidio bien.

Comandante, con su permiso.

-Sí, Rodrigo, pasa.

¿Qué tal?

-Bien, vamos a ver si sacamos adelante la prueba.

-Vamos a hacer tu prueba de tarjeta anual,

para que renueves tu licencia instrumental.

Tu misión para hoy, te he preparado un despegue Zaragoza,

la navegación va a ser hacia la base de Torrejón,

en las pistas tendrás problemas meteorológicos

y de algún avión que se ha quedado en la pista.

Tendrás que tomar tus propias decisiones.

-Es una reproducción exacta de la cabina,

la única diferencia es que las sensaciones que vamos

a tener y el ritmo cardiaco que vamos a tener

en el simulador no es el mismo que tendría en un vuelo real.

Soy Luis Olalla, soy comandante dentro del Ala 15.

El simulador es una herramienta de entrenamiento muy buena

para poder ejercitar todo aquello

que en la realidad sería muy peligroso.

Aquí ensayamos todo tipo de emergencias

que nos entrenan para que,

si ese tipo de emergencia ocurre durante el vuelo,

el nivel de tensión y de estrés se mantenga bajo

y tengamos la mente clara para poder resolverlo.

No ha sido tan difícil. -No, ha estado bien.

-Ha superado esta prueba con creces, te renovaremos la tarjeta.

-Vamos a aprovechar, hoy que no vuelo,

para visitar el taller de armamento y aquí es donde los pilotos,

cuando llegamos a la unidad, venimos a interesarnos

y a conocer un poquito toda la panoplia de armamento

que puede llevar el F18, que no es poco y es muy variado.

Es un avión, un cazabombardero,

por lo tanto puede cargar misiles aire-aire

y bombas, aire-superficie.

No paramos de aprender y lo que nos queda todavía,

porque esto es un mundo que no para de evolucionar

y no para de sacar cosas nuevas.

-Todo esto es todo lo que puede llevar un F18.

La última adquisición es el Taurus,

es un misil de aire-superficie de largo alcance,

pesa unos 1.500 kilos, tiene 500 kilos de explosivo

y tiene un rango de acción de unos 500 kilómetros.

Es importante que sepan qué es lo que llevan,

porque a última instancia son ellos

los que toman la decisión de lanzarlo o no.

-Lleva un guiador GPS. -Eso es.

-Se puede programar desde tierra dónde quieres que caiga esa bomba.

Realmente esto es un misil-bomba, y realmente es un avión.

-Esta es la bomba que sale en todas las películas,

esta es de fabricación española, es una BPG-2000, es penetradora,

tiene mucha carga explosiva, se utiliza para sitios

que estén fuertemente amurallados y que necesites una gran precisión.

La misión de un armero es,

aparte de tener que montar todo esto en los aviones,

cumplir todas las directivas de seguridad en el armamento aéreo.

-Muchísimas gracias por todo,

esto me ha servido de refresco, que lo necesitaba ya.

-Muy bien, encantado. -Nos veremos pronto.

Hemos venido al barracón de alarma,

que aquí es donde se encuentra, las 24 horas del día,

los 365 días del año, un piloto que está de guardia.

-En teoría, si no pasa nada, aquí no hay que hacer nada.

Esperar a que te activen,

te pueden activar por alguna alarma real

o por entrenamiento, para chequear que de verdad estás listo

en los tiempos que te dicen.

Son 24 horas aquí, manuales del avión

y documentación propia nuestra que conviene repasarlo.

Se hace largo si no pasa nada.

-Mi primera guardia fue hace no mucho,

además coincidió que tuve que salir a una misión de entrenamiento,

de escolta de honor.

-Cuando entra de alarma, como bien sabe él,

se le hace una bromilla para añadir más presión.

-Una novatada.

¿Qué le hicisteis?

Simulamos que había un avión en vuelo con una emergencia.

-Una emergencia imposible de resolver

y estaba en esta silla diciendo:

"Esto no puede ser, esto no sale en los manuales".

El piloto metiéndome presión por la radio.

Al final supe que era una broma porque le llamé a él.

-La sirena, que suena superfuerte, al final vas al avión,

porque en realidad vas al avión sin saber a qué vas.

Lo único que tienes que hacer es despegar,

en el aire ya te dicen que si es entrenamiento, si es real.

El avión está aquí detrás os lo voy enseñar, si queréis.

Como veis, tengo el casco ya puesto arriba.

Me subo y, mientras me estoy atando y poniéndome el casco,

ya estoy empezando a arrancar los motores.

