www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3463798
No recomendado para menores de 7 años Esto es vida! - 29/01/16 - Ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a "Esto es vida!". Esta niña se llama Gema

y no puede hablar porque tiene parálisis cerebral.

Pero se puede comunicar con su familia a través de sus ojos.

Hoy vamos a saber cómo es el día a día de Gema.

Comenzamos.

Esto es vida.

Si le sonríes, te sonríe cada día.

Quiérete, mímate día a día.

Después conoceremos un poquito más de esta niña tan maravillosa,

pero ahora llega el momento del doctor De Benito,

así que, ¿cómo se llama el laboratorio más loco de la tele?

(PÚBLICO) ¡Locuratorio!

El "Locuratorio", efectivamente.

Hoy vamos a ver algo muy mágico.

Fíjate lo que tengo aquí. ¿Sabes lo que es esto?

Pues dos... Bolas de metal. Sí, de metal.

Efectivamente. Hasta ahí, ¿no?

Parecen normales y corrientes. Has acertado, es correcto.

Son dos bolas de metal

porque vamos a hablar de algo que niegas insistentemente,

algo que existe entre tú y yo, magnetismo,

una atracción y que lo niegas insistentemente,

te empecinas en que no existe la atracción magnética.

Mira, esta bola que has visto, ponla sobre mi puño.

¿Qué pasa?

Voy a hacer equilibrio con nuestras bolas.

¿Con las dos? Sí, sí.

Se van a caer. ¿Las suelto? Suéltalas, suéltalas.

Cuidado, cuidado.

Esto no lo habíais visto. ¡Hala!

Se caen, se terminan cayendo, ¿por qué?

Porque nuestro magnetismo tiene un tope.

Hasta un punto, ¿no?

¡Oye! ¿Pero cómo haces eso? ¡Ah! Te lo voy a enseñar.

Esta bola que ves es una bola normal, pero aquí tengo un imán.

Esto es un imán, este es el truco, amiga.

Y te voy a enseñar cómo un metal puede flotar en el aire.

¿Un metal? Sí.

Lo vamos a ver volar en el aire.

¿No te lo crees? No.

Sabes que no me creo nada hasta que me lo demuestras.

Esto que ves, una parafernalia,

simplemente es un tubo de cobre. Está hueco.

De hecho, hemos conectado una cámara para que podáis ver por dentro

que el tubo no tiene trampa ni cartón, está hueco.

De manera que, si tiras una bola a través del tubo, ¿qué pasará?

Que se cae. A ver, lo comprobamos.

A ver... Tírala.

Se cae. Ha aparecido por aquí.

Ahí está... Qué chulo. Vamos a verlo otra vez.

Venga, sí. Con otra bola.

Se cae.

Y, si esto mismo lo hacemos son este imán, ¿qué pasará?

No sé qué decirte. Mira, el cobre...

No se atrae igual que esto, no es un imán.

Sin embargo, produce un campo magnético muy fuerte a su alrededor.

Es un campo magnético muy fuerte

de manera que, si lo tiramos por aquí,

vemos que el propio campo magnético rebota con las paredes del tubo

y estorba a su caída.

Vamos a ver...

¿Qué crees que pasará si yo tiro este trozo de hierro,

es hierro, a través de aquí?

Yo te diría que caer. ¿Pongo la mano debajo por si cae?

Sí, sí, ponla.

¡Por favor!

Oh... ¡Qué chulo!

Parece que lo has hecho a cámara lenta.

Y no es cámara lenta. No es cámara lenta.

Lo estamos haciendo en el momento. Mira, mira, mira, mira.

¡Hala!

Sí, efectivamente. Me encanta esto.

Sí, además, mira, sujétame esto que no nos hace falta ahora.

Las bolas. No he querido decir qué esto.

No pasa nada.

Porque lo vamos a ver

cómo, si somos capaces de girar el...

el tubo con una cierta rapidez,

cuando esté cambiando de dirección,

veremos cómo mantenemos el trozo de hierro

en el interior flotando.

¡Ah, vale, vale! Antes de que llegue...

Corre, corre, corre.

¡Ay! Lo tapo.

Lo tapas. Sí, lo tapo.

Que se cae, que se cae. Es que tiene un tiempo, claro.

Y lo mantenemos dentro flotando.

Veis en la cámara cómo se queda flotando.

Parece un astronauta. Exacto.

Es como si estuviese con una...

En un campo de poca gravedad.

Como los astronautas cuando flotan. Sí, igual.

Este efecto también lo vemos,

el magnetismo también funciona para la resonancia magnética

y todas estas aplicaciones que tienen biomedicina

son muy interesantes porque los campos magnéticos que producen,

esto son imanes de alta capacidad y muy potentes,

pueden ser muy útiles para investigaciones médicas.

Se están aplicando ya.

El que tenga un marcapasos que no se lo ponga cerca

porque todas esas cosas, corrientes magnéticas o tarjetas de crédito

te las descodifica. Cuidado.

Pero vemos una aplicación muy práctica

de cómo el magnetismo es útil en medicina.

Nosotros tenemos mucho magnetismo, no sé por qué has dicho eso.

Si nos ponemos de espaladas, nos repelemos.

Muchísimas gracias, como siempre. Un aplauso para el doctor De Benito.

Y ahora te devuelvo los artilugios

porque quiero que estén muy atentos al siguiente vídeo.

Se lo digo porque seguro que no les va a dejar indiferentes.

Van a conocer a Gema, una niña de 7 años

que no puede hablar porque sufre una parálisis cerebral.

Sin embargo, es capaz de comunicarse con su familia con sus ojos.

Atentos.

(PC) "Mamá kuki, yo quiero beber agua".

