www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3462421
No recomendado para menores de 7 años Esto es vida! - 28/01/16 - Ver ahora
Transcripción completa

Se preguntarán qué hace este aparato

sobrevolando el plató de "Esto es vida!".

Enseguida se lo vamos a explicar.

Pero antes, prepárense para hacer deporte,

porque esta tarde combatiremos los excesos

con algunos ejercicios para fortalecer el abdomen

y los glúteos.

Además, charlaremos con los autores de este libro,

de "Hablemos de felicidad". No se muevan, porque comenzamos.

Esto es vida.

Si le sonríes, te sonríe cada día.

(Aplausos)

(Música animada)

Impresionante.

Lo que están viendo ahora mismo se llama parkour.

Es una nueva modalidad deportiva que se practica en la calle.

En este caso, en nuestro plató.

Y utilizan la ciudad como si fuese su propio gimnasio.

Voy a pasar un momento, chicos. Voy a pedir a uno de ellos,

a Miguel, por ejemplo, que se acerque.

A ver, que voy, Pablo. Cuidado. Me dais un poquito de miedo.

Lo primero que te voy a preguntar

es cuántas veces os han llamado locos.

Bueno, alguna vez. Pero no lo estáis, ¿verdad?

Para nada. Esto tiene mucho entrenamiento.

Hay que tener mucha cabeza para ir entrenando poco a poco.

Y ver que lo que haces son años y años de entrenamiento.

Son muchos años detrás de estos saltos tan espectaculares.

Pero ¿lo he dicho bien? Utilizáis la ciudad

o el lugar donde estéis como si fuera vuestro gimnasio.

¿No hay muro que se os resista? Alguno.

¿Qué diferencia hay entre hacer deporte de esta manera

a hacerlo en un gimnasio?

Sobre todo, la libertad de no estar encerrado en un sitio.

Cada día es un nuevo obstáculo, un nuevo reto.

La imaginación, tienes que estar pensando qué vas a hacer,

dónde ir a entrenar, las nuevas compañías...

Al final, es otra experiencia. Es diferente al gimnasio.

Por cierto, la reacción de la gente cuando os ve...

No sé, me imagino a alguien esperando el autobús

y de repente ve a alguien que salta por encima.

Nosotros tenemos siempre mucha seguridad con lo que nos rodea.

Tenemos mucha consciencia de que algo se puede romper,

de alguien que pasa por en medio,

y tenemos que estar visualizando lo que puede o no puede pasar.

La verdad es que es impresionante lo que estamos viendo.

Ahora vemos a Pablo, que está también saltando.

Vamos a ver más detalles de lo que hacéis en este deporte.

Yo te dejo, Miguel. Muchas gracias. La ciudad suele ser su gimnasio,

y no un plató de televisión, como en este caso.

Nos lo va a contar nuestra compañera Juliana.

(Música)

Ayuda con la autoestima, con el equilibrio,

con la elasticidad y también con la coordinación.

El parkour es un deporte que cada vez está más de moda,

no solo por los beneficios para la salud que tiene,

sino también por lo espectacular que es.

Hoy, en "Esto es vida!", todo sobre este deporte urbano.

-El parkour se puede definir como un método de entrenamiento

en el que, por medio de los obstáculos,

aprendemos a desplazarnos de una manera eficiente y útil.

Desarrollamos nuestras cualidades físicas básicas,

como puede ser correr, saltar, trepar.

Y por medio de esos movimientos, nos hacemos fuertes,

flexibles, ágiles, coordinados, equilibrados.

-Lo bueno que tiene es que trabaja a nivel global.

No vas a tener ninguna carencia. Vas a trabajar todo.

-Doctor, como especialista en medicina deportiva,

¿el parkour es bueno para la salud?

-Cualquier actividad física o cualquier deporte

es bueno para la salud

siempre y cuando se prepare uno para ello y se haga bien.

Las lesiones más frecuentes: lesiones por caídas, golpes.

Y luego, lesiones por el propio entrenamiento:

tendinitis, lesiones musculares...

Pero, curiosamente, a pesar de que es un deporte

relativamente espectacular y agresivo,

no hay tantas lesiones como parece.

-Juliana, este es el mayor problema con el que se encuentra el parkour.

Que haya un agujero, como hay ahí. No puedo venir por ahí corriendo

sin haber observado un poco la zona,

porque aquí me subo y esto resbala bastante.

Además, yo tengo una lesión en la rodilla precisamente de eso.

El suelo estaba resbaladizo, había arena,

y la rodilla se me hundió hacia adentro.

El parkour lo que te enseña es a superarte.

A que si tienes una lesión, aprender a convivir con ella.

Además, tiene una cosa muy buena que no tienen otros deportes.

Que se trabajan mucho las recepciones y la técnica en las recepciones.

-Realmente lo puede practicar todo el mundo.

El parkour tiene un montón de variantes

y se puede practicar de muchas maneras.

Puede ser solo equilibrio, o movilidad a ras de suelo,

o jugar con alturas.

-Nosotros tenemos de alumnos a niños muy pequeños.

Quizá de cinco años sería la edad mínima.

Como tenemos a adultos que vienen de otras disciplinas

o adultos que llevan mucho tiempo sin entrenar.

-A simple vista, no es una disciplina fácil.

-Es disciplinarse. Constancia.

Sobre todo lo que tiene que tener claro cada uno

es dónde quiere llegar él mismo.

Aquí no hay competiciones, no hay comparaciones.

Cada uno puede llegar donde quiera.

-La gente que practica parkour aprende que con esfuerzo

y con trabajo pueden mejorar muchísimo.

Más de lo que pensaban que podían hacer.

-Ayúdame, Santi. -¿Te ayudo?

-No te imaginas el tiempo que me costó conseguir esto.

Es bastante fuerte el ver que vas superándote día a día

y que al final consigues cosas que ni te imaginas.

-Nos da rabia que la gente piense

que es salir a la calle a dar saltitos.

Es una cosa con mucho trasfondo

y de la que se aprenden muchos valores.

Es lo que intentamos transmitir a la gente:

valores y forma sana de vivir, con muchos beneficios físicos,

tanto para el cuerpo como para la mente.