Esto es barracón bunquerizado, en el camino que va

hacia la pista vamos pidiendo datos a la torre y autorización,

enseguida paran todos los tráficos

para que nosotros salgamos por la pista.

Ya lo veis,

estamos al lado, vivimos aquí, a escasos metros tenemos el avión.

También tenemos para pasar el rato, no todo va a ser...

Él llegó hace un año, ¿te acuerdas? -El recibimiento no pudo ser mejor,

llegar después de cinco años en la academia,

que vives en una burbuja que todo el mundo está por encima de ti,

llegas aquí y lo primero que te dan es

la enhorabuena por venir aquí tus propios compañeros, tus jefes.

La primera alarma real obtuvo sus frutos, porque me sacaron.

Tuve el privilegio de hacerle una escolta a Su Majestad

y todo esto no lo supe hasta que estaba volviendo.

Qué chulo eres en el suelo. -Hasta luego.

-Chao.

-Tenemos aquí una no identificada abandonando el término de Sevilla

con dirección norte, a Yankee Lima 371.

-A las 08:51 autorizado, Charlie Tango 01, adelante.

Salta la alarma,

se ha detectado una aeronave no identificada.

En menos de 15 minutos el avión despega

en busca del objetivo a derribar.

(Hablan en inglés)

-Hemos identificado al avión, que tenía pérdida de comunicaciones,

no es sospechosa y recuperamos el caza a su base de partida.

Activar a los cazas en caso de amenaza

y saber quién está volando, dónde y tenerlo identificado

es lo que se hace en un espacio militar restringido

al que accedemos con Rosa.

Hola, bienvenidos a Grunomac. Yo soy la teniente Rosa Rebanal,

estoy destinada en Grupo Norte de Mando y Control,

abreviado es Grunomac.

Soy jefe de la escuadrilla de personal y de apoyo

de esta unidad del Ejército del Aire.

La función de los centros de control

es la vigilancia del espacio aéreo español.

Por el aire pueden entrar muchas cosas,

es básica para la defensa nacional,

desde aquí se identifican todos los aviones que entran

en el área de responsabilidad nacional.

Tenemos aquí el edificio, bunquerizado, de alta seguridad.

Está a varios metros bajo tierra,

en estos casilleros tenemos que dejar los móviles,

porque no se puede introducir ningún dispositivo multimedia

al interior del búnker, por motivos de seguridad.

Este es el corazón de Grunomac,

es la sala de operaciones, es donde se hace la identificación

de todo el control del espacio aéreo español.

Os voy presentar al jefe de sala de hoy,

que es el capitán Francisco Granda,

es mi marido y tenemos la suerte de que estamos los dos destinados

aquí, lo cual nos permite conciliar muy bien la vida familiar,

que tenemos dos hijos, con la vida laboral.

En la vida militar está prohibido que tengamos

alguna relación orgánica, ni él es jefe mío, no podría ser.

-Atención, tenemos un avión desconocido sin plan de vuelo,

nivel de vuelo uno.

-Tenemos unos operadores de vigilancia,

que son los que se encargan de identificar

si realmente corresponde con algo que está sobrevolando

o determinan si la entrada de ese radar es un dato bueno,

ya nos da los datos de a qué altura está,

qué velocidad y rumbo lleva, para que,

en caso de que haga falta, hacerle un seguimiento.

Somos los primeros ojos,

el primer momento de detección de cualquiera

que quiera suponer una amenaza para nosotros,

estaríamos como primer objetivo a eliminar.

Aquí hay gente 24 horas al día haciendo este trabajo.

El aire no se deja de vigilar en ningún momento.

En ningún momento, todos los sistemas están redundados,

si nosotros tenemos un problema, nosotros mismos tenemos sistemas.

Si hay un incendio hay que seguir con la tarea.

Para eso tenemos unos procedimientos,

tenemos unos equipos de respiración.

En caso de que se diera la alarma de incendios

y que tuviéramos que evacuar,

se evacua primeramente el personal imprescindible,

y después los puestos clave,

se haría el reparto de estos equipos,

que serían de aporte de oxígeno para aguantar unos 10-15 minutos,

que sería el tiempo, que calculamos, que sería imprescindible

para hacer la transferencia al centro alternativo,

que es el centro que tenemos en Torrejón, Pegaso.

-Ya he terminado mi jornada laboral,

ahora empezamos con las tareas cotidianas,

de ir a recoger a los niños al cole,

preparar la comida, organizar la casa.