-¿Y cómo se piden las cosas?

-"Por favor". -Ah, vale.

Venga.

Cierra el pico, enana.

-"Dame un beso. Cuánto te quiero".

-¿Me das un beso?

¿Así chulo?

-"Hola televisión".

-Hola, Gema.

Increíble esta forma de comunicación que tiene tu hija.

-Este dispositivo le calibra

el movimiento de los ojos.

Este ratón ella lo maneja con los ojos,

igual que nosotros lo manejamos con la mano, ella con los ojos.

De no poderte comunicar con ella, un poco por intuición,

a que te diga realmente lo que quiere y lo que necesita en cada momento.

-"Mamá, quiero pintar, por favor". -¿Ahora quieres pintar?

Eran sesiones de 45 minutos

dos veces a la semana. Durante un año más o menos.

-Gema...

¡Ay, qué sonrisa!

Ya me sonríes y todo. Nos estamos haciendo amigas.

Cuéntame, ¿cuántos añitos tienes?

¿Te gusta salir en la tele? Huy, que vas al NO.

Ah, sí te gusta.

-¿Enamorada, Gema?

(Risas)

¿Recuerdas la primera frase?

-La primera frase fue pedir un beso mi padre.

Vino corriendo y dijo: "¿Qué quieres?"

Le dijo: "Dame un beso, cuánto te quiero".

Ese día fue llorar todos.

Porque fue realmente darte cuenta

de que te estaba mostrando un sentimiento, no una comunicación,

ya no era comunicarse con ella.

Era expresar lo que sentía en ese momento.

-¿Tú también lo has notado en su forma de ser?

-Mucho.

Cuando alguien está jugando a tu lado, siempre miras.

Imagina cómo te sientes.

Eso era lo que sentía ella con su hermana.

Ella siempre miraba cuando su hermano jugaba a Pou

y ahora ella tiene Pou en el ordenador.

Ella es dueña de sus decisiones.

-¡Corre, venga, corre!

Te voy a matar, bruja mala.

-Antes te comunicabas por descarte. -Por descarte.

Ibas preguntando e ibas diciendo:

"Gema, te duele de cintura para arriba, para abajo..."

Ibas descartando.

Cuando ella nos decía siempre que le dolía,

llegabas a la boca, sin preguntar más,

directamente le anestesiabas con una cremita los dientes.

Y un día nos dijo que le dolía la lengua.

Resultó que tenía una llaga debajo de la lengua y no era la primera.

O sea, que había tenido muchas, dijeron en el médico.

Ahí te das cuenta que es tan preciso

que te puede llegar a decir lo que le duele.

-Gema está aprendiendo a leer y a escribir también.

Que eso es un gran paso hacia delante.

-Es un futuro para ella.

¿Quieres jugar en Internet, por favor?

¡Madre mía!

Mi hija estaba condenada a estar en una silla de ruedas

sin hacer nada y mirando al techo siempre,

y ahora, gracias a la tecnología,

va a ser una persona normal, como tú y como yo.

Di adiós.

-"Adiós, gracias".

(Aplausos)

Qué maravilla. Se lo he dicho,

que no se iban a quedar indiferentes cuando conocieran a Gema.

Aquí está con nosotros su madre, Ruth. Buenas tardes.

Buenas tardes. Y bienvenida.

Qué ojos.

Estábamos viendo el vídeo y me lo decías tú, qué ojos tan bonitos

tiene Gema. Sí, le hablan.

Son ojos que le hablan.

Y, bueno, es una niña que su capacidad motora es muy reducida

y su comunicación era, con la familia poco fluida,

pero con el resto del mundo era una comunicación inexistente

porque no se podía comunicar,

muchas veces no puedes entender lo que quiere decir

ni ella te sabe expresar sin un medio lo que te quiere decir.

Pero gracias a este programa de Irisbond

estáis descubriendo que tiene mucho que transmitir y contaros.

¿Cómo recuerdas ese momento,

ese primer mensaje, esas primeras palabras

que os trasmite a través del programa?

Pues todo fue un poco...

Bueno, te puedes imaginar, con muchísima emoción.

El proceso de adaptarte a Irisbond fue un proceso muy de un tiempo.

Ella estuvo entrenando la mirada,

aprendiendo a utilizar el dispositivo a través de juegos,

pero en el momento que instalaron ya el suyo en casa

y lo primero que hizo una barrida de todos los pictogramas que había,

y lo primero que dijo realmente que sentía que quería decir

fue pedir un beso a mi padre.

Y eso fue, te puedes imaginar.

Todos en casa llorando

y ella mirando y diciendo: "Hablo y lloran. Madre mía".

Me imagino el momento tan impresionante.

Gema ahora mismo tiene 7 años.

Cuando nace ya te dicen que tiene este problema,

que tiene parálisis cerebral.

No sé si fue por problemas en el parto...

Fue un problema que sucedió en el parto

y cuando nació subió directa a la UCI y ya éramos conscientes

del problema que había, un problema serio,

aunque no alcanzabas a saber la envergadura,

pero sí que éramos conscientes que había sucedido algo gordo

y que algo malo estaba pasando.

La parte mala fue que pasó,

pero la parte buena que ella nació muy crítica

y desde que salió de mi barriguita empezó a luchar.

Y fue superando ella misma sus propios problemas

y quedó con una secuela física bastante importante,

pero, a nivel cognitivo, es una niña totalmente normal

de 7 años y medio.

Que hasta hace poquito no ha podido transmitir

todo lo que tenía que transmitir,

como cualquier otra niña de 7 años.

Ya os ha empezado a hablar a través del programa, se comunica,

pero esto está siendo una evolución, queda mucho,

quedan muchas cosas por decirte.