Ya lo han visto. Una disciplina complicada.

Si les parece difícil el parkour,

vamos a hacer otro tipo de ejercicios

con la ayuda de Patricia, nuestra entrenadora personal.

¿Qué tal? Buenas tardes. Hola, buenas.

Un poquito...

Un poquito más sencillo, para todos los públicos.

Eso es. Hoy nos vamos a centrar en abdomen.

Y glúteo. Y en glúteos, Fernando.

Fernando Uribarri, que está siendo nuestro segundo entrenador personal,

porque siempre es voluntario para hacer ejercicios.

¿Para estos también estás preparado? Me viene fenomenal además.

Pues nos vais contando qué tipo de ejercicios

y cómo ejercitamos. Vamos a empezar trabajando el glúteo.

El primer ejercicio lo haremos a cuadrupedia.

De rodillas y apoyando las manos a la anchura de los hombros.

Flexionamos la rodilla hacia adelante,

y hacia atrás, la estiramos.

Importante bloquear la cadera para no bascular.

Quedarnos aquí, y volver a flexionar y estirar.

Fernando. Flexionar y estirar.

Pero flexionar y estirar, y la colocación.

A veces dices: "Mira qué fácil", y es que no estás bien.

Flexionar y estirar. Es importante empujar siempre.

Pero ¿por qué él no estira como tú? Nunca estira la pierna del todo.

Flexibilidad, flexibilidad.

Hay que procurar no arquear mucho la lumbar

para no hacernos daño.

Al final, yo soy un poco mala, pero siempre le decimos a Fernando

que haga los ejercicios para que vean que esto

lo puede hacer... Cualquiera.

No cualquiera. Tú estás muy bien.

Pero cada uno con su nivel. No tienes tanta flexibilidad,

pues no estiras la pierna del todo, ¿verdad, Patricia?

No es una cuestión de hacerlo perfecto, sino de ser constantes.

Eso es. Vamos con el siguiente.

Luego hay otro que es, de la misma postura,

estirando la pierna... Estírala. Eso es.

Cogemos una flexión de 90 grados en la rodilla,

y con el talón, en una forma vertical,

subimos hacia el techo. Y damos golpecitos chiquititos.

Esto pica ya. Ahí empieza a picar.

Esto, si podemos hacerlo en casa, si tenemos la posibilidad

de hacerlo frente a un espejo, veo que mejor.

Por supuesto. Sobre todo para ver esto

y para ver que no bascula tu cadera hacia un lado.

Es muy importante. Es más complicado.

Este pica. Este pica.

Y ahora nos va a contar otro Patricia, me parece.

Hay otro que yo le llamo la posición del perrito.

Ya estás en la posición del perrito. Eso es.

Del perrito haciendo pis. El perrito haciendo pis.

Eso es. Y de ahí, pegamos una patada lateral.

Volvemos, y se deshace el ejercicio. Aquí es lo mismo.

Intenta no bascular tanto.

Bascula menos. Eso es.

Vuelve a la posición y deshago el ejercicio.

Pican bastante. Único, de verdad.

Hemos trabajado... Ahí hemos visto que pica también.

Luego tenemos otro ejercicio de glúteo

que se puede hacer apoyándonos en una pared.

No necesitamos a otra persona. Vente para acá.

Aquí. Eso es.

Y se realizaría igual que lo hemos hecho en cuadrupedia,

pero hacia atrás. Realizando una extensión de pierna.

Pruébalo. Tengo las manos un poco frías.

No te preocupes, Fernando. No pongas excusas.

Así, ¿no?

Con el talón, empujando siempre hacia el pecho.

Si es que es un caballero. "Tengo las manos frías, perdón".

Eso es. ¿Qué tal?

Este mejor. ¿Ese mejor?

De todas maneras, si ves que un ejercicio es muy sencillo,

piensa que a lo mejor no lo haces bien del todo.

¿A que sí, Patricia?

Como ella no te mete caña, te la meto yo.

Es importante pensar en la zona que estás trabajando.

Si estamos trabajando glúteo,

en cuanto notemos que lo estamos trabajando

es que está bien hecho el ejercicio.

Vamos con los ejercicios de abdomen.

¿Ven cómo todos los ejercicios que mostramos en "Esto es vida!"

los pueden hacer en su casa en un ratito?

No necesitan nada más que una esterilla

o cualquier sitio donde se puedan tumbar.

Y los puede hacer cualquiera. Así que, si no se mueven,

mal porque no tienen excusa. Vamos, Fernando.

La siguiente posición es de abdomen.

Vamos a trabajar todo el recto abdominal.

Es colocando la planta de los pies apoyadas en el suelo,

y con los brazos detrás de la cabeza para intentar no tirar del cuello.

Es importante creer que tenemos una pelota aquí debajo

para no flexionar mucho.

Manos detrás de la cabeza,

y realizamos una flexión de tronco hacia arriba.

Eso es. Aguanta arriba. Aguanto.

Un segundo, y bajas.

Eso es. Aguanta un segundo y baja.

Se me ha olvidado decirlo. Todos los ejercicios que hagamos

sería conveniente hacer unas tres series

de 15 repeticiones cada ejercicio.

Con un descanso entre ejercicio y ejercicio de 30 segundos.

Vale. 15 veces, descansamos un poquito,

15 veces, un poquito... Tres veces.

Aquí estamos trabajando la zona superior del abdomen.

Ahora me interesa, por ejemplo, trabajar la zona de los oblicuos,

esta que tenemos aquí. Esto de aquí.

Hay que trabajarse la tableta entera.

Por supuesto. No hay que dejar nada.

Con ayuda de los brazos hacia atrás,

me voy a ir hacia un lado.

Hacia aquí. Eso es.

Y me voy a ir hacia el otro.

Imagina que tienes aquí a una persona,

y me vas a dar en una mano y me vas a dar en la otra.

Tienes que intentar llegar lo más lejos posible

para apretar más el abdomen. (CON ESFUERZO) Los oblicuos...

Estás hecho un toro. Aquí lo importante

es empujar con los talones hacia el suelo

y que no se levanten los pies. Se me levantan un poco.