Lo cotidiano de toda la vida.

La base, aproximadamente, tiene un perímetro de 35 kilómetros.

Está dividida en tres grandes zonas.

Esta se llama Zona Sur, y es donde están instaladas

algunas unidades, como EADA, el Grunomac, Etesda,

y también tenemos todas las viviendas.

Hay una guardería, una tienda.

Calculo que hay unas 150 viviendas unifamiliares,

pero además hay residencias tanto de oficiales,

suboficiales y tropa.

En total puede haber muchísima gente viviendo.

Hemos llegado a la tienda.

¿Qué tal, Begoña? -Muy bien.

-¿Cómo va eso? Vengo a por el pan.

Esta es la única tienda, nos atienden fenomenal,

Begoña y la compañera.

Tienen un poco de todo. -Esta es una tienda del olvido.

Voy a hacer la sopa, fideos no tengo.

Para eso está Begoña.

-¿0,80? -Sí.

-Muy bien. -Gracias.

-Muchas gracias. Hasta luego, buen día.

Segunda parada, voy a coger el correo.

De aquí para casa.

Aquí están todos los buzones concentrados

de todas las viviendas, es mucho más cómodo para el servicio

de cartería de la base. Reparten martes y jueves.

Todo lo que trae cartería pasa el control de revisado,

lo pasan por rayos X para ver que no sea ninguna cosa

que pueda atentar contra el personal de la base.

Ahora nos vamos a buscar a los niños,

que vienen en el autobús del colegio.

Ahí vienen tus hijos.

Laura, dame un besito.

-¿Qué es esto? -Es un micrófono.

-Di "hola".

¿Cuántos años tienen? Seis y cinco.

Se llevan poquito.

Sí, 14 meses. Una locura,

al principio fue terrible, pero hemos salido adelante y ahora,

que ya son mayorcitos, nos organizamos muy bien.

Aquí vivimos, casi en medio del campo.

Está reformada completamente,

porque estas casas son de construcción americana.

Fueron las viviendas que dejaron los americanos cuando vivieron aquí.

Vamos a pintar algún dibujito, a ver qué nos toca,

nos toca el laberinto, el barquito tiene que llegar hasta los peces.

A ver qué te toca a ti, Diego. Toma un lapicero.

¿Ese te gusta? A ver, Laura, qué bien, genial.

Y tú también lo has hecho fenomenal, muy bien.

¿Cogemos la bici y nos vamos al parque? Vale.

Vas a patinar muchísimo hoy. A ver quién está en el parque.

Vete haciendo pompas, que lo sujeto.

Hola, buenas tardes.

¿Qué tal? Ellas son mis dos vecinas, las más cercanas,

aquí pasamos ratos con los críos.

Esta es nuestra vida de la base aérea.

¿Las ventajas? Como veis es una zona muy tranquila,

tenemos el trabajo al lado, tenemos una seguridad privada.

¿Las desventajas?

Que la mayoría somos de fuera, no tenemos a la familia cerca,

cuando nos hace falta no tenemos quién nos eche un cable,

tenemos que salir, a Zaragoza para todo,

estamos a unos 15 kilómetros.

En el parque, el ratillo que están los niños jugando,

nos dejan un poco tranquilas y charlamos un ratillo.

-El trato es de vecinas, de madres de compañeros de sus hijos.

Es más fácil acudir a una vecina que a un familiar

que tienes a 300 kilómetros. "Necesito que me cuides a la niña,

que la mayor se me ha puesto mala, que tiene fiebre".

-Me rompí el tobillo y a Rosa le tocó llevarme al hospital,

porque mi marido se quedó con los niños.

-¿Vamos a un columpio? Vamos.

Muy bien, Diego. Empújala un poco más.

El tuyo trabaja en un avión, su papá es piloto del Ala 15.

Nos toca irnos a casa. Hora de los baños.

Chicas, que paséis buena tardes. -Hasta mañana.

-Hasta mañana.

Estamos con el escuadrón de apoyo al despliegue aéreo,

son los encargados de asistir a las unidades aéreas españoles

allí donde se encuentren.

Acompañamos a la brigada de paracaidistas

en un salto masivo en una zona de combate.

Este es el reserva, ese es el principal.

Ajustando las gomas de reserva,

que es lo que deja que salga el paracaídas, ajustar las correas

para que esté cómodo para tu espalda el paracaídas principal.

Sacamos el principal de la mochila.

Estoy preparando para un salto táctico.