No sé si hay algo que todavía no puedo expresar.

Son dos cosas.

El manejo de Irisbond es un manejo...

Ella lo que hace es manejar el ordenador con sus ojos.

El ratón lo mueve a través de su mirada.

Para mí, visto como una madre,

para que todas las mamás lo entiendan qué es lo que me gustaría,

está la vía de la comunicación que, para mí prima y es muy importante,

que se hace a través de pictogramas,

son paneles de pictogramas con familias.

Ella te va creando frases.

Empiezan desde menos complejas hasta llegar a un nivel más complejo.

Para mí una cosa que es muy importante

es que está aprendiendo a leer y a escribir.

Eso creo que le va a dar un futuro el cual no tenía.

Eso supongo que, cuando te lo dijeron,

no sé si te podías haber imaginado que iba a tener la oportunidad.

Nunca, nunca. Siempre imaginabas que no.

Además, es así.

Por desgracia, muchas veces no se alcanzan grandes metas

con niños como Gema

porque no hay un medio por cual ellos te puedan expresar de forma fiable

los conocimientos que tienen.

Porque Gema, tú le manejas todo.

Ella no maneja nada de su cuerpo.

Cualquier cosa que te quisiese decir, tú se la ibas guiando.

Ella, por suerte, algo que puede manejar son sus emociones

y sus deseos, y poder expresarlos.

Y algo que no podía hacer que también es importantísimo,

lo decías en el vídeo, jugar con su hermano

y poder interactuar como cualquier otra niña con su hermano.

Ellos juegan ahora juntos. Ellos siempre han tenido...

Tengo la gran suerte de tener unos hijos

que se quieren el uno al otro con locura y de una forma especial.

Para mí era muy triste cuando veía jugar a Roberto y ella miraba.

Como diciendo: "Jo, me toca a mí, ¿mi turno cuándo llega?"

Entonces... Me emociono un poco. Eso, como madre,

te quedas y dices: "Siempre está pensando cuándo llega su turno".

Pero ahora ya está su turno y ahora no deja jugar a su hermano.

Y eso es, te puedes imaginar, como madre y como padre, lo es todo.

Me lo puedo imaginar que, desde luego,...

Se está emocionando, es normal.

Lo bonito es lo que habéis conseguido con Gema

y sobretodo todo el futuro que tiene por delante

por conseguir con esa mirada tan bonita que veíamos

al principio que tiene tu hija.

Te agradezco muchísimo que hayas estado con nosotros

esta tarde en "Esto es vida!"

y está aquí, al lado de nosotras, el doctor Uríbarri

que nosotros esta lámpara tan especial

la utilizamos para explicar muchas de las cosas

que pasan en nuestro cerebro

y con ella nos vas a explicar lo que ocurre

en cerebros como el de Gema. Exacto.

Este es nuestro cerebro, os lo he contado alguna vez.

Está totalmente defendido porque funciona perfectamente bien

todas las neuronas, nuestra corteza cerebral,

le llega la sangre, el azúcar, el oxígeno que necesita para funcionar.

Entonces, esta corteza cerebral controla nuestros movimientos,

nuestras sensaciones.

Si tocamos algo que quema, algo que duele, algo frío,

eso nos llega a la corteza cerebral, esa información.

Es la que te las órdenes para mover un brazo, una pierna,

para hablar como hago ahora, para entender,

para nuestros afectos.

A esta persona reconozco, a esta no...

Toda esta información está aquí.

Para oír, para el gusto, para el olfato.

Todo está en la corteza cerebral.

¿Qué pasa con la parálisis cerebral? ¿Qué le ha pasado a Ruth?

Que ha sufrido un daño en una parte de su cerebro,

bien durante la gestación o durante el parto,

el momento más crucial de nuestra vida,

o en los primeros 3 o 4 años de vida.

Y ese daño...

Por ejemplo, apago esta parte de la corteza cerebral.

Ya no se recupera.

No avanza, no afecta a más parte de la corteza,

pero tampoco se recupera porque ya está dañado irreversiblemente.

Ha dejado de llegarle oxígeno y azúcar durante un tiempo

y hemos perdido la función de esta parte del cerebro.

Puede ser que no puedas mover un brazo

o que no puedas mover media parte del cuerpo

o que no puedas mover las piernas o ninguna extremidad.

Eso es en lo que consiste la parálisis cerebral.

Un daño cerebral fijo, continuo, irreversible,

que se ha producido en las primeras épocas de la vida.

Tenemos un diagrama, un homúnculo se llama,

en el que podemos ver, lo pueden ver ustedes,

cómo el cerebro nos ve a nosotros.

Podéis ver ahí dibujado,

se ve la parte de la cara, los labios, los ojos,

que tienen una gran representación en la corteza cerebral.

También las manos.

La cara y las manos es una parte con una sensibilidad tremenda

y con una movilidad afín a una motricidad fundamental.

En el cerebro,

la representación de la cara y las manos es muy amplia.

Otras partes están menos representadas.

Así es como el cerebro nos ve a nosotros.

Muchísimas gracias, doctor,

por explicarnos de una manera tan gráfica qué ocurre,

desgraciadamente, en algunos niños como le ha ocurrido a Gema.

Como hemos dicho, afortunadamente,

va a poder expresarse a partir de ahora,

y aprender a leer y a escribir, y tener un futuro por delante.

El Omega 3 es bueno para el cerebro.

El Omega 3 es bueno para el cerebro.

Ya sabe nuestro público, le hemos dado la manopla.

Si creen que es mito, tiene que levantar el color rojo,

si creen que es realidad, el verde.

Adelante, ¿el Omega 3 es bueno?