Bueno, han visto, no son tan complicados.

Se pueden realizar en casa y podemos estar perfectos,

lo estamos viendo, moviéndonos un poquito.

Es lo que hay que hacer, moverse. Muchas gracias.

Muchísimas gracias, Patricia, como siempre.

Y gracias a Fernando.

Oye, se te está quedando un cuerpazo con tanto ejercicio

y con tanta cosa... Es impresionante.

Después de tanto ejercicio, que han hecho ellos,

vamos a relajarnos un poquito. ¿Les apetece?

Sí, ¿verdad? Les gustan los masajes, ¿a que sí?

¿Y les gusta el agua? ¿Sí? Si les gustan los masajes y el agua,

no se pierdan el próximo reportaje de Alberto Arnedo.

Todos conocemos los beneficios del agua.

Y todos conocemos también los beneficios de un buen masaje.

Pero ¿qué pasa si juntamos las dos cosas?

Esto, el tratamiento Amnios. Lo descubrimos.

-La terapia Amnios es un tratamiento de liberación corporal,

global, en el cual utilizamos estiramiento, inducción miofascial,

para poder tratar el cuerpo completo

según las necesidades de cada persona.

Está recomendado para todo el mundo en general,

ya sea una patología musculoesquelética,

que haya tenido alguna lesión,

gente que simplemente necesita relajarse...

Ella, ahora mismo, puede estar pensando en sus cosas.

Puede estar pensando en cada parte de su cuerpo

que yo voy tocando, que yo voy tratando.

Concentrarse en eso, que forma parte de una relajación.

O puede estar en blanco, puede no pensar en nada.

Que al final estaríamos consiguiendo lo que mucha gente está buscando,

que no consigue.

Mucha gente la principal razón por la que viene

es por el estrés.

Necesita momentos así para salir de su día.

El evadirse, el entrar en un mundo diferente.

-¿Qué estas haciendo en estos momentos?

-Estoy dándole un poco de elasticidad en la cadera

a la vez que estoy trabajando musculatura en general

con mi mano, con presiones de la mano.

Y ayudarnos del beneficio del agua,

que consigue que se estire,

pero sin forzar.

La terapia Amnios es muy recomendable también para embarazadas.

Además de todos los beneficios que pueda encontrar

cualquier otra persona,

una embarazada consigue conectar con su bebé.

Consigue tener la misma sensación

que puede tener su bebé dentro del útero.

Terminamos.

-Encarna, ¿por qué decidiste probar el tratamiento Amnios?

-Me fracturé el brazo. Y aparte de los tratamientos en sala,

y la magneto, que también se me hace aquí,

para mejorar la articulación.

-¿Qué se siente cuando estás en el agua?

-Auténtico placer. No hay tiempo.

Siempre sorprende el momento en que te llevan a la pared.

Es un mundo aparte esto.

Y cuando sales, recuperas la flexibilidad.

Se mueven mejor las articulaciones.

Al caminar, incluso se nota que vas como más suelta.

-Dormida no te has quedado. -No.

-Pero por poco. -En una ocasión sí me quedé dormida.

Qué maravilla. Agua, masaje...

Una relajación impresionante. Es una combinación maravillosa.

Vamos con nuestra sección "Tengo una pregunta para usted",

en este caso, lo están viendo, doctora Borregón.

Y si me permiten, voy a hacer yo la primera pregunta.

Voy a aprovechar que tengo aquí a la doctora

y le voy a hablar de llagas. A mí me salen llagas.

De hecho, ahora tengo una llaga que, con su permiso,

le voy a enseñar. Uy, sí.

Que son muy molestas, muy incómodas,

y me he preguntado muchas veces por qué salen,

y cómo me la puedo curar, por cierto.

Las llagas son frecuentes. A veces uno no sabe a qué médico ir.

Hay que ir al dermatólogo.

Una causa frecuente es que nos mordemos comiendo

o en algún mal gesto. Nos mordemos y sale una llaga.

Me muerdo mucho.

Hay veces que salen porque sí, sin haber habido nada.

¿En qué hay que pensar? Hay que hacerse una analítica

porque muchas veces se debe a anemia o falta de hierro.

Se puede deber también a falta de otros minerales

como el cinc, o el ácido fólico, o la vitamina B12.

Mientras tanto, ¿qué te puedes poner?

Como es molesto... Es muy molesto para todo.

Normalmente hay o bien colutorios para hacer enjuagues,

que lo que hacen es aliviar la zona e hidratarla...

¿El que tienes en casa con el que te enjuagas?

No, porque se te escocería. Debe ser específico para eso.

Por otro lado, también hay productos que se aplican directamente,

que suelen llevar anestesia, para que hagas una vida normal

y no te moleste tanto. Me compraré algo de eso

y me haré la analítica. Y no estresarse, que eso ya...

Bueno, qué te voy a contar. Con el estrés salen más.

Vamos con las preguntas de nuestro público.

¿Quién quiere hacer una? Ahí está.

Hola, buenas tardes. Buenas.

Yo la quería preguntar, doctora, porque tengo aquí una mancha

que salió pequeñita y va creciendo. Me voy a acercar.

Me preocupa por si puede ser buena o mala

o me la tengo que quitar. A ver qué opina.

Se la voy a tocar. Eso es una queratosis seborreica.

Son manchas marrones que van saliendo a partir de los 30.

Imagino que tiene más. Suelen salir bastantes.

Sí, alguna más. A veces, en la espalda.

A veces salen incluso en la cara. Parecen lunares,

pero son más rugosas que los lunares y un poco más claras.

Se llaman queratosis seborreicas. Son lesiones benignas.

Sí es conveniente que al menos una vez las vea un dermatólogo

para que confirme que es una queratosis seborreica.

Como son benignas, no requieren tratamiento.

Salvo por la estética, que uno se las ve,

son molestas y se pueden quemar. Pero es problema estético.

No malignizan, y hay gente que tiene la espalda llena.

A partir de los 30, van saliendo. El que tenga 70 puede tener muchas.

Es normal. Gracias.

Muchas gracias. Siguiente pregunta.