Mi medida es la cuatro,

como yo soy más grande, los otros son muy chiquiticos,

me cambio las medidas del paracaídas.

Son medidas de seguridad.

Son el mismo modelo de paracaídas y cada uno se prepara

el paracaídas para su espalda.

La tarjeta para ver que no haya caducado el plegado.

En los saltos paracaidistas está todo muy controlado,

hay mucha gente supervisando.

Ahora a esperar.

-Nuestro paracaídas es un SE-150, es un paracaídas de salvamento.

Tenemos un sistema cronométrico, con el que va por presión.

Si pasas por una cierta altura a una cierta velocidad,

hay un sistema que cortaría y sacaría el paracaídas.

Si es por caída accidental, en el que yo tengo consciencia,

tiene un sistema que puedo tirar de la anilla y saco el paracaídas.

En este caso voy de jefe de salto,

que tenemos que estar pendiente de la patrulla,

nos tenemos que asomar para definir la zona,

puede haber una caída, un accidente, un mareo,

y tener un sistema de seguridad en el que puedas salvar la vida,

llegar a tierra con seguridad. -Nos equipamos.

-Ponemos primero el casco,

luego procedemos a colocarnos la mochila, pesa bastante.

Tienes que atar los correajes de la entrepierna.

Me estoy ajustando la banda de pecho, que es lo que realmente

impide que se deslicen las bandas para atrás y te vayas de cabeza.

Y luego ajustándote todas las bandas,

tanto de las lumbares, que son estas de aquí.

Luego pediré ayuda a un compañero para que lo ajuste bien,

y las de las piernas.

Teniendo siempre cuidado con las zonas sensibles.

El paracaídas de reserva,

lo tendremos en la mano en todo momento,

en cuanto el jefe de salto nos dé la orden de enganchar,

nos engancharemos al cable que tiene el avión, y cuando salgamos,

esa cinta extractora es la que extrae el paracaídas principal.

En caso de que hubiese algún problema,

que el paracaídas no se abriese o que nos quedásemos enganchados,

tendríamos que accionar el de reserva.

¿En qué casos reales de misiones se requiere un paracaídas?

En caso de que tengamos que infiltrarnos en alguna zona,

vía aérea, sería para llegar a la zona, con tu fusil,

con tu mochila y hacer la misión que tengas que hacer,

tanto real como ficticia.

¡Paracaidistas, en revista!

Es una revista que se pasa,

aunque ellos se pasan revista antes de equiparse,

tienen que salir de aquí revisados por el jefe de salto.

Completamente cerrado y le daríamos la cinta.

A la orden, mi brigada, no hay novedad,

19 saltadores semiautomáticos revisados sin novedad.

¿Vais nerviosos antes de un salto? Siempre tienes el gusanillo,

pero los nervios, según vas saltando, se te pasan,

porque le vas cogiendo el gustillo y vas perdiendo los nervios.

Perfecto, no hay viento, tenemos un día para disfrutarlo.

Transportan el material y los contingentes

de forma segura a zonas de riesgo y en condiciones extremas.

Los militares que forman el escuadrón de apoyo

al despliegue aéreo son los primeros en llegar

y los últimos en retirarse.

Soy el capitán Federico Walls,

destinado en el escuadrón de apoyo al despliegue aéreo.

Soy el jefe de la sección

de aéreo transporte del EADA y lanzamiento de cargas.

Somos una unidad desplegable y podemos desplegar

todas estas capacidades en cualquier parte del mundo.

Nuestra misión fundamental es el apoyo

a las misiones aéreas de la OTAN en cualquier parte del mundo.

Proporcionamos lo que se refiere a "Force Protection", Shorad,

que es la artillería antiaérea de corto alcance,

controladores de combate, la carga y descarga de personal

y todos los medios de despliegue, como tiendas, contenedores,

cocinas, comedores.

Ahora estamos preparando un Nissan Patrol para lanzarlo

en una misión extranjera, que ahora no puedo revelarla.

Para lanzar este tipo de vehículo, que es para un reabastecimiento

de una unidad, que esté sitiada o que sea de difícil acceso,

se necesita una instrucción. Hay dos tipos de lanzamiento,

el lanzamiento a baja o alta velocidad en caída libre,

llega a alcanzar velocidades de 100 kilómetros por hora.

Vamos a lanzar este vehículo desde un avión de transporte.

Aquí vamos a ver como el cabo primero Sergio Rubio

está coordinando los distintos cortes

de este material, que es un "honeycomb",

su misión fundamental es amortiguar ese impacto con el suelo.