¡Hala! Vaya vergel tengo por aquí, casi todos verdes.

Solo cuatro que piensan que es un mito

y en la grada de enfrente...

Realidad total. Realidad a tope.

Realismo puro.

Todo el mundo cree que es realidad. Casi todos.

¿Tenéis un micro para dejarme un momento?

Hay algunos que han dicho que no.

Me gustaría preguntar algo

antes de que nos responda Paloma.

Creen que es bueno, ¿verdad? ¿Quién ha dicho que es bueno?

Vale, ¿qué es el Omega 3?

Vale.

¿Qué es el Omega 3?

Y yo no sé muy bien lo que es, pero está en el pescado, en las sardinas.

Bueno, va encaminado. Bueno, bueno, bueno...

Por lo menos, por lo menos.

(HABLAN A LA VEZ)

El Omega 3 es un ácido.

El ácido Omega 3 está, como ha dicho bien, en pescados,

sobre todo el pescado azul, las sardinas tienen mucho Omega 3.

También, por ejemplo, las nueces son muy ricas en Omega 3.

¿Queréis saber si es un mito o una realidad

que es bueno para el cerebro? A ver...

Por cierto, esto con lo de Alfa, Omega, nada que ver, ¿no?

Nada que ver. Vale.

¿Es mito o es realidad, doctora?

Pues es... Tenemos redoble.

Es realidad. Claro, muy bien.

Tienen razón, seguro que lo han oído muchísimas veces

que el Omega 3 es fundamental

para el desarrollo del sistema nervioso central

y es importante para la agudeza visual.

Ya saben, tenemos que comer alimentos ricos en Omega 3,

también el Omega 6, parecido, es importante,

que está en pescados azules, sardinas, nueces, y es muy bueno.

Ya saben, todos a comer Omega 3.

Yo lo sabía porque en los embarazos te lo recomiendan mucho.

Muchísimas gracias, doctora Borregón.

Ahora le voy a pedir al doctor Luis de Benito que me acompañe

porque ha llegado el momento...

Perdón por atracaros así,

pero sabía que algunos lo del Omega 3 no lo íbamos a tener claro.

Pero ha llegado el momento, no de preguntaros a vosotros,

sino de que vosotros nos preguntéis, le preguntéis a él

en "Tengo una pregunta para usted doctor".

Vamos con la primera pregunta. ¿Quién la realiza?

Le quería preguntar

por qué a veces, cuando voy al baño

hago de vientre con sangre.

La sangre en las heces siempre es un motivo de preocupación.

Hombre, normal, ¿no?

Hay que decir, es verdad, que mucha gente consulta por eso.

El que haya sangre en las heces no es normal, es patológico.

Lo que sí que es importante es saber el origen de esa sangre.

No es lo mismo que sea de unas hemorroides, una fisura

o una grieta que hay en el ano, que es lo más normal,

"Noto sangre al limpiarme en el papel",

bueno, pues es lo más frecuente.

O que sean gotas que ve uno en las heces.

Generalmente, sangre roja, rutilante, fresca.

Normalmente viene de abajo,

pero puede ser que venga de divertículos

o que venga de algún pólipo o alguna úlcera o de algo más arriba.

Es importante, cuando uno ve sangre en las heces,

saber de dónde viene.

Generalmente no es una causa peligrosa ni preocupante,

pero lo más preocupante es no saber de dónde viene.

Por cierto, ¿con agua oxigenada es verdad

que se puede saber si la sangre...? Si uno ve sangre roja, es sangre.

¿De dónde viene?

Se suele utilizar sobre todo cuando hay sospechas.

El agua oxigenada, como hemos visto en algún experimento,

cuando uno echa sobre la sangre, salen burbujas.

¿Tendría que ser sobre las heces? Sobre las heces.

Si hay burbujas... Si burbujea, hay sangre.

Bueno, esto es mejor que lo haga un médico,

pero en un momento dado sabemos... Hay gente que lo hace en casa.

"Le he echado agua oxigenada y he visto burbujas".

Pues muchas gracias, doctor. Gracias a usted, siguiente pregunta.

Por allí. Pues póngase de pie, por favor.

Pues buenas tardes. Buenas tardes, señora.

Me llamo Mari y quería preguntarle, doctor,

que por las noches me siento, no todas las noches,

pero me siento como un poco de ahogo.

Aparte del ahogo, conforme me está pasando eso,

se me seca la boca totalmente. Hasta el cielo de la boca.

Y me dura un poquito.

Tengo en la mesita un poco de agua y la bebo.

No sé si hago bien o hago mal.

Es una pregunta muy frecuente.

¿Le pasa cuando ya está dormida o al ir a dormir?

Sí, sí.

¿La ha despertado alguna vez? Sí, sí.

Es una pregunta interesante.

Hay dos causas. ¿Se le hinchan los pies?

Pues sí.

¿Ves? Las dos causas más frecuentes de este fenómeno que dice,

levantarse por la noche con sensación de ahogo son dos.

Uno, que el corazón a lo mejor no funciona bien

y tiene una insuficiencia cardíaca,

se retiene un poco de líquido y va a los pulmones.

Cuando una está tumbado,

nota como que hay un ahogo. Late peor el corazón.

Esto, normalmente, le pasa a los que se le hinchan los pies.

Otra causa muy frecuente cuando uno no tiene problemas de corazón

ni se le hinchan los pies,

es porque le suba el reflujo del estómago.

El maldito reflujo.

Eso suele dar amargor de boca, sequedad, picor, irritación.

Es muy molesto.

Hay algunas personas que notan incluso ahogo.

Que se levantan con sensación de que se van a morir,

con broncoespasmos.