¿Por allí? Nos acercamos a la otra grada.

Buenas tardes. Buenas.

Yo quería que me explicara. Tengo una nieta con 15 años

y se quiere depilar con láser. La veo demasiado jovencita.

Si eso tiene efectos secundarios, o quema, o qué puede pasarle.

Es una duda muy frecuente. Viene mucho la gente con esa duda.

"Mi hija, mi nieta, ya tiene vello. ¿Qué podemos hacer?".

El láser sí que se puede hacer. Lo más que puede pasar es que quema.

Quema el pelo, quema el folículo,

y, si nos pasamos de dosis, puede quemar la piel.

Por eso hay que ir a un centro especializado,

a ser posible donde haya dermatólogos, para hacérselo.

Hay zonas que son más conflictivas,

como cuando se tiene exceso de vello en la cara,

que en ese caso es recomendable ir primero a un dermatólogo

porque muchas veces es un problema médico.

Es un problema hormonal. Y no es recomendable el láser

de sopetón, porque puede hacer un efecto paradójico,

que la gente no lo conoce, que es que aparezca más vello.

Muchas gracias. A usted. ¿Más preguntas?

¿Por aquí? Ahí. Nos acercamos de nuevo.

Hola, buenas tardes. A mí me gustaría saber,

porque tengo de siempre una pequeña mancha en esta zona de aquí,

que me gustaría lo que es... Voy para allá.

¿Tiene remedio? Vamos a verla. ¿Es rojita?

Sí. Te van saliendo algunas. Bien.

Eso también es muy frecuente. Son las "arañitas".

Se llaman telangiectasias. Arañas.

Todos las conocemos como arañas vasculares.

Arañitas.

Son dilataciones de los capilares de la piel,

que se ve como un puntito rojo y se ve la araña.

Se ve cómo salen muchas venitas alrededor.

Es muy frecuente. Se trata con láser.

Podemos tratar las que aparecen, pero es cierto que pueden salir más.

Pueden ir saliendo, pero cada vez que nos salgan,

las tratamos.

Muchas gracias a nuestra doctora Borregón.

Nosotros vamos a seguir con más consejos.

Gracias. Con más consejos saludables.

En este caso, de Ramón Sánchez Ocaña.

Pues ya está aquí el frío.

Y aunque parezca mentira, España es uno de los países europeos

en donde se producen más muertes evitables precisamente por frío.

Solemos pensar que la muerte por frío es solo congelación, y no es cierto.

Muchos paros cardiacos se deben al frío,

y el frío es un desencadenante de la angina de pecho.

Precisamente, por la vasoconstricción que produce.

El frío es especialmente peligroso para gente sin hogar,

ancianos vestidos inadecuadamente o los niños.

Los ancianos suelen tener menos grasa bajo la piel

y menos masa muscular. Por eso son personas de riesgo.

Como los niños, que tienen una superficie

proporcionalmente mayor a su masa corporal.

¿Qué podemos hacer?

Mejor que ponerse una prenda muy gruesa

es llevar dos o más muy finas.

Porque la capa de aire que queda entre una y otra

actúa como una especie de cámara aislante.

Cubrirse la cabeza, protegerse especialmente el cuello,

que es por donde circulan los vasos que llevan la sangre a la cabeza.

Y, por supuesto, los pies.

Recuerde que siempre más vale prevenir.

(Aplausos)

Y ahora vamos a hablar de algo

que, les aseguro, nos interesa absolutamente a todos.

¿O a quién no le interesa la felicidad y ser feliz?

A todos, ¿verdad? (PÚBLICO) ¡Sí!

Pues estamos con dos personas que saben mucho sobre este tema,

sobre la felicidad. Son Sandra Ibarra

y Javier Fernández Aguado. Bienvenidos a los dos.

Gracias. -Muchas gracias.

Los dos son los protagonistas de este libro,

"Hablemos sobre felicidad", escrito por Juan Ramón Lucas.

Lo primero que os voy a preguntar a los dos, a Javier y a Sandra,

es cómo surge este libro, que al final son conversaciones

entre vosotros dos hablando sobre la felicidad.

Pues mira, surge de una forma en principio muy natural.

Yo quería aprender con él a gestionar El Tercer Sector, la ONG.

Empezamos a hablar, surgieron las conversaciones.

Uno de esos días, dejamos venir a Juan Ramón,

y entonces nos empezó a ver hablar,

y te dice: "Esto me encanta. Si tuviera una cámara, lo grabaría".

Al final, acabamos grabando estas conversaciones

sobre la felicidad, que luego se convirtieron en libro.

Lo primero, el secreto de la felicidad.

¿Se puede ser feliz a pesar de todo? Creo que sí.

La felicidad no es una meta, no es un objetivo.

La felicidad es el modo en el que caminamos.

Hay gente que piensa que será feliz

el día en que pueda vivir de sus rentas.

El conde de Romanones decía que él sería feliz

el día en que pudiera vivir de las rentas de sus rentas.

Pues yo, la mayor parte de las personas

que son felices que conozco

son personas que son felices

independientemente de su cuenta corriente.

Sandra ha hablado de su fundación, de la Fundación Sara Ibarra,

que montó tras pasar por dos cánceres diferentes.

Muchas de las personas que han estado en el programa

dicen que después de pasar un proceso parecido al tuyo,

de haber visto la muerte de cerca, hace que su escala de valores cambie

y a partir de ese momento son felices.

¿Eso te pasó a ti, o eso no es así?

Yo creo que no. Yo creo que la felicidad

es una consecuencia de nuestros actos.

Al final, se trata de una actitud frente a la vida.

Y ante la adversidad.

En mi caso, la adversidad fue el cáncer.

La adversidad tiene muchos nombres. Cada uno tenemos la nuestra,

y en mi caso es el cáncer.

Y yo elegí la actitud de no ser víctima

de lo que me estaba sucediendo,

sino ser protagonista de mi vida aunque tuviera cáncer.

Lo que me iba a pasar me iba a pasar igual,

y yo podía elegir vivirlo y no sufrirlo.

Y se trata de prestar atención a esas pequeñas cosas

que son las que nos hacen entrar en círculos de positividad

y que podamos ser felices.