-Estamos preparando los tacos donde va suspendido el vehículo,

hacen un efecto de dispersión del peso

en la superficie de la plataforma

y aparte tiene un efecto de amortiguación

cuando el vehículo toca tierra, para que no sufra daños.

Está colocado en puntos específicos del vehículo resistentes,

zonas del chasis, ejes, para que el coche no se dañe.

-El peso lo aguanta en una dirección

pero podemos ver que no aguantaría en otra dirección.

-Hay que subir un poco más, que no nos cabe.

Vamos ajustando poco a poco, levantando lo mínimo posible,

vamos haciéndolo poco a poco, porque prefiero elevar lo mínimo,

por si hubiera cualquier tipo de incidente,

cuanta menos altura mejor.

¿Se tarda mucho en preparar esto? Una mañana entera.

En el momento de la salida del avión,

sufre una aceleración la plataforma bastante considerable,

tiene que ir todo sujeto y asegurado.

-Este es uno de los paracaídas que llevaría el vehículo.

Está desplegado,

es de seda y tiene unas dimensiones de unos 30 metros de diámetro.

En función del peso del vehículo o de la carga,

se pondrá más o menos paracaídas,

es para que sustente la carga y caiga en perfectas condiciones.

El coche ya está preparado para lanzarlo,

vamos a hablar con las tripulaciones aéreas.

Ahora vamos a ir al polígono de tiro,

donde vamos a ver la operación de la artillería antiaérea.

Estamos en Bárdenas Reales,

donde estamos viendo un puesto de tirador de mistral,

está compuesto por cuatro tiradores.

Vamos a ver el radar de vigilancia, de adquisición.

-Mi misión es vigilar todo el área de responsabilidad para poder

encontrar los aviones enemigos y los aviones amigos para poder

pasarle a él el que tenemos que abrir fuego sobre él.

Una vez que sabemos cuál es el malo

y comprobamos si está emitiendo medidas de guerra electrónica o no,

le paso todos los parámetros al controlador,

donde se encuentra la distancia, rumbo y altura.

En ese momento, el controlador, con los distintos puestos

que tenemos de ala mistral o de las secciones de fuego,

designaría el que estuviera con más probabilidades

de hacer fuego efectivo sobre ese avión enemigo.

Tráfico, en radial 130,

distancia 9 kilómetros, 5.000m ahora mismo, rumbo este.

Va muy bajo, se está perdiendo, ahí está, ahí pinta de nuevo.

Ese es falso, el que está enganchado,

te lo voy a sacar por estimación.

-(RADIO) Tráfico, 270, 10 kilómetros.

-270, 10 kilómetros. -(RADIO) Altura 1.000.

-1.000 metros de altura. -(RADIO) Radial 290.

-Cambia a 290. -Vale, visto, activa.

Fuego en 010, 5.000 metros.

-Soy el soldado Rentería,

nuestra misión es detectar posibles aeronaves hostiles,

con el objetivo de neutralizar la amenaza,

en nuestro argot militar: "Alfa".

El tipo de misil que hemos disparado ha sido un mistral,

ha sido un misil tierra-aire de corto alcance.

-Para mejorar el entrenamiento de los pilotos de transporte

o pilotos de caza,

este tipo de cohete, que se vería el humo y el piloto,

aparte de sus alertadores, que puede tener dentro del a cabina,

vería algo saliendo de tierra que viene hacia él.

Nuestra misión ahora mismo sería hacer que ninguna aeronave,

sea de transporte o de caza, se acerque a esta posición,

que la tenemos que defender a toda costa.

-¡Fuego!

-¡Maniobra! Reacciona el avión.

-En 330. -200 metros.

-¿Lo has hecho? -Ha sido un combate efectivo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Misión aérea

FAS - Misión aérea

09 feb 2016

El Ejército del Aire tiene asignada la misión de la defensa del espacio aéreo español, así como mantener la seguridad internacional en operaciones de paz y ayuda humanitaria. En FAS, Misión Aérea conocemos a los militares encargados de realizar estas tareas.

ver más sobre "FAS - Misión aérea" ver menos sobre "FAS - Misión aérea"

Los últimos 11 programas de FAS, Misión en ...

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Miguel A.

    Muy bueno. Que pena que no se pueda ver en mejor horario

    10 feb 2016
  2. Tano

    Un orgullo haber servido en el Ala 11 de Manises. La 54, reemplazo 2/85. Vista, suerte y al toro!

    10 feb 2016