Yo digo, con toda la saliva que segregamos durante el día,

no sé cuando llega la noche qué saliva tengo.

Son litros al día. Y a la noche es seca que te molesta.

Por eso hay que investigarlo.

El agua me rehace un poquitín de tener otra estimación.

Hidrata.

A uno le da miedo acostarse,

a ver si me vuelvo a dormir y me vuelve a pasar.

Son noches muy angustiosas y hay que averiguar el origen.

El corazón o el estómago suele ser...

Y tanto que son angustiosas, de verdad.

Yo no tanto,

pero durante el embarazo sufrí el reflujo y es bastante incómodo.

Muchas gracias, doctor. Gracias a usted.

¿Alguna pregunta más por esa grada?

Hola, buenas tardes. Buenas tardes.

Quiero saber si es preocupante o no

tomar aspirina y que, al hacer de vientre, las heces sean negras.

Ay, las heces negras, que buena pregunta.

Lo pregunta mucha gente. Con el hierro pasa.

Y con las espinacas, que ya las como. Espinacas, hierro...

Pero con la verdura no me preocupa. Ya con la aspirina...

Siempre que una persona consulta por cacas negras...

Esas cacas negras siempre mosquean.

Han oído decir que puede ser porque está sangrando u otra cosa.

Ahí es donde viene, a lo mejor,

lo del agua oxigenada que comentabas antes.

Cuando hay dudas... analiza lo que has comido.

¿Chipirones en su tinta? ¿Espinacas? ¿Qué puede poner cacas negras?

Si uno no encuentra nada ni toma hierro ni...

¿Pero tiene que ser...? A lo mejor es una chorrada lo que voy a decir.

¿Tiene que ser comida negra para que se ponga negra?

No necesariamente.

Ah, como has dicho lo de los chipirones...

A mí me preocupa la aspirina. Claro, el ácido acetilsalicílico

puede provocar, como todos los antiinflamatorios,

erosiones, heridas, úlceras en el estómago...

Y entonces lo que a uno le mosquea es que lo que ve negro por abajo

sea que está sangrando. Eso es lo que le mosquea.

¿Puede ser? Claro.

Pero las cacas negras son negras, brillantes, adherentes,

se adhieren a la taza, muy malolientes...

es lo que llamamos... técnicamente se llaman melenas.

Viene del griego "melano" que significa negro.

Cuando uno ha visto melenas no se le olvidan... por el olfato nunca.

Eso es señal de que uno está sangrando.

Si uno de cacas negras y tiene duda,

a lo mejor sí que tiene que ir al médico para ver...

si se está desangrando dentro. Puede ser hasta una urgencia.

Pero la mayor parte de las veces los pacientes saben distinguir.

Puede ser del hierro, porque son grises, no del todo negras.

Pero la pregunta es muy pertinente.

Hay mucha gente que toma aspirina y se mosquea.

No sabe si la tiene que seguir tomando,

puede que sea más perjudicial que beneficioso.

Mejor ir al médico. Si uno tiene dudas,

mejor es deshojar la margarita con el médico y luego ya...

Muchísimas gracias, doctor.

Gracias, doctor De Benito,

una vez más por resolver todas las dudas de nuestro público.

Ahora vamos a otro tema totalmente diferente.

¿Ustedes se consideran personas celosas?

Bueno, pues mientras lo piensan

veamos lo que nos han dicho en la calle.

Los celos son una respuesta emocional de las personas

cuando sentimos amenaza hacia algo que queremos

y creemos que nos van a quitar.

Nos pasa con las personas y puede ser, en cierto modo,

hasta una enfermedad.

Vamos a ver que nos cuenta la gente en la calle.

¿Eres celosa? Sí, soy celosa.

-Simplemente lo justo.

-Al principio sí, pero ya con los años no.

-Bastante.

-Normalmente no soy celoso.

Soy celoso si la otra persona da motivo para serlo.

-Yo un poquillo. Si se me dan celos... los tengo.

¿Su marido es celoso? No, no es celoso.

Y usted tampoco. Lo normal.

-Todo el mundo es celoso, lo que pasa que unos lo demuestran más que otros.

-El que diga que no es celoso miente.

-Soy un tipo de celoso que no es controlador.

-Cuando quieres a una persona unos pocos celos no vienen mal.

-Es algo negativo para la relación.

-Y he tenido alguna pareja que ha sido celosa controladora.

-Yo le miro el móvil, la agenda, el Facebook, todo.

-Mirarme el móvil e intentar saber dónde estoy, qué hago...

-Todo el día me preguntaba con quién estaba, dónde estaba...

-Él lo hace cuando yo no estoy y yo lo hago delante de él.

-Ver a quién llamas, el número de mensajes, con quién estás hablando...

Ese control es preocupante.

-No poder conocer más a otra persona

simplemente por la limitación de los celos.

-Alguien que se arrima demasiado, que se pone un poco encima del hombro...

Ahí sí... Eso no me gusta.

-Los celos es una enfermedad que no se cura.

-Es una enfermedad para la persona que es manipuladora y celosa

como puede llegar a crear una enfermedad

a la persona que está siendo controlada.

-Los celos son un sentimiento cruel, sobre todo para los que lo parecen.

-Hay que quererse primero. Eso es muy importante.

-Es más sano para ti estar solo

que estar con alguien que te está controlando a todas horas.

-Me está preocupando esta entrevista.

Creo que dentro de tres cuartos de hora

me voy a divorciar de esta mujer.

Bueno, hay opiniones para todos los gustos.

Algunos confunden o dan una equivalencia entre amor y celos.

Si estás enamorado tienes que ser un poquito celoso.

Otros se clasifican: un tipo de celoso no controlador...