A lo mejor nos podrías dar unas pequeñas claves,

unas pequeñas herramientas,

para empezar ese proceso de ser más felices.

Yo lo resumo en tres claves.

La primera es: intenta mejorar

todo aquello que puedas cambiar.

La segunda es: no intentes transformar aquello

que no está en tu mano modificar.

Y la tercera es: pídele a Dios ayuda

para distinguir lo primero de lo segundo.

Por ejemplo, existen dos tipos de parejas.

Aquellas en las que manda ella...

¿Y las otras? Las que funcionan mal.

Ah.

Mira ellas cómo se ríen y ellos qué serios.

Oye, me ha encantado. Que mandamos siempre nosotras, ¿no?

Están o las que mandan ellas o las que funcionan mal.

Ustedes eligen. Apunten.

La felicidad es justo lo contrario de la frustración.

La frustración es la distancia que existe

entre las expectativas y los logros.

A veces nos marcamos expectativas que son imposibles

y sufrimos inútilmente.

Si ajustamos lo que hemos de esperar,

normalmente alcanzaremos una mayor satisfacción.

Lo cual lleva a otro punto importante,

que es que la felicidad no es algo que llega.

La felicidad es algo que se trabaja.

La felicidad es la única realidad en la que todos estamos de acuerdo.

Si hablásemos de fútbol, de política...

Aquí pertenecemos todos al mismo grupo,

al de querer ser felices. Todos queremos ser felices.

Y a lo largo de esas conversaciones,

lo que hemos hecho es exponer desde ángulos muy diversos

esas reflexiones y experiencias que nos han llevado a ser

en la actualidad muy razonablemente felices.

-Y la risoterapia nos ha ayudado mucho en eso.

Hombre, el sentido del humor es primordial.

Somos más fuertes de lo que creemos.

No te sabes un chiste, ¿verdad, Sandra?

Es que no sé. Ahora no se me ocurre.

Iba a decir uno de médicos. Aquí, fuera de cámara,

contamos muchos de médicos para meternos un poco con ellos.

Como estamos rodeados de doctores...

Nosotros, con los trasplantados de médula,

se cuenta uno en las salas de espera. Es una chorradita.

¿Cuál es la parte más pija del cuerpo?

La médula "o sea".

(RÍEN)

(Aplausos)

Bueno, pues...

Por añadir otro sobre médicos.

Cualquiera de nosotros va al médico, ¿verdad?

Y le dice el médico: "Tengo una mala noticia que darle.

Le quedan tres meses de vida".

"¿Qué puedo hacer, doctor?".

"A usted le gusta beber, ¿verdad? Pues deje de beber.

A usted le gusta comer abundantemente.

Pues unas verduritas.

Y a usted le gusta salir, le gusta disfrutar.

Pues nada, en casa todo el día".

"Doctor, ¿y con esto voy a vivir más tiempo?".

Dice: "Ni un día más, pero se le va a hacer de largo".

(Risas, aplausos)

Pues ya lo saben, el secreto de la felicidad,

el sentido del humor, trabajársela un poquito más

y leerse libros tan recomendables como este

de Juan Ramón Lucas,

conversaciones entre Sandra y Javier,

"Hablemos sobre felicidad". Muchísimas gracias a los dos.

Gracias a vosotros.

Por haber estado esta tarde en "Esto es vida!".

Hay una profesión que puede ser muy contagiosa

y hereditaria, la de médico.

Al menos es lo que ocurre en algunas familias.

Este reportaje de Joana Saldón lo demuestra.

Su padre, médico rural.

Él, médico especialista en aparato digestivo.

Su hijo, cirujano digestivo.

Su nieto, con 11 años dice que quiere ser médico.

Cuatro generaciones de Guerra,

una familia en la que la medicina es una profesión,

pero también una pasión.

-Hemos hecho el estudio de extensión y es negativo.

Hemos hablado con los oncólogos y dicen que es para operar.

Lo podemos hacer por laparoscopia.

-Familia de médicos. Su padre, médico.

Su suegro, médico. Usted, médico.

Sus hermanos. -Mi hermano, médico ginecólogo.

Y mi hermana, que es la de en medio de los tres que somos,

era enfermera. -¿Y su hijo?

-Yo, para seguir la saga familiar, médico también.

Recuerdo desde siempre decir que quería ser cirujano.

-¿A usted le hacía ilusión que él fuese médico?

-Muchísima. Tener un hijo médico para mí era...

Estábamos de acuerdo en que si teníamos un hijo médico

eso era el colmo.

-También supongo que verte en el reflejo de tu padre,

el aprender cosas de él, el compartir esta profesión,

supongo que él también te habrá enseñado un montón de cosas.

-Yo tengo la gran suerte...

Es como tener un consultor de lujo disponible 24 horas al día.

Nos gusta la medicina.

Algunos dicen que les gusta la cirugía.

Y yo siempre les digo: "Si te gusta mucho,

no hagas otra cosa.

Pero si no te gusta mucho, haz cualquier otra cosa".

Estaba viendo ahí las imágenes del paciente.

-Bueno, está claro. Con el escáner está decidido todo.

La gastroscopia, la esternotomía lo confirma,

el escáner confirma tal. Sabemos que está libre.

-Trabajáis juntos puerta con puerta. -Tal cual.

Vecinos de consulta. -Como lo acabas de decir.

-Pusimos aquí la consulta de mi padre,

y la consulta que está al lado justo es la mía.

Pero, aunque parezca increíble, hay días que no nos vemos.

-Me decías que muchas veces compartís pacientes.

Hay un poco como de broma.

-Yo hago muchas bromas sobre la edad de mi padre.

A los pacientes, cuando vienen y me dicen:

"Yo soy paciente de su padre desde hace 40 años",

yo siempre les contesto: "Es porque usted y mi padre son muy mayores.

Si fuese paciente mío, 40 años, yo no era médico todavía".

Te vienen pacientes que son pacientes suyos de toda la vida,

y un día llegan a la consulta y me ven a mi por lo que sea,

porque no está él o porque les han citado conmigo.

Al principio se quedan un poco como:

"Pues yo creía que me iba a ver su padre".

Yo siempre les hago la misma broma: "¿Mi padre?

Si mi padre está tan mayor que no sabe lo que dice.

Qué suerte ha tenido usted que le he tocado yo.

Mucho mejor el hijo". -Os lo tomáis con humor

esto de compartir pacientes y trabajar juntos.

-Él también mete las puyitas de: "¿Que le va a ver mi hijo?

Pues que Dios de pille confesado, porque no sabe mucho aún".

Ya lo han visto, tres generaciones de médicos

y una cuarta que ya está apuntando maneras.

Teniendo aquí a mis doctores, se lo tengo que preguntar

si en su caso fue hereditario. Fernando.

Bueno, hereditario, en mi familia hay.

Yo tengo un tío por parte de padre que es médico, que salió aquí.

Le hemos visto todos, claro. Salía en "Más vale prevenir",

con Ramón Sánchez Ocaña. Un muy buen médico.

Como tú. Otro tío mío por parte de madre,

que es psiquiatra también. Y luego, mi bisabuelo,

que se llama Gabino Uribarri. Fue una sorpresa cuando me colegié.

Me colegié en el Colegio de Médicos de Cáceres para trabajar en pueblos,

y cuando fui, vi una foto de mi bisabuelo,

Gabino Uribarri se llamaba, que fue el colegiado número uno

del Colegio de Cáceres. Y yo no lo sabía.

¿No lo sabías? Sí, sí, sí.

Qué orgullo. Algún médico hay por ahí.

Doctora Borregón. Yo solo tengo uno,

que es mi tío, que es traumatólogo. Y ya no tengo más, la verdad.

Lo de estudiar medicina fue porque me gustaba.

¿Desde pequeña querías ser médico? No.

Me fueron gustando las ciencias, fui mirando lo que me gustaba más,

y al final Medicina me parecía una carrera bonita

y, sobre todo, muy amplia. Es como muchas cosas en una.

Puedes ser tantas cosas... Como a la doctora Borregón

eso de estar a una cosa sola le viene pequeño...

Es más, es tan largo...

Mi tío me decía: "Piénsatelo bien, que luego hay mucho que estudiar,

que luego hay guardias. Hay muchas cosas".

"Pero puedo terminar en la tele". Quién me lo iba a decir a mí.

Pero muy contenta de haberlo hecho.

Y el doctor De Benito, de casta le viene al galgo.

No, no, no. De los ocho que tenemos

y el noveno que llega, ¿hay alguno que te haya dicho ya

que le gustaría ser médico? No, no, no.

No ha manifestado ninguno ninguna intención de ser médico.

Yo tampoco les voy a condicionar.

Con que sean buenas personas ya me vale.

Y no tenemos familiares médicos. ¿No?

Conmigo se inauguró la saga. De todas maneras, doctor De Benito,

ya te lo dije el día de la presentación.

Mirando el currículum del doctor De Benito,

lo de médico es una más. La primera sorprendida fue mi madre.

Pero bueno, fue casi por casualidad.

Yo creo que es de esas profesiones que si te gustan, te enganchan,

lo dicen en el vídeo, te dedicas a ello.

Y si no, lo dejas. Vocacional tiene que ser.

Por cierto, aunque no quieran ser médicos,

seguro que la pregunta del día de hoy la pueden responder.

Así que todos muy atentos.

La pregunta de la función del cristalino es complicada,

pero no es para caerse al suelo, Fernando.

En fin. Bueno, no está tumbado ahí por eso.

Enseguida les voy a explicar por qué está Fernando tumbado.

Nos va a hacer de accidentado. Ahora les cuento por qué.

Tiene mucho que ver también, por cierto,

con nuestro invitado, con Pedro, que tiene esas gafas.

Ya saben que todas las semanas presentamos un premio honorífico,

el Premio Esto es Vida.

Él representa al candidato de esta semana.

Efectivamente. Doctor, preséntanoslo.

Pedro Diezma es el director de un equipo de Zerintia

que ha desarrollado el candidato que presentamos esta semana,

que es Emertech.

Cuéntanos, Pedro, exactamente en qué consiste.

Es un conjunto de tecnologías para salvar vidas

que se fundamenta sobre todo en drones.

Esos vehículos no tripulados que están medicalizados.

Y cuando alguien tiene un problema, puede lanzar un auxilio

y que el drone le lleve la medicina u otro tipo de dispositivo

para monitorizarle.

Esa información se puede llevar a unas gafas,

y el personal médico puede atenderle mejor.

Por eso ahora entienden por qué tenemos a Fernando tumbado.

Es que lo veamos en directo. Nos vamos a apartar un poquito.

Fernando, les pongo en situación, ha tenido un accidente.

Imagínense, se ha caído por un barranco,

está accidentado y no puede moverse.

Con su móvil, mandaría un mensaje de SOS, Pedro.

Eso es. ¿Y qué pasaría?

Se pondría en funcionamiento el drone.

Se envían las coordenadas GPS y se envía un drone.

El drone, automáticamente... Y este drone, con la cámara...

Con la cámara va a esa posición de GPS.

Podríamos estar viendo en tiempo real

lo que está viendo el drone.

Con lo que el equipo de emergencia va a saber qué está haciendo.

Y lleva acoplado...

Ahí está.

(RÍE)

Fernando, tranquilo, que viene a salvarte, no a atacarte.

El drone, en este caso, lleva una pulsera.

¿Qué lleva esta pulsera? ¿Por qué se la tiene que poner?

Igual que podría llevar, si eres diabético, insulina,

pero en este caso lleva una pulsera

con la que vamos a medir las constantes vitales.

Como es el pulso, el oxígeno en sangre y la temperatura.

Toda esa información nos la envía a la central,

pero también a estas gafas que pueden llevar los técnicos sanitarios.

Esas gafas que lleva ahora mismo Pedro

son unas gafas interactivas donde va a ver la información

que le dé la pulsera que se ha colocado Fernando.

Lo estamos viendo en la pantalla. Es lo que ve a través de las gafas.

Es lo que podrían estar viendo también los médicos.