Opiniones para todos los gustos.

Quiero preguntar a nuestro público

y que nos digan quién se considera celoso, una persona celosa.

Manos por ahí arriba. Se miran algunos...

¿Por allí se consideran celosos? Ahí una, dos...

Por aquí. ¿Te consideras celosa? Sí.

¿También crees que hay tipos de celos? ¿Qué tipo los haces?

Yo soy celosa porque lo mío es mío y no me gusta que lo toque nadie.

¿Y que lo miren? Mirar es gratis, pero tocar no.

¿Y tu pareja también puede mirar? Ya que mirar es gratis...

Yo le dejo mirar, pero que no diga nada.

Ah, puede mirar pero no decir nada. Bien...

Entonces me cabreo.

¿Crees que es bueno que sintamos celos?

Hasta cierto punto. Siempre que no sean...

Siempre que no llegue a ser

que te dé a elegir entre tu pareja y tus amigos.

Mira, un buen límite. ¿Por aquí hay más celosos?

¿Celosa también? ¿También eres de "lo mío es mío"?

Sí.

¿Si viene una chica guapa os ponéis nerviosas porque tu pareja le mire?

Sí. No puede mirar. ¿No puede mirar?

Puede mirarme a mí.

¿Y si sale en la tele una chica guapa? ¿En un anuncio?

Tampoco. Bueno...

Aquí veo niveles de celos...

Se me revolucionan.

Por cierto, doctora Borregón, me ha encantado verla en la calle.

Le hablo de usted así, como señora reportera.

Muchos celosos te has encontrado. Muchísimos celosos.

Lo más sorprendente es que la gente me decía... que lo normal.

Como si lo normal fuera ser celoso. No. Lo normal no es ser celoso.

Lo normal es ser normal.

Doctora, ¿usted es celosa normal, o celosa...?

Yo creo que siempre hay que escuchar a la otra parte,

pero yo soy celosa normal. No soy excesivamente celosa.

Gracias, doctora y perdona por meterte en estos bretes.

Esta con nosotros nuestra psicóloga Alejandra Corredera.

Lo primero, Alejandra, ¿por qué somos celosos

y qué es eso de ser celoso normal?

La verdad que ser celoso es algo de los seres humanos por naturaleza.

Somos celosos porque sentimos. Sentimos miedo, sentimos rabia,

ante la posibilidad de perder a la persona que queremos

o de que se acerquen a ella.

Nos da miedo y por eso se disparan los celos.

Yo ahora no estaba siendo celosa de su plano,

es que estaba colocando el micro.

Me han visto aparecer así y era por eso.

¿Realmente no son peligrosos esos celos?

Nos sentimos halagados y no sé si deberíamos sentirnos halagados.

Claro, depende del grado.

Hay momentos en los que este nivel de celos elevado

genera muchísimo estrés en la pareja y grandes rupturas,

pero tener ese picorcillo de que se acerquen a mi pareja...

Si lo tenemos dominado, no pasa nada.

Si no tiene mayores consecuencias...

Por si acaso fuésemos una de esas personas que siente celos

y no lo puede remediar pero lo quiero evitar,

¿hay algún consejo, algunas claves que podamos seguir?

Lo primero que tenemos que saber es que los celos, al final,

es producto de una emoción.

Tenemos que saber que sentimos miedo y que sentimos ira

y que muchas veces pueden darse por inseguridad.

Nuestra propia inseguridad hace que tengamos la autoestima muy baja

y que surjan los celos.

Lo primero es identificar la emoción que tenemos.

También tenemos que hablar con nuestra pareja.

La comunicación es vital en cualquier pareja.

Sobre todo en primera persona.

Hay que hablar en primera persona con tu pareja.

Decirle que te sientes así por eso que ha hecho.

Nunca acudir al reproche.

Nunca decir tú has hecho esto, tú has hecho lo otro...

Al final acusas a la otra persona y generas más malestar,

enfados y posiblemente ruptura.

Otra cosa muy importante que tenemos que hacer

es identificar las situaciones.

Tenemos que saber qué situaciones nos generan celos.

Así los podemos hablar con nuestra pareja.

Si las hablamos probablemente nuestra ansiedad va a bajar.

Hay que identificarlas porque muchas veces anticipamos

qué va a pasar, qué va a suceder, cómo me voy a sentir

y eso nos vuelve completamente locos. La imaginación, mira que es buena,

pero en este caso es muy traicionera.

Sí. Sobre todo. Y la última, y creo que una de las más importantes,

y ahora con las nuevas tecnologías tenemos un gran problema,

es que tenemos que dejar de controlar la vida íntima de nuestra pareja.

Esto de revisar el WhatsApp, chequear las llamadas, sus conversaciones...

Ya lo estamos viendo y en eso nos ponemos más serios.

Estamos entrando en un límite que nunca...

Cada parte de la pareja tiene que respetar su propia intimidad.

Y eso comunicárselo la otra parte.

Yo creo que, en resumen, nos podemos quedar, Alejandra, con comunicación.

Comunicación y sinceridad.

Voy a dar paso ahora a nuestro doctor Uríbarri

porque como hablando de celos, hablamos de celos de pareja,

pero hay otros celos que muchos hemos sufrido,

han sufrido de pequeños, o estamos sufriendo como padres:

los celos entre hermanos, entre los niños.

Pobrecito el hermano mayor. El príncipe destronado, dicen.

Sí, efectivamente.

Los niños lo pasan muy mal cuando nace un hermanito.

De ser hijo único y todos los cariños y amores para él,

de repente ven en la figura de la madre como se vuelca mucho más

con el recién nacido y el padre más con el mayor,

que tiene dos o tres años. El mayor lo pasa mal.

Se siente traicionado o desplazado por la madre.

Esto lo digo a título personal, a veces son tan pequeñitos

que no saben expresarlo y ni tan siquiera

podemos identificar que son celos. ¿Cómo lo podemos identificar?

Una cosa que se nota es que son niños que están enfurruñados

y enfadados con el mundo fundamentalmente en su casa.

Luego, en el cole, o en la guardería, lo pasan bien,

están mucho más contentos y están felices pero en casa,

que es donde se les genera el ambiente malo, el mal rollo,

la tensión, los niños lo pasan mal. No son ellos, están enfadados,

tratan de llamar la atención y, sobre todo, intentan sacar de quicio

a las madres, que luego daré algún consejo sobre lo que no hacer.

Importante, la verdad, que las madres sepamos cómo gestionar eso.

¿Qué hay que hacer con un niño que está celoso?

Fundamentalmente doy dos consejos a las madres.

Uno es quererles mucho, jugar con ellos, dedicarle su tiempo.

Dejarle de vez en cuando al recién nacido al padre

e irse en exclusiva tú sola, la madre, con el niño mayor

a hacer un plan, a comprar no sé qué o a dar un paseo.

Dedicarle una o dos horas de tu tiempo a solas al niño.

Eso le sienta fenomenal y le reconforta un montón.

Otro consejo que daría las madres es que todo lo que os preocupe

de vuestro hijo en esa época, el niño no lo note.

Tú te preocupas porque te preocupas y eres libre de preocuparte,

es como el miedo... Me da miedo o me preocupa y ya está.

Esto lo decías también con el estreñimiento.

No mostrarnos preocupados delante de los niños.

Utilizan mucho dos cosas los niños. Cuando están muy celosos se dan

cuenta que el tema de comer y el tema del estreñimiento

son dos temas que preocupan mucho a los padres

y si el niño se da cuenta que su madre está preocupada

porque come mal... el niño empieza a comer mal,

la madre se preocupa un montón, el niño lo capta y lo utiliza.

Y es un mamá te vas a enterar.

Y me voy a portar peor y te lo voy a hacer pasar peor.

El niño lo que quiere es llamar la atención de la madre como sea.

Le da igual sacarla de quicio, enfadarla...

El caso es deja de hacer atención a mi hermanito y préstamela a mí

aunque sea con un cabreo monumental. Pues no sé... Las madres...

Encima se une al sentimiento de culpabilidad

porque estás más atento del pequeño y no le puedes dedicar tanto tiempo.

¿Qué podemos hacer las madres? Pues eso.

Dedicar tiempo al mayor de vez en cuando.

Comunicárselo también. Es bueno que le digamos

que hoy será el día con mamá, este es el rato con mamá...

Verbalizarlo para que ellos se sientan importantes

y sepan que es su momento con mamá.

Y no tratarle como a un niño enfermo.

No concederle todo, no dejarle... No es eso. Tenemos que ser firmes

en la educación y saber poner unos límites.

Los niños necesitan autoridad. Ni tanto ni tan calvo.

Y dejar de hacerles caso ni concederles todo lo que quieran

porque lo están pasando mal. Seguir comportándonos con naturalidad

y como siempre lo hemos hecho. Comunicación,

no mostrarnos preocupados delante de ellos

y dedicarles tiempo en exclusiva a los mayores

para que se sigan sintiendo los reyes de la casa,

que al final es lo que siguen siendo.

Muchísimas gracias a los dos por estos consejos.

Tomamos nota de todos estos consejos y ahora continuamos

con el doctor Luis Borrego que nos va a hablar en el próximo

"Sin cita previa" de las palpitaciones.

La fibrilación auricular

es la arritmia prolongada o sostenida más frecuente.

En la fibrilación auricular, lo que se nota,

es que el corazón va rápido, a un ritmo anómalo.

Lo más importante de esta arritmia no es tanto esto, que es importante,

sino la posibilidad de que se formen coágulos dentro del corazón.

Estos coágulos se pueden desprender e ir a diferentes partes,

como por ejemplo el cerebro, y producir una falta de riego,

un ictus. Para prevenir esto en los pacientes que tienen riesgo

de que se formen coágulos utilizamos anticoagulantes.

Los anticoagulantes son muy importantes.

Si tu cardiólogo te ha dicho que tienes que tomarlo

para prevenir el ictus, tienes que tomarlo correctamente.

Hoy nos acompaña Helen Medal.

Ella es nutricoach y nos ayuda a tener hábitos de vida saludables.

Cuéntanos. Bienvenida. Hola, te cuento.

Soy nutricoach, como ya dijiste

y me dedico a ayudar a la gente a mejorar sus hábitos alimenticios.

Pero esto muy poco a poco.

Si lo hacemos todo rápido la gente no se queda con la copla.

Pues primera pauta. Se tienen que olvidar de las dietas.

Una dieta tradicional, como la conocemos, es muy restrictiva.

Tiene un principio y un fin.

Además normalmente nos dicen lo que tenemos que comer

en mañana, tarde y noche. ¿Y qué pasa?

Que nos quitan alimentos a los que estamos acostumbrados

a comer siempre. ¿Y qué quieres hacer cuando acabas una dieta?

Comértelo todo. Y más.

Entonces solo estamos esperando a terminar la dieta

para volver a comer todo lo que nos encontremos.

Entonces viene el efecto rebote.

Nos sentimos fatal porque volvemos a coger el peso que habíamos perdido

y además muchas veces ganamos más del que teníamos al empezar.

¿Qué podemos hacer si nos olvidamos de las dietas?

Intentar modificar nuestras costumbres.

Modificar los hábitos alimenticios poco a poco.

Empezar a hacer las cosas bien y todos los días.

Exacto. Y cosas que no nos cueste trabajo.

Segunda estrategia. Vamos con ella.

La segunda estrategia es que todo está en la mente.

Si nos comemos un turrón, si tengo una culpa horrorosa

porque me comí el turrón, me va a engordar más

porque estoy estresada. Y la ansiedad, si veo el turrón

y no me lo voy a comer pero estoy todo el tiempo pensando en ello...

Dentro de esta dieta ponemos un poquito

de productos que nos podemos permitir.

Esto es para explicar la piedra angular de mis programas.

Es la teoría 80-20.

Si partimos de que todo lo que hacemos en la vida es nuestro 100 %

debemos intentar que el 80 % sea lo más saludable posible.

Sería este lado. El 80 % lo más saludable posible...

pero podemos dejar un 20 % para darnos permiso de hacer

y comer lo que queramos.

Sin sentirnos culpables el resto de la vida.

Exactamente. Fenomenal. La tercera.

Mi tercer estrategia es olvidarse de contar las calorías. Completamente.

Hay que olvidarse de contar calorías. ¿Por qué? Se lo explico.

Un ejemplo muy fácil.

Tenemos un vaso de refresco de cola con cero calorías

y un plátano...

que tiene aproximadamente 85 o 100 más o menos,

¿Qué pasa? Es un alimento completo que nos aporta potasio,

vitamina A, vitamina C, B6... Un montón de cosas.

Así que no contamos calorías. Ese es otro de los consejos.

¿Algún truco práctico para que la gente se lleve a casa?

Truco práctico, vamos a ver.

Una estrategia que pueden hacer desde ya

es una rutina muy fácil de meter a la vida diaria.

Es tomar todas las mañanas una taza con agua templada

y el zumo de medio limón.

Lo que hago es que, si tenemos la tetera con agua caliente,

no pongo el agua caliente directamente con el limón.

¿Por qué? Porque si el agua caliente cae directamente en el limón

lo calienta y pierde algunas propiedades que tiene.

Lo que hago es poner un poco de agua fría

y luego le pongo el agua caliente.

Son consejos muy prácticos. Siempre intentamos enseñar cosas.

Vamos a enseñar a comer bien y cuidarse.

Hemos quedado con tres consejos que nos has dado.

El primero es no hacer dieta, hay que cuidarnos toda la vida,

todos los días mejorar nuestros hábitos.

El segundo es que la dieta el 80 % cosas saludables

y un 20 % de cosas no tan saludables.

El tercero es no contar calorías. Hay que comer alimentos saludables.

El plátano, aunque tenga calorías, es más sano que otras cosas

como por ejemplo un edulcorante.

Unos churros y un café con sacarina...

Y por otro lado, cada mañana,

un vaso de agua templada con jugo de medio limón.

Te lo aprendiste perfecto.

Espero que en casa les haya quedado claro.

Muchísimas gracias por compartirlo con nosotros.

(Aplausos)

Aquí vienen mis médicos, mis doctores, para la despedida.

Estaba diciendo eso, pueden enviar todas sus dudas

a las redes sociales o nuestra página web.

¿Con qué nos quedamos hoy, doctores?

Yo me quedo, Cristina, voy a ser el primero, con los celos en los niños.

Hay que saber identificarlos y tratarlos bien

y jugar mucho con ellos y quererles mucho,

pero saber que lo están pasando mal

y que no hay que tratarles de una forma muy especial.

Si no se vienen arriba demasiado.

Yo me voy a quedar con los celos en los adultos.

Es muy frecuente ser celoso.

La gente considera que hay que ser algo celoso

y eso no es verdad. Me quedo con una frase: "nadie es de nadie".

Tienes que ser lo suficiente seguro de ti mismo

para confiar la persona con la que estás

está contigo porque quiere. Eso es lo más importante.

Nadie te debe de decir cómo debes vestir, nadie te debe controlar...,

porque tú eres tú y nadie tiene ese poder sobre ti.

Desde luego. Mucho cuidadito.

Nos ponemos serios con las propiedades,

el eres mío, eres mía... cuidado.

Al final se rompen las parejas y por tener celos la puedes...

Muchísimas gracias, doctores. Nos marchamos.

El próximo día más salud y bienestar por la mañana en "Saber vivir"

y por la tarde después de "Centro médico",

nosotros, en "Esto es vida!". Chao. Cuídense.

Esto es vida,

si le sonríes te sonríe cada día.

Quiérete, mímate, día a día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Esto es vida! - 29/01/16

Esto es vida! - 29/01/16

29 ene 2016

Hoy conoceremos a Gema, una niña de 7 años con Parálisis Cerebral que habla CON SUS OJOS... Además, hablaremos de celos, estaremos en un Control de Alcoholemia con la Guardia Civil y Montse Parada nos enseñará a hacer una mascarilla natural para el pelo.

ver más sobre "Esto es vida! - 29/01/16" ver menos sobre "Esto es vida! - 29/01/16"
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Fina Vaamonde

    Hola Helen a mi me pasaba lo mismo y era por el navegador del ordenador me ha dicho mi hija, al final lo pude ver pero en la tablet. A mi también me hacía falta verlo porque también sufro de esta enfermedad de las hemorroides o almorranas, como le quieras llamar... por cierto que si necesitas una dieta en esta web yo he encontrado una que no me ha curado pero sí que me ha ayudado mucho y me ha aliviado las hemorroides. Esta es la web hemorroidesinternas.es.

    01 mar 2018
  2. Helen

    Hola, no puedo ver el vídeo. Algo está mal con el enlace. Lo podéis arreglar? Mil gracias.

    31 ene 2016