Eso es. Lo pueden llevar los médicos o el personal técnico sanitario

que, a la hora de atenderle, pueden estar viendo

si se dispara el pulso, la temperatura.

Y si se necesita otro tipo de medicación,

otro drone llegaría y le llevaría esa medicación.

Fíjense lo importante de este invento, de este proyecto.

Mientras llegan los servicios de emergencia,

que, a veces, por el lugar donde está la persona

es muy complicado llegar hasta allí, esto ya nos está dando

los datos de cómo se encuentra esa persona.

Decías antes lo de una persona diabética.

Sí, por ejemplo. Qué importante puede ser

que le llegue la insulina a una persona.

El diabético ya se nota si le falta insulina.

Si tiene una subida o una bajada de azúcar

y está en el monte, efectivamente,

si no dispone rápidamente de la insulina o del azúcar

para contrarrestar esos problemas, puede tener un problema serio.

Entonces, avisando con esa señal, le llegaría enseguida,

como cuenta Pedro. Parece interesante.

Ya saben, aquí tienen un nuevo candidato al Premio Esto es Vida.

Si quieren votar por este proyecto, tienen que hacerlo

a través de nuestras redes sociales. Ahí pueden decir:

"Quiero que Emertech, este drone, sea el ganador de este año".

Vamos a seguir con más consejos. Ahora, con nuestros imprescindibles.

El de hoy, la alcachofa.

Carlos, ¿cuál es el imprescindible de hoy?

-La alcachofa es una verdura que tiene muchas propiedades.

Tiene magnesio, tiene potasio y es muy diurética.

Te ayuda a eliminar muchos líquidos.

Es una verdura de temporada que empieza ahora.

-¿Para cocinarla? -Es muy fácil.

La puedes hacer bien a la plancha,

o la puedes cocer y luego la mezclas con jamón,

o simplemente cocida y un poquito de aceite.

Se puede tomar de muchas maneras. Es una verdura bastante completa.

-Es una verdura que tenemos que tener muy en cuenta.

Por lo que me dices, se va a convertir en mi mejor amiga.

Hoy estamos con nuestra farmacéutica.

No solo farmacéutica, sino doctora en Farmacia.

Montse Parada, buenas tardes. Buenas tardes.

¿Qué vamos a preparar hoy? Hoy vamos a preparar una infusión

para mejorar el estado del acné.

Y aparte también será como doble.

Una infusión que nos vamos a tomar

y un aceite que es genial para los granos del acné.

Para aplicar, perfecto. Para aplicarlo.

¿Qué necesitamos? Esa tetera que me vas a acercar

y dos plantitas, que son la raíz de bardana

y las hojas de ortiga. Las conseguimos, ¿dónde?

¿En herbolarios? En las herboristerías.

La ortiga la podríamos recoger del campo,

pero que no nos irrite. Cuando está fresca,

puede irritar la piel. Eso es importante.

La ortiga fresca produce urticarias. Si la rozamos, produce ronchones.

Pero así no. Así no.

El ácido fórmico, que es el que provoca irritación cutánea,

ya no está en las hojas, ya no nos va a irritar.

Fenomenal. Vamos a ver qué vamos haciendo.

Vamos a poner una cucharita de cada una.

Como nos la vamos a tomar, va a ser una infusión más suave

que cuando la usamos para la piel.

Esta infusión la podríamos usar para lavarnos la cara.

Como tónico astringente.

Pero nosotros queremos que la bardana

nos ayude a bajar las rojeces típicas y las inflamaciones típicas

de los granos del acné.

Que son debidas a la lucha del sistema inmunológico

contra las bacterias típicas del acné.

Y la ortiga, que es depurativa.

Nos va a depurar la sangre. Vamos a tener menos toxinas en ella.

Algunas abuelas dicen que hay que dar caldo de ortigas.

Sí. ¿La tortilla de ortigas no la has probado nunca?

No. Está riquísima. Sí, sí.

Bueno, pues preparamos la infusión

y vamos a dejar que esté reposando 10 minutos.

Como la raíz de bardana es bastante coriácea, bastante dura,

necesitamos que saque los principios activos

y necesitará más reposo. Y nos vamos a tomar,

una vez ya fría, dos o tres infusiones al día.

En estas épocas, es muy bueno. Sobre todo los acnés.

En verano está muy bien. Según va llegando el invierno,

cada vez están peor. Van empeorando.

Con el frío, que no hay sol, el acné empeora.

Es muy buen truco. Verás que el sabor es muy neutro.

Nos lo tomamos tres veces al día.

Una semana, diez días, más o menos.

Y para ayudar al efecto seborregulador

y también para la irritación de los granos,

vamos a aplicar tópicamente encima del grano

aceite de árbol del té.

El aceite de árbol del té es bactericida

contra la bacteria que provoca el acné.

Uno de los dos que son más frecuentes.

Propionibacterium acnes se llama el bicho.

El bicho se llama así. Y este aceite...

actúa contra este bicho.

Y además, es menos irritante que esas cremas que podemos comprar

que acaban resecando demasiado la piel.

Pues eso es menos irritante. Es más suave con la piel.

Es el problema del acné, que al final lo que tenemos

es un exceso de grasa en la piel, que se ocluyen los poros.

Sobre todo si nos echamos productos que sean muy espesos.

Aceites, sí. Aceites.

Eso favorece que el poro se cierre y, con la alteración hormonal,

esa bacteria que decíamos lo que hace es que ataca y...

Crece demasiado y produce las lesiones que conocemos como acné.

¿El aceite nos lo ponemos así? El aceite lo podemos poner puro

o podemos diluirlo. En agua incluso.

Es un aceite, pero se puede hacer una pequeña emulsión.

Una gotita de aceite con cinco de agua.

Y luego nos aplicamos.

Si es un grano o dos, pones el aceite directamente.

Si tienes más extendido el acné, lo disuelves en agua

y te lo pones en toda la zona afectada.

Y si no controlamos, vamos a nuestro dermatólogo.

Primero. A que nos ponga tratamiento.

Perfecto. Montse, muchas gracias. Chimpún.

Vamos a brindar y a probar la infusión

aunque no tengamos acné, pero es un remedio muy útil.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Gracias a Montse y a la doctora Borregón.

¿Saben ya la respuesta de la pregunta del día?

La de hoy es complicada. ¿Quieren saber la respuesta?

Vamos a verlo.

¿Lo habían adivinado? Yo no, ¿eh?

Yo reconozco que no lo sabía. Es decir, que nuestros ojos

tienen como sus propias gafas de sol incorporadas.

Sí, hace un filtro de luz ultravioleta,

y no solo acomoda la imagen para que enfoque bien en la retina,

como habíamos visto en algún "Locuratorio".

Qué curioso, hablando de "Locuratorio".

¡Anda, un "Locuratorio"! ¡Un "Locuratorio"!

No podía faltar.

Esto parece más la plataforma de la discoteca con los bafles.

Pero supongo que no es eso. No.

No vas a bailar, que a mí me encantaría.

Son ventiladores de diseño. Ah, son ventiladores.

¿Y qué vas a hacer? Vamos a explicar al público

algunas cosas que ya hemos tratado en otras ocasiones.

Sí. En otros experimentos.

Las células, el cuerpo humano necesita energía,

que es el azúcar, y necesita oxígeno.

Claro. Esas dos sustancias,

cuando se ponen en contacto en el interior de las células,

van a producir energía. Es lo mismo que hacemos aquí

cuando provocamos, como haremos ahora, una hoguera.

¿Una hoguera? Sí, una hoguera.

Venga, hasta luego. No, no, no.

No llevo ni mascarilla ni guantes. ¿De verdad?

Va a ser todo muy limpio. Ay, Dios mío.

Voy a poner una hoguera normal y corriente.

Lo que sucede en el interior de una célula

que está haciendo sus funciones metabólicas, está trabajando.

Forma una llama, una hoguera. Ay, Dios mío.

Tenemos una hoguera. Bien.

Pues esta hoguera es un poco anárquica.

Sube ahora la llama porque se quema el alcohol

y sale una hoguera un poco anárquica.

Es que el fuego va, a veces, desgraciadamente,

por donde quiere y va arrasando. Y hace falta oxígeno.

Muy importante. Claro.

Si una habitación está ardiendo, nos lo han explicado,

no abra usted la puerta, no abra las ventanas,

porque se va a activar. El oxígeno activa más.

Cuando las brasas están ahí, soplas y aumenta el fuego.

Y cuando haya algún incendio, fíjate ahora mismo

que hemos sufrido tantos en el norte de España,

el viento aviva las llamas.

Pues es lo que vamos a hacer con ayuda de estos ventiladores.

Vamos a avivar estas llamas. Las vamos a avivar de una manera...

Por eso están orientados así.

Vamos a imprimirle un giro a la columna.

Esto está subiendo mucho. Hombre, claro que sube.

¿Vas a controlar la llama seguro? Seguro.

Le vas a poner aire. Sí, le ponemos aire.

Pero el aire aviva. Ay, Dios mío. Claro que aviva.

Este hay que darle también para que no se nos desplace.

Ahí, ya está. Muy bien.

Al haber cuatro chorros de aire,

vas a ver cómo la columna coge un giro...

Como un tornado. Como un tornado, exacto.

Como una columna salomónica, un tirabuzón.

Es como si fuera un torno y fuéramos moldeando la llama

hacia arriba. Va en dirección ascendente.

El fuego sube hacia arriba. Gracias a los cuatro ventiladores,

vemos cómo va adquiriendo esa forma. ¿Os dais cuenta?

Lo que estoy viendo es que a nuestro compañero cámara Ángel

se le van a rizar las pestañas como se siga acercando.

(Aplausos)

Es lo que sucede, por ejemplo, cuando te sube el reflujo,

cuando te sube el ácido. ¡Ah, los ardores!

Es cierto. Yo, que he sufrido reflujo,

aparte de un chispazo al tocarte,

sí que notas como una llamarada de fuego

que fuera hacia arriba por el estómago hacia la garganta.

Hombre, sube el ácido. No en espiral,

no de una manera tan bonita como esta, helicoidal,

pero sí, es lo mismo. Claro.

Como vemos, son cuatro ventiladores estratégicamente colocados.

La columna de humo va hacia arriba. Como decimos, desgraciadamente,

cuando hay aire y viento, no está así colocado,

y por eso hay que tener tanto cuidado,

como ha dicho el doctor De Benito. Cuidado si hay incendio en casa,

no abrir las ventanas. Todo lo contrario, eso lo aviva.

Y cuidado con nuestros bosques, que nos los estamos cargando.

Doctor, véngase para acá.

Están esperándonos nuestros doctores.

Con este calorcito hoy nos marchamos.

Doctor Uribarri, ¿con qué mensaje te quedas?

Yo me quedo con que hay ejercicios sencillos

que podemos hacer en casa que van a ayudarnos

a fortalecer la musculatura. Tanto de las piernas

como de la espalda, como de los glúteos,

y así prevenir lesiones. Doctora Borregón.

Me quedo con la felicidad. La felicidad es algo relativo.

Y si uno quiere, por mucho que nos depare la vida,

puede intentar ser feliz. Felicidad, qué bonito nombre tienes.

Yo me voy a llevar a los niños al parque

para que peguen esos brincos, para que cojan elasticidad.

Yo les miro, porque no estoy en edad de ello,

y les curo las heridas si se las hacen,

pero ejercicio se puede hacer también en la calle.

Claro, lo hemos visto hoy. Impresionante.

Así nos marchamos. Hoy, con calorcito en el plató.

Con la llama que nos ha montado el doctor De Benito.

Ya saben, después de "Centro médico",

les esperamos aquí, en "Esto es vida!".

Cuídense. Chao.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Esto es vida 280116 1850

Esto es vida 280116 1850

28 ene 2016

Hoy en Esto es Vida! veremos cómo un DRON como éste puede salvar una vida. Aprenderemos algunos ejercicios para endurecer el abdomen y los glúteos... Y hablaremos sobre la Felicidad.

ver más sobre "Esto es vida 280116 1850" ver menos sobre "Esto es vida 280116 1850"
